Mitos sobre Stalin

Cuestiones generales relativas a la Segunda Guerra Mundial

Moderador: Francis Currey

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9146
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mitos sobre Stalin

Mensaje por José Luis » Sab Nov 15, 2014 10:52 am

¡Hola a todos!

Al igual que hice en su día con Hitler, me propongo ahora hacer una revisión de algunos de los mitos que han existido o todavía existen sobre Stalin. Lo haré de forma periódica y empezaré por el concerniente a su fecha de nacimiento.

Fecha de nacimiento

Hasta 1990 la fecha de nacimiento de Stalin que se mantuvo oficialmente en la Unión Soviética (disuelta como tal en diciembre de 1991) y el resto del mundo fue el 21 de diciembre (9 de diciembre en el calendario juliano) de 1879. Sin embargo, la fecha real de su nacimiento fue el 18 de diciembre (6 de diciembre en el C.J.) de 1878. No están claros los verdaderos motivos habidos destrás de este error biográfico (a resultas del cual se estuvo celebrando durante la mayor parte de la existencia de la URSS un falso aniversario del nacimiento de Stalin), error que al parecer se originó en 1922, pocos meses después de que Stalin fuese nombrado (por Lenin) secretario general del Partido. A principios de diciembre, Tovstukha, el secretario de Stalin, preparó un nuevo currículum vitae de su jefe en el que alteró la fecha de su nacimiento como 21 de diciembre de 1879 (1). El primer historiador que estableció la verdadera fecha de nacimiento de Stalin fue el ruso L. M. Spirinym en 1990 al presentar el registro de la catedral de Asunción de Gori (Georgia): Iosif Dzhugashvili (Иосиф Джугашвили en alfabeto cirílico), nacido el 6/18 de diciembre de 1878 y bautizado el mismo 17/29 de diciembre de 1878 (2). Pero esta fecha real se habría podido establecer perfectamente ya durante el periodo pre-revolucionario en Rusia, pues había registros de la misma; por ejemplo, el certificado de fin de estudios del Seminario de Gori, que reza: “Nacido el sexto día del mes de diciembre de 1878”; o el propio CV escrito de puño y letra por el propio Stalin en 1920, en el que consta 1878 como año de su nacimiento (3). En cambio, en otros documentos oficiales de esa época de expedientes de la policía zarista (Okrana), elaborados sobre la base de las confesiones de Stalin, aparecen fechas de nacimiento muy variadas que van desde 1878 a 1882. En un cuestionario que se le entregó como delegado asistente a una conferencia del partido comunista ucraniano, celebrada entre el 17 y el 23 de marzo de 1920, Stalin declaró que tenía 40 años de edad, es decir dos años menos de los que tenía, y que era “escritor” de profesión (el 9 de diciembre de 1911 había rellenado y firmado un registro oficial donde declaraba que era “campesino” en cuanto a su posición social). En otro documento hospitalario fechado el 26 de marzo de 1921, Stalin dio otra vez una edad falsa al cirujano que lo iba a intervenir en una operación abdominal, Dr. Nikolai Rosanov; dijo tener 40 años de edad (4).

Así pues, si bien es más comprensible, sobre todo en años pre-revolucionarios, las diferentes versiones (verdaderas y falsas) que Stalin dio sobre su fecha de nacimiento (y otras cuestiones), en cambio es una verdadera incógnita por qué permitió, cuando se hizo con el poder del PC, que la fecha oficial de su nacimiento permaneciese errada. Algunos de sus biógrafos piensan que el motivo principal fue su renuencia a que pudiera hacerse un escrutinio de su pasado pre-revolucionario, por lo que, mantienen estos autores, ordenó la destrucción de los expedientes relacionados con su persona referidos a ese periodo. Sin embargo, no me parece una razón convincente: si tal fuera así, entonces no se explica la existencia de los documentos oficiales existentes al respecto.

(1) Edvard Radzinsky, Stalin: The First In-Depth Biography Based On Explosive New Documents from Russia's Secret Archives (Anchor Books, 1997), p. 12. Sin embargo, Miklos Kun, véase nota 4 abajo, escribió (p. 10) que esto se produjo tres años más tarde, el 15 de diciembre de 1925 cuando Tovstukha cometió la alteración.
(2) A. B. Martirosyan, Stalin: Biografiya Vozhdya (Moskva: Veche, 2008), p. 5 (Stalin: Biografía del Líder. Moscú: Veche, 2008,p. 5).
(3) Radzinsky, p. 13.
(4) Miklos Kun, Stalin: An Unknown Portrait (Central European University Press, 2003), p. 9.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9146
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Mitos sobre Stalin

Mensaje por José Luis » Dom Nov 16, 2014 6:23 am

¡Hola a todos!

Mitos sobre sus orígenes familiares

Bajo el título que precede quiero exponer varias cuestiones relacionadas con la familia de Stalin y sus orígenes.

Stalin nunca habló de los orígenes de su familia, según cuenta Kun. Incluso permaneció obscura durante mucho tiempo la verdadera historia de su nombre. Dzhugashvili significa “hijo de Dzhuga”, pero los genealogistas han dicho que no existe este nombre georgiano. En 1939 el académico Dzhvakhishvili escribió un ensayo, que permanece inédito, sobre el origen semántico del nombre, y sugirió que los ancestros campesinos de Stalin podrían haberse llamado originalmente Besoshvili, trasladándose más tarde al pueblo llamado Dzhugaavi en Kahetie, y de ahí el nombre. También se ha sugerido, continúo con Kun, que sus antepasados eran campesinos de Osetia del Sur, y de ahí su original nombre Dzhogisvili. El primer Dzhugashvili, que casualmente fue llamado Iosif, aparece mencionado por vez primera en las fuentes en 1819, precisamente el año en que nació su hijo Vano, el abuelo de Stalin, que aparece mencionado en los documentos como Ivan o Mily. Vano tuvo tres hijos: Beso, padre de Stalin, Georgy, que supuestamente murió a manos de los bandidos, y Pelageya, de la que no se sabe nada. En cuanto a la madre de Stalin, Yekaterina (Keke) Geladze, fue internada de niña en un orfanato y a los 16 años de edad se casó con Beso Dzhugashvili (1).

Martirosyan, cuya biografía está dedicada precisamente a los mitos sobre Stalin, dedica un apartado específico al asunto de la cuestionada nacionalidad georgiana de Stalin. El significado de este mito, que atribuye a los anti-stalinistas para desacreditar al líder, significa que en Georgia no existe el nombre Dzhuga (Джуга en el original cirílico del libro) y que la lengua georgiana carece de una palabra de raíz similar. Para refutar este mito, Marirosyan cita al prominente escritor y guionista georgiano Kita Mikhaylovicha Buachidze, en cuya investigación encuentra la palabra “Dzhuga” en la lengua georgiana durante el remoto tiempo en que Georgia estuvo bajo la vara turca, y que el nombre “Dzhuga” era sólo eso, un nombre que no tiene traducción. Añade que quien primero planteó la cuestión sobre los orígenes del apellido de Stalin fue el académico Dzhvakhishvili, el ya nombrado arriba por Kun, apuntando lo mismo. En su opinión, la versión más objetiva sobre los orígenes del apellido de Stalin se encuentra en un manuscrito anónimo titulado “Infancia y años escolares de Iosif Vissarionovich Dzhugashvili (Stalin)”, según el cual, de acuerdo con la historia de Olga Kasradze (que vivía cerca de la familia de Stalin) y los campesinos del pueblo de Lilo, los Vissariona les contaron que su bisabuelo vivía en las montañas Mtiuletii (en la actual Osetia del Sur) y que era pastor, muy cuidadoso de su rebaño contra todo tipo de adversidades, y de esto el nombre Dzhogisshvili, que significa “hijo del rebaño”. Más tarde el apellido se transformó en Dzhugashvilii. Esta versión es la más convincente porque, según Martirosyan, refleja los recuerdos de Keke, la madre de Stalin, según la cual los antepasados originales de su marido llevaban el apellido Beroshvili (2).

Besarion (conocido como Vissarion en ruso y como Beso) Dzhugashvili (1850-1909), el padre de Stalin, no era de Gori. Parece probable que su abuelo paterno (Zaza) vivió en una aldea de Osetia, y que su padre, Vano, siervo como Zaza, cuidaba vides en una aldea llamada Didi Lilo (Gran Dildo), donde nació Beso. Vano llevaba sus uvas a Tiflis, a unos 16 kilómetros de distancia, pero murió antes de cumplir los 50 años de edad. Poco después parece ser que los bandidos (3) mataron a Georgy, el otro hijo varón de Vano, y Beso abandonó Lilo para buscar trabajo en Tiflis, donde aprendió el oficio de zapatero en una tienda propiedad de un armenio. En torno a 1870, cuando tenía 20 años de edad, Beso se trasladó a Gori, donde se casó con Keke en mayo de 1874 en la Catedral de Asunción de Gori. Tuviero a Iosif (Stalin), cuyo diminutivo en georgiano era “Soso” o “Soselo”, cuando Beso tenía 28 y Keke 20 años de edad (4).

Según el biógrafo Kun, hay dudas sobre la cantidad de hermanos que tuvo Stalin, y que este tema “fue tabú por defecto”, pues quienes conocían a la familia en Georgia, y podían haber recordado si en la década de 1870 Yekaterina Geladze tuvo tres o cuatro hijos, han muerto. Ni siquiera la madre de Stalin, según Kun, fue una fuente de información fiable, pues ya anciana contaría historias conflictivas a sus visitantes. Lo que se sabe con certeza es que el primer hijo de Yekaterina fue Mikhail (Misho), nacido el 14 de febrero de 1875, bautizado el 20 y muerto el 21 del mismo mes. El segundo hijo fue Georgy (Glach), nacido el 24 de diciembre de 1876 y bautizado relativamente tarde, el 17 de febrero de 1877. Murió el 19 de junio de 1877 víctima del sarampión, y se enterró el día siguiente. Aparte del propio Stalin, no hay más rastro de otros niños apellidados Dzhugashvili entre los documentos de la iglesia ortodoxa de Gori. Stalin sabía que había tenido hermanos mayores que habían muerto antes de que naciera, pero guardó silencio al respecto hasta el final de su vida. Sin embargo, esas pérdidas debieron afectarle, tal como demuestra un suceso acontecido el 29 de julio de 1924 cuando recibió una carta de un miembro del Komsomol, un tal Blokhin, del norte de Rusia. Blokhin le preguntaba si, siguiendo la moda entonces en boga de cambiar de nombre, podía adoptar el nombre Stalin: “En el periódico Smena, al que estoy suscrito, leí que usted era el discípulo favorito de Lenin. Esto me excitó realmente, pues creí que Lenin no tenía un discípulo favorito. […] Tras la muerte de Lenin quise adoptar este nombre en vez de Blokhin, pero no creí que fuese merecedor de él. Ahora creo que me gustaría pedirle por su nombre, es decir, Stalin”. Su respuesta fue: “No tengo objeción alguna para que use el nombre Stalin. Y estoy muy complacido por la idea. Al menos tendré un hermano más joven, pues no he tenido hermanos. Nunca tuve uno” (5).

Se ha puesto en duda que Beso fuese el auténtico padre de Stalin, pero tales historias (que era un príncipe o un explorador) carecen de sostén. Martirosyan carga contra las especulaciones de Razdinsky para acabar diciendo que en la década de 1980 se encontró una fotografía de Beso a la edad de 25-30 años que muestra una extraordinaria semejanza con el hijo (6). E igualmente carecen de validez alguna los chismes que circulaban en Gori sobre la supuesta promiscuidad de Keke, o el hecho de que Beso, aficionado en exceso a la bebida, llamase en alguna ocasión a su hijo “pequeño bastardo de Keke”, o tildase de “p---” a Keke (7).

(1) Kun, pp. 10-11.
(2) Martirosyan, pp. 7-8.
(4) Aunque Radzinsky, p. 19, dice que murió en una reyerta de borrachos, y que su hermano Beso también era un borracho
(3) Stephen Kotkin, Stalin. Volume I: Paradoxes of Power, 1878-1928 (New York: Penguin Press, 2014), pp. 33-36.
(4) Kun, p. 10.
(6) Martirosyan, p. 12.
(7) Kotkin, p. 39.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9146
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Mitos sobre Stalin

Mensaje por José Luis » Dom Nov 16, 2014 2:56 pm

¡Hola a todos!

El mito de Stalin como agente de la Okrana

Como introducción a este mito, y para no repetirme, quiero remitir a un hilo que abrí hace poco más de cuatro años en la sección “Periodo de Entreguerras”, subforo “Temas Generales”, que lleva como título Las teorías en el “Caso Tukhachevsky”, cuyo enlace es http://forosegundaguerra.com/viewtopic.php?f=59&t=13478

Para quienes no deseen leer todo ese hilo, diré que el mito que presenta a Stalin como un agente de la policía secreta zarista (Okrana) durante la segunda mitad de la década de 1910 y los tres primeros años de la década siguiente tiene sus raíces en los convulsos y oscuros tiempos de esa época pre-revolucionaria en Rusia. Ya que Stalin mantuvo, a lo largo de ese periodo, contactos ocasionales con personal de la gendarmería y la policía secreta zaristas, y como algunas veces se detuvo a muchos revolucionarios después de haber tenido lugar un arresto de Stalin, estas dos circunstancias han llevado a un numeroso y variopinto grupo de gente (rusos exiliados y desertores, un montón de historiadores, propagandistas e ideólogos, etc.) a sostener que, en realidad, Stalin colaboró con la Okrana para traicionar a sus camaradas. Este mito cobró vigor cuando Levine y Orlov escribieron en 1956 sendos artículos publicados en la revista Life que fueron utilizados desde entonces (en especial la llamada “carta de Eremin”, publicada por Levine en su artículo) por los fervientes partidarios del mito como la “prueba concluyente”. Sin embargo, se ha demostrado, como veremos más adelante, que dicha carta es una fabricación y que los argumentos presentados por los partidarios de este mito carecen de base sólida.

Simon Sebag Montefiore dedicó un capítulo de su libro Young Stalin (New York: Alfred A. Knopf, 2007) al tema que nos ocupa. Es el capítulo 25 de la II Parte, titulado '”The Milkman”: Was Stalin a Tsarist Agent?', pp. 278-287. Este libro fue traducido al español con el título Llamadme Stalin. La Historia Secreta de un Revolucionario (Crítica, 2008).

Las conclusiones de Montefiore son, en esencia, que “El caso contra Stalin es realmente un caso débil”. […] “Stalin era flexible y amoral. Su complejo mesiánico lo llevó a creer que cualquiera que se le opusiera era un enemigo de la causa...pero no hay prueba de que traicionara a cualquier camarada o de que fuera juzgado por un tribunal del Partido. […] Los contactos de Stalin con la policía secreta [la Okrana] no son tan sospechosos como parecen. Cuando visitó Tiflis para una breve conferencia en noviembre de 1909, sabemos, irónicamente por 'Fikus', el agente de la Okrana infiltrado en los bolcheviques, que 'Debido a los esfuerzos de Koba (Soso) -Josef Djugashvili, procedente de Baku- la conferencia decidió disponer que los miembros del Partido deberían infiltrarse en diferentes instituciones del estado y reunir información de inteligencia para el Partido'. Así que Stalin estaba a cargo de los servicios de inteligencia/contra-inteligencia del Partido, la penetración de la policía secreta”. Por ello, el trabajo de Stalin, en este sentido, consistía en entrar en contacto con los oficiales de la gendarmería o de la Okrana para conseguir soplos sobre traidores y asaltos de la policía para poder liberar rápidamente a los camaradas arrestados. “Si se las lee cuidadosamente, cada una de las historias de las reuniones de Stalin con la policía secreta, incluso las más hostiles, revelan que estaba realmente recibiendo información de inteligencia. Algunos contactos, como el intérprete de la policía, eran simpatizantes; la mayoría sólo querían dinero. […] Finalmente , las pruebas, en muchos de los archivos existentes de la policía secreta, son aplastantes en el sentido de que Stalin no fue un agente zarista”, a menos, concluye Montefiore, que aparezca algún documento decisivo y no descubierto en los archivos provinciales de la Okrana, “perdidos por el propio Stalin, su propia policía secreta, sus muchos enemigos y los ejércitos de historiadores que durante casi un siglo han buscado en vano una prueba concluyente” (Young Stalin, 284-285). Montefiore, cuando hace referencia a que aparezca algún documento decisivo en los archivos provinciales de la Okrana, hace una llamada (* p. 287), donde explica que la conocida como “Carta Eremin”, aparecida en la década de 1920 y publicada por la revista Life tres décadas después, y que constituye el armazón de los libros de teorías conspiratorias de I. D. Levine y E. E. Smith, es probablemente una fabricación. El coronel Eremin fue el jefe de la Okrana de Tiflis desde febrero de 1908. Cuando se publicó su “carta” en Life tras la muerte de Stalin, Khrushchev y el Politburó ordenaron al jefe de la KGB, general Serov, que llevara a cabo una análisis sobre su veracidad. Las investigaciones resultantes, recientemente (Montefiore escribe en 2007) descubiertas en los archivos, concluyeron que la carta era una falsificación.

La “carta de Eremin” fue un artículo publicado por Isaac Don Levine en la revista Life, número 40, 23 de abril de 1956, pp. 47-50, bajo el título A Document on Stalin as Czarist Spy. Levine escribió (traduzco):

[Un día en 1947 me trajeron un documento en idioma ruso. Vi de inmediato que era una carta original -no una fotocopia- escrita en 1913 desde el cuartel general de la Okrana, la policía secreta del régimen zarista. A la derecha aparece una reproducción de este documento (en cirílico a la derecha del artículo de Levine).

Está dirigida al jefe de la Okrana para la provincia de Yeniseisk en Siberia, que incluía la región de Turukhansk a la que Stalin fue exiliado en 1913. Este es el texto de la carta:

Estimado señor Alexei Fedorovich:

Josef Vissarionovich Djugashvili-Stalin, que ha sido administrativamente exiliado a la región de Turukhansk, tras su arresto en 1906 dio una valiosa información denunciatoria al jefe de la Administración de la Gendarmería Estatal de Tiflis.

En 1908 el jefe de la Sección de la Okrana de Baku recibió de Stalin una serie de informes de inteligencia y a partir de entonces, tras la llegada de Stalin a San Petersburgo, Stalin se convirtió en un agente de la Sección de la Okrana de San Petersburgo.

El trabajo de Stalin se distinguió por su precisión, pero era fragmentario.

Tras la elección de Stalin al Comité Central del Partido en Praga, Stalin, a su regreso a Petersburgo, entró en abierta oposición al gobierno y suspendió completamente su conexión con la Okrana.]

Tras indicarle que le informa de ello para su consideración personal sobre el trabajo de la Okrana, el autor de la carta se despide y firma como “Yeremin”. En la parte superior izquierda de la carta aparece estampada la siguiente leyenda:

M. V. D. (que son las iniciales en ruso del Ministerio de Asuntos Exteriores)
Director de la Sección Especial del Departamento de Policía
12 de julio de 1913
No. 2898


A la derecha de la carta, arriba, aparece: “Top Secret. Personal”. Luego, en la parte izquierda inferior de la carta aparece:

Al Jefe de la Sección de la Okrana de Yeniseik
A. F. Zhelezniakov


Un poco más arriba de esta última nota, aparece estampada la fecha en que fue recibida la carta por la Okrana de Yeniseik: 23 de julio de 1913.

Bien, el artículo de Life se puede ver en http://books.google.es/books?id=SE8EAAA ... &q&f=false

En ese mismo enlace también se puede ver el artículo de Orlov, comenzando en la página 34, titulado The Sensational Secret Behind.

La carta de Eremin también aparece reproducida, en cirílico, en Martirosyan (pp. 14-15). Martirosyan dice que esta falsificación fue muy mal recibida (cuando apareció publicada en Life) incluso por los enemigos más ardientes de Stalin. Como ejemplo de ello, reproduce (pp. 15-16) una carta que Nikolay Vladislavovich Vol'skiy, un famoso historiador y economista ruso emigrado, escribió a su amigo Boris Ivanovich Nikolaevsky, otro famoso historiador ruso emigrado, fechada el 25 de abril de 1956. En dicha carta, Nikolay le dice a Boris que hay que estar ciego o loco para no darse cuenta que el documento publicado por Levine es una fabricación. Y para su aserto alega que no existía ningún “departamento de policía de Yeniseik”, sino una “gendarmería provincial de Yeniseik”, y que el capitán Zheleznyakov existía, pero que no era el jefe de la inexistente sección de la Okrana de Yeniseik, y que el Buró Ruso del Partido Bolchevique (edición de 1947) menciona a ese capitán, pero no como jefe de la Okrana. En otra carta de Nikolay, el autor dice que ya sabía de ese documento en la década de 1930, cuando vivía en París, y que había rechazado una invitación para hacer unos comentarios sobre el documento porque lo consideraba una falsificación. Por otra parte, la carta de Eremin, identifica los nombres Dzhugashvili/Stalin ya en 1906, pero según Martirosyan (p. 19) tal identificación era imposible de hacer entonces, pues Stalin sólo comenzó a utilizar este apodo (Stalin) a partir de enero de 1913, y cuando fue arrestado en febrero de 1913 y deportado a Turukhansk, la policía no podía identificar en esa época a Dzhugashvili como Stalin. Martirosyan, que sin duda es un ferviente comunista y devoto de Stalin, dedica todo su capítulo sobre este mito (alrededor de unas 60 páginas) a demostrar en 12 puntos las notables inexactitudes históricas vertidas en el contenido de la carta de Eremin (como el número del documento, la improcedente utilización de la palabra "señor", fechas, lugares, etc) , para pasar a continuación a cargar contra la supuesta corrupción de la revista Life y exponer que todo el asunto fue un montaje del servicio de inteligencia británico y de la CIA, con la colaboración de Orlov, Levine y otros rusos a quienes tilda de traidores.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Paulaner
Miembro
Miembro
Mensajes: 66
Registrado: Mié Jul 08, 2009 7:00 pm

Re: Mitos sobre Stalin

Mensaje por Paulaner » Vie Abr 10, 2015 8:39 pm

Uno no sabe ya ni qué creer, se cuentan tantas mentiras sobre los líderes una vez éstos fallecidos...

Avatar de Usuario
Mariscal Von Oli
Miembro
Miembro
Mensajes: 211
Registrado: Lun Feb 16, 2009 12:32 am

Re: Mitos sobre Stalin

Mensaje por Mariscal Von Oli » Vie Abr 10, 2015 11:33 pm

Por norma general, se cuentan más mentiras mientras viven.
Con el paso del tiempo acabamos sabiendo la verdad
"Muy pronto llegará el momento de decirle toda la verdad al pueblo alemán. No creo que esto conmueva a nadie pues el pueblo alemán sabe más de lo que creemos" Goebbels 1943

Avatar de Usuario
Juan M. Parada C.
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7853
Registrado: Jue Ene 20, 2011 12:18 am
Ubicación: Ejido-Estado Mérida-Venezuela.

Re: Mitos sobre Stalin

Mensaje por Juan M. Parada C. » Sab Abr 11, 2015 1:51 am

Sobre el bueno del tío Joe se han hecho todos los retratos imaginables,pero los de tipo fantástico son los más abundantes,tales como: las hagiografias de carácter místico que lo describían como padre de los pueblos,cabeza privilegiada en la que reunían todas las sabidurías,incluso hasta la leyenda de también entrevistarse directamente con el diablo en un pozo petrolífero desafectado en el que recibía de él sus orientaciones.Pero esto último ya era algo un tanto folklorico y hasta tragicómico sobre la personalidad de este hombre.De ahí que surgan tantos mitos que se hace necesario contextualizar en su justa medida.
Saludos y bendiciones a granel.
"¡Ay,señor! Tú sabes lo ocupado que tendré que estar hoy.Si acaso te olvido por un instante,tu no te olvides de mi". Sir Jacob Astley antes de la batalla de Edge Hill el 23 de octubre del año de nuestro señor de 1642

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9146
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Mitos sobre Stalin

Mensaje por José Luis » Dom Abr 12, 2015 9:31 am

¡Hola a todos!

Lamentablemente, los mitos son la tónica general no sólo de los personajes históricos sino también de la historia. La mayor parte de las veces son el producto de unas explicaciones interesadas, parciales, sesgadas, distorsionadas, falsas...motivadas por los diferentes -y muchas veces antagónicos- puntos de vista con que se abordan los personajes históricos y la propia historia. Analizar y, como consecuencia, reflejar la auténtica realidad que yace bajo esos campos minados que suelen ser muchas de dichas explicaciones es una aventura bastante desalentadora. ¡Tal es la contaminación del mito!

El personaje Stalin fue en primera instancia un producto, primero, de la revolución clandestina contra la Rusia zarista, y, después, de la Revolución y la Guerra Civil rusas. Y hubiera sido uno de tantos más revolucionarios bolcheviques finalmente exitosos de no haberse convertido en última instancia, por una serie de circunstancias propias y extrañas, en el máximo líder, en el dictador supremo de la Unión Soviética hasta el mismo día de su muerte. Pero las miradas -especialmente occidentales- que llegaron a fijarse finalmente en Stalin, como antes en Lenin, se fijaron en primer lugar en la Revolución Rusa y, especialmente, en la Guerra Civil Rusa. No sólo se fijaron, sino que intentaron, mediante su colaboración y participación activa política y militar, alterar -de acuerdo con sus intereses- el curso de esa contienda fraticida. En otras palabras, a las potencias occidentales les convenía que la revolución que se alzó en Rusia contra el secularmente feudal y opresivo régimen zarista tuviera un resultado final que salvaguardara sus privilegios e intereses económicos. E hicieron porque esto fuese así, aunque finalmente fracasaron y el bolchevismo salió triunfante de la Guerra Civil Rusa. Por tanto, la primera mirada -reacción- procedente de las potencias occidentales ante el resultado final de la Revolución y Guerra Civil rusas fue de rechazo y no reconocimiento. En Rusia había triunfado un régimen político, una ideología, que se consideraba, desde Occidente, un enemigo frontal del capitalismo. Los líderes de esta nueva Rusia bolchevique no escapaban, obviamente, a esta misma visión de rechazo y falta de reconocimiento. La propaganda occidental antisoviética comenzó precisamente en esos tiempos sangrientos de la GC rusa y no cesaría en su actividad, si bien bajo circunstancias y épocas diferentes, hasta la propia disolución de la Unión Soviética a finales del siglo pasado. Evidentemente, desde la Unión Soviética funcionó una propaganda opuesta similar. De la confrontación de ambas propagandas, incluida la etapa de "luna de miel" de 1941-1945, nacieron y se desarrollaron todos los mitos de esta historia y de sus personajes centrales.

Así pues, desmontar esos mitos llevará mucho tiempo, mucho estudio y mucha paciencia.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9146
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Mitos sobre Stalin

Mensaje por José Luis » Mar Abr 26, 2016 9:17 am

¡Hola a todos!

Uno de los mitos más extendidos sobre Stalin fue el de su supuesta depresión durante los primeros días de la invasión alemana de la URSS (Barbarroja), depresión que, según reza el cuento, le mantuvo aislado en su dacha fuera de Moscú y a la Unión Soviética sin su líder. Aunque el tiempo de este "aislamiento depresivo" varía según sea la fuente del mito, la versión más común es que se mantuvo "deprimido" desde el 22 de junio hasta el 1 de julio de 1941.

Bien, este mito hace tiempo que fue desmontado por varios autores. Como escribo de memoria, sin acceso a mis fuentes, diré que recuerdo a Constantine Pleshakov, Stalin's Folly: The Tragic Ten Days of World War II on the Eastern Front (2005) y a Evan Mawdsley, Thunder in the East: The Nazi-Soviet War 1941-1945 (2005), este último, si recuerdo bien, bebiendo en este aspecto del anterior.

Aquí los dos puntos claves son Khrushchev y el registro de las audiencias de Stalin. El primero es la fuente real del mito, que se remonta a lo que dijo en el XX Congreso del Partido sobre el aislamiento de Stalin y su estado depresivo hasta el 1 de julio, historia que se repitió de manera acrítica en casi todas las biografías de Stalin (en la URSS-Rusia y en Occidente). El segundo es la fuente para desmontar este mito.

Oleg Rubetsky* presenta las entradas del registro de visitas de Stalin desde el 21 al 28 de junio de 1941. Os voy a hacer un copy-paste de los días 21 a 25 de junio (para no hacerlo muy extenso, pues está en cirílico):

Imagen
Imagen
Imagen

El libro de visitas demuestra que Stalin recibió:

21 de junio a 13 personas desde las 18: 27 a las 23:00 horas.
22 de junio a 29 personas desde las 05:45 a las 16:40
23 de junio a 8 personas desde las 03:20 a las 06:25 y desde las 18:45 a las 01:25 del 24 de junio
24 de junio a 20 personas desde las 16:20 a las 21:30
25 de junio a 11 personas desde las 01:00 a 05:50 y a 18 perxsonas desde las 19:40 a las 01:00 (26 junio)
26 de junio a 28 personas desde las 12:10 a las 23:20
27 de junio a 30 personas desde las 16:30 a las 02:40
28 de junio a 21 personas desde las 19:35 a las 00:50

El 29 de junio fue cuando Stalin se retiró a su dacha, y los sucesos de este día y el siguiente están bien documentados en Pleshakov, según recuerdo.

*Олег Рубецкий, "Была ли прострация у Сталина в первые дни войны?", en Алексей Исаев, Мифы Великой Отечественной (Москва: Яуза, Эксмо, 2010), pp. 21-42. (Oleg Rubetsky, "¿Estuvo Stalin postrado en los primeros días de la guerra?", en Alexey Isaev (ED.), Mitos de la Gran Guerra Patriótica. Moscú: Yauza, 2010, pp. 21-42).

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1498
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

Re: Mitos sobre Stalin

Mensaje por Schwerpunkt » Mar Abr 26, 2016 11:54 pm

¡ Saludos a tod@s !

En la fabricación de mitos sobre Stalin tiene una cierta parte de culpa el propio interfecto... Stalin fue un maestro en el disimulo, la desinformación, la presión y el chantaje encubierto sobre sus rivales y partidarios a partes iguales. Este perpetuo clima de desinformación, terror y completo aislamiento del dictador el resto de los mortales es el que propicia la creación de mitos entre la población soviética, los círculos del Partido y como no en el extranjero.

Releyendo ayer la biografía de Stalin de Robert Service leí una anécdota que dice algo sobre la compleja y retorcida personalidad de Stalin. Al morir éste se encontraron tres hojas de papel bajo un periódico viejo en una mesilla de la dacha de Stalin.

La primera era un mensaje de Tito que rezaba así: "Stalin, deja de enviar gente a matarme. Ya hemos capturado a cinco, uno con una bomba y otro con un rifle...Si no dejas de enviar asesinos, enviaré a uno a Moscú, y te aseguro que no tendré que enviar a un segundo..."

La segunda era la última nota escrita por Bujarin antes de ser asesinado por Stalin: "Koba, ¿ para que necesitas mi muerte ? "

La tercera era la última nota escrita por Lenin a Stalin exigiéndole que se disculpara a Krupskaya -la compañera de Lenin- por haber abusado verbalmente de ella antes de sufrir el infarto cerebral que acabaría con él.

Bien, estos papeles no dicen nada sobre los mitos de Stalin, pero si de la compleja relación con sus mentores, partidarios y oponentes. Es en este terreno donde se abonan los mitos...

Avatar de Usuario
Eriol
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8693
Registrado: Dom Ago 17, 2008 10:51 pm
Ubicación: Ciudad Real

Re: Mitos sobre Stalin

Mensaje por Eriol » Mié Abr 27, 2016 2:02 am

Hola!

Interesantes los mitos sobre Stalin.
Schwerpunkt escribió: Releyendo ayer la biografía de Stalin de Robert Service leí una anécdota que dice algo sobre la compleja y retorcida personalidad de Stalin. Al morir éste se encontraron tres hojas de papel bajo un periódico viejo en una mesilla de la dacha de Stalin.

La primera era un mensaje de Tito que rezaba así: "Stalin, deja de enviar gente a matarme. Ya hemos capturado a cinco, uno con una bomba y otro con un rifle...Si no dejas de enviar asesinos, enviaré a uno a Moscú, y te aseguro que no tendré que enviar a un segundo..."

La segunda era la última nota escrita por Bujarin antes de ser asesinado por Stalin: "Koba, ¿ para que necesitas mi muerte ? "

La tercera era la última nota escrita por Lenin a Stalin exigiéndole que se disculpara a Krupskaya -la compañera de Lenin- por haber abusado verbalmente de ella antes de sufrir el infarto cerebral que acabaría con él.

Bien, estos papeles no dicen nada sobre los mitos de Stalin, pero si de la compleja relación con sus mentores, partidarios y oponentes. Es en este terreno donde se abonan los mitos...
Curioso que guardase algunos de esos papeles durante tanto tiempo, particularmente el de Lenin. ¿tendrán alguna conntación psicológica? Algo en plan estar arrepentido por algún acto....o sólo los tendría cómo recuerdo?? Son preguntas metafóricas puesto que evidentemente es difícil encontrar la respuesta adecuada.

Saludos
Una vision; un propósito;un sueño...Siempre.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9146
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Mitos sobre Stalin

Mensaje por José Luis » Mié Abr 27, 2016 9:49 am

¡Hola a todos!
Schwerpunkt escribió: Releyendo ayer la biografía de Stalin de Robert Service leí una anécdota que dice algo sobre la compleja y retorcida personalidad de Stalin. Al morir éste se encontraron tres hojas de papel bajo un periódico viejo en una mesilla de la dacha de Stalin.
Dudas:
https://msuweb.montclair.edu/~furrg/res ... tplea.html

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1498
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

Re: Mitos sobre Stalin

Mensaje por Schwerpunkt » Mié Abr 27, 2016 10:01 am

José Luis escribió:Dudas:
https://msuweb.montclair.edu/~furrg/res ... tplea.html
Al margen de si esas cartas o escritos son falsas lo que dice mucho es el ambiente de desinformación en el que se vivía en la URSS antes y después de Stalin y que obviamente se prestaba a la fabricación de mitos y falsificaciones de la historia. No olvidemos que aunque Stalin murió no se consiguió nunca superar del todo su legado. Ese concepto que los alemanes llaman "Vergangenheitsbewältigung" -la superación del pasado no como anulación u ocultación sino como genuino enfrentamiento al mismo y sus consecuencias- no se produjo en la Unión Soviética post estalinista.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9146
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Mitos sobre Stalin

Mensaje por José Luis » Vie Abr 29, 2016 9:14 am

¡Hola a todos!
Schwerpunkt escribió:
José Luis escribió:Dudas:
https://msuweb.montclair.edu/~furrg/res ... tplea.html
Al margen de si esas cartas o escritos son falsas lo que dice mucho es el ambiente de desinformación en el que se vivía en la URSS antes y después de Stalin y que obviamente se prestaba a la fabricación de mitos y falsificaciones de la historia. No olvidemos que aunque Stalin murió no se consiguió nunca superar del todo su legado. Ese concepto que los alemanes llaman "Vergangenheitsbewältigung" -la superación del pasado no como anulación u ocultación sino como genuino enfrentamiento al mismo y sus consecuencias- no se produjo en la Unión Soviética post estalinista.
Creo que los motivos de este tipo de mitos (como el de la supuesta "larga postración" de Stalin) no tienen que ver con un "ambiente de desinformación", sino, de una parte, con la prohibición de acceso a los archivos estatales, una prohibición que no fue ni es exclusiva de regímenes políticos totalitarios, y, de otra, con la manipulación o propaganda política a beneficio de líder político o partido político en el poder. El caso referido de la postración de Stalin fue una de las muchas manipulaciones realizadas por Nikita Khrushchev en el proceso de desestalinización.

En cuanto al "Vergangenheitsbewältigung" alemán, no olvidemos que los alemanes tardaron más de 40 años en iniciar ese proceso (por no hablar de España, que lleva más de 70 años sin iniciar el suyo con respecto al fallido golpe de estado del 18 de julio de 1936, la guerra civil que provocó y la dictadura franquista). Estos procesos tardan mucho en germinar, si germinan.

Por otra parte, mi intención al abrir este hilo (al igual que hice con el hilo de los mitos de Hitler) es pasar ciertas creencias muy extendidas por el tamiz de las evidencias históricas, cuando es posible. No trato de defender, como os podéis imaginar, las figuras políticas de Stalin o Hitler, ni los regímenes que lideraron, sino de someter al rigor de las pruebas históricas la mitología que se creó sobre estos personajes históricos.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4766
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: Mitos sobre Stalin

Mensaje por mark » Vie Abr 29, 2016 6:33 pm

José Luis escribió:Dudas:
https://msuweb.montclair.edu/~furrg/res ... tplea.html
Con todo el respeto, los argumentos que se dan en este enlace para desmontar el asunto de las cartas de Stalin, al menos en lo relativo a la carta de Bujarin, no me parecen contundentes ni aclaratorios y no dejan de ser una opinión de Grover Furr.

Probablemente tampoco es contundente un solo testimonio, el de Aleksei Snegov, en el que se basa el episodio de la carta de Bujarin que supuestamente se encontró en el escritorio de Stalin, pero también es cierto que el libro de los hermanos Medvedev dice textualmente:

"Según Aleksei Snegov, que tuvo acceso a los documentos relativos a los últimos días de Bujarin, el prisionero pidió lápiz y papel antes de su ejecución...Stalin guardó durante el resto de su vida esa carta en uno de los cajones de su mesa de despacho".

No entiendo que un texto como éste pueda provocar esta sorprendente reacción en Furr:

"...Historians have an obligation to inform their readers of the nature of the evidence.

By itself the fact that "Bukharin�s last plea" and "Tito�s letter to Stalin" are frauds that never existed is of minor significance. But they are symptomatic of a much larger fraud: the falsification of the history of the Soviet Union, the demonization of the Bolshevik Party and of the international communist movement in the 20th century generally".

y cuando indagamos más en la persona de Grover Furr encontramos:

"Furr believes that the Katyn massacre was not committed by the NKVD,[8] despite Russia officially admitting as of 2010, that the killings were carried out by the Soviet Union". (https://en.wikipedia.org/wiki/Grover_Furr)

"Furr was also criticized by websites like FrontPage Magazine[11] and The Daily Caller[12] for a response he gave to a question on Stalin during a university debate:

“I have spent many years researching this and similar questions and I have yet to find one crime that Stalin committed.”
"
(https://en.wikipedia.org/wiki/Grover_Furr)

Parece que para Furr la matanza de Katyn y los crímenes de Stalin también deben estar en la categoría de "mitos".

En fin, no tengo nada más que decir. Saludos.
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
Maximilien.
Usuario
Usuario
Mensajes: 7
Registrado: Dom Abr 24, 2016 8:18 pm

Re: Mitos sobre Stalin

Mensaje por Maximilien. » Vie Abr 29, 2016 10:39 pm

Interesante hilo.
Alea iacta est

Dulce bellum inexpertis

Responder

Volver a “Historia general”