pub01.jpg

Las naves corsarias

Flotas de superficie. Navíos de guerra.

Moderadores: José Luis, Francis Currey

Fuchida
Usuario
Usuario
Mensajes: 5
Registrado: Sab Jun 25, 2005 12:49 am

Mensaje por Fuchida » Dom Jul 10, 2005 3:50 am

muchas gracias por aclararme la duda minoru-genda.

Hola!

Avatar de Usuario
Gunichi Mikawa
Miembro
Miembro
Mensajes: 84
Registrado: Sab Jun 25, 2005 1:18 am
Ubicación: ESPAÑA

Mensaje por Gunichi Mikawa » Lun Jul 11, 2005 5:13 pm

Una puntualizacion a lo comentado por Fuchida y aclarado por minoru-genda.
El DKM Admiral Graff Spee se trata de un buque con cualidades únicas y mixtas, estando fuera de lo que consideraríamos como buques de guerra oficiales de la 2GM.

Las características más destacadas son la de poseer una artillería particularmente propia de un crucero de batalla o de un acorazado, sin embargo ningún acorazado portó cañones de 280 mm en la 2GM (en la 1GM si los hubo), y tando el DKM Scharnhost como el Gneisenau eran cruceros de batalla. Estaría mas del lado de un crucero de este tipo.

Por otro lado su blindaje de 76 mm en el costado (con zonas principales del costado con hasta 100 mm) y los 140 mm aproximados de sus torres no lo identifica en nada con un acorazado. El blindaje es propio de un crucero ligero-pesado (sin llegar a los generosos blindajes de otros cruceros de batalla como los Kongo japoneses o la clase Alaska de la US Navy). Su escasa velocidad de flanco (26 nudos) lo sitúa fuera del tipo crucero ligero-pesado.

Así pues nos encontramos con una nave lenta, protegida con un blindaje tipo crucero y artilleria de un acorazado-crucero de batalla. Este tipo de perfil encaja con los cruceros acorazados (o crucero blindado) pre-1GM, tal y como había comentado minoru-genda, pero yo personalmente prefiero dejarlo en la interfaz crucero pesado-crucero de batalla. La Kriegsmarine, por otro lado, lo designó oficialmente como "buque de guerra acorazado", con el fin de eludir en lo posible las limitaciones del tratado naval de Washington. El término "acorazado de bolsillo" es un apodo, y por lo tanto extraoficial.

Un saludo cordial.

Avatar de Usuario
minoru genda
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 3362
Registrado: Vie Jun 24, 2005 11:25 pm
Contactar:

Mensaje por minoru genda » Mié Jul 13, 2005 3:27 am

Sobre las reformas que se pretendían llevar a cabo en el Graff Spee nada que comentar por inviables salvo un par de puntualizaciones, 1.- era una decisión que de llevarla a cabo hubiera sido muy costosa por cuanto sería lo mismo que hacer un buque nuevo sobre uno viejo, 2.- para esa reforma habría que aumentar las dimensiones considerablemente pues ese tonelaje correspondería más con un tipo Yamato. De todos modos creo que las reformas comentadas no supondrían una diferencia tan grande del tonelaje real al previsto (aquí algo no me cuadra o los datos no son suficientes).
Los diesel bueno yo aquí tengo que comentar algo sobre la propulsión del Graff Spee, en principio estoy de acuerdo con determinadas consideraciones como que los diesel tienen un reabastecimiento más rápido, en eso no me cabe ninguna duda, salvo que se use fuel para los motores (hubo y hay diesel que funcionaban con fuel pero este no es el caso) el reabastecimiento más rápido se debe a que la viscosidad del fuel requiere su previo calentamiento para hacer consumo (para los profanos decir que hacer consumo es cargar combustible)
No hay calderas
No es exacto si hay calderas, incluso en los modernos mercantes hay al menos una caldera y se usan para calefacción, agua caliente etc.
Otra cuestión en la cual estoy de acuerdo es en una pronta velocidad punta (no precisa una determinada presión de calderas porque no lleva para conseguir una alta velocidad inmediata)
Simplicidad en la operación, pues puede ser, el arranque se lleva a cabo con ayuda de aire comprimido en todo caso tampoco es tan simple.
Las máquinas requieren menos espacio
Aquí dos cosas la primera y para un general conocimiento los diesel son motores, las turbinas son turbinas y las máquinas de vapor son máquinas, las diferentes acepciones deben ser las correctas, aunque todos entendemos perfectamente lo que Hartman nos quiere decir y lo comento a modo explicativo, en cuanto a lo segundo no puedo estar de acuerdo porque yo he visto todo tipo de máquinas motores y turbinas y prescindiendo del espacio de las calderas las turbinas ocupan menos espacio; tanto como para decir que dos turbinas de igual potencia ocupan lo mismo que un solo motor diesel.
Gran seguridad en la operación
En esto preguntaría respecto a que porque si la referencia es a un posible incendio pues diría que la seguridad es en ambos casos similar con una posible ligera diferencia a favor del diesel, no obstante debo considerar que la apreciación es razonable porque el fuel esta caliente y puede provocar algún accidente entre los encargados de la operación y porque hay una posibilidad de incendio ligeramente más alta
He dejado para el final el tema autonomía y también el hacer una referencia a la velocidad.
Pues sí creo que tienes razón en cuanto a consumo pues para una turbina el consumo estaba en torno a 0,3 kilos por caballo hora mientras el motor diesel andaba por el cuarto de kilo por caballo hora frente al poco más de 0,56 kilos en las máquinas de vapor de triple expansión (las cifras son aproximadas) pero para que queremos economía perdiendo potencia y velocidad si de lo que se trata es de cazar y que no te cacen.
El Graff Spee no pudo huir de sus perseguidores porque no tenia suficiente potencia como para desarrollar una velocidad superior.
Por ello y resumiendo se puede decir que:
En cuanto a propulsión naval en superficie y para grandes buques, (de hecho y salvo excepciones y en algunos casos) la turbina fue el medio de propulsión mas usado en todos los buques de superficie, siendo el diesel junto a los eléctricos los utilizados para propulsión submarina, sin duda el caso del Graff Spee fue una excepción hecha por causas relacionadas con el proyecto, porque posteriores construcciones se llevaron a cabo teniendo en cuenta para propulsión, un medio más eficaz y de mayor potencia, la turbina.
Un saludo

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3646
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensaje por Erich Hartmann » Lun Jul 18, 2005 6:53 pm

Bueno, acabemos con el "Graf Spee"

Se cierra la trampa

La mañana del 14 de diciembre de 1939 fueron desembarcados del "Graf Spee" los heridos alemanes y los prisioneros ingleses, que recobraron así la libertad.

Por la tarde del mismo día tuvo lugar en Montevideo el entierro de los 36 marinos alemanes muertos en combate. Mucha gente acudió al acto. Una representación de marineros ingleses ex prisioneros del "Graf Spee" puso una corona de llores sobre los féretros de los caídos.

Entre tanto, la batalla diplomática se hacía más intensa. Langsdorff y el embajador alemán en Montevideo estaban en continuo contacto telefónico con Berlín. Llegaban órdenes y contraórdenes, y Langsdorff no ocultaba su nerviosismo.

Imagen

El Graf Spee en Montevideo

Empezaba a comprender que había cometido un gran error al refugiarse en puerto neutral. El encuentro diplomático le resultaba más peligroso que una batalla naval. Ahora corría el riesgo de perder su navío sin poder disparar ni un cañonazo.

Mientras tanto, Montevideo era el centro del interés mundial. El caso del acorazado "Graf Spee" apasionaba a la opinión pública. Todos se preguntaban qué haría Langsdorfí al final de las setenta y dos horas de asilo que se le habían concedido.

Entre tanto, a bordo del "Graf Spee" reinaba la incertidumbre. Habían llegado noticias de que muchos navíos británicos se habían unido al "Ajax" y al "Achilles". No era verdad, pero los servicios secretos ingleses habían hecho todo lo posible por hacer creer esas noticias. Los servicios secretos alemanes, por ejemplo, habían interceptado muchos mensajes sobre concentración de naves ante Montevideo, enviados arteramente por el Almirantazgo. En realidad, los navíos ingleses distaban todavía varios centenares de millas. Sólo un crucero, el "Cumberland", había logrado unirse al "Ajax" y al ''Achilles". Aparte de éstos, no había más navíos ingleses en la zona. Por consiguiente, si Langsdorff no hubiera escuchado las noticias que le llegaban de Berlín y hubiese zarpado, probablemente habría logrado superar el modesto obstáculo representado por tres pequeños cruceros. Pero el comandante Langsdorff no conocía la situación real. y además la ruptura del bloqueo no hubiera significado la salvación del "Graf Spee", que los ingleses ya no habían perdido de vista.

El domingo 17 de diciembre de 1939 una multitud se agolpó en el puerto de Montevideo. Todos los prismáticos apuntaban al "Graf Spee". Por la tarde, a las 19,30, terminaba el plazo fijado por el Gobierno uruguayo. ¿Qué harían los alemanes?

A primeras horas de aquella tarde, Langsdorff bajó a tierra, marchó a la Embajada alemana y tuvo una conversación telefónica con Berlín. No reveló a nadie las órdenes recibidas.

"Hoy muchas vidas han sido ahorradas"

Al caer la tarde la espera de la ciudad se hace angustiosa. Finalmente, a las 19,30, zarpa el navío. El "Graf Spee" se dirigió a la salida del puerto, pero se detuvo inesperadamente a unas cinco millas de la ciudad. El vapor alemán "Tacoma", que estaba en el puerto, lo siguió lentamente. Pocos minutos después algunos barquichuelos aparecieron en el horizonte y fueron a detenerse cerca del acorazado. Al momento los hombres del "Graf Spee" abandonaron la nave para ir hacia estos barquitos que partieron en dirección a Buenos Aires. Durante unos minutos, el acorazado quedó inmóvil en las calmosas aguas del puerto. Después una fragorosa explosión conmovió Montevideo. La nave había estallado.

Imagen

Imagen

El espectáculo de la voladura fue intensamente dramático. La tarde era tranquila y el agua como el aceite. De repente, al ver elevarse la columna de humo, hubo un silencio de muerte. El bullicio de la gente y de los altavoces se cortó de golpe. Después de algunos segundos llegó el estruendo de las explosiones, que duraron una hora en una serie de estallidos. El fragor de la voladura llego hasta los barcos ingleses que se estaban preparando para la batalla. Hubo júbilo general. El comodoro Harwood telegrafió a Londres: "Hoy muchas vidas humanas han sido ahorradas".

El "Graf Spee" ardió algunas horas, luego se volcó sobre un costado posándose en un fondo de apenas ocho metros. La fotografía del barco varado dio la vuelta al mundo. Muchos expertos marinos se preguntaban qué era la misteriosa armazón que se alzaba sobre la torre. Los ingleses no tuvieron duda: comprendieron en seguida que los alemanes también tenían radar.

Toda la tripulación del "Graf Spee" obtuvo permiso para ir a Buenos Aires, donde el ambiente era más favorable a Alemania que en Montevideo. Durante algunos días el comandante Langsdorff estuvo dedicado a organizar a sus hombres. Con frecuencia era llamado a la Embajada alemana y tuvo muchas conversaciones con Berlín. ¿Cuáles fueron los temas de estas conversaciones? Se dice que recibió ásperos reproches por su comportamiento, y además muchos periódicos no dudaron en escribir que había faltado a su deber de morir con la nave.

Pero hacia tiempo que Hans Langsdorff había tomado su trágica decisión. La tarde del 19 de diciembre, el mismo día que la escuadra inglesa llegaba ante el puerto de Montevideo, no lo dudó más y se mató de un tiro en la sien derecha.

Imagen

La tumba de Langsdorff en Buenos Aires

Es muy difícil comprender la causa de este suicidio retrasado. El ministro nazi de Propaganda lo presentó como un gesto de valor: Langsdorff, dijo, no se sacrificó con su nave para poder poner a salvo la tripulación, mas estaba dispuesto a morir desde el momento mismo en que había hecho saltar la santabárbara.

Pero esta fuente no es de fiar. Los órganos de propaganda lograron transformar el episodio de Montevideo en una hazaña épica de la marina alemana, mientras que en realidad Langsdorff fue simplemente victima de una jugada organizada por los servicios británicos. Aunque no se puede excluir que el "suicidio" del comandante del "Graf Spee" fuera ordenado por Hitler. Por lo demás, a pesar de los esfuerzos del ministro de Propaganda, Goebbels, por ocultar la "jugada" de Montevideo con una fulgurante afirmación del heroísmo de la marina alemana, en Berlín no tardó en saberse que un comandante más audaz podría haber evitado la pérdida del barco. Por consiguiente, aunque queriendo excluir que el suicidio de Langsdorff fuera ordenado por Hitler, queda la duda de si, llegado a seguro en Buenos Aires, el comandante del acorazado corsario se decidiría a poner fin a su vida para evitar tener que dar cuenta de sus errores ante el consejo de guerra a su regreso a Alemania. Su suicidio fue también útil a la propaganda nazi para hacer aún más romántica la epopeya del "Graf Spee". El comandante en jefe de la marina alemana, almirante Raeder, fue encargado de enviar a la mujer de Langsdorff una carta de condolencia. Decía: "Plenos de gratitud y de orgulloso tristeza, los camaradas de la flota y de todo el pueblo alemán están a su lado. Le ruego encuentre consuelo en el pensamiento de que este sacrificio ha servido para grandeza de la patria. Es para mí una gran satisfacción poderle asegurar que su marido ha justificado plenamente la confianza del Führer y del pueblo alemán con su conducta durante todos estos meses de guerra".

Pero en contraposición con esta publicidad, el Gobierno alemán no quiso reconocer la muerte de Langsdorff como servicio de guerra. La viuda sólo obtuvo media pensión, porque la muerte de su marido fue definida burocráticamente como "una iniciativa personal".


Saludos cordiales

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3646
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensaje por Erich Hartmann » Lun Jul 18, 2005 6:59 pm

EN DIRECTO DESDE MONTEVIDEO: CRÓNICA RADIADA DEL HUNDIMIENTO

Montevideo, 17 de diciembre de 1939. A las 19,30 de aquel día el enviado especial de la BBC transmitió el siguiente servicio, que fue reproducido por toda la red occidental:

"Aqui Mike Fowler, que les habla desde Montevideo. Ante mí, en el centro del puerto, está el acorazado de bolsillo 'Graf Spee', la nave corsaria alemana de que habla todo del mundo. La unidad nazi lleva cuatro días refugiada en el puerto neutral uruguayo tras haber sostenido un duro encuentro con tres unidades inglesas que la esperan ahora fuera de los límites territoriales. Dentro de poco, el 'Graf Spee' deberá dejar este puerto. Faltan pocos minutos para el fin del tiempo concedido a los alemanes por Uruguay para reparar los danos sufridos por el navío durante la batalla. Si dentro de pocos minutos no zarpa, será incautado, y la tripulación, internada. ¿Qué harán los alemanes? ¿Se enfrentarán con los navíos que esperan fuera del puerto o dejarán que se incauten de su acorazado?

El caso provocado por este barco de guerra refugiado en un puerto neutral está por resolverse. Hay cerca de trescientas mil personas agolpadas en los muelles, en las azoteas y en los tejados de toda la ciudad. Todos quieren ver personalmente lo que va a suceder. Se saben testigos de un suceso que pasará a la historia. Pero... ¿qué pasa? Noto agitación sobre la cubierta del 'Graf Spee'... Es verdad..., el navío va a zarpar..., se siente el latir de las máquinas..., se izan las anclas..., si, señoras y señores, el acorazado se mueve. Se dirige a la salida. Hacia el enemigo..., los alemanes se han decidido.... ahora va a suceder lo inevitable...".


Pero no sucede lo inevitable. La previsión del corresponsal Fowler resultó errónea a los pocos minutos. El acorazado no se dirigía hacia el enemigo, que esperaba hacía ya cuatro días. Llegado a la boca del puerto, se vio al navío pararse, y luego a la tripulación precipitarse a las chalupas y dirigirse hacia algunos barquichuelos llegados en aquel momento. Poco después, una columna de humo se elevó del centro del "Graf Spee". Pero he aquí el relato "en directo" de Mike Fowler:

"¿Qué está sucediendo? ¡Dios mío, los alemanes han prendido fuego a la santabárbara! Nos llegan explosiones terribles. ¡Todos los cristales de Montevideo saltan en pedazos! El 'Graf Spee' se está hundiendo..., los alemanes lo han volado. Pero, ¿por qué lo han hecho? ¿Por qué? ¿Por qué?...".


Saludos cordiales

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3646
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensaje por Erich Hartmann » Mar Jul 19, 2005 7:43 pm

Bueno, aparte del "Graf Spee", hablemos un poco de los demás navíos corsarios:

LOS BARCOS CORSARIOS DE HITLER ATACAN EN TOPOS LOS MARES

La epopeya de los navíos alemanes que, disfrazados de mercantes neutrales, impedían el tráfico aliado en los océanos.


También las acciones de las "naves corsarias" alemanas entran a formar parte de la historia de la "guerra secreta", una guerra llevada, como sabemos, de manera nada ortodoxa y sin respeto a las reglas consideradas caballerescas. Naturalmente, tanto en las acciones de espionaje como en los ataques a traición de barcos de guerra disfrazados de pacíficos mercantes, no había nada de irregular, y ninguna convención internacional lo prohibía. Sólo cabría decir, en el caso de las naves corsarias, que no debía sentirse muy orgulloso el comandante que, en vez de enfrentarse al enemigo de soldado a soldado, lo atacaba con engaños bajo falsa apariencia. Por otro lado, este sistema no anulaba la costumbre de los corsarios alemanes de izar la bandera de combate un instante antes de abrir el fuego.

Pero era evidente que, entre todos los horrores que esta guerra reservaba al mundo entero, el empleo de naves corsarias era al fin una manera como cualquier otra de combatir y de matar. La marina alemana decidió organizar su flota pirata ante la convicción de su enorme inferioridad, en el terreno de las unidades de superficie, frente a Inglaterra. Así, desde el comienzo del conflicto, cuando todavía no se apreciaba la importancia de los submarinos para atacar el tráfico enemigo, la marina alemana tenía ya un plan para transformar barcos mercantes en naves corsarias.

Estos trabajos se realizaron durante todo el invierno 1939-40. Los barcos camuflados son cada uno una caja de sorpresa, de trucos. Escogidos sobre todo por su autonomía, tienen aspecto inofensivo hasta que la victima se pone a tiro. Deben ser maestros del disfraz, que consiste no sólo en el cambio de bandera y nombre, sino de la total superestructura a base de chimeneas y palos móviles, falsos puentes, presencia de cargas ficticias en cubierta, etc. A veces hombres de la tripulación se visten de mujer para aumentar la ilusión de que se trata de un pacifico barco mercante. Pero el armamento —invisible— es importante; de seis a ocho cañones de 150 mm.; ametralladoras pesadas y ligeras, tubos lanzatorpedos, centenares de minas y uno o dos avio- nes de reconocimiento. Las grandes unidades de la marina alemana como los acorazados "Scharnhorst", "Gneisenau", "Tirpitz", "Bismarck" y los cruceros pesados "Admira! Hipper", "Blucher" y "Prinz Eugen", además naturalmente del "Graf Spee", no pueden ser consideradas como verdaderos corsarios, porque hacían breves salidas con el preciso objeto de atacar convoyes enteros aliados o entablar combate con navíos semejantes. De tales unidades, la única que intentó incursiones corsarias fue el "Hipper", botado el 6 de febrero de 1937 y dotado de un formidable armamento: ocho cañones de 203 mm, doce de 105 mm., otros doce de 37 mm., cuatro ametralladoras de 20 mm.; doce tubos lanzatorpedos y tres aviones de reconocimiento. Por sus múltiples utilizaciones según las necesidades, el "Hipper" era una especie de comodín: escoltaba convoyes en el mar del Norte, transportaba tropas durante la campaña de Noruega, participaba en las salidas del acorazado "Tirpitz", y sirvió también como cebo para desviar una formación naval enemiga en las cercanías del cabo Norte.

Como corsario no tuvo demasiada fortuna: aunque podía alcanzar los 33 nudos, el "Hipper" no estaba adaptado a operaciones de larga duración. Después de algunas correrías por el Atlántico en las que hundió algunos barcos, el crucero, con las máquinas averiadas, se refugió en Brest para reparaciones hasta que se decidió llamarlo a Alemania.

En mayo del 41, el "Hipper" volvió a la patria por el estrecho de Dinamarca y entró en el puerto de Kiel. Allí, durante el violento ataque aliado del 3 de mayo de 1945, recibió una verdadera lluvia de bombas y fue destruido.



Saludos cordiales

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3646
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensaje por Erich Hartmann » Mar Jul 19, 2005 8:35 pm

La empresa del "Atlantis"

Con frecuencia, las misiones de los corsarios tienen un trágico desenlace. En marzo de 1940, el "Atlantis" deja Alemania mandado por el capitán de navío Bernhard Rogge, de cerca de cuarenta años.

La tripulación está compuesta de 19 oficiales y 347 entre suboficiales y marineros. El "Atlantis" estará en la mar 664 días consecutivos, batiendo la marca de navegación ininterrumpida recorriendo unas 112.000 millas.

En aquel tiempo, operando sobre todo en el océano Índico y en el Pacífico, echa a pique 22 barcos (por un total de 146.000 toneladas) de todo tipo y bandera: ingleses, franceses, holandeses, noruegos, americanos, egipcios. Beligerantes o no, si no tienen los papeles en regla los barcos son inexorablemente eliminados de la superficie del agua. La mayoría son cargueros, petroleros, transportes de tropas, pero no faltan eventualmente los barcos de línea con pasajeros a bordo. Más de 1.500 prisioneros han circulado por la cubierta del "Atlantis": mujeres, niños, viejos, hombres de todo color, personalidad y cultura.

El 22 de noviembre de 1941, Rogge se encontraba en el Atlántico al sur del Ecuador para repostar de combustible, en un punto predeterminado, al U-126.

El comandante del submarino, teniente de navio Bauer, se llega en canoa a bordo del "Atlantis" para discutir con Rogge los detalles de la operación. La conversación es interrumpida por la aparición de un crucero británico, el "Devonshire", que ha recibido del Almirantazgo inglés el encargo de buscar por aquellas zonas barcos-nodriza de submarinos alemanes.

Un avión, partido en reconocimiento desde el puente del "Devonshire", ha localizado al "Atlantis". En la situación de peligro en que está el corsario, Bauer no puede volver al submarino, en el que el primer oficial de guardia toma la decisión de sumergirse. Pero el crucero inglés sigue tan lejano que no le ofrece ninguna posibilidad de ataque. Mas la distancia permite al "Devonshire" alcanzar al "Atlantis" sin sufrir su cañoneo, porque las piezas alemanas no tienen alcance suficiente para tocarlo. Pronto el corsario es un montón de planchas retorcidas y chatarra humeante. Toda resistencia es inútil. Rogge da orden de abandonar el barco. El U-126 emerge y toma a remolque a los supervivientes.

Apenas tuvo noticia de la desgracia, el mando de la marina alemana envió al lugar a otros dos submarinos que operaban en el Atlántico central, el U-124 y el U-129, para ayudar a la maniobra.


Saludos cordiales

sorge
Usuario
Usuario
Mensajes: 7
Registrado: Lun Jul 18, 2005 6:13 pm

Mensaje por sorge » Mar Jul 19, 2005 9:25 pm

Voy a ser el pesado oficial del foro me parece a mi pero bueno:

:?: ¿ Por que si el Devonshire habia desmantelado al Atlantis no se acerco el mismo a recoger a los naufragos? :?: . ¿Habia sido hundido por el U-126 o es el vapitan ingles no quiso acercarse para no exponer su flanco durante la maniobra a los posibles submarinos que acecharan, teniendo en cuenta que aquella zona podia ser de reabastecimiento? :?:

Digo esto recordando uno de los cargos que se hizo contra Doenitz en Nuremberg . El de ordenar a los U-boot que no recogieran naufragos de los barcos que hundian. De confirmarse el abandono por parte del Devonshire no habria mucha diferencia entre una actitud y otra ¿No?
La primera victima de la guerra es la verdad

Avatar de Usuario
minoru genda
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 3362
Registrado: Vie Jun 24, 2005 11:25 pm
Contactar:

Mensaje por minoru genda » Mar Jul 19, 2005 9:41 pm

Bueno sorge a esto te respondo yo :wink: porque si no me equivoco nos conocemos y muy bien :lol:
El comandante del Devonshire se alejó del lugar porque se habia dado cuenta de la presencia del submarino y esperaba que éste lo atacara al menor descuido.
Logicamente no podia ponerse a rescatar a los náufragos por temor a que a pesar de estar beneficiando a los compatriotas de los tripulantes del submarino primase un patriotismo "excesivo" y en el submarino el segundo decidiera que era mejor hundir un buque enemigo que el hecho de que ese buque rescatara a sus camaradas.
De todos modos y según creo haber leido, en el submarino no estaba su comandante que habia quedado a bordo del Atlantis por lo que su segundo tuvo dudas sobre la conveniencia de atacar o no al Devonshire, pero eso quien lo sabia aparte del interesado.
Como quiera que fuera en ese momento el comandante del Devonshire hizo lo que creyó más oportuna dadas las circunstancias.
En cuanto a los juicios de Nüremberg habria para escribir cientos de páginas sobre lo "injustos" que fueron pues prescindiendo de quienes los promovieron, si de crímenes de guerra se trataba podian haber estado sentados en el banquillo muchos dirgentes militares y soldados del bando aliado.
No voy a discutir si las sentencias fueron justas (que a mi entender lo fueron) pero no estaban todos los que eran y puede que en algún caso alguno no debería estar.
Lo mismo para los juicios en el Pacífico por llamarlos de algún modo.
Por último mencionar que a Hartmann le quedó por mencionar la epopeya de los supervivientes del Atlantis :wink:

sorge
Usuario
Usuario
Mensajes: 7
Registrado: Lun Jul 18, 2005 6:13 pm

Mensaje por sorge » Mar Jul 19, 2005 9:58 pm

Gracias Minoru :wink: Es que asi de golpe me habia surgido la duda pero ya me parecia a mi algo asi . En cuanto a lo de Nuremberg pienso igual que tu.

Oye y ya que estas y por si no aparece Hartman cuenta tu la odisea de los supervivientes Porfa, anda , venga,....(Lo dicho , voy a ser el pesado oficial) :D
La primera victima de la guerra es la verdad

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3646
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensaje por Erich Hartmann » Mar Jul 19, 2005 10:18 pm

minoru genda escribió:Por último mencionar que a Hartmann le quedó por mencionar la epopeya de los supervivientes del Atlantis
No se me olvidó, la epopeya está incluida dentro de la siguiente entrega, cuya publicación vamos a adelantar:

La más célebre nave corsaria

Durante el viaje, el U-124 hundió, a unas 240 millas al nordeste de la roca de St. Paúl, al crucero británico "Dunedin", también encargado de buscar barcos-nodriza. Al mismo tiempo se ordena al auxiliar "Python" recoger a los supervivientes del "Atlantis". Pero el "Python" es a su vez interceptado y hundido el 1 de diciembre de 1941, por el crucero inglés "Dorsetshire". Para salvar a los 414 náufragos del "Atlantis" y del "Python" había disponibles en la zona cuatro submarinos, entre los que fueron distribuidos los hombres de las dos tripulaciones.

A bordo el agolpamiento era tal que impedía a los sumergibles toda posibilidad de combate. Con temperaturas hasta de 40° en el interior, se tomó el camino de vuelta a través del Ecuador. Después, cuatro submarinos italianos acogerían a la mitad de los supervivientes. A fines de enero de 1942, los ocho sumergibles llegaron ilesos a las bases. Una excepcional operación de salvamento sobre un recorrido de más de 5.000 millas, con triunfo absoluto. Entre los nuevos "reclutas" de la flota corsaria alemana está el "Kandelfeis", una gran motonave mixta de la compañía "Hansa", que se transforma en el "Pinguin", la más célebre nave corsaria de la segunda guerra mundial. Su armamento consiste en seis cañones de 150 mm., uno de 75 mm., cuatro tubos lanzatorpedos, cinco ametralladoras, 420 minas y dos aviones, todo oculto tras un hábil enmascaramiento de madera contrachapada. En torno a los cañones y a las ametralladoras se construyen grandes cajones sobre los que está escrito "mercancía frágil" o "material delicado". Encima se tiende un falso puente de modo que nada se vea desde fuera. Bajo el mando del capitán de navío Félix Krüder, el "Pinguin", camuflado de vapor ruso, inició su misión el 22 de junio de 1940 cruzando el estrecho de Dinamarca y apuntando al sur para repostar a un submarino alemán sin gasolina ni víveres, posado, en espera de socorro, en un bajo fondo cerca de las islas de Cabo Verde. Realizada la operación, Krüder cambió de "careta" a su nave e izó bandera griega.

Transformado en el mercante "Kossos", el "Pinguin" llegó cerca de la isla de la Ascensión, donde, el 31 de junio, hizo la primera victima: el vapor inglés "Domingo" procedente de la Argentina hacia Gran Bretaña. En el siguiente campo de acción, el océano Índico, el corsario hundió en agosto un par de unidades noruegas. El petrolero "Storstad" fue capturado ileso y fue convertido en seguida en auxiliar con el nombre de "Passat". Luego Krüder decide dar otro rostro al "Pinguin" que adopta una identidad de pura marca británica; la del vapor "Trafalgar".

Así disfrazado se dirigió a Australia y junto con el "Passat" depositó en octubre, a lo largo de aquellas costas, amplios campos de minas que ocasionaron la destrucción de diez naves aliadas. A principios de noviembre, el corsario volvió al oeste, a la zona de los primeros éxitos, y hundió al vapor "Nawshere". Los náufragos fueron recogidos poco después.


Continuará...

Saludos cordiales

Avatar de Usuario
minoru genda
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 3362
Registrado: Vie Jun 24, 2005 11:25 pm
Contactar:

Mensaje por minoru genda » Mar Jul 19, 2005 10:24 pm

Hartmann seguro que aparece y creo que accederá atu respuesta pero si no lo hace por algún motivo yo cuento ese breve episodio con su permiso.
Así que tengamos un poquito de paciencia.
La actitud del comandante del Devonsire consta en el informe sobre la acción del almirantazgo británico y explica más o menos y traducido:
"No siendo posible detenerse a rescatar náufragos sin grave riesgo de que torpedeasen mi nave di máquina avante abandonando el lugar".
Lo otro, lo de más arriba (la epopeya) tiene su puntito anecdótico y curioso :lol:
Última edición por minoru genda el Mié Jul 20, 2005 2:15 am, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
minoru genda
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 3362
Registrado: Vie Jun 24, 2005 11:25 pm
Contactar:

Mensaje por minoru genda » Mié Jul 20, 2005 2:12 am

Pues ya está, verdaderamente fue una aventura, seguro que durante la travesia alguno de los tripulantes del Atlantis tuvo tiempo suficiente para aprender a nadar :lol: :lol: :lol:
Agregar que desembarcaron en Saint Nazaire, llegando a Berlin después de año nuevo, o sea tal y como Hartmann comenta a finales de enero del 42 mas o menos :wink:
La verdad es que en más de una ocasión en las diferentes guerras que hubo a lo largo de la historia a más de uno le ocurrió al menos dos veces la misma cosa e incluso más veces.

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3646
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensaje por Erich Hartmann » Mié Jul 20, 2005 8:38 pm

Entre los cazadores de ballenas

Dos días después avistaron un mercante, el "Maimona", cargado de carne congelada. Una presa preciosa. El "Pinguin" se le puso al costado derecho, mientras el "Passat" se le pegaba al izquierdo, y empezaron el transbordo de unas cien toneladas de carne. Más tarde fue el turno del "Port of Brisbanc", que intentó una resistencia tan inútil como desesperada. Pronto se amontonaron en cubierta muertos y heridos, y su comandante tuvo que rendirse.

Una tarde de noviembre se ordenó a Krüder pasar con su unidad, en el comienzo del verano austral, al Círculo Polar Antártico, donde operaban muchos balleneros con sus factorías flotantes, dedicados a la caza y aprovechamiento de las ballenas.

Todos los prisioneros fueron transferidos al "Passat" que, sobrecargado, se dirigió a un puerto de la Francia ocupada. Con precisión cronométrica, el 31 de diciembre, solsticio de verano para el hemisferio meridional, el "Pinguin" llegó al Circulo Polar Antártico. El 28 de diciembre, la nave corsaria avista y captura dos barcos-factoría noruegos, "Ole Wegger" y "Solglimt", acompañados por seis balleneros. En el momento de la ocupación por el destacamento alemán, en la cubierta del "Solglimt" se está cortando una ballena de 36 metros.

En los meses de enero, febrero y marzo de 1941 el "Pinguin" efectuó numerosas acciones en aquellas latitudes, y grandes cantidades de los productos capturados fueron transbordados a un barco alemán que iba a regresar al Reich.

En abril el corsario se renovó, repintado y con otro nombre, "Tamerlane". A popa se izó bandera noruega. Bajo el nuevo disfraz llegó al océano Indico, donde hundió varias unidades inglesas. Un total de quinientos prisioneros fueron transferidos a un segundo auxiliar, el "Adjutant", que zarpó para Alemania. También le había llegado al "Pinguin" el momento de volver a la patria. Pero primero debía repostar de combustible y provisiones. De acuerdo con Berlín, Krüder navegó en busca de un petrolero enemigo. Al noroeste de las islas Seychelles avistó al "British Emperor", que trató de darse a la fuga lanzando la alarma. Para reducirlo al silencio Krüder se vio obligado a hundirlo a cañonazos. Pero la llamada de socorro había sido captada por el crucero pesado británico "Cornwail", que operaba en la zona. Cuando Krüder vio al enemigo acercarse por la popa comprendió que su suerte estaba echada.


Saludos cordiales

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3646
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensaje por Erich Hartmann » Jue Jul 21, 2005 1:10 am

Devorados por los tiburones

El "Cornwall" disparó con sus cañones de 203 mm., el "Pinguin" respondió con los suyos de 150 mm, acertando el blanco y causando graves daños. Pero una salva enemiga desmanteló el timón y el eje de la hélice del corsario, que comenzó a girar sobre si mismo mientras estallaba un incendio en la sala de máquinas. Krüder ordenó abandonar la nave. Los marineros se arrojaron al mar, pero fueron atacados por grandes bandadas de tiburones hambrientos. Una última andanada del "Cornwall" dio en la bodega. Una enorme explosión dividió al "Pinguin" en dos partes que se hundieron instantáneamente.

En una de ellas estaba Krüder, que se ahogó poco después. Así hemos seguido en diversas fases, hasta el trágico epilogo, las largas correrías de algunos de los corsarios alemanes. Pero no siempre les estaba reservado un final tan dramático.

Enarbolando el empavesado de honor y veintiún banderolas al viento, tantas como unidades enemigas hundidas o capturadas, el "Admiral Scheer", por ejemplo, entró el 2 de abril de 1941 en Kiel, donde le esperaba el triunfo. En una campaña de cinco meses el corsario había recorrido 46.419 millas, hundido 17 barcos por un total de 99.000 toneladas y capturado otros cuatro. Para capturar a sus victimas, el "Admiral Scheer" se acercaba a las naves enemigas como un crucero inglés que estuviera realizando controles y enmascaraba su característica triple torre de proa con un método ingenioso: dos cañones en elevación y uno, el central, en leve depresión, para hacer el efecto óptico de una torre doble, típica del armamento de los cruceros británicos. El truco funcionó muchas veces. Krancke, comandante del "Scheer", consiguió el mayor éxito en noviembre de 1940, en el Atlántico norte, atacando el convoy HX-84 compuesto por 37 barcos bajo la única protección del crucero auxiliar "Jervis Bay", cuyo comandante, capitán de navio Fegen, aceptó la desesperada batalla para permitir la dispersión de sus mercantes. Por eso Krancke sólo consiguió hundir cinco barcos, además del "Jervis Bay", y averiar 31. Pero el 9 de abril de 1945, el navío no podrá escapar al bombardeo aliado del puerto de Kiel. El antiguo corsario volcó y se fue a pique.


Saludos cordiales

Responder

Volver a “Marina de guerra del Eje”

TEST