pub01.jpg

Guerra Aérea en el Mediterráneo.1943-45

Estrategia y tácticas de combate

Moderadores: José Luis, Francis Currey

Avatar de Usuario
lancaster
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5256
Registrado: Lun Jul 09, 2012 1:13 pm
Ubicación: Andalucía.

Guerra Aérea en el Mediterráneo.1943-45

Mensajepor lancaster » Sab Ene 19, 2013 4:27 pm

Hola a todos!

Como su título indica, este tema trata sobre la guerra aérea en el Mediterráneo a partir de la derrota del Eje en el Norte de Africa y hasta el fin de la Guerra en la península Italiana.

Las fuerzas del Eje estaban en retroceso, pero aún quedaban muchas batallas, y muy sangrientas, por disputar en el flanco sur, desde la invasión de Sicilia, de la península Itálica, las Islas del Egeo, etc, etc.

Espero que os resulte de interés.


PRIMERA PARTE: FRENTE MEDITERRANEO

La campaña del Norte de Africa había virtualmente concluido hacia el final de Abril de 1943, con la retirada de la Luftwaffe y la Regia Aeronautica de Túnez a Sicilia, Cerdeña y la península italiana.El 13 de mayo de 1943 las fuerzas del Eje se rindieron en Túnez.

Mucho antes del final de la resistencia del Eje en el Norte de Africa, los Aliados comenzaron a preparar la invasión de Sicilia, mediante la llamada operación "Husky", programada para principios de Julio de 1943.La decisión de invadir Sicilia, como paso previo para la de Italia, se había tomado en la conferencia de Casablanca, en enero de ese año, a pesar de la fuerte oposición estadounidense, que pretendían que la próxima gran invasión y ofensiva aliada debería tener por escenario el noroeste de Europa abriendo el tan largamente esperado segundo frente.Pero los británicos objetaron que una invasión a través del Canal, en esos momentos sería suicida, y sostuvieron que se debía mantener la presión en el Mediterráneo: sólo a través de constantes ofensivas en este escenario podría forzarse la salida de las divisiones alemanas de Francia y los Países Bajos; Italia se vería obligada a dejar la lucha y los Balcanes quedarían asegurados.Esta sería la senda más apropiada para penetrar en la propia Alemania, no sólo desde el sur, sino también desde el oeste, cuando hacia 1944 los preparativos adecuados estuviesen completados.Finalmente, y aunque de mala gana, los norteamericanos aceptaron la propuesta de mantener el Mediterráneo como eje de la estrategia aliada, invadiendo Sicilia y después Italia.

Imagen
Restos encontrados en Túnez, mudo testimonio de las altas pérdidas sufridas por la Luftwaffe, una realidad que se repetiría más tarde en Sicilia e Italia.Camuflado en los colores del desierto, este Junkers Ju 88 D-1 sirvió en la 1.(F)/121 unidad de reconocimiento de Gabes en 1943.

En mayo de 1943, el Mando Aéreo del Mediterráneo (MAC) del Mariscal del Aire, sir Arthur Tedder, controlaba un total de 3516 aviones de todas clases en bases que se extendían desde Gibraltar hasta el Golfo de Adén.Se le había concedido máxima prioridad, tanto en número como en calidad de los aviones, muchas veces en detrimento de las fuerzas aéreas de otros escenarios de la guerra.La punta de lanza del MAC eran las Fuerzas Aéreas del Noroeste Africano (NAAF), dirigidas por el mayor general Carl A. Spaatz, que controlaba una fuerza de 2286 aviones de combate con bases en Libia, Cirenaica, Egipto y Túnez.

El poderío de la NAAF descansaba en la Fuerza Aérea Estratégica del Noroeste Africano, mandada por el brigadier general J.H. Doolittle y que disponía de bombarderos pesados, medios y ligeros, además de cazas de escolta.Sus fuerzas fueron complementadas por dos escuadrones de la RAF equipados con Vickers Wellington B.MK III, mientras que la 12ª Fuerza Aérea estadounidense proporcionaba los tres Groups de la 5ª Ala de Bombardeo pesado con Boeing B-17 F Flying Fortress, además de los Lockheed P-38 F Lightning del selecto 1.er Group de Caza, los dos Groups de la 47ª Ala de Bombardeo Medio con Martin B-26C Marauder y los North American B-25C Mitchell de los Groups nº 310 y 321, más un elemento de caza, consistente el el 82º Group de Caza (Lightning) y el 325º, con Curtiss P-40N Warhawk.

Imagen
La operación "Antorcha" utilizó el Supermarine Spitfire MK VC como su caza estándard, y muchos escuadrones operaron en las batallas aéreas sobre Argelia y Túnez.Estos aviones tenían un filtro de aire bajo el morro, para la arena del desierto.

El elemento de apoyo táctico y cercano del arsenal de la NAAF procedía de la Fuerza Aérea Táctica del Noroeste Africano (NATAF) mandada por el mariscal del Aire sir Arthur Coningham.La NATAF ya había luchado con distinción en Túnez, y estaba compuesta por la Fuerza Táctica de Bombardeo del Noroeste Africano (NATBF) bajo el cual se encontraban Lioré et Olivier LeO 45 franceses del 8º Groupement (FFAF), los B-25 y los Douglas A-20 B de los Groups norteamericanos nº 12 y 47, y los Bristol Bisley y Douglas Boston MK III de los Squadrons nº 13, 18, 114, y 614, de la 326ª Ala de la RAF.

La famosa Fuerza Aérea del Desierto Occidental mandada por el Vicemariscal del Aire Harry Broadhurst, pasó al mando de Coningham, con el 211º Group de la RAF.Las muy experimentadas unidades que estaban bajo el mando de la WDAF incluían los Boston y los Martin Baltimore MK IIIA de la 3ª Ala (SAAF) y de las Alas nº 232 y 249 de la RAF, además de parte del 12º Group de Bombardeo estadounidense con B-25 Mitchell.El componente de caza se concentró bajo el mando del 211º Group, con la Alas nº 7 (SAAF), 239, 244 y 285 de la RAF, utilizando cazabombarderos Hawker Hurricane MK IIC, Supermarine Spitfire MK VB y VC y Curtiss Kittyhawk MK II y MK III; en préstamo de la 9ª Fuerza Aérea estadounidense estaban los Groups de Caza nº 57 y 79, con Curtiss P-40N.Finalmente, la NATAF controlaba a dos elementos de caza que actuaban con autonomía: el XII Mando de Apoyo Aéreo norteamericano bajo el mando del brigadier general John K. Cannon, que controlaba los Groups de Caza nº 31,33 y 52, equipados con P-40N y Spitfire MK VC y MK IX, y el 60º Group de Reconocimiento, F-5 Lightning; otros once escuadrones equipados con Spitfire se encontraban bajo el 242º Group de la RAF, al que se subordinaban las Alas nº322 y 324.

Imagen
Aunque originalmente fue destinado para ser exportado a otras naciones, como Gran Bretaña y la URSS, este Douglas DB-7B (Boston MK III) fue reubicado en unidades del ejército norteamericano, en este caso el 47º Group de Bpmbardeo Ligero operando desde bases tunecinas.

Los restantes componentes de la NAAF consistían en la Fuerza Aérea Costera del Noroeste de Africa, con bombarderos de patrulla marítima, aviones antisubmarinos y cazas de defensa, y la 51º Ala de Transportes de Tropas del Noroeste Africano.

Las unidades de Malta, bajo el Mando general del Mariscal del Aire sir Keith Park, consistían en 15 escuadrones de reconocimiento, antibuque y caza.El 9º Mando de Bombardeo estadounidense, bajo el mando del brigadier general Uzal G. Ent y que consistía en dos grupos de Consolidated B-24 y un escuadrón de la RAF, estaba estacionado en el complejo de Bengazi y pasó a control del Mando de Oriente Medio de la RAF, del Mariscal sir William Sholto Douglas, actuando en estrecha cooperación con los ataques diurnos de la NAAF sobre los objetivos en Sicilia, Italia, Cerdeña, Grecia y Creta.Los aviones estacionados en Malta sumaban 218, además del apoyo de los 1012 aparatos del Mando de Oriente Medio.

Imagen
Otro aparato norteamericano que operó en el Medio Oriente en el verano del 42 fue el Martin Marauder.Inicialmente estuvo en servicio con el 14º Squadron (en la fotografía), pero más tarde fue utilizado por el 39º Squadron y otras unidades de la SAAF.

El plan para la operación "Husky", como fue denominado el desembarco del 10 de Julio, iba a estar precedido por las invasiones a las islas de Pantelleria y Lampedusa, en poder del Eje, un mes antes, en una operación que recibiría el nombre de "Corkscrew"("Sacacorchos").Incluso antes de la rendición del enemigo en Túnez, el Mando de Tedder llevó a cabo bombardeos estratégicos de aeródromos, instalaciones y centros de comunicacion del Eje en Italia, Cerdeña, Sicilia y Grecia: paralelamente a estas operaciones se realizaron extensas misiones de reconocimiento en todo el Mediterráneo, barridos diurnos de cazas, intrusiones de los cazas nocturnos de Havilland Mosquito y Bristol Beaufighter y ataques a la navegación por los aviones de la NACAF.Como objetivo inicial se marcó la derrota de las fuerzas aéreas del Eje antes de realizar la invasión de Sicilia que fue cuidadosamente llevado a la práctica por los bombarderos de la NASAF y del 9º Mando de Bombarderos de la USAF.Siguiendo las instrucciones de Tedder los bombarderos no prestaron atención a Sicilia mientras intensificaban escalonadamente las operaciones en el período del 16 de mayo al 5 de junio de 1943; el apoyo de los cazabombarderos de la NATAF se realizaría contra Pantelleria durante el período comprendido entre le 13 de junio y el 2 de julio; y desde esa fecha en adelante se emprendería una campaña de bombardeo sistemático contra campos de aviación e instalaciones en Sicilia.En esta última fase los Wellington del 205º Group de Bombardeo atacarían de noche, mientras que los B-25 y B-26 atacarían los aeródromos de Sicilia y Cerdeña en las horas diurnas; los bombarderos pesados extenderían su ataque más allá de los campos de aviación del enemigo.La base principal de los bombarderos enemigos estaba situada en el complejo de Gerbini, cerca de Catania, con bases de caza ubicadas en Comiso, Sciacca, Gela, Borizzo, Bocca di Falco y Trapani-Milo; esta última constituía el terminal del puente aéreo de Túnez a Cerdeña.Tras la debacle en Túnez, los ataques a la Luftflotte II del mariscal de campo Albert Kesselring, estacionada en el Mediterráneo central, fueron incesantes, así como contra las fuerzas del Luftwaffenkommando Süd-Ost mandadas por el general Martin Fiebig, en Grecia y Creta.

Imagen
La isla de Pantelleria, arrasada por los bombardeos aliados.
Fuente: "La Segunda Guerra Mundial", Ed. Time Life-Folio, Vol.27 "La Campaña Italiana I", Pág. 23.

Durante la última quincena de mayo los bombarderos aliados centraron su atención en los ataques a los aeródromos en el área italiana de Foggia y a las bases de transporte de Pomigliano y Capodichini, cerca de Nápoles, con frecuentes barridos de caza por Spitfire MK VC y Curtiss P-40 L desde Malta y Gozo, presionando a los cazas del II Fliegerkorps en Sicilia.Los campos de aterrizaje de Foggia sufrieron una constante atención: en los tres días comprendidos entre el 28 y el 30 de mayo la I/Kampfgeschwader Nr 76 perdió por lo menos 10 bombarderos Junkers Ju 88 A-4 en tierra.Durante este tiempo los bombarderos de la Luftfltte II y la Luftwaffenkommando Süd-Ost se destinaron a ataques a los puertos de suministro de los Aliados en Bône, Sousse, Philippeville, Argelia y Bizerta.Las incursiones se realizaron por la noche, pero las bajas fueron elevadas, y fueron agravadas por la suma de las pérdidas en tierra, por bombardeos aliados.

Imagen
En las etapas finales de la campaña de Túnez, el poder aéreo aliado impidió los intentos de suministro del Eje.En la fotografía, Messina recibe la atención de la 12ª Fuerza Aérea, el 8 de mayo de 1943.Un B-17 F del 414º Squadron del 97º Group de bombardeo sobre la ciudad.

El esfuerzo principal sobre la isla fortificada de Pantelleria se inició el primero de junio de 1943: Boeing B-17F de la NASAF, apoyados por B-25 y B-26 atacaron, mientras que los P-40 Warhawk efectuaron misiones de cazabombardeo y ametrallamiento.

En el periodo comprendido entre el 6 y el 11 de junio, cuando la isla cayó sin luchar, el MAC había realizado 3712 salidas de bombarderos y cazabombarderos contra Pantelleria, y se habían arrojado 5234 toneladas de bombas.La oposición de la Luftwaffe fue poco significativa hasta el 6 de junio, cuando los cazas Messerschmitt Bf 109 G-6 de la JG 27 y la JG 53 intentaron detener alguna de las frecuentes incursiones; el combate aéreo más relevante tuvo lugar el 10 de junio, cuando el II/JG 27 perdió nueve Messerschmitt en combate y seis pilotos.

A pesar de la magnitud de las derrotas del Eje en Stalingrado y en Túnez, la Luftwaffe no escatimó esfuerzos en su aspiración para inclinar el equilibrio aéreo en su favor, a principios del verano de 1943.El frente en la Unión Soviética y el Mediterráneo compartían la misma prioridad en la distribución de equipo y aviones procedentes de una gigantesca producción industrial que en junio de 1943 logró una cifra de 2316 aviones, de los cuales 1134 eran cazas Messerschmitt y Focke-Wulf.La campaña de bombardeo estratégico contra el Reich, que había tomado nuevos ímpetus después de la Conferencia de Casablanca en enero de 1943, no había ocasionado graves daños a la Luftwaffe.Las pérdidas sufridas en Túnez fueron rápidamente repuestas.Excluyendo la importante fuerza de transportes, la capacidad de la Luftwaffe en el escenario del Mediterráneo creció de 820 aviones, en mayo, a una cifra máxima de 1280 aparatos de combate el 3 de julio de 1943, de los que 975 tenían su base en Italia, Cerdeña y Sicilia, bajo la Luftflotte II, y otros 305 pertenecian al Luftwaffenkommando Süd-Ost del Mediterráneo Oriental.En total, el Eje pudo contar con cerca de 1750 aviones operacionales para responder a las fuerzas de Tedder, sumando las 470 unidades procedentes de la Squadriglie I-IV de la Regia Aeronautica italiana.

Imagen
En la fotografía, un North American B-25J Mitchell, del 321º Group de Bombardeo, se dirige a su base después de haber participado en una de las innumerables misiones realizadas contra la red de comunicaciones del Eje en el norte y centro de la península italiana.

La dimensión de la prioridad concedida al escenario del Mediterráneo puede ser evaluada por la casi total desaparición de los antiguos comandantes de la Luftwaffe y su reemplazo por hombres de mayor eficiencia y empuje.La excepción fue Kesselring, Oberbefehlshaber Süd (comandante en jefe del sur): el primero de junio cedió el control de la Luftflotte II al general mariscal de campo Wolfram Freiherr von Richthofen, el legendario líder del VIII Fliegerkorps y más tarde de la Luftflotte IV en la Unión Soviética.Bajo el mando de Richthofen el II Fliegerkorps fue transferido al teniente general Alfred Bülowius, y el puesto de Jadfliegerführer Sizilen pasó de Osterkamp al mayor general Alfred Mahncke.Los bombarderos estaban mandados por el coronel Dietrich Peltz, como Fernkampfführer/Luftflotte II (jefe de bombarderos de largo alcance Luftflotte II), quien más tarde fue sucedido por el también coronel Walther Storp.Para restaurar la eficiencia entre las unidades de caza, el mayor general Adolf Galland, General der Jadflieger, fue enviado a Italia en un extenso viaje en misión de inspección.a principios de julio de 1943 las fuerzas de la Luftflotte II, a quien estaban subordinadas la II Fliegerkorps con sus Jafüe Sizilien y Sardinien, estaban compuestas de unidades potencialmente decisivas.

Imagen
Albert Kesselring, Comandante en jefe del Sur.
Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Albert_Kesselring

Las unidades de complemento de la Regia Aeronautica estaban equipadas principalmente con cazas Macchi MC.202, bombarderos-torpederos Savoia-Marchetti S.M.79, así como con algunos Cant Z.1007-II, S.M.84 y cazas Reggiane Re.2001.Pero las operaciones y la falta de repuestos habían limado las garras del antes temible elemento Aerosiluranti (torpedero-bombardero): el 10 de julio sólo un puñado de S.M.79 formaba parte de la Squadriglie nº 205 y 279 en Milis (Cerdeña) y Gerbini, además del corto número de aparatos de los Gruppi nº 130 y 132 en Gorizia y Littoria.El mejor caza italino del momento, el Macchi MC.202 Folgore servía en el famoso 4º Stormo con base en Catania, y en el 153º Gruppo en Palermo, Sicilia; los Stormi nº 21, 24 y 51 en Chinisia, Venafiorita y Monserrato, en Cerdeña, y los Stormi nº 22 y 161 en Nápoles-Capodichino y Reggio-Calabria.Unos cuantos permanecían en el norte de Italia, para la defensa de Turín y Milán.

Las fuerzas aéreas del Eje en el Mediterráneo parecían equilibradas y fuertes para hacer frente a la invasión aliada de Sicilia, pero nada podría hacer cambiar el curso de los acontecimientos cuando el Mando Aéreo del Mediterráneo se empeñase en su campaña de interdicción antes de la operación "Husky".

En el periodo comprendido entre el 18 de junio y el 2 de julio de 1943 La NAAF dirigida por Spaatz barrieron los puertos y aeródromos para impedir la llegada de refuerzos a Sicilia; los B-17 de la NASAF efectuaron 317 salidas con apoyo de los P-38 Lightninig de los Groups nº 1, 14 y 82; los bombarderos medios realizaron 566 salidas, mientras que el 9º Mando de Bombardeo hizo 107 con sus Liberator B-24.Los Jadgruppen del II Fliegerkorps sumaron entre 50 y 100 salidas por día, durante las cuales el número de bajas fue elevado tanto en el aire como en tierra: la utilización de bombas de 227 kg y 113 kg y de las nuevas bombas de fragmentación de 9,1 kg lanzadas por los B-17 y los B-24 produjo efectos devastadores en los aviones estacionados.El 15 de junio el III/JG 53 perdió ocho Bf 109 G-6 en el suelo de Sciacca.La NASAF realizó ataques diarios sobre los aeródromos de Sicilia, Cerdeña e Italia: los Mitchell y Marauder bombardearon Trapani, Castelvetrano, Sciacca y Catania, en Sicilia.El 24 de junio, 36 B-24 arrojaron sus bombas sobre Venafiorita y 119 bombarderos medios atacaron Alghero, Decimomannu y Milis; ese mismo día, el 9º Mando de Bombardeo de la USAAF atacó la base de bombarderos del II/LGI en Salónica-Sedes, en Grecia.Al día siguiente, la ciudad de Mesina fue atacada por 130 B-17F, de los Groups nº 2, 97, 99 y 301, en la mayor incursión de todo el mes, arrojándose más de 300 toneladas de bombas; Reggio y San Giovanni fueron también escenario de incursiones.Venafiorita fue atacada nuevamente el día 28, y el 9º Mando de Bombardeo visitó las bases del X Fliegerkorps en Atenas, Eleusis y Kalamaki, donde estaban además estacionados los Bf 109 G-6 de la II y IV/JG 27.Las fuerzas del Eje no esperaron: el 26 de junio, cerca de 100 bombarderos Ju 88, He 111, Fw 190 y Cant 1007 atacaron un convoy aliado mientras continuaban los ataques nocturnos sobre los puertos de Bizerta, Bône y Argel, donde se encontraba anclada la flota de invasión.El 30 de junio de 1943 la NASAF cubrió nuevamente los campos de aterrizaje sicilianos con bombas de fragmentación, atacando Bocca, Trapani, Borizzo y Siacca.La fase final de la campaña de bombardeo se inició el 2 de julio, con incursiones en Gerbini, por los B-17 y mientras los B-24 visitaban Grottaglie, Lecce y San Pancrazio.

Imagen
Cola del Me 109 G-2 Trop del Major Werner Schröer (8./JG 27), con 60 marcas de victorias, centra la atención de un grupo de oficiales italianos en Rodas, en la primavera del 43.
Fuente: http://guerra-abierta.blogspot.com.es/2013/01/experten-alemanes-werner-schroer.html

La reacción de la Luftwaffe variaba: un día era escasa y al siguiente se desarrollaba una feroz batalla, pero siempre con los P-38 llevando las de ganar.Durante la incursión a Gerbini, el 5 de junio de 1943, cerca de 100 Bf 109 G-6 de la JG 53 y la JG 77, junto con los Fw 190 del II/SKG 10 y los Macchi MC.202 del 4º Stormo, lucharon un combate épico: el JG 53 perdió al capitán Kazlus Eckert y al teniente coronel Wilhelm Klein, mientras el capitán Franz Götz, herido, saltaba en paracaidas sobre Lentini.A la gran contribución de la NASAF y del 9º Mando de Bombardeo de la USAAF, hay que añadir las constantes patrullas y barridos de caza de los P-40 y los Spitfire MK VC con base en Malta, quienes no dieron respiro a la Luftwaffe en Sicilia durante el necesario tiempo de recuperación tras la derrota en Túnez.El efecto de las constantes batidas y el acoso mantenido durante más de dos meses se pondría de manifiesto en la escasa y débil oposición de las fuerzas aéreas del Eje tras la invasión de Sicilia.Las pérdidas de la Luftflotte II y del Luftwaffenkommando Süd-Ost durante la crucial campaña por la supremacía aérea previa a la operación "Husky", se cifran en 323 aviones destruidos en el aire y en tierra; la Regia Aeronautica perdió 150 aviones en tierra, como consecuencia de los bombardeos.El esfuerzo del Mando Aéreo del Mediterráneo durante el periodo comprendido entre el 16 de mayo al ocaso del 9 de julio de 1943 se cifró en 42.227 salidas, con pérdida de 250 aviones británicos y estadounidenses, pero su contribución al éxito del afianzamiento aliado en Sicilia e Italia nunca sería suficientemente reconocido.

PERFILES:

Imagen
Supermarine Spitfire MK VIII del 31º Group de Caza, 12ª Fuerza Aérea, con las insignias del teniente L.P. Molland, comandante del 308º Squadron de Caza, en Africa del Norte durante 1943.

Imagen
North American B-25C-20 (42-64514) del 12º Group de Bombardeo, del 81º Squadron, con base en Gerbini (Sicilia) en agosto de 1943.

Imagen
Este es uno de los muchos tipos incorporados al servicio en las fuerzas del Eje para tareas de segunda fila.Perteneciente al GBA I/51, este Breguet Br.693 francés sirvió con la Regia Aeronautica, en el campo de aviación de Orange-Caratit, en marzo de 1943.

Imagen
Con camuflage nocturno, este CANT Z.1007 bis sirvió en la 260ª Squadriglia del 47º Stormo BT de la Regia Aeronautica durante los inicios de 1943 en ataques contra puertos aliados e instalaciones en el Norte de Africa.Hay que destacar la torreta dorsal Breda Mk V en la XIª Serie de estos aviones.

Imagen
Un formidable caza, en todos los aspectos, el Macchi MC.205 Veltro fue producido en poca cantidad, pero algunos entraron en servicio antes de la rendición italiana.En la ilustración, un Veltro de la 1ª Squadriglia, 1º Stormo CT, con base en Catania, a principios de mayo de 1943.

Imagen
Un Messerschmitt Bf 109 G-2 Trop del 6º Staffel, II Gruppe, Jagdgeschwader Nr 51 "Mölders", con base en Casa Zeppara, bajo el Fliegerführer, Cerdeña, en junio de 1943.El II/JG 51 entró en servicio en la URSS antes de pasar al escenario del Mediterráneo, en noviembre de 1942; posteriormente operó en el Reich, en Austria, en los Balcanes y finalmente en Hungria.

Fuente del texto y de las imágenes (salvo las imágenes con la fuente citada debajo de ellas):
Enciclopedia Ilustrada de la Aviación, Editorial Delta, Volumen 8, páginas de la 1841 a la 1845.


CONTIUA :arrow:
Última edición por lancaster el Sab May 14, 2016 1:41 pm, editado 4 veces en total.
"...Acá el camino es la recompensa..."

Avatar de Usuario
Antonio Machado
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5048
Registrado: Mié Ago 03, 2011 3:40 pm
Ubicación: Nueva York, E.E.U.U.

Re: Guerra Aérea en el Mediterráneo.1943-45

Mensajepor Antonio Machado » Sab Ene 19, 2013 6:24 pm

Hola Lancaster, estimado !

Muy interesante Hilo, gracias por compartir toda esta información, las fotografías y las ilustraciones de los aviones, todos excelentes materiales de estudio.



lancaster escribió:La campaña del Norte de Africa había virtualmente concluido hacia el final de Abril de 1943, con la retirada de la Luftwaffe y la Regia Aeronautica de Túnez a Sicilia, Cerdeña y la península italiana.El 13 de mayo de 1943 las fuerzas del Eje se rindieron en Túnez.
La rendición de tropas italianas en el Norte de Africa era tan masiva que el entonces Secretario de Exteriores de la Gran Bretaña Anthony Eden, parafraseando a Churchill decía "Nunca tantos se habían rendido a tan pocos en tan corto tiempo".



lancaster escribió:Mucho antes del final de la resistencia del Eje en el Norte de Africa, los Aliados comenzaron a preparar la invasión de Sicilia, mediante la llamada operación "Husky", programada para principios de Julio de 1943.La decisión de invadir Sicilia, como paso previo para la de Italia, se había tomado en la conferencia de Casablanca, en enero de ese año, a pesar de la fuerte oposición estadounidense, que pretendían que la próxima gran invasión y ofensiva aliada debería tener por escenario el noroeste de Europa abriendo el tan largamente esperado segundo frente. Pero los británicos objetaron que una invasión a través del Canal, en esos momentos sería suicida, y sostuvieron que se debía mantener la presión en el Mediterráneo: sólo a través de constantes ofensivas en este escenario podría forzarse la salida de las divisiones alemanas de Francia y los Países Bajos
Los Aliados llamaban a Italia y todo el frente Mediterráneo "el blando bajo estómago del Eje" contrastando el desempeño de las tropas italianas con la dureza y fanatismo de los soldados alemanes. Por ello decidieron comenzar la invasión de la Europa continental de Hitler por su punto más débil para luego aumentar la presión con el inicio del Frente NorOeste con el desembarco aliado en Normandía.

Malos tiempos para los Nazis: recién habían sufrido el descalabro de su Sexto Ejército en Stalingrado, la batalla del Atlántico enviaba muy malas señales y no podían reponer los U-boats perdidos y en cuanto a bombardeos sobre territorio alemán, en 1943 los aliados dejaron caer 200.000 toneladas de bombas, lo cual quintuplicaba el tonelaje del '42.



lancaster escribió:Italia se vería obligada a dejar la lucha y los Balcanes quedarían asegurados. Esta sería la senda más apropiada para penetrar en la propia Alemania, no sólo desde el Sur sino también desde el Oeste, cuando hacia 1944 los preparativos adecuados estuviesen completados. Finalmente, y aunque de mala gana, los norteamericanos aceptaron la propuesta de mantener el Mediterráneo como eje de la estrategia aliada, invadiendo Sicilia y después Italia.
El tiempo demostró que adoptaron la estrategia apropiada para derrotar al Eje: cuando comenzó la invasión aliada lo primero que hicieron los italianos fue cambiarse de bando, tal como lo habían hecho en la Primera Guerra Mundial, ello significó un enorme debilitamiento para las fuerzas del Eje porque ahora Alemania quedaba prácticamente sola combatiendo simultáneamente a muchos ejércitos en toda dirección.



lancaster escribió:A pesar de la magnitud de las derrotas del Eje en Stalingrado y en Túnez, la Luftwaffe no escatimó esfuerzos en su aspiración para inclinar el equilibrio aéreo en su favor, a principios del verano de 1943. El frente en la Unión Soviética y el Mediterráneo compartían la misma prioridad en la distribución de equipo y aviones procedentes de una gigantesca producción industrial que en junio de 1943 logró una cifra de 2316 aviones, de los cuales 1134 eran cazas Messerschmitt y Focke-Wulf.
En esa época (desde 1942) Hitler había nombrado al Arquitecto Albert Speer como Ministro de Armamentos y Municiones y éste había logrado más que duplicar la producción anterior.



lancaster escribió:Imagen
Cola del Me 109 G-2 Trop del Major Werner Schröer (8./JG 27), con 60 marcas de victorias, centra la atención de un grupo de oficiales italianos en Rodas, en la primavera del 43.
Fuente: http://guerra-abierta.blogspot.com.es/2013/01/experten-alemanes-werner-schroer.html
60 victorias aéreas ! tan joven y con tanta gloria ! este Mayor Werner Schroer gozaba la honrosa reputación de ser el mejor piloto de la Lutwaffe en el Mediterráneo, en total logró 114 victorias aéreas, obtuvo las más altas condecoraciones alemanas. Murió en 1985.



lancaster escribió:Durante la incursión a Gerbini, el 5 de junio de 1943, cerca de 100 Bf 109 G-6 de la JG 53 y la JG 77, junto con los Fw 190 del II/SKG 10 y los Macchi MC.202 del 4º Stormo, lucharon un combate épico: el JG 53 perdió al capitán Kazlus Eckert y al teniente coronel Wilhelm Klein, mientras el capitán Franz Götz, herido, saltaba en paracaidas sobre Lentini.
El Capitán Franz Gotz (63 victorias aéreas incluyendo el derribamiento de tres Fortalezas Volantes B-17) fue capturado por los Británicos, murió en 1980; su avión se exhibe ahora en un Museo aéreo de Washington.



lancaster escribió:CONTIUA :arrow:
Excelente nuevo Hilo, Lancaster, por supuesto que me estoy suscribiendo !

Esperamos con expectación los siguientes aportes...

Saludos cordiales desde Nueva York hasta Lucena, Córdoba,

Antonio Machado.
Imagen
ImagenImagenImagen

Con el Holocausto Nazi en contra de la Raza Judía la inhumanidad sobrepasó a la humanidad.

Avatar de Usuario
lancaster
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5256
Registrado: Lun Jul 09, 2012 1:13 pm
Ubicación: Andalucía.

Re: Guerra Aérea en el Mediterráneo.1943-45

Mensajepor lancaster » Sab Ene 19, 2013 9:58 pm

Mi estimado Antonio Machado, te agradezco tu interés y tus aportes, que son siempre bienvenidos.

Seguiré con el tema en unos días.

Saludos!!
"...Acá el camino es la recompensa..."

Avatar de Usuario
Karel
Miembro
Miembro
Mensajes: 325
Registrado: Mié Jun 20, 2012 10:43 pm
Ubicación: Madrid

Re: Guerra Aérea en el Mediterráneo.1943-45

Mensajepor Karel » Mié Ene 23, 2013 5:57 pm

Completísima información compañero lancaster. Muy interesante para todos los amantes de la aviación de la IIGM. En espera de tus nuevas aportaciones. :-D
Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
lancaster
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5256
Registrado: Lun Jul 09, 2012 1:13 pm
Ubicación: Andalucía.

Re: Guerra Aérea en el Mediterráneo.1943-45

Mensajepor lancaster » Mié Ene 23, 2013 8:53 pm

Muchas gracias por sus palabras, camarada Karel.Me animan a segir con el asunto, desde luego.Quizás mañana ó pasado tenga preparada la segunda parte, pero ando liado con una maqueta de un Stuka (se lo comento por su firma, claro) y tengo que repartirle el tiempo.

Saludos!!
"...Acá el camino es la recompensa..."

Avatar de Usuario
Antonio Machado
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5048
Registrado: Mié Ago 03, 2011 3:40 pm
Ubicación: Nueva York, E.E.U.U.

Re: Guerra Aérea en el Mediterráneo.1943-45

Mensajepor Antonio Machado » Mié Ene 23, 2013 9:17 pm

lancaster escribió:Muchas gracias por sus palabras, camarada Karel.Me animan a segir con el asunto, desde luego.Quizás mañana ó pasado tenga preparada la segunda parte, pero ando liado con una maqueta de un Stuka (se lo comento por su firma, claro) y tengo que repartirle el tiempo. Saludos!!

Esperamos con expectación la foto de esa maqueta del Stuka !

Saludos cordiales desde Nueva York hasta Andalucía, España,

Antonio Machado.
Imagen
ImagenImagenImagen

Con el Holocausto Nazi en contra de la Raza Judía la inhumanidad sobrepasó a la humanidad.

Avatar de Usuario
lancaster
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5256
Registrado: Lun Jul 09, 2012 1:13 pm
Ubicación: Andalucía.

Re: Guerra Aérea en el Mediterráneo.1943-45

Mensajepor lancaster » Jue Ene 24, 2013 9:36 am

SEGUNDA PARTE: LA CONQUISTA DE SICILIA.

El desembarco de Sicilia mediante la denominada operación "Husky", se planeó para las 02:45 del 10 de julio de 1943; con la ayuda de los nuevos anfibios DUKW, 2.500 buques y lanchas de desembarco transportaron a las playas del sur de Sicilia 160.000 soldados del 8º Ejército británico, al mando del teniente general sir Bernard Montgomery, y al 7º Ejército estadounidense, a las órdenes del general George S. Patton, con el apoyo de 750 buques de guerra de la Royal Navy y la US Navy, y por cerca de 2.500 aviones del Mando Aéreo del Mediterráneo (MAC), a las órdenes del mariscal del Aire, sir Arthur Tedder.Los cuerpos XIII y XXX del 8º Ejército desembarcaron en las playas al sur de Siracusa, en Avalo, Noto, Pachino y Pozallo, a lo largo de una línea de costa de unos 72 km.El 7º Ejército, dirigido por Patton, dejó al segundo Cuerpo norteamericano del general O. Bradley, lo más alejado al oeste, entre Scogliatti y Licata.Como consecuencia de las malas condiciones metereológicas el factor sorpresa fue total y las divisiones y brigadas llegaron a tierra con escasa resistencia, sin embargo la presencia de cientos de lanchas LCT y LST fondeadas a corta distancia de la costa, a lo largo de 137 km, era un blanco tentador para las fuerzas aéreas del Eje estacionadas en Sicilia, Cerdeña, y el sur de la península italiana.

Imagen
Macchi MC. 202 Folgore de la 164ª Squadriglia en Regio Calabria en el verano del 43.
Fuente: http://www.finn.it/regia/html/seconda_guerra_mondiale01.htm

Antes de la puesta en marcha de la operación "Husky" las fuerzas del Eje se habían enfrentado al inevitable problema de no saber exactamente dónde tendría lugar la invasión aliada: los servicios de inteligencia sugirieron que Cerdeña y Sicilia serían objetivos sólo de distracción, y que posiblemente el ataque sería en Grecia o Creta.Por esta razón, las fuerzas del Eje que se encontraban en Sicilia en el momento de la invasión no eran demasiado importantes: unos 289 aviones de la Luftwaffe constituían la totalidad de las fuerzas aéreas, con 143 de ellos listos para el combate.Además había 145 aviones italianos (de ellos 63 en servicio).La mayoría de estos aparatos eran cazas y aviones de apoyo.Sin embargo había cerca de 775 aviones de combate en el alcance de Sicilia; bajo el mando del mariscal de campo Wolfram Freiherr von Richthofen se encontraba la Luftflotte II a la que estaba subordinada la II Fliegerkorps (Bülowius).El bajo nivel de combate de los aviones del Eje en Sicilia se debió en parte a las feroces operaciones de bombardeo masivo realizadas en las semanas anteriores por las Fuerzas Aéreas de Africa Noroccidental (NAAF) bajo la dirección del mayor general Carl A. Spaatz y por los Liberator del IX Mando de Bombardeo norteamericano, del brigadier general Uzal G. Ent.Las fuerzas terrestres del Eje en Sicilia estaban bajo el mando del 6º Ejército Italiano; el núcleo de estas fuerzas era la XIV panzerkorps, (cuerpo de ejército acorazado) al mando del general Hans-Valentin Hube, a quien estaban subordinadas las Panzergrenadierdivisionen (división de infantería motorizada) Hermann Goering y las Fallschirmjägerdivision (división de cazadores paracaidistas) III y IV/1.

Imagen
North American B-25 Mitchell de la 57ª Ala de Bombardeo Medio sobre las llanuras de Lombardía.Aunque estaba asignada a la 12ª Fuerza Aérea estadounidense, este ala (compuesta por los Groups nº 12, 321 y 340) operó a las órdenes del MATBF.

En el plan operacional de "Husky", los objetivos de los Aliados se centraban en la captura de los puertos de Palermo y Messina: los ingleses debían avanzar sobre Catania, capturar los tan necesitados aeródromos en el complejo Gerbini y cortar la retirada del enemigo con la toma de Messina; el 7º Ejército norteamericano recibió la orden de cruzar a través de la zona para deshacer las defensas enemigas y capturar el puero de abastecimiento de palermo.Ante estos ejércitos se encontraba un terreno difícil, que estaba defendido por 2000.000 soldados italianos, pertrechados con armamento de escaso calibre, pero reforzados por 32.000 alemanes.

En el curso de la Operación "Torch" en noviembre de 1942, en el Africa noroccidental francesa se habían practicado masivos ejercicios de paracaidismo y aterrizajes de planeadores, y en Sicilia estas maniobras formarían parte de los ataques iniciales.A pesar de que no se pueden atribuir responsabilidades a los paracaidistas, estas operaciones fueron mal conducidas, aunque se puede afirmar que las duras lecciones aprendidas servirían más tarde en el transcurso de la guerra.En la noche del 9 de julio, durante la operación "Ladbroke", 2.075 hombres de la 1ª Brigada de Desembarco Aéreo británica despegó de Kairouan en 137 planeadores Airspeed Horsa y Waco CG-4A (Hadrian) pilotados por hombres del 1er Regimiento de Pilotos de Planeadores y remolcados por Armstrong Whitworth Albermale y Handley Page Halifax de los Squadrons nº 295 y 296, y por cerca de 100 Douglas C-47 Skytrain, de la 51ª Ala de Transporte de Tropas norteamericana.El objetivo de la operación era la captura del Ponte Grande al sur de Siracusa, y entonces llegó el desastre.Era una noche sin Luna y un obstinado viento procedente de las costas del Cabo Pessaro hasta la zona de descenso, anuló la labor de los navegantes, quienes no pudieron dar informes precisos.Soltados con precipitación , 69 planeadores "aterrizaron" en el mar, mientras otros 59 eran esparcidos en un área de 40 km, desde Cabo Pessaro a Cabo Murro di Porco.Un lanzamiento simultáneo (Huski nº1) realizado por el 505º Regimiento de paracaidistas norteamericano de la 82ª División Aerotransportada , corrió una suerte similar: los 226 C-47 de la 52ª Ala de Transporte de Tropas cometieron los mismos errores de navegación y provocaron que los paracaidistas saltaran al azar, en el área comprendida entre Gela y Siracusa.Con todo, muchos de los objetivos establecidos con anterioridad fueron alcanzados.

Imagen
Un Martin Baltimore Mk IIIA del 69º(GR) Squadron del Mando Aéreo de Malta es revisado en Luqa en el verano de 1943.Este Squadron realizaba misiones de reconocimiento marítimo, de ahí su esquema de pintura.El "nose art" no era exclusivo de los estadounidenses.

Ataques esporádicos de los cazabombarderos Focke-Wulf Fw 190A, bombarderos Junkers Ju 88 A-4 y cazas Messerschmitt Bf 109 G-6, se iniciaron al apuntar las primeras luces.En el área británica (cabezas de playa "Acid" y "Bark") se realizó un ataque aéreo al amanecer, y hacia el mediodía el buque-hospital SS Talamba fue hundido.Los sectores norteamericanos("Joss", "Dime" y "Cent") recibieron la mayor atención por parte de los aviones alemanes.El patrullero USS Sentinel fue alcanzado por una bomba SC 250 de un Fw 190 a las 05:10 cerca de Molla, hundiéndose poco después; el destructor USS Maddox fue bombardeado en Gela y se hundió en pocos minutos.Durante el día, el USS Murphy fue alcanzado y la LST-313 fue hundida por un avión alemán.Después de las 22:00 horas, oleadas de Ju 88 y Heinkel He 111 sobrevolaron las radas y atacaron con energía, pero sin resultados significativos.La US Navy dirigió duras acusaciones sobre la aparente falta de cobertura aérea.Los hidroaviones Curtiss SO3C-1 lanzados por los cruceros USS Savannah y Boise fueron diezmados por los agresivos Messerschmitt, que derribaron un aparato y forzaron al resto a permanecer inactivos durante la mañana dando a la US Navy la impresión de que la Luftwaffe dominaba.

Imagen
Spitfire Mk VC Trop del 417º (RCAF) Squadron, con camuflaje desértico.Este Squadron formó parte del 211º Group de la NATAF durante las operaciones sobre Sicilia.

La cobertura de los cazas aliados comenzó 20 minutos después del amanecer del 10 de julio, con cinco escuadrones de Supermarine Spitfire MK VC con base en Malta dando una protección continua sobre Avola, Pachino y Scogliatti, mientras que los Spitfire del 31º Group de Caza norteamericano protegían el sector de Gela desde Gozo y los Curtiss P-40L desde Pantelleria cubrían el área de Licata.Con los cinco escuadrones mantenidos en reserva en Malta se realizaron un total de 1.092 salidas aéreas de cobertura.Estos cazas recibieron pronto asistencia de los barcos de control de cazas, fondeados más alla de las costas.Los cazas norteamericanos sólo lograron una interceptación desde Gozo y Pantelleria, pero los Spitfire MK VC con base en Malta tuvieron mayor fortuna y llegaron a entablar algunos combates: en uno de los últimos encuentros del día, los Spitfire del 229º Squadron derribaron tres Macchi MC.202, de un total de 8 aparatos.Paradójicamente, sólo 57 cazas enemigos fueron avistados durante el curso del Día D por el componente de caza de Malta.Mucho del pretendido poderío de la Luftwaffe se disipó en batallas contra los bombarderos de la NASAF, la NATBF y el IX Mando de Bombardeo norteamericano.En la mañana, 51 Boeing B-17 Fortress bombardearon Gerbini; 35 North American B-25 Mitchell atacaron Sciacca, 36 atacaron Trapani-Milo y 60 líneas de ferrocaril en Catania, así como redes de comunicación en Palazzolo.El campo de aviación en Vibo Valentia fue bombardeado por 21 Consolidated B-34D Liberator del IX Mando de Bombardeo.En total sólo cuatro bombarderos norteamericanos fueron derribados por la antiaérea y los cazas.Se realizaron misiones tácticas sobre el frente de batalla por North American A-36 Invader, de los Groups nº 27 y 86 (XII Mando Aéreo de Apoyo) operando desde Cabo Bon, contra blancos en Agrigento, Caltanissetta, Vallelunga y Barrafranca, mientras un escuadrón de Lockheed P-38 operaba en Grammichele.

Imagen
Macchi MC.202 alineados en el aeródromo de Gela en 1943.Se aprecian lo que parece ser un SM.79 trimotor y un MC.200 al fondo.
Fuente: http://www.finn.it/regia/html/seconda_guerra_mondiale01.htm

Las pérdidas de la Luftwaffe el 10 de julio se cifraron en 16 aviones destruidos o desaparecidos.La I/Schlachtgeschwader 2 perdió dos Fw 190A-5; el mayor Gerhard von Kaldenburg de la IV/SKG 10 cayó en el área de Gela-Gerbini en un Fw 190A-5; la II/JG 51 perdió dos aviones en combate sobre Senobri; la II/JG 27 perdió un Bf 109G sobre Vibo Valentia; y el Oberfeldwebel Herbert Rollwage de la 5./JG 53, saltó en paracaídas de su Bf 109G-6, cerca de San Pietro, uno de los dos aviones que su unidad perdió aquel día.De acuerdo con fuentes del Eje, se realizaron 370 salidas por parte de la Luftwaffe, y 141 por parte de la Regia Aeronautica, que perdió 11 Macchi en combate.El esfuerzo del MAC durante el período de 24 horas (del anochecer del 9 de julio al crepúsculo del 10 de julio) fue de 236 salidas nocturnas y 2.037 salidas diurnas, en las cuales se perdieron 25 aviones aliados.

Los débiles regimientos costeros italianos opusieron escasa resistencia en el sector británico; Siracusa cayó en la tarde del 10 de julio, y la captura de Augusta ocurrió el 13.Sin embargo, en el sector americano los contraataques del mayor general Conrath, al mando de la Panzerdivision Hermann Goering supusieron un serio quebranto, hasta que el 11 de julio fue obligado a retirarse desde Piano Lupo.Hacia el día 12 los aliados habían establecido sus posiciones al sur de Sicilia con cierta firmeza.Con la captura de los campos de aviación se logró superar la falta de apoyo cercano y de cobertura aérea.Ese mismo día se estableció el cuartel general del XII Mando Aéreo de Apoyo norteamericano en Gela, con los P-40L del 33º Group de Caza, más los aviones de reconocimiento A-36 del 111º Squadron de Observación operando desde Farello al día siguiente.Los cuarteles generales de la Western Desert Air Force, (rebautizada como Desert Air Force el 21 de julio) fueron establecidos en Pachino el día 13, con tres escuadrones de Spitfire MK VC de la 244ª Ala; un escuadrón más se les añadió el 14 de julio, con Spitfire MK V y MK IX de la 324ª Ala, en Comiso (tres escuadrones).Hacia el 15, el 31º Group norteamericano estaba ya operando desde Ponte Olivo y Licata.

Imagen
Dos Spitfire Mk IX del 241º Squadron.Superior al Mk V, este modelo era vital hasta la llegada del Mk VIII.

Durante el período del 10 al 12 de julio de 1943 la Luftwaffe realizó entre 175 y 300 salidas diarias, la mitad de ellas realizadas por el Kampfgruppen de la Luftflotte II por la noche.Frente a la necesidad de aplastar la oposición aérea aliada estos esfuerzos se redujeron tan solo a unas 150 salidas por día, principalmente debido a la destrucción causada en los aeródromos y unidades de mantenimiento como consecuencia de los continuos bombardeos.En una fecha tan temprana como el 13 de julio, la II/ZG 1 fue bombardeada fuertemente en tierra, en Montecorvino, mientras la II/JG 77 perdía la mayor parte de sus aviones en Gela.En el aire, la III/JG 27 perdió cinco Bf 109G-6 en combates cerca de Catania, el 15 de julio, al mismo tiempo que era derribado un Messerschmitt BF 109G-2 de la II/ZG 26; el comandante de la III/SKG 10, mayor Günther Tonne murió cuando su Fw 190A-5 se estrelló al intentar despegar desde Vibo Valentia.Al día siguiente se sucedieron más pérdidas para la II y la III/JG 27 y por lo menos 22 BF 109G-6 de la I/JG 53 fueron destruidos en tierra, en Vibo Valentia.Los Fortress y los B-24 atacaron Nápoles el 17 de julio; esa misma tarde, las II y III/JG 27 hostigaron las posiciones británicas, al sur de Catania, donde los cañones antiaéreos Bofors de 40 mm derribaron al teniente Wolf Ettel, comandante del 8. Staffel con 124 victorias en su haber, la mayor parte de ellas en el frente del Este.Las pérdidas no se limitaron a los Jagdgruppen: el 18 de julio los cazas aliados acorralaron al I/TG 1 y derribaron diez transportes Junkers Ju 52/3m, incluyendo el avión del comandante, capitán Georg Schauer.Para la Luftwaffe el cariz de los combates en Sicilia se tornó desfavorable: el 16 de julio sólo 120 aviones (de los que sólo unos 30 estaban en condiciones operativas) permanecían en la isla, y hacia el día 18 el total había disminuido hasta llegar a la cifra de 25.Todo lo que quedó de la Luftwaffe y de la Regia Aeronautica en Sicilia fueron los restos de cerca de 1.100 aviones destruidos o dañados, entre ellos 600 alemanes.

Imagen
Aeródromo de Comiso, Sicilia, julio de 1943.En primer plano, se revisa un Spitfire Mk VC Trop; al fondo se encuentra un Bf 109G-6 Trop perteneciente en origen al 6.Staffel II/JG 53 Pik-As, uno de los muchos abandonados por el Eje en las bases sicilianas.

En el campo de batalla la feroz resistencia alemana detuvo al 8º Ejército británico en la llanura de Catania, y fue el 7º Ejército de Patton el que materializó el avance: el 18 de julio se alcanzó Caltanissetta, en la zona central de Sicilia, y en un avance directo se alcanzó Palermo cuatro días más tarde.Los carros de combate de Patton se dirigieron al este y llegaron a San Stefano a fines de mes.La Luftwaffe había sido virtualmente eliminada de las zonas de operaciones: una pequeña fuerza de cazabombarderos, que sumaba cerca de cincuenta Fw 190 y Bf 110 G-2 del SKG 10, del II/ZG 1 y del III/ZG 26, y cerca de 65 Bf 109G-6 fueron estacionados en las bases más meriodionales de Italia para llevar a cabo operaciones tácticas.Mientras tanto, entraron en acción los bombarderos pesados aliados.El primer ataque a los depósitos ferroviarios de Roma, que movían cerca del 60% del tráfico de mercancías hacia el sur, tuvo lugar el 19 de julio: por la mañana los B-17 y B-24 atacaron las instalaciones de Littorio y San Lorenzo, siguiendo un ataque al aeródromo de Ciampino por la tarde.Cinco grupos de B-25 y B-26, con una escolta de Lightning, bombardearon los complejos de Littorio, Centocelle y Ciampino.Los bombarderos encontraron fuertes concentraciones de antiaéreos de 88 mm y esporádicos ataques de Macchi MC.202 y unos pocos de los Bf 109G.Se efectuó un total de más de 500 salidas, en cuyo transcurso se perdieron un B-25 Mitchell y un B-26 Marauder.El 22 de julio los B-17 atacaron Foggia (Groups nº 97 y 99), 48 B-25 volaron sobre Battipaglia y 52 Marauder bombardearon el nudo ferroviario de Salerno.Entre el 17 y el 23 de julio de 1943 tanto la NASAF como el IX Mando de Bombardeo volaron en continuas incursiones contra los aeródromos de la Luftwaffe en Grottaglie, San Pancrazio, Viterbo, Pomigliano, Montecorvino, Aquino, Vibo, Valentia, Crotone y Leverano.

PERFILES:

Imagen
Boston Mk-IIIA del 24º Squadron de la SAAF, basado en Souk-el-Khemis, Tunicia, en abril de 1943.Para la operación Husky los escuadrones sudafricanos nº 12, 21 y 24 constituyeron la 3ª Ala de la SAAF.La primera misión de esta unidad acabó en desastre: cuatro Baltimore fueron derribados sobre Trappani y Chinisia por el I/JG 77 y por los Macchi MC.202 del 150º Gruppo del coronel A. Vinzotto.

Imagen
Los aviones franceses capturados sirvieron tanto en la Luftwaffe como en la Regia Aeronautica, en particular en misiones de segunda línea como entrenadores, aviones de transporte y de comunicaciones.Dewoitine D.520 (nº510) de la 164ª Squadriglia del 160º Gruppo Autonomo Caccia, con base en Regio di Calabria, en mayo del 43.

Imagen
Este B-24D-1-CO cayó en manos italianas en Sicilia en febrero de 1943, tras un aterrizaje forzoso.
Fuente: Enciclopedia Ilustrada de la Aviación, Ed. Delta, Vol. 4, Pág. 967.

Imagen
B-25C-10, nº 42-42304, perteneciente al 487º Squadron, 340º Group, basado en Catania en 1943.El reborde de color rojo de la insignia nacional se aplicó sólo durante unos meses en 1943.
Fuente: Enciclopedia Ilustrada de la Aviación, Ed. Delta, Vol. 7, Pág. 1806.

Imagen
Messerschmitt Bf 109G-6 del Oberleutnant Wolf Ettel, 8./JG 27, derribado el 17 de julio de 1943.Se le acreditaban 124 victorias.
Fuente: http://luftwaffeinprofile.se/Ettel.gif

Fuente del texto y de la imágenes (salvo las imágenes con la fuente citada debajo de ellas):
Enciclopedia Ilustrada de la Aviación, Editorial Delta, Volumen 8, páginas de la 1861 a la 1864.


CONTINUA :arrow:
Última edición por lancaster el Dom May 22, 2016 12:16 pm, editado 1 vez en total.
"...Acá el camino es la recompensa..."

Avatar de Usuario
lancaster
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5256
Registrado: Lun Jul 09, 2012 1:13 pm
Ubicación: Andalucía.

Re: Guerra Aérea en el Mediterráneo.1943-45

Mensajepor lancaster » Sab Ene 26, 2013 3:19 pm

TERCERA PARTE: OPERACION "MAREJADA" Y EL FIN EN SICILIA.

Capaz de producir en esa época el 2,5% del refino mundial, Ploesti se encuentra a 50 km al norte de Bucarest, Rumania.Hacia 1943 las principales refinerías de Ploesti eran un enclave importante en el esfuerzo de guerra alemán; el 60% de los derivados del petróleo rumano tenían como destino final el Reich.Los intentos norteamericanos por destruir Ploesti se iniciaron en enero de 1942, cuando el destacamento Halverson llevó a cabo un infructuoso ataque contra las instalaciones rumanas que, como resultado más obvio, consiguió el inmediato refuerzo de sus sistemas de defensa.En el verano de 1943 se estacionó en Rumania la 5ª División Antiaérea alemana para complementar al poderoso Jagdgruppe I/JG 4 del capitán Hans Hahns estacionado en Mizil, que operaba con Bf 109G-2.Además, en la zona se encontraban el IV/NJG 6 de caza nocturna en Otopeni y las unidades de caza rumanas, equipadas con IAR 80 y Avia B 534.En abril de 1943 el general H. H. Arnold ordenó que se investigaran los medios para barrer de una vez por todas el complejo de Ploesti: en junio, los jefes del Estado Mayor Combinado y Eisenhower aprobaron los planes y se iniciaron los preparativos: la operación recibió el nombre codificado de "Marejada".

Imagen
En Bengasi, los Groups de B-24 entrenaron en el vuelo a muy baja cota, como se aprecia en la imagen.

Desde Gran Bretaña fueron acudiendo al norte de Africa los Liberators de los Groups nº 44 y 93 del VIII Mando de Bombardeo para unirse a los de los Groups nº 98 y 376; a ellos se sumarían los B-24 del 389º Group, que también fue destinado a las bases de Bengasi.La fase de preparación de "Marejada" fue dura, con constantes vuelos de entrenamiento en vuelo a baja cota y navegación.La operación dió comienzo en el amanecer del 1 de agosto de 1943, con el general de brigada Uzal G. Ent volando en cabeza de los primeros 177 Liberator.La misión implicaba la permanencia en el aire durante 2.500 km, volando a tres cotas distintas: la carga de bombas consistía en ingenios de 113 y 227 kg y una gran proporción de incendiarias.El reparto de objetivos quedó del siguiente modo: el 376º Group volaría en cabeza para atacar las refinerías Romana Americana; el 93º Group tenía como misión la destrucción de Concordia Vega, Standart Petrol y Unirea Speranta; el 98º Group atacaría Astra Romana y Unirea Orion; el 44ª Group tenía asignados Colombia Aquila y el Créditul Minier de Brazi; y finalmente, el 389º Group un objetivo bastante al norte de los demás, la refinería petrolífera de Campina, a unos 100 km de la capital, Bucarest.

Imagen
Fuente: http://furcuta.blogspot.com.es/2009/06/prahova-valley-oil-refinerys-during-ww2.html

Imagen
Arriba, fotografía con la situación de las diferentes refinerías del complejo de Ploesti, y abajo, mapa de la época con la prevista ruta de aproximación, de vuelta y alternativas.
Fuente: http://www.lipper.cc/8th_AF/pages/ploesti.htm

Al principio todo discurrió con normalidad.La misión partía de Bengasi y, vía el Mar Tirreno por el través de Corfú, las formaciones debían efectuar un viraje de 55º a estribor sobre las montañas de Albania: de ahí en adelante se fue perdiendo la cohesión al encontrar tiempo tormentoso que retrasó el plan horario previsto para el vuelo.En Floresti, una pequeña ciudad situada a 42 km al noroeste de Ploesti, un tendido ferroviario unía directamente con los campos petrolífreos: fue aprovechado por los navegantes como ruta a seguir para la aproximación a los objetivos, reservando a la propia Floresti el papel de punto principal de referencia.Pero la navegación a baja cota es un arte muy peculiar en el que cuesta mucho esfuerzo remediar cualquier error.Los dos grupos que volaban en cabeza, los nº 376 y 93, confundieron la ciudad de Tagoriste (por la que también pasaba el ferrocaril, aunque 45 km antes del punto de referencia) con Floresti y efectuaron el vraje previsto.Sin embargo, la vía ferroviaria que siguieron conducía directamente a los suburbios de Bucarest; descubierto el error, se corrigió el rumbo virando hacia el norte.Mientras esto sucedía, el 389º Group volaba hacia Campina y los Groups nº 44 y 98 se dirigían hacia Ploesti siguiendo el tendido ferroviario correcto.Esta suma de percances supuso la pérdida del factor sorpresa.La reacción de la artillería antiaérea y de los cazas de Jafü Rumanien no se hizo esperar, mientras los cañones ligeros de 20 y 37 mm alcanzaban algunos B-24 en su desesperante vuelo a menos de 12 metros de altura.Las pérdidas registradas durante "Marejada" fueron extremadamente altas: sólo 92 Liberator regresaron a Bengasi, 19 tomaron tierrra en aeródromos equivocados, siete lo hicieron en la neutral Turquía y tres se precipitaron al mar.Cincuenta y cuatro B-24D no regresaron (41 se perdieron en acción) y las bajas humanas ascendieron a 532 hombres.Las pérdidas alemanas sumaron dos Bf 109G del IV/JG 27 (basado en Kalamaki, Grecia), otros dos Messerschmitt derribados y cuatro averiados del I/JG 4, así como dos BF 110F-4 abatidos y cinco dañados del IV/NJG 6, que desempeñó un papel muy activo en los combates.La prensa de los países aliados se hizo amplio eco del ataque contra Ploesti, llegándose a afirmar que la capacidad productiva de las instalaciones había quedado reducida a la mitad como consecuencia de la incursión.Pero la realidad tenía un tinte sensiblemente diferente: los daños recibidos fueron rápidamente subsanados y en pocas semanas había vuelto a la normalidad.

Imagen
Imagen de los B-24 volando a baja cota durante el ataque, firmada por el Col. Walter J. Stewart, del 93º Group.
Fuente: http://furcuta.blogspot.com.es/2009/06/prahova-valley-oil-refinerys-during-ww2.html

Imagen
Un B-24 del 98º Group sobrevuela la refinería Astra Romana durante el bombardeo.
Fuente: http://furcuta.blogspot.com.es/2009/06/prahova-valley-oil-refinerys-during-ww2.html

Imagen
Regreso de Ploesti de un B-24D del 376º Group, grupo del coronel Keith Compton que encabezó el ataque.

Menos de quince días depués de la misión, los cinco grupos de B-24 que la llevaron a cabo fueron enviados contra las cadenas de montaje Messerschmitt de Wiener Neustadt, Austria: la incursión se efectuó el trece de agosto de 1943 y formaba parte de la operación "Juggler"(Impostor).En este primer ataque contra las industrias del Reich llevado a cabo por unidades del teatro del Mediterráneo se reveló uno de los puntos flacos de las defensas de caza de la Luftwaffe.A causa de las malas condiciones climatológicas sólo 65 Liberator alcanzaron el objetivo, sobre el que se lanzaron 112 t de bombas a través de las nubes y desde una cota de entre 5.200 y 6.700 m: el 389º Group no encontró oposición antiaérea ni de cazas y el 44º Group sólo tuvo que repeler esporádicos ataques efectuados por unos diez aviones enemigos.Dos bombarderos no regresaron.A partir de esta misión la Luftwaffe se vio obligada a desplazar a bases austriacas contingentes de caza.

La Desert Air Force seguía desplegando una febril actividad en apoyo del 8º Ejército británico de Montgomery, que combatía en la zona de Catania; mientras tanto, en la áreas central y occidental de la isla el XII Mando de Apoyo Aéreo estadounidense del general mayor E. J. House despejaba el camino a las fuerzas norteamericanas que se abrían paso hacia Marsala, Trapani y Palermo.Durante la última semana de julio, los primeros elementos del XIV Panzerkorps (Cuerpo de Ejército Acorazado) iniciaron la evacuación de Sicilia hacia la península italiana a través de los estrechos de Mesina.El 8º Ejército británico capturó finalmente Catania tras larga lucha el 5 de agosto, pero por entonces la resistencia se había intensificado de tal modo que la prevista penetración de Montgomery se convirtió en un movimiento envolvente por la izquierda para, rodeando el monte Etna, tomar contacto con las tropas de Patton, que avanzaban en dirección oeste-este.Las unidades aerotácticas aliadas volaron constantemente sobre los focos de resistencia enemigos durante las horas de luz: Spitfire Mk VC, Kittyhawk Mk III y A-36 Invader atacaban con bombas de 227 y 113 kg desde cotas inferiores a los 150 m y ametrallaban las concentraciones de tropas y las áreas defendidas enemigas: los bombarderos medios Baltimore, Boston y A-20B operaban a media cota para sustraerse a la acción de la antiaérea ligera.Debido a las dificultades para establecer de forma precisa la línea del frente, en algunas ocasiones los bombarderos atacaron sus propias tropas y posiciones avanzadas, demostrando que eran precisos mejores medios de enlace entre tierra y aire.Hasta el 17 o el 18 de julio poco puede decirse sobre la presencia de la Luftwaffe en la zona de operaciones, si exceptuamos algunas incursiones de cazabombarderos Fw 190A-5 contra los puertos en poder aliado: las salidas de caza de los Bf 109G-6 no pasaban de las 60 diarias, pero durante la evacuación a través de Mesina se produjo un crecimiento de la actividad, llegando a contarse 150 salidas por jornada.

Imagen
El Douglas boston Mk III desempeñó un papel importante en las operaciones de bombardeo ligero táctico sobre Sicilia e Italia; sirvió con los Squadrons nº 18 y 114 de la RAF, y en los Squadrons nº 12 y 24 de la SAAF.

Las escasas unidades alemanas de caza que aún operaban desde las bases en la Italia meriodional con organización y cohesión aceptables fueron en su mayor parte destinadas a enfrentarse a las incursiones diurnas de la NASAF y del IX Mando de Bombardeo estadounidense.El 13 de agosto de 1943 los bombarderos de Spaatz volvieron a visitar los aeródromos y los muelles de embarque cercanos a Roma: en la madrugada los muelles Lorenzo fueron apisonados por 106 Flying Fortress, 66 Mitchell y 102 Marauder, escoltados por 140 P-38G Lightning.En esta ocasión la Regia Aeronautica replicó vigorosamente, empeñando por lo menos 75 MC.202 y Re.2001 junto a un puñado de los modernos Fiat G.55 y Reggiane Re.2005.Reforzados por unos cuantos Messerschmitt Bf 109G-6, los italianos concentraron sus esfuerzos en los bombarderos medios, de los que derribaron dos B-26C, pero dejando las manos libres a los pesados.A los graves daños ocasionados en Lorenzo, Ciampino y Centocelle hay que añadir cinco cazas del Eje derribados en combate por los P-38.Este segundo ataque importante contra los aeródromos e instalaciones ferroviarias cercanas a Roma fue efectuado con fines propagandísticos, en un intento por mostrar al pueblo italiano los "inconvenientes" de apoyar la causa fascista.

Imagen
Los Spitfire Mk VB servían en 1943 en los Groups de Caza nº 31 y 52 del XII Mando de Apoyo Aéreo de EEUU; estas unidades fueron reequipadas con Mk VC y Mk IX y, posteriormente, con Mustang.En la foto, el teniente R.J. Connor de pie en la cabina de su Spitfire Mk VB del 309º Squadron del 31º Group de Caza.

A lo largo de las cuatro últimas semanas de combates en tierra la supremacía aérea sobre Sicilia fue total y los otrora altivos efectivos de la Luftflotte II brillaron sustancialmente por su ausencia, si se exceptúan algunas incursiones de cazabombarderos e infructuosos ataques nocturnos.La mayor parte de los cazas de la Luftwaffe tuvo que ocuparse prioritariamente de la defensa de sus propias bases, permanentemente acechadas por los aviones aliados.

Imagen
Cuando un Staffel de Messerschtmitt se instalaba en una pista improvisada, en pocas horas los Aliados concían su emplazamiento.El truco residía en la intensa cobertura aérea efectuada sobre los aeródromos del Eje en el teatro del Mediterráneo.Este Lockheed F-5 sirvió en el 3º Group de reconocimiento Fotográfico estadounidense.

PERFILES:

Imagen
Caza Reggiane Re 2001 Falco II de la 362ª Squadriglia del 22º Gruppo, encuadrado en el 52º Stormo CT con base en Nápoles-Capodichino en mayo de 1943.Sólo se produjeron 250 Falco II, de los que la mayoría fueron empleados como cazas nocturnos.

Imagen
El 40º Squadron de la SAAF, que sirvió en la 285ª Ala de la Desert Air Force en Sicilia e Italia, desempeñó valiosas misiones de reconocimiento.El EP 688, con camuflaje desértico y filtro tropical Aboukir, era uno de sus Spitfire.Esta unidad operó en misiones de reconocimiento táctico, debiendo enfrentarse frecuentemente a los MC.202 y los Bf 109 del Eje.

Imagen
Heinkel He 111H-6 del 2/KG.26 basado en Ottana, Cerdeña, en 1943.
Fuente: http://wp.scn.ru/en/ww2/b/315/2/5#19

Imagen
Caza rumano IAR 80B del 9º Grupo con base en el aeródromo de Pipera en agosto de 1943.
Fuente: http://wp.scn.ru/en/ww2/f/312/12/1

Imagen
Curtiss P-40L del 317ºFS, 325ºFG de la 12ªFA basado en Mateur, Tunez, agosto de 1943.
Fuente: http://wp.scn.ru/en/ww2/f/375/3/7#50

Imagen
Messerscmitt Bf-109G-6 del 7/JG 53 basado en Sciacca, Sicilia, junio de 1943.
Fuente: http://wp.scn.ru/en/ww2/f/33/2/11#35


Fuente del texto y de la imágenes (salvo las imágenes con la fuente citada debajo de ellas:
Enciclopedia Ilustrada de la Aviación, Editorial Delta, Volumen 8, páginas de la 1881 a la 1884.
Última edición por lancaster el Sab May 28, 2016 10:18 pm, editado 2 veces en total.
"...Acá el camino es la recompensa..."

Bordoni Bisleri
Miembro
Miembro
Mensajes: 96
Registrado: Sab May 19, 2012 7:01 am
Ubicación: puerto montt chile

Re: Guerra Aérea en el Mediterráneo.1943-45

Mensajepor Bordoni Bisleri » Jue Ene 31, 2013 2:09 am

muy buen trabajo lancaster, no creas que no he leido, no he comentado o aportado por falta de tiempo, el frente mediterraneo es mi frente favorito, asi que encantado de seguirte, un saludo rapido desde chile amigo

Avatar de Usuario
Antonio Machado
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5048
Registrado: Mié Ago 03, 2011 3:40 pm
Ubicación: Nueva York, E.E.U.U.

Re: Guerra Aérea en el Mediterráneo.1943-45

Mensajepor Antonio Machado » Jue Ene 31, 2013 3:14 am

Sí, es un magnífico trabajo el que nos ha obsequiado nuestro querido amigo Lancaster !

Los textos extremadamente bien detallados y las fotografías explicadas; las ilustraciones de los aviones están excelentes, cada diseño es mejor que los otros !

El mapa con la ruta de vuelo de la "Misión Ploesti" es claro y muy ilustrativo.

Gracias por compartir, estimado !

Saludos cordiales desde Nueva York hasta Lucena, Córdoba,

Antonio Machado.
Imagen
ImagenImagenImagen

Con el Holocausto Nazi en contra de la Raza Judía la inhumanidad sobrepasó a la humanidad.

Avatar de Usuario
lancaster
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5256
Registrado: Lun Jul 09, 2012 1:13 pm
Ubicación: Andalucía.

Re: Guerra Aérea en el Mediterráneo.1943-45

Mensajepor lancaster » Jue Ene 31, 2013 10:05 pm

Gracias camaradas Bordoni Bisleri y Antonio Machado!!

Por supuesto que estaría encantado de recibir vuestros aportes.Mientras más información del tema, mejor para todos.

Estoy terminando la cuarta parte, y creo que en un par de días estará terminada.

Saludos y gracias de nuevo!!
"...Acá el camino es la recompensa..."

hador
Miembro
Miembro
Mensajes: 92
Registrado: Jue Nov 22, 2012 11:22 pm
Ubicación: Olot, Girona, Catalunya

Re: Guerra Aérea en el Mediterráneo.1943-45

Mensajepor hador » Jue Ene 31, 2013 11:40 pm

Saludos compañer@s foristas
Me uno a mis compañeros para felicitarte por el hilo, estimado Lancaster, un gran trabajo :sgm120:
"Mi palabra es mi honor y mi honor es mi vida" Sturm Brightblade

Avatar de Usuario
lancaster
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5256
Registrado: Lun Jul 09, 2012 1:13 pm
Ubicación: Andalucía.

Re: Guerra Aérea en el Mediterráneo.1943-45

Mensajepor lancaster » Dom Feb 03, 2013 1:07 pm

CUARTA PARTE: EL ASALTO A ITALIA.

El poder de las fuerzas aliadas desplegadas en el Mediterráneo era de tal magnitud que incluso antes del final de la campaña de Sicilia los planes para la invasión de la península italiana se encontraban en avanzado estado de preparación.El propósito de los tres desembarcos programados para septiembre de 1943 era forzar a Italia a salir de la guerra, para establecer basas de bombarderos desde donde se pudieran realizar ataques contra el sur de Alemania y los Balcanes, así como atraer a las divisiones alemanas a batallas de desgaste en la defensa de Roma.La operación "Baytown", programada para el 3 de septiembre, pondría a parte del 8º Ejército británico en la punta de la bota italiana, en Regio Calabria, a través del Estrecho de Messina: la más ambiciosa operación "Avalanche" tenía como objetivo cortar la retirada de las fuerzas del Eje, situando al 5º Ejército norteamericano, al mando del teniente general Mark W. Clark, en las playas del Golfo de Salerno, a unos 256 km al sur de Roma.La operación "Avalanche" se realizaría el 9 de septiembre de 1943, con desembarcos del 8º Ejército en Tarento en acción simultánea con la operación "Slapstick".Al igual que en la invasión de Sicilia en julio, el poder aéreo aliado era una baza primordial para apoyar los desembarcos.

Imagen
Los ataques aéreos aliados a los aeródromos del Eje en Sicilia, Cerdeña e Italia durante el verano de 1943 paralizaron la acividad enemiga a unos niveles inalcazados hasta entonces.Bombas de fragmentación de 9,1 kg, lanzadas desde B-17, estallan entre los Junkers Ju 52/3m y Savoia-Marchetti S.M.82 aparcados en las pistas de Castelvetrano, en Sicilia.

La complicada cadena del mando aéreo permanecía de la misma forma: el Mando Aéreo del Mediterráneo, bajo las órdenes de sir Arthur Tedder, ejerció el control sobre las Fuerzas Aéreas del Africa Noroccidental y del Mando Aéreo del Oriente Medio.La distribución de las fuerzas, el 3 de septiembre de 1943, era la siguiente: 3.546 aviones con la NAAF, 840 con el MEAC y 184 bajo el Mando Aéreo de Malta; estas cifras incluían una fuerza de 350 aviones de transporte y 400 planeadores Airspeed Horsa y Waco CG-4A.Una fuerza de no menos de 3.280 aviones, con la adición de groups de Consolidated B-24, enviados desde el VIII Mando de Bombardeo nrteamericano con base en Inglaterra, fueron destinados a los desembarcos de Salerno y a las operaciones subsidiarias.El teniente general Carl A. Spaatz estaba al mando de la Fuerza Aérea Estratégica, la Fuerza Aérea Costera, el Mando de Transporte de Tropas, el Ala de Reconocimiento Fotográfico y de la Fuerza Aérea Táctica del Africa Noroccidental.

Al mariscal de Aire sir Arthur Coningham se le dió el control de las operaciones aéreas inmediatas, tanto para la ejecución de la operación "Avalanche" como para la "Baytown".Bajo el control de la Fuerza Aérea Táctica del Africa Noroccidental estaban las unidades de la Desert Air Force (del vice-mariscal H. Broadhurst), el XII Mando Aéreo de Apoyo norteamericano (del mayor general E.J. House) y la Fuerza de Bombardeo Táctico de Africa del Norte, bajo el mando del comodoro del Aire L.F. Sinclair.El grueso de estas tres fuerzas estaba ya estacionado en Sicilia.

Imagen
El tiempo en la soleada Italia no fue siempre de vino y rosas: un Consolidated B-24D Liberator del 376º Group estadounidense "surca las aguas" del inundado aeródromo de San Pancrazio.

Los ataques, realizados por bombarderos medios y pesados de la NAAF preparando las invasiones de Regio y Salerno, se iniciaron el 18 de agosto de 1943, pero como dato de interés cabe destacar el ataque el día anterior de 180 Boeing B-17 Fortress pertenecientes a los Groups de Bombardeo nº 2, 97, 99 y 301 a los aeródromos de Istres-Le Tube y Salon, al sur de Francia, en el Noroeste de Marsella.Poco antes del ataque se habían concentrado en Istres, Marignane, Salon y Montpellier los Heinkel HE 111H-11, Junkers Ju 88A-14 y Dornier Do 217 E-5 antibuques bajo el recientemente constituido mando de la Fliegerdivision 2.En la mañana del 17 de agosto, los Fortress arrojaron 25.619 bombas de fragmentación (de 9,1 kg) con efectos devastadores: el total de aviones alemanes destruidos en tierra ascendió a 94 y otros 28 fueron dañados.Pero las unidades antibuque lograron escapar y fueron los transportes Junkers Ju 52/3m del II/TG 4 y el II/TG 5 quienes sufrieron la incursión junto con un gran número de planeadores DFS 230 pertenecientes al I/Luftlandgeschwader Nr 1.

Los ataques del 18 de agosto se iniciaron con una incursión frustrada contra el puente de Angitola, en la que se perdió un Lockheed P-38 por la acción antiaérea.Otro ataque de Martin B-26 sobre el puente de Saletti tuvo mejores resultados.Cuatro North American B-25, con una escolta de 24 Lightning, atacaron buques enemigos en la bahía de Eufemia, hundiendo al transporte Siebel y otros pequeños buques.Se realizaron incursiones sobre el sur de Italia por P-38 y Curtiss P-40 durante todo el día, pero sin ningún resultado.El depósito de mercancías de Crotone fue bombardeado por Handley-Page Halifax B.Mk II y B-24 Liberator de la MEAC, mientras que por la noche los Vickers Wellington B.Mk III y los B.Mk X del Group nº205 de la RAF volvían a intentar bombardear el puente de Angitola.El 205º Group estaba ahora bajo el mando de la NASAF que dirigía Spaatz.El complejo de aeródromos de Foggia se encontraba todavía en condiciones de servicio y albergó muchas unidades de bombarderos del II Fliegerkorps.El 19 de agosto, mientras los aviones de tipo medio se dirigieron a Sapri y Salerno, ciento sesenta y dos B-17 y setenta y un B-24 atacaron el aeródromo de Foggia, pero los agresivos cazas Bf 109G-6 del JG 77 impidieron el ataque, perdiéndose cinco B-24; esa misma noche los Wellington también atacaron el aeródromo.Las línes centrales de las vías ferroviarias de Nápoles eran los blancos marcados para dos incursiones de los B-26 el 20 de agosto; la primera oleada fue atacada por 50 o más Bf 109G-6 y Macchi MC.202 y no pudo alcanzar el objetivo inicial de Caserta, pero logró resultados en los objetivos secundarios de Aversa.Cinco B-26 y P-38G Lightning fueron derribados.El mismo día, B-25 Mitchell con escolta encontraron oposición de 40 o más cazas del Eje cerca de su blanco de Benevento.Todo esto sugería que los cazas del II Fliegerkorps estaban preparados para actuar sólo contra las incursiones realizadas en aeródromos de vital importancia, asi como en líneas de comunicación significativas, pero no se informó de ninguna otra actividad de los cazas en aquella misma jornada.

Imagen
Una conocida fotografía de un trío de Spitfire Mk VB Trop del 601º Squadron, muy activo en el teatro de operaciones del Mediterráneo durante 1942-45.En primer plano el AB502 IR-G, montura del jefe de Ala Ian R. Gleed, muerto en combate con cazas Bf 109G en las cercanías de El Hamma el 16 de abril de 1943.

El 21 de agosto los artilleros de una oleada de B-26 que atacaron Villa Literno reivindicaron haber derribado 25 cazas enemigos en un salvaje combate: los JG 53 y JG 77 se habían unido totalizando 70 o más Bf 109 que, eludiendo la escolta de P-38, realizaron pasadas frontales contra los Marauder.Las mismas tácticas se utilizaron sobre Cancello, cuando más de 100 Bf 109, Macchi MC.202, Regiane Re.2001 y Focke-Wulf Fw 190 interceptaron cincuenta B-24 del IX Mando de Bombardeo norteamericano por la tarde: predominaron las pasadas frontales y se observó incluso bombardeo sobre los aviones norteamericanos.Los artilleros estadounidenses reivindicaron 25-1-10 aviones enemigos (25 destruidos-1 probablemente destruido-10 dañados, abreviado 25-1-10).Durante el período comprendido entre el 22 de agosto y el 2 de septiembre fuerzas compuestas por setenta B-25 y B-26 atacaron objetivos ferroviarios en Salerno, Battipaglia, Benevento, Caserta, Cancello, Aversa, Torre Annunziato, Civita Vecchia y nuevamente Caserta.Los bombarderos pesados de la NASAF volvieron a atacar los aeródromos de Capua y Foggia el 25 de agosto.A las 09:00 horas del día anterior, el reconocimiento fotográfico había revelado la presencia de 66 cazas monomotores y 48 bombarderos Ju 88 en Gino Lisa Main y aeródromos auxiliares.Era un blanco demasiados bueno como para despreciarlo: entre las 00:25 horas y las 09:50 horas del 25 de agosto, cerca de 140 cazas P-38 atacaron los aeródromos de Foggia en rasante para producir destrucciones masivas: dieciseis Bf 109G-6 intentaron oponérseles inútilmente; se causaron graves daños entre los aviones alemanes aparcados y sólo seis Lightning fueron derribados.Aún no se había despejado el polvo y el humo cuando ciento treinta y seis B-17 con escolta dejaron caer 15.000 bombas de fragmentación (de 9,1 kg) y bombas GP (de 227 kg).El 99º Group de Bombardeo realizaba un ataque a gran escala cuando fue interceptado por más de 100 Bf 109 y cazas italianos; los artilleros reivindicaron 15-5-13 frente a la pérdida de sólo dos Fortress.La realidad del desgaste enemigo se reveló notablemente cuando los siguientes grupos se encontraron con escasa oposición aérea.Posteriores reconocimientos fotográficos revelaron la destrucción en tierra de cerca de 47 aparatos enemigos y daños a otros 11; en Tortorella, el II/KG 76 perdió 11 bombarderos Ju 88A-4.La terrorífica incursión sobre Foggia tuvo un desastroso efecto en el II Fliegerkorps del teniente general Alfred Bülowius y desde ese día los Kampfgruppen fueron retirados a aeródromos en el norte de Italia.Los ataques al complejo de aeródromos de Nápoles tuvieron lugar el 26 de agosto, por parte de setenta y dos B-17, B-25 y B-26, en Grazzianise y Capua, donde se encontró una fuerte oposición aérea de 40 ó 60 Bf 109; sin embargo, se ocasionaron graves daños en estos aeródromos.En Viterbo, otra base de bombarderos, la incursión se produjo el 30 de agosto.Durante ese tiempo la NASAF mantuvo la presión sobre las líneas de ferrocarril, bombardeando Sulmone, Terni, Folir, Pisa, y el 2 de septiembre, los depósitos principales de Bolzano, Trento y Bolonia, en esta ocasión con 120 Fortress sin escolta.

Imagen
Un cazabombardero Focke-Wulf Fw 190G-3 abandonado en el aeródromo de Roma-Centocelle.

El 31 de agosto de 1943 la Luftflotte II del mariscal de campo Wolfram Freiherr von Richthofen contaba con 630 aviones: de éstos, 64 estaban en Cerdeña, 443 en italia y 132 en el sur de Francia.En Grecia, los Balcanes y en Creta se encontraban repartidos 479 aviones de la Luftwaffenkomando Süd-Ost, al mando del teniente general Martin Fiebig.Los Jagdgruppen de la Luftflotte II poseían 181 Bf 109G-6 (91 en servicio) en esa fecha, e incluían el IV/JG 3, en Foggia, el I y el II/JG 53 en Grazzianise, el III/JG 53 en Cancello-Arnone, el Geschwadesstab y el I/JG 77 en Crotone, y el III/JG 77 bajo el Fliegerführer Cerdeña en Chilivani; también en Cerdeña estaba el 4(H) 12 con los Messerschmitt Bf 109G-4 de reconocimiento táctico en Ottana, con veintiocho Fw 190F-3 del II Schlachtgeschwader Nr.2, a excepción del 8. Staffel.Cerca de 40 cazabombarderos Fw 190A-5 del II y el III/SKG 10 estaban en Crotona y Montecorvino, cerca de Salerno.Los bombarderos estaban aún en proceso de traslado hacia el norte.En Foggia y sus aeródromos auxiliares el II/LG 1, el II/KG 1 Stab y el III/KG 54 Stab con el I y el II/KG 76, permanecieron sin cambios.El I/KG 1 estaba en Ariasca, el Stab con I-III/KG 30 eataban en Grosseto y Viterbo; y el II/KG 77 estaba en Piacenza, en el valle del Po.

En el sur de Francia, en Istres y Montpellier estaban los torpederos de la I y la III/KG 26.El Stab/KG 100 del mayor Bernhard Jope, con el II y el III Gruppe, estaba estacionado en Istres bajo el mando de la Fliegerdivision 2, y estaba equipado con bombarderos Dornier Do 217E-5 y Do 217 K-2; estas unidades se especializaron en el empleo del nuevo misil guiado Henschel Hs 293 y del Ruhrstahl PC 1400-X (Fritz-X) antibuque.El primero era un cohete radiocontrolado y asistido, cargado con una cabeza de combate de 500 kg, mientras que el segundo era una bomba de caída libre, guiada por radio, con una cabeza de combate perforante de 1.400 kg, lanzada por un bombardero Do 217K-2.

En la preparación de las invasiones, el esfuerzo aéreo del MAC totalizó más de 13.300 salidas en el período comprendido entre el 17 de agosto y el 2 de septiembre de 1943: 180 aviones aliados y cerca de 85 alemanes fueron destruidos en las operaciones.Cerca de 3.800 salidas se realizaron contra la red ferroviaria italiana para detener el flujo de tráfico al sur de la línea Nápoles-Foggia.El 8º Ejército desembarcó en Regio Calabria a las 03:45 horas del 3 de septiembre de 1943, mientras que al amanecer Supermerine Spitfire y Kittyhawk de las Alas nº 322 y 324 de la RAF patrullaban sobre la cabeza de playa; la oposición tanto en tierra como en aire fue escasa, y a las 11:45 horas los canadienses entraron en el puerto de Regio.En el período comprendido entre el 2 y el 8 de septiembre las uniddades de Tedder efectuaron 7.145 salidas, perdiendo sólo 25 aviones, mientras que el Fliegerkorps II perdió cerca de 16 en las mismas operaciones.

Imagen
El estrecho tren de aterrizaje y fuerte par de torsión del Seafire no facilitaban las operaciones desde portaaviones.Durante la invasión de Salerno, los Seafire y Martlet del Arma Aérea de la Flota proporcionaron la indispensable cobertura previa al establecimiento de aeródromos improvisados.

El gran problema al que se enfrentaba el Mando Aéreo Aliado en la operación "Avalanche" residía en el restringido radio de acción de los cazas de escolta: la distancia a Salerno desde los aeródromos de Gerbini es de 354 km y se necesitaba el uso de depósitos lanzables de 409 litros en los Spitfire y exigía de los P-38 de los Groups nº 1, 14 y 82 excesivo esfuerzo.La cobertura aeronaval se reveló entonces como esencial.Integrados en la Fuerza H, los portaaviones HMS Illustrius y Formidable desplegaron Grumman Martlet Mk IV de los Squadrons (FAA) nº 878, 888, 890 y 893 y Supermarine Seafire LF. Mk IIC de los Squadrons nº 885 y 894.Los portaaviones ligeros de la Fuerza V, (HMS Unicorn, Stalker, Hunter, Attacker y Battler) proporcionaron Seafire Mk II y LF Mk IIC de los Squadrons (FAA) nº 809, 887, 897, 833, 880, 886, 834, 899 y 807.El total de fuerzas dispuestas para la sombrilla aérea sobre Salerno consistían en 110 Seafire y Martlet, nueve escuadrones de P-38G, siete de A-36 Invader y trece escuadrones de Spitfire británicos y estadounidenses.Bajo el mando del mayor general E.J. House, y asistido por el barco de control de cazas USS Ancon, se planificó una cobertura desde el amanecer hasta el crepúsculo, con constante reemplazo de cazas con bases en buques y en tierra.

La hora H para "Avalanche" fue las 03:30 horas del 9 de septiembre de 1943: el X Cuerpo británico y el VI Cuerpo norteamericano, integrados en el V Ejército norteamericano, desembarcaron en una franja costera de 40 km en le Golfo de Salerno, entre Amalfi y Paestum.

Imagen
Supermarine Spitfire derribado por fuego amigo en las playas de Salerno.
Fuente: http://www.battle-fields.com/commscentre/showthread.php?22692-Operation-Avalanche

Durante el período anterior a la invasión los aliados se preguntaban: ¿si los italianos se rendían, dejaría la Wehrmacht de luchar? No les tomó mucho tiempo averiguarlo: la resistencia en la península se intensificó rapidamente, y hacia última hora de la tarde (cuando la rendición italiana se anunciaba al mundo) las tropas estaban en medio de un encarnizado combate.La oposición y resistencia al desembarco de Salerno fue dura y en el período del 9 al 16 de septiembre los Aliados estuvieron a punto de ser expulsados de las cabezas de playa.Sólo la unión de la desesperada lucha de las tropas aliadas y el asentimiento de Hitler para que Kesselring realizara una retirada estratégica el 17 de septiembre, salvó la situación.Las fuerzas de la Luftflotte II hicieron un esfuerzo decidido para atacar a la flota de invasión, con sus cazabombarderos Fw 190A-5 del II Fliegerkoprs (apoyados por Bf 109G-6), llegándose a contabilizar un promedio de 170 salidas por día.Pero esto no fue suficiente.Desde las primeras luces del alba, los Seafire de la Fuerza V cubrieron el área Salerno-Capri desde los 3.650 a los 4.850 metros, así como diez escuadrones de Spitfire de las alas nº322 y 324, y el 31º Group de Caza norteamericano en el área de Salerno-Agropoli.Los P-38, con su autonomía de una hora, cubrieron el área de Capua-Pisciotta, junto con los Invader de los Group de caza nº 27 y 86 volando sobre los 2.100 metros.La fuerza V reivindicó sólo un 1-1-4 frente a la pérdida de siete aparatos.En la península, la NASAF empleó a 61 Fortress de los Groups de Bombardeo nº 97 y 99 para atacar los puentes de Cancello, Potenza y Capua.Los campos de Foggia fueron nuevamente atacados por los B-24 del IX Mando de Bombardeo, encontrando una reacción poco convincente por parte de unos 40 ó 50 Bf 109G, Fw 190, Bf 110G-2 y unos pocos Macchi MC.202, sobre los que se reivindicó 8-9-5; durante el día el I/JG 77 perdió dos pilotos, un piloto del IV/JG no regresó y dos Bf 109G-6 del IV/JG 3 colisionaron en San Severo.

Imagen
Dornier Do 217K del III./KG 100 basado en Istres, en el verano de 1943.
Fuente: http://falkeeins.blogspot.com.es/2011/01/klaus-deumling-and-sinking-of-roma-kg.html

Fue un avión antibuque de la 2.Fliegerdivision quien se anotó el primer tanto; en el día D, al norte, un Do 217K-2 de la III/KG 100 alcanzó al acorazado italiano Roma con posiblemente dos bombas Fritz-X, y la nave se hundió con gran pérdida de vidas.Entre el 11 y el 13 de septiembre el HMS Uganda fue gravemente dañado, mientras los destructores HMS Loyal y Nubian y el crucero USS Savannah se escaparon por un escaso margen.A las 14:10 horas del 16 de septiembre, el acorazado HMS Warspite fue atacado por diez Fw 190 como una maniobra de diversión, mientras los Dornier del KG 100 lanzaron desde 6.000 metros una bomba PC.1400-X que alcanzó la torre nº4; la nave llegó remolcada a Malta el 19 de septiembre.A pesar de la crítica situación en tierra, los cazas aliados seguían patrullando sobre la península italiana; el 13 de septiembre, P-40 del 33º Group de caza y Mustang del 111º Squadron fueron situados en Paestum, con un escuadrón de Spitfire de la 324ª Ala en Toscana; los Spitfire del 31º Group se trasladaron a Montecorvino, que aún estaba batido por la artillería.Las dificultades en el aire estaban llegando a su fin; hacia el 16 de septiembre los alemanes iniciaron su retirada.En el período del 8 al 16 de septiembre el MAC realizó 21.696 salidas, perdiendo 60 aviones, frente a 81 de la Luftflotte II y ocho del Luftwaffenkomando Süd-Ost.Las pérdidas de buques totalizaron un destructor, un barco-hospital, dos mercantes y veinte lanchas de desembarco, la mayor parte de ellas por ataques aéreos.

Imagen
Imagen
Dos imágenes del acorazado Roma, al ser alcanzado bombas Fritz-X, y posteriormente explota.
Fuente: http://fdra.blogspot.com.es/2012/01/segunda-guerra-mundial-el-fin-del-roma.html

En comparación con los desembarcos en Salerno, los de Tarento fueron más fáciles y virtualmente casi sin oposición.Hacia el 20 de septiembre de 1943 el cuartel general de la DAF, al mando de Broadhurst, estaba en Crotona, al sur de Italia, con la 7ª Ala de la SAAF trasladada a Pisticci y el 57º Group de caza norteamericano a Gioa del Colle para unirse al 244º Group de la RAF a los pocos días; el 27 de septiembre los B-25 del 47º Group se trasladaron a Grottaglie, y los Baltimore Mk III de la 232ª Ala de la RAF fueron transferidos a Brindisi un día más tarde.Por aquellas fechas los Aliados ya estaban firmemente establecidos en el sur de Italia.

Imagen
Restos de Bf 109 y 110 amontonados en un aeródromo capturado cerca de Salerno.
Fuente: http://www.histomil.com/viewtopic.php?f=95&t=3918&start=2870

Gran parte de la fuerza de caza de la Luftwaffe se había disipado en la lucha de Salerno, con la retirada de las unidades para cubrir la evacuación de Cerdeña y Córcega por parte de la Wehrmacht.El 9 de septiembre los alemanes tomaron la decisión de retirar unidades aéreas y tropas de Cerdeña a Córcega; al día siguiente el Fliegerführer de Cerdeña transfirió su cuartel general a Ghisonaccia, junto con veintitrés Fw 190F-3 del II/SchlG 2, seis Bf 109G-4 del 4(H)/12 y doce Bf 109G-6 del II/JG 77.Más tarde se decidió retirarse de Córcega: el 24 de septiembre, el Fiegerführer de Cerdeña se trasladó a Pisa, donde su mando fue desmantelado mientras retenía su puesto como el nuevo Fliegerführer nº2.Para cubrir la evacuación, que se realizó a partir del 28 de septiembre por barcos y transportes Ju 52/3m del II y III/TG 2, III/TG 4 y II/TG 5, se dispuso de una fuerza poco considerable de cazas y aviones de ataque al suelo: estos incluían al I/JG 53 y II/SchlG 2 en Grosseto, I/JG 77 en Cecina, II y III/JG 53 en Pisa y Lucca (esperando nuevos aviones) y III/JG 77 y 4(H)/14 en Metato.El II Gruppe de Jagdgeschwader 77 fue también enviado a Pisa con los Macchi MC.205 completando a sus Messerschmitt.Otras unidades incluyeron el 2/BFGr. 196 y el 2/KFGr. 128 con hidroaviones Arado Ar 196A-3 con base en La Spezia.La evacuación fue llevada a cabo con eficiencia y a su término, el 3 de octubre de 1943, cerca de 21.107 hombres y 350 toneladas de pertrechos habían sido transportados a la península, con la pérdida de 55 transportes Ju 52 que fueron destruidos en tierra.

PERFILES:

Imagen
Un baqueteado Macchi MC.200 capturado en Sicilia y volado por el 79º Group de caza estadounidense probablemente como avión de enlace y comunicaciones.Los pilotos norteamericanos quedaron muy impresionados con la maniobrabilidad del Macchi, que había pertenecido con anterioridad a la 357ª Squadriglia.

Imagen
Cuando las condiciones en Foggia se hicieron insoportables, el II Fliegerkorps se desplazó al norte.Este Junkers Ju 88A-4 del I/KG 54 "Totenkpf" tenía su base en Bergamo, justo al sur de los Alpes.El esquema de camuflaje ondulado (Wellenmunster) se hizo común en los aviones alemanes durante 1943.

Imagen
Un Savoia-Marchetti S.M. 81 de la 600ª Squadriglia de la Regia Aeronautica Italiana, tal como aparecía a mediados de 1943.Por esta época, los escasos y venerable S.M.81 supervivientes habían sido relegados a operaciones nocturnas y misiones de enlace.

Imagen
Martin B-26B basado en Djedeida, Tunez, en julio de 1943, operando con el 37º BS.
Fuente: http://wp.scn.ru/en/ww2/b/441/3/0

Imagen
Este Dornier Do 217E-5 del 6./KG 100 fue derribado la noche del 15 al 16 de septiembre cerca de Salerno.
Fuente: http://wp.scn.ru/en/ww2/b/445/2/1

Imagen
Fiat G.55 de la 353 Squadriglia, 20 Gruppo, 51 Stormo CT, basado en Ciampino, Roma, en agosto del 43.
Fuente: http://wp.scn.ru/en/ww2/f/458/32/0#6


Fuente del texto y de las imágenes (salvo las imágenes con la fuente citada debajo de ellas:
Enciclopedia Ilustrada de la Aviación, Editorial Delta, Volumen 8, páginas de la 1901 a la 1905.

CONTINUA :arrow:
Última edición por lancaster el Dom Feb 05, 2017 2:11 pm, editado 1 vez en total.
"...Acá el camino es la recompensa..."

Avatar de Usuario
lancaster
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5256
Registrado: Lun Jul 09, 2012 1:13 pm
Ubicación: Andalucía.

Re: Guerra Aérea en el Mediterráneo.1943-45

Mensajepor lancaster » Jue Feb 07, 2013 10:07 am

QUINTA PARTE: UN DURO INVIERNO.

Tras el fracasado intento de la Luftwaffe por impedir los desembarcos aliados en Salerno, la atención se centró en el Adriático y en el Mediterráneo oriental.En estas áreas el abandono de las guarniciones italianas comprometía la defensa alemana de los Balcanes.Apoyados por los cazas de la III/JG 27 y transferidos desde Viena-Götzendorf a Argos, 60 bombarderos en picado Junkers Ju 87D-3 de los Stab, I y II/SG 3 cubrieron los asaltos alemanes a Cefalonia el 21 de septiembre de 1943, a Corfú el 24 de septiembre y a la isla de Split, en la costa de Yugoslavia, en el Adriático.De este modo, la ruta de suministro desde el Adriático hacia las islas Jónicas y Egeas estaba asegurada y se prevenía una posible invasión aliada de Yugoslavia a través del estrecho de Otranto.Con la intención de consolidar su posición en el Mediterráneo oriental, los británicos desembarcaron mientras tanto grupos de combate para tomar las guarniciones italianas en las islas del Dodecaneso.Aquí la clave era Rodas, con aeródromos en Maritza, Calato y Cattavia, pero la enérgica reacción de la pequeña fuerza alemana que se encontraba en Rodas acabó con cualquier oportunidad de éxito.En la cercanía de la isla de Kos la ocupación británica se realizó sin dificultades: el 13 de septiembre de 1943 el 45º Comando aterrizó en Kos, seguido más tarde por el 1º Batallón de Infantería Ligera Durham.Seis Supermarine Spitfire Mk VC del 7º Squadron (SAAF) tomaron tierra en el aeródromo de Antimachia.Al mismo tiempo otros pequeños destacamentos ocuparon la islas de Samos, Leros y Simi.

Imagen
Un grupo de cazas pesados Junkers Ju 88C-6 del 11/ZG 26 se alinea en la cabecera de Eleusis, cerca de Atenas, para despegar en misión de apoyo a los ataques alemanes en Kos y Leros, durante el otoño de 1943.La consecución de la superioridad aérea total permitió a los alemanes restablecer su posición en el Egeo.

La aventura desagradó al general Dwight D. Eisenhower, comandante en jefe del teatro del Mediterráneo, y al mariscal del Aire, sir Arthur Tedder: ambos consideraban la ocupación de las islas del Dodecaneso una distracción de las batallas en Italia, y como resultado de esta postura se enviaron muy pocos hombres y materiales para apoyar a las fuerzas de la zona.Pero los alemanes actuaron con rapidez.El Luftwaffenkomando Süd-Est creció de 235 a 345 aviones de primera línea, con la transferencia de los II/KG 6 y II/KG 51, con bombarderos Ju 88A-4, a Salonika-Sedes y Eleusis, y de los bombarderos del II/KG 100, algunos equipados con bombas planeadoras Hs 293.En las cercanas Rodas y Creta, los Ju 87D-3 de la Schlachtgeschwader 3 se reunieron con los Bf 109G-6 de la III/JG 27 y la IV/JG 27; en Skaramanga-Piero se encontraban disponibles los Arado Ar 196A-3 de los Seeaufklärungsgruppen 125 y 126 para misiones de patrulla.Con sus aeródromos más cercanos situados a 480 km del Dodecaneso, las fuerzas del Mando Aéreo del Medio Oriente, a las órdenes de Sholto Douglas, se vieron incapaces de proporcionar cobertura de caza, y sin esta protección la Luftwaffe pudo operar a sus anchas.Los Groups de la RAF nº 201, 209 y 210 disponían de cuatro escuadrones de Bristol Beaufighter MK VI con el alcance necesario, pero eran inadecuados para combatir contra los BF 109 de la JG 27.El "Blitz" en Kos se inició el 18 de septiembre, cuando los Ju 88A-4 atacaron a las 07:00 horas, consiguiendo el 7º Squadron (SAAF) hacer despegar dos Spitfire: los ataques aéreos que pusieron a Antimachia fuera de combate en ocasiones, llegaron a su más alta expresión el 3 de octubre, cuando el grupo de batalla del mayor general Friederich Müller aterrizó en Kos, mientras la primera compañía del batallón Brandenburger Fallschirmjäger se lanzaba desde los Ju 53/3m del I y del II/Transportgeschwader 4.Unos hechos parecidos acontecieron en las guarniciones de la cercana Leros, asaltada el 12 de noviembre y que cayó doce dias más tarde.En total, el MEAC dispuso de 282 aviones en la cobertura del Dodecaneso que, con los Consolidated B-24 y los Lockheed P-38 de la NASAF, efectuaron 3.746 salidas: 113 aviones aliados fueron destruidos, incluyendo seis Douglas C-47 Dakota y cerca del 50 por ciento de los Beaufighter que tomaron parte en las operaciones.Cuatro cruceros sufrieron daños, seis destructores se fueron a pique, así como dos submarinos y diez guardacostas.Fue una amarga lección sobre la improbabilidad de luchar sin una eficaz cobertura superior de caza.

Imagen
Una patrulla de hidroaviones Junkers Ju 52/3m g5e del 1º Seetransportstaffel del X Fliegerkorps, con base en Skaramanga (El Pireo), en una misión de transporte sobre el Egeo.

El temprano otoño de 1943 fue una difícil época para las fuerzas aliadas en el teatro de operaciones del Mediterráneo.Después de una amarga lucha en Salerno, el V Ejército norteamericano avanzó para establecer contacto con el VIII Ejército británico, que avanzaba a través de Calabria; el encuentro se produjo el 20 de septiembre de 1943: al este, elementos del VIII Ejército tomaron Bari y después el complejo de aeródromos de Foggia, el primero de octubre, es decir, el día en que el puerto de Nápoles cayó en manos estadounidenses.Después de la rendición de Italia en septiembre, los alemanes resolvieron permanecer firmes en la península italiana, y su postura se endurecía cada vez más.En lugar de retirarse hacia Roma, como había intentado originalmente, el mariscal de campo Albert Kesselring recibió la orden directa de Hitler de establecer unas fuertes líneas de defensa desde el sur de Roma hasta los Apeninos y a través de los profundos valles fluviales: una ojeada a las características topográficas de Italia nos demuestra como la orografía del país favoreció a los alemanes.Nombrado Oberbefehlshaber Süd-West el 21 de noviembre de 1943, Kesselring recibió el mando de la Heeresgruppe "C" (Grupo de Ejércitos "C") con los Ejércitos nº 10 y 14 en el sur y norte de Italia, respectivamente.La tarea de Kesselring era socavar la fortaleza aliada en el sector italiano para impedir los preparativos de invasión en el noroeste de Europa, y cualquier intento de invasión de los Balcanes: Kesselring mostró una mente brillante y una imprevista habilidad dirigiendo su campaña en Italia entre 1943 y 1945 con consumada destreza.

Mientras los alemanes continuaban su pausada retirada a la línea del río Volturno, las fuerzas aéreas tácticas de los Aliados comenzaron a instalarse en aeródromos en el sur de Italia: en esencia, el despliegue de las fuerzas de apoyo era similar al de la campaña en Sicilia.El mayor general Edwin J. House dirigió el XII Mando de Apoyo Aéreo en cobertura del V Ejército norteamericano, y la Fuerza Aérea del Desierto, del vicemariscal del Aire Harry Broadhurst, dió sotén a las actividades del VIII Ejército británico en su avance por la costa oriental italiana.La Fuerza de Bombarderos Tácticos de Africa Noroccidental se dividió entre dos fuerzas aéreas tácticas.

Imagen
Spitfire Mk VC Trop del 2º Squadron (7ª Ala SAAF) en ruta hacia blancos enemigos en el frente del rio Sangro.Los aviones estaban armados con cuatro cañones Hispano de 20 mm y llevaban una bomba GP de 133 kg en un soporte ventral Mk III.

Formando la Fuerza Aérea del Desierto, con cuartel general en Lucera-Foggia, se encontraban la 239ª Ala de la RAF, localizada en Mileni, con seis escuadrones de Curtiss Kittyhawk Mk III; la 244ª Ala de la RAF en Triolo, con cuatro escuadrones de Supermarine Spitfire Mk VCy VIII; el 57º Group de Caza estadounidense en Amendola, con Curtiss P-40N; el 79º Group de Caza junto con el 99º Squadron de Caza en Salsola-Foggia, con P-40N; la 7ª Ala de la SAAF, en Palata, con tres escuadrones de Spitfire; la 285ª Ala de la RAF en Capelli-Foggia nº1, con los squadrons nº 40, 255 y 682 de Caza Nocturna y Reconocimiento.

Bajo el mando del XII Mando de Apoyo Aéreo estadounidense, con cuartel general en Caserta, se encontraba la 64ª Ala de Caza, con los Groups de Caza nº 31 y 33, equipados con Spitfire y P-40 y basados en Pomigliano y Paestum; los Groups de Caza nº 27 y 86 norteamericanos con cazabombarderos A-36A Invader en Capacchio y Serretelle; la 324ª Ala de la RAF con cinco escuadrones de Spitfire Mk VC y Mk VIII en Nápoles-Capodichino; el 111º Squadron de Reconocimiento Táctico de la USAAF en Pomigliano, con sus A-36; el 600º Squadron de Caza Nocturna con sus Beaufighter equipados con AI y el 324º Group de Caza estadounidense en Cercola, con P-40L Warhawk.En total, 46 escuadrones de caza, cazabombardeo, reconocimiento táctico y caza nocturna constituían el inventario de la NATAF, con cerca de 550 aviones.

Imagen
Con un total de 9.816 aviones construidos, el North American B-25 Mitchell fue el más importante de los bombarderos medios aliados, el más versatil y ampliamente utilizado.En la fotografía, un aparato del 414º Squadron de Bombardeo con base en Pontedera.

Con sus bombarderos ligeros basados en el área de Foggia, la NATBF tenía sus cuarteles generales en Sebezia: el 47º Group de Bombardeo Ligero se encontraba en Vincenzio, con sus Douglas A-20C; la 3ª Ala de la SAAF, en Torterella, contaba con Martin Baltimore y Douglas Boston; la 232ª Ala de la RAF con tipos similares en Celene; el 12º Group de Bombardeo Medio con North American B-25C Mitchell en Foggia-Main; el 340º Group de Bombardeo Medio con B-25 en San Pancrazio y los cuatro escuadrones de B-25 del 31º Group en Grottaglie.Finalmente y también en el sur de Italia, encuadrados en la Fuerza Aérea Costera del Noroeste Africano y en su 322ª Ala, se encontraban tres escuadrones de Spitfire Mk VC con base en Giogia del Colle, cerca de Bari.

En septiembre de 1943 la 9º Fuerza Aérea de Estados Unidos se trasladó a Gran Bretaña para entrar en acción sobre la Europa noroccidental: los B-24 de los Groups nº 98 y 376 fueron transferidas a la NASAF para continuar las operaciones en el teatro del Mediterráneo.La Fuerza Aérea Estratégica del mayor general James H. Doolittle controlaba ya nueve escuadrones de Vickers Wellington B.Mk III y B.Mk X del 205º Group de la RAF, que operaban de noche.Los Groups nº 97, 99 y 301 de la 5ª Ala de Bombardeo (Pesado) formaron la primera fuerza de ataque de la NASAF con 192 Boeing B-17F Fortress; a ellos se añadían las Alas de Bombardeo (Medio) nº 42 y 47, con Martin B-26C Marauder y B-25C Mitchell.La cobertura de caza la proporcionaban los P-38 de los Groups nº 1, 14 y 82 y los P-40N del 325º Group.Sobre Sicilia e Italia los Lightning de la NASAF se convirtieron en la pesadilla de la Luftwaffe.El P-38G-1-LO llevaba motores Allison V-1710-89/91 de 1325 hp con una velocidad máxima de 642 km/h a 7620 m y contaba con un armamento de cuatro ametralladoras de 12,7 mm y un cañón de 20 mm.Las veteranas unidades de Lightning habían hecho un largo camino desde sus primeras misiones sobre Tunicia contra los bien pilotados Messerschmitt de la Luftwaffe.Ahora los pilotos de los P-38 estaban imbuidos de agresiva actividad para el combate y utilizaron con toda propiedad la increíble aceleración y las excelentes capacidades de picado y trepada de sus pesados aparatos de 7.165 kg.

Imagen
Un P-38 Lightning del 82º Group de caza siendo armado para una misión.

Después de la operación de Salerno, la Luftwaffe puso su atención en el Egeo, y en consecuencia, otorgó escasa atención a partir de ese momento al escenario italiano.Los II y III/JG 53 habían sufrido tan graves daños que la Jagdgeschwader fue enviada a Lucca (cerca de Pisa) para reequiparse: el I/JG 53 recibió los Bf 109G-6 supervivientes de los restantes Gruppen y los del IV/JG 3, que se retiró a territorio del Reich.Hacia el 16 de septiembre el I/JG 53 estaba en Roma-Centocelle, el I/JG 77 en Viterbo y los cazabombarderos Focke-Wulf Fw 190A-5 de la II y la III/ SKG 10 tenían su base en Aquino.Esta pequeña fuerza bajo el mando del coronel Hubertus Hitschold (Fliegerführer nº2) fue la única organización táctica en Italia que hacía frente en aquellos días a los ejércitos aliados y a las unidades de la NATAF.Hacia el 30 de septiembre sólo permanecían en Italia 432 aviones alemanes, todos ellos bajo el mando del mariscal de campo Wolfram Freiherr von Richthofen y su Luftflotte II, haciendo un marcado contraste con los 1.008 con base en el Mediterráneo central antes de la invasión de Sicilia.Igualmente las fuerzas de bombardeo quedaron reducidas con el traslado de los I y II Kamfgeschwader 76 a Istres, en el sur de Francia, y los Gruppen de KG/1 a Alemania: sólo los I y II/KG 30 en Piacenza y Villafranca y el III/KG 54 en Bergamo, permanecieron en el norte de Italia.

Imagen
North American B-25 Mitchell, estacionados en Cerdeña, a la espera de una nueva misión.El Ave Maria sobrevivió a 103 misiones de combate en el Mediterráneo.

La ofensiva de los bombarderos de la NASAF sobre los aeródromos de Roma se inició en la noche del 16 al 17 de septiembre, cuando los Wellington arrojaron 150 toneladas de bombas sobre Cisterna.Al día siguiente 60 B-17 arrojaron 95 toneladas de bombas HE y de fragmentación sobre los aeródromos de Ciampino Norte y Sur, y Pratica di Mare recibió otras 120 toneladas procedentes de 163 Mitchell y Marauder: un Gruppe de cazas Bf 109G sufrió graves daños en Ciampino, mientras dos aviones fueron incendiados y otros 48 dañados en Pratica.Los esfuerzos de la MAC entre el 16 de septiembre y el mes de octubre sumaron 13.383 salidas con pérdida de 120 aviones; durante el mismo período la Luftwaffe perdió 113 aviones en el escenario de guerra italiano y otros 12 en el Mediterráneo oriental.

Imagen
Estos Martin B-26 Marauder de la 12ª Fuerza Aérea proporcionan un buen ejemplo de bombardeo de precisión sobre un puente de ferrocarril, en Anastasia.Los daños perpetrados en carreteras y vías férreas causaron graves inconvenientes a los alemanes, aunque no impidieron su retirada.

PERFILES:

Imagen
El Arado Ar-196 fue utilizado en la recuperación del control de las islas del Egeo.Este es un Ar-196 A-5 del 4/SAGr 126 basado en Vukovar en septiembre de 1944.
Fuente: http://wp.scn.ru/en/ww2/h/21/2/4

Imagen
Junkers Ju 52/3m g6e operando desde Creta en noviembre de 1943.
Fuente: http://wp.scn.ru/en/ww2/t/220/2/3

Imagen
North American A-36A-1 Invader del 27º Group de Cazabombardeo de la 12ªFA.
Fuente: http://wp.scn.ru/en/ww2/f/165/3/32

Imagen
Boeing B-17F-50 BO del 32º Squadron del 301º Group, 5ª Ala de Bombardeo, en Septiembre de 1943.
Fuente: http://wp.scn.ru/en/ww2/b/439/3/2

Imagen
Curtiss P-40L-5-CU, del Col. Willian K. "Sandy" Bates, del 324º Group de Caza de la 12ª FA basado en Cercola en diciembre de 1943.
Fuente: http://wp.scn.ru/en/ww2/f/375/3/7

Fuente del texto y de la imágenes (salvo las imágenes con la fuente citada debajo de ellas:
Enciclopedia Ilustrada de la Aviación, Editorial Delta, Volumen 8, páginas de la 1921 a la 1924.

-NOTA: para los que esteis interesados, al final de esta serie de siete capítulos, subiré un anexo sobre la actuación concreta de los Junkers Ju-87 Stuka en el restablecimiento de las bases alemanas en el Egeo en el otoño de 1943.

CONTINUA :arrow:
Última edición por lancaster el Dom Feb 05, 2017 2:45 pm, editado 2 veces en total.
"...Acá el camino es la recompensa..."

Avatar de Usuario
lancaster
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5256
Registrado: Lun Jul 09, 2012 1:13 pm
Ubicación: Andalucía.

Re: Guerra Aérea en el Mediterráneo.1943-45

Mensajepor lancaster » Vie Feb 15, 2013 1:32 pm

SEXTA PARTE: AVANCE SOBRE LA LINEA GOTICA.

Las primeras lluvias de octubre trajeron oscuros presagios de que se avecinaba un duro invierno que iba a restringir las operaciones aéreas sobre Italia.Encuadrado en el 10º Ejército del general Heinrich Vietinghoff, el XIV Panzerkorps contenía al 5º Ejército estadounidense que, desde Nápoles, avanzaba por la costa occidental de la península, mientras que el LXXVI Panzerkorps hacía frente al 8º Ejército británico en su ofensiva por la ribera adriática.Los alemanes disputaban cada palmo de terreno en su repliegue controlado hacia las defensas de la Línes Gustav, cuyo trazado pasaba por Gaeta, el valle del Liri, Cassino y, a través de los Apeninos, concluía en el Adriático a la altura de Ortona.Un sensible incremento de las acciones defensivas alemanas se registró cuando el 5º Ejército norteamericano emprendió el cruce del Volturno (13 de octubre) y el 8º Ejército tanteó las posiciones enemigas en el río Sangro (20 de noviembre de 1943).Los avances aliados acusaron notablemente las inclemencias del tiempo y la enconada resistencia alemana: el 5º Ejército libraba en las cercanías de Cassino una serie de encarnizados combates en un intento por cruzar el valle del Liri y proseguir hacia el norte, hacia Roma.Una oposición similar encontró el 8º Ejército en Palmoli y en las batallas de desgaste de Orsogna y Ortona.

En la primera semana de octubre de 1943 la Fuerza Aérea Táctica Noroccidental Africana llevó a cabo 2.600 salidas en apoyo a las tropas de tierra.Las defensas alemanas contaban con una eficaz cobertura, con artillería antiaérea de todos los calibres y en grandes cantidades: cuando los cazabombarderos picaban a través de los valles topaban con una densa cortina de fuego por parte de los numerosos cañones de 20 y 37 mm.A su vez, los bombarderos pesados solían encontrar fuerte oposición de caza en casi todas sus misiones: el 4 de octubre los B-17 se vieron asediados por más de 20 Messerschmitt Bf 109G-6 en su incursión contra Bolzano, al día siguiente unos 30 Messerschmitt cayeron sobre los B-17 a la altura de Bolonia, y el 6 de octubre fueron 25 los cazas que hostigaron a los Fortress.La reacción de las unidades del Fliegerführer Nr2 tomó un áspero cariz durante los combates por el Volturno.Los Spitfire Mk VC abatieron dos Focke-Wulf Fw 190 sobre Capua el 13 de octubre.Los pilotos italianos conservaban todavía parte de su audacia y espíritu proverbiales y, el 14 de octubre, los Consolidated B-24 recibieron sobre Pescara las atenciones de una formación de Reggiane Re.2001 y Macchi.Entre la 8:00 y las 10:00 horas del 15 de octubre aparecieron más de 60 Focke-Wulf sobre Capua y el valle del Volturno, con los que entraron en combate los Spitfire, que también tuvieron que vérselas con los Messerschmitt de la cobertura superior.Al día siguiente aparecieron más cazas alemanes sobre el Volturno: los cazas aliados reclamaron el derribo de nueve Bf 109G-6 y de dos Fw 190.A partir del 18 de octubre decreció de forma considerable el esfuerzo de la Luftwaffe.

Imagen
En el norte de Italia la defensa de las zonas industriales recaía en los Messerschmitt y en la antiaérea: las divisiones antiaéreas alemanas nº 5 y 25 defendieron Milán, Turín, Ferrara y otras ciudades con sus eficaces cañones pesados de 88 y 128 mm.

En noviembre y diciembre se registraron esporádicas incursiones de los Kampfgruppe de la 2.Fliegerdivision contra la navegación y las instalaciones portuarias en manos aliadas.El cuatro de octubre fue atacado un convoy a la altura del cabo Tenes por 40 o más Junkers Ju 88A-14 y Heinkel He-111H-11 del KG 26, y unos pocos Dornier del II/KG 100: los Spitfire del GC III/GC 6 francés derribaron dos Heinkel.Cuarenta y nueve bombarderos de la 2.Fliegerdivision atacaron otro convoy, también a lo largo del cabo Tenes, el 21 de octubre, consiguiendo el hundimiento de un mercante y de un remolcador artillado: sin embargo, tres aviones alemanes fueron derribados por los Bell P-39Q del 325º Group estadounidense y los Bristol Beaufighter del 153º Squadron británico.

Entretanto se había bombardeado en varias ocasiones Nápoles.El convoy "KMS-25A" fue atacado por cuatro oleadas de He 111, Ju 88 y Dornier Do 217K-2 cerca del cabo Bugarin el 6 de noviembre: seis bombarderos fueron derribados, pero los alemanes consiguieron hundir un destructor y dos mercantes.El 11 de noviembre seis P-39Q y dos Beaufighter fueron incapaces de defender al convoy "KMS-31", que fue atacado por 48 torpederos Heinkel He 111H-11 y Junkers Ju 88, que hundieron tres mercantes con torpedos buscadores LT 5w.El "KMF-26", con dirección al este, fue interceptado por bombarderos alemanes a las 16:40 del 26 de noviembre, mientras zarpaba del puerto de Bougie.Tras un duro combate, 14 Spitfire Mk VC, pilotados por franceses, y algunos Airacobra y Beaufighter derribaron ocho aparatos enemigos: entre las pérdidas había algunos Heinkel He 177A-3 del II/Kampfgeschwader 40.La noche del 2 al 3 de diciembre de 1943, bombarderos alemanes realizaron un devastador ataque sobre la ciudad de Bari, en el sur de Italia.El puerto estaba literalmente abarrotado de buques aliados y había sido reconocido e inspeccionado regularmente por los Messerschmitt Me 410A-1/U1 del 2(F)/122.Los aAliados no habían estacionado unidades de caza nocturna en la zona y las instalaciones portuarias sólo estaban defendidas por la artillería antiaérea, parcialmente operacional, de los Squadrons nº 2862 y 2856 de la RAF.Para colmo de males, la unidad de radar nº 548 MSU estaba fuera de servicio.Ochenta y ocho de los 105 Ju 88, y Do 217E-5 disponibles de los KG nº 16, 30, 54, 77 y 100 atacaron en masa en puerto de Bari, alcanzando de lleno a dos mercantes cargados de municiones que, al estallar, dañaron a los buques vecinos.Aproximadamente 27 barcos, sumando 62.000 tn, se fueron a pique esa aciaga noche.

Imagen
El puerto de Bari, en llamas, al día siguiente del devastador ataque de la Luftwaffe.
Fuente: http://liberationtrilogy.com/books/day-of-battle/historical-photos/slideshow/

En la conferencia "Quadrant" de septiembre de 1943, el general H.H. Arnold expuso un informe sugiriendo la división de la 12ª Fuerza Aérea estadounidense, que había provisto la mayoría de la fuerza de ataque de la NAAF, en dos entidades: una nueva 15ª Fuerza Aérea de bombardeo estratégico que llevaría las líneas directrices de la operación "Point-blank" contra el territorio del Reich, desde bases en el complejo de Foggia; y una 12ª Fuerza Aérea reestructurada para llevar a cabo sólo operaciones tácticas efectuadas hasta entonces por el XII Mando de Apoyo Aéreo y el XX Mando de Caza norteamericano.Hubo numerosas objeciones a la creación de la 15ª Fuerza Aérea, entre ellas la del mariscal del Aire sir Arthur Harris y las del teniente general Ira C. Eaker, máximos responsables del Mando de Bombardeo de la RAF y de la 8ª Fuerza Aérea de EEUU con base en Gran Bretaña, respectivamente, que veían en ella una simple e inadecuada división de los recursos.Con todo, el plan se llevó a cabo.

Durante todo ese período de cambios de mando, los bombarderos de la NASAF continuaron atacando toda clase de objetivos.La más ambiciosa operación fue el ataque de cuatro Groups de B-17 a las cadenas de montaje de Messerschmitt en Augsburgo el 1 de octubre de 1943, mientras cinco Groups de B-24 (incluyendo los prestados por el VIII Mando de Bombardeo) hacían lo propio sobre las instalaciones de Wiener Neustadt.Como resultado de las malas condiciones atmosféricas, los B-17 atacaron por error Gündelfingen y los depósitos ferroviarios de Bolonia y Prato; cuando volaban a 6.700 m, los B-17 fueron interceptados por una cincuentena de Bf 109G-6 sobre la vertical de Pontedera y Leghorn.Los cazas alemanes derribaron tres bombarderos, mientras los artilleros estadounidenses reclameron por su parte 8-5-7.Entretanto los Liberator arrojaron un total de 187 t de bombas sobre Wiener Neustadt bajo una densa cortina antiaérea y el furioso ataque de 60 cazas enemigos venidos desde el sur y pertenecientes a la 7ª Jagddivision con bases en Austria, bajo el mando del Jafü Ostmark.Además de los usuales cazas monoplazas, actuaron Messerschmitt Bf 110G-2/R3 Zerstöter y Me 410A-1, equipados con cañones de 37 mm y morteros cohetes WfrGr.21.El resultado fue catastrófico: 14 Liberator fueron derribados y 52 más averiados en distinto grado.Era el primer encuentro serio de los aparatos de la NASAF con la fuerzas del Reichsverteidigung (fuerzas de defensa del Reich), preparadas frenéticamente para contrarrestar los masivos bombardeos aliados.Además de los objetivos en la península italiana, la NASAF realizó incursiones masivas durante octubre sobre los depósitos de mercancías de Skopje y Nis y los aeródromos de Podgoric, Tirana, Eleusis, Salónica, Megara, Màlene, Heraklion y Tatoi, en los Balcanes y Grecia.

Imagen
Haciendo gala de cierto humor yankee (o tal vez sudista) este B-25J Mitchell de la 12ª Fuerza Aérea lleva pintado en el extradós alar la leyenda "Finito Benito: Next Hirohito", traducible como: "Liquidado Mussolini: el siguiente Hirihito".
Fuente: http://dqscaleworks.blogspot.com.es/2014/01/guest-gallery-finito-benito-next.html


Las defensas alemanas de caza del valle del Po estaban encuadradas en el Jäfu Oberitalien (coronel Günther von Maltzahn), con cuartel general en Pontecchio, cerca de Bolonia, y compuestas por el II/JG 77 en Lagnasco, el III/JG 77 en Isola San Antonio, el II/JG 53 en Reggio Emilia, todos equipados con Messerschmitt Bf 109G-6.La recién creada 15ª Fuerza Aérea se toparía regularmente con estos Messerschmitt en los siguientes meses, al igual que con los cada día más numerosos pilotos italianos integrados en la Aviazione della Reppublica Sociale Italiana (ARSI) del régimen fascista de Mussolini: los Gruppi nº 1 y 2 se formaron a finales de noviembre en Turín y Milán, equipados con cazas Macchi M.C.202, M.C.205, Fiat G.55 y Reggiane Re.2001, todos bajo el continuo control de la luftwaffe.La primera gran incursión efectuada por la 15ª Fuerza Aérea se realizó el 2 de noviembre sobre Wiener Neustadt y en ella 11 B-17 y B-24 resultaron derribados por los cazas de la 7.Jagddivision y el Jäfu Ostmark.En una de sus últimas misiones con la 15ª Fuerza Aérea, los B-25 bombardearon los depósitos ferroviarios de Sofía el 14 de noviembre, mientras la escolta de Lightning se enfrentó a 18 cazas enemigos, reclamando 5-1-2 con la sola pérdida de un B-25.El 24 del mismo mes, se realizó una nueva incursión sobre Sofía, pero esta vez por los B-24 escoltados por Lightning.Sin embargo, el mal tiempo hizo que sólo 17 B-24 alcanzaran el objetivo.Dos bombarderos y un P-38 no regresaron a su base.Ese mismo día, la base de submarinos de Tolón y el viaducto de Antheor, en el sur de Francia, recibieron la visita de 103 Fortress que encontraron una fuerte oposición por parte del Jäfu Südfrankreich, equipado con Bf 109F y Bf 109G-2 del Jagdgruppe Westen, con base en Aix.Las ciudades de Turín, Marsella y Bolzano fueron bombardeadas en los primeros días de diciembre; el día 6 se atacaron Eleusis y Tatoi y se repitío la incursión el 14 del mismo mes, quedando destruidos numerosos aviones alemanes del III/JG 27 de Kalamaki.En esta última operación aparecieron por primera vez los Republic P-47 Thunderbolt del 325º Group de Caza, que en adelante serían la escolta de la 15ª Fuerza Aérea en las misiones de largo alcance.Ese mismo día, el tiempo en el sur de Alemania impidió que los cazas alemanes despegaran.Sin embargo, cerca de 50 Bf 109G-6 de los III/JG 3 y I/JG 27, interceptaron una formación de B-24 que intentaba llegar a Augsburgo el 19 de diciembre, consiguiendo derribar cuatro bombarderos, en un combate de más de 45 minutos.En cielos italianos, la Luftwaffe también demostró de lo que era capaz: durante un ataque a Vicenza el 28 de diciembre, el 376º Group de Bombardeo perdió todo un escuadrón de B-24 (10 aparatos) ante unos sesenta Bf 109G-6 de las JG 53 y JG 77.Hacia finales de mes el traslado de la 15ª Fuerza Aérea al área de Foggia se había completado totalmente y los cuarteles generales de la Alas de Bombardeo nº 5 y 47 se establecieron en Foggia y Maduria.

Imagen
Los restos de un Messerschmitt Me 410A-3 del 2.(F)/122 reposan junto al río Sangro.Este avión lleva la matrícula F6+QK y el Werk Nummer 10253.

En diciembre de 1943 y enero de 1944 se libraron salvajes combates en el intento aliado por romper la Línea Gustav a la altura de Cassino y el intento de flanqueo mediante un desembarco en la zona de Anzio-Nettuno.El 5º Ejército norteamericano abrió su ofensiva contra la Línea Gustav el 12 de enero, en medio de un tiempo infernal, consiguiendo el II Cuerpo tomar Monte Trocchio tres días más tarde: el 10 de enero, el X Cuerpo británico cruzó el río Garigliano, pero ante la fuerte resistencia alemana, la ofensiva quedó paralizada.A las 02:20 del 22 de enero alrededor de 55.000 combatientes del VI Cuerpo norteamericano, además de la 1ª División británica y la 3ª norteamericana, realizaron un desembarco en la playas de Anzio y Nettuno, sin encontrar apenas resistencia, en la llamada operación "Shingle".El objetivo era la propia ciudad de Roma, a sólo 52 km al norte.La invasión había cogido por sorpresa a las tropas del Eje y sólo cubrían la zona unos pocos batallones de la reserva.Pero Kesselring supo capitalizar pronto la inicial cautela aliada y en una rápida maniobra pudo trasladar a la zona las suficientes fuerzas como para cortar el avance aliado: divisiones alemanas del norte y del área de Cassino comvergieron en la zona y, pocos días después del desembarco, el VI Cuerpo norteamericano estaba completamente derrotado, resistiendo una fuerte presión en un estrecho perímetro; durante las siguientes seis semanas el 14º Ejército alemán realizó constantes asaltos para destruir la cabeza de playa.

La Luftwaffe reaccionó también con vigor y entre el 23 de enero y el 3 de febrero cerca de 135 bombarderos fueron trasladados a Italia desde el noroeste de Alemania, Francia y Grecia.Entre las unidades trasladadas estaban el I y III/LG 1 del X Fliegerkorps, el II y III/KG 30 y el I/KG 76 de la III Luftflotte (IX Fliegerkorps), el II/KG 100 desde Istres y el I/KG 30 y II/KG 76 desde el propio Reich.La mayoría de estos últimos eran Junkers Ju 88A-4 que estaban basados en Francia y que recientemente habían participado en la operación "Steinbock" de bombardeo contra Gran Bretaña.La 2.Fliegerdivision proporcionó los Dornier Do 217K-2 y Do 217E-5 del KG 100 y unos cuantos Heinkel He 177A-3 del II/KG 40 con base en Burdeos: éstos estaban equipados para llevar bombas guiadas planeadoras Henschell Hs 293 o PC.1400-X.Por demás, los cazabombarderos del Stab, I y II/ Schlachtgeschwader Nr 4 estaban listos bajo el mando del Fiegerfürher 2 en Piacenza y Viterbo, con 35 o 40 Fw 190A-5.Además se diponía de 210 Messerschmitt Bf 109G-6: el I/JG 77 y el II/JG 51 estaban en Lavariano, el I/JG 4 en Fabrica, el Stab, el I y el III/JG 53 en Viterbo, Maniago y Arlena, y los efectivos del III/JG 77 en las cercanías de Brolio.

Imagen
El teniente Bill Drisbow (en el centro) y su tripulación posan ante su Consolidated B-24 del 741º Squadron del 455º Group de Bombardeo en Ceriñola, 1944.La mayoría de los bombarderos de la 15ª Fuerza Aérea volaban ya por estas fechas sin ningún esquema de camuflaje.

Para apoyar la operación "Shingle", las fuerzas aérea aliadas contaban con no menos de 2.600 o 2.900 aviones contra los 450-475 de la Luftwaffe traídos apresuradamente para atacar las cabezas de playas.Sin embargo, a pesar de su abrumadora superioridad, los aparatos aliados sufrieron sobre sus aeródromos un tiempo atmosférico deplorable que les impedía volar, pasando la iniciativa a manos de la Luftwaffe.En el lado alemán, el mayor peso lo soportarían los Ju 88A-14 y Dornier antibuque, que efectuaron numerosos ataques nocturnos en formaciones superiores a los 150 aparatos.Durante el día, la DAF y el XII Mando Aéreo de Apoyo impedían los ataques de los Fw 190, escoltados por Bf 109G, contra los buques amarrados cerca de la playa: durante el 23 de enero y el 1 de febrero, se perdieron 20 cazas aliados, reclamándose 50 derribos de cazas alemanes y otros 40 probablemente dañados en combate.Sólo el 27 de enero los aliados reclamaron 27 derribos.En comparación con el desembarco de Salerno, las pérdidas de buques fueron menos graves: tres barcos fueron hundidos y otros cinco gravemente dañados, además de un mercante y siete lanchas LST hasta el 19 de febrero.A la 07:40 del 16 de febrero, treinta y seis Fw 190 y Bf 109G ametrallaron las posiciones de la 45ª División de Infantería y ese mismo día se contabilizaron hasta un total de 70 salidas Jabo (cazabombardeo) en apoyo del segundo contraataque alemán en el área de Carceto.Sin embargo, este esfuerzo no pudo mantenerse mucho tiempo ante la superioridad cuantitativa aérea aliada, y a partir del 18 de febrero, el ritmo decreció considerablemente.Tras el fracaso del intento de eliminar definitivamente las posiciones aliadas en Anzio, Kesselring decidió colocarse a la defensiva.Cerca de 75.000 soldados aliados pudieron, de esta forma, mantener su precaria situación en Anzio-Nettuno, mientras se intentaba romper las líneas alemanas por el sur, en Cassino.

Imagen
Un escuadron de P-38J Lightning regresa de una misión de escolta a una incursión sobre Austria de los bombarderos de la 15º Fuerza Aérea.La unidad era el 1º Group de Caza (squadrons nº27, 71 y 94) con base en Salsola, Foggia.

Anteriormente, el 10 de diciembre de 1943, el Mando Aéreo del Mediterráneo fue redesignado como Fuerzas Aéreas Aliadas del Mediterráneo (Mediterranean Allied Air Forces, MAAF): el teniente general Ira C. Eaker tomó el mando de esta fuerza de manos del mariscal jefe del Aire, sir Arthur Tedder, el 1 de Enero de 1944.Los antiguos mandos, NASAF, NATAF, NATBF y NACAF se convirtieron respectivamente en Fuerzas Aéreas Aliadas Estratégicas del Mediterráneo, Tácticas, Bombardeo Táctico, y Costero.Aunque teóricamente bajo el mando de la MASAF, el mayor general Nathan F. Twining de la 15ª Fuerza Aérea, recibía sus órdenes del general Carl A. Spaatz quien, con cuartel general en Gran Bretaña, controlaba ahora todas las operaciones estratégicas como comandante en jefe de las Fuerzas Aéreas Estratégicas de EEUU en Europa (USSAFE, posteriormente USSTAF).El 1 de enero de 1944, la MAAF contaba con un total de 3.876 aparatos.La organización independiente Mando del Medio Oriente de la RAF (ex Mando Aéreo del Medio Oriente) estaba a las órdenes del mariscal del Aire sir Keith Park y contaba con 782 aparatos.Al no conseguir una rápida victoria en el Mediterráneo, los Aliados dieron comienzos a los preparativos para la operación "Overlord", que tenía como objetivo la invasión de Normandía y que estaba prevista para la primera semana de junio de 1944.Igualmente, la Luftwaffe comenzó a retirar efectivos del escenario italiano una vez que la situación se estancó en Anzio a partir del 1 de marzo.La prioridad máxima estaba ahora en defender con la Luftflotte Reich el territorio alemán, día y noche, de los cada vez más persistentes bombardeos de la 8ª Fuerza Aérea norteamericana y del Mando de Bombardeo de la RAF.La necesidad de conservar todas las fuerzas disponibles para contrarrestar la operación "Overlord" y la ofensiva soviética de verano era desesperada.

Imagen
Un cazabombardero Republic P-47D-25 del 57º Group de Caza (64º Squadron) asignado a la 87ª Ala del XII Mando de Caza de EEUU, despega para una misión sobre el norte de Italia, en 1944.Obsérvese el emblema del escorpión en el morro.

A principios de enero de 1944, el Stab/II Fliegerkorps (Bülowius) fue retirado de Italia hacia el norte de Francia, dejando algo menos de 150 Messerschmitt Bf 109G-6 y algunos Focke-Wulf Fw 190A-6 en el área de Roma-Viterbo y las llanuras de la Lombardía, al norte.Las unidades de caza del Fliegerfürher 2, que habían operado sobre el área de Anzio-Nettuno durante febrero y marzo, eran el I/JG 4 en Piacenza, con una base en avanzada en Fabrica, el Stab/JG 53 (mayor Helmut Bennemann) en Viterbo, el III/JG 53 en Orbieto, el Stab/JG 77 (mayor Johannes Steinhoff) en Pinerolo, y el II/JG 77 en Brolio.A finales de febrero se había trasladado al I/JG 2 del mayor Erch Hohagen, con cazas Fw 190A-6 y Bf 109G-6 (4º Staffel) desde Aix hasta Canino.En el norte, bajo el Jäfu Oberitalien estaban el I/JG 53 en Maniago y el I/JG 77 en Lavariano; el II/JG 51 estuvo basado un corto espacio de tiempo en la Toscana, en el área de Anzio, antes de ser enviado a los Balcanes.Todas estas unidades combatieron contra los aviones de la DAF, y del XII Mando Aéreo de Apoyo durante las fases de estancamiento sobre Anzio y Cassino.

PERFILES:

Imagen
Fiat G.55/1 Centauro (M.M.91114) de la Squadriglia Complementare Caccia Montefusco, basada en Caselle en marzo de 1944.Esta unidad estuvo asignada a la defensa de Milán y Turín en 1944-45, y fue respaldada por cierto número de Bf 109G-6 pilotados por italianos.

Imagen
Bell P-39N-1 Airacobra del 4º Stormo (Caccia Terrestre) de las Fuerzas Aéreas Co-Beligerantes italianas.Este grupo operó en misiones de reconocimiento y apoyo táctico sobre el Adriático, y en 1944 como escolta de los Douglas C-47 que llevaban suministros a los hombres de Tito.

Imagen
Dornier Do 217E-5/R10 del 6.II/KG 100.
Fuente: http://wp.scn.ru/en/ww2/b/445/2/1

Imagen
Me 410A-3 del 2.(F)122 basado en Bergamo, en el otoño de 1943.
Fuente: http://wp.scn.ru/en/ww2/f/232/2/2#13

Imagen
Republic P-47D-10-RE "Dallas Blonde", del 319º FS, 325º FG, 15ª Fuerza Aérea.
Fuente: http://wp.scn.ru/en/ww2/f/350/3/7#68

Fuente del texto y de la imágenes (salvo las imágenes con la fuente citada debajo de ellas):
Enciclopedia Ilustrada de la Aviación, Editorial Delta, Volumen 8, páginas de la 1941 a la 1945.

-NOTA: habrá un segundo anexo sobre el bombardeo del puerto de Bari y sus posteriores consecuencias.

CONTINUA :arrow:
Última edición por lancaster el Dom Feb 05, 2017 9:05 pm, editado 1 vez en total.
"...Acá el camino es la recompensa..."


Volver a “Temas generales”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados