Mar Báltico 1939.

La guerra en el mar. Estrategias.

Moderadores: José Luis, Francis Currey

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7256
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Mar Báltico 1939.

Mensajepor tigre » Vie Nov 27, 2015 3:54 pm

Hola a todos :-D; solo para compartir un interesante artículo........................

La guerra naval en el Mar Báltico, septiembre-noviembre, 1939 Por Donald Stoker.

En agosto de 1939, Alemania y la Unión Soviética se aprovecharon del vacío de poder creado por el abandono británico y francés de la región del Báltico y firmaron el infame Pacto Molotov-Ribbentrop. El acuerdo delineaba claramente los ámbitos de influencia en Europa del Este y condujo todavía a otra partición de Polonia. El pacto allanó el camino para la guerra de Hitler contra Polonia y le permitió a Stalin extender las garras del régimen soviético.

El único teatro en el que la Marina alemana ejerció una influencia decisiva durante las primeras etapas de la guerra, y podría decirse que en cualquier momento, fue en el Mar Báltico. Esto se debió más a los dictados de la geografía y la debilidad de sus oponentes que a la fuerza alemana. El control del Báltico era de vital importancia para el Reich. Esto garantizaba el flujo de mineral de hierro sueco para la industria alemana, salvaguardando el comercio con los países escandinavos, y asegurando el tránsito exitoso de las unidades militares y suministros. El Báltico fue también un área extremadamente valiosa de entrenamiento para la marina, siendo el único lugar donde las tripulaciones de los submarinos podían ser preparados sin la amenaza de interferencia del enemigo. Mantener el control de este mar, así como las líneas marítimas de suministros y la comunicación a Prusia Oriental, demostraron ser la principal tarea de la marina.

Afortunadamente para Raeder, los polacos poseían solo magras fuerzas navales. El tonelaje combinado de todos los buques de combate polacos era sólo de 14.443 toneladas, menos que la de cualquiera de los acorazados pre-dreadnought alemanes Schleswig- Holstein y Schlesien, que desplazaban 14.900 toneladas. El Bismarck (aunque aún no está listo) solo desplazaba casi tres veces esta cantidad - 41.700 toneladas. La Armada polaca tenía una flotilla de destructores formada por el Wicher, Burza, Grom, y Blyskawica, una flotilla de cinco submarinos, Wilk, Zbik, Rys, Orzel y Sep, y un minador, Gryf. Polonia también poseía unos pocos buques más pequeños: un escuadrón de 12 torpederos, 12 arrastreros, una serie de monitores fluviales, y el buque hidrográfico Pomorzanin. La marina polaca contaba entre su personal a 300 oficiales y 3.200 de otros rangos.

En comparación, la marina alemana poseía una fuerza naval abrumadora: de tres acorazados de bolsillo, un crucero pesado y seis cruceros ligeros, 34 lanchas torpederas y destructores y 57 submarinos, así como los antes mencionados acorazados pre-dreadnought, numerosos dragaminas y otras embarcaciones ligeras, y extenso apoyo aéreo de la Luftwaffe. Raeder había esperado tener Más. Para la Kriegsmarine, la guerra había llegado demasiado pronto. Raeder no cometió todas sus fuerzas disponibles contra Polonia, pero esto era casi innecesario.

Una decisión (aunque sabia) hecha dos días antes de la invasión alemana por el Almirante Jerzy Swirski, el jefe de la marina polaca, redujo aún más la poca fuerza que los polacos poseían. Se decidió, ya que el dominio alemán del Báltico hacía que sea poco probable que Polonia recibiría algun apoyo sustancial de sus aliados, que los tres destructores más modernos, Blyskawica, Grom y Burza, debían navegar a Gran Bretaña para luchar junto a la Marina Real. Las dos naciones firmaron un acuerdo sobre la cuestión poco antes del estallido de la guerra y el trío partió el 30 de agosto 1939.

Cuatro destructores alemanes detectaron los barcos polacos y los siguieron por algun tiempo. Aviones de reconocimiento también mantuvieron el trío bajo continua observación. Pero el estado de guerra aún no existía entre las dos potencias y, en consecuencia, los buques alemanes rompieron la persecución y regresaron a su base en Swinemünde en la costa del norte de Alemania. Los destructores polacos llegaron a Gran Bretaña el 01 de septiembre 1939.

El 30 de agosto, dos días antes de que los alemanes comenzaron la guerra, el gobierno polaco emitió una advertencia de navegación para sus regiones costeras. La advertencia, emitida en polaco e Inglés, declaró que un área de tres millas de la costa polaca había sido minada. La orden daba longitud y latitud y ordenaban a todos los buques que se acercaran solicitar un piloto. En realidad, las operaciones aún no se habían llevado a cabo. Los polacos planearon minar la zona, y tenían alrededor de 1,000 minas para este propósito, pero las autoridades marítimas querían estar seguras de que todos los buques que navegaban a Gdynia habían sido prevenidos.

Fuente: Baltic Security & Defence Review Volume 11, 2009.

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7256
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Mar Báltico 1939.

Mensajepor tigre » Dom Nov 29, 2015 1:21 pm

Hola a todos :-D; algo más........................

La guerra naval en el Mar Báltico, septiembre-noviembre, 1939 Por Donald Stoker.

La marina alemana, no esperaba que el conflicto pudiera extenderse hacia el oeste, por ello concentró el grueso de sus fuerzas contra los polacos. La Kriegsmarine recibido órdenes bastante sencillas. Sus tareas en la guerra contra Polonia incluían el establecimiento de un bloqueo de la bahía de Danzig, neutralizando los buques de guerra polacos, y el apoyo a las operaciones del ejército, especialmente durante la conquista de la Westerplatte, Gdynia, Gdansk (Danzig), y la península de Hela.

El vicealmirante Conrad Densch comandó a las fuerzas alemanas en el mar desde su buque insignia, el crucero ligero Nürnberg. Otros dos cruceros ligeros, Leipzig y Köln, acompañaban al Nürnberg. Una flotilla de diez destructores, seis buques torpederos, 21 dragaminas de varios tipos, cinco pequeños buques de escolta, y diez submarinos sumaron peso adicional. Los alemanes también cometieron al acorazado pre-dreadnought Schleswig-Holstein. Este buque había llegado a Danzig el 25 de agosto en una "visita de cortesía", realizado bajo la premisa de honrar la memoria de la tripulación del crucero alemán Magdeburg. La prensa polaca rápidamente condenó la presencia del buque de guerra alemán, que había sido autorizada por el gobierno polaco. El Magdeburg se había hundido en el Báltico durante la Primera Guerra Mundial, hacia 25 años para el día de la La llegada del Schleswig-Holstein, y sus tripulantes fallecidos yacían enterrados en Danzig. El acorazado tenía órdenes de permanecer en las aguas poco profundas del puerto de modo que incluso si fuese bombardeado o sufriera impacto de los proyectiles polacos no se hundiría por completo, sino descansaría en el fondo del puerto. Pronto se hizo evidente para los comandantes navales alemanes que las fuerzas empleadas por la Kriegsmarine eran innecesariamente grandes, tal vez incluso peligroso. La Flotilla de submarinos polaca constituía la principal amenaza para la fuerza germana. Estas naves se habían hecho a la mar antes de las hostilidades y los cruceros alemanes, operando cerca del litoral en las aguas confinadas de la costa polaca eran objetivos potencialmente fáciles.

Los submarinistas también tenían instrucciones similares a las dadas a las tripulaciones de los destructores polacos. Debían luchar contra el enemigo el mayor tiempo posible y por último, si no existía una base segura en Polonia, tratar de abrirse camino a un puerto británico. Si esto no parece posible, los submarinos debían entonces proceder a un puerto neutral, a excepción de uno Soviético.

El 26 de agosto, con las nubes de guerra avecinándose, el Jefe de la división de submarinos polaca, comandante Aleksander Mohuczy, y su personal, habían desplazado los tres submarinos minadores Sep, Rys y Zbik, a Hela. Los buques sólo llevaban 20 minas cada uno, la mitad de su capacidad. Los polacos disponían de unas 1.000 minas modelo Tipo 07, ex-rusas, para los buques de superficie, pero los submarinos sólo podían utilizar las de tipo francés H 5. Los submarinos Orzel y Wilk permanecieron en Gdynia.

La península de Hela albergaba la segunda base naval polaca en importancia. Su defensa se centraba en cuatro fuertes incompletos, era comandada por el Contraalmirante Unrug. Unrug, antes de la creación del estado polaco moderno, había sido un oficial de alto rango en la Armada Imperial Alemana. Durante los últimos años de la Primera Guerra Mundial, él condujo a las fuerzas alemanas de formación submarina donde uno de sus alumnos más capaces había sido Karl Dönitz. Unrug, y los 4.000 hombres que sirvieron bajo su mando, montaron una defensa a ultranza de la península. Fue una de las últimas áreas del territorio polaco en capitular, haciéndolo sólo el 01 de octubre de 1939.

En las horas previas al amanecer del 01 de septiembre, los submarinos polacos pusieron en acción el plan "Worek" y navegaron hacia sus respectivos lugares de destino. A las 05:00 horas del 1° de septiembre los destructores alemanes llegaron frente al Golfo de Danzig y cerca de Hela, después de haber salido de su base en Pillau a las 03:32 horas. Los destructores tenían órdenes de llevar a cabo la guerra al tráfico mercante frente a la costa de Polonia y la búsqueda de los rompedores de bloqueo. Durante el día, detuvieron y registraron varios buques, incluidos buques neutrales griegos y noruegos. Los submarinos polacos patrullaban la zona y durante todo el día, los buques alemanes incluídos el escolta F7 y los destructores Ihn y Steinbrinck reportaron avistamientos. El submarino polaco Wilk atacó sin éxito al segundo. Los encuentros entre los submarinos polacos y otros buques alemanes siguieron, pero produjeron poco éxito, excepto daños menores, por lo general infligido a los sumergibles polacos mediante cargas de profundidad.

El 1º de septiembre de 1939, Alemania invadió Polonia, lo que desató una guerra que consumió grandes extensiones de Europa. Muchos en la jerarquía nazi dieron la bienvenida a la invasión y la vieron como el primer paso en el camino hacia la dominación de Alemania sobre el continente. El Gran-Almirante Erich Raeder, Comandante en Jefe de la Armada alemana, no fue tan rápido en aplaudir el inicio de la guerra. El eEjército alemán y la Fuerza Aérea se prepararon para embarcarse en operaciones ofensivas, pero sólo se habían dado los primeros pasos vacilantes hacia la creación de una fuerte marina alemana. Raeder, que había construido la flota alemana mientras trabajaba bajo la impresión de queningún conflicto mayor ocurriría antes de 1944, encontró a sus fuerzas en la batalla antes de sentirlas preparadas. La guerra contra Polonia, y la posterior extensión del conflicto hacia el oeste, obligó a la marina alemana a luchar con la escasa fuerza que poseía. La superioridad naval británica y francesa combinada era aplastante, del orden de diez a uno, lo que llevó a Raeder a comentar que "en cualquier guerra con Inglaterra, la marina alemana poco pudo hacer más que hundirse luchando".

Fuente: Baltic Security & Defence Review Volume 11, 2009.

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7256
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Mar Báltico 1939.

Mensajepor tigre » Sab Dic 05, 2015 2:46 pm

Hola a todos :-D; algo más........................

La guerra naval en el Mar Báltico, septiembre-noviembre, 1939 Por Donald Stoker.

A las 04:45 horas del 1º de septiembre de 1939, el Schleswig-Holstein realizó los primeros disparos de la Campaña alemana en Polonia, y de la Segunda Guerra Mundial. Sus objetivos eran las fortificaciones polacas en la península de Westerplatte en Danzig. Una resolución de la Liga de las Naciones del 09 de diciembre de 1925 le permitió a Polonia mantener una instalación militar y 88 soldados en el Westerplatte. En marzo de 1939, con la amenaza de guerra que se avecinaba en el horizonte, esta fuerza fue aumentada por un destacamento adicional de 50 hombres.

Después de un breve bombardeo, que se llevó a cabo a una distancia de sólo unos pocos cientos de metros, la fuerza de asalto naval "Hennigsen" de 225 hombres atacaron en un intento de conquistar la Westerplatte. Ellos fueron rechazados inmediatamente. El segundo asalto que siguió también fue rechazado. Los atacantes sufrieron graves bajas, 83 de sus 225 efectivos murieron o fueron heridos, entre ellos el comandante. La batalla por esta franja de una milla de largo del puerto de Danzig duró hasta el 7 de septiembre, cuando los polacos se rindieron después de quedarse sin raciones y agua. La prensa alemana llamó a esta zona "kleines Verdún" (pequeña Verdun) debido a los varios cientos de alemanes muertos en los ataques al sitio.

Temprano el 1º de septiembre, los aviones alemanes volaron misiones de reconocimiento sobre la base naval polaca en Gdynia. La mayor parte de las unidades navales polacas de superficie remanente, el destructor Wicher, el minador Gryf, el torpedero Mazur, y un número de buques auxiliares, yacían al ancla aquí. Varias horas más tarde, los bombarderos alemanes aparecieron sobre la base y atacaron a los buques surtos en el lugar, hundiendo al Mazur y la nave depósito Baltyk, y obligando a los restantes a huir. Los buques más pequeños fueron a la bahía de Puck, cerca de Hela, donde más tarde o bien fueron víctimas de un ataque aéreo o fueron hundidos por sus tripulaciones. El Wicher y el Gryf navegaron a la base naval de Hela en el Golfo de Danzig.

El 3 de septiembre, los destructores alemanes Leberecht Maass y Zenker recibieron la orden de patrullar el puerto de Hela e identificar los buques de guerra en el área. Durante su aproximación, se encontraron con el destructor Wicher y el minador Gryf. Los destructores alemanes atacaron,el Leberecht Maass se empeñó contra el Wicher y el Zenker atacó al Gryf. Los alemanes abrieron fuego a 14.000 yardas. Los buques polacos respondieron, al igual que una batería de costa de cañones de seis pulgadas. Los polacos dispararon bien, obligando a los destructores alemanes a aumentar su velocidad a 27 nudos y tomar acción evasiva. Esto, combinado con la colocación de una cortina de humo por parte de los Destructores alemanes, obstaculizaron seriamente el control de fuego germano. A las 06:57 horas, la batería de costa polaca logró un impacto a estribor sobre la cubierta del cañón número dos del Leberecht Maas, matando a cuatro miembros de la tripulación del arma e hiriendo a los cuatro restantes. La acción continuó inconclusa y a las 07:35 horas, los destructores alemanes recibieron la orden de retirarse y regresar a Pillau a repostar. Poco después, Hela fue atacada por la aviación alemana. Junkers Ju-87 "Stuka" hundieron el Wicher, mientras que otros bombarderos alemanes destruyeron el minador Gryf. Antes de su destrucción, el Gryf había logrado sembrar sus minas en el Báltico, pero el esfuerzo resultó inútil pues el Gryf tenía "sus minas con sus mecanismos de disparo todavía puestos en seguro ".

Otros buques polacos sufrieron ataques aéreos alemanes y la Luftwaffe demostró ser el mayor peligro para los buques polacos. El 3 de septiembre, en Jastarnia, cerca de Hela, los alemanes hundieron dos dragaminas y el cañonero General Haller. A medida que avanzaba la guerra, y los polacos se dieron cuenta de que una mayor defensa de Gdynia era imposible, la Armada polaca utilizó varias embarcaciones para bloquear la entrada del puerto en un intento de hacerla inútil para el uso de los alemanes. La guarnición en Gdynia, una fuerza combinada de soldados, marineros, y batallones organizados en base a la población local, bajo el mando del coronel Stanislaw Dabek, resistió los ataques alemanes durante 20 días. Sólo se rindieron después de que habían agotado sus municiones y la mayoría de los defensores resultaron bajas.

Fuente: Baltic Security & Defence Review Volume 11, 2009.

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7256
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Mar Báltico 1939.

Mensajepor tigre » Lun Dic 07, 2015 3:24 pm

Hola a todos :-D; algo más........................

La guerra naval en el Mar Báltico, septiembre-noviembre, 1939 Por Donald Stoker.

En la noche del 3 al 4 de septiembre, los submarinos polacos Rys, Wilk, y Zbik comenzaron a sembrar minas al norte de la desembocadura del río Vístula. Para el 6 de septiembre colocaron un total de 50 minas en tres obstáculos antes de ser obligados a retirarse ante los ataques de cargas de profundidad efectuados por la 1º Flotilla de Barreminas del Capitán Friedrich Ruge. Los alemanes despejaron los dos primeros obstáculos, pero el tercero reclamó el barreminas alemán M.85 el 1 de octubre. A pesar de los ataques llevados a cabo por los alemanes, los submarinos polacos continuaron sus patrullas y comenzaron a operar entre la isla danesa de Bornholm y el Golfo de Danzig, aunque sin éxito. El 11 de septiembre recibieron órdenes de ya sea, intentar alcanzar Gran Bretaña o ser internados en Suecia tras agotar sus suministros. El Wilk alcanzó Gran Bretaña el 20 de septiembre. El Rys y el Zbik fueron internados en Suecia el 25 de septiembre.

El restante submarino polaco, el Orzel, con una tripulación de 29 oficiales y hombres, tenía un destino diferente. Durante los primeros días de la guerra, el Orzel operó fuera de la costa polaca donde sufrió daños por un ataque con cargas de profundidad. La tripulación, después de efectuar las reparaciones necesarias, navegó hacia las costas de la isla sueca de Gotland. A continuación, después de obtener el permiso del gobierno de Estonia, el Orzel navegó hacia Tallinn (Reval) para desembarcar su oficial al mando, El Teniente Comandante Henryk Kloczowski, que sufría de una enfermedad seria. El embajador alemán en Tallin convenció al gobierno estonio de confiscar las cartas e instrumentos de navegación del Orzel, a pesar de ser una violación del derecho internacional. Los estonios comenzaron también a desarmar la nave retirando 14 de sus 20 torpedos y el mecanismo del bloque de cierre de su cañón de cubierta de 3,5 pulgadas.

En la noche del 17 al 18 de septiembre la tripulación del Orzel capturó a los guardias estonios asignados a su nave y aserraron los cables de acero que amarraban la nave al muelle, tras lo cual zarparon de Tallin. El fuego las baterías de costa no lograron impedir que el submarino alcanzara el mar abierto. Sin poseer ningún instrumento o cartas de navegación, pero con algunos torpedos el Orzel, ahora bajo el mando de su primer oficial, el Teniente Comandante Jan Grudzinski, patrulló el Báltico en búsqueda de blancos alemanes aunque sin éxito. El 6 de octubre, el Orzel pasó a través de los Belts y comenzó un crucero por el Mar del Norte que duró hasta el 14 de octubre. Con su combustible casi agotado, Grudzinski se comunicó por radio con el Almirantazgo británico para obtener instrucciones y luego se unió a la nave hermana del Orzel, el Wilk, en el puerto británico de Rosyth.

La marina alemana, después de superar la poca resistencia que los polacos pudieron ofrecer, estableció un bloqueo de los puertos polacos. Después de ello, tuvo poco para hacer aparte de proteger los convoyes que navegaban entre Stettin, otros puertos alemanes y Prusia Oriental, y evitar la fuga de lo poco que quedaba en cuanto a buques militares y mercantes polacos. Los buques de superficie polacos que no habían huido antes de la guerra fueron destruidos o capturados, pero los cinco submarinos polacos escaparon, tres a la neutral Suecia, y dos a los puertos de Gran Bretaña. La mayoría de la flota mercante polaca también escapó. De las 135.000 toneladas que la marina mercante polaca poseía antes del estallido de la guerra, 10.000 toneladas fueron hundidas en el puerto de Gdynia. Las otras 125.000 toneladas llegaron a Gran Bretaña y después de un acuerdo realizado en octubre de 1939, cooperó con la Marina Mercante británica. Gran parte de los supervivientes de esas 125.000 toneladas no estaban en el Báltico el 1º de septiembre, que ya habían recibido la orden de zarpar hacia Gran Bretaña. La marina de guerra alemana difícilmente puede ser criticada por su escape. Tres barcos polacos, el Poznan, el Slask y el Rozewie, que habían permanecido en el Báltico para mantener las comunicaciones polacas con Suecia y Finlandia, se las arreglaron para romper a través del Skagerrak y del Kattegat, a pesar de los campos de minas y la Marina alemana.

Fuente: Baltic Security & Defence Review Volume 11, 2009.

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7256
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Mar Báltico 1939.

Mensajepor tigre » Mié Dic 09, 2015 6:24 pm

Hola a todos :-D; algo más........................

La guerra naval en el Mar Báltico, septiembre-noviembre, 1939 Por Donald Stoker.

El colapso de Polonia no puso fin a la guerra marítima germana-polaca. Los buques y marineros que escaparon a Gran Bretaña continuaron la lucha junto a sus aliados, liderados por uno de los suyos, el Contraalmirante Jerzy Swirski, desde su nueva sede en Londres. Swirski escapó de Polonia a través de Rumania, a través de una ruta que utilizaron muchos de sus compatriotas. Los polacos, mientras que cooperaron con la Royal Navy, adquirieron una reputación de habilidad y gallardía, participando en la mayoría de las principales acciones navales en el Teatro Europeo de Operaciones.

El submarino polaco "Orzel", hundió al buque de transporte de tropas alemán Río de Janeiro durante el Ataque germano a Noruega. El 10 de abril 1940, el "Orzel" consiguió otra victoria tras el hundimiento de un buque de arrastre armado alemán en el Skagerrak. Poco después, el sumergible polaco se perdió. Zarpó para una nueva patrulla de dos semanas el 23 de mayo 1940 y nunca regresó. El destructor "Grom" tomó parte en los combates en Narvik, donde fue hundido por las bombas de un avión alemán. El destructor "Burza" ayudó a evacuar a las fuerzas británicas de Dunkerque y Calais durante mayo y junio de 1940, y pasó a servir con distinción como escolta de convoyes y cazador submarino. El destructor "Blyskawica" tuvo una carrera distinguida en particular, participando en casi todas las principales acciones navales en el teatro europeo, incluyendo la intervención en Noruega, la evacuación de Dunkerque, escolta la peligrosa carrera a Malta, y la invasión de Normandía.

La Armada polaca en el exilio creció a través del agregado de los buques aliados; las unidades principales incluyeron seis destructores británicos y uno que había pertenecido a Francia, así como tres submarinos británicos y uno americano. La Royal Navy también prestó a los polacos dos cruceros ligeros, uno, el "Dragon", fue hundido por un pequeño submarino alemán durante la invasión de Normandía. En total, los buques polacos realizaron 1.162 patrullas de guerra.

Los alemanes pensaron su guerra naval contra Polonia como un conflicto de corta duración y la marina de guerra alemana tenían órdenes de aplastar a las pocas fuerzas polacas en los primeros días de la guerra. La previsión del almirante Swirski con su decisión de enviar los tres destructores más modernos a Gran Bretaña antes del comienzo de las hostilidades, permitió a las unidades más valiosas de la marina polaca proseguir la lucha contra Alemania. La valentía y el ingenio de las tripulaciones de los submarinos "Orzel" y "Wilk" y su escape a Gran Bretaña, también ayudaron a Polonia continuar su guerra. La marina alemana tuvo éxito en su tarea de asegurar el Báltico, pero no pudo destruir a los buques de la Armada polaca, así como su espíritu de lucha.

Fuente: Baltic Security & Defence Review Volume 11, 2009.

Es todo amigos. Saludos. Raúl M 8).

Feliz Navidad - Feliz Natal - Frohe Weihnachten - Joyeux Noël - Merry Christmas - Wesołych Świąt!. :sgm120:
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7256
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Mar Báltico 1939.

Mensajepor tigre » Sab Dic 12, 2015 10:49 pm

Hola a todos :-D; algo más........................

La guerra naval en el Mar Báltico, septiembre-noviembre, 1939 .

Imagen
Sectores asignados a los submarinos minadores según el Plan "Worek".......................................

Imagen
El sumergible ORP Zbik en la Base Naval de Oksywska (Hela) cargando las minas SM 5....................

Fuente: Działania bojowe ORP Żbik we wrześniu 1939 roku. Biuletyn.DWS.org.pl nr 8 – wiosna 2010.

Saludos. Raúl M 8).

Feliz Navidad - Feliz Natal - Frohe Weihnachten - Joyeux Noël - Merry Christmas - Wesołych Świąt!. :sgm120:
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.


Volver a “Temas generales”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado