LA ROYAL NAVY EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Flotas de superficie. Navíos de guerra.

Moderador: Grossman

wilhelm heidkamp
Miembro
Miembro
Mensajes: 311
Registrado: Lun Jul 25, 2005 7:56 pm
Ubicación: Comunidad Valenciana (España)
Contactar:

LA ROYAL NAVY EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Mensajepor wilhelm heidkamp » Jue Ago 25, 2005 7:57 am

LA ROYAL NAVY EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL:

El presente artículo pretende narrar (a nivel estratégico) la forma en que la Royal Navy empleó sus barcos durante la Segunda Guerra Mundial y el por qué de dicho empleo. El artículo lo inicio hoy, sin saber ciertamente cuanto tiempo me llevará ni por qué derroteros irá dicha narración. Pretendo divertirme escribiéndolo y espero que a alguien le parezca interesante. Al final de cada post, describiré las fuentes consultadas y la bibliografía por si alguien quiere profundizar más en el asunto.

Situación estratégica de las Islas Británicas:

Para empezar a escribir al respecto, es importante recordar que en la Segunda Guerra Mundial las Islas Británicas e Irlanda, dependían del comercio marítimo para poder sostener el ritmo de producción y para poder mantener el esfuerzo bélico. Prácticamente el 80% de todas las materias primas necesarias para la industria militar debían llegar a Gran Bretaña por mar. Esto incluía petróleo, minerales, caucho, acero y un largo etcétera. La economía podía ser autosuficiente en relación a otros materiales como el carbón; (la producción de acero de tiempos de paz también se quedó corta durante el proceso de rearme). De la misma forma, las necesidades alimentarias más básicas de la población estaban aseguradas o podían estarlo a medio plazo en base a cultivos locales y a la ganadería. No obstante, el pueblo británico conocería la escasez durante la guerra y se acostumbraría a las cartillas de racionamiento.

El mismo mar que separaba al país del continente, y que probablemente le salvó de la invasión en 1940-41, encarecía considerablemente muchos productos, y hacía depender al Reino Unido del constante flujo de buques mercantes entre sus colonias y la metrópoli, y entre ésta y otros países neutrales o aliados durante la guerra.

Desde siempre, los británicos han sido conscientes de la necesidad de poseer una gran flota de guerra precisamente para poder mantener sus vías de comunicación abiertas, y para impedir cualquier agresión enemiga en sus costas (véase desembarcos o bombardeos navales, etc). En 1939, la Royal Navy era seguramente la primera flota del mundo tanto en potencia de fuego como en cifras absolutas de buques:

Contaba con 17 acorazados, 3 cruceros de batalla, 9 portaaviones (además de otro muy antiguo) y gran cantidad de cruceros pesados, ligeros y destructores. (Aparte de muchos otros buques menores o de apoyo logístico y transporte y sesenta submarinos). Para ampliar e ir renovando buques más antiguos había varios e importantes trabajos en construcción en los astilleros, con una previsión de entrada en servicio de dos nuevas series de portaaviones, al menos nueve submarinos más, etc.

El eterno enemigo de Gran Bretaña, era Alemania. La flota alemana en 1939, aunque renovada con unos cuantos modernos buques, no era más que una sombra de lo que había sido durante la Primera Guerra Mundial. Hay muchas razones para esto, pero claramente, la principal radica en la desaparición de la flota imperial y la prohibición de construcción de nuevos buques de guerra importantes y submarinos por el Tratado de Versalles. Había una cláusula que permitía a Alemania ir sustituyendo cada buque que se diera de baja (con una antigüedad mínima de 20 años) por uno nuevo de la misma clase. Otra razón, fue la precipitada entrada en guerra de Alemania, que no permitió a Raeder continuar con su plan de construcción de la flota de superficie, y una tercera, la mentalidad continental del Führer, que le convertía en un profundo desconocedor de temas navales y que a la postre, nunca confió en su marina como herramienta de la victoria. Sin embargo, este artículo versa sobre la Royal Navy y no sobre la Kriegsmarine, que en todo caso podrá ser tratada por otros miembros del foro en otra sección.

Aunque Alemania era como he dicho el principal adversario de los británicos, no era la única amenaza. La Italia fascista había construido una gran flota, en la que se integraban acorazados remozados y puestos al día, así como cruceros pesados y ligeros excelentes, con modernas unidades menores y submarinas. Gran Bretaña necesitaba controlar para sobrevivir no sólo las aguas metropolitanas, sino también otras más lejanas, siendo especialmente importante el Mediterráneo. La flota italiana constituía un elemento a tener muy en cuenta (al menos a priori, antes de que demostrara su incompetencia) por parte de los estrategas aliados.

Pensad que si el Mediterráneo quedaba cerrado al tráfico mercante aliado, los buques cargados con los suministros y pertrechos que Gran Bretaña precisaba para sobrevivir que llegaban de Asia (caucho) y oriente medio (petróleo) tendrían que realizar un viaje mucho más largo bordeando África con un considerable incremento en la duración del viaje y en el coste del transporte de esos materiales. Además, cerrado el Mediterráneo, Egipto tendría muy complicado su refuerzo militar, igual que Malta y Chipre.

Antes de la guerra, parece evidente que se pensó que el elemento equilibrador de la balanza mediterránea, sería la flota francesa. Por desgracia, en 1940, la Royal Navy ya no pudo seguir contando con su apoyo (e incluso tuvo que verla como oponente al poco tiempo).

Además, había irrumpido un nuevo coloso en el panorama mundial. El Japón que había sido aliado del Reino Unido durante la Gran Guerra, había crecido espectacularmente, había expandido su dominio por gran parte de China y poseía ya una flota importantísima. Como se demostraría más tarde, la amenaza japonesa hizo que la Royal Navy se viera obligada a reforzar el Pacífico con unidades inadecuadas (o inadecuadamente desplegadas) teniendo que prescindir de ellas en el teatro europeo y atlántico.

En resumen, que los importantes números de navíos que hemos visto ya no parecen tantos ante tantas amenazas en lugares tan dispares del globo. La Royal Navy no llegaría a tener suficientes buques para tantas tareas, y al final fue la entrada en guerra de Estados Unidos y su impresionante crecimiento en producción industrial y construcción de buques lo que equilibró y más tarde inclinó favorablemente la balanza.

Wilhelm Heidkamp.

(Continuará).

Fuentes consultadas:
- Ninguna para esta introducción.

wilhelm heidkamp
Miembro
Miembro
Mensajes: 311
Registrado: Lun Jul 25, 2005 7:56 pm
Ubicación: Comunidad Valenciana (España)
Contactar:

Mensajepor wilhelm heidkamp » Jue Ago 25, 2005 5:24 pm

Doctrina de la Flota:

Como ya hemos visto en el post anterior, la flota tenía que proteger extensas y abundantes líneas de comunicación marítimas para garantizar el esfuerzo de guerra. “Proteger” sugiere una flota con una doctrina defensiva evidente. Sin embargo, en cuestiones navales, la superioridad naval en un área es la que garantiza su control y su tráfico. El control de una zona marítima puede conseguirse con una doctrina ofensiva. Por ejemplo, pueden atacarse los puertos enemigos donde se concentra la flota adversaria y bloquearla. Esto ha ocurrido muchas veces en la historia, como por ejemplo en la guerra ruso-japonesa cuando la flota de Togo bloqueó a la del Zar en Port Arthur, o cuando la flota norteamericana bloqueó a la española en Cuba; y pueden realizarse bombardeos navales de bases enemigas para dañar instalaciones y barcos como hizo la Royal Navy contra la flota francesa de Vichy en Mazalquivir en julio de 1940.

Por supuesto, a una flota como la británica con su gran superioridad, lo que más le hubiera gustado hubiera sido encontrar a la pequeña flota alemana navegando en alta mar para poder destruirla en un solo combate y librarse de ella de un golpe. Pero la Kriegsmarine, conocedora de su debilidad no buscaba un enfrentamiento directo de dos flotas estilo Jutlandia. Para sacar el máximo provecho de sus barcos y de la situación estratégica de las Islas Británicas, los alemanes adoptaron nada más comenzar las hostilidades la guerra corsaria al comercio.

Esto suponía que uno o dos buques de guerra alemanes zarpaban en secreto (o eso intentaban) de sus puertos, burlaban (si podían) la vigilancia Aliada de los estrechos que dan acceso al Atlántico desde el Mar del Norte, y se “perdían” en la inmensidad atacando en diferentes puntos a todos los buques o convoyes que trasladaban cualquier clase de carga al Reino Unido.

Es una especie de “guerra de guerrillas” pero en el mar. Los corsarios (hubo de varios tipos, desde acorazados a cruceros auxiliares, pasando por cruceros pesados, acorazados de bolsillo y por supuesto, todos los submarinos) evitaban cualquier enfrentamiento con los buques de guerra enemigos. Huían de las zonas donde suponían que les buscaban y seguían atacando el comercio en otras áreas durante un tiempo antes de volver a cambiar de zona para burlar al enemigo que les pisaba los talones.

Esto obligaba a la Royal Navy a enormes esfuerzos militares y logísticos y le impedía mantener concentrada su flota. Normalmente, como en el caso del Admiral Graff Spee,
se creaban varias task forces integradas por acorazados rápidos, cruceros de batalla, pesados y ligeros ingleses o franceses, que se dedicaban a cubrir diferentes zonas intentando entre todas acorralar y destruir al corsario. En esta tarea, a Gran Bretaña le fue muy útil la presencia de bases propias a lo largo de todo el planeta donde repostar y realizar reparaciones menores. Sin embargo, la caza del corsario, suponía un enorme consumo de combustible y tiempo, así como el empleo de numerosas unidades que debían esparcirse por grandes áreas. Además, la mayor permanencia de los buques en alta mar aceleraba su desgaste.

Sin embargo, no había otra opción. Un corsario como el buque de Langsdorff podía causar mucho daño y trastocar importantes rutas comerciales. En su carrera, este buque recorrió el Atlántico Sur desde la costa africana a la sudamericana, llegando a operar en el Índico para acabar en el Río de la Plata con constantes quiebros y cambios de rumbo para despistar a sus perseguidores.

Los cazadores, debían basarse en los pocos mensajes radiados por los buques apresados o hundidos por Langsdorff que tuvieron tiempo de transmitir, en la interceptación de mensajes del mismo Graff Spee y en cálculos logísticos tales como la autonomía y velocidad del adversario y la empatía profesional. Pero desde luego, era un derroche de medios.

En los casos más afortunados, la flota británica conseguía localizar y hundir al corsario, pero no antes de haber pagado un fuerte peaje en barcos mercantes y en desgaste, consumo y tiempo.

En el papel de cazadores, era muy importante la velocidad y la autonomía. Estas son dos características propias de los cruceros. Los cruceros pesados y ligeros tuvieron un destacado papel en esta fase de la guerra. No estaban suficientemente bien artillados ni protegidos como para enfrentarse con garantías con buques como el Graff Spee, pero confiaban en su número y en que si localizaban al adversario, pronto se verían reforzados por cruceros de batalla, acorazados y portaaviones. Además, ellos podían aceptar daños (que podían reparar en cualquiera de sus bases o países amigos a lo largo del planeta) mientras que el corsario no. Los corsarios debían evitar el contacto por muchas razones, las más importantes que se me ocurren:

-Sabían que una vez localizados se concentrarían sobre ellos todos los medios aliados disponibles.
-Sabían que daños menores podían acortar su autonomía o velocidad, lo cual hubiera supuesto su fin.
-El éxito de su misión radicaba en ser fantasmas impredecibles.


Wilhelm Heidkamp.

(Continuará).

Fuentes consultadas:
- Ninguna (por el momento)

Werto
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 807
Registrado: Mié Ago 17, 2005 5:19 am
Ubicación: Donde la consejería de eduación estime oportuno, Asturias, España
Contactar:

Mensajepor Werto » Vie Ago 26, 2005 7:54 am

A ver, muy rapidamente, los objetivos estratégicos de la Royal Navy eran básicamente 2 -como los de casi todas las marinas por otra parte-, quedando el segundo punto supeditado al primero.

A-Por una: parte asegurar las líneas de comunicaciones y suministros británicos dentro de unos niveles aceptables, con especial énfasis en asegurar el trafico comercial de la metropoli, a la vez que se garatizar la proyección estratégica de fuerzas propias.

B-Negar el mar a las fuerzas enemigas, bloqueando su comercio e impidiendo la capacidad de proyección estratégica de fuerzas enemigas.

Dada la ausencia de una marina enemiga capaz de ejercer una proyección estratégica de fuerzas, sólo la marina japonesa pudo efectuarla y muy brevemente, los esfuerzos de la Royal Navy debián obligatoriamente centrarse en el punto A.

En 1939-45 la única forma de ejércer una influencia mundial era contar con unos recursos navales que permitiesen una adecuada proyección de fuerzas, a lo que Mackinder y Spyckman denominaban "Rimland" de la Isla Mundial.

Las bases geopolíticas del comportamiento británico estaba basadas en los plateamientos de Mahan, de manera que la Royal Navy debía garantizar la viabilidad de esta proyección estratégica de fuerzas inpidiendo a la vez el acceso del enemigo a las fuentes estratégicas de recursos que pudieran constituir un factor de influencia mundial.

La estrategía geopolítica británica se basaba en mantener el control del máximo número de áreas pertenecientes al Rimland de la Isla Mundial, a la vez que se debía impedir el acceso del enemigo a dichas areas, tratando de reconquistar para si mismo aquellas bajao control del enemigo.

wilhelm heidkamp
Miembro
Miembro
Mensajes: 311
Registrado: Lun Jul 25, 2005 7:56 pm
Ubicación: Comunidad Valenciana (España)
Contactar:

Mensajepor wilhelm heidkamp » Vie Ago 26, 2005 8:23 pm

Un claro ejemplo de lo anterior, sería la caza del Bismarck. Por una u otra razón, consiguió ser localizado y vigilado por cruceros que radiaron posición y rumbo. Los refuerzos se fueron concentrando en el área llegados de diversos puntos. Comenzaron a lanzarse ataques contra él y el Prinz Eugen (el primer encuentro con el Prince of Wales y Hood, los sucesivos ataques de los Swordfish, y la batalla final) hasta que el acorazado fue destruido y el crucero regresó a puerto. Este artículo no pretende entrar en el pormenor de esta “caza” hasta que no llegue el momento. Lo cito aquí como ejemplo de por qué un corsario debía a toda costa evitar el encuentro y cualquier clase de daño. Una pérdida de combustible, un timón dañado o cualquier otra avería que afectara a la velocidad o autonomía eran casi con toda seguridad una sentencia de muerte.

En la protección de los convoyes, la Royal Navy tenía que afrontar dos amenazas diferntes: una, la de corsarios de superficie. Otra, la de los sumergibles de Doenitz. En general, (hubo variaciones de actuación desde 1939 a 1943 y siguientes) se actuaba como sigue:

-Por un lado, cruceros pesados, ligeros y de batalla, actuaban de forma independiente en pequeñas task forces, como cazadores en base a los informes del Almirantazgo sobre la localización del corsario. Esto sobre todo se dio en 1939-1940-1941.
-En los convoyes a Rusia, en el Ártico, task forces de acorazados y cruceros actuaban como escolta lejana de los convoyes o se situaban en zonas donde se cruzaban los convoyes de ida y los de vuelta y esperaban por si la Kriegsmarine hacía acto de presencia.
-Lo anterior, con variaciones, se practicó también en el Mediterráneo en relación a los convoyes Gibraltar-Malta-Suez, respecto de la amenaza italiana. (Y a la inversa, como interceptores de convoyes del Eje Italia-África).
-Los convoyes llevarían una escolta formada por destructores que cumplirían un importante papel también como unidades antisubmarinas.
-Existieron conforme avanzó la guerra, pequeñas agrupaciones especialmente preparadas para la lucha ASW que en forma de destructores, fragatas y corbetas no asignadas a ningún convoy sino actuando independientemente, recorrían las zonas de caza de los Uboat,s y operaban ofensivamente contra ellos.

Los portaaviones se integraron en varios de los dispositivos anteriores. (Ejemplo, la Fuerza H en el Mediterráneo como parte de la escolta lejana y transporte de aviones a Malta y Oriente Próximo o la caza de corsarios mayores en el Atlántico, como la del Bismarck antes citada).

En el Pacífico, prácticamente no hubo doctrina sostenida. Allí, la inferioridad de la Royal Navy era tan flagrante al principio de la guerra, que nunca supuso una amenaza seria para los japoneses. Conforme avanzó la guerra, la parcela británica fue cubierta por completo por la US Navy en aquel teatro, permitiendo a la R.N. concentrarse en Europa y África.

Wilhelm Heidkamp.

(Continuará).

Fuentes consultadas:
- Ninguna (por el momento)

wilhelm heidkamp
Miembro
Miembro
Mensajes: 311
Registrado: Lun Jul 25, 2005 7:56 pm
Ubicación: Comunidad Valenciana (España)
Contactar:

Mensajepor wilhelm heidkamp » Sab Ago 27, 2005 7:49 am

Medios de la flota.

Como esto pretende ser una visión global de los buques de la R.N. a lo largo de la Segunda Guerra Mundial, no voy a aportar datos concretos de ninguna unidad salvo que me lo solicite cualquier otro miembro del foro o visitante. Me limitaré a describir las unidades principales con un breve comentario para cada una. (Ya hay otros topics con información más extensa y datos técnicos en abundancia).

En mi opinión, la mejor forma de ver un buque es en estado esquemático, por lo que he intentado conseguir los mejores esquemas posibles con este propósito. De cada clase colocaré también un gráfico (citando todas las fuentes para respetar el copyright al pie) para tener una visión de conjunto.

Los acorazados:

1.- Royal Sovereign. (además del anterior, los Revenge, Resolution, Ramillies y Royal Oak). Buques de la Primera Guerra Mundial (1916-17) muy bien blindados pero de escasa velocidad (22 nudos) con artillería principal de 8X381mm. Tuvieron en base a su antigüedad un papel secundario en la guerra. Participaron en misiones de bombardeo de puertos franceses de la Francia Libre (Resolution) y en los bombardeos previos a los desembarcos en Normandía y el Sur de Francia (Ramillies). Hundidos por el enemigo: Royal Oak (U47).

Imagen

Estos buques no fueron nunca modernizados, arrastrando un considerable desfase tecnológico. Se les dotó de bulges antitorpedo y más armas AA, así como un avión de exploración en algún caso.


Wilhelm Heidkamp.

(Continuará).

Fuentes consultadas:
- Guía Ilustrada de Acorazados y Cruceros de Batalla, Orbis.
- Royal Navy, The Ships of the Second World War (1) Editorial MK.
Última edición por wilhelm heidkamp el Sab Ago 27, 2005 8:29 am, editado 1 vez en total.

wilhelm heidkamp
Miembro
Miembro
Mensajes: 311
Registrado: Lun Jul 25, 2005 7:56 pm
Ubicación: Comunidad Valenciana (España)
Contactar:

Mensajepor wilhelm heidkamp » Sab Ago 27, 2005 8:19 am

2.- Queen Elizabeth. (Además del anterior, Warspite, Barham, Valiant y Malaya). Buques de la Primera Guerra Mundial (1915-16). Como los clase R, estaban muy bien blindados pero eran lentos (23 nudos). Artillería principal de 8X381mm. En los años 30 fueron profundamente modernizados, incrementando la protección horizontal y la elevación de la artillería. Los Warspite, Queen Elizabeth y Valiant fueron más profundamente modernizados, con nuevas máquinas y aún mayor protección horizontal, nuevo puente y nuevas centrales directoras de tiro, más artillería AA etc, etc. Combatieron en Noruega (Warspite), bombardeos de la flota de Vichy en Mazalquivir y Dakar (Barham) y en Cabo Matapán contra la flota italiana (Warspite, Valiant y Barham). Pasaron temporadas en el Pacífico desde 1942 (Warspite, Valiant y Queen Elizabeth). Hundidos por el enemigo: Barham (U331).

Imagen

Fuentes consultadas:
- Guía Ilustrada de Acorazados y Cruceros de Batalla, Orbis.
- Royal Navy, The Ships of the Second World War (1) Editorial MK.

wilhelm heidkamp
Miembro
Miembro
Mensajes: 311
Registrado: Lun Jul 25, 2005 7:56 pm
Ubicación: Comunidad Valenciana (España)
Contactar:

Mensajepor wilhelm heidkamp » Sab Ago 27, 2005 4:57 pm

3.- Clase Nelson. (Además del anterior, el Rodney). Terminados en 1927, estaban bien blindados (sistema “todo o nada”) y excelentemente armados con 9X406mm (artillería principal). Seguían siendo de lento andar, como sus predecesores (23 nudos). Además las máquinas dieron frecuentes problemas. A diferencia de los anteriores, tenían toda la artillería principal a proa y toda su artillería secundaria instalada en torres desde su botadura. Participaron en los combates por Noruega (Rodney) y en la caza del Bismarck (Rodney). En el Mediterráneo resultó dañado dos veces el Nelson (por una mina y tiempo después por un torpedo).

Imagen

Participaron en los bombardeos de Sicilia y Salerno previos a los desembarcos y más tarde, en los de Normandía. En 1944 el Nelson volvió a chocar con otra mina y fuer reparado en USA para pasar posteriormente al Pacífico. Pasaron a la reserva al poco de terminar la guerra.

Fuentes consultadas:
- Guía Ilustrada de Acorazados y Cruceros de Batalla, Orbis.
- Royal Navy, The Ships of the Second World War (1) Editorial MK.

wilhelm heidkamp
Miembro
Miembro
Mensajes: 311
Registrado: Lun Jul 25, 2005 7:56 pm
Ubicación: Comunidad Valenciana (España)
Contactar:

Mensajepor wilhelm heidkamp » Dom Ago 28, 2005 4:36 am

4.- Clase King George V. (Además del anterior, Prince of Wales, Duke of York, Anson y Howe). Modernos y equilibrados, fueron terminados entre 1940 y 1942. Bien protegidos (sistema “todo o nada”), con 10X356mm. de artillería principal, y capaces de alcanzar 28 nudos. Al principio dieron problemas mecánicos (giro de las torres) y de propulsión. Toda su artillería secundaria era de doble propósito. Las torres eran autónomas del suministro de energía del buque, contando cada una con su propio generador. El Prince of Wales participó en la caza del Bismarck, cuando no se encontraba al 100% de su capacidad operativa, resultando dañado y rompiendo el contacto mientras el Hood se hundía. Su gemelo el King George V participó en la destrucción del acorazado alemán más tarde. El Prince of Wales fue enviado al Pacífico donde sucumbió tras recibir seis impactos de torpedo. El Duke of York, escoltando convoyes a Murmansk, combatió contra el Scharnost, hundiéndolo. Más tarde, todos pasaron a Extremo Oriente retirándose del servicio entre 1946-1950. Hundido por el enemigo: Prince of Wales (aviones torpederos japoneses, primer acorazado del mundo hundido por aviones).

Imagen

Fuentes consultadas:
- Guía Ilustrada de Acorazados y Cruceros de Batalla, Orbis.
- Royal Navy, The Ships of the Second World War (1) Editorial MK.

wilhelm heidkamp
Miembro
Miembro
Mensajes: 311
Registrado: Lun Jul 25, 2005 7:56 pm
Ubicación: Comunidad Valenciana (España)
Contactar:

Mensajepor wilhelm heidkamp » Dom Ago 28, 2005 7:09 am

Los portaaviones.

1.- Argus. Este viejo portaaviones (1918), primero del mundo en tener pista completa de prácticamente la longitud del buque, fue una conversión de un buque de pasajeros italiano que acabó transformado en lo que veis. Alcanzaba los 20 nudos y podía transportar 20 aviones. Participó a pesar de su edad, en el Mediterráneo, como parte de la Fuerza H. En 1942 apoyó los desembarcos en África. Pasó a la reserva en 1943. Su mayor utilidad durante su larga vida fue la de servir como experimento para el desarrollo de futuros portaaviones, para la práctica y entrenamiento de pilotos y para ensayos diversos.

Imagen

Fuentes consultadas:
- Royal Navy, The Ships of the Second World War (1) Editorial MK.

wilhelm heidkamp
Miembro
Miembro
Mensajes: 311
Registrado: Lun Jul 25, 2005 7:56 pm
Ubicación: Comunidad Valenciana (España)
Contactar:

Mensajepor wilhelm heidkamp » Lun Ago 29, 2005 4:24 am

2.- Eagle. Otro portaaviones que tuvo su origen en el casco de otro barco (el Dreadnought Cochrane chileno). Fue botado como portaaviones en 1918. Alcanzaba los 24 nudos y transportaba 20 aviones. Al inicio de la guerra se encontraba en Singapur, y participó en la cacería del Graff Spee. Luego escoltó convoyes de tropas al Índico hasta que una explosión interna accidental le obligó a hacer reparaciones en Singapur. En 1940 pasó al Mediterráneo donde su grupo aéreo hundió el crucero italiano Zeffiro. Participó en al ataque al puerto de Tarento junto con el Illustrious. A lo largo de sus correrías por el Mediterráneo, sus Fulmar y Sea Hurricanes dieron cuenta de muchos aparatos italianos. (Fue hundido por 4 torpedos del U73 al norte de Argelia, el 11/08/42).

Imagen

Fuentes consultadas:
- Royal Navy, The Ships of the Second World War (1) Editorial MK.

wilhelm heidkamp
Miembro
Miembro
Mensajes: 311
Registrado: Lun Jul 25, 2005 7:56 pm
Ubicación: Comunidad Valenciana (España)
Contactar:

Mensajepor wilhelm heidkamp » Lun Ago 29, 2005 7:17 am

3.- Hermes. Este fue el primer portaaviones diseñado y construido como tal en el mundo. Se terminó en 1919. Alcanzaba los 25 nudos y transportaba 15 aviones. Este barco apenas podía alcanzar la velocidad máxima debida a serios problemas de estabilidad debido a fallos de diseño. No estaba protegido (blindaje) aunque contaba con aceptable artillería AA. Al principio de la guerra se dedicó a patrullar buscando sumergibles alemanes en el Atlántico, pero era tan inestable que fue destinado al Atlántico Sur y al Índico. Cuando Vichy se negó a rendir sus buques, sus aparatos vigilaron los movimientos de ésta en Dakar. Enviado al Pacífico, fue atacado por bombarderos en picado japoneses en la costa de Ceilán, hundiéndose junto a algunos buques más que le acompañaban.

Imagen


4.- Furious. Terminado en 1917 como portahidroaviones, el proyecto original era el de un crucero de batalla “aligerado”. Alcanzaba los 30 nudos. En los años 20 fue reconstruido con una cubierta de vuelo completa alcanzando la categoría de portaaviones. En los 30 se le agregó gran cantidad de artillería AA y en 1939 la “isla”. Participó en la campaña de Noruega. En 1942 pasó al Mediterráneo en defensa de Malta y en apoyo de los desembarcos en África. En 1944 ya en aguas metropolitanas, lanzó a sus aviones contra el Tirpitz en Noruega en al menos tres operaciones distintas. Se le retiró del servicio ese mismo año.

Imagen

Fuentes consultadas:
- Royal Navy, The Ships of the Second World War (1) Editorial MK.

wilhelm heidkamp
Miembro
Miembro
Mensajes: 311
Registrado: Lun Jul 25, 2005 7:56 pm
Ubicación: Comunidad Valenciana (España)
Contactar:

Mensajepor wilhelm heidkamp » Mar Ago 30, 2005 2:38 am

5.- Clase Courageus (Además del anterior, el Glorious). Estos buques eran cruceros de batalla de la Primera Guerra Mundial, botados en 1915. Entre 1924 y 1928 fueron reconstruidos como portaaviones (entre otras cosas por el desprestigio que alcanzó el crucero de batalla tras Jutlandia). Alcanzaban 30 nudos y transportaban 48 aparatos. La participación del Courageus en laguerra fue muy corta, el 17 de septiembre de 1939, tras sólo dos semanas de guerra fue torpedeado y hundido por el U-29 al SO de Irlanda. El Glorious no fue mucho más afortunado: En junio de 1940, en las proximidades de las Islas Lofoten (Noruega), fue localizado, alcanzado y hundido por artillería de 11 pulgadas del Scharnhost y Gneisenau, quienes también despacharon a sus dos destructores de escolta, el Acasta y el Ardent. (Los pormenores de este y otros enfrentamientos pienso tratarlos más adelante, de forma cronológica).

Imagen

Fuentes consultadas:
- Royal Navy, The Ships of the Second World War (1) Editorial MK.

wilhelm heidkamp
Miembro
Miembro
Mensajes: 311
Registrado: Lun Jul 25, 2005 7:56 pm
Ubicación: Comunidad Valenciana (España)
Contactar:

Mensajepor wilhelm heidkamp » Mar Ago 30, 2005 2:56 am

6.- Ark Royal. Terminado en 1938, era un buque moderno y rápido, con un andar de 31 nudos. Era un buque muy bien protegido que podía soportar un considerable castigo. Transportaba 60 aviones. En 1939 estuvo en el Atlántico Sur participando en la persecución del Graff Spee. En 1940 estuvo en aguas de Noruega, en el intento Aliado de evitar la invasión alemana. En julio, sus aparatos atacaron a la flota de Vichy en Mers el Kebir, y en septiembre, en Dakar. En 1941, participó en la persecución de los Scharnhost y Gneisenau en su carrera contra el tráfico en el Atlántico Norte. En mayo, sus Swordfish consiguieron alcanzar con dos torpedos al Bismarck, dejándole sin gobierno y por tanto indefenso ante la flota británica que lo destruiría después. Posteriormente pasó al Mediterráneo colaborando en el sostén de Malta y llevando aviones a la isla. El 13 de noviembre fue alcanzado por un torpedo del U-81, hundiéndose a lo largo del día siguiente al Este de Gibraltar.

Imagen

Fuentes consultadas:
- Royal Navy, The Ships of the Second World War (1) Editorial MK.

wilhelm heidkamp
Miembro
Miembro
Mensajes: 311
Registrado: Lun Jul 25, 2005 7:56 pm
Ubicación: Comunidad Valenciana (España)
Contactar:

Mensajepor wilhelm heidkamp » Jue Sep 01, 2005 4:32 am

7.- Clase Illustrious. (Además del anterior, Formidable, Implacable, Indefatigable, Indomitable, Victorious). El primero de la clase fue terminado en 1939. Era un proyecto radicalmente mejorado respecto a todo lo anterior, haciendo énfasis en la protección contra bombas y artillería enemigas. De 23000 toneladas de desplazamiento, más de 5000 (casi un 25%) correspondían a coraza y blindaje tanto de la cubierta como del hangar. Esta protección hizo a estos barcos difíciles de hundir pero limitaba su capacidad interna y la cantidad de aviones transportados (entre 35 y 40). No obstante podían alcanzar 31 nudos de velocidad. El Illustrious participó en el ataque a Tarento. En enero de 1941 fue alcanzado por siete bombas de 500 kg de bombarderos en picado alemanes. El hecho de que sobreviviera a estos daños (sólo una de las bombas consiguió penetrar el blindaje de la cubierta) dice mucho de su coraza. Las reparaciones fueron extensas, terminándose en USA. (Llevaron casi un año). Después atacó a la flota de Vichy en Madagascar. Luego de servir un tiempo en el Índico pasó al Pacífico, donde en 1945 fue alcanzado por un kamikaze bajo la línea de flotación, permaneciendo en reparación hasta 1946.

Imagen

El Formidable fue alcanzado en Creta por una bomba de 1000kg y sobrevivió. Permaneció tras las reparaciones en el Mediterráneo apoyando los desembarcos en África y luego en Sicilia. Participó en varios ataques al Tirpitz en 1944.

El Victorious, entró en servicio en 1941, siendo su primera misión de guerra, el ataque al Bismarck. En 1942 se dedicó a escoltar convoyes árticos a la URSS. Casi todo el resto de la guerra lo pasó en el Pacífico. El Formidable y el Victorious fueron alcanzados en sus cubiertas por sendos kamikazes en 1945, y a diferencia de los portaaviones norteamericanos de pista de madera, estos bien blindados buques soportaron perfectamente los daños y estuvieron listos de nuevo para la acción en poco tiempo.

El Indomitable empezó a operar con la flota en 1941, y ese mismo año fue alcanzado por dos bombas de 500kg en el Mediterráneo mientras reforzaba Malta. Tras largas reparaciones, apoyó en 1943 el desembarco en Sicilia, donde nuevamente fue alcanzado por un torpedo. Tras nuevas reparaciones, (en USA), pasó al Pacífico, donde como varios de sus hermanos recibió la “visita” de un kamikaze.

La historia del Implacable es corta porque se terminó en 1944. Operó en Noruega y luego pasó al Pacífico. El Indefatigable también entró en servicio en 1944 sirviendo la mayor parte del tiempo en el Pacífico.

Yo destacaría, que prácticamente cuatro de los seis buques de la clase, se hubieran ido a pique con casi toda seguridad tras los daños sufridos o habrían estado fuera de servicio durante prolongadísimos períodos de tiempo, de no ser por la excepcional protección blindada de la clase.

Fuentes consultadas:
- Royal Navy, The Ships of the Second World War (1) Editorial MK.
- Diversas webs, siendo las más relevante, http://www.fleetairarmarchive.net/

wilhelm heidkamp
Miembro
Miembro
Mensajes: 311
Registrado: Lun Jul 25, 2005 7:56 pm
Ubicación: Comunidad Valenciana (España)
Contactar:

Mensajepor wilhelm heidkamp » Vie Sep 02, 2005 4:19 am

8.- Unicorn. Terminado en 1943, fue construido como portaaviones de mantenimiento o apoyo a otras unidades de portaaviones. Alcanzaba 24 nudos y transportaba hasta 35 aviones. Contaba con cubierta completa, hangar y taller para reparaciones, así como una buena capacidad de transporte de combustible. Apoyó las operaciones anfibias en Salerno en 1943. Prestó apoyo logístico al resto de la flota en el Pacífico de 1944 en adelante, pasando a la reserva en 1959.

Imagen

9.- Clase Colossus. (Además del anterior, los Glory, Ocean, Pioneer, Venerable y Vengeance). Estos grandes portaaviones eran en realidad un diseño renovado de los Illustrious, pero con blindaje muy reducido y una mayor capacidad de transporte de aviones. Se terminaron al final de la guerra. Tenían un andar de 25 nudos y cargaban hasta 40 aviones. El Colossus participó en operaciones finales del Pacífico, y siguió operacional en la posguerra. El Glory se comisionó también en los últimos días del conflicto (abril de 1945) y solo operó en el Pacífico. El resto de la saga, llegaron también tarde para jugar un papel relevante en la guerra. El Pioneer se terminó como portaaviones de apoyo y mantenimiento.

Imagen

Fuentes consultadas:
- Royal Navy, The Ships of the Second World War (1) Editorial MK.
- Diversas webs, siendo las más relevante, http://www.fleetairarmarchive.net/


Volver a “Marina de guerra de los Aliados”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado