pub01.jpg

La batalla del Mar de Barents

La guerra en el mar. Estrategias.

Moderadores: José Luis, Francis Currey

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4067
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

La batalla del Mar de Barents

Mensajepor Kurt_Steiner » Sab Jul 23, 2005 7:34 pm

Las limitadas incursiones efectuadas por los comandos ingleses contra las costas europeas en la primavera de 1942 alarmaron mucho a Hitler, hasta tal punto que le llevaron a sospechar que tales acciones anunciaban empresas de muy distinta envergadura. Imaginaba que los aliados se disponían a pasar al contraataque y, desde enero de 1942, estaba convencido de que la invasión de Noruega era inminente y que Suecia había decidido aliarse con los enemigos del Reich. Expresando su intimo convencimiento a Raeder, Keitel y Jodl, afirmó que en tal caso, el ataque aliado sería un movimiento de tenaza: los ingleses operarían desde el mar y los suecos y los soviéticos desde tierra, produciéndose así la unión de los aliados occidentales con la URSS.
Como no pensaba Hitler retirar efectivos del frente ruso, la defensa de Noruega sería llevado a cabo por la Luftwaffe y la Kriegsmarine, que atacarían al enemigo a lo largo de la costa. Para ello era necesario que el Scharnhorst, el Gneisenau y el Prinz Eugen zarpasen de Brest y se dirigiesen al Norte. “Si es imposible hacerlos salir forzando por sorpresa el canal de la Mancha –le dijo a Raeder- será preferible desarmar los buques y utilizar cañones y tripulaciones para reforzar nuestras defensas en Noruega”. Estos preparativos fueron los que permitieron a los alemanes lanzar en junio un ataque contra el convoy PQ-17. Según Raeder, la concentración de los buques pesados en aguas noruegas había mejorado la situación en las reservas de combustible, y por ello decidió que sería factible emplear los buques contra el convoy PQ-18. Pero ocurrió que el acorazado de bolsillo Admiral Scheer, el crucero pesado Hipper y el crucero ligero Köln no salieron del Altafjord, y este hecho tuvo una importancia decisiva en los acontecimientos posteriores. A última hora, Hitler había aconsejado no correr riesgos innecesarios, pues los buques pesados eran vitales para la defensa de Noruega, y Raeder acabó anulando el ataque. Por lo tanto la acción contra el convoy, que de un total de 40 buques perdió 13, la llevó a cabo la Luftwaffe y lo submarinos.
Después del PQ-18, que había salido en septiembre, ningún otro convoy aliado zarpó rumbo a la URSS en los dos meses siguientes. Fue necesario, una vez más, reforzar la Home Fleet con miras a los desembarcos del norte de África. Después del triunfo de la Operación Torch se reanudó el envío de convoyes a Rusia con este plan: un grupo de 15 buques zaparía el día 18, y otro de la misma entidad numérica, el 22 de diciembre. La sigla de los convoyes se cambió de PQ a JW y la progresión numérica comenzaría con el 51. Análogamente, se cambió la sigla de los convoyes que volvían a Gran Bretaña: RA en vez de QP.
El almirante Tovey, comandante en jefe de la Home Fleet, decidió que estos convoyes llevasen una protección extraordinaria; además de la escolta de destructores, figuraría una formación autónoma de dos cruceros, llamada Fuerza R. Aunque por el peligro que representaban los submarinos alemanes navegaría a una distancia de los convoyes no inferior a las 50 millas, aproximándose a ellos tan sólo en caso de ataque en superficie. El JW51-A zarpó en la fecha prevista y llegó a Murmansk sin contratiempos.

Sir John Tovey
Imagen
fuente www.admirals.org.uk/admirals/fleet/images/toveyjc.jpg

Aunque no se había atacado al JW-51ª, el Estado Mayor naval germano tenía ya dispuesto un plan muy detallado, conocido con el nombre convencional de Operación Regenbogen (Arco Iris), cuya puesta en práctica se confiaría al acorazado de bolsillo Lützow y al crucero pesado Hipper, que debían salir del Altafjord, escoltados por seis destructores con objeto de atacar un convoy ártico no especificado.
El convoy JW51B, compuesto de 14 mercantes, salió de Escocia el dia 22 de diciembre. La descripción de la carga transportada bastará por si sola para dar una idea acerca de la importancia de la ayuda proporcionada a la URSS: 202 carros de combate, 2046 vehículos, 87 cazas, 33 bombarderos, 11.500 toneladas de carburante para camiones, 12.650 toneladas de carburante para aviones y 54.321 toneladas de diversos abastecimientos. Tres pequeños destructores, un dragaminas, dos corbetas y dos pesqueros armados lo escoltaron hasta un punto situado al este de Islandia, donde los tres destructores fueron sustituidos por otros seis de mayores desplazamiento, al mando del capitán de navío R. Sherbrooke, a bordo del Onslow. Sherbrooke había dispuesto que, a la primera señal de un ataque de buques de superficie todos los buques abandonasen sus respectivas posiciones alrededor de los buques mercantes para situarse junto al Onslow y por el lado que se vislumbrase la amenaza, mientras el convoy se alejaría protegido por una cortina de humo producida por el Achates, el resto de la escolta se colocarían de nuevo alrededor del convoy.

Captain Robert Sherbrooke, VC
Imagen
fuente http://www.blondmcindoe.org/assets/imag ... ke%202.jpg


El 28 de diciembre, el JW51B, que seguía una ruta mucho más septentrional que la latitud del cabo Norte, se encontró en medio de una borrasca que lo arrastró hacia el sur de la ruta que tenía signada. Algunos buques perdieron el contacto con el grupo. El miércoles 30 de diciembre el convoy viró hacia el Este, con lo que el Altafijord se encontraba ahora a 200 millas de distancia. Por la mañana, el Almirantazgo adivirtió a Sherbrooke de la gran actividad desarrollada por las estaciones de radio alemanas situadas a lo largo de las costas noruegas. El hecho de que los alemanes no hubieran hostigado el paso del convoy anterior parecía sugerir que los alemanes habían reservado sus fuerzas para lanzar un ataque en fuerza contra el segundo convoy, el JW51B

El HMS Onslow
Imagen
fuente http://www.hmscavalier.org.uk/book1/135/onslow.jpg

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4067
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

Mensajepor Kurt_Steiner » Sab Jul 23, 2005 11:28 pm

Lo cierto era que los alemanes se preparaban para un ataque masivo. El mismo día, unas horas antes, un submarino, el U-354, había avistado el convoy, comunicando su ruta y velocidad. En cuanto el almirante Carls, comandante del grupo Norte y con base en Kiel, comunicó al almirante Kluber, comandante en jefe de la zona septentrional de Narvik: “Cruceros con seis destructores, prepárese inmediatamente para “Regenbogen”. La orden que se le había dado anteriormente a Kummetz, quien disponía de dos cruceros y cuya insignia ondeaba en el Hipper, fondeado en Altafjord, contenía una frase altamente significativa: “Comportamiento al encontrar al enemigo: evitar una fuerza superior, o destruirla según posibilidades tácticas”. Esto podría parecer una frase sin importancia, pero fue la primera de una serie de señales de precaución, y altamente desmoralizadoras.

acorazado de bolsillo Lützow
Imagen fuente http://www.deutschland-class.dk/deutsch ... mmis02.jpg

Unas horas después, el acorazado de bolsillo Lützow, el crucero pesado Hipper, los destructores Friederich Eckholdt, Richard Breitzen y Z-29, al mando del capitán de navío Stange, salieron del Altafjord; el Lützow iba escoltado por los destructores Theodor Riel, Z-30 y Z-31. El plan de Kummetz era sencillo y, en potencia, prometía un buen resultado.- En el curso de la noche, los dos grupos debían separarse, de manera que a la mañana siguiente, a las 8, cuando los dos buques pesados se dirigieran hacia el Este en busca del convoy, flaqueados y precedidos por tres destructores a una distancia de 15 millas, el Lützow se encontrara a 75 millas al sur de Hipper. Una vez localizado el convoy, el grupo del Hipper atacaría primero, atrayéndose a los buques de escolta ingleses y obligando a los mercantes a desviarse hacia el sur, es decir, hacia donde se hallaba el Lützow.

crucero pesado Hipper
Imagen
fuente http://cache.desktopnexus.com/thumbnail ... mbnail.jpg

Mas no había pasado aún una hora desde su salidas del Altafjord, cuando Kummetz recibió la siguiente comunicación de Kluber: En contra de la orden operativa referente al contacto con el enemigo, proceda con mucha cautela, incluso contra fuerzas iguales, pues no podemos exponer a nuestros cruceros a riesgos demasiado graves”. Era la consecuencia inevitable de las grandes pérdidas que la Marina alemana había sufrido hasta entonces. Lo cierto es que el consejo tuvo el efecto de desmoralizar profundamente a Kummetz. La frase “fuerzas enemigas iguales” podía siguiente todo o nada, puesto que no existen tablas comparativas entre destructores y cruceros, o entre cruceros y acorazados de bolsillo. Por ejemplo, en plena oscuridad y con una tempestad de nieve, la expresión “fuerzas enemigas iguales” podía significar para un crucero pesado, la presencia de tres destructores provistos de radar. A la luz del día la relación sería uno a seis. Y dependía mucho de la capacidad individual de los oficiales que ostentaban el mando: buena prueba de ello fue la batalla del Río de la Plata, donde el Graf Spee logró zafarse de tres cruceros británicos.
El 30 de diciembre por la tarde, Krancke comunicó a Hitler que los buques habían zarpado y que localizarían al convoy enemigos en las primeras horas de la mañana siguiente. Más tarde escribió que Hitler insistió en que se le informara inmediatamente en cuanto llegaran los partes pues “no podía dormir cuando los buques estaban en acción”. Mientras tanto, el plan de Kummetz se revelaba válido y sus cálculos sobre la posición del convoy británico demostraban ser exactos. A la mañana siguiente, víspera de Año Nuevo, anotó en el diario de guerra: “7,18: localización 060, dos siluetas” y poco después “7,25: comunicado al Eckoldt: localización 092, varias siluetas. Efectuar búsquedas minuciosas”.
Era el prólogo de la batalla del Mar de Barents.

Crucero Sheffield
Imagen
fuente http://imansolas.freeservers.com/Angelo ... iser_2.jpg

A la misma hora, el JW51B se dirigía hacia el Este; pero la violencia de la tormenta lo había impulsado bastante más al sur, provocando con ello un notable retraso sobre el horario previsto. El dragaminas Bramble se hallaba a unas 15 millas más al NE (sin que Sherbrooke estuviese al corriente de ello) y el pesquero Vizalma guiaba a sus mercantes 40 millas más al Norte, navegando a 11 nudos. Los cruceros Sheffield y Jamaica se preparaban para cortar la estela del convoy a unas 50 millas a popa; después virarían hacia el Este para seguirlo. Tanto Burnett como Sherbrooke intuían que la víspera de Año Nuevo sería el día crítico, y a amabos se les había comunicado, en las primeras horas de la mañnaa, que estaciones de radio control habían revelado la presencia de un destructor alemán frente al cabo Norte, de un Uboot ante el convoy y de otro al Sur.

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4067
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

Mensajepor Kurt_Steiner » Dom Jul 24, 2005 4:45 pm

Tres días antes, la corbeta Hyderabad, que navegaba a la cabeza del convoy, había interpretado erróneamente una comunicación en la que se anunciaba que aviones soviéticos irían en su busca; pero la palabra aviones se había confundido con destructores, por lo que, a las 8.30 horas del 31 de diciembre, cuando uno de los vigías advirtió que dos destructores se estaban dirigiendo hacia el convoy desde el sur y por la derecha, creyó que eran buques soviéticos. Así se le comunicó a Sherbrooke, el cual, cuando el Obdurate también los localizó, solicitó que se confirmase la nacionalidad de los buques que se aproximaban. Las señales ópticas requieren cierto tiempo, y mientras el Obdurate no estuvo en posición para comenzar el proceso de identificación hasta las 9,35. Para entonces, ya eran tres los destructores identificados, que, de todos modos, no respondieron a las señales; pero poco después, uno de los destructores alemanes desveló su verdadera identidad abriendo fuego, y Sheerbroke, que se encontraba a la cabeza del convoy, a variar millas de distancia, pudo ver las llamaradas de los cañonazos.
Todos los buques ingleses se prepararon para la acción, dirigiéndose inmediatamente hacia las posiciones asignadas de antemano por Sherbrooke. Entre tanto, las radios de abordo transmitían la señal de “enemigo a la vista”. Después, Sheerbroke, mientras se alejaba a bordo del Onslow del lado izquierdo del convoy, avistó una gran silueta oscura, desde luego mayor que un destructor, que aparecía a intervalos entre la nieve. Y que se dirigía directamente hacia los transportes. En vez de esperar a los buques de escolta, Sheerbroke ordenó al Onslow que se dirigiera hacia en el enemigo, que no era otro que el Hipper, procedente del Norte. Los tres destructores localizados detrás del convoy eran su escolta, que se había adelantado en misión de reconocimiento y que durante algún tiempo siguieron a los buques aliados.

Imagen
El Hipper (centro), el Scharnhorst (al fondo) and Gneisenau (izquierda) fondeados en Trondheim en 1940

En un principio el almirante alemán Kummetz no estaba seguro de que se tratase del convoy ártico y pensaba que sus destructores estaban en una posición equivocada, pero una vez identificado el convoy, decidió que era una oportunidad que no podía dejar escapar, aunque le preocupaba la posibilidad de ser torpedeado por los destructores de escolta. A las 8, cuando Sherbrooke ignoraba aún que le seguían los buques alemanes, Kummetz ordenó aumentar la velocidad a 30 nudos a fin de alcanzar el convoy enemigo y atacarlo con las primeras luces del día. A las 9,15 horas, en el momento en el que los destructores habrían fuego, Kummetz anotaba: “Visibilidad muy escasa. Todo se ve borroso. No consigo descubrir si tengo ante mi amigos o enemigos”. Pero al ver que el Achates lanzaba la cortina de humo, Kummetz ordenó romper el fuego y el Hipper viró para hacer fuego con todos los cañones. Ya había disparado varias salvas cuando descubrió al Onslow, que se acercaba seguido por el Orwell, y cuya presencia no había sido advertida por el Hipper.
Desde el comienzo Sherbrooke había comentado a sus oficiales que probablemente los buques de superfície alemanes temerían exponerse a ser torpedeados, pero también sabía lo difícil que sería que iba a ser para los destructores ingleses poder acercarse lo suficiente para alcanzar el objetivo. Sin embargo, consideraba que bastaría con la mera amenaza; y, en efecto, los hechos le demostraron tener la razón. El diario del Hipper anotó que a las 9,44 un destructor enemigo se les aproximó y les lanzó un torpedo cuando, de hecho, no se lanzó ninguno, pero los vigía del Hipper anunciaron se aproximaba uno, por lo que el crucero viró bruscamente, ofreciendo su popa al Onslow y ofrecer un blanco menor. Pero esta maniobra lo alejó del convoy, que era lo que Sherbrooke pretendía. Mientras estaba virando, el Hipper abrió fuego contra el Onslow con ayuda de su radar.

Imagen
El Hipper

A las 9,57 el Hipper se dirigió de nuevo hacia los mercantes ingleses.y abrió fuego contra el Onslow y el Orwell. Sus ochos caños de 203 mm, cuyos proyectiles pesaban más de una tonelada, dispararon una salva, mientras que los cañones de 105 mm disparaban otra, que pesaba un quintal. En aquel momento el Orwell tenía dos de sus cuatro cañones de 120 mm bloqueados por el hielo, pero disparó una salva de 45 kgs como respuesta, mientras el Orwell con sus cuatro cañones disparó una de 62 kgs. Pero estas granadas no podía averiar al Hipper. Poco después, Sherbrooke recibió un mensaje por radio de la Fuera R, que decía que se estaban aproximando, y, al parecer, lo hacía por el Norte. En consecuencia, Sherbrooke pensó que el Hipper estaba intentando atraerle hacia el NE, a una trampa, mientras por el sur otra fuerza naval alemana atacaría al convoy. En plena incertidumbre, ordenó al Obedient y al Obdurate que se unieran al convoy.
A las 10,13, Kummetz inició su cuarta maniobra de aproximación: todos los cañones de 203 y 105 abrieron fuego contra el Onslow y el Orwell, así como los cañones de los destructores de escolta que le seguían.. Durante unos minutos, los destructores ingleses esquivaron las granadas enemigas, pero la quinta salva disparada por el Hipper alcanzó de lleno al Onslow, destruyó la chimenea, rompió las portezuelas laterales del revestimiento de la caldera y arrancó las válvulas de seguridad, por lo que el vapor a alta presión salió en chorro, partió las antenas de radio y destruyó el local del radar. Una de las esquiarlas rebotó de la antena del radar e hirió a Sherbrooke en la cara, destrozándole el pómulo izquierdo, la nariz, la parte izquierda de la cara y el ojo izquierdo, que le colgaba sobre la mejilla. Pero en aquel momento, nadie se dio cuenta de nada y él continuó dando órdenes sin cambiar el tono de voz, hasta que un oficial, al verse todo cubierto de sangre, miró a su alrededor y vio que Sherbrooke estaba gravemente herido.

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4067
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

Mensajepor Kurt_Steiner » Dom Jul 24, 2005 6:28 pm

Unos segundos después, otros dos proyectiles de 203 disparados por el Hipper alcanzaron al Onslow en la proa, inutilizando sus cañones y provocando incendios, que se extendieron hacia las cargas explosivas. Sherbrooke ordenó que el buque virase a estribor, disminuyendo al velocidad, a fin de que el viento no alimentase más las llamas, y se protegió tras una cortina de humo. El Hipper entonces dedicó su atención al Orwell. Mientras el comandante de éste decidía si debía atacar con torpedos –lo que significaba la destrucción segura- o proteger al Onslow, el crucero alemán se alejó inesperadamente, desapareciendo en una tormenta de nieve. A bordo del Onslow, además de los daños sufridos por el buque, 40 hombres habían muerto o resultado heridos en menos de dos minutos. El mando de la escolta lo asumió el Obedient, y Sherbrooke, que finalmente permitió que le curaran (por esta acción fue condecorado con la Victoria Cross), ordenó al Onslow que se dirigiera hacia el convoy, poniéndose en contacto con la Fuerza R para pedir su intervención.

Kummetz, después de poner fuera de combate al Onslow y desaprovechar la ocasión de eliminar al Orwell, se alejó hacia el ENE a 31 nudos, con la esperanza de que el enemigo se colocase cuanto antes al alcance del Lützow, que ya no estaba muy lejos. Mientras tanto, el Lützow, que avanzaba por el sur, había divisado algunas siluetas de buques y, durante los 50 minutos que siguieron, continuó navegando lentamente hacia el NE para interceptar el convoy, una vez que el Hipper le comunicó que se había empeñado en combate. El acorazado de bolsillo no tardó en divisar diversos objetivos entre el temporal de nieve. El más próximo estaba a unas 3 millas, y el más lejos a unos 7. Los cañones del Lützow tenían un alcance de 28,000 metros. El diario de abordo hablaba de “objetivos” cuya identificación era imposible. El capitán de navío Stange, que mandaba el Lützow, había dejado escapar una oportunidad favorable: los objetivos previstos por “Regenbogen” estaban a 2-3 millas del acorazado y cuando éste pasó a poca distancia de los mercantes, estos se encontraban sin escolta. Sin embargo, el Lützow no hizo fuego contra estos. No obstante, por una ironía de la suerte, el plan de Kummetz se había realizado punto por punto: el Hipper atrajo sobre si el grueso de la escolta y el convoy, prácticamente desprovisto de protección había navegado directamente hacia el Lützow. En aquel momento el Lützow navegaba en paralelo al convoy, pero al no poder identificarlos por el Este, el acorazado viró hacia el Oeste a fin de ponerse en rango con el enemigo que combatía con el Hipper.
A las 11,06 el Hipper lanzó su quinto ataque contra el convoy, abriendo un nutrido fuego contra el Achates, que ya había sufrido graves daños, pero que continuaba imperterrito lanzando nubes de humo; su proa estaba peligrosamente dañada y había reducido su velocidad a 15 nudos. En breve sucesión, tres proyectiles de 203 mm impactaron en el buque y el buque comenzó a hundirse.

HMS Jamaica
Imagen
fuente http://home.swipnet.se/~w-11578/ship_ph ... amaica.jpg

El Hipper viró entonces, como si tuviera la intención de colocarse en la estela del convoy, y enseguida, el Obedient, el Orwell y el Obdurate lo atacaron. El crucero, sin dejar de responder al fuego, se alejó, pues Kummetz había cedido una vez más al temor de ser torpedeado. A las 11,36 comunicó al Lützow: “En acción con las fuerzas de escolta. Ningún crucero con el convoy”. Pero un momento después comenzaron 14 proyectiles de 152 mm cayeron alrededor del Hipper: el Sheffield y el Jamaica acababan de aparecer con una maniobra que había sorperndido por completo al crucero alemán, que todavía tenía sus cañones apuntando en dirección opuesta. Tres granadas impactaron al Hipper, una lanzada por el Sheffield y las otras dos por el Jamaica, dañando las calderas del buque, que tuvo que reducir su velocidad a 23 nudos. El Hipper se protegió tras una cortina de humo dejada por sus destructores. Uno de estos, el Friederich Eckholdt, confundió al Sheffield con el Hipper y se dirigió a este, confiado, seguidopor el Richard Beitzen. Siete proyectiles mandaron al destructor alemán al fondo del mar, envuelto en llamas y humo. El Beitzen, aunque combatiendo con el Jamaica, logró escapar.

La batalla había acabado. El Hipper, el Lützow y los cinco destructores se retiraron para refugiarse en el Altafjiord, y la Fuerza R les siguió para asegurarse de que no reanudaban el ataque. EL convoy regresó a su formación original, salvo por el Achates, que al final se había hundido. El combate, que ha pasado a la historia como la batalla naval del mar de Barents, fue definido por el almirante Tovey como uno de los mejores ejemplos ofrecidos en las dos guerras mundiales sobre el empleo táctico de cruceros y destructores contra fuerzas superiores.

Avatar de Usuario
Eriol
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8696
Registrado: Dom Ago 17, 2008 10:51 pm
Ubicación: Ciudad Real

Re: La batalla del Mar de Barents

Mensajepor Eriol » Dom Sep 07, 2014 10:46 pm

¡Hola!

Por no abrir un tema nuevo aprovecho el creado por el compañero Kurt para traer aquí el último serial de mi blog. Espero lo disfruten:

Batalla del mar de Barents I: antecedentes y contexto estratégico

Hitler se tomó muy en serio algunos ataques de comandos británicos contra la costa noruega durante 1941. A tal punto de que terminó por concentrar gran parte de lo poco que tenía la Kriegsmarine en el país escandinavo para marzo de 1942 (1) pensando que, junto a la Lutfwaffe, fuese el principal baluarte defensivo contra una posible invasión.

A parte de para defender el país una flota alemana poderosa en aguas noruegas producía otro beneficio ;la amenaza latente a los convoyes árticos por los que la URSS recibía unos muy valiosos suministros. Hay que entender que , dadas las extremas condiciones de lucha en el frente oriental, cualquier mercante hundido que ayudase a las tropas alemanas sería bienvenido para los generales del Osther.

Así los convoyes PQ16 (destino URSS) y QP12 (destino Irlanda) partieron desde Reykjavik y Kola respectivamente el 21 de mayo. Aunque en esta ocasión la Kriegsmarine no actuó ,el PQ 16 si sufrió algunas importantes bajas a manos de la aviación alemana.

Después, a principios del verano de 1942, le tocó al PQ 17 y ,esta vez, la marina si que actuó. Se preparó una gran salida ,operación Rosselsprung ,con todas las fuerzas disponibles para atacar el convoy: Tirpitz, Admiral Scheer, Lutzow, Admiral Hipper, 10 destructores y 2 Torpedo Boot. A pesar de que el convoy llevaba una fuerte escolta lejana ( los acorazados Washington y Duke of York, el portaaviones Victorious más cruceros y destructores ,tanto como escolta lejana como cercana) se ordenó dispersar el convoy en cuanto se tuvo noticias de la salida de alguno de los buques alemanes. Aunque las fuerzas de superficie finalmente no zarparon, el Lutzow encalló cerca de la costa, la noticia hizo que se dispersase el convoy y este sufriera numerosa bajas a manos de los sumergibles y aviones alemanes que se cebaron sobre naves casi indefensas. De los 36 mercantes originales que lo formaban se hundieron 24, el mayor éxito alemán contra los convoyes árticos.


Imagen
Ataque al PQ 17
Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Convoy_PQ_ ... 942-fr.svg

El PQ 18 partió en septiembre con la escolta pegada a el. Esta vez no hubo intento de la Kriegsmarine de salir a por él pero los aviones y sumergibles se cobraron, de nuevo, un fuerte tributo: 13 mercantes perdidos. El QP 14 también fue atacado desde el aire y por sumergibles y, además, se intentó una salida del Admiral Hipper y algunos destructores pero la falta de reconocimiento hizo que se cancelase finalmente.

Ese verano fue el primero realmente grave para la Kriegsmarine. Durante las 2 primeras estaciones veraniegas tenían suficientes fuerzas y combustible. En el verano de 1941 , tras el desastre del Bismarck y el ataque a la URSS, sus naves se vieron muy condicionadas aunque seguían teniendo combustible suficiente. Sin embargo en el verano de 1942 ya no había tantas naves, por un motivo u otro, y ,además, el combustible empezaba a escasear. Se habían dado cientos de miles de toneladas a los italianos para su marina que, a diferencia de la Kriegsmarine, no se había procurado unas buenas reservas antes del estallido de la guerra.

Así pues las naves en Noruega se tiraron ese verano realizando poco entrenamiento ,lo que afectó ligeramente a la moral de las tripulaciones, y cambiando de vez en cuando de fondeadero para despistar a la inteligencia británica. Solo hubo algunas pequeñas salidas:

-El Admiral Scheer en agosto hundió un rompehielos soviético
-En septiembre el Admiral Hipper junto a unos destructores sembró minas entorno a las aguas de Nueva Zembla.
-En noviembre el Hipper ,de nuevo, con los destructores Z4 Richard Beitzen, Z16 Friedrich Eckoldt , Z27 y Z30 disfrutaron de un pequeño éxito cuando el Z27 hundió un arrastrero soviético y al petrolero Donbass (soviético de 8.000 T) el 7 de noviembre.

Continuara...

(1) http://lakriegsmarineencastellano.blogs ... -1942.html

Fuentes y enlaces de interés

O´Hara, P.Vincent “The German Fleet at wat: 1939-1945” Naval Institute Press 2004
Whitley , M.J. “German Capital Ship in World War Two” Arms and armour edición 2000
Whitley , M.J. “German Cruiser in World war Two” Arms and armour edición 1985
Whitley , M.J. “German Destroyer in World war Two” Arms and armour edición 1983
http://lakriegsmarineencastellano.blogs ... nts-i.html
Última edición por Eriol el Sab Sep 13, 2014 3:56 pm, editado 1 vez en total.
Una vision; un propósito;un sueño...Siempre.

Avatar de Usuario
Eriol
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8696
Registrado: Dom Ago 17, 2008 10:51 pm
Ubicación: Ciudad Real

Re: La batalla del Mar de Barents

Mensajepor Eriol » Sab Sep 13, 2014 3:50 pm

¡Hola!

Vamos con la segunda entrega sobre la Batalla del mar de Barents:

Batalla del mar de Barents II: primeros movimientos y planes

En diciembre, con el 6.Armee alemán cercado en Stalingrado ,la Kriegsmarine volvió a intentar cazar otro convoy en el Ártico. Hay que señalar que las condiciones tan al norte de la tierra en esta época del año son particularmente malas. A frecuentes tormentas y ventiscas se suman las malas condiciones de visibilidad por la abundante niebla y por que solo existían 4 horas de luz, y bastante tenue además.

El nuevo objetivo era el JW 51B, un convoy salido de Loch Ewe el 22 de diciembre de 1942 compuesto por 15 mercantes y escoltado por los destructores Onslow, Oribi, Obdurate, Obedient, Orwel y Achates más otras naves menores comandadas por el Captain Sherbrooke a bordo del Onslow. Formaba parte de la nueva estrategia aliada consistente en enviar 2 convoyes más pequeños en lugar de uno grande, facilitando las tareas de escolta e intentando minimizar posibles perdidas. El primero, el JW 51A, había llegado una semana antes a la URSS sin problemas ,pero el B se encontraría con una fuerte tormenta el día de nochebuena que dispersó a buena parte de los buques. Así ,solo una parte de él ,el reporte inicial decía de 6 a 10 mercantes escoltados por escasos destructores y un posible crucero ligero (1), fue localizado por el U 354 el día 30 unas 80 kilómetros al sur de la Isla de los Osos. El resto navegaban en pequeños grupos con algunos escoltas cada uno y sin conocer la posición exacta de los demás grupos.

El aviso del U 354 sobre un pequeño convoy con escasa escolta alegró enormemente al Alto Mando Naval Norte que vio, por fin, una buena oportunidad de actuar. Inmediatamente el Admiral Rolf Carls dio la orden de zarpar de Altenfjord al Admiral Hipper acompañado de 6 destructores (Z4 Richard Beitzen, Z6 Theodor Riedel, Z16 Friedrich Eckoldt , Z29, Z30 y Z31) de la 5ª Flotilla al mando del Kapitän zur See Alfred Schemmel. En el último momento se obtuvo permiso para que el acorazado de bolsillo Lutzow, reclasificado como crucero pesado hacía un tiempo, también participase en el ataque ya que su escasa velocidad no se consideraba algo malo debido al mal tiempo. El Koln, que también estaba disponible en Altenfjord ,no participaría debido a los fuertes temporales que había en la zona de operaciones (curioso que no se considerase lo mismo con los destructores).

Toda la escuadra estaría comandada por el Vizeadmiral Oskar Kummetz que elaboró el plan de acción bajo el nombre de Operación Regenbogen . Los buques se dividirían en 2 flotas : una, formada por el Admiral Hipper (Kapitän zur See Hans Hartmann ) y los destructores Z16 Friedrich Eckoldt , Z4 Richard Beitzen y Z29 se acercaría al convoy desde el noreste al amanecer atrayendo sobre si la escolta mientras este giraba hacía el sur alejándose de la amenaza. El otro grupo ,formado por el Lutzow (Kapitän zur See Rudolf Stange) y los destructores Z6 Theodor Riedel, Z30 y Z31 llegaría entonces desde el sur para sorprender al desprotegido convoy. Si el acorazado de bolsillo no sufría daños o consumía mucha munición seguiría hacía el Ártico para continuar operando como corsario, algo de lo que su comandante se enteró en el mar. Se tenía ordenes, como siempre, de no arriesgar en exceso las naves. La única pega que inicialmente se tenía de la situación era que no se había confirmado la presencia de cruceros ligeros enemigos a pesar de que el “B”Dienst (2) había detectado cruceros en el Mar de Barents el 27 de diciembre.

Imagen
El Z16 Friedrich Eckoldt en 1939. Para la ocasión la Kriegsmarine movilizaría un buen número de destructores.
Fuente: https://www.facebook.com/media/set/?set ... 783&type=3

Apenas 3 horas después de partir de Altenfjord la escuadra alemana sufrió los embates del tiempo . Puede pensarse que los hombres del mar ,y más en buques de cierto calado, no acusarán el mal tiempo pero es curioso como puede influenciar en las operaciones que se maree cierta cantidad del personal. En esta ocasión parte de los que se marearon eran oficiales de transmisiones de tal manera que la decodificación de las ordenes de Kummetz se demoró durante 2 horas. Con todo ya claro la escuadra alemana se desplegó en una linea muy extendida en el probable rumbo del convoy con el Admiral Hipper en el extremo norte, los destructores en el medio y el Lutzow en el extremo sur cubriendo así casi 140 kilómetros de mar.

Mientras tanto los escoltas del disperso convoy intentaban reunir a los buques como si se tratase de pastores con sus ovejas. La fuerza R, formada por los cruceros ligeros Sheffield (clase Town)y Jamaica (clase Crown) y comandanda por el Rear Admiral Robert Burnett, se encontraba a unos 40 kilómetros al norte de las fuerzas alemanas cerca de alguno de los mercantes.

Imagen
Crucero ligero HMS Sheffield
Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/HMS_Sheffi ... ffield.jpg

La fortuna acompañó inicialmente a la Kriegsmarine. A las 7.18 de la mañana el Admiral Hipper detectó unas sombras cercanas que resultaron ser el convoy. Los buques estaban bien situados por lo que rápidamente maniobraron para comenzar el ataque.

Continuara...

(1) Whitley , M.J. “German Cruiser in World war Two” Arms and armour edición 1985 pag 144
(2) http://lakriegsmarineencastellano.blogs ... on-de.html


Fuentes y enlaces de interés
O´Hara, P.Vincent “The German Fleet at wat: 1939-1945” Naval Institute Press 2004
Whitley , M.J. “German Capital Ship in World War Two” Arms and armour edición 2000
Whitley , M.J. “German Cruiser in World war Two” Arms and armour edición 1985
Whitley , M.J. “German Destroyer in World war Two” Arms and armour edición 1983
http://www.convoyweb.org.uk/jw/index.html
http://lakriegsmarineencastellano.blogs ... meros.html
Una vision; un propósito;un sueño...Siempre.

Avatar de Usuario
Eriol
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8696
Registrado: Dom Ago 17, 2008 10:51 pm
Ubicación: Ciudad Real

Re: La batalla del Mar de Barents

Mensajepor Eriol » Jue Sep 25, 2014 6:17 pm

¡Hola!

Vamos con la tercera entrada de la Batalla del Mar de Barents:

Batalla del mar de Barents III: empieza el lío

Decíamos que las fuerzas alemanas detectaron sobre las 7.18 a parte del convoy en una buena posición para atacarlo y con una visibilidad entorno a las 7 millas ,aunque cambiante. No obstante los escoltas del convoy no tardaron mucho en notar la presencia de las naves de la Kriegsmarine. A las 8.20 el Hyderabad avisto sombras cerca del convoy pero no informó pensando que se trataba de naves soviéticas que se tenían que unir a la escolta. Afortunadamente para el convoy a las 8.30 el destructor Obdurate volvió a detectar algo y fue enviado a identificar el contacto. A las 9.29 ,cuando el buque británico estaba a unos 8.000 metros Z29 abrió fuego sobre el. Rápidamente el Obdurate dio la alarma por radio mientras que los escoltas británicos se concentraban y empezaban a lanzar humo para ocultar a los mercantes.

Sobre las 9.30 el Lutzow también encontró a parte del convoy pero su comandante, el Kapitän zur See Stange, se mostró cauteloso y ordenó que sus destructores no se alejaran a la espera de información más fiable. Kummetz, a bordo del Hipper, no se mostró tan cauteloso y a las 9.41 el crucero lanzó sus primeras salvas .Ahora la escolta no tenía duda de que fuerzas los estaban atacando y se envió la información a la fuerza R, formada por los cruceros ligeros Sheffield (clase Town) y Jamaica (clase Crown), pero su comandante, el Rear Admiral Burnett, no se dirigió hacía el combate por seguir una señal de radar que, finalmente, resultó ser otro mercante.

Mientras los cruceros aliados se alejaban los destructores Onslow y Orwell empezaron a jugar a un juego muy peligroso contra un buque mucho mayor. Empezaron a alternar acercamientos repentinos simulando ataques con torpedos para, de golpe, retirarse tras una cortina de humo evitando así que el Admiral Hipper se acercase al convoy o los dañase. Los impactos caían más cerca o lejos pero sin alcanzarlos ya que el radar del Hipper había quedado fuera de servicio tras ser afectado por la primera salva que disparó el crucero.

Imagen
El HMS Onslow en 1943
Fuente: http://en.wikipedia.org/wiki/HMS_Onslow ... Onslow.jpg

El HMS Achates no tuvo tanta suerte al ser impactado por el crucero alemán obligándole a reducir la velocidad y matando a su comandante ,el Lt Cdr Johns y a otros 40 miembros de la tripulación. Los daños fueron ligeros por lo que el segundo al mando ,el Lt L.E. Peyton-Jones, siguió protegiendo al convoy con su humo.

Imagen
El HMS Achates
Fuente: http://en.wikipedia.org/wiki/HMS_Achate ... H12%29.jpg

Mientras tanto Kummetz no terminaba de lanzarse hacía el convoy. La táctica de los destructores británicos no le dejaban acercarse sin arriesgarse mucho y tampoco le daba ordenes a sus destructores para que atacasen el convoy con intensidad. Así las formaciones se dedicaban a cañonearse en cursos paralelos , cosa que no era fácil ni para los unos ni para los otros ya que el mal tiempo y el humo artificial de los destructores hacían difícil acertarle a algo. Para colmo el tiempo empeoró repentinamente .Kummetz se quejó posteriormente de ello (1):

“The light conditions were exceptionally unfavorable, reducing even further the little brightness we could otherwise expect. Everything looked as if covered by a gray veil, which distorted all outlines and merged them together.”

“Las condiciones de luz eran excepcionalmente desfavorables, lo que reducía aún más la escasa luz que podíamos esperar. Todo se veía como se estuviera cubierto por un velo gris que distorsionaba y fusionaba los contornos. ”


Esto propició que entre las 10.01 y las 10.16 el Hipper apenas lanzase una salva. Eso si, cuando volvió a disparar lo hizo con especial puntería.

Continuara...


(1) O´Hara, P.Vincent “The German Fleet at wat: 1939-1945” Naval Institute Press 2004 pag 138

Fuentes y enlaces de interés
O´Hara, P.Vincent “The German Fleet at wat: 1939-1945” Naval Institute Press 2004
Whitley , M.J. “German Capital Ship in World War Two” Arms and armour edición 2000
Whitley , M.J. “German Cruiser in World war Two” Arms and armour edición 1985
Whitley , M.J. “German Destroyer in World war Two” Arms and armour edición 1983
http://lakriegsmarineencastellano.blogs ... pieza.html
Una vision; un propósito;un sueño...Siempre.

Avatar de Usuario
Eriol
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8696
Registrado: Dom Ago 17, 2008 10:51 pm
Ubicación: Ciudad Real

Re: La batalla del Mar de Barents

Mensajepor Eriol » Sab Oct 04, 2014 4:26 pm

¡Hola!

Va la cuarta entrada referente al Mar de Barents y su caótica batalla.


Batalla del mar de Barents IV: tinieblas

Contábamos que el Admiral Hipper estuvo un rato sin disparar por un repentino empeoramiento del tiempo, aún más de lo que ya estaba, y que, de todas maneras, no estaba teniendo mucha puntería por estar el radar fuera de servicio.

Sin embargo a las 10.16 esté se había reparado y se centró al Onslow ,o se le acabó la suerte a este, con su artillería principal logrando varios impactos en sucesivas salvas que dejaron la nave sin parte de su armamento principal, con fuertes fuegos a bordo y las salas de maquinas dañadas. El Onslow se alejó renqueante emitiendo humo para protegerse mientras el Orwell era perseguido por la artillería de 105 mm del crucero.

A las 10.30 la victoria estaba al alcance de la mano para Kummetz. El Admiral Hipper había dejado fuera de combate a 2 de los 5 escoltas que se interponían entre el crucero y el convoy, estando este a solo 16 kilómetros. Tenía cerca a sus destructores y el Lutzow se dirigía directo hacía el convoy, también con sus destructores cubriendole. Mientras los cruceros ligeros Sheffield y Jamaica estaban a 15 km al noreste del Hipper.

Imagen
El Admiral Hipper llevó el peso del combate por parte alemana
Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Admiral_Hi ... y_1942.jpg


A las 10.45 se produjo el encuentro entre el Lutzow y el convoy, o debería haberse producido mejor dicho. A pesar de que el radar del Lutzow estaba marcando contactos a escasas 3 millas ,una oportunísima tormenta escondió a los mercantes británicos sin que su capitán se atreviera a disparar por si tomaba como blanco a un buque amigo. A bordo del HMS Onslow ,que se había arrastrado lentamente hasta situarse cerca del convoy, no se creían lo que ocurría (1):

“Into view silently slid the huge silhouette of the German pocket battleship . . . we simply stopped breathing and waited for the first broadside. But nothing happened! As quietly as she came into view she slid out—a ghost ship if ever there was.”

“A la vista se deslizaba la silenciosa silueta del acorazado de bolsillo alemán...simplemente dejamos de respirar a la espera de la primera salva ¡Pero no pasó nada!. Tan silenciosamente como había llegado pasó de largo ”


El Lutzow pasó de largo el convoy situándose al norte como el resto de fuerzas alemanas. El brillante plan alemán había funcionado perfectamente pero una inoportuna tormenta, o la falta de arrojo de su capitán, habían echado todo por tierra.

Imagen
El Lutzow llegó a pasar muy cerca del convoy
Fuente: http://www.kbismarck.org/forum/viewtopic.php?t=404

Mientras tanto el dragaminas Bramble se cruzó en el camino del Hipper que necesitó, nuevamente, de una alarmante cantidad de munición para a un buque de tan escaso calado. Dado que se había alejado mucho hacía el norte ,Kummetz puso el Admiral Hipper a 31 nudos para intentar atrapar al convoy de nuevo mientras el Z4 Richard Beitzen y Z16 Friedrich Eckoldt remataban la faena con el Bramble.

No obstante la oportunidad de una victoria clara y contundente había pasado .Ahora todas las fuerzas alemanas estaban al norte del convoy por lo que la escolta podría situarse entre presa y cazador para, con el valioso aliado del mal tiempo, impedir daños graves en este.

De camino al convoy el Admiral Hipper también se cruzó con el dañado Achates. Esta vez se tuvo más tino y a la primera salva ,a 14 kilómetros, se consiguió impactarlo matando al segundo, recordemos que estaba al mando tras la muerte del comandante. Tras juzgar los daños del Achates como críticos (terminaría por hundirse a las 1.15) se cambió el fuego al destructor Obedient pero las tácticas de los destructores resultaron útiles de nuevo al aproximarse lanzando un ataque de torpedos y haciendo que el Hipper virase bruscamente. Eran las 11.30 y todavía no se había podido atacar el convoy y la batalla iba a dar un giro radical con la llegada de la Fuerza R...

Continuara...


(1) O´Hara, P.Vincent “The German Fleet at wat: 1939-1945” Naval Institute Press 2004 pag 140


Fuentes y enlaces de interés

O´Hara, P.Vincent “The German Fleet at wat: 1939-1945” Naval Institute Press 2004
Whitley , M.J. “German Capital Ship in World War Two” Arms and armour edición 2000
Whitley , M.J. “German Cruiser in World war Two” Arms and armour edición 1985
Whitley , M.J. “German Destroyer in World war Two” Arms and armour edición 1983
http://lakriegsmarineencastellano.blogs ... eblas.html
Una vision; un propósito;un sueño...Siempre.

Avatar de Usuario
Antonio Machado
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5048
Registrado: Mié Ago 03, 2011 3:40 pm
Ubicación: Nueva York, E.E.U.U.

Re: La batalla del Mar de Barents

Mensajepor Antonio Machado » Sab Oct 04, 2014 11:54 pm

Hola Kurt Steiner, Eriol:


Excelente relato, ambas partes son complementarias; muy buenas las fotografías, lo mismo que el mapa que subió Eriol.


Gracias por compartir...!


Saludos cordiales desde Nueva York,

Antonio Machado :sgm65:
"Tú no vengas a rezar a mi casa, yo no iré a pensar a tu iglesia"
Imagen
ImagenImagenImagen

Con el Holocausto Nazi en contra de la Raza Judía la inhumanidad sobrepasó a la humanidad.

Avatar de Usuario
Eriol
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8696
Registrado: Dom Ago 17, 2008 10:51 pm
Ubicación: Ciudad Real

Re: La batalla del Mar de Barents

Mensajepor Eriol » Lun Oct 06, 2014 8:50 pm

¡Hola!

Gracias por tus palabras camarada Machado :-D :-D :wink: :wink:

Vamos con la quinta, y penúltima, entrada:

Batalla del mar de Barents V: una última oportunidad

Contábamos en la anterior entrega como el Lutzow pasó cerca del convoy sin atacarlo y el Admiral Hipper estaba intentando atacarlo cuando aparecieron los cruceros ligeros de la Fuerza R (el Sheffield ,clase Town,y Jamaica ,clase Crown) de Burnett ocultos en el oscuro horizonte al norte de los buques germanos.

Estos, armados en total con 24 cañones de 151 mm ,abrieron fuego sobre el Admiral Hipper a las 11.31 de la mañana a unos 10,5 kilómetros de distancia. Los bruscos giros del crucero pesado no impidieron que un proyectil impactara bajo la linea de flotación y alcanzará la sala de calderas Nº3 del buque alemán. Una rápida inundación inutilizó también la sala de calderas Nº2 bajando la velocidad del buque a 15 escasos nudos en un momento crítico. Otros 2 proyectiles impactaron poco después causando daños diversos pero en esos momentos el mal tiempo favoreció al crucero germano que logró ocultarse en una tormenta mientras los proyectiles llovían a su alrededor. El Admiral Hipper apenas se defendió con un par de salvas por las malas condiciones de visibilidad que había hacía el norte.

Los destructores Z4 Richard Beitzen y Z16 Friedrich Eckoldt, que se habían retrasado asegurando el hundimiento del Bramble, aparecieron ante los cruceros británicos a las 11.43 pensando que se trataba de su buque insignia .Cuando el Sheffield abrió fuego contra el Eckoldt ,para sorpresa de este, su comandante , el Korvettenkapitan Schemmel, pidió al Admiral Hipper que dejase de abrir fuego contra una nave amiga. Lógicamente ,el Sheffield no dejó de hacer fuego y en apenas 16 salvas dejó al destructor hundiéndose con toda su tripulación, 340 hombres, a bordo. El Beitzen tuvo más suerte y pudo escaparse sin ser siquiera disparado por el HMS Jamaica.

Imagen
El Z16 Friedrich Eckoldt es alcanzado durante la Batalla del Mar de Barents
Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Friedrich_ ... ts_Sea.jpg

Mientras tanto el Lutzow obtuvo, por fin, visión sobre el convoy a las 11.38 abriendo fuego minutos después a unos 16 kilómetros. Impactos cercanos dañaron al mercante Calobre. Stange, no obstante, disparó sin prisa mientras buscaba acercarse más. El Theodor Riedel y Z30 ,que seguían al acorazado de bolsillo a popa, lograron disparar algunas salvas y torpedos, pero solo el Lutzow volvería a anotarse algún éxito cuando alcanzó al Obdurate sobre las 12.00 ocasionándole daños ligeros. Pero poco después Kummetz daba orden de retirarse cosa que Stange no tardó en hacer.

El final de la batalla lo marcó un ligero intercambio de salvas entre los cruceros de la Fuerza R y el Lutzow a las 12.30 .La nave de Stange consiguió centrar a los buques británicos primero por lo que Burnett, temeroso de posibles impactos ,se alejó del buque germano aunque lo estuvieron siguiendo hasta las 14.00. La batalla había terminado.

Imagen
Esquema de la caótica batalla
Fuente: http://www.naval-history.net/WW2Campaig ... onvoys.htm

Saludos

Fuentes y enlaces de interés
O´Hara, P.Vincent “The German Fleet at wat: 1939-1945” Naval Institute Press 2004
Whitley , M.J. “German Capital Ship in World War Two” Arms and armour edición 2000
Whitley , M.J. “German Cruiser in World war Two” Arms and armour edición 1985
Whitley , M.J. “German Destroyer in World war Two” Arms and armour edición 1983
http://lakriegsmarineencastellano.blogs ... ltima.html
Una vision; un propósito;un sueño...Siempre.

Avatar de Usuario
Eriol
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8696
Registrado: Dom Ago 17, 2008 10:51 pm
Ubicación: Ciudad Real

Re: La batalla del Mar de Barents

Mensajepor Eriol » Jue Oct 16, 2014 12:31 am

¡Hola!

Cerramos la Batalla del Mar de Barents con esta entrega donde veremos los resultados y las consecuencias que deparó el lio en las aguas Árticas:


Batalla del mar de Barents VI: conclusiones y consecuencias

La flota alemana navegó despacio , a causa de los daños en las salas de calderas del Hipper y el mal tiempo, de vuelta a la seguridad de los fiordos noruegos. Entre eso y el mal tiempo reinante en el norte se tardó muchas horas en elaborar y mandar un primer informe.

La batalla había sido un fracaso para la Kriegsmarine. El plan inicialmente trazado funcionó bien pero ,a pesar de que los daños causados mutuamente eran más o menos similares y de que un submarino alemán afirmase que lo veía todo rojo (1) , que una fuerza de 2 cruceros pesados y 6 destructores alemanes no pudiera superar a un par de cruceros ligeros y algunos destructores, no puede sino considerarse una derrota. Hay que decir que la decisión de Kummetz de no emplearse más a fondo contra el convoy viene deparada por las “instrucciones” del Admiral Rolf Carls de que se rompiera el contacto si se enfrentaba a fuerzas semejantes a las propias.

El hecho de que el Lutzow pasase tan cerca del convoy, la primera ocasión, sin dispararlo fue particularmente doloroso para Raeder que afirmó que nunca se tendría una oportunidad semejante de causarle tanto daño a un convoy Ártico .

A pesar de todo hay que señalar que el mal tiempo fue un factor muy importante para el devenir de la batalla. La visibilidad era siempre escasa y variaba frecuentemente, el oleaje fuerte y las borrascas hicieron su aparición constantemente sobre el campo de batalla. Si a eso le unimos las adecuadas tácticas de los destructores británicos que ralentizaron decisívamente al Admiral Hipper el fracaso alemán es más entendible y, hasta cierto punto, lógico.

Los daños se repartieron equitativamente ,más o menos. Por parte británica se perdieron el dragaminas Bramble y el destructor Achates y se sufrieron daños graves en el Onslow y ligeros en el Obdurate y Obedient, todos ellos destructores. Solo un mercante resultó dañado muy ligeramente. Por parte alemana el Admiral Hipper tuvo unos daños medios y se perdió el destructor Z16 Friedrich Eckoldt.

Imagen
El Admiral Hipper saliendo de un fiordo
Fuente: http://www.shipspotting.com/gallery/pho ... id=1878059

Hitler no se tomó muy bien la tardanza en recibir los informes. Desde la perdida del Graf Spee cada vez que uno de los grandes buques de la Kriegsmarine estaba lejos de casa no dormía muy bien y no dejaba de preguntarle al enlace naval en su estado mayor por su paradero y situación. Después de conocer la transmisión del submarino alemán que afirmaba ver todo rojo, se preveía una gran victoria contra el convoy. Mientras las horas pasaban y no llegaba el informe de la operación. Cuando el día siguiente amaneció se capto un mensaje radiofónico británico (2):

“¡Gran victoria naval contra un enemigo superior! Los alemanes atacaron ayer en el mar del Norte un convoy escasamente escoltado, utilizando importantes fuerzas. Nuestros destructores ,mandados por el capitán de navio Sherbrooke, reaccionaron con tal vigor que obligaron al enemigo a emprender la huida. El convoy llegó a Murmansk sin haber sufrido la menor pérdida. Ha sido hundido un destructor alemán y gravemente dañado un crucero. El Almirantazgo a de deplorar la pérdida del destructor Achates”

La cólera de Hitler no fue pequeña ni fácil de evitar para el Admiral Theodor Krancke, enlace de la Kriegsmarine ante Hitler. Su primer pensamiento fue la de desguazar los grandes buques alemanes restantes y aprovechar la chatarra, hombres y cañones en otros menesteres que dieran más rendimiento a las armas alemanes. En una entrevista entre Hitler y Raeder el 6 de enero el almirante alemán le presentó su dimisión al dictador tras considerar que en el monologo inicial Hitler había menospreciado su mando. También le advirtió sobre lo que significaría desguazar los grandes buques:

“La conversión de los buques de guerra alemanes en chatarra constituirá para nuestros adversarios una importantísima victoria que no les habrá supuesto el menor esfuerzo. Ésta producirá el mayor gozo en el campo enemigo y causará una profunda decepción en el nuestro, particularmente en el Japón. Será interpretado como un signo de debilidad y una total falta de compresión de la suprema importancia del poder marítimo en el curso de la fase final del conflicto.


Inglaterra, que orienta sus operaciones apoyándose por completo en el dominio de los mares,podrá considerar la guerra como ganada por ella si Alemania destruye por si misma sus buques.”


Imagen
Hitler y Raeder, una relación complicada
Fuente: http://shitdeviant.deviantart.com/art/H ... -324225999

Aunque Hitler se mostró firme en su decisión encontró en el sucesor de Raeder, el comandante en jefe de los submarinos Karl Doenitz , un firme opositor cuando este evaluó la situación y las consecuencias de desguazar los buques. Aunque discutió con Doenitz Hitler terminó cediendo en gran parte paralizandose las reparaciones y construcciones mayores de otros buques y enviándose los cruceros al Báltico. Solo el Tirpitz y el Scharnhorst permanecerían en el norte.

Saludos

(1) La transmisión de un sumergible que perseguía al convoy fue muy elocuente:

“El tiro de artillería se hace aún más intenso-arden numerosos buques-¡Lo veo todo rojo!”

Bekker ,Cajus “Lucha y muerte de la marina de guerra alemana” Editorial Luis de Caralt 1959 pag 92

(2) Bekker ,Cajus “Lucha y muerte de la marina de guerra alemana” Editorial Luis de Caralt 1959 pag 93


Fuentes y enlaces de interés
Bekker ,Cajus “Lucha y muerte de la marina de guerra alemana” Editorial Luis de Caralt 1959
http://lakriegsmarineencastellano.blogs ... ts-vi.html
Una vision; un propósito;un sueño...Siempre.


Volver a “Temas generales”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados