La vida a bordo de un buque de guerra

La guerra en el mar. Estrategias.

Moderadores: José Luis, Francis Currey

Responder
Avatar de Usuario
minoru genda
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 3377
Registrado: Vie Jun 24, 2005 11:25 pm
Contactar:

La vida a bordo de un buque de guerra

Mensaje por minoru genda » Lun Dic 03, 2007 7:46 pm

El presente tema está sacado de la web de bravepages y como en casos anteriores es de autoría propia y los ex administradores tienen conocimiento de que uso este material como crea conveniente.
El siguiente artículo es orientativo y trata de un modo superficial la cotidiana vida a bordo de un buque de guerra, es algo bastante común en los diferentes buques. Las diferencias de modo de vida a bordo están marcadas por el país al que ese buque sirve o por criterios de los mandos de dicho buque, pero básicamente todo lo que se imponía como norma estaba orientado a mantener la moral y la disciplina. A bordo en cualquier buque resulta tediosa y cansina cualquier travesía y las horas libre de servicio tenían que llenarse con alguna actividad que tuviera a los tripulantes entretenidos

La vida a bordo de un buque de guerra en la 2ª Guerra Mundial

Para quienes nunca estuvieron a bordo de un buque es difícil imaginarse como es la vida a bordo, pero aún resulta más penosa en tiempo de guerra y si es en una unidad de combate en muchos casos lo es más aún.
Vamos a ver como era la vida en un buque de superficie.
En primer lugar aclarar que no en todos los buques se vivía mal, la calidad de vida venia determinada por el tipo de buque y misión asignada, evidentemente cuanto más pequeño y a mayor distancia de su base actuaba, la situación empeoraba.
Las horas de servicio:
Los comandantes y oficiales tenían que mantener a la tripulación ocupada en las labores propias del buque durante las guardias u horas de servicio, cada tripulante teíia durante esas horas un destino, la limpieza del buque, el mantenimiento de aparatos y maquinaria y el gobierno eran las labores en las cuales todos debían durante el día y por turnos colaborar.

Las horas de ocio:
Fuera de los momentos más arriba citados, los tiempos de ocio eran cubiertos por los tripulantes en labores tales como el aseo, la limpieza y arreglo de sus uniformes, ordenar sus objetos personales, la lectura, la conversación o los juegos de mesa, sin olvidar las preceptivas cartas que escribían a sus hogares. Todo esto les cubra una buena cantidad de tiempo, estar continuamente activo era el mejor modo de combatir el tedio y la rutina.

Las horas de descanso:
Durante un periodo del día, estaban asignadas horas de descanso para la mayoría de la tripulación, quedando de servicio los miembros de la tripulación necesarios para la vigilancia de posibles ataques, y el gobierno y propulsión del buque.
En cualquier caso, el horario del servicio era permanente debiendo acudir cada tripulante al puesto asignado en caso de alarma ó zafarrancho de combate.
Los arrestos:
En caso de faltas leves (las más habituales) los infractores eran castigados con trabajos extras ó a llevar a cabo las tareas más penosas a bordo, era raro que se cometieran infracciones graves ó que fueran calificadas como tales pero en ese caso el infractor podía ser sometido a consejo de guerra, trasladado de buque, arrestado en su alojamiento ó encerrado en los casos más graves en celdas al efecto y cumpliendo además en su momento con el servicio asignado si la falta cometida no había sido grave o muy grave, en cuyo caso al infractor se le desembarcaba para ser sometido a consejo de guerra y a continuación cumplir la condena impuesta en una prisión
Zafarrancho de combate:
En este caso, cada miembro de la tripulación acudía de inmediato a su puesto y permanecía en él hasta que finalizaba esa contingencia, en los momentos en los que cesaba el combate, pero aún podía haber algún peligro, los tripulantes descansaban en sus puestos en sacos de dormir, los artilleros junto a sus baterías y el resto (timonel, radaristas, maquinistas, control de daños, etc.) en su posición, para en caso de nueva alarma estar dispuestos en el momento.
Servicios sanitarios:
Dependiendo del tamaño del buque, éste disponía de unos servicios sanitarios y además normalmente a una flota la acompañaba algún buque con capacidad para hacer de hospital e incluso dependiendo de la misión, un buque hospital.
En los buques de superficie, a partir de un determinado tonelaje solía haber un médico e incluso una sala de curas con todo el material y medicamentos precisos, en las que además se podían hacer pequeñas operaciones; en los casos más graves se hacían las pertinentes curas de urgencia y se evacuaba a los heridos a una unidad con mayor capacidad sanitaria.
Abandono del buque:
Cada tripulante en caso de abandono del buque por hundimiento u otra circunstancia tenía que acudir a un lugar determinado para embarcar en los botes asignados y debía hacer para ello los trabajos requeridos en esa situación, (arriar botes, embarcar provisiones, equipos de comunicaciones, etc.) todo ello si era posible hacerlo y en las proximidades no había un buque que pudiera ayudar.
Comunicaciones internas:
Las comunicaciones internas podían hacerse por varios medios dependiendo de la situación y el motivo de la comunicación.
Comunicación del puente con las máquinas:
La comunicación puente máquina en condiciones normales se llevaba a cabo por medio del telégrafo de máquinas que consiste en un cilindro adosado a un mamparo ó puntal con unas leyendas en su parte frontal circular, que indican el régimen de maquinas ordenado desde el puente, otros medios eran los teléfonos internos ó los tubos acústicos, estos consistían en unos tubos, que unían diferentes departamentos en cuyos extremos tenían unos conos de latón para hablar en ellos y escuchar acercando el oído.
Comunicación de otros departamentos entre sí y con el puente:
Igual que la comunicación con la sala de máquinas excepto la comunicación por telégrafo que es exclusiva de puente a sala de máquinas.
En caso de avería de los diferentes medios se utilizaba a un tripulante que llevaba las órdenes personalmente. Esta situación se daba en casos excepcionales y para cuando ocurría el buque ya estaba inoperativo y a punto de ser abandonado.
Comunicaciones externas:
También había varios métodos de comunicación en éste caso.
Comunicación con tierra:
La comunicación con tierra se llevaba a cabo por telegrafía ó radio transmisión
Comunicación entre buques:
Dependiendo de la situación se podía llevar a cabo por varios medios:
Si no había orden de silencio de radio se comunicaban por radio ó telegrafía en caso contrario había otros medios.
Estos eran:
Transmisión por banderas:
Se izaban en un amantillo una serie de banderas que con arreglo a un código contenían un mensaje, también había a bordo algunos tripulantes que por medio de dos banderas movidas con los brazos y adoptando con ellas diferentes posiciones se formaban letras y frases.
Transmisiones por señales ópticas luminosas:
Se usaban unos focos con unas persianas que podían ser abiertas y cerradas con una palanca, la transmisión se realizaba según el código Morse.
Transmisión por megáfono:
Cuando los buques se encontraban muy cerca podía ser usado un megáfono que consistía en un cono de metal en cuyo vértice se ponía un bocal a través del cual se hablaba, el cono actuaba como amplificador. Este medio también era usado para comunicaciones a bordo desde el puente.
Esto es a grandes rasgos lo que se encontraba cualquiera que era reclutado como tripulante en un buque de guerra que operaba en superficie
No hay ningún viento favorable para quien no sabe a que puerto se dirige.
Schopenhauer
U-historia.com

kriull
Miembro
Miembro
Mensajes: 112
Registrado: Dom May 20, 2007 6:01 pm

Mensaje por kriull » Mar Dic 04, 2007 7:49 pm

Hola
Muy interesante Minoru, después de visitar el Missouri, el Hornet, el Pampanito o el U-2540, me hacia esta pregunta.
A mi, personalmente, se me haria muy duro estar embarcado durante semanas o meses en cualquier tipo de embarcación (ya sea militar o civil).
Ya comenté en algún post lo importantes que son (por lo menos en la armada americana) los equipos deportivos.
Tambien escribí en el post de Pearl Harbor, que la banda del Arizona tocó en un concurso de música la noche antes del ataque japonés.
La cosa es estar entretenido.

Un saludo
Imagen

Avatar de Usuario
ROMMEL_DAK
Miembro
Miembro
Mensajes: 169
Registrado: Mié Nov 28, 2007 9:22 pm
Ubicación: sant feliu de guixols

Mensaje por ROMMEL_DAK » Mar Dic 04, 2007 8:11 pm

Que serian las faltas leves

Avatar de Usuario
minoru genda
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 3377
Registrado: Vie Jun 24, 2005 11:25 pm
Contactar:

Mensaje por minoru genda » Mar Dic 04, 2007 8:27 pm

Imagínate lo que era ir en un U boote:
Espacio muy reducido, tanto que si todos permanecieran de pie apenas habria espacio para moverse, el ambiente enrarecido por diferentes olores y la escasez de aire puro, hacer ejercicio era difícil aunque algo se podía hacer incluso en inmersión.
Llevar la comida a los diferentes compartimentos era una pequeña odisea ( la cocina estaba situada justo a proa de la sala de diesel y para llevar la comida a proa se debía de pasar por el camarote de suboficiales, la central y los camarotes de oficiales, desplazarse a la hora de comer era un problema añadido porque se extendian las mesas que eran de tipo libro y obstruian el paso parcialmente. Las comidas aunque abundantes tenían una cierta preferencia a la hora de cocinarlas y al principio todo lo que era fresco debía ser consumido antes de que se estropease, los últimos días de crucero se comía a base de productos en conserva, el pan se comía incluso cuando tenía moho.
A todo ello añade la imposibilidad de usar los baños durante los ataques para evitar ser detectados por los ruidos de la descarga del WC y tampoco se podían usar más allá de cierta profundidad y eso en el mejor de los casos durante meses suponiendo que el submarino no se averiase o no fuera hundido.
Ya saliendo de los sumergibles piensa en lo que debía ser una travesía por el Atlantico en una de aquellas corbetas de fondo plano y poco calado en las que se mareaba hasta el más veterano de los marineros también con muy poco espacio y teniendo dificultades para hacer cualquier cosa cuando la mar estaba en mal estado, incluso comer podia ser una pesadilla.
Aunque me encanta el mar no me gustaría pasar una experiencia como la de los submarinistas o los tripulantes de pequeños buquesque pelearon en la segunda guerra mundial.
Lo de las tripulaciones de los mercantes es caso aparte y tanto o más arriesgado e incomodo como en los buques de guerra tripular un petrolero suponía en caso de ser alcanzado enfrentarse a una muerte horrible al igual que los de los mineraleros. Mejor lo tenían los tripulantes de un buque de municiones que no se enteraban de lo que pasaba y ya estaban muertos los mejores buques mercantes para navegar eran los de carga general que ofrecian más posibilidades de sobrevivir.
En fin que como ves la vida de marino durante una guerra no es tan buena como puede parecer.
No hay ningún viento favorable para quien no sabe a que puerto se dirige.
Schopenhauer
U-historia.com

Avatar de Usuario
minoru genda
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 3377
Registrado: Vie Jun 24, 2005 11:25 pm
Contactar:

Mensaje por minoru genda » Mar Dic 04, 2007 8:31 pm

Imagínate lo que era ir en un U boote:
Espacio muy reducido, tanto que si todos permanecieran de pie apenas habria espacio para moverse, el ambiente enrarecido por diferentes olores y la escasez de aire puro, hacer ejercicio era difícil aunque algo se podía hacer incluso en inmersión.
Llevar la comida a los diferentes compartimentos era una pequeña odisea ( la cocina estaba situada justo a proa de la sala de diesel) y para llevar la comida a proa se debía de pasar por el camarote de suboficiales, la central y los camarotes de oficiales, desplazarse a la hora de comer era un problema añadido, porque se extendian las mesas que eran de tipo libro y obstruian el paso parcialmente. Las comidas aunque abundantes tenían una cierta preferencia a la hora de cocinarlas y al principio todo lo que era fresco debía ser consumido antes de que se estropease, los últimos días de crucero se comía a base de productos en conserva, el pan se comía incluso cuando tenía moho.
A todo ello, añade la imposibilidad de usar los baños durante los ataques para evitar ser detectados por los ruidos de la descarga del WC y tampoco se podían usar más allá de cierta profundidad y eso en el mejor de los casos durante meses suponiendo que el submarino no se averiase o no fuera hundido.
Ya saliendo de los sumergibles, piensa en lo que debía ser una travesía por el Atlantico en una de aquellas corbetas de fondo plano y poco calado en las que se mareaba hasta el más veterano de los marineros también con muy poco espacio y teniendo dificultades para hacer cualquier cosa cuando la mar estaba en mal estado, incluso comer podia ser una pesadilla.
Aunque me encanta el mar no me gustaría pasar una experiencia como la de los submarinistas o los tripulantes de pequeños buques que pelearon en la segunda guerra mundial.
Lo de las tripulaciones de los mercantes es caso aparte y tanto o más arriesgado e incomodo como en los buques de guerra; tripular un petrolero suponía en caso de ser alcanzado enfrentarse a una muerte horrible al igual que los de los mineraleros. Mejor lo tenían los tripulantes de un buque de municiones que no se enteraban de lo que pasaba y ya estaban muertos, tanto es así que a diferencia de los tripulantes de otros tipos de buques no ponían chalecaos salvavidas para ir a dormir, para lo que les iba a servir... los mejores buques mercantes para navegar eran los de carga general que ofrecian más posibilidades de sobrevivir.
En fin que como ves la vida de marino durante una guerra no es tan buena como puede parecer.
No hay ningún viento favorable para quien no sabe a que puerto se dirige.
Schopenhauer
U-historia.com

kriull
Miembro
Miembro
Mensajes: 112
Registrado: Dom May 20, 2007 6:01 pm

Mensaje por kriull » Mar Dic 04, 2007 9:24 pm

Hola
Añado unas fotos del Pampanito (lástima que la mayoria salieran mal).

Imagen
Imaginaros una salmonela a bordo (como los mosqueteros,, todos para uno,,,,,,,)

Imagen
La que lava mas blanco (ojo, mirad la secadora,,,, benditos 40's).

Imagen
Pasillo amplio comparado con el "Wilhem Bauer".

Si tengo tiempo haré unas capturas de video de este último y del Hornet , puesto que las fotos que hice no salieron muy bien.

Un saludo para todos
Imagen

Avatar de Usuario
Cpt_Muller
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 650
Registrado: Vie May 12, 2006 7:16 pm
Ubicación: Canarias

Mensaje por Cpt_Muller » Mié Dic 05, 2007 2:20 am

Buen post Minoru¡¡¡
De los submarinistas despues de varios meses en el mar, al volver les costaban caminar en tierra, hay fotos donde se les ve bajando del buque con ayuda. En un docu dicen que muchos fueron engañados por la propaganda que les vendia una imagen idilica y paradisiaca de la vida en un submarino. Al subir a uno , la realidad les ofrecia un panorama de ruido y olor a fuel que les costaría horrores desprenderse. :?

Salutën
Una era de paz construye ciudades, una hora de guerra las destruye.
ImagenImagenImagenImagen

Responder

Volver a “Temas generales”

TEST