pub01.jpg

El rearme alemán: Klein-Taylor y la respuesta de Overy

Historia económica

Moderador: Schwerpunkt

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9075
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

El rearme alemán: Klein-Taylor y la respuesta de Overy

Mensajepor José Luis » Mié Jun 15, 2005 5:19 pm

¡Hola a todos!

En 1959, Burton Klein, economista que había trabajado en el equipo de Inspección de Bombardeo Estratégico de los Estados Unidos, publicó un libro sobre los preparativos alemanes de guerra que intentaba desarmar el mito del rearme masivo alemán. Klein declaraba que el esfuerzo de guerra alemán había sido modesto en la década de 1930, y que había continuado igual en los dos primeros años de la guerra. El trabajo de Klein sirvió de base a A.J.P. Taylor para desarrollar su idea de que Hitler deseaba lanzar sólo una pequeña guerra oportunista para revisar el Tratado de Versalles. Taylor creía que Hitler sólo estaba “pretendiendo prepararse para una gran guerra”.

Richard Overy, profesor de Historia Moderna en el King’s College de Londres, ha escrito un artículo “Una economía orientada a la guerra”, que sirde de réplica a las tesis de Klein y Taylor, y cuyo resumen expongo a continuación.

Afirma Overy que las tesis de Klein y Taylor son imposibles de reconciliar. La suposición es que las preparaciones alemanas de guerra fueron una farsa y que aquellos que describieron a la economía alemana como rehén de la preparación de la guerra fueron engañados por una fachada de propaganda. ¿Quién tenía razón?

A pesar de que Hitler deseaba convertir a Alemania en una potencia militar, los gastos militares fueron relativamente modestos entre 1932-33 y 1935-36, representando no más que un 1.3% del producto nacional alemán. Incluso en 1936, las fuerzas alemanas encontrarían difícil combatir con cualquiera de sus estados vecinos. Overy da una serie de razones para ese bajo nivel de re-militarización en 1933: la recuperación económica, que para el régimen nazi era llave de la estabilización política y paz social después del caos de la depresión, no se lograría con el rearme; el empobrecimiento rural, la caída del mercado, las dificultades de la balanza de pagos y el sistema crediticio al borde del colapso. Todos estos factores se verían exacerbados por un alto gasto militar.

El rearme se mantuvo en secreto hasta 1935, y las prioridades de ese rearme se basaron primeramente en la reconstrucción de la infraestructura militar –cuarteles, aeródromos y escuelas de entrenamiento- que había sido destruida durante el período de desarme forzoso. Los primeros programas de producción de la fuerza aérea se concentraron en la construcción de aviones de entrenamiento. Entre 1934 y 1938, el 58% de la producción aérea se dedicó a los aviones de entrenamiento y sólo el 18% a aviones de combate. La producción de tanques fue lenta y el programa naval de 1934 había avanzado poco antes de finales de los treinta. La re-militarización a cualquier escala llevó su tiempo en conseguirse porque había partido en 1933 de una base exigua.

El punto crucial en el desarrollo tanto de la economía como del rearme llegó de la mano del Segundo Plan Cuatrienal de octubre de 1936, que marcaba de forma completamente diferente la expansión militar basada en la reconstrucción de la economía para afrontar las probables necesidades de la guerra.

Hitler creía que el fracaso de la economía alemana en suministrar armas y víveres para el frente en la IGM había sido la raíz del descontento social y la causa de la “puñalada por la espalda” al ejército alemán en 1918. En la década de los veinte, los militares trabajaron bajo el presupuesto de que cualquier guerra futura entre grandes estados sería lo que Ludendorff llamó “guerra total”, movilizando todos los recursos económicos de la nación para asegurar la victoria. En esa década, el ejército desarrolló la idea de una economía orientada a las necesidades de la defensa, idea que se alimentaba de las experiencias de la guerra de 1914-1918. Esto requería unos planes de movilización económica detallados en tiempos de paz, y demandaba el desarrollo de los sectores de materias primas e industrial para hacer la guerra. Requería la producción de aquellos productos que podían peligrar por el bloqueo, y reclamaba el entrenamiento de fuerza de trabajo especializada que estuviera disponible para ser transferida a los trabajos de guerra cuando se necesitasen. El peligro del descontento social debía ser resuelto asegurando unas bases adecuadas de víveres y un efectivo racionamiento de guerra, objetivos que no se habían logrado en 1914-1918.

La economía-basada-en la defensa no podía asegurarse sin considerar la economía como un todo. “En tiempos de peligro”, escribió el general Georg Thomas (que era el director de asuntos económicos de la Wehrmacht), “el suministro de víveres, la industria, el comercio, el suministro de materias primas, comercio exterior, finanzas, transporte y las tareas del Ministerio de Trabajo debían formar una unidad”. Fue la preparación de la guerra en este amplio sentido lo que Hitler puso en juego en 1936 con el Plan Cuatrienal bajo dirección de Hermann Göring. La principal estrategia de este plan era la sustitución de las importaciones para liberar a Alemania del peligro del bloqueo, esto es, la autarquía. Así que había que asegurar la producción interna de los materiales vitales de guerra, y donde no fuera posible, asegurase el suministro de la Europa oriental o sur-oriental, libre de las interferencias de las otras potencias.

El Plan, además, contemplaba un programa agrario para aumentar el rendimiento interno y garantizar la llamada Existenzminimum para la población en caso de que estallara la guerra. Había otros programas para maquinaria y productos químicos, y se pusieron a más de 1.3 millones de alemanes bajo entrenamiento especial para desarrollo de habilidades laborales para las necesidades de la guerra. Para controlar las implicaciones financieras de la preparación de la guerra se designó un Comisario de Precios bajo los auspicios de la organización del Plan, cuyo trabajo principal consistía en congelar los precios allí donde fuera posible. El dinero para tan grandes y nuevos proyectos industriales se recaudó parcialmente de los impuestos, pero mayormente de los préstamos tomados más o menos forzosamente de los bancos de ahorros del país.

La fase Wehrwirtschaft después de 1936 consiguió una notable transformación de la economía en un tiempo relativamente corto. Entre 1936 y 1939 casi dos tercios de la inversión industrial en Alemania fueron patrocinados por el Plan Cuatrienal: suministros internos de mineral de hierro en Salzgitter, expansión de la capacidad interna de producción de aluminio de 172.000 toneladas en 1933 a 434.000 en 1939, establecimiento de industrias para el fuel y caucho sintéticos…

Overy señala el efecto de una desviación de recursos a esa escala de varias formas. En 1938, la economía alemana era casi un 40% mayor que en 1928, en la cúspide del boom previo, aunque el gasto per capita de consumo creció sólo un 4% durante el mismo período y las exportaciones cayeron un 57%. En otras palabras, casi todo el crecimiento adicional de la economía fue desviado al gasto estatal, y la mayor parte vino por los preparativos económicos y militares de la guerra. El nivel de gasto de defensa a finales de los treinta, que Klein consideraba una medida modesta contra la última ejecución de la economía de guerra, fue de hecho muy alto en relación al gasto convencional en tiempos de paz. En 1938-1939, el presupuesto militar representó el 52% del gasto estatal y el 17% del producto nacional (1.3% en 1933). En 1913 las cifras fueron del 24% y 3% respectivamente. Las cifras del gasto directo de defensa, en las cuales Klein y Taylor basan sus argumentos, no tienen en cuenta estas amplias preparaciones económicas de la guerra, el “rearme económico” del que Hitler habló en 1936.

En 1938, Hitler aprobó un plan para quintuplicar el tamaño de la fuerza aérea en relación con la IGM y en enero de 1939 aprobó el plan para una gran flota naval, casos excepcionales para tener lugar en tiempo de paz. Se supuso que los programas de producción de materias primas y maquinaria, y realmente casi todos los programas, ideados por el Plan Cuatrienal estarían acabados a mediados de 1940. Pero una cosa era decirlo y otra hacerlo. En 1939 la mayoría del programa iniciado en 1936 se estaba llevando a cabo, y sólo una parte acabada. Hitler había indicado cuatro años de duración, pero sólo era una estimación indicativa. La mayor parte de los proyectos principales no estaría finalizada antes de 1942. En 1939 la economía alemana no estaba preparada para una gran guerra.

Fue el nivel relativamente bajo de la producción de armamentos de 1939 lo que persuadió a Klein y a Taylor de que Hitler había pretendido prepararse para una gran guerra. Las cifras los engañaron. Alemania, por supuesto, estaba mucho más armada en 1939 que en 1936, y estaba en condiciones de derrotar a Polonia y a Francia, y de expulsar a Inglaterra de Europa en 1939 y 1940. Pero los grandes programas de producción de guerra todavía no estaban completos, algunos apenas comenzados. En 1939 la economía alemana estaba en plena fase de transformación.

La conclusión final de Overy es que en 1939 Alemania debería haber alcanzado ya mayores niveles en la producción de armamentos, y que la mala dirección y los conflictos entre las diferentes ramas del ejército, la industria y los responsables del Plan Cuatrienal frustraron que los resultados finales de 1939, aun con dotar entonces a Alemania con el ejército más poderoso, capacitaran a Alemania para aventurarse en una gran guerra. Pero el esfuerzo alemán de rearme fue innegable: “Para cualquiera que viviera en Alemania a finales de los treinta, la evidencia de una gran militarización era ineludible, pero, como Hitler reflejó arrepentido años más tarde, había sido mal dirigida”.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1498
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

El rearme alemán: Klein-Taylor y la respuesta de Overy

Mensajepor Schwerpunkt » Mié Ago 12, 2009 10:59 pm

José Luis escribió:La fase Wehrwirtschaft después de 1936 consiguió una notable transformación de la economía en un tiempo relativamente corto. Entre 1936 y 1939 casi dos tercios de la inversión industrial en Alemania fueron patrocinados por el Plan Cuatrienal: suministros internos de mineral de hierro en Salzgitter, expansión de la capacidad interna de producción de aluminio de 172.000 toneladas en 1933 a 434.000 en 1939, establecimiento de industrias para el fuel y caucho sintéticos…


El relativo fracaso de la economía alemana en la producción bélica así como los supuestos bajos niveles de producción son una cuestión, que todavía no ha sido resuelta del todo. Así se ha pasado de afirmar que la economía alemana no fue movilizada completamente al principio del conflicto hasta el nombramiento de Speer como afirmaba Arnold Toynbee. De igual manera se ha afirmado tradicionalmente que una de las razones fundamentales de este relativo fracaso fueron el caos burocrático y político del III Reich con múltiples reinos de taifas enfrentados entre sí y sin una coordinación entre sí o un arbitrio supremo -que en el caso de Hitler no se efectuó como debía haber sido- En fín, creo que el tema no está ni mucho menos agotado y aún dará mucho que hablar en la historiografía actual junto al enfoque más novedoso de Adam Tooze.

Aunque personalmente creo que las razones son una combinación de todos los factores mencionados en los últimos 60 años si que quiero señalar algo en lo que se ha hecho menos hincapié y que me parece ser en parte la explicación para entender porque se consiguieron unas producciones modestas en la industria bélica...

El programa de producción de combustibles, fibras y cauchos sintéticos así como los programas de extracción de minerales de ley baja (hierro, manganeso o incluso inversiones en extracción de lignito, petróleo en el Reich y otros materiales) eran inversiones de un coste intrínsecamente elevado. Desde un punto de vista económico eran netamente ruinosas y la única justificación era la voluntad política que las sustentaban. Desde un punto de vista económico representaban una gigantesca inversión de recursos que podrían haberse dedicado a otros menesteres. Además no olvidemos que el coste final de estos materiales “ersatz” eran mucho más elevados que los materiales que se podían conseguir en el mercado exterior a precios o costes de mercado. Un ejemplo era el coste industrial del combustible sintético que era al menos del doble del natural y eso sin contar con la amortización de la gigantesca planta industrial necesaria para procesarlo. Lo mismo era aplicable al acero producido con el mineral de hierro de baja ley de Salzgitter que desde un punto de vista económico era mucho más caro que el producido con mineral de alta ley sueco. Además el funcionamiento a esa escala de las industrias de hidrocarburos y derivados sintéticos implicaba consumos masivos de carbón y por tanto una demanda superior a la ya existente. Los procesos de altas temperaturas y presiones implicaba que la producción de una tonelada de hidrocarburos líquidos demandara alrededor de 4-5 t de carbón bituminoso o 8-10 t de lignito. Además las instalaciones industriales de refino, craqueo, catálisis, etc, eran de una complejidad y dimensión enormes lo que suponía unas demandas muy grandes de acero, personal, etc.

En suma, cuando vemos el proceso económico industrial alemán en su conjunto y en especial el relacionado con el rearme, observamos que estaba lastrado por tremendas inversiones para conseguir materias primas cuyo coste hubiera sido mucho menor en países con acceso a esas materias primas. Además como consecuencia era difícil de conseguir en multitud de sectores industriales productividades altas al haber procesos muy intensivos en capital y trabajo en la producción de subproductos industriales.

Sin entrar a discutir la cuestión de las productividades de la industria que es muy complicada y está lejos de ser una cuestión resuelta, querría también comentar que Alemania emprendió unos proyectos de construcción de fortificaciones que demandaban una tremenda cantidad de acero y hormigón –material muy intensivo en consumo de energía- así como mano de obra fuera la Westwall entre 1938-40 o bien la Atlantikwall entre 1941-44. Para darnos una idea de lo que suponían estas fortificaciones, tan sólo los refugios de submarinos de Lorient en Francia consumieron casi 500.000 t de hormigón armado. Sin extenderme más al particular, podemos ver que estos proyectos supusieron un tremendo drenaje de recursos de la economía civil y de la producción de armamentos.

Fuentes:
United States Strategic Bombing Survey: Strategic Air Attack on the Oil Industry.
Adam Tooze: The Wages of Destruction: The Making and Breaking of the Nazi Economy.

Avatar de Usuario
Eriol
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8696
Registrado: Dom Ago 17, 2008 10:51 pm
Ubicación: Ciudad Real

Re: El rearme alemán: Klein-Taylor y la respuesta de Overy

Mensajepor Eriol » Mar Ago 28, 2012 12:02 pm

Hola!

Muy interesante la comparacion entre los articulos de Klein/Taylor y Overy. A mi entender,despues de leeros por aqui y algun libro con partes economicas, como el de ¿por que ganaron los aliados? del mismo Overy , Hitler se estaba preparando para la guerra claramente y fue el mal aprovechamiento de los materiales ,junto a otros factores que indicais,lo que hizo que Alemania no produjese mas material militar.

Saludos
Una vision; un propósito;un sueño...Siempre.

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1498
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

Re: El rearme alemán: Klein-Taylor y la respuesta de Overy

Mensajepor Schwerpunkt » Jue Nov 14, 2013 9:53 pm

¡ Saludos a tod@s !

Eriol escribió:Muy interesante la comparacion entre los articulos de Klein/Taylor y Overy. A mi entender,despues de leeros por aqui y algun libro con partes economicas, como el de ¿por que ganaron los aliados? del mismo Overy , Hitler se estaba preparando para la guerra claramente y fue el mal aprovechamiento de los materiales ,junto a otros factores que indicais,lo que hizo que Alemania no produjese mas material militar.


Como de costumbre las explicaciones de esta aparente paradoja se encuentran en una multiplicidad de factores....

El bajo nivel de la producción bélica alemana a principios de la guerra fue el producto de muchos factores y circunstancias "ambientales" en los que se debatía la economía alemana. Veamos de una manera brevísima -y por tanto lógicamente muy simplificada- cuales fueron esas razones:

1) Los programas de autosuficiencia en materias primas: Estos programas (fundamentalmente combustibles líquidos, caucho, mineral de hierro) absorbieron una gran gran cantidad de recursos. No es baladí pues el consumo de acero para el programa de caucho y combustibles líquidos absorbió casi un 10% de la producción de acero alemana. Se tuvo que hacer una gigantesca inversión en plantas químicas e infraestructura aneja.

2) La Westwall: La popularmente Línea Sigfrido consumió enormes cantidades de acero y hormigón. Provocó además -debido a la premura con que se construyó- un gigantesco caos entre los transportes debido a los requerimientos de materiales a transportar a la frontera alemana. Por si sola se tragó el 5% de la producción anual de acero alemana y un porcentaje mayor de la de cemento.

3) La descoordinación: entre las diversas agencias estatales en la producción junto a las múltiples intromisiones de Hitler que provocaron innumerables problemas además de pérdidas de producción.

4) Baja productividad de amplios sectores de la economía: la agricultura alemana era poco productiva por emplear un gran número de trabajadores en las explotaciones agrarias. Sin embargo la necesidad imperiosa de asegurar el abastecimiento alimenticio impedía relocalizar a esa mano de obra en sectores mas productivos. Además hay que tener en cuenta que el programa de autarquía de materiales estratégicos (hidrocarburos, caucho, mineral de hierro, fibras artificiales) forzaba al empleo de un gran número de recursos y mano de obra para conseguir estos materiales indispensables y que en una situación normal hubiera sido mas barato y fácil de importar.

Espero poder explicar estos factores de manera mas completa en una próxima intervención...

Avatar de Usuario
Eriol
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8696
Registrado: Dom Ago 17, 2008 10:51 pm
Ubicación: Ciudad Real

Re: El rearme alemán: Klein-Taylor y la respuesta de Overy

Mensajepor Eriol » Jue Nov 14, 2013 10:56 pm

Hola!

Comentar especialmente este punto camarada:

Schwerpunkt escribió:4) Baja productividad de amplios sectores de la economía: la agricultura alemana era poco productiva por emplear un gran número de trabajadores en las explotaciones agrarias. Sin embargo la necesidad imperiosa de asegurar el abastecimiento alimenticio impedía relocalizar a esa mano de obra en sectores mas productivos. Además hay que tener en cuenta que el programa de autarquía de materiales estratégicos (hidrocarburos, caucho, mineral de hierro, fibras artificiales) forzaba al empleo de un gran número de recursos y mano de obra para conseguir estos materiales indispensables y que en una situación normal hubiera sido mas barato y fácil de importar.


O sea ¿era baja por que empleaba mucha gente verdad? Eso se podría solucionar con más tractores y se liberaria mano de obra. Pero claro construir tractores significa construir menos blindados ,semiorugas u otros vehiculos necesarios para el ejército. Y además los tractores consumen combustibles, tan precarios para Alemania...la pescadilla que se muerde la cola y que ,me parece a mi, es fruto de querer hacer en pocos años algo que se tendría que hacer en muchos más.

Saludos
Una vision; un propósito;un sueño...Siempre.

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1498
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

Re: El rearme alemán: Klein-Taylor y la respuesta de Overy

Mensajepor Schwerpunkt » Vie Nov 15, 2013 1:45 am

¡ Saludos a tod@s !

Lo primero es entender el concepto económico de productividad... Es la relación o cociente entre la producción obtenida y los recursos empleados para obtenerlos. La producción puede medirse en toneladas de cereales o acero producidos y los recursos o factores utilizados sean mano de obra y/o capital que pueden medirse en hombres-hora, salarios pagados y/o unidades monetarias del capital invertido.

Puesto como ejemplo, ¿por qué la agricultura estadounidense era muchísimo mas productiva que la alemana? Debido a las siguientes cifras (las cifras son de 1939-1940 y hay que tener en cuenta que no son estadísticas muy seguras pero al menos dan idea)
- La propiedad media del agricultor norteamericano era de unas 70-140 has.
- La propiedad media del agricultor alemán era de unas 6-7 has.
- La mecanización norteamericana era mucho mayor que la alemana con infinidad mas de tractores, cosechadoras, etc.

En otras palabras la agricultura norteamericana al ser mucho mas productiva podía con tan sólo un 18% de la fuerza laboral alimentar a toda la población de EE.UU. y producir bastantes excedentes para la exportación. Por contra el sector agrario alemán que empleaba casi el 30% a duras penas alimentaba a su propia población. O sea el agricultor norteamericano alimentaba a unas 10.7 personas (no sólo norteamericanas) mientras que el alemán apenas llegaba a 3.2 personas. De esto se desprende que la agricultura norteamericana era mucho mas productiva que la alemana.

El corolario está claro: la agricultura alemana tenía que tener unidades mayores de producción, menos mano de obra y mayor mecanización pero para ello necesitaba mas combustibles líquidos, mas inversión en bienes de capital, mayor superficie de explotación y transferir esa mano de obra excedente hacia otros sectores de la economía. La mayor superficie media de explotación significaba que había que expulsar a una gran cantidad de población laboral agrícola hacia otros sectores. Todos estos requisitos chocaban frontalmente con la política hitleriana de autarquía económica y su decisión de disminuir el paro aunque fuera a costa de mantener tasas de consumo muy bajas. Como bien dices era la pescadilla que se muerde la cola... Esta suma de decisiones no tenía porque ser inevitable sino hubiera sido por la decisión irrevocable de Hitler de provocar una nueva guerra europea y por tanto mundial, pero eso es harina de otro costal que escapa a este hilo concreto.

El otro punto que he enunciado ha sido la ineficiencia intrínseca de tener un estado disfuncional como el nacionalsocialista en donde los diversos reinos de taifas competían entre sí. Esa división en reinos de taifas (Luftwaffe, Heer, SS, etc) donde sus diversos reyezuelos (Göring, Himmler, etc) competían entre sí por los recursos y se permitían agencias de compra, abastecimiento y producción poco coordinadas entre sí y con frecuencia agendas políticas diferentes. Incluso emprendían proyectos vastos económicos como la explotación de las menas de baja ley de hierro en Salzgitter (un proyecto de Göring para afianzar su poder político y patrimonio económico) o los experimentos agrícolas de Himmler aunque en realidad no tuvieron casi importancia. La escasa estandarización de gran parte del inventario bélico germano es una de las consecuencias de la multiplicidad de departamentos militares y políticos. Y la escasa estandarización motivaba una producción menos eficiente y por tanto cifras menores de producción.

La diferencia con la Unión Soviética de Stalin es que el III Reich no había una agencia central encargada de asignar los recursos y fijar las prioridades. La había pero estaba despojada de algunas de las competencias en comparación con la soviética. La otra diferencia a recalcar era la concentración sin contemplaciones en maximizar la producción fijando unos pocos modelos básicos de armamento en la URSS. En el III Reich el arbitrio supremo a esa serie interminable de conflictos por asignar recursos y fijar prioridades era el propio Hitler, una persona poco preparada para la gestión económica e incapaz de afrontar la carga de trabajo burocrática.


Volver a “Economía”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado