Discursos de la II Guerra Mundial

Discursos, carteles, obras.

Moderador: José Luis

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4766
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por mark » Jue Sep 13, 2012 10:57 pm

Muy interesante Afori. No conocía la existencia de esta carta. He indagado un poco sobre la vida de William Patrick Hitler y, bueno, por sus antecedentes no parece, en principio, que su carta sea muy sincera.

http://es.wikipedia.org/wiki/William_Patrick_Hitler

Me he reído bastante con la frase que le dijo el oficial encargado del reclutamiento cuando ingresó en el ejército de EEUU en 1.944:

"Según una historia publicada en un periódico en la época de su reclutamiento, cuando fue con el oficial del servicio militar y se presentó, el oficial de reclutamiento contestó, en tono claramente, jocoso: "Encantado de verle, señor Hitler, mi nombre es Hess". :-D

Saludos.
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
Afori
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1165
Registrado: Mié Nov 02, 2011 3:10 am
Ubicación: Lambare Paraguay

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por Afori » Vie Sep 14, 2012 2:52 pm

Mark,

Hasta entonces, ningún ejército había querido aceptarlo por una sola razón: su apellido.

En 1942 “Willy” Hitler decidió apelar a lo más alto y escribió una carta al presidente de los EEUU.Fue investigado por el FBI y dos años después, William Patrick Hitler se unió a las Fuerzas Armadas estadounidenses. Tras la guerra se casó, cambió su apellido por Stuart-Houston y se trasladó a Long Island, donde murió 40 años después, según el New York Times


Fuente: http://noticias.lainformacion.com/mundo ... 4tUGfIfC4/
“[i]Esa es la misma luna que brilla en mi casa en Utah[/i]” Boyd K. Packer, Le Shima - Okinawa, 1945.

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4766
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por mark » Vie Sep 14, 2012 4:01 pm

En realidad, Afori, me refería a esto:

"William Patrick Hitler regresó a la Alemania nazi en 1933, en un intento de beneficiarse de la ascensión al poder de su tío. Éste le consiguió trabajo en un banco primero y en la fábrica de automóviles Opel después para seguir, posteriormente, como vendedor de automóviles. Insatisfecho, William persistió en pedirle a su tío un mejor trabajo, y existieron rumores de que posiblemente chantajeó al líder nazi con la venta de historias vergonzosas sobre la familia Hitler a la prensa si no recibía un mejor trabajo; entre los rumores podría haber estado la bigamia de su padre. En 1938, Hitler le pidió a William que renunciara a su ciudadanía británica a cambio de un trabajo de alto rango. William sospechó que se trataba de una trampa y decidió huir del país."

(http://es.wikipedia.org/wiki/William_Patrick_Hitler)


Es decir, mucha crítica al régimen nazi en la carta pero pocos reparos tuvo en los años 30 para viajar a Alemania e intentar aprovecharse del éxito de su tío en su propio beneficio, sin importarle en aquel momento lo que representaba éste. No me extraña que lo investigaran.

También me llama la atención esta parte de la carta:

"He tratado de unirme a las fuerzas británicas, pero mi éxito como conferenciante me ha convertido probablemente, en uno de los mejores oradores políticos con la policía teniendo que controlar frecuentemente a multitudes clamorosas en Boston, Chicago y otras ciudades. Esto provocó en las autoridades británicas una respuesta negativa a mi petición."

Curioso...

Saludos.
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
Afori
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1165
Registrado: Mié Nov 02, 2011 3:10 am
Ubicación: Lambare Paraguay

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por Afori » Vie Sep 14, 2012 5:55 pm

Tienes razón Mark

El detalle que mencionas -de su pasar por la Alemania nazi en los años 30- yo ya lo conocía, pero no lo había "relacionado" Efectivamente busco sacar provecho inicialmente, y luego, buscando nuevos beneficios, despotrico contra aquello.

Ademas, yo no había resaltado ese párrafo donde menciona la negativa que recibio en Gran Bretaña. Negativa que tambien espera recibir de Canada:

"...Al mismo tiempo, dudo que el Ejército canadiense facilitase mi entrada en sus fuerzas armadas"

Saludos.
“[i]Esa es la misma luna que brilla en mi casa en Utah[/i]” Boyd K. Packer, Le Shima - Okinawa, 1945.

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4766
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por mark » Sab Sep 15, 2012 10:43 am

Afori escribió:Efectivamente busco sacar provecho inicialmente, y luego, buscando nuevos beneficios, despotrico contra aquello.
Sí, a mí también me dio esa sensación.

Saludos. :wink:
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4766
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por mark » Sab Sep 15, 2012 5:43 pm

Hola.

Kurt Huber fue un prestigioso psicólogo y musicólogo alemán condenado a muerte por el régimen nazi el 19 de abril de 1.943 por ser el autor de un manifiesto contra la política de guerra del Tercer Reich, (sexto manifiesto de la "Rosa Blanca"), que se distribuyó en la Universidad de Munich. Tras conocer su sentencia, Huber pronunció las palabras ante el Tribunal Popular que a continuación escribo:

"Como ciudadano alemán, como catedrático alemán de Universidad y como hombre político estimo, no sólo un derecho, sino un deber moral cooperar a la configuración del destino alemán, descubrir los males evidentes y contribuir a combatirlos...

Lo que yo perseguía era el despertar de los sectores estudiantiles, no por medio de la organización, sino mediante la simple palabra; no para llegar a actos de violencia, sino para que tuvieran una visión honrada de los graves daños sufridos por la vida política. La vuelta a los fundamentos morales, el retorno al Estado de derecho, a la confianza recíproca entre los seres humanos no es en modo alguno ilegal; al contrario, es la restauración de la legalidad. Me he preguntado en forma de imperarativo categórico, a la manera de Kant, qué ocurriría si esta máxima subjetiva de mi modo de obrar se convirtiera en una ley general. Esta pregunta tiene sólo una respuesta: volvería a imperar el orden, la seguridad, la confianza en nuestro Estado, en nuestra vida política. Toda persona moralmente responsable levantaría con nosotros la voz contra el amenazador imperio de la fuerza sobre el derecho, de la arbitrariedad sobre la voluntad de obrar honradamente. En toda Europa, incluso en las comunidades nacionales más pequeñas, ha sido pisoteado el derecho a la autodeterminación no menos que el respeto a las características nacionales y raciales. El requisito básico para llegar a la verdadera comunidad de los pueblos ha sido destruido socavando sistemáticamente la confianza mutua entre los seres humanos. No se puede pronunciar condenación más terrible contra una comunidad nacional que la confesión que todos hemos de hacer: nadie se siente seguro de su vecino, ni siquiera el padre lo está de sus hijos.

Y esto era lo que guiaba mis sentimientos y mi actuación.

Para toda legalidad externa existe una frontera última en la que aquélla se vuelve falaz y pierde el sentido moral: cuando sirve para encubrir la cobardía de los que no se atreven a combatir las manifiestas violaciones del derecho. Un Estado que prohíbe la libertad de expresión del pensamiento y que castiga con las penas más terribles, considerándola <<preparación para la alta traición>>, toda crítica moralmente justificada, toda propuesta de mejora, quebranta un derecho no escrito, pero que vive y continuará viviendo en el <<sano sentir nacional>>.

He alcanzado una meta: llevar esta advertencia y esta amonestación, no sólo a un pequeño club privado, sino a departamentos responsables, a departamentos judiciales de la máxima categoría. Ofrendo mi vida por esta amonestación, por este encarecido ruego de un retorno a la libertad para nuestro pueblo alemán. No queremos que nuestra corta existencia vegete en medio de cadenas de esclavitud, aunque fueran las doradas cadenas de una sobreabundancia material.

Me han despojado del cargo y los derechos del profesorado y del birrete de doctor ganado con <<summa cum laude>> y equiparándome a los delincuentes de más baja estofa. Pero no habrá proceso por alta traición que pueda robarme la dignidad interior del catedrático de Universidad, del hombre que proclama abierta y animosamente su concepto del mundo y del Estado. La marcha inexorable de la Historia dará la razón a mis pensamientos y actos; tengo en ello una confianza absoluta. Espero, y así lo pido a Dios, que las fuerzas anímicas que los justifican se despierten a tiempo en mi propio pueblo. He obrado tal como me ordenaba una voz interior. Acepto las consecuencias, tal como dicen las hemosas palabras de Johann Gottlieb Fichte:

Y debes obrar como si de ti dependiera,
sólo de ti y de tu forma de obrar,
el destino de las cosas alemanas,
y como si la responsabilidad fuera sólo tuya."


(Fuente: "El Tercer Reich. Su historia en textos, fotografías y documentos" Tomo II Editorial Plaza & Janés año 1967. pág.696-97)

Kurt Huber murió guillotinado el 13 de julio de 1.943. (http://es.wikipedia.org/wiki/Kurt_Huber)

Imagen
Kurt Huber

(Fuente imagen: http://www.larousse.fr/encyclopedie/art ... e/11015255)
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
Afori
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1165
Registrado: Mié Nov 02, 2011 3:10 am
Ubicación: Lambare Paraguay

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por Afori » Lun Sep 17, 2012 12:15 am

Mark, excelente declaración la que traes!

Cuan acertadas y plenamente ciertas estas palabras! Gracias por compartirla!

Saludos
“[i]Esa es la misma luna que brilla en mi casa en Utah[/i]” Boyd K. Packer, Le Shima - Okinawa, 1945.

Avatar de Usuario
Antonio Machado
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5048
Registrado: Mié Ago 03, 2011 3:40 pm
Ubicación: Nueva York, E.E.U.U.

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por Antonio Machado » Lun Sep 17, 2012 1:01 am

Hola Mark, estimado amigo:

Excelente aporte, muchas gracias por compartir !

Guardo en un cofre de plata las palabras de oro de este alto intelectual alemán:

"Me han despojado del cargo y los derechos del profesorado y del birrete de doctor ganado con <<summa cum laude>> y equiparándome a los delincuentes de más baja estofa. Pero no habrá proceso por alta traición que pueda robarme la dignidad interior del catedrático de Universidad".

Cuán estremecedora dualidad encierran: por un lado su potencia intelectual y su fuerza moral y por otro lado su debilidad ante la fuerza bruta del fanatismo nazi.

Algo similar debieron sentir otros grandes que iluminaron a la humanidad y que fueron desterrados y vilipendiados por las hordas nazis: el Padsre del Psicoanálisis Sigmund Freud, el humanista Romain Rolland, el literato Thomas Mann, Stefan Zweig (el mejor biógrafo de todos los tiempos), el filósofo y sociólogo Theodor Adorno, el célebre fotógrafo Helmut Newton el científico Albert Einstein y centenares de otros genios y altos pensadores europeos cuyo único pecado consistió en pertenecer a la "Raza elegida", a la raza judía que ha enaltecido y dignificado tanto al mundo: en cualquier faceta del quehacer humano en la cual posemos nuestra atención, encontramos admirables aportes de la raza judía al mundo: Ciencia, Historia, Música, Letras, Finanzas, Política, Diplomacia...

Y en cuanto a las hondas frases del filósofo germano Johann Gottlieb Fichte:

"Y debes obrar como si de tí dependiera,
sólo de ti y de tu forma de obrar,
el destino de las cosas alemanas,
y como si la responsabilidad fuera sólo tuya."
Reflexiono que -con cuánta razón- el pueblo alemán ha sido siempre el Zenith de la disciplina y orden de la humanidad.

Saludos cordiales desde Nueva York,

Antonio Machado.
Última edición por Antonio Machado el Mar Sep 18, 2012 12:02 am, editado 1 vez en total.
Con el Holocausto Nazi en contra de la Raza Judía la inhumanidad sobrepasó a la humanidad.

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4766
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por mark » Lun Sep 17, 2012 11:59 pm

Estimados Afori y Antonio Machado, me alegro de que os haya gustado mi pequeño aporte.

Tal y como dijo el propio Kurt Huber: "...La marcha inexorable de la Historia dará la razón a mis pensamientos y actos; tengo en ello una confianza absoluta." , efectivamente, la Historia le dio la razón. Ella ha revelado el carácter inmoral y despreciable de sus verdugos y de la ideología que éstos profesaban y al mismo tiempo la Historia le recuerda a él como a uno de los relativamente pocos hombres que plantó cara al diabólico régimen nazi, aun a costa de su propia vida, como un defensor de la libertad y la verdadera justicia, y como un hombre admirable.

Otro de esos discursos impactantes de la II Guerra Mundial.

Saludos.
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4766
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por mark » Sab Sep 22, 2012 5:25 pm

Lars Bager Svane, miembro del movimiento de la resistencia danesa, fue detenido por la Gestapo el 4 de Octubre de 1.943, condenado a muerte y ejecutado el 29 de abril de 1.944. En su cautiverio escribió la siguiente carta a su madre:

"Querida madre:

Ellos han venido ya. Son ahora las tres de la madrugada, así que me quedan ahora dos horas de vida. Soy tan joven aún que confiaba tener muchos años por delante. Pero te aseguro que no temo a la muerte; sabía el riesgo que entrañaba mi labor. Dinamarca me olvidará pronto, pero no me pesa lo que he hecho por mi querida patria...

Mi adorada madre, cada día te llega la noticia de miles de desaparecidos, y la aceptas con serenidad y resignación...Te ruego que consideres mi muerte de la misma manera, pues yo soy uno de tantos. Saluda a padre en mi nombre. Ya verás como no tardará en volver y juntos viviréis felices muchos años. Gracias por tus desvelos durante mi infancia y por tus cuidados hasta la fecha. Prométeme, madre, que no vas a entristecerte por causa mía, pues no vale la pena...Creía tener muchas cosas que contarte, madre, pero en estos momentos mi cabeza se siente hueca; o tal vez no tenga nada más que decirte. Gracias por todas tus bondades durante el tiempo que estuve entre vosotros. Adiós, mis entrañables padres. Vuestro hijo,

Lars."


(Fuente: "Los últimos cien días" Editorial Plaza & Janés año 1967. pág.222)

Esta carta fue publicada en una edición de historias cortas para su uso en las escuelas danesas en 1.979.

Saludos.

Imagen
Lars Bager Svane
(http://modstand.natmus.dk/Person.aspx?10357)

Imagen
La carta.
(http://www.kristeligt-dagblad.dk/artike ... ager-Svane)
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4766
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por mark » Sab Sep 29, 2012 4:41 pm

Hola.

Transcribo las manifestaciones del ministro de Asuntos Exteriores español, Francisco Gómez-Jordana Sousa, en febrero de 1.943:

"Hoy suele admitirse entre los pueblos la hipótesis errónea de que el mundo permanece petrificado en una singular situación internacional, cuando en realidad esta situación evoluciona con suma rapidez bajo la influencia de acontecimientos incidentales e inesperados. El comunismo representa un peligro inminente en todo el mundo, y si, además, recibe el terrible empuje de una gran potencia, resulta evidente para cualquiera, a menos que camine a ciegas entre los acontecimientos, la necesidad de mantenerse alerta. Nosotros, los españoles, no somos los únicos en experimentar ese temor, pues hay también otras naciones, sobre todo las vecinas de Rusia, que comparten tales inquietudes. Aquellos países simpatizan sin duda con cualquier forma de oposición a Rusia. Y creemos firmemente que Inglaterra adoptará también esa actitud si se produce una victoria rusa.

El hecho de no ser protagonistas en la guerra nos permite observar los acontecimientos con la mayor imparcialidad. Tenemos la certeza de que existen intereses europeos cuya trascendencia podría obligarnos a abandonar nuestra neutralidad para lanzarnos decididamente a una guerra. Inglaterra sigue de momento un curso diametralmente opuesto a sus intereses, lo cual es imputable a una orientación y preparación militar inevitablemente subjetivas, puesto que, al parecer, la presión rusa es un factor básico que ha introducido cambios radicales en la situación de los aliados. Si los acontecimientos siguen concatenándose como lo han hecho hasta ahora, Rusia penetrará a fondo en territorio alemán.

Y nosotros nos preguntamos: ¿dónde acechará el mayor peligro, no sólo al Continente sino también a Inglaterra, si esa conjetura llega a confirmarse? ¿en una Alemania no abatida por completo, sino con fuerzas suficientes todavía para servir de valladar contra el comunismo, o en una Alemania incólume, si se quiere, pero desprovista de todo poder? ´¿O tal vez en una Alemania comunista que contribuya con sus ingenieros, técnicos y expertos al desarrollo del potencial bélico soviético y capacite de esa forma a Rusia para crear un monstruoso Imperio mundial jamás visto, cuyas fronteras se extiendan desde el Atlántico hasta el Pacífico? Y si Rusia representaba ya el máximo peligro para Europa, ¡cuál no será esa peligrosidad con su actual importancia militar e industrial y su predominio totalitario y comunista! Ahora formulamos una segunda pregunta: ¿hay algún país en Europa central, esa maraña carente de equilibrio y unidad, azotada además por las guerras y las intrusiones extranjeras, hay algún país, decimos, capaz de oponerse con efectividad a los ambiciosos planes de Stalin? ¡No, ciertamente! ¿Qué se puede esperar de Francia, ese país incapacitado para la acción, y vencido, desmembrado y sumido en el más absoluto caos? Sólo dificultades. Si se produjera la derrota de Alemania, podemos tener la seguridad de que el comunismo sería el único sistema político practicable. He ahí por qué consideramos tan grave esta situación; opinamos que si Inglaterra analiza con sobriedad los hechos, llegará a la conclusión de que nadie podrá mantener a Rusia dentro de sus fronteras si se produce una victoria soviética sobre Alemania.

Estos argumentos justificarán, a nuestro juicio, ante el enviado extraordinario británico y el Gobierno británico, la inquietud de nuestra nación."


(Fuente: "La Segunda Guerra Mundial en Fotografías y Documentos" Tomo III Editorial Plaza & Janés año 1967. pág.227)

Imagen
Francisco Gómez-Jordana Sousa
(Fuente imagen: http://nacionespanola.net/index.php?tit ... dana_Sousa)
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
Antonio Machado
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5048
Registrado: Mié Ago 03, 2011 3:40 pm
Ubicación: Nueva York, E.E.U.U.

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por Antonio Machado » Sab Sep 29, 2012 5:05 pm

Hola Mark, estimado amigo !

Sin duda un excelente texto, contiene muchas reflexiones de oro y muchas preguntas cuya respuesta aún resulta controversial.

Escribió dos libros "La tramoya de nuestra actuación en Marruecos" y "Milicia y diplomacia: los diarios del Conde de Jordana", creo que valdrá la pena leerlos para conocer mejor su pensamiento y las diversas coyunturas militares, políticas e ideológicas por las cuales España atravesó durante esa época.

Aquí un interesante artículo de Wikipedia sobre este personaje:

http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_ ... dana_Sousa

Gracias por compartir, saludos cordiales desde Nueva York,

Antonio Machado.
Con el Holocausto Nazi en contra de la Raza Judía la inhumanidad sobrepasó a la humanidad.

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4766
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por mark » Dom Sep 30, 2012 1:58 pm

¡Hola Antonio!

Me resultó un discurso interesante por varios motivos:

- Se pronunció en febrero de 1.943, justo después de "Stalingrado", y marca con claridad y sin tapujos las dudas sobre la victoria de Alemania en la guerra por parte del gobierno de España.

- Es un intento de acercamiento hacia los aliados occidentales, en este caso Gran Bretaña, por parte de España, en un momento en el que la guerra se decantaba claramente a favor de los aliados. Se intentaba, al mismo tiempo, justificar los supuestos motivos del gobierno español para haber desarrollado una política de acercamiento a Alemania desde el inicio de la guerra.

- Parece, en cierto modo, un ofrecimiento a Gran Bretaña cuando dice: "Tenemos la certeza de que existen intereses europeos cuya trascendencia podría obligarnos a abandonar nuestra neutralidad para lanzarnos decididamente a una guerra." . Es decir, si existiera una unión de países que hicieran frente común contra la URSS en la que participara Gran Bretaña, convirtiéndose el conflicto en una lucha contra el comunismo, España abandonaría su neutralidad.

Un saludo.
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
Antonio Machado
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5048
Registrado: Mié Ago 03, 2011 3:40 pm
Ubicación: Nueva York, E.E.U.U.

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por Antonio Machado » Dom Sep 30, 2012 8:07 pm

mark escribió:¡Hola Antonio!

Me resultó un discurso interesante por varios motivos:

- Se pronunció en febrero de 1.943, justo después de "Stalingrado", y marca con claridad y sin tapujos las dudas sobre la victoria de Alemania en la guerra por parte del gobierno de España.
Efectivamente, Mark, lo que tú mencionas sobre la coyuntura militar durante la cual fueron escritas esas reflexiones es muy importante para comprenderlas mejor. Yo no había relacionado el texto en ese amplio contexto pero ciertamente que es un aspecto clave.


mark escribió:- Es un intento de acercamiento hacia los aliados occidentales, en este caso Gran Bretaña, por parte de España, en un momento en el que la guerra se decantaba claramente a favor de los aliados. Se intentaba, al mismo tiempo, justificar los supuestos motivos del gobierno español para haber desarrollado una política de acercamiento a Alemania desde el inicio de la guerra. Parece, en cierto modo, un ofrecimiento a Gran Bretaña cuando dice: "Tenemos la certeza de que existen intereses europeos cuya trascendencia podría obligarnos a abandonar nuestra neutralidad para lanzarnos decididamente a una guerra." . Es decir, si existiera una unión de países que hicieran frente común contra la URSS en la que participara Gran Bretaña, convirtiéndose el conflicto en una lucha contra el comunismo, España abandonaría su neutralidad.
Ciertamente, a mí me parece que ése es el mensaje entre líneas.



Paso a comentar otros aspectos de tan interesante documento:
"El comunismo representa un peligro inminente en todo el mundo, y si, además, recibe el terrible empuje de una gran potencia, resulta evidente para cualquiera, a menos que camine a ciegas entre los acontecimientos, la necesidad de mantenerse alerta. Nosotros, los españoles, no somos los únicos en experimentar ese temor, pues hay también otras naciones, sobre todo las vecinas de Rusia, que comparten tales inquietudes.
Mark: me parece que la "gran potencia" a la cual se refiere es los Estados Unidos apoyando a Rusia, recordemos que en ese tiempo se dió lo que ha pasado a la historia como "La extraña alianza" de la U.R.S.S., U.S.A. y la Gran Bretaña". La decidida intervención norteamericana en apoyo a la URSS extrañó a millones en todo el mundo, pues al tiempo que argumentaba combatir un estado totalitario (Alemania) estaba salvando de las llamas a otro estado totalitario (la URSS). Esta paradoja la menciona Herbert Lottman en su libro "El colapso de París: 1940", en el cual menciona que ante las presiones norteamericanas para flexibilizar el modelo fascista español como condición previa a cualquier ayuda económica y militar, el Ministro de Exteriores de Franco le espetaba la inmensa ayuda política, económica y militar que U.S.A. estaba facilitándole a borbotenes a Stalin.



Aquellos países simpatizan sin duda con cualquier forma de oposición a Rusia. Y creemos firmemente que Inglaterra adoptará también esa actitud si se produce una victoria rusa.
Palabras proféticas: se produjo la victoria rusa y los cañones de Stalin tomaron Berlín y se asentaron en varios países vecinos. Luego vendría la oposición de Churchill cuando pronunció su discurso "Ha caído una cortina de hierro en el corazón de Europa..."



El hecho de no ser protagonistas en la guerra nos permite observar los acontecimientos con la mayor imparcialidad.
Hmmm.... sí pero no: Franco siempre simpatizó con la causa Nazi, además de la deuda histórica por haber recibido ayuda de Hitler en contra de los Republicanos durante la Guerra Civil Española.



Inglaterra sigue de momento un curso diametralmente opuesto a sus intereses...
En ésto coincidía completamente con Hitler, recordemos que éste siempre sostuvo que la plutocracia británica (según él en control de la raza judía) estaba engañando al pueblo británico y empujándolo a una guerra en contra de sus propios intereses. Frases como ésta niegan vehementemente la neutralidad argumentada en el párrafo anterior.



Si los acontecimientos siguen concatenándose como lo han hecho hasta ahora, Rusia penetrará a fondo en territorio alemán.
La historia le dió la razón: la URSS llegó hasta el corazón de Alemania y ondeó su bandera comunista sobre la Cancillería alemana.



Y nosotros nos preguntamos: ¿dónde acechará el mayor peligro, no sólo al Continente sino también a Inglaterra, si esa conjetura llega a confirmarse? (......) Y si Rusia representaba ya el máximo peligro para Europa, ¡cuál no será esa peligrosidad con su actual importancia militar e industrial y su predominio totalitario y comunista!
Pareció leer los signos de los tiempos: ese predominio totalitario de la URSS, opuesto a la gran nación democrática norteamericana fue el inicio el basamento de la Guerra Fría.



Ahora formulamos una segunda pregunta: ¿hay algún país en Europa central, esa maraña carente de equilibrio y unidad, azotada además por las guerras y las intrusiones extranjeras, hay algún país, decimos, capaz de oponerse con efectividad a los ambiciosos planes de Stalin? ¡No, ciertamente! ¿Qué se puede esperar de Francia, ese país incapacitado para la acción, y vencido, desmembrado y sumido en el más absoluto caos? Sólo dificultades.
Si no pudo Alemania, mucho menos podría hacerlo Francia e Italia y mucho menos aún España, la cual apenas salía de la terrible Guerra Civil y había quedado postrada económicamente, militarmente y espiritualmente...



Si se produjera la derrota de Alemania, podemos tener la seguridad de que el comunismo sería el único sistema político practicable. He ahí por qué consideramos tan grave esta situación; opinamos que si Inglaterra analiza con sobriedad los hechos, llegará a la conclusión de que nadie podrá mantener a Rusia dentro de sus fronteras si se produce una victoria soviética sobre Alemania.
En ésto, como en lo anterior, el tiempo dijo la verdad ("Tempore veritas") y la mitad de Europa quedó en control de la URSS durante un largo período, el cual terminó con el colapso de la Unión Soviética y la caída del Muro de Berlín en 1989.



Saludos cordiales desde Nueva York,

Antonio Machado.
Con el Holocausto Nazi en contra de la Raza Judía la inhumanidad sobrepasó a la humanidad.

antfreire
Colaborador económico
Mensajes: 640
Registrado: Vie Ene 15, 2010 6:56 pm

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por antfreire » Dom Sep 30, 2012 9:55 pm

Tremenda vision, aunque yo creo que Roosevelt y quizas tambien Churchill sabian esto, pero su rincipal preocupacion en aquel momento era Alemania y no estaban dispuestos a perder centenares de miles de soldados combatiendo a los Nazis. Por lo tanto le ofrecieron media Europa a Stalin para que no se saliera de la lucha. El tipico razonamiento de ""Despues ya veremos""

Responder

Volver a “Propaganda”

TEST