pub01.jpg

20-7-1944 Vuela por los aires la "Guarida del Lobo"

Partidos políticos, actuaciones gubernamentales

Moderador: David L

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4072
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

20-7-1944 Vuela por los aires la "Guarida del Lobo"

Mensajepor Kurt_Steiner » Mar Ago 16, 2005 2:23 am

CAPITULO I: Introducción
__________________________________________________ _______________

El 20 de Julio de 1944 estalla una bomba en la Wolfsschanze, pero Hitler se salva y desencadena una sangrienta represalia. La bomba que un grupo de conspiradores hizo estallar junto a los pies de Hitler en vez de provocar la caida inmediata del régimen tuvo el efecto contrario, aumento su totalitarismo y dio paso a la "Guerra Total"
Tras salir ileso del atentado, Hitler, confió a uno de sus mas fanáticos seguidores, Goebbels, plenos poderes para una movilización general de las fuerzas militares y economicas del país. Este desesperado intento final solo hizo que la agonia del régimen se retrasara unos meses.

La bombe del 20 de julio de 1944 llega desde lejos, no solo porque fuera un artefacto de fabricación inglesa. Militares, políticos e intelectuales, conspiran desde hace tiempo contra Hitler, especialmente desde que han comprendido que no hay modo de ganar la guerra ni de encontrar una salida negociada.
Entre los conjurados se encuentran el exburgomaestre de Leipzig, Goerdeler, el general Beck, el exembajador en Roma, von Hassel,el general Olbricht, el general Tresckow(jefe de estado mayor del grupo de ejercitos del centro del frente oriental), el exembajador en Moscú, von der Schulemburg, varios generales mas, 2 hombres de iglesia, y varios militares provenientes de la nobleza prusiana.
El hombre que hizo estallar la bomba, el coronel von Stauffenberg,se adhirio a ultima hora a la conjura. von Stauffenberg, nacio en 1907, en una famlia católica de Württember, y que por parte de madre era bisnieto de Gneisenau, heroe nacional de la guerra contra Napoleon. Combatió en diversos frentes, hasta que el 7 de abril de 1943, en Tunicia, su auto entro en un campo de minas, donde estalló. Stauffenberg perdió el ojo izquierdo, la mano derecha y dos dedos de la mano izquierda.Durante su convalecencia en Munich fue cuando sus dudas sobre el nazismo,nacidas en 1938, se concretan en la decision de derribar a Hitler del poder en las navidades de 1943 entra formar parte de la conjura.

Superados los escrupulos de quienes, como Rommel, querian solo detener a Hitler para someterlo a juicio, los conjurados han elegido ya la via drástica. Al plan lo denominan con el nombre en clacve de "Valkiria", y prevé la muerte de Hitler mediante un atentado con bomba,y la inmediata ocupación de Berlin. Tropas territoriales asaltaran emisoras de radio, centrales telefonicas y de telegrafos, ministerios y puestos de mando de las SS y la Gestapo. Esta prevista tambien la detención de Goebbels. El atentado tendra lugar en la "Guarida del Lobo", el cuartel general de Hitler en Rastemburg. Alli uno de los conjurados, el Genrral Fellbiegel, jefe de transmisiones de la fortaleza, bloqueará oportunamente todas las comunicaciones con el exterior en las siguientes 24 horas. Justo despues los conjurados formaran el nuevo gobierno(Beck como jefe de estado y Goerdeler como canciller del Reich) y seran enviados mensaje a los jefes de los todos los frentes de la guerra, al pueblo y a la prensa.

Tres de los hombres mas prestigiosos de la Wehrmacht están al corriente del complot y lo aprueban, Rommel, von Kluge y von Witzleben. También ha comunicado su adhesion a la conjura el jefe de la Abwehr, el Almirante Canaris. El feldsmariscal von Rundstedt esta al corriente gracias a Rommel del complot, no se ha adherido a este pero ha dado a entender que si triunfan estará con ellos y que si fallan, el no dirá nada.

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4072
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

Mensajepor Kurt_Steiner » Mar Ago 16, 2005 2:23 am

CAPITULO II: El "PUTSCH"
__________________________________________________ _______________

Solo en 1944, hubo siete intentos de asesinato contra Hitler, esto demuestra ya el grado de oposición que a essas alturas tenia ya en su pais.
En Marzo los conjurados del grupo de Goerdeler, proytectan detener a Hitler durante su visita al cuartel general de von Kluge en Smolenko, pero el Feldmariscal se opone. Mas tarde dos de sus jefes,von Tresckow y von Schlabrendorff (vaya nombrecito), confeccionan un artefacto explosivo de tiempo, y con un pretexto oficial lo confian al general Brandt, que sin tener ni idea viaja en el avión del Fhurer, la bomba, mal hecha, no estalla.

El plan del grupo de Goerdeler, decide que en julio es su momento. Como jefe de estado mayor de Fromm, que manda en Berlin la Ersatzheer, organismo que agrupa los mandos territoriales , y les daran el instrumento para tomar el poder tras la muerte de Hitler, Stauffenberg, es convocado regularmente a la guarida del lobo. Al principio el joven militar propone sacrificarse el mismo para asegurarse de que el golpe no falle. Perole demuestarn que seria unsacrificio inutil, porque el es indispensable para llevar a cabo la segunda parte del plan, ya que esta parte esta ligada a la intervención de Ersatzheer, al lado de los conjurados, para evitar desordenes en el pais. Ante la contraseña de "Walküre" los jefes regionales deben tomar el mando. Fromm, jefe de este departeamento, solo es complice por conocimiento tácito, y de su jefe de estado mayor depende el exito de las cruciales horas que seguirán al golpe. Ademas de todo esto, los jefes del complot añaden que la misión de que la bomba que mate a Hitler tambien debe matar a Himmler y Goering. Ya que el jefe de la Luftwaffe y el jefe de las SSson loslideres de dos potentes ejercitos ante los cuales la Ersatzheer es un grupo de reclutas bisoños y lisiados. Pero Himmler y Goering no acuden siempre a las reuniones.

El 11 de Julio Stauffenberg viaja a Berchtesgaden y parte con un adjunto, el Capitan Klausing, cada uno con un kilo de explosivos en su maletines. Stauffenberg activará las bombas en la sala, saldra y Klausing que lo esperará con el coche en marcha lo llevara raudo al aerodromo para llegar a Berlin y poner en movimiento el mecanismo de la toma de poder.

Sin embargo una vez llegado a Berchtesgaden, se entera de que Himmler no estará junto a Hitler, Stauffenberg tiene la audacia de telefonear al general Olbritch,uno de los principales conjurados, dandole este la orden de que no detone el explosivo.
La misma noche en Berlín los conjurados, Beck y Olbricht, reconocen que ha sido un error. Deciden que en la proxima reunion, esten o no Himmler y Goering, mataran a Hitler.

La situacion en e frente es desesperada, en el este se han librado fuertes combates, cn resultados muy negativos para la Wehrmatch, en el frente de Normandia, los americanos avnzan rapidamente hacia Saint-Lo. Rommel escribe un informe dirigido a Hitler, donde le decribe el implacabla desgaste del ejercito occidental alemán. El dia 17 de Julio, Rommel, hace una inspeccion del frente, de la 1ª Div. Acorazada de las SS, su jefe, "Sepp" Dietrich declara que la situación es insostenible, y que no es posible seguir la guerra sin suministros,y sin aviación, y que hay que terminar la guerra de un modo u otro. En el camino de vuelta a su cuartel general, el coche de Rommel recibe un ataque de unos cazabombarderos estadounidenses, y el que fue llamado "Zorro del Desierto" se queda tumbado y herido en una cuneta, con doble fractura de craneo. El accidente le permite creer a Rommel que tendra una coartada para cuando 3 dias despues suceda lo previsto.

El 20 de julio von Staufenberg y un ayudantellevan hacia la guarida del lobo los mismos maletines que hicieron el viaje el dia 11.
Saben que es su ultimo intento, algunos conjurados ya han sido detenidos, y el secreto de una conspiración tan vasta no puede durar mucho mas.
Los miembros del gobierno provisional estan todos preparados en Berlin, Beck, Goerdeler, Von Hassel, von Wiztleben, etc. Stauffenberg, una vez cumplida su mision debe volver y ocuapr su puesto entre ellos. No se duda de la adhesion de Fromm, que no sabe nada de las intenciones de su jefe de estado mayor.
Una vez en la "Guarida del Lobo" Keitel le comunica que la reunion tendra lugar a las 12:30. A las 12:20, Stauffenberg entra en un servicio donde pone en marcha el mecanismo de la bomba. Diez minutos mas tarde el grupo de militares entra en la sala de reuniones, un local de unos 12 metros de largo, y 3 ventanas todas abiertas, las mesitas de los telefonos y el radiotelefono y una gran mesa en el centro. Hitler esta en la mesa inclinado sobre los mapas, el General Jodl esta a su izquierda, ya han comenzado el informe sobre la situación en el frente oriental. En ese momento,Stauffenberg, recien presentado ante Hitler se hace a un lado, apoya la cartera en uno de los soportes de la mesa, y le dice al coronel Heinz, el mismo que en marzo llevo sin saberlo la bomba a bordo del avion donde viajaba Hitler, "Aqui dejo mi cartera, ahora vuelvo". Brant, sin saberlo tampoco, empuja la bombaun poco mas hacia debajo de la mesa, y luego la coloca al otro lado del soporte de la mesa.
A las 12:42 estalla el artefacto, Stauffenberg esta a un centenar de metros de alli, ve el estallido, y se marcha.

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4072
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

Mensajepor Kurt_Steiner » Mar Ago 16, 2005 2:24 am

"¡¡ATTENTAT!!"

--------------------------------------------------------------------------------

De los 24 asistentes a la reunion, mueren 4. Jodl,ileso, corre hacia fuera gritando, Keitel, ligeramente herido pregunta donde esta el Führer.
Hitler, esta vivo, el soporte de la mesa lo ha slavado, solo tiene el pelo chamuscado, el brazo derecho inmovilizado por el shock, la pierna derecha ligeramente quemada y las nalgas laceradas.
Tras recuperarse un poco del Shock, se dirige hacia una estación de trnes cercana, ya que tenia concertado un encuentro con el Duce. Una vez llega Mussolinni le cuenta lo sucedido y se marchan todos a la Guarida del Lobo. Una vez alli, Hitler se retira un poco con Himmler. Hitler, al principio creia que los habia bombardeado la aviación enemiga, pero despues de conocer el hecho de que Stauffenberg habia sallido del recinto en un coche a toda prisa le hizo comprender los hechos en su totalidad.

Mientras sucede todo esto, Stauffenberg, ha llegado a Berlin a las 13:50, alli los conjurados no tienen ninguna noticia sobre ewl atentado, ya que Fellbiegel, el encargado de las comunicaciones ha sido apresado y ni ha comunicado ni ha cortado las comunicaciones. Cuando llega, Stauffenberg, anuncia "Hitler, ha muerto, yo lo he visto". Son las 16:30 y Himmler ya vuela hacia Berlin con ordenes delFührer de reprimir la revuelta con mano de hierro.
A las 17:16, Fromm, telefonea a Rastemburg y habla con Keitel, y es convencido de que el Führer esta vivo y de que Stauffenberg lo ha engañado. Corre a buscar a Stauffenberg y a Olbricht y los insta a suicidarse, pero estos dos lo desaramn y lo detienen.
A las 18:00, la radio transmite la noticia de que ha habido un atentado contra Hitler pero que el Führer ha sobrevivido y uqe hablará al pueblo por la noche. Mientras, von Hase, comandante militar de Berlin, ordena a las unidades que estan a sus ordenesque rodeen los minsterios y los ocupen. Pero a todo esto Goebbels, se ha quedado en su despacho y nadie se ocupa de el, se pone en contacto con Otto Remer, jefe del batallon de la div. Grossdeutchland de guarnicion en Berlin, y le expone la situación. Este al principio no le cree, pero Goebbels lo pone al telefono con Hitler que le ordena reprimir la revuelta y ponerse a las ordenes de Himmler.
A las 19:30, Remer y su batallon llegan a la sede donde estan los conjurados, liberan a Fromm y fusilan a los enemigos del reginmen.

A las 00:00, Skorzeny y el jefe de la Gestapo en Berlin, ordenan que cesen las ejecuciones, Himmmler quiere a los traidores vivos. Uno de los ultimos ejecutado es el Coronel Fromm, a pesar de su celo sanguinario.

El ultimo capitulo de este golpe en Berlin es la brutal represión nazi, matando a mas de 2000 personas.

Mintras, en el frente de Normandia, los planes de la conjura siguen su curso, los conjurados estan euforicos, tienen a los jefes leales al regimen retenidosy todo va como la seda. Cuando von Kluge llega a su cuartel general, todos le cuentan la noticia, pero el Feldsmariscalya conoce la noticia de que el golpe ha falladoy abandona a los conjurados.
Do todas formas su ambiguo comportamiento antes del 20-J hizo sospechar al Führer y el mariscal se suicida para evitar el proceso. Von Stülpagel intenta tambien el suicidio, pero solo consigue quedarse ciego, y en su delirio pronncia 2 veces el nombre de Rommel, lo que basta para sellar el destino del "zorro del desierto".
Von Rundstedt acepta la presidencia, al dia siguiente, del tribunal que se forma para castigar a los culpables. El juez Freisler preside los juicios, los acusados, en un estado lamentable, pasan delante de el mientras les insulta yles lanza improperios oseces. Al Mariscal von Witzlebenle girta viejo asqueroso, porque juegas con tus pantalones?? cerdo lamentable mientras que el mariscal se agarraba los pantalones por la cintura para evitar que se le cayeran.

Las ejecuciones fueron por ahorcamiento en los sotanos de una carcel de Berlin, los colgaron de ganchos para carne, mientras un camara del partido grababa las ejecuciones, que mas tarde serian visionadas por el Führer.

La reacción del regimen a este atentado fue la declaracion de la "Guerra total", lo que dio mucho mas poder a los nazis y los miembros de la Gestapo, aparte de eliminar a 3 de los estrategas mas brillantes del ejercito y a una gran cantidad de militares.

Avatar de Usuario
Eckart
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 4626
Registrado: Sab Jun 11, 2005 9:07 pm
Ubicación: Valencia (España)
Contactar:

Mensajepor Eckart » Mié Ago 17, 2005 6:23 am

Un dato interesante es que Stauffenberg debía de haber preparado dos bombas cuando se escondió en el servicio, pero sólo tuvo tiempo de preparar una. La otra bomba fue guardada por su colaborador Haeften. Si hubieran metido esta junto con la activada, muy posiblemente la explosión hubiera hecho estallar tambien a esa segunda bomba y, casi con total seguridad, Hitler no hubiera sobrevivido.

Saludos.

Avatar de Usuario
Calígula
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 666
Registrado: Jue Jul 14, 2005 11:25 pm
Ubicación: No se dice este país, sino ESPAÑA

Mensajepor Calígula » Mié Ago 17, 2005 6:43 am

Hay algunas hipotesis que sostienen que Hitler realmente murio en el atentado de"la guarida del lobo" y que su lugar lo ocupo uno de sus muchos dobles. Pero, realmente ¿alguien de ustedes tiene informacion o fotos sobre los dobles que utilizaba?
Heinrich Heine [i]Allí donde se queman los libros, se terminaran quemando personas[/i]

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4072
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

Mensajepor Kurt_Steiner » Mié Ago 17, 2005 3:52 pm

Eckart escribió:Un dato interesante es que Stauffenberg debía de haber preparado dos bombas cuando se escondió en el servicio, pero sólo tuvo tiempo de preparar una. La otra bomba fue guardada por su colaborador Haeften.


Eso fue debido a los dedos que von Stauffenberg perdió como consecuencia de las heridas sufridas en Túnez. Si las dos bombas hubieran estallado...

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4072
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

Mensajepor Kurt_Steiner » Mié Ago 17, 2005 4:37 pm

Ufesa escribió:Hay algunas hipotesis que sostienen que Hitler realmente murio en el atentado de"la guarida del lobo" y que su lugar lo ocupo uno de sus muchos dobles. Pero, realmente ¿alguien de ustedes tiene informacion o fotos sobre los dobles que utilizaba?


A ver por donde empiezo.

Lo del rumor que comentas lo he oído decir, pero no tiene base ni fundamentos. Otros dicen que murió dos meses antes del 20 de julio y que Bormann lo reemplazó con un doble. Otros que miró en el atentado y que Himmler lo substituyó por un sosías que él controlaba. Sin comentarios...

Se dice que Hitler usaba dobles (2/3). Al menos uno fue hallado en el bunker de Berlín, después del final, en el depósito de agua, colocado allí por Goebbels, como último alto de lealtad hacia su jefe.

Información fiable? Poca o inexistente. Fotos de alguno?Eevidentemente no existen, diría. Si hubieran existido tales dobles hubieran sido alto secreto, y dudo de que hubieran fotos, ni que se supieran sus identidades.

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3167
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Mensajepor Francis Currey » Mié Ago 17, 2005 7:23 pm

A raíz del tema surgido he creado un pequeño topic sobre el doble de Hitler: http://wwwsegundaguerr.superforos.com/v ... guerr#3540

Saludos cordiales

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Dom Dic 04, 2005 10:14 pm

Entrevista a Giovanni Sale, historiador de La Civiltà Cattolica
Esos “criminales” que querían poner fin a la guerra

El fallido atentado contra Hitler en 1944 fue definido por la prensa americana como un acto criminal realizado por traidores. También Churchill liquidó la cuestión como una lucha de poder entre generales enemigos. Giovanni Sale, historiador de La Civiltà Cattolica, explica cómo fue posible. Entrevista por Davide Malacaria

Una banda de criminales atenta contra la vida del Führer. Afortunadamente ileso, el jefe de Estado alemán consigue desbaratar el criminal golpe de Estado organizado por una pequeña banda de maleantes que había tratado de asesinarle. Los traidores de la patria, inmediatamente arrestados, serán ajusticiados. Así referían las crónicas de la época el enésimo intento de eliminar a Adolf Hitler llevado a cabo el 20 de julio de 1944. Un atentado que debía ser el primer acto de un golpe de Estado que probablemente hubiera puesto fin a la Segunda Guerra Mundial con un año de antelación. Una más de las muchas y trágicas historias que rodean al sanguinario líder nazi, y que tal vez no merezca más atención que otros trágicos hechos ocurridos en aquellos años, si no fuera porque lo que liquidó de este modo la intentona del 20 de julio no fue la propaganda nazi, sino importantes periódicos estadounidenses. Es una de las revelaciones contenidas en dos artículos, publicados recientemente en La Civiltà Cattolica, del padre Giovanni Sale, prestigioso historiador jesuita que desde hace años colabora con la revista.

Dice usted que el atentado de 1944 fue quizás uno de los intentos más serios de poner fin a la dictadura nazi.
GIOVANNI SALE: Así es. Hubo otros intentos de eliminar al Führer, se salvó de unos sesenta atentados, entre ellos el de 1938 en una cervecería de Múnich que casi lo consigue. Todos intentos vanos, en parte por las precauciones que tomaba el Führer (cambiaba al último momento los horarios y citas) y también por una serie de circunstancias fortuitas verdaderamente increíbles… como si un espíritu maligno vigilara sobre su vida… Pero, pasando por alto esto, no cabe duda de que el intento de 1944 tiene las características de un verdadero golpe de Estado, planificado con cuidado y con la participación de un gran número de personas.
¿Revela este atentado que existía en Alemania una resistencia contra el régimen nazi?
SALE: Quizás es excesivo hablar de resistencia. Hubo, por supuesto, opositores individuales, y también algún grupo organizado, como por ejemplo los jóvenes católicos de la “Rosa blanca” que pagaron muy caro su heroica propaganda en las universidades… Pero eran fenómenos de poca importancia para el régimen. En el caso en cuestión se puede hablar más que de una verdadera resistencia, de un rechazo claro de las ideas y prácticas del régimen. Un rechazo que se iba coagulando esencialmente en dos ámbitos, el civil y el militar.
En sus artículos alude usted varias veces a los intentos que exponentes de la disidencia hicieron para ponerse en contacto con los aliados.
SALE: Se organizó una especie de diplomacia clandestina. Uno de los jefes de la resistencia civil, Karl Friedrich Goerdeler, se puso en contacto con los aliados en marzo de 1938. La acogida fue muy fría. En Londres, el primer consejero del ministro de Exteriores inglés, Robert Vansittart, lo acusó incluso de traición.… Lo mismo pasó con el teniente coronel Ulrich von Schwerin, que fue enviado a Londres antes de la invasión de Polonia para que tratara de convencer a los ingleses de que se podían desbaratar los planes de invasión si los ingleses le hacían comprender a Hitler que estaban dispuestos a defender a la nación eslava. «Sólo el peligro de una guerra en dos frentes puede detener a Hitler», fue el mensaje que llevó el coronel. Pero tampoco en este caso su mensaje fue tomado en consideración. Años después, a partir de 1942, fueron los emisarios del círculo de Kreisau, también por medio de hombres de Iglesia, los que trataron de explicar a los aliados que existía una disidencia que odiaba el nazismo y que los aliados no debían apresuradamente identificar el nazismo con el pueblo alemán. Pero los aliados no aceptaron esta distinción. Luego, cuando en enero de 1943, la Conferencia aliada de Casablanca pretendió de la nación alemana, y no sólo de su dictador, una rendición total e incondicional, no se discutió siquiera de dicha distinción. Esta postura dejaba a la disidencia sin apoyo alguno.
¿Estaba al corriente Pío XII de estos intentos de contactar con los aliados?
SALE: Por lo menos en uno fue implicado personalmente cuando, entre 1939 y 1940, el abogado Josif Muller, enviado del almirante Wilhelm Canaris, jefe del contraespionaje y alma de la resistencia militar, le pidió que intercediera ante el embajador inglés acreditado en el Vaticano para que hiciera llegar a Londres un mensaje, en el que se pedía negociar condiciones de paz con un nuevo gobierno alemán después del derrocamiento de Hitler. El Papa aceptó poner en contacto a la disidencia alemana y el gobierno inglés. Pero también este intento fracasó. Los aliados temían que se tratase de trampas, pero también les cegaba el nacionalismo imperante en la época, que convertía a estos personajes en traidores de su patria. Y ciertamente sobre estos hechos pesó esa identificación entre nazis y pueblo alemán, que fue de verdad desastrosa.
Hablaba antes de la disidencia civil…
SALE: Esta se coaguló en torno al círculo de Kreisau, que prodíamos definir como un círculo cultural, cuyos afiliados eran altos exponentes de la sociedad civil alemana de distinto origen social. El núcleo principal estaba formado por aristócratas, sindicalistas católicos y antiguos exponentes del disuelto Zentrum, partido de inspiración cristiana, por prestigiosos exponentes de la Iglesia luterana e intelectuales y sindicalistas de izquierda. Participaban también religiosos y sacerdotes. Pero, además de los miembros efectivos, en torno al círculo se movían distintas personalidades entre ellas el obispo de Berlín, Konrad von Preysing, y también otros exponentes de punta de la catolicidad alemana.
¿Qué actividades desarrollaban?
SALE: Obviamente no podían moverse con libertad… se reunían para dar conferencias privadas en las que se debatía y proyectaba el futuro de Alemania, un futuro sin Hitler, por supuesto… El fundador de este círculo fue el conde Helmuth James von Moltke, figura de alto nivel moral y espiritual. Como otros aristócratas afiliados al círculo veía en el derrocamiento del régimen no sólo la única posibilidad de salvación de Alemania, la liberación de la nación de la degradación nazi, sino también, a nivel personal, un modo de salvarse el alma. La convergencia entre el círculo de Kreisau y la disidencia militar ofreció una posibilidad de asestar seriamente un golpe al corazón del régimen. A los conspiradores se unió Claus Schenk von Stauffenberg, que pertenecía al entorno de los colaboradores del Führer. Era la primera vez que una conspiración podía contar con un personaje tan cercano al dictador. El plan, ideado en el círculo, tuvo que acelerarse cuando, por razones de oficio, Von Stauffenberg se enteró de una orden que disponía «para 40.000 o 42.000 judíos húngaros el “tratamiento especial” de Auschwitz».
¿Conocían las jerarquías eclesiásticas los planes del golpe de Estado?
SALE: Sabemos por los diarios de Moltke que «importantes obispos tenían contactos con la resistencia». Sabemos que en enero de 1943 Moltke, que había ido a Múnich para entrevistarse con los padres Augustinus Rosch, Lothar König y Alfred Delp (jesuitas afiliados al círculo de Kreisau, el último de los cuales fue ejecutado después del fallido atentado) y con el abogado Muller, el hombre de conexión con el Vaticano, habló del plan con el cardenal Michael Faulhaber que tácitamente no se opuso. No sabemos si Von Preysing llegó a conocer los planes, pero es muy probable que los conociera, dado que los dos se frecuentaban asiduamente.
¿Cómo se concretó el plan?
SALE: El 20 de julio de 1944 Von Stauffenberg logró introducir una maleta con dos cargas explosivas en la “guarida del lobo”, en Rastenburg, donde Hitler iba a reunirse con sus oficiales. Pero, una vez dentro, quizás por un contratiempo, Stauffenberg consiguió activar sólo una de las dos cargas. Además, colocó la maleta cerca de Hitler, pero al lado de una columna que disminuyó su fuerza explosiva. En fin, una vez más una serie de circunstancias casuales salvó la vida del Führer. Contemporáneamente comenzaron las operaciones para llevar a cabo el golpe de Estado. Pero las órdenes de Hitler se anticiparon a las de los conjurados, y sus hombres consiguieron desbaratar estos planes. Por la noche fueron arrestados en el Oberkommando der Werrmacht de Berlín los jefes de la conjura. Hitler dirigió un discurso a la nación la tarde del fallido atentado, explicando que un pequeño grupo de oficiales ambiciosos había intentado eliminarlo, pero que la “providencia” se lo había impedido.
¿Les mataron?
SALE: Hitler quiso que se filmaran todas las fases del juicio y de la condena a muerte y ordenó que fueran ejecutados “como cerdos”. Los colgaron de ganchos de carnicero y las películas fueron enviadas al dictador, que se las veía y reveía con sus oficiales.

Imagen
El padre Alfred Delp, uno de los jesuitas miembros del círculo de Kreisau que fue ejecutado después del fracaso del atentado contra Hitler

¿Cuáles fueron las reacciones internacionales?
SALE: En el mundo se difundió la interpretación que el mismo Hitler había dado de la conjura. The New York Times, comentando los hechos, escribió que este atentado «hacía pensar más en la atmósfera de un tenebroso mundo criminal» que en lo que se podía esperar de «un normal cuerpo de oficiales de un Estado civil», y se escandalizaba de que durante un año estos oficiales hubieran tramado «contra el comandante supremo de las fuerzas armadas» recurriendo, además, «a la bomba, arma típica del hampa». Otro importante periódico de los Estados Unidos, The Herald Tribune, comentaba: «En general, los americanos no sentirán que la bomba no haya matado a Hitler y que ahora se libre personalmente de sus generales. Por lo demás, los americanos no tienen nada que ver con los aristócratas, especialmente con los que honran las puñaladas». Winston Churchill, en un mensaje enviado a la Cámara de los Comunes el 2 de agosto de 1944, comentaba el episodio como «una lucha de poder entre los generales del tercer Reich».
Por aquellos años los aliados ya sabían de la solución final contra los judíos…
SALE: Sí, desde hacía más de un año… Pero creo que en este caso estamos frente a otro error dictado por el nacionalismo exasperado y por haber minimizado el acontecimiento…
¿Cuál fue el alcance de la represión después del atentado del 20 de julio?
SALE: La Gestapo descubrió que no se trataba de un pequeño grupo de conjurados. Arrestaron a miles de personas, muchas de ellas fueron ajusticiadas. Muchas eran católicas. El arzobispo de Friburgo, monseñor Konrad Grober, en una nota enviada durante aquellos días al nuncio apostólico de Berlín, habla de unas cincuenta detenciones en su ciudad, especificando que se trataba de «personalidades conocidas por el Santo Padre y por él»…
Escribe usted en sus artículos que después del 20 de julio se recrudeció la represión contra los católicos.
SALE: No es que antes no existiera la persecución. El padre Delp en una nota conservada en el archivo de la OSS (el servicio secreto angloamericano), escribía que desde 1940 los jesuitas estaban obligados a llevar la sigla “nzv”, no digno de confianza, como los judíos. Y que, desde 1942, comenzaron a mandarlos a los campos de concentración. Pero después del 20 de julio aumentó la determinación de acabar con la Iglesia. Los religiosos y sacerdotes que conocieron el horror de los campos de exterminio fueron muchos. Un hecho ignorado por la historia oficial. Por documentos inéditos, he podido saber que cuando los americanos liberaron Dachau hallaron 326 sacerdotes católicos…
Si el golpe de Estado hubiera tenido éxito, quizá la guerra habría terminado antes…
SALE: Pues sí, se hubieran salvado centenares de miles de vidas humanas. Las fuerzas angloamericanas comienzan a bombardear intensivamente Alemania sólo en el 44. Quizá no habríamos conocido la devastación de Dresde y las tormentas de fuego que diezmaron a la población alemana. Y se habrían salvado también las vidas de soldados aliados y rusos que en el 44 siguieron muriendo en los varios frentes de la guerra… Sin contar las cámaras de gas, que continuaron con su horrorosa tarea hasta el fin de la guerra.
¿Por qué han permanecido tanto tiempo en el olvido los acontecimientos del 20 de julio?
SALE: Después de la guerra a los aliados les convenía la interpretación que explicaba los hechos del 20 de julio como una conjura de pocos oficiales ambiciosos. Y esto porque servía para confirmar la tesis (sostenida ante todo por la propaganda nazi) de que durante el nazismo no había habido en Alemania ninguna forma de resistencia y de oposición al régimen, por lo que había que considerar a todos los alemanes como nazis y tratarlos de la misma manera. Un error al que la historia se ha encargado de hacer justicia.

FUENTE: http://www.30giorni.it/sp/articolo.asp?id=727
"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4072
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

Mensajepor Kurt_Steiner » Mar Abr 04, 2006 6:30 pm

Ayer falleció, a los 93 años de edad, Nina Schenck von Stauffenberg, esposa de Klaus Schenck von Stauffenberg, según comunicó su família.

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4072
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

Mensajepor Kurt_Steiner » Mié Abr 19, 2006 9:12 pm

El Abwher fue absorbido por las SS en febrero de 1944, en efecto, pero la conspiración llevaba en funcionamiento desde 1938, por lo que sólo complicó un "poco" el plan de los conspiradores. Pero es un hecho que miembros del Abwher -Canaris, Oster, Gisevius, von Dohnanyi, von Gersdorff, von Freytag-Loringhoven- participaron en la conspiración.

Sobre el orígen de la bomba, es el que tú has citado, efectivamente.

Avatar de Usuario
fangio
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2321
Registrado: Sab Jun 18, 2005 1:33 pm
Ubicación: Argentina

Mensajepor fangio » Vie Jul 21, 2006 12:08 pm

A propósito de este tema, tan sólo recordar que hoy (20 de julio) se cumplen 62 años del atentado.
Si alguno está interesado, dejo un enlace con datos biográficos de uno de los principales 'conspiradores': el Coronel von Stauffenberg.

http://es.wikipedia.org/wiki/Claus_von_Stauffenberg

Saludos,

FANGIO

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9075
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Jue Ene 18, 2007 11:39 pm

¡Hola a todos!

La narración de Kurt Steiner, sin restarle méritos, contiene no pocos inconvenientes. Algunos son probablemente erratas (como, por ejemplo, el de situar los "siete intentos de asesinato" en 1944 en vez de 1943), otros son errores (como, por ejemplo, decir que Stauffenberg se unió a la conjura en las Navidades de 1943 o que Fellgiebel no cortó las comunicaciones ni comunicó el resultado del atentado a Berlín) y otros son información incompleta (como, por ejemplo, citar el intento de Stauffenberg del 11 de julio, en vez del 15 y 17 de julio).

Ahora no tengo tiempo y además debo rematar algún que otro topic que tengo pendiente en el Foro, pero tan pronto como me sea posible, intentaré enmendar respetuosamente el relato del compañero Steiner y ampliar la información, que no es poca.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9075
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Vie Ene 19, 2007 1:27 am

Bueno, como no quiero hipotecar mi deambular por el foro por las promesas pendientes, vamos a ir dando cuenta de algunas cuestiones, con la ayuda de la “biblia” sobre este tema, que es Peter Hoffmann. La primera es responder a la pregunta:

¿Cuándo se unió Stauffenberg a la resistencia militar y civil contra Hitler, y cuándo decidió que había que asesinarlo?

La opinión de Stauffenberg sobre Hitler tuvo altibajos a través del tiempo, pero no vamos a repasar aquí su trayectoria. Baste decir que tras el éxito de las campañas polaca y francesa, Stauffenberg varió su opinión sobre Hitler y lo consideró con gran respeto y hasta admiración. Y eso a pesar de que tras la campaña polaca recibió la visita de su tío, Nikolaus Graf von Üxküll, y de Fritz-Dietlof Graf von der Schulenburg (otro que defendió a Hitler y al Partido, del que era miembro, ya desde 1931, cambiando completamente de opinión en 1934) para contarle los crímenes que se estaban cometiendo tras las líneas en Polonia y para intentar que se sumase a la oposición a Hitler. Pero Stauffenberg no se mostró sensible.

Pero tras su asignación al OKH en 1940, gradualmente, el conde se fue volviendo cada vez más escéptico, hasta que finalmente condenó al régimen nazi y a Hitler mismo. Esto proceso se desarrolló durante el primer invierno de la campaña rusa (1941-1942). Por esas fechas -finales de 1941, principios de 1942-, Moltke (del Círculo de Kreisau) estaba buscando oficiales influyentes para unirse al movimiento de la resistencia; preguntó a Hans Christoph Freiherr von Stauffenberg qué pensaba de su primo (nuestro Claus). Hans remitió la pregunta al hermano de Claus, Berthold von Stauffenberg, quien respondió unas semanas más tarde. Según Berthold, Claus le dijo que primero había que ganar la guerra, y después dar cuenta de la plaga nazi.

A medida que transcurría 1942, Stauffenberg se fue dando cuenta de que no se podía ganar la guerra, si bien esperaba que se pudiera evitar la derrota, al menos en el este. Pero con el curso que tomaron los episodios de Stalingrado a finales de 1942 (fecha en que Stauffenberg fue destinado al frente), ya estaba totalmente convencido que la única manera de evitar el desastre era asesinando a Hitler. Por esas fechas, en una discusión que estaba teniendo lugar sobre Hitler y cómo modificar su método de mando, Stauffenberg respondió: “¡Matándole!”. Y de forma similar se había expresado un poco antes, en el verano.

Así pues, podemos establecer sin lugar a la duda que Stauffenberg decidió llevar a cabo (o sumarse a) un golpe de estado precedido del asesinato de Hitler entre finales de 1942 y principios de 1943. En enero de 1943 visitó al mariscal Manstein en Taganrog para enterarle de la necesidad de llevar a cabo un coup d’état. Manstein rehusó justificándose en un previsible colapso del Frente Oriental y un motín que arruinaría al Heer.

Poco después fue transferido al DAK, dejando Munich sobre el 8 de febrero de 1943 para convertirse en oficial de estado mayor (operaciones) de la 10ª División Panzer. Luego tuvo lugar el ataque aéreo del 7 de abril de 1943 cerca de Gafsa donde el conde quedó muy mal herido. Después de su convalecencia, el 1 de octubre de 1943 asumió el puesto de jefe de estado mayor del Allgemeines Heeresamt en Berlín, bajo el mando del general Olbricht. Y justo en esas fechas el coronel von Tresckow era asignado a un regimiento. Fuera Tresckow, Stauffenberg asumió el mando militar (el motor de la resistencia militar) de la conspiración que había mantenido el primero desde 1941.

Es por esta razón por la que probablemente se sitúe a Stauffenberg como unido a la conspiración a finales de 1943, pero la realidad es que ya llevaba prácticamente un año en ella, aunque sin ser su fuerza motriz.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9075
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Vie Ene 19, 2007 2:43 am

Veamos ahora los primeros intentos de Stauffenberg para asesinar él mismo a Hitler inmediatamente antes del intento final del 20 de julio de 1944.

Antes de junio de 1944 nunca se había tomado seriamente la idea de que Stauffenberg mismo podía o debiera ser el asesino. Al margen de su falta de acceso a Hitler, realmente era difícil pensar que un hombre que había perdido un ojo, su mano derecha y dos dedos de la izquierda, pudiera llevar a cabo tal acción. Y además, Stauffenberg, antes incluso de su nombramiento como jefe de estado mayor de Fromm, era considerado indispensable para la ejecución de “Valquiria”. Por su parte, Stauffenberg confiaba para el papel de asesino en Stieff, Meichssner o incluso Fellgiebel. Cuando comprobó que ninguno de ellos podía o quería ponerle el cascabel al gato, se decidió intentar el asesinato con las demostraciones de uniformes a Hitler; el último intento fracasó en febrero de 1944, al igual que la intentona de Breitenbuch a principios de marzo.

En junio, aunque probablemente antes ya jugó con la idea, Stauffenberg decidió poner la bomba él mismo, aunque no se decidió completamente hasta el 20 de junio. Su hermano Berthold dijo a la Gestapo (en el interrogatorio tras el 20 de julio) que Claus había decidido hacerlo él mismo unas cuatro semanas antes del 20 de julio de 1944, o en otras palabras, cuando fue nombrado para trabajar con Fromm. Lo mismo confirmaron el conde Yorck y el ayudante de Stauffenberg, Werner von Haeften.

La primera vez que Stauffenberg estuvo en el “Berghof” en su posición de Jefe de Estado Mayor del Comandante en Jefe del Ejército de Reemplazo fue el 6 de julio de 1944. Estuvo en dos “conferencias especiales” de dos horas de duración con Hitler, Himmler, Speer, Buhle y otros; ahí Hitler anunció la creación de 15 nuevas divisiones para estabilizar el frente oriental. La primera conferencia tuvo lugar entre las 5 y las 6 de la tarde; la segunda desde poco antes de medianoche hasta la 1 de la madrugada del 7 de julio. No hay certeza de que Stauffenberg intentase llevar a cabo el “bombazo” en esta ocasión, pero tenía la bomba con él. La esposa de von Quirnheim, Frau Hilde Mertz von Quirnheim, anotó en su diario en conexión con el fracaso del 15 de julio: “Esta fue la tercera vez desde que estoy en Berlín que Stauffenberg ha recorrido este horrible camino en vano.” Es posible que Hilde contara como el primer intento el fallido de Stieff, o quizás Stauffenberg no detonó la bomba porque no estaba Göring.

El 11 de julio de 1944 Stauffenberg voló al cuartel general del Führer en Berchtesgaden, no con Haeften, que no estaba disponible, sino con el capitán Friedrich Karl Klausing, del personal del Allgemeines Heeresamt. Stauffenberg estuvo presente en la charla de la mañana, desde la 0107 hasta las 0330 p.m. También llevaba la bomba con él. Klausing esperaba en frente del “Berghof” en el coche, y había un He-111 esperando para regresar a Berlín. Pero, como ya ha dicho Steiner, el conde no activó la bomba por la ausencia de Himmler. Tanto Kluge como Rommel habían insistido a Beck sobre la necesidad de eliminar a Göring y Himmler, además del Führer.

El 14 de julio se ordenó a Stauffenberg acompañar nuevamente a Fromm al cuartel general de Hitler el 15 de julio. Klausing fue otra vez con Stauffenberg. Hitler había regresado a Prusia del Este el 14 de julio. El conde llevó la bomba. Aterrizaron en Rastenburg sobre las 0935 a.m. del 15 de julio. A las 1100 a.m., el teniente Geisberg (que había recogido a los tres hombres en el aeropuerto) condujo a Fromm, Stauffenberg y Klausing al Área I a junto de Keitel. A la 0100 p.m. fueron dirigidos a un área especial restringida del búnker, donde conferenciaron con el general de la Luftwaffe, Karl Bodenschatz hasta que llegó Hitler, acompañado por su ayudante el contralmirante von Puttkamer y un funcionario de la RSD. La conferencia sólo duró desde la 0110 hasta las 0140 p.m., aunque más tarde siguió una conferencia especial hasta las 0220 y luego otra con el general Fromm hasta las 0225 p.m.

La razón de no actuar Stauffenberg en esta ocasión es confusa, pero según comentó Stieff en el interrogatorio de la Gestapo y en su juicio del 7 de agosto de 1944, fue él quien impidió los atentados del 6, 11 y 15 de julio de 1944. Por otra parte, Gisevius ha contado que el general Beck le confirmó el 17 de julio de 1944 que la noche anterior, Stauffenberg le informó de que Stieff le había sacado la bomba de su cartera de la sala de conferencias mientras él estaba haciendo una llamada telefónica. Hay muchas especulaciones pero ninguna certeza sobre la verdadera razón de que Stauffenberg no detonara la bomba; lo cierto es que en esa ocasión los cómplices de Berlín (Olbricht y Quirnheim) habían puesto en alerta a las escuelas y al Batallón de Guardia, teniendo que justificarla más tarde diciendo que eran unos ejercicios de Valquiria.

El 17 de julio no se produjo ningún intento frustrado, tal como había indicado erróneamente en mi primer post. El siguiente y último sería ya el 20 de julio.

Así que los intentos antes del 20-7-1944 fueron dos (tres si contamos el del 6 de julio): 11 y 15 de julio de 1944.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)


Volver a “Política”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado