pub01.jpg

El cine nacionalsocialista

Discursos, carteles, obras.

Moderador: Grossman

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3649
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

El cine nacionalsocialista

Mensajepor Erich Hartmann » Lun Jun 13, 2005 11:08 pm

El cine en la Alemania nazi

Todos los filmes durante la época nazi eran más o menos filmes de propaganda, aun los filmes de entretenimiento parecían estar lejos de la política. Sin embargo, a mi parecer es más interesante centrarnos en los filmes de propaganda en sí mismos que son bastante más interesantes y más valiosos desde el punto de vista histórico y sobre todo van más al hilo del tema del topic.
Los filmes de propaganda nazis desde 1939 se dividen en dos categorías:

:arrow: I Los noticieros semanales, incluyendo una recopilación de noticiaros titulada Blitzkrieg im Westen.

:arrow: II Los filmes de largometraje sobre las campañas, dos de los cuales fueron incluso exhibidos en EE.UU.:

A) Feuertaufe, que trataba de la campaña en Polonia
B) Sieg im Westen, que trataba en profundidad la campaña de Francia.

Tras el estallido de la guerra Goebbels se esforzó para que los noticiarios se convirtieran en un eficaz instrumento de propaganda. Estos noticiarios ya habían sido utilizados con anterioridad con fines propagandísticos, pero el énfasis después de 1939 supera en mucho lo realizado hasta entonces y resulta muy difícil de superar.

Tres principios se afirmaron insistentemente en los noticiarios de guerra nazi:

:arrow: Primero: Tenían que ser fieles a la realidad. Por ejemplo, en vez de recurrir a escenas de guerra escenificadas, los documentales debían basarse en las grabaciones reales rodadas durante las operaciones bélicas reales. Estos documentales, (Feuertaufe, Sieg im Westen) causaron mucha impresión en EE.UU., por la crudeza real de algunas de sus escenas, no obstante, el pueblo alemán, acostumbrado a este tipo de emisiones, recibió con interés y no con rechazo a la emisión de estos documentales.

:arrow: El segundo principio concernía a la longitud de los noticiarios, después de los funestos días de septiembre de 1939, se alargaron considerablemente. El alargamiento de los noticiarios hizo posible producir en la pantalla muchos de los efectos obtenidos a través de la constante repetición de los discursos. Este era uno de los muchos artificios que sirvieron para transformar a los espectadores alemanes en grupos encadenados de almas esclavas.

:arrow: El tercer principio era la velocidad. Los noticiarios nazis no sólo debían ser fieles a la realidad, sino también ilustrarla de tan rápidamente como fuera posible, de forma que los comunicados de guerra no se hubieran olvidado en el momento en que su contenido apareciese en la pantalla.

La distribución de los noticiarios, cuya producción fue unificada al principio de la guerra, estaba perfectamente organizada. En 1940 Goebbels dijo que los documentales debían dirigirse a todos los tipos de público. Siguiendo sus instrucciones, los nazis se las ingeniaron para imponer sus filmes de propaganda simultáneamente a toda la población de Alemania, siendo casi imposible en todo el país eludirlos. Se enviaron por todo el país cines ambulantes y se organizaron exhibiciones a bajo precio. El Ministerio de Propaganda decretó que un mismo documental de propaganda debía ser emitido al mismo tiempo en todos los lugares del Reich. De esta forma el mercado interno se tuvo bajo control.
En cuanto a la exportación, el esfuerzo de las autoridades nazis de inundar los países extranjeros con películas de propaganda está perfectamente claro por el hecho de que el Ministerio de Propaganda preparara versiones en dieciséis idiomas diferentes. De particular interés es el bien conocido uso que los diplomáticos de Hitler hacían de los filmes de propaganda para minar la resistencia de los pueblos y gobiernos extranjeros. En Bucarest, Oslo, Belgrado, Ankara, Sofía, para mencionar sólo unos pocos, las exhibiciones oficiales de estas películas servían como asalto psicológicos. Por ejemplo, tras el nombramiento de Von Papen como embajador en Turquía, fue enviado para Estambul con una película sobre la invasión alemana de Rusia y la cual “sería exhibida a las autoridades turcas una vez llegara el embajador a su embajada” El método de chantaje que utilizaban los filmes de propaganda –método de gánsters típicamente nazi- no podía tener mejor ilustración.

Continuará…

Un saludo
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Eckart
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 4626
Registrado: Sab Jun 11, 2005 9:07 pm
Ubicación: Valencia (España)
Contactar:

Mensajepor Eckart » Mar Jun 14, 2005 8:41 am

Durante el Tercer Reich y a instancias del ministerio de Propaganda se produjeron películas que trataban exclusivamente sobre temas relacionados con la concepción del mundo nacionalsocialista o la historia del Partido. Fueron películas concebidas únicamente como arma política de propaganda, un tipo de cine que no llegó a ser muy popular ni excesivamente demandado, pero que existió y que como raro elemento histórico vale la pena mencionar. Se filmaron películas que cubrian el terreno del antisemitismo, la eugenesia racial, la comunidad del pueblo, la gloria de la historia mítica gemánica, etc.

De entre las películas de carácter antisemita, cabe destacar dos clásicos:

- Der ewige jude (El judío eterno), escrita por Joseph Goebbels y que, a modo de documental con imágenes reales y otras escenificadas, cuenta la historia del pueblo judío y su recorrido por el mundo hasta llegar a ser "la gran amenaza" para Europa. En la pelicula, los judíos se muestran, con todo tipo de ejemplos, como los seres más uraños, sucios, viles y diabólicos del mundo. El film incluye la secuencia auténtica del discurso de Hitler ante el Reichstag el 30.01.1939 en la que dijo su famosa "profecía" acerca de lo que les esperaba a los judíos europeos si estos desencadenaban una guerra mundial.
- Jud Süss (El judío Süss), película que muestra, mediante unos personajes y una historia, la "vil naturaleza" del judío. El actor Werner Kraus interpretó la totalidad de los personajes judíos: doce.

También se editaron películas que pretendían evocar los "tiempos de lucha" del partido mediante diversas historias. Todas estas películas fueron más bien un fracaso:

- SA Mann Brandt.
- Hilerjunge Quex, sobre el martir de la Hitlerjugend Heinz Norkus.
- Hans Westmar, originalmente titulada "Horst Wessel", su sonoro fracaso de taquilla obligó al ministro de Propaganda a cambiarle el nombre.

La película de contenido histórico más representativa fue:

- Ohm Krueger, la cual transcurre durante la guerra de los Boers y está impregnada de un profundo espíritu antibritánico. Este fue uno de los mejor productos de la factoría propagandística del ministerio de Goebbels en cuanto a cine concebido exclusivamente como elemento de propaganda se refiere.

Existe un film que pretendió ser una justificación indirecta de la eugenesia racial y que fue estrenado precisamente coincidiendo con la puesta en marcha del programa de eutanasia (Aktion T4) en 1939:

- Ich klage an (Yo acuso). Un médico mata su mujer por padecer esta esclerosis y, tras ser detenido y enviado a juicio, alega ante el juez una "convincente" explicación justificativa de la eutanasia.

Se filmaron muchas películas propagandísticas de diferentes contenidos, casi todas ellas de baja calidad. Aunque desde la llegada de la censura de Goebbels el cine tuvo que ajustarse a unos estándares determinados que aseguraron la presencia de un mínimo aire de propaganda en todas las obras, aquí he pretendido nombrar algunas de las más importantes del cine propagandístico puro en exclusiva.

Cualquier otra aportación a este tema será de agradecer.

Un saludo.

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3649
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensajepor Erich Hartmann » Mar Jun 14, 2005 11:36 pm

Recursos filmográficos

Los recursos fílmicos de las películas de propaganda nazi son muy numerosos y frecuentemente sutiles. Estos filmes adolecían de un uso excesivo de tomas de noticieros e incluían secuencias que cansaban, más que convencer. A través de este tipo de secuencias se ponen de manifiesto los puntos débiles de la propaganda nazi.
Sin embargo, a pesar de estas deficiencias –resultado de la problemática estructura de la propaganda nazi más que de torpeza técnica- los nazis se las ingeniaron para desarrollar métodos eficaces para presentar sus ideas de propaganda en la pantalla. Apenas hay un recurso de montaje que no hayan explotado, y existen varios medios de presentación cuyos alcance ampliaron hasta un punto hasta entonces desconocido. De hecho, estaban obligados a actuar así porque sus métodos propagandísticos no podían proceder como la propaganda de las democracias, y apelar a la comprensión de su público; tenían que tratar de suprimir la facultad de raciocinio que podría haber socavado las bases de todo aquel sistema. Más que sugerir por medio de la información, la propaganda nazi retenía la información o la degradaba con propósitos de sugestión propagandística. Esta propaganda tendía a la regresión psicológica para manejar a la gente a su voluntad.

La maestría de Leni Reifensthal en este aspecto llegó a ser considerable.

El arte del montaje había sido cultivado en Alemania mucho antes de 1933
y Der Triumph des Willens de Leni Riefenstahl, por ejemplo, tenía mucho parentesco con realizaciones anteriores. A causa de esta tradición, Los nazis sabían de sobra cómo utilizar los tres recursos fílmicos Con un pronunciado sentido del montaje, explotaron al máximo cada medio, de manera que el efecto total frecuentemente era el resultado de la trabazón de distintos significados por diferentes medios. Tal manejo polifónico no se encuentra a menudo en los filmes de guerra democráticos; ni los nazis mismos se tomaron grandes molestias cuando simplemente deseaban transmitir información. Pero tan pronto como la propaganda totalitaria entraba en acción, se empleaba una suntuosa orquestación para influir en las masas.
Para comenzar, el comentario de los dos filmes de campaña expresa con palabras las ideas que no pueden ser comunicadas por medio de imágenes, tales como flashbacks históricos, narración de las actividades militares y explicaciones de estrategia. Estas explicaciones, que se presentan a intervalos regulares, tratan de las posiciones de los ejércitos alemán y enemigo y revelan, en términos más o menos generales, los avances realizados o en vías de realización. Toda su factura muestra que están destinados a impresionar a la gente más que a instruirla; parecen estar publicitando la eficiencia de alguna gran empresa. Además de este pseudoesclarecimiento típico de los dos filmes de campaña nazis, los eslabonamientos entre los testimonios están reiteradamente encargados de la función propagandista.
En Sieg im Westen se usan para construir elipsis: el anuncio de una acción; inmediatamente seguido de su resultado, y se supone que una serie de acontecimientos se ha desarrollado en el pequeñísimo período entre dos unidades verbales. De esta manera, una gran parte de la realidad y de la resistencia enemiga desaparece «en los bolsillos» del comentarista, dando al público un sentido de facilidad de ejecución y aumentando la impresión de la invencible blitzkrieg alemana.' Realmente, la blitz ha pasado como un relámpago, pero a través de un vacío artificial.
Dentro de las representaciones visuales, se explota al máximo el hecho de que las imágenes apelan directamente al subconsciente y al sistema nervioso. Se emplean muchos recursos con el solo propósito de provocar en el público ciertas emociones específicas. Tales efectos pueden obtenerse por medio de mapas.
El profesor Séller, en su artículo “Geografía mágica”, que también se refiere al valor propagandístico de los mapas de los filmes de guerra nazis. En el dice: Estos mapas acompañan no sólo las explicaciones estratégicas, sino que aparecen cada vez que se necesita una representación simbólica, y pueden ser considerados la columna vertebral de los dos filmes de campaña; acentúan la función de propaganda de los comentarios acerca de los desarrollos estratégicos, tanto como parecen ilustrar, a través de un ordenamiento de flechas y líneas móviles, las pruebas de los éxitos bélicos como si fueran éstos una recién descubierta sustancia voraz. Al parecerse a gráficos de procesos físicos, muestran cómo todos los materiales conocidos son quebrados, penetrados, empujados y devorados por uno nuevo, demostrando así su absoluta superioridad de la manera más espectacular. Puesto que ellos afectan a todos los sentidos, están destinados también a aterrorizar al campo opuesto, por lo menos hasta que dichas pruebas no hayan sido invalidadas. Además, estos mapas eran realizados en extensiones que parecían áreas vistas desde un aeroplano, impresión producida por la cámara siempre en panorámica horizontal y vertical. Su continuo movimiento actuaba sobre los nervios motores, profundizando en el espectador la convicción del poder dinámico de las tropas nazis; el movimiento alrededor de un campo y por encima de él sugiere su completo control.

Otros importantes recursos de este tipo son: la explotación de las cualidades fisonómicas, al contrastar, por ejemplo, primeros planos de las caras brutales de los negros con caras de soldados alemanes; la incorporación de material bélico capturado al enemigo y su empleo de forma que se vuelvan en contra de su país de origen.

De libro de S. Kracauer: de Caligari a Hitler extraigo:

El uso de imágenes en conexión con comentarios verbales se refuerza por el hecho de que muchas ideas de propaganda sólo suelen expresarse por las imágenes. Sin embargo las imágenes no se reducen a ilustrar el comentario sino que, por el contrario, tienden a asumir una vida independiente, es decir, a veces sigue su propio curso. Al emplear este artificio, la propaganda totalitaria lograba formar un comentario más bien formal que evitaba manifestaciones heréticas o superexplícitas y, sin embargo, podía dar a entender al público que los británicos eran ridículos y la Alemania Nazi piadosa y procuradora de la paz por encima de todo.

Además, la música representaba un papel notable –particularmente en Sieg im Westen- acompañando la sucesión de tomas y comentarios , no solamente profundiza los efectos producidos por estos medios, sino que interviene por su propia cuenta, introduciendo nuevos efectos o cambiando el significado de las otras unidades sincronizadas. Por ejemplo, la música convierte a un tanque inglés en un juguete. En otras tomas la música borra del semblante del soldado el cansancio o hacen que varios tanques en movimiento simbolicen al ejército alemán que avanza.


Saludos cordiales
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Lehto
Miembro
Miembro
Mensajes: 330
Registrado: Mié Jun 15, 2005 1:01 am

Mensajepor Lehto » Mié Jun 15, 2005 3:52 am

:D Ya estoy aquí!!!! Preparaos que viene la avalancha de cine nazi (y del Eje)

LA NORMATIVA DEL CINE EN EL TERCER REICH

Goebbels planificó un organismo encargado de la propaganda en todos los niveles: el Ministerio del Reich para la Instrucción Popular y Propaganda (Reichsminiterium für Volksaufklärung und Propaganda).
El Ministerio tenía seis secciones, dedicando la división V al cine. El 14 de julio de 1933 se crea el Reichsfilmkammer (Cámara Cinematográfica del Reich) dirigida por Fritz Schonermann, y más tarde susituido por Carl Froelich.

En septiembre de 1933 se reestructura el Ministerio, creándose una Reichskulturkammer compuesto por siete departamentos. Los profesionales de cada ámbito cultural debían estar afiliados a su respectivo departamento.

El 1 de marzo de 1934 Goebels promulgó una ley (con carácter retroactivo) para el cine: Lichtspielgesetz (curiosamente, como parte de esa cultura nacionalista se intentó eliminar la palabra film por ser extranjera y acuñar la “nacional” lichtspiel: representación luminosa) Las medidas de esa Ley:

- Expulsión de los judíos y otros entartete Künstler (artistas degenerados)
- Control ideológico de la producción a través de la censura
- Formación de un monopolio cinematografico controlado por el Partido y el Estado.

La importancia del cine en el Reich fue de gran importancia:
- se produjo gran cantidad de films de carácter educativo en 16mm
- se creó el Instituto del Reich para la aplicación del Cine y la Imagen en la Ciencia y la Enseñanza (en alemán es largísimo y execesivamente barroco)
- Creación del Reichsfilmarchiv, una especie de filmoteca para sistematizar la conservación de todos los filmes del periodo.

El 25 de abril de 1935 Goebbels inauguró un congreso internacional de cine, donde declaró los objetivos del cine alemán del momento:
- Independencia del cine con respecto a otras artes.
- El cine ha de estar dirigido al éxito de público, sin hacer concesiones a lo vulgar y siempre siendo un instrumento de cultura.
- Cercano al entendimiento del público.
- Apoyo del Estado al cine por medio de política proteccionista.
- Reflejar la mentalidad colectiva.
- Reflejo de la cultura del pueblo alemán.
- Argumentos sencillos, claros y sin complicaciones.

Para establecer el control ideológico Goebbels instituyó la censura.

Existían dos tipos:

- Previa: el Reichsfilmdramaturg (el censor) que revisaba el contenido ideológico del guión. Instituida en febrero de 1936.

- Sobre películas concluidas, en la que una comisión (Prüfungsstelle) otorgaba una serie de categorías:

- Se mantuvo esta clasificación de Weimar:
* G: Zugelassen auch vor Jugendlichen (permitida a los jóvenes)
* Jv: Für Jugendliche verboten (prohibida a los jóvenes)
* Ftg: geeignet zur Vorführung am Karfeitag, Busstag und Heldengedenktag (apta para exhibición en semana Santa y festividades solemnes)
* V: Verboten (prohibida)
* Vb: Volksbildend (de interés popular)
* Lehrfilm (película instructiva)

- se añadieron estas en 1933:
* St. Bw: Staaspolitisch besonders wertvoll (especialmente valiosa políticamente)
* Kü bw: Künstlerisch besonders wertvoll (especialmente valiosa artísticamente)
* St-w: Staatspolitisch wervoll (Políticamente valiosa)
* Kü-W: Künstlerisch wertvoll (artísticamente valiosa)
* Kw: Kulturell wertvoll (culturalmente valiosa)

- y en 1938 se añadió:
* Jugendwert: valiosa para los jóvenes
* Volkstümlich wertvoll (importante para los valores nacionales)
* Film der nation (película de la nación, algo así como Interés Nacional)

continuará

Lehto
Miembro
Miembro
Mensajes: 330
Registrado: Mié Jun 15, 2005 1:01 am

Mensajepor Lehto » Vie Jun 17, 2005 6:07 am

Algunas opiniones de Goebbels sobre el cine

“Nuestro Estado ha encomendado al cine una misión muy importante: constituirse en uno de los más valiosos factores trascendentales en la educación de nuestra nación […] Sus éxitos, que han conducido a un auténtico avance del arte cinematográfico alemán, son un ejemplo y un incentivo para todos los pueblos de Europa. No queremos ignorar el hecho de que el cine debe primeramente entretener, pero en un momento en el que la nación está soportando una carga tan enorme, entretenimiento y política no pueden ser disociados y ciertamente tampoco pueden ser separados de las tareas del liderazgo político”

“El cine constituye una posibilidad de recreo para la población civil, que nunca valorara demasiado. Por otra parte, un inmenso campo de acción se abre a los filmes alemanes en todos los países europeos. El filme alemán se encuentra ante una posibilidad política en el mejor sentido de la palabra”

Lehto
Miembro
Miembro
Mensajes: 330
Registrado: Mié Jun 15, 2005 1:01 am

Mensajepor Lehto » Vie Jun 17, 2005 6:13 am

Propagandakompanie - Las Compañías de Propaganda
Imagen

Estas compañías fueron creadas a raíz de una idea del Ministerio de Propaganda, que en 1936, y ante las posibilidades de una guerra futura, creó una unidad de propaganda con todos los informadores civiles especializados en temas militares; aunque por influencia del Ministerio de la Guerra se perdería el carácter civil de la agrupación.

La incorporación de las compañías a los tres ejércitos se haría de modo escalonado entre 1938 y 1939 y, en caso de guerra, actuarían como tropas regulares bajo el mando superior del Ejército y deberían cumplir, principalmente, tres objetivos propagandistas: propaganda en el frente, propaganda en la Patria y propaganda dirigida al enemigo. Sobre la población civil del interior del país se actuaría mediante información escrita, oral y gráfica de las acciones bélicas; en el frente se ayudaría a los mandos distrayendo y educando espiritualmente a la tropa y a las poblaciones en la zona de campaña. Respecto al enemigo, se emplearían altavoces en las trincheras, octavillas lanzadas desde aviones y, más tarde, por emisoras de radio organizadas por la Wehrmacht.

Imagen

Una compañía de propaganda se componía de dos pelotones ligeros de informadores de guerra, cada uno de los cuales estaba integrado por seis redactores de prensa y cuatro fotógrafos; en los pelotones pesados se incluían grupos de locutores de radio y cámaras para los noticiarios.
Además de estos pelotones, había otros formados por un cuerpo de redacción para el periódico de campaña del Ejército, personal para la instalación de altavoces y proyectores cinematográficos para dar funciones en primera línea, y otro para elegir y valorar el material disponible para su uso.

Imagen

En torno al control de las compañías surgieron problemas entre el Ministerio de Propaganda y el de la Guerra, resueltos, en parte, por la orden de 10 de febrero de 1941, que hacía depender su organización y actividad del Mando Superior, quedando las instrucciones y decisiones sobre propaganda en manos de unos peritos "examinadores" dependientes de Goebbels. Hasta el 31 de marzo de 1942, o sea en el curso de treinta y un meses de guerra, se puso a disposición de la prensa alemana por los reporteros de guerra un total de 38.000 informes sobre combates. Se tomaron en el frente más de un millón de fotografías -entre ellas 40.000 en colores-; se realizaron 4.000 dibujos bélicos, y se filmaron más de dos millones de metros de película.

Lehto
Miembro
Miembro
Mensajes: 330
Registrado: Mié Jun 15, 2005 1:01 am

Mensajepor Lehto » Vie Jun 17, 2005 6:17 am

Hitler y el cine documental

Opinión de Hitker sobre el cine documental, según Las conversaciones privadas. Noche 25 / 26 septiembre y 9 / 10 octubre de 1941:

“Es importante conservar con vistas al futuro los noticiarios cinematográficos de la guerra. Serán documentos de valor incalculable. Habrá que producir constantemente nuevas copias de estas películas, e incluso sería mejor registrarlas sobre tiras de metal a fin de que no desaparezcan.
Espero que en el futuro realicen noticiarios cinematográficos nuestros mejores especialistas. En este campo pueden obtenerse resultados extraordinarios. Se pueden limitar a los de una sola bobina de veinte minutos, pero han de ser el resultado de un trabajo inteligente. Lo peor ha sido la costumbre de limitar las películas a tiras de nueve metros, sea cual sea su tema: un terremoto, un partido de tenis, una carrera de caballos o la botadura de un barco”

Hmmm… “profetizando” el DVD??? :roll:

Lehto
Miembro
Miembro
Mensajes: 330
Registrado: Mié Jun 15, 2005 1:01 am

Mensajepor Lehto » Vie Jun 17, 2005 6:20 am

La Wagneriana Tetralogía Bewegungsfilm con su peculiar Götterdamerung

SA Mann Brand (Franz Seitz, 1933)

Film de Propaganda (pura y dura):

En un edificio de casas de alquiler –ubicado en Munich como no- viven dos familias: los Brand y los Baumann. “Papá” Brand –un socialdemócrata- desprecia a su hijo Fritz porque se ha unido a las SA. La chica Baumann (la prota femenina) es miembro del Partido Comunista. Obviamente Anni y Fritz empiezan a tener un romance. El enfrentamiento entre los dos Partidos termina con tiroteos y palizas… Fritz es herido… Anni se da cuenta de su “error” (lo de ser comunista claro está…) El papá de Fritz se reconcilia con su hijo. Y “happy-end” al estilo nazi. Marcha triunfal de las SA en el barrio donde el joven SA ha sido tiroteado: muestra de poder, los comunistas con el rabo entre las patas.

Imagen

Hitlerjunge Quex. Ein Film vom Opfergeist der deutschen Jugend. (Hans Steinhoff, 1933)

La peli es adaptación de una novela de lectura obligatoria en las escuelas.
Narra la historia de un anónimo miembro de las HJ: Heini Völker (interpretado por un miembro real de las HJ: Jürgen Ohlsen). De nuevo el enfrentamiento de dos ambientes: el comunista (impuro, gangsteril, depravado…) y el nazi (puro, etéreo, abnegado, heróico…) y con martirio nazi incluído.

Anécdota:
Jügen Ohlsen era el “protegido” (compañero sentimental es el término políticamente correcto) de Baldur von Schirach

Imagen

Hans Westmar. Einer von vielen. Ein deutsches Schicksal aus dem Jahre 1929. (Franz Wenzler, 1933)

Asunto turbio el de esta peli. Originalmente se trataba de hacer una historia sobre Horst Wessel… pero como no había manera humana de eliminar el hecho de que el “martir nazi” fuera un proxeneta, delincuente y muriera por cuestiones delictivas y no políticas… desde las “altas instancias”, o sea, Goebbels, se hizo una relectura del asunto y acabó exhibiéndose la peli como Hans Westmar.
Westmar será un auténtico “martillo de herejes” (es decir, judíos, judio-bolcheviques, judio-pacifistas, judío-etc…) Obviamente tendrá un final violento a manos de un bolchevique.
Interesante en la peli: Paul Wegener (el prota de “mi” adorada y degenerada Der Golem) interpreta a un lider comunista que se redime y convierte en nazi furibundo. En el funeral de Westmar los hostiles comunistas que tienen puño en alto, acaban haciendo el saludo nazi… y la Internacional se reconvierte en el Horst Wessel Lied… se han convertido al buen camino.

Imagen

Um das Menschenrecht. Ein Filmwerk aus der Freikorpszeit (Hans Zöberlein, 1934)

La última de las pelis en la que se presenta a los intelectuales como degenerados que se aprovechan de las inocentes jovencitas arias, y que son combatidos por los esforzados miembros de las SA.


Después de todas estas pelis Goebbels, a quien no le gustó ni una de las pelis, tuvo a bien exclamar: “Los SA deben estar en las calles, no en los cines”

Lehto
Miembro
Miembro
Mensajes: 330
Registrado: Mié Jun 15, 2005 1:01 am

Mensajepor Lehto » Vie Jun 17, 2005 6:21 am

La Trilogía sobre los voluntarios

En el mundo del cine existen muchas trilogías, la de Lucas sobre las galaxias, la de Inagaki sobre Samurai, etc. Para el tema que nos ocupa hay una trilogía espectacular sobre la Legion Condor, que en definitiva es una serie de pelis propagandísticas sobre Alemania y en el que la Guerra Civil española es una especie oportuno decorado cinematográfico (suena extraño, pero así es )

Episodio 1: Deutsche Freiwilige in Spanien: der erste Filmbericht von kampf der Legion Condor

Documental estrenado el 2 de junio de 1939 con una duración de 16 minutos, realizado por el Deutsche Wochenschau y del que se efectuaron 850 copias para distribuir en los cines germanos.
La realización muestra por medio de imágenes de monumentos la historia de España. De repente, por corte directo, aparecen desordenes sociales y manifestaciones: es la “República bolchevique”. Otro corte directo e imágenes de la Legion Condor que acude a España a ayudar en la lucha contra el comunismo. Se ofrecen los pormenores de un ataque: el Staatsbilderteilung estudia una serie de fotografías, organizan el ataque y los aviones parten a la misión. También se muestra como los oficiales de la Legion Condor instruyen a las tropas españolas en el manejo del “sofisticado” equipo germano (lo cierto es que los españoles aparecen como “bobos” frente al equipo alemán). El final: entrada de Franco en Madrid y despedida de la Legión Condor en mayo de 1939.

Episodio 2: Legion Condor
Fritz Hippler, director del Wochenschau-Zentrale desde enero de 1939, se hace cargo de un proyecto del que poco se sabe ya que no se conservan las imágenes. Lo que si se tiene noticia es que el material rodado se usó en la instrucción de los pilotos de la Luftwaffe en las primeras fases de la 2GM.

Episodio 3: Im Kampf gegen den Weltfeind
Adolf Hitler encargó a Karl Ritter un film en el que se hiciera Propaganda de la intervención de la Legion Condor en la guerra española, enfatizando la lucha de los héroes alemanes contra el comunismo y en aras de construir un mundo perfecto.
Ritter se traslada a España donde rueda su peculiar versión sobre la GC y la participación alemana.

La historia se inicia con el siguiente rótulo: “En el segundo congreso de la internacional comunista, Lenin dijo que en España se levaría a cabo la próxima revolución europea”. Tras esta entrada, al igual que la primera peli señalada, muestra una introducción de imágenes sobre España y los avances de las tropas franquistas hasta Cataluña.
La segunda parte, que será lo más importante del film, muestra la providencial llegada de la L. C. Se muestra a la aviación y sus comandantes y especial interés tiene el mostrar un ataque estilo Legion Condor: planeación sobre la mesa de operaciones (estudio de fotos, mapas, etc) ataque sobre el objetivo (devastador claro está) y luego llegada de las tropas de infanterías con carros y lanzallamas… (hmmm esto es lo que se verá a partir de Polonia no?)
Y la última parte es el típico desfile de la victoria, y sobre todo la vuelta a casa y los agasajos a los aviadores, imposición de condecoraciones, homenaje a los caídos y demás.

Anécdotas:
• estrenado el 12 de junio de 1939 en el UFA Palast am Zoo (la megasala del momento) con asistencia de la jerarquía nazi.
• El film fue retirado de cartelera 3 meses después en virtud del acuerdo germano soviético (los rusos retiraron de sus cines Alexander Nevsky de Eisenstein)
• El historiador español Fernández Cuenca señala acertadamente con respecto al film que “los aviadores germanos lo eran todo y España quedaba como fondo nada más”

Lehto
Miembro
Miembro
Mensajes: 330
Registrado: Mié Jun 15, 2005 1:01 am

Mensajepor Lehto » Vie Jun 17, 2005 6:23 am

Organización temática del cine nazi:
Para las películas de ficción el Ministerio de Propaganda sistematizó los siguientes temas:

1. Grandes prusianos: donde se privilegia la figura de un personaje con poder absoluto.
2. Lucha contra Napoleón: militares y civiles unidos en lucha contra el enemigo.
3. Actuación heroica de los alemanes en el extranjero.
4. Exaltación nacionalista.
5. Los Blubo-Filme (de Blut und Boden): aquellos en los que se refieren a la Patria, a los temas campesinos, a la herencia ancestral.
6. Biopics: vida de personalidades del mundo de la cultura y las artes tanto de Alemania como de los territorios afines.
7. Películas doctrinales sobre el ideario del NSDAP.

Lehto
Miembro
Miembro
Mensajes: 330
Registrado: Mié Jun 15, 2005 1:01 am

Mensajepor Lehto » Vie Jun 17, 2005 6:29 am

Films eugenesicos: T4 y aumento de la raza

Parte de la puesta en práctica de la cosmovisión nazi (no he olvidado mi compromiso en este sentido… sigo preparando material) se refería a la pureza de la sangre. Para conseguir esa pureza racial de la que teorizaban estaba permitido el eliminar a quienes no encajaban dentro del ideal ario.

El cine, como excelente vehículo de Propaganda –creo que se esta viendo-, se unió a esta causa:

En 1936 Wilfried Basse realiza el documental Erbkranke – Erbgesunde en el que filma imágenes de personas con deficiencias físicas y mentales. Puesto que tiene unos fines propagandísticos, en el rodaje se caracterizó a los “actores” para que tuvieran una apariencia terrorífica, psicopática y amenazadora. Frente a ello y con un hábil recurso de montaje se presenta a “saludables” alemanes: trabajadores, agricultores, etc. El fim –mudo- defendía la tesis de esterilización de los que no eran “aptos” (debate: en USA pasaba algo similar con el tema de la esterilización) y finalmente proponía el aplicar una “salvadora eutanasia” para ahorrarles sufrimientos.

El mensaje del film emanaba tan directamente del ideario racial nazi que el mismo Hitler emitió las indicaciones oportunas para que el film fuera exhibido en todos los cines alemanes.

Gernot Bock-Stieber dirige en 1937 Opfer der Vergangenheit. Die Sünde wider Blut und Rasse (bajo financiación directa de: NSDAP Reichspropagandaleitung, Amtsleitung Film, Berlin) y en la que se reelabora de manera más dramática el mensaje del documenta anterior.
Pero no solo este mensaje aparece en los documentales.

En la peli ICH KLAGE AN de Wolfgang Liebeneier filmada en 1941 se hace apología de la eutanasia. La historia narra como Hanna Heyt, esposa de un famosísimo médico, padece una enfermedad incurable y como para ahorra sufrimiento le pide a su esposo que la ayude a morir (el tema parece de actualidad, ¿verdad?). Él es enjuiciado por haber “asesinado” a su esposa, pero en el juicio, donde destaca la figura del juez con su toga (de la que insistentemente se encuadra el emblema del águila) quien no parace darle mucha importancia al caso. Al final sale victoriosa la tesis de ayudar a morir al que no tiene esperanzas de vida (obviamente en el contexto racial que esta ambientado pues venía a legitimar el programa T4 y toda la matanza sistematizada emprendida por los nazis)

La peli, a pesar del mensaje, tiene una calidad técnica magistral (con una fotografía que recuerda los mejores momentos del “cine weimar”). Recibió premio en el festival de Venecia

Imagen
Imagen
Imagen

Y junto a la legalización de esta matanza, los Nazis emprendieron un programa de aumento de la población realmente destinado a tener más “carne de cañón” para los frentes. Se llegaba inculcar la idea de que “un matromonio sin hijos no es tal matrimonio sino una forma disimulada de prostitución, y una mujer que mantenga relaciones sexuales sin desear hijos no es, desde el punto de vista moral, mucho mejor que una mujerzuela” (de Grunberger, R: Historia social del Tercer Reich). De modo que todo valía para aumentar la población bajo el eufemismo de “mejora racial” Si buscamos en el cine de la época la realización de Josef von Baky Annelie. Geschichte eines Lebens (1941) venía a ilustrar por medio de una historia que empieza en 1871 la vida de una esforzada mujer que pierde a su marido en 1914, pero que será madre fecunda –el marido no perdió el tiempo- y ejemplar: la acción termina en 1941 con ella reunida con sus nueras y nietos (los hijos andan por los distintos Frentes)

Lehto
Miembro
Miembro
Mensajes: 330
Registrado: Mié Jun 15, 2005 1:01 am

Mensajepor Lehto » Vie Jun 17, 2005 6:36 am

La guerra vista por la Propaganda

Los caminos de la Propaganda nazi no estaban del todo cimentados al inicio de la 2GM a pesar de los intentos de Goebbels. Como muestra, las dos realizaciones que se hicieron para “conmemorar” la invasión de Polonia: Feldzug in Polen de Fritz Hippler y Svend Noldan y Feuertaufe de Hans Bertram, ambas de 1940.

La primera de las pelis fue producida por el departamento de cinematografía del NSDAP, y no era más que cortar y pegar diferentes secuencias de los Deutsche Wochenschau (algo así como noticieros que se proyectaban semanalmente). La “trama” de esta peli muestra:

• la campaña de Polonia es una maniobra de defensa pues los polacos –ayudados por los ingleses- estaban dispuestos a invadir territorios del Reich alemán (incluso se explica que los polacos iban a rebautizar Berlin como Berlinske).

• La campaña es llevada a cabo por soldados, es decir no aparecen oficiales o si lo hacen es meramente de adorno

El tema de la escasa aparición de oficiales molestó a la Wehrmacht, y rápidamente contratacó (valga la expresión) organizando un film con producción de la Luftwaffe y la Tobis. Para la realización se escogió a Hans Bertram que a la sazón era piloto. Tras un inicio en el que de nuevo se explican los malévolos planes polacos para invadir Alemania gracias a su poderoso ejército casi regalado por los ingleses (y del que no sale ni una imagen) las tropas alemanas no hacen mas que defenderse legítimamente. Las imágenes lo que mostrarán será aviones y más aviones bombardeando objetivos polacos, y el final (happy end al estilo nazi): Varsovia en ruinas.

Anécdota: Goebbels montó en cólera al ver Feuertaufe… pero prefirió evitar enfrentamientos con Goering, verdadera estrella cinematográfica del film. Como se puede ver el asunto de la Propaganda en el cine nazi es un tema complejo.

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Última edición por Lehto el Vie Jun 17, 2005 6:40 am, editado 2 veces en total.

Lehto
Miembro
Miembro
Mensajes: 330
Registrado: Mié Jun 15, 2005 1:01 am

Mensajepor Lehto » Vie Jun 17, 2005 6:36 am

La infame propaganda antisemita

Si durante la época de Weimar la figura del judío en las pelis solía estar ligada a la sabiduría, al conocimiento (en ocasiones hermético) durante el III Reich se filmaron películas y documentales para ilustrar el ideario antisemita. Curiosamente la primera película estrenada en Alemania bajo tutela de Goebbels con este tipo de mensaje no era de un film alemán sino sueco: Petterson & Bendel (Per-Axel Branner, 1933)

partir de 1937 se empiezan a filmar documentales destinados a avivar el odio racial y justificar la persecución y exterminio. Entre las realizaciones documentales cabe destacar: Juden ohne Maske (Walter Bötticher, 1937), Der ewige Jude. Dokumentarfilm über das Weltjudentum (1940), y Der Führer schenkt den Juden eine Stadt (1944)

En cuanto al cine de ficción –si bien en numerosos films los villanos tenían un “aspecto judío” (vamos… según el peculiar imaginario nazi) de tema explícito se filmaron dos pelis (de las cuales no voy a poner el argumento porque me parece demasiada memez… eso si me centraré en cuestiones de Propaganda y demás):

Die Rothschidls (Erich Waschneck, 1940)
Imagen

Fue uno de los mayors fracasos de taquilla del cine de Goebbels.

Jüd Suss (Harlan, 1940)
Imagen

Fue una peli hecha en respuesta a la versión inglesa de 1934 (Jew Suss de Lothar Mendes) interpretada por el huido actor alemán Conrado Veidt.

Película de obligado visionado a los miembros de las SS, ya que su mensaje despierte el odio racial. Según cuentan algunos SS después de ver la peli se cebaban con más saña sobre los prisioneros de los campos.

Tras la guerra Veit Harlan se escudó en el argumento de “obediencia debida” para no ser encarcelado (el tipo ganó el juicio).

La propaganda antisemita en los países ocupados: el caso holandés

En la Holanda ocupada de 1941 el NSB –los nazis holandeses- encargaron la realización de un film de animación: Van den vos Reynaerde (algo así como… Sobre Reynard el zorro), peli que se convertirá en uno de los mayores films antisemitas de la historia del cine.

La historia está basada en el libro del mismo título de Robert van Genechten, publicado por primera vez en 1937, en realidad un panfleto racial que advierte del “peligro judío”. Publicado primero en entregas en el Nieuw-Nederland (revista del NSB) en 1941 se publica finalmente como libro y distribuido masivamente en Holanda y Bélgica. Debido al éxito del libro, los líderes del NSB junto a los ocupantes nazis deciden hacer una peli de animación que sea un efectivo método didáctico.

Imagen

La historia de este peli narra las aventuras en el reino de Nobel, un reino de animales -¡andale! ¡si hasta parece una peli disney!- en donde el rinocereonte Jodocus acaba siendo elegido rey. Y nos encontramos ya con la primera referencia antisemita:

• Jodocus… Jod – ocus, Jod = Jood (judío en holandés)

• Rinoceronte… Neushoorn en holandés… vulgarmente también significa narigudo… ya sabemos la representación que hacía los arios del perfil semítico, no?

Antes de accerder al trono el burro le hace una serie de preguntas. Nueva referencia: el burro = al Parlamento = la democracia.

Una vez que Jodocus empieza a gobernar introduce una serie de reformas en el reino que alteran el “orden natural” de las cosas… e instaura una república, y trata de hacer desaparecer las diferencias entre las razas de animales (la metáfora es evidente no hay que explicarla) e incluso trata de crear razas nuevas cruzando a los animales (esto es muy fuerte…) creando una nueva raza de “bastardos” (Jodocus dirá que los bastardos no tienen criterio y se dejan dominar). El país se hunde en una crisis… y para salvarla trata de exigir impuestos en el país vecino de Achterhoek. Allí es donde se han refugiado los animales descontentos, y viven “de acuerdo a las leyes de la Naturaleza” (vamos, el ideario Völkisch, Blubo y todo eso). En este idílico país es donde vive Reynard, y donde convence a Lionel (jejejeje Leon jajajajajaj Leon Degrelle jajajajaja) para que actúe contra la tiranía.

Reynard junta a Jodocus y sus demás “rinocerontes” en Boudewijn, después de hacer un llamado democrático, y… aparece Lionel y se produce la Gran Matanza.

El film fue estrenado en abril de 1943. Asistió toda la camarilla del NSB. Salieron contentos del estreno y en el semanario Volk en Vaderland se publicó acerca de la gran calidad de la peli y se señalaba que “la mejor manera de hacer propaganda es hacer reir al público”

Frames

Imagen
Imagen
Imagen

Continuará

Lehto
Miembro
Miembro
Mensajes: 330
Registrado: Mié Jun 15, 2005 1:01 am

Mensajepor Lehto » Vie Jun 17, 2005 7:39 am

De cómo aquellos veteranos crearon el Gran Reich Milenario

Imagen

1938, el incombustible Kart Ritter escribe y dirige la peli Pour le Mérite protagonizada por Paul Hartmann (no tiene nada que ver con el otro Hartmann ni con el de nuestro foro) quien interpreta a al coronel Prank, héroe de la Gran Guerra y as de la aviación.
Acabada la contienda Prank comienza a organizar junto con una serie de excombatientes una escuela de vuelo sin motor, que sirva para entrenar pilotos para reconstruir más adelante la fuerza aérea. Cuenta con la ayuda de un grupo de industriales que detestan la República de Weimar y que están fabricando (a escondidas) gran cantidad de aviones.
Prank tiene que partir al exilio debido a sus actividades ilícitas, no sin antes pronunciar estas palabras es un juicio (no perdais detalle):
“No quiero saber nada de vuestra república. Odio la democracia como si fuera la peste. Os combatiré en todo lo que hagáis, pero si ponéis en marcha un auténtico ejército popular, que satisfaga las inquietudes de un excombatiente, seré el primero en colaborar.
La peli termina con un final “estilo Goebbels”: El discurso de Goebbels de 16 de marzo de 1935 en el que restablece el servicio militar obligatorio.

Imagen

Lehto
Miembro
Miembro
Mensajes: 330
Registrado: Mié Jun 15, 2005 1:01 am

Mensajepor Lehto » Vie Jun 17, 2005 7:44 am

STUKA
Imagen

En 1941 Karl Ritter recibe el encargo de realizar una peli sobre la Luftwaffe y su campaña contra los británicos. La propuesta es Stukas. La trama es sencilla las vivencias de los miembros de una Stukageschwader formada por los típicos Herrenvolk. Más que combate aéreo se asiste a un despliegue de buenas maneras por parte de los pilotos: recitales de piano, ágapes extraordinarios, uniformes y más uniformes. Y el toque propagandístico: uno de los pilotos es herido y siente fatiga de combate… bien… en lugar de una visita a algún “antro de perdición” … nuestro héroe… para recuperar el espíritu de combate… acude: ¡¡¡¡¡al festival de Bayreuth!!!! Y allí recupera el valor dejandose guiar por las hazañas del mitológico Sigfrido. La vuelta a la escuadrilla no puede ser más “estilo goebbels” entonando himnos de batalla.

Frames de Stukas (Karl Ritter, 1941)
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen


Volver a “Propaganda”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados