Mitos sobre Hitler

Cuestiones generales relativas a la Segunda Guerra Mundial

Moderador: Francis Currey

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9318
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mitos sobre Hitler

Mensaje por José Luis » Sab Oct 22, 2011 4:35 pm

¡Hola a todos!

El documental que enlaza cetme es el tipo de obras que vienen a crear y fomentar mitos sobre Hitler. Casi todo lo que se cuenta en él es disparatado, exagerado o falto de fundamento. Desde el origen del antisemitismo de Hitler en el doctor judío que trató la enfermedad de su madre, pasando por su supuesta prostitución masculina en Viena y siguiendo con esa homosexualidad en las trincheras de la IGM, hasta las supuestas prácticas sadomasoquistas que dice le imponía a su sobrina Geli. Todo esto es desvarío sin freno y, más importante, sin base y pruebas. Como lo de su pretendido desvío sexual hacia Alemania, como suplantación de una mujer, y sus supuestos orgasmos durante sus mítines y discursos. Y se remata con su supuesto Parkinson, algo que aunque pueda tener cierta base está por demostrar, y lo que es más surrealista: cargando en el Parkinson y en las drogas que le suministraba Morel todas las barbaridades y errores que cometió Hitler durante la guerra. Sencillamente apoteósico.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
cetme
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 727
Registrado: Jue Feb 19, 2009 9:23 pm

Mitos sobre Hitler

Mensaje por cetme » Sab Oct 22, 2011 8:56 pm

José Luis escribió:¡Hola a todos!

El documental que enlaza cetme es el tipo de obras que vienen a crear y fomentar mitos sobre Hitler. Casi todo lo que se cuenta en él es disparatado, exagerado o falto de fundamento. Desde el origen del antisemitismo de Hitler en el doctor judío que trató la enfermedad de su madre, pasando por su supuesta prostitución masculina en Viena y siguiendo con esa homosexualidad en las trincheras de la IGM, hasta las supuestas prácticas sadomasoquistas que dice le imponía a su sobrina Geli. Todo esto es desvarío sin freno y, más importante, sin base y pruebas. Como lo de su pretendido desvío sexual hacia Alemania, como suplantación de una mujer, y sus supuestos orgasmos durante sus mítines y discursos. Y se remata con su supuesto Parkinson, algo que aunque pueda tener cierta base está por demostrar, y lo que es más surrealista: cargando en el Parkinson y en las drogas que le suministraba Morel todas las barbaridades y errores que cometió Hitler durante la guerra. Sencillamente apoteósico.

Saludos cordiales
JL
Como diriamos en mi pueblo"lo pone de vuelta y media"

Avatar de Usuario
gunsche
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 533
Registrado: Jue Abr 21, 2011 4:42 am

Re: Mitos sobre Hitler

Mensaje por gunsche » Dom Oct 23, 2011 2:45 am

Tampoco soy experto en arte, pero como aficionado, no me parece que Hitler fuese tan mal artista. Aca se pueden ver algunas de sus pinturas:

http://www.google.com.ar/search?hl=es&q ... a=N&tab=wi" onclick="window.open(this.href);return false;

Especialmente cuando pintaba monumentos y edificios mostraba su atencion al detalle y cierto talento (y ademas deja clarisimo que la arquitectura era una de sus principales pasiones). Obviamente, como artista Hitler mostraba una vision nostalgica y conservadora, y su preferencia por lo figurativo lo ponia alejadisimo de las tendencias modernistas de la epoca, pero eso no quita reconocerle al menos cierto talento. Esta al menos es mi opinión.

Avatar de Usuario
gunsche
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 533
Registrado: Jue Abr 21, 2011 4:42 am

Re: Mitos sobre Hitler

Mensaje por gunsche » Dom Oct 23, 2011 3:08 am

Al final del siguiente link se pueden ver mas obras de Hitler como pintor

http://schikelgruber.net/watercolours.html" onclick="window.open(this.href);return false;

Cada uno puede juzgar y sobre gustos no hay nada escrito, pero algunas de estas acuarelas no me parecen nada mal

Avatar de Usuario
KRAKAU
Miembro
Miembro
Mensajes: 120
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:04 am
Ubicación: Villaguay, Entre Ríos, Argentina.

Re: Mitos sobre Hitler

Mensaje por KRAKAU » Dom Oct 23, 2011 7:41 pm

El mito de su homosexualidad lleva implícito un claro prejuicio homofóbico.
"En vez de apuntar pa' los mismos caseríos
Apunten pa' arriba, pa' donde hace frío, pa´los del norte
Mala mía, ya lo dije, pero es que no voy con los gringos
Los tengo del tingo al tango y del tango al tingo".

Calle 13, "Querido FBI"

Avatar de Usuario
NESTOR
Usuario
Usuario
Mensajes: 17
Registrado: Vie Feb 06, 2009 9:06 pm

Re: Mitos sobre Hitler

Mensaje por NESTOR » Lun Oct 24, 2011 6:26 am

Estimados buenas noches.
Con respecto al mito que señala Jose Luis respecto a la detencion de los Panzer en Dunkerque les hago una consulta:

Yo considero, en principio, que fue un gran error ya que la posibilid de evitar la evacuacion era magnifica., pero me rondan por la cabeza ls siguiente preguntas:
Cuanta capacidad de combate le quedaban a los aliados embolsados.
Como hubieran luchado sabiendose perdidos y que posibilidades de romper el cerco hacia el Oeste tenian ?
Cuantas bajas habrian causado ?

En definitivamente estando casi convencido de que fue un error el no poder responder estas preguntas me hacen aún dudar de la magnitud del mismo


Saludos
Nestor.R.

Avatar de Usuario
fermat
Miembro
Miembro
Mensajes: 246
Registrado: Dom Oct 19, 2008 9:26 pm

Mitos sobre Hitler

Mensaje por fermat » Mié Nov 23, 2011 11:52 pm

Otro mito sobre Hitler es que vivió una temporada en Liverpool, junto con su hermano (por parte de padre) Alois. Eso es lo que escribió en sus memorias Bridget Hitler, la esposa irlandesa de Alois. Según ella estuvo en Liverpool entre noviembre de 1912 y abril de 1913.
Esta información no ha sido confirmada por ninguna otra fuente, que yo sepa, y por ello siempre se ha puesto en duda su veracidad. El propio Hitler jamás se refirió a ello a lo largo de su vida. Por tanto creo que se puede considerar como un mito más.

En cuanto a sus hábitos alimenticios, decir que Heinz Linge escribió en sus memorias que Hitler era un estricto vegetariano y no fumador. Con lo que esto al menos no parece ser un mito. Sin embargo el propio Linge dijo que Hitler tomaba cerveza, y en ocasiones (por ejemplo cuando había que hacer un brindis), vino. Según Linge dejo la cerveza en 1943 cuando empezo a ganar peso.

Un mito más sobre Hitler es que en sus arrebatos de ira se tiraba al suelo y mordía las alfombras. A mi, particularmente, me parece difícil de creer.
Nunca se hace el mal tan plena y alegremente como cuando se hace por motivos de conciencia (B. Pascal)

Avatar de Usuario
TigerII_IS-2
Miembro
Miembro
Mensajes: 387
Registrado: Lun May 16, 2011 3:18 pm

Re: Mitos sobre Hitler

Mensaje por TigerII_IS-2 » Vie Nov 25, 2011 10:13 am

Desconocia la posibilidad de que hubiera podido vivir en Liverpool, creo que merece la pena investigar el asunto...gracias fermat por sacar el tema.

Saludos.
Los oficiales optimistas aprenden ingles y los pesimistas ruso (broma alemana 2GM)

Avatar de Usuario
A. Manzanera
Usuario
Usuario
Mensajes: 34
Registrado: Jue Abr 27, 2006 12:50 am

Re: Mitos sobre Hitler

Mensaje por A. Manzanera » Lun Nov 28, 2011 2:08 pm

Aunque creo que es un tema menor, Hitler sí era vegetariano por lo menos hacia el final de la guerra. Tenía una cocinera especializada en cocina vegetariana llamada Constanze Manziarly (por lo visto un pedazo de mujer), que desapareció sin dejar rastro el 2 de mayo de 1945.

Saludos.
Mi web personal => http://www.antoniomanzanera.com
Sígueme en twitter: @manzanerame

maxtor
Colaborador económico
Mensajes: 325
Registrado: Vie Dic 03, 2010 3:12 pm

Mitos sobre Hitler

Mensaje por maxtor » Lun Nov 28, 2011 3:59 pm

José Luis escribió:¡Hola a todos!

Uno de los mitos más extendidos sobre Hitler que todavía persiste hoy en día es el que lo sitúa como el causante de la famosa orden de detener a los blindados alemanes camino de Dunkerque en mayo de 1940. La evidencia histórica muestra, sin embargo, que fueron Kluge y Rundstedt los causantes de esa orden, que sólo después Hitler confirmó contra la oposición de Brauchitsch y Halder. Aunque recuerdo haber escrito ya sobre este tema en algún lugar del foro, será conveniente trazar brevemente la historia de este episodio aquí. Ningún autor de los que yo he leído desgrana mejor este incidente que Karl-Heinz Frieser en su magistral The Blitzkrieg Legend, del que sigo los datos.

Corría el 24 de mayo de 1940 cuando los alemanes se encontraban a unos quince kilómetros de Dunkerque, el único puerto del Canal que quedaba abierto para los aliados. Los elementos blindados de la vanguardia alemana ya habían cruzado el Canal Aa, el último obstáculo natural hacia Dunkerque, y ninguna fuerza aliada digna de consideración les hacía frente en su avance para capturar el puerto. Sólo unas pocas horas separaban la consecución de ese objetivo vital que cerraría la última vía de escape del millón aproximado de franceses, británicos y belgas que combatían, en la mayoría de los casos, a unos cien kilómteros de distancia a las fuerzas del Grupo de Ejércitos B. Estaba a punto de cerrarse la trampa para los aliados. Entonces, cuenta Frieser, sucedió "uno de los episodios más extraños en la historia militar del siglo veinte, el 'milagro de Dunkerque'. Con increíble asombro, los soldados aliados descubrieron que los panzers alemanes se habían detenido repentinamente, como parados por encantamiento".

Las unidades blindadas alemanas no se habían detenido por arte de magia, sino porque sus comandantes habían recibido una orden superior en tal sentido. Pero no fue Hitler quien dio esa orden el 24 de mayo, como muchos todavía creen hoy en día. No podía darla por que ya la habían recibido y los panzers ya se habían parado. Lo que hizo Hitler fue intervenir en el punto más caliente de una crisis de mando que se había producido dentro del cuerpo del generalato alemán. La causa inmediata de la orden de paro, explica Frieser, yacía en la "controversia que constituye la esencia de este episodio, es decir, el conflicto entre los tradicionalistas y los progresistas".

La víspera de este episodio, el 23 de mayo, hubo considerables discrepancias entre el cuerpo de los oficiales generales con respecto al empleo posterior de las formaciones blindadas. Había, a grandes rasgos, dos opiniones discrepantes; por una parte estaban los generales al mando de formaciones panzer a nivel táctico (cuerpo y divisiones) que querían atacar tan rápidamente como fuese posible; de la otra estaban los comandantes en jefe de ejército (Kluge) y grupo de ejércitos (Rundstedt) que querían detener a los panzers para permitir cerrar a la infantería.

Ante esta discrepancia, el OKH resolvió a favor de un rápido avance, mientras que Hitler y el OKW resolvieron en contra.

Todo el problema giraba en torno a la protección de los flancos de la cuña blindada. Rundstedt temía que los aliados, en su huida, pudieran flanquear a las divisiones panzer e incluso que su propio Grupo de Ejércitos A quedara cercado.

Al trazar la historia de la "orden de paro", Frieser encuentra en von Kleist al hombre que, sin quererlo, puso a rodar el engranaje que activó finalmente la orden de paro. Por órdenes del grupo de ejércitos, Kleist se había visto obligado a dispersar a sus unidades para el cometido de varias misiones, como por ejemplo brindar una protección de flanco hacia el sur. De esta forma, ya no se sentía en una posición "de alinearse para un ataque decisivo". Por ello declaró, bastante irritado, que "Tras las pérdidas sufridas durante los últimos 14 días de combate, especialmente en términos de tanques, que se elevan a más del 50 por ciento, el Grupo ya no es suficientemente fuerte para montar un ataque al este, contra fuertes fuerzas enemigas. Si el enemigo ataca en fuerza, entonces me gustaría observar a propósito que las divisiones panzer están poco adecuadas para la defensa".

Halder no tomó en serio la valoración de Kleist, tomando su estimación de pérdida de tanques (que distaba mucho de ser correcta) como una excusa, quizás porque no se sentía capacitado para llevar a cabo una empresa de tal envergadura. Pero el mensaje de Kleist sí tuvo efecto en Kluge, que en ese particular momento estaba sobrecargado por la situación, pues además de las divisiones de infantería de su ejército, tenía bajo su mando un total de diez divisiones panzer y seis divisiones motorizadas que habían sido combinadas como fuerzas móviles (Schnelle Truppen) sobre el ala izquierda de su ejército, entre la costa del Canal y Arras, mientras las divisiones de infantería de a pie estaban avanzando en el ala derecha entre Arras y Valenciennes. A las 16:40 horas, Kluge habló con Rundstedt y pronunció por primera vez el fatídico término aufschliessen (cerrar), sugiriendo que se detuvieran a las unidades más rápidas del ala izquierda para permitir cerrar a las que les seguían. Rundstedt estuvo de acuerdo y emitió la siguiente orden el 23 de mayo: "En otras palabras, el ala derecha y el centro han de continuar avanzando, el resto tiene que cerrar, las divisiones de infantería [tienen que ser] adelantadas". De esta forma, el cuartel general del Cuarto Ejército emitió a las 20:00 horas del 23 de mayo una "orden de cierre" para el 24 de mayo, según la cual sólo a los cuerpos de ejército II y VIII (dos cuerpos de pura infantería) se les permitía continuar el ataque al este de Arras. En cambio, los grupos panzer de Kleist y Hoth debían interrumpir su avance durante un día "para realizar todos los preparativos para continuar el ataque el 25 de mayo".

Por tanto, bastante tiempo antes de que se emitiera la orden de paro de 24 de mayo, los panzers alemanes ya estaban parados por las órdenes que Kluge y Rundstedt habían emitido el día anterior. La orden de cierre llegó a las tropas alemanas durante la noche del 23-24 de mayo, y fue recibida con incomprensión y protestas. Pero además las discrepancias entre los generales alemanes fueron en aumento durante esa noche debido a la interferencia del OKH. El Grupo de Ejércitos B había empezado la campaña con 29 divisiones, pero ahora sólo tenía bajo su mando 21; en cambio, el Grupo de Ejércitos A (Rundstedt) había aumentado su activo a 71 divisiones, incluyendo todas las formaciones móviles. Halder creía que Rundstedt y su estado mayor no estaban manejando con determinación esa enorme masa de 71 divisiones. Brauchitsch, comandante en jefe del ejército de tierra alemán, había dejado hasta entonces que Halder, el jefe del EMG, condujera la campaña en sus puntos esenciales, pero ahora, en esa noche, intervino con determinación. Alrededor de la medianoche ordenó al Grupo de Ejércitos A que traspasara al mando del Grupo de Ejércitos B el Cuarto Ejército de Kluge, orden que debía estar cumplimentada a las 20:00 horas del 24 de mayo. Esta orden significaba para Rundstedt, hasta entonces al mando de todas las divisiones panzer, que sólo se quedaría con una división panzer, algo que no le gustaba en absoluto por su temor con la protección de flanco a lo largo del Somme.

El 24 de mayo por la mañana, Hitler visitó el cuartel general de Rundstedt en Charleville para discutir con él sobre el posterior empleo de las formaciones panzer. Se sorprendió al enterarse de que Rundstedt debía pasar el Cuarto Ejército, con todas sus divisiones panzer y motorizadas, al Grupo de Ejércitos B, y que ya no iba a ser responsable de Dunkerque, sino sólo del sector del Somme, medida radical que se había ordenado sin la aprobación de Hitler e incluso sin su conocimiento. Por tanto, Hitler declaró inmediatamente la nulidad de las órdenes del OKH, al tiempo que concordaba "total y enteramente" con la pesimista estimación de la situación que había hecho Rundstedt, pues era "completamente idéntica a mis pensamientos". Así, la famosa "orden de paro" de Dunkerque fue cursada por el cuartel general del Grupo de Ejércitos A a las 12:45 horas del 24 de mayo de 1940: "Por órdenes del Führer, el ataque al este de Arras será continuado por el VIII Cuerpo y, al noroeste, por el II Cuerpo en cooperación con el ala izquierda del Grupo de Ejércitos B. Por otra parte, la línea general Lens-Bethune-Aire-St. Omer-Gravelines (la línea del Canal) no será cruzada al noroeste de Arras. En el ala occidental, en cambio, lo importante es conseguir reunir (cerrar) a todas las fuerzas móviles y forzar al enemigo a dirigirse a la mencionada favorable línea de defensa".

Más tarde, Rundstedt creó el mito echando toda la culpa a Hitler, como si éste le hubiera obligado a cursar la orden de paro; Blumentrit lo extendió y Liddell Hart se encargó de consolidarlo propagándolo en la historiografía. Pero la realidad es que la orden de paro de 24 de mayo no fue más que la confirmación y continuación de la orden de cierre que Rundstedt ya había emitido el 23 de mayo. Hitler era partidario de detener a los panzers, pero dejó manos libres a Rundstedt en cuanto a medidas individuales y, sobre todo, a la duración de la parada, como confirmaron el ayudante de Hitler para el ejército, Engel; el jefe de operaciones del OKW, Jodl, quien escribió en su diario el 25 de mayo: "El Führer....deja la decisión al Grupo de Ejércitos A", y, definitivamente, el diario de guerra del Grupo de Ejércitos A, que reza al respecto que Hitler "dejó expresamente la manera de conducir el combate del Cuarto Ejército" a von Rundstedt.

Véase Frieser, The Blitzkrieg Legend (Naval institute Press, 2005), pp. 291 y ss. en el Capítulo 8, "The 'Miracle of Dunkirk'".

Saludos cordiales
JL
Saludos cordiales.

La campaña de Francia hasta la llegada a Dunkerque fue descomunal y agotadora para las fuerzas alemanas y habían muchas voces de generales e incluido Hitler que reclamaron algo de prudencia y tuvieron miedo de que algún contrataque aliado les envolviera en una bolsa. Ese motivo y las frágiles relaciones entre el OKW y el OKH, hicieron posible el llamado “milagro de Dunkerque”, que tuvo poco de milagro en el sentido mágico de la palabra, ya que la RAF puso de su parte para evitar que la Luftwaffe destruyera a los ingleses en el punto de evacuación.

Ya antes del día 23 de mayo habían existido fuertes tensiones entre mandos alemanes por la velocidad del avance y los riesgos inherentes a dicho avance, el 16 de mayo Guderian llegó a Marle y Dercy, a escasos 88 km de Sedán, lo que implicó un avance de 64 km en ese día, a pesar de su victoria por segunda vez recibió la orden de detenerse, y presentó su dimisión allí mismo ante Rundstedt que capeó el asunto y no se hizo efectiva dicha dimisión. El alto mando alemán demostró tener paciencia y tolerancia con sus oficiales de talento y pese al engreimiento de Guderian, sus superiores llegaron a un acuerdo que le permitió seguir avanzando pero sólo en acciones de reconocimiento. El cuartel general de Guderian siguió en el mismo sitio con el fin de contentar al alto mando y que pudiera ser controlado pero Guderian reanudó su avance hacia el oeste, engañando a sus superiores del cuartel general al mandar señales sobre su paradero.

Este episodio marca claramente lo que fue la campaña de Francia desde el principio, ante unas victorias y avances arrolladores habían voces del alto mando que abogaban por prudencia y no dejarse envolver en bolsas y otras voces que pedían mayor velocidad y agresividad – como Halder y Brauchitsch – El problema fundamental para esos oficiales alemanes fue que el alto mando alemán y Hitler entre ellos veían con creciente alarma los flancos expuestos del avances. Además las frágiles relaciones entre el OKW y el OKH – que nunca fueron buenas ni en los mejores tiempos – eran muy tensas. Un Halder deprimido escribió en su diario el 17 de mayo: “ Asustado por sus propios éxitos (Hitler) teme arriesgarse y, por tanto, preferirá tirar de las riendas para frenarnos”.

Casi por libre Guderian llegó a Saint- Quentin el 18 de mayo con las fuerzas de Reinhardt y Hoth subiendo a su derecha. Siete divisiones blindadas avanzaron hacia el Canal sin encontrar oposición, el cuerpo de Hoth giró hacia el norte para formar un flanco defensivo mientras los otros dos cuerpos llegaban a la costa. El 19 de mayo la 1ª división blindada llegó a Peronne, en el antiguo campo de batalla del Somme. Al día siguiente la 2ª división blindada comunicó que se le había acabado la gasolina, y Guderian ordenó que bajaran hasta Abbeville, y aquella noche los alemanes estaban ya en el Canal.

El día 17 la 4ª división blindada del general Charles de Gaulle había obtenido una victoria local contra las columnas de abastecimiento de Guderian; esa victoria y movimiento francés incrementó el temor del alto mando alemán a los contraataques dirigidos a los flancos norte y sur del avance alemán que militarmente hablando hubieran tenido alguna oportunidad si se hubieran exprimido por los aliados.

Hitler había recibido con entusiasmo la llegada de Guderian a Abbeville, pero a pesar de ello el OKW y el OKH no ordenaron que se avanzara hacia los puertos del Canal hasta el día 21 lo que significó que perdieron un día entero. Detrás de la cuña de los blindados iba la infantería alemana que todos nos podemos imaginar que estaría agotada, pero hicieron un gran papel ya que al desplegarse esas divisiones de infantería alemana por el flanco sur se perdió toda posibilidad de contraataque aliado. No obstante el nerviosismo del OKW aumentaba en proporción inversa al peligro, y dicho temor fue afianzado por el único contraataque importante aliado efectuado el día 21 de mayo por un contingente británico improvisado con 74 tanques, dos batallones de infantería territorial y un batalló de motocicletas que chocó con la 7ª división blindada y con la división Totenkopf de las SS en el flanco derecho del avance alemán. El ataque tuvo cierta sorpresa a primera hora y pudo considerarse una victoria contra las columnas de abastecimiento, pero finalmente la intervención de Rommel que se encontraba cerca y los tanques británicos finalmente se toparon con el batallón antitanque de la división Totenkopf.

En el campo de batalla no supuso mucho para los aliados pero si aumentó considerablemente el nerviosismo de los alemanes y desempeñó un papel importante en la huida final del ejército británico. El día 22 un ataque en pequeña escala por parte del V cuerpo francés intensificó los temores del OKW.

Los alemanes tenían en la zona 10 divisiones blindadas, 4 de infantería motorizada y 2 de infantería de las Waffen SS entre Arras y la costa. Las divisiones blindadas de Guderian ya avanzaban sobre los puertos del Canal y no había razón alguna para que sus tanques no llegasen a Dunkerque. A primera hora de la mañana del 24 de mayo, tanto Reinhardt como Guderian tenían tropas en la otra orilla del canal de Aa al sur de las posiciones británicas. En este momento el OKW dio una de las órdenes más controvertidas de la guerra y detuvo el avance sobre Dunkerque, se han dado muchas explicaciones de por qué a 16 km de Dunkerque se detuvo la posibilidad de eliminar a la mayoría de las tropas británicas; en el aspecto militar añadir que al parecer también se valoró la posiblidad del peligro de fuego amigo de la Luftwaffe u otras explicacioens más inverosímiles como que Hitler no quería irritar a Inglaterra permitiendo el reembarque del Cuerpo Expedicionario británico.

¿Error o prudencia militar?. Visto en perspectiva histórica parece claro que fue un error grave pero en aquellas circunstancias y por todo lo anteriormente comentado no fue una decisión desprovista de razón militar.

Las unidades blindadas alemanas habían librado combates intensos además de sufrir las mayores pérdidas. El 23 de mayo, Kleist comandante en jefe de los cuerpos blindados de Guderian y Reinhardt comunicó que sus divisiones estaban agotadas y no podrían hacer frente a un contraataque fuerte del enemigo. Rundstedt estaba igualmente preocupado. En una conferencia con Hitler se mostró de acuerdo con que se detuviera el avance de las divisiones blindadas del Grupo de Ejércitos A costa arriba y la infantería de Bock se encargase de destruir las fuerzas aliadas que estaban en la bolsa. Muchos comandantes alemanes coincidían con dicho punto de vista estratégico de precaución, se decidió finalmente dejar a salvo a los blindados y que la infantería terminase la batalla.

Sólo Halder y Brauchitsch se opusieron a la orden de detener el avance. El 26 de mayo, Halder que estaba furioso, escribió: “En una zona pide – el OKW – un ataque frontal contra un frente que se retira ordenadamente y conserva su capacidad de resistencia, y en otra parte inmoviliza las tropas… cuando sería posible atacar al enemigo en cualquier momento” – ( The Halder War Diary – Halder, pp. 167).

Cuál fue la génesis exacta de la orden de no avanzar sobre Dunquerke?. Jose Luis ha hecho un magnífico análisis del historiador Karl-Heinz Frieser que parece apuntar a que la decisión fue tomada por Rundstedt y luego planteada a Hitler como hechos consumados y éste simplemente la autorizó por coincidir con su punto de vista. Desde un punto de vista histórico y por el desarrollo de los hechos es más que posible que fuera así y que los consejos de Rundstedt y Kleist finalmente se materializaron en una orden previa a que Hitler autorizara de forma verbal o por escrito dicha detención de sus unidades blindadas, pero parece claro que no fue una medida adoptada sin su conocimiento o coincidente con su línea de acción.

Fuente: "La guerra que había que ganar" - Historia de la segunda guerra mundial - Williamson Murray y Allan R. Millett - pp. 119 - 125.

Saludos cordiales desde Benidorm.

DavidPrince
Usuario
Usuario
Mensajes: 4
Registrado: Sab Dic 24, 2011 10:28 pm

Re: Mitos sobre Hitler

Mensaje por DavidPrince » Dom Ene 01, 2012 7:58 pm

Cualquier persona, naturalalmente prefiere un cuadro de hitler que un cuadro negro de Maleevich, me pregunto por q no lo aceptaron en la academia de bellas artes

Avatar de Usuario
gunsche
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 533
Registrado: Jue Abr 21, 2011 4:42 am

Re: Mitos sobre Hitler

Mensaje por gunsche » Dom Ene 01, 2012 9:20 pm

TigerII_IS-2 escribió:Desconocia la posibilidad de que hubiera podido vivir en Liverpool, creo que merece la pena investigar el asunto...gracias fermat por sacar el tema.

Saludos.
Ningun historiador serio tiene como veraz la version de la visita de Hitler a Liverpool, para visitar a su hermanastro. Todos concuerdan que fue un invento de su cuñada Bridget Dowling para vender su libro My Brother in Law Adolf en 1939.

Avatar de Usuario
Heroes de Malvinas
Usuario
Usuario
Mensajes: 4
Registrado: Jue Mar 05, 2009 7:58 am

Re: Mitos sobre Hitler

Mensaje por Heroes de Malvinas » Mar Ene 03, 2012 1:47 pm

Uno de los mitos a mi juicio mas absurdos e irreales que aun hoy son sostenido incluso por escritores es la no muerte de Hitler y señora en el Bunker y su huida en un U Boat hacia la Argentina donde vivio hasta su muerte en el Sur( hace poco salio un Informe aqui sobre ello). Mito solo sostenido por los que tienen mentes de Complots en parte por la Huida de grandes jerarcas Nazis a Sudamerica(sobre todo Argentina)
Fueron a la guerra siendo Jovenes, volviendo siendo Hombres y Heroes, pero como en toda guerra el perdedor es un Heroe olvidado.
demostraron que aun en la adversidad con coraje y honor se puede luchar.
Malvinas Argentinas volveremos.

Imagen

Avatar de Usuario
pite ungar
Usuario
Usuario
Mensajes: 7
Registrado: Vie Nov 18, 2011 9:38 pm

Re: Mitos sobre Hitler

Mensaje por pite ungar » Mié Ene 11, 2012 10:25 pm

Heroes de Malvinas escribió:Uno de los mitos a mi juicio mas absurdos e irreales que aun hoy son sostenido incluso por escritores es la no muerte de Hitler y señora en el Bunker y su huida en un U Boat hacia la Argentina donde vivio hasta su muerte en el Sur( hace poco salio un Informe aqui sobre ello). Mito solo sostenido por los que tienen mentes de Complots en parte por la Huida de grandes jerarcas Nazis a Sudamerica(sobre todo Argentina)

De todos los mitos de Hitler este es el que me interesa mas , siempre me ha parecido muy raro que no encontraran el cuerpo. Los rusos tenían el craneo que supuestamente era de hitler en un museo y un estudio posterior reveló que era el craneo de una mujer. Aunque hubieran quemado los restos los rusos buscaron en todos los alrededores del bunker y aun asi no se sabe nada de los restos , me parece raro. A ver si algún crack nos aclara el tema.

Expianista
Usuario
Usuario
Mensajes: 18
Registrado: Mié Ago 24, 2011 7:28 pm
Ubicación: Ourense, España

Re: Mitos sobre Hitler

Mensaje por Expianista » Sab Ene 14, 2012 10:18 pm

Seguro que dentro de unos años se inventarán nuevos mitos...

Responder

Volver a “Historia general”

TEST