pub01.jpg

20-7-1944 Vuela por los aires la "Guarida del Lobo"

Partidos políticos, actuaciones gubernamentales

Moderador: David L

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9077
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Dom Ene 28, 2007 6:02 pm

¡Hola a todos!

Amigo Beltzo, no creo que esa conversación pueda considerarse siquiera un indicio. Trataré de explicar el asunto.

La organización responsable del nombramiento y traslado de oficiales del Ejército (Heer) era la Oficina de Personal del Ejército (Heerespersonalamt), que era independiente del Estado Mayor General del Ejército (Generalstab des Heeres) y del Mando del Interior, subordinada directamente al Comandante en Jefe del Ejército (Oberbefehlshaber des Heeres). Así por ejemplo, el ascenso de un oficial a coronel (o de coronel para arriba) caía bajo la exclusiva competencia del Comandante en Jefe del Ejército, bien por recomendación de la Oficina de Personal del Ejército o, más raro, por propia iniciativa del Comandante en Jefe del Ejército. Y lo mismo ocurría con los traslados, si bien aquí la decisión solía partir directamente de la Oficina de Personal del Ejército a instancias de parte.

El departamento de esa oficina encargado del traslado de oficiales del Estado Mayor General del Ejército era el Heeres-Personalabteilung 3, que era responsable de la selección, entrenamiento, traslado y promoción de los oficiales del cuerpo de EMG.

El jefe de la Oficina de Personal del Ejército (Chef der Heerespersonalamt) en el verano de 1944 era el general Rudolf Schmundt (lo era desde 1942), que era al mismo tiempo el Ayudante-Jefe de la Wehrmacht de Hitler (Chef-Adjutant der Wehrmacht bei Hitler). Hitler era, desde que destituyó a Brauchitsch en diciembre de 1941) el Comandante en Jefe del Ejército (Oberbefehlshaber des Heeres). Por tanto, la decisión de trasladar desde la Jefatura del Estado Mayor de la Oficina General del Ejército (Allgemeines Heeresamt) (general Olbricht) al coronel Stauffenberg como nuevo Jefe de Estado Mayor del Jefe de Equipamiento del Ejército y Comandante en Jefe del Ejército de Reemplazo (Chef der Heeresrüstung und Befehlshaber des Ersatzheeres) (coronel general Fromm), tenía que tomarla Schmundt o Hitler, y a iniciativa de Fromm, Stauffenberg u Olbricht.

Ni Guderian, ni mucho menos Himmler, tenían competencias para proponer tal nombramiento, pero lo que es más, no tenían ninguna justificación para ir a proponer a Schmundt, Hitler o Fromm tal consejo. ¿Qué les iba a ellos en tal terreno?

Si los conspiradores del verano de 1944 quisieran situar a Stauffenberg en un puesto que le diese acceso a Hitler (para intentar matarlo), nadie mejor que el general Olbricht o el propio Stauffenberg para solicitar tal medida a Fromm-Schmundt.

Por último, ni Guderian ni Himmler estaban dentro de la conspiración de Stauffenberg, aunque supieran vagamente lo que se estaba tramando.

Así pues, esa conversación mantenida entre Guderian y Himmler no significa necesariamente que estuviesen tramando el nombramiento de Stauffenberg con la finalidad que conocemos. Ni siquiera entra en la categoría de indicios conducentes a tal hipótesis.

No hay duda de que Guderian sabía desde hacía tiempo que había oficiales del EMG conspirando para deshacerse de Hitler y dar un golpe de estado, pero no hay prueba alguna (ni siquiera indicios) de que conociera los detalles. Y lo mismo cabe decir de Himmler.

Estoy esperando una respuesta del profesor Hoffmann (o de su departamento) a un correo que le envié preguntando si salió a la luz algo más sobre lo que Himmler conocía del 20 de julio de 1944, pero mientras tanto voy a preparar un post dando cuenta de lo que ya se sabe.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9077
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Dom Ene 28, 2007 7:39 pm

Bueno, pues nunca tan oportuna la respuesta del profesor Hoffmann, que transcribo literalmente a continuación:

>>>>>>>
Dear Mr. Carril,

thank you for your inquiry.

As you have gathered from my book, The History of the German Resistance 1933-1945, there are indications that Himmler had information about the plot. I do not know whether he had any warning of Stauffenberg´s assassination plans for 11, 15 and 20 July 1944.

With my best wishes,
P.Hoffmann

Peter Hoffmann
William Kingsford Professor
Department of History
McGill University
855 Sherbrooke Street West
Montreal, Quebec H3A 2T7
Canada
>>>>>>>>

Como puede verse ha sido breve y pragmática. "Hay indicios de que Himmler tenía información sobre la conspiración. No sé si tenía algún aviso de los planes de asesinato de Stauffenberg para el 11, 15 y 20 de julio de 1944."

¿Cuáles son esos indicios? Hoffmann los detalla en su libro.

La primera vez que hubo un contacto entre el grupo militar-civil de los conspiradores (éstos tenían varios grupos, pero para facilitar la lectura me referiré sólo al “grupo de conspiradores” como un todo) y Himmler tuvo lugar el 26 de agosto de 1943 en el Ministerio del Interior del Reich entre Popitz y Himmler. En esa entrevista, Popitz le propuso vagamente al Reichsführer SS que había que dar un cambio al régimen en vista de que la guerra no se podía ganar, y que sólo se podría llegar a un entendimiento de paz con Gran Bretaña y Estados Unidos, y así evitar una derrota total, cambiando al gobierno actual.

1943 fue el año en que cayó en desgracia el Abwehr por las consecuencias del affair Schmidhuber-Dohnanyi (el primero, exportador y cónsul honorario portugués) y la cuestión de los judíos. No quiero ahondar en este asunto, pues no viene al caso. Tan sólo decir que como resultado de la investigación iniciada por la Gestapo en abril de 1943 fueron arrestados Dohnanyi, Oster, Bonhoeffer y Müller, todos metidos hasta el cuello en el grupo conspirador. Langbehn, el abogado de Himmler que había iniciado con Olbricht y Popitz los preparativos del encuentro de este último con Himmler en agosto de 1943, y que se había pasado al grupo conspirador mientras mantenía sus contactos con Himmler y el general de las SS Wolf, fue arrestado en el otoño de 1943. En febrero de 1944, la RSHA abolió o absorbió finalmente todo el Amt Ausland/Abwehr del OKW. Fue, sin duda, un tremendo golpe para el grupo conspirador. Luego, en enero de 1944 fueron arrestados Moltke y Kiep, Graf Yorck von Wartenburg estaba bajo vigilancia desde 1943; el 12 de enero de 1944 fue arrestado el coronel Staehle, el 4 de julio Reichwein, y al día siguiente Leber (pieza esencial para Stauffenberg).

Con todos estos sucesos, si la Gestapo trabajó como la imaginamos en sus interrogatorios, no cabe la menor duda de que tenía que saber que los conspiradores estaban planificando un coup d’état y un intento de asesinato. Si así lo esperaban varios agregados militares extranjeros en Alemania, en especial el suizo Peter Burckhardt que reportó a su gobierno el 14 de julio de 1944 que en las siguientes dos o tres semanas se esperaban cambios de gran alcance en el régimen nazi, no es de extrañar, pues, que la Gestapo (Himmler), con sus interrogatorios e investigaciones de los conspiradores arrestados, tenía que saber, como mínimo, lo mismo que el agregado militar suizo.

El profesor Hoffmann escribe en la página 379 de su citada obra:

[Los primeros o tardíos intentos de Himmler para divorciarse de Hitler, en particular sus negociaciones con Langbehn y Popitz, indican que existía una posibilidad (que Himmler esperase beneficiarse del asesinato o del putsch). La propia participación de Himmler en la conspiración lo debió haber impelido bien a atacar bien a ayudar al coup; si esto hubiera sido descubierto por la otra parte, él mismo habría sido etiquetado como traidor. Pero evidentemente él no fue capaz de decidirse a lo uno ni a lo otro. Es cierto que Himmler sabía bastante sobre la conspiración; el arresto de Goerdeler fue planeado para julio; por otra parte, el 20 de julio contuvo a las SS y sólo se movió realmente después de que el coup hubiera fracasado. Su coartada era una buena coartada, pues era preferible dejar al Ejército mismo tratar con el amotinamiento en sus propias filas

Ahora bien, lo que no sabemos, tal como dice el profesor Hoffmann, es el conocimiento en detalle que tenía Himmler sobre el plan del 20 de julio. Yo dudo que pudiera saberlo, pues ni el propio Stauffenberg lo supo hasta el día 18, que fue cuando le comunicaron que el 20 de julio debía asistir a una reunión en la "Guarida del Lobo". Tampoco sabemos si tuvo conocimiento de los intentos anteriores de Stauffenberg.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Dom Ene 28, 2007 9:27 pm

Hola de Nuevo:

Ni Guderian, ni mucho menos Himmler, tenían competencias para proponer tal nombramiento, pero lo que es más, no tenían ninguna justi
ficación para ir a proponer a Schmundt, Hitler o Fromm tal consejo. ¿Qué les iba a ellos en tal terreno?


Esa es la clave, amigo José Luis, porque a mi me parece que la hipótesis más plausible, en el caso de que esta conversación se produjera, es que Guderian estaba ayudando encubiertamente a la oposición y el hecho de que se dirigiera precisamente a Himmler parece indicar que conocía los devaneos de este con la oposición sabiendo que una recomendación de Himmler ante el fuhrer dejando caer el nombre Stauffenberg tendría mucho peso. De otra manera no consigo ver como se hubiese podido producir tal conversación entre dos personajes que no tiene ninguna competencia en el asunto y a los que en teoría tampoco les iba nada en ello.

Himmler es seguro que sabia mucho sobre la conspiración, a principios de julio se había detenido a dos dirigentes de izquierdas, Adolf Reichwein y Julius Leber que conocían los nombres de los principales implicados, sobre los planes específicos de Stauffenberg es muy posible que no los conociera, pero lo que si sabía es que el 20 de julio se reuniría con Hitler y con los datos que tenía podía tener fundadas sospechas de que pudiera ocurrir algo, en todo caso lo que si esta claro es que él no acudió ese día a la conferencia y que su actuación fue enérgica sólo después de que el golpe hubiese fracasado, todavía no me explico como es posible que tras el atentado Stauffenberg llegará a la Bendlerstrasse sin haber sido detenido en el aeropuerto.

Aparte de las informaciones proporcionadas por las detenciones realizadas por la gestapo en círculos de la resistencia, es bastante significativo fijar la atención en Francia. Se sabe que los generales de las SS allí, Sepp Dietrich y Hausser, estaban del lado de Rommel, parece un tanto difícil de creer que se pasaran a la oposición sin informar a Himmler; pero además de acuerdo a los testimonios de Jurgen Stroop, Himmler tenía un informador entre el personal más cercano a von Kluge y sabía exactamente todo lo que allí se incubaba, en la noche del 17 al 18 de julio, Stroop recibió un mensaje de Himmler diciéndole que no abandonara Wiesbaden a la espera de recibir instrucciones importantes, cuando llegaron estas fue el mismo Stroop quien las decodificó y se sorprendió mucho al ver que estaban relacionadas con von Kluge y Rommel, no se sabe exactamente cuales eran estas instrucciones pero si que trasladó a su familia a un lugar secreto y él mismo no durmió en su villa. También sabemos que es precisamente en Francia donde el golpe de estado llegó más lejos.

Por todo esto ya algunas cosas más, el grado de implicación real de Himmler sigue siendo bastante oscuro. Yo tampoco creo que conociera exactamente los planes de Stauffenberg, pero tampoco creo que fueran para él ninguna sorpresa. Son sólo especulaciones pero sinceramente pienso que hay fundamentos suficientes para mantenerlas.

Saludos
"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9077
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Dom Ene 28, 2007 9:55 pm

La información de la conversación entre Guderian y Himmler (vía memorias de Krosigk), ¿de dónde la has obtenido? ¿De Martin Allen? Te lo pregunto porque yo no he tenido oportunidad de leer las memorias del conde Schwerin von Krosigk, y sobre Allen tengo mis reservas. No digo que el conde no diera cuenta de esa conversación, pero fíjate en el texto de Martin Allen, Himmler’s Secret War: The Covert Peace Negotiations of Heinrich Himmler (Carroll & Graf, 2006):

[It was at this time –the beginning of June 1944- that Himmler held a significant discussion with General Guderian about the need to replace staff officers who had spent too long behind a desk, losing touch with the daily need for action of the men at the front, and who as a result had become too slow in coming to decisions. Of primary concern was the post of Chief of Staff to the head of the Replacement Army, under General Friedrich Fromm (responsible for calling men to arms, he was currently charged with raising fifteen new divisions). Himmler asked Guderian who he thought might be the most suitable man to fill this post. Without a moment’s hesitation, Guderian suggested the aristocratic thirty-seven-year-old Lieutenant Colonel Claus Schenk Graf von Stauffenberg, a war hero who had served with distinction in Poland, France, and North Africa. In April 1943, whilst serving in North Africa, he had been severely wounded, losing an eye, his right hand, and half of his left hand. He was currently Chief of Staff of the Army Ordnance Department in Berlin. Himmler liked the sound of this man and immediately agreed to his appointment – or so the Minister of Finance, Schwerin von Krosigk, would later recall in his memoirs.] Página 204.

Espero que no haga falta que lo traduzca. He subrayado en negrita, Beltzo, la frase de Allen ("o así lo recordaría más tarde en sus memorias el Ministro de Finanzas, Schwerin von Krosigk.").

El problema, como ya expliqué anteriormente, es que Himmler no tenía competencias para dictar ese nombramiento. Y si se lo dejaba caer a Hitler, éste no tenía argumentos para promover ese cambio, si no era requerido a ello por Fromm (u Olbricht, o Stauffenberg vía Olbricht-Fromm).

Sea como fuere, estamos de acuerdo en que Himmler tenía buena información de la conspiración, pero no tenemos base para imaginar que conociera los detalles del plan de Stauffenberg (día, lugar, manera, etc.). Y en cuanto a que colaborara con los conspiradores, tampoco tenemos base, a no ser que llamemos colaboración a su pasividad.

Piensa que Stauffenberg (como ya indiqué en un post anterior) había recibido claras indicaciones por Beck de Rommel y Kluge acerca de los individuos que tenían que "acompañar" a Hitler (Göring y Himmler). Y si Himmler realmente se hubiera dispuesto a colaborar, los conspiradores no tendrían por qué matarlo.

En ninguna de las listas que los conspiradores realizaron para el nuevo régimen político (los cargos), aparece el nombre de Himmler. Así que si Himmler pensaba que podía llevar a cabo un papel relevante caso de triunfar el putsch, pues bien equivocado que estaba. De hecho, debía ser arrestado el mismo día del putsch, junto con Göring, Goebbels, etc.

En fin, un placer como siempre, Beltzo.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Lun Ene 29, 2007 1:21 am

Hola de Nuevo:

Yo tampoco he leído las memorias de conde Schwerin von Krosigk pero como ya comenté anteriormente la entrevista aparece citada en el libro de Peter Padfield “Himmler, el líder de las SS y la gestapo”, de donde procede también el resto de información que he dado y que tenía recopilada en un post que escribí con intención de publicarlo en el hilo "El fiel Heinrich" y que trataba sobre las implicaciones de Himmler en el 20 de julio, evidentemente nunca llegué a publicarlo pero conservo las notas.

Por otro lado la pasividad de Himmler dado sus cargos es ya un grado de colaboración, lo que no esta claro es hasta donde pudo llegar esta y probablemente no se sabrá nunca, sin embargo lo que si se sabe es que Himmler pensaba, con buenas razones por otra parte, que él sería quien ocupara el puesto de fuhrer en caso de que Hitler fuese apartado del poder y esto es lo que realmente importa a la hora de intentar enjuiciar las actitudes de Himmler.

La actitud de la oposición hacia Himmler podía ser ambigua, se le temía pero a la vez se consideraba que era el único con un poder real respaldándole lo cual sería muy útil en la confusión de los primeros momentos, es muy probable que estos argumentos surgieran muchas veces en las discusiones que mantenía la oposición sin embargo no hay ni rastro de ello en los informes elaborados por la gestapo a raíz de los interrogatorios, donde Himmler sólo aparece como posible victima, es evidente que no podía ser de otra manera puesto que era Himmler quien controlaba la gestapo y no iba a permitir que de alguna manera se pudiese pensar que estaba implicado. Hay una excepción con el informe de von Trott donde se dice que los militares deberían aprovecharse del mayor conocimiento político y la mentalidad más elástica de las SS. Tampoco los conspiradores que sobrevivieron podían tener un excesivo interés en que se les relacionara demasiado con un personaje como Himmler, es por ello que hay muchas brumas en el asunto y sólo podemos leer entre líneas con información fragmentada.

Saludos
"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9077
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Mar Ene 30, 2007 6:51 pm

¡Hola a todos!

Los dos auténticos impulsores del intento de asesinato y golpe de estado del 20 de julio de 1944, los coroneles Claus Schenk Graf von Stauffenberg y Albrecht Ritter Mertz von Quirnheim en una foto tomada en Vinnitsa (Ucrania), en 1942:
Imagen
Fuente: Die Gedenkstätte Deutscher Widerstand (Centro Conmemorativo de la Resistencia Alemana), Stauffenbergstrasse 13-14, 10785 Berlin-Mitte

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Audie Murphy
Moderador
Moderador
Mensajes: 3593
Registrado: Dom Oct 09, 2005 7:38 am

20-7-1944 Vuela por los aires la "Guarida del Lobo"

Mensajepor Audie Murphy » Dom Ago 28, 2011 11:34 pm



Surviving Hitler: a love story emitido en la BBC narra la historia de la joven judía Jutta que regresa desde Suiza a Berlin, se enamora de un soldado alemán (Helmuth Cordes) y se ve involucrada en los círculos de la resistencia alemana. Por ejemplo está muy cercana a Werner von Haeften, ayudante de Stauffenberg. Tras el fallido atentado, caerá presa de la Gestapo pero sorprendentemente sobrevivirá a la guerra junto a sus seres queridos


Este documental reciente recoge aunque de sea manera indirecta, el atentado de julio 1944

http://www.survivinghitleralovestory.co ... s_new.html

http://classical-iconoclast.blogspot.co ... story.html
"El mal existe cuando las personas buenas no hacen lo que es correcto"


Volver a “Política”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado