pub01.jpg

Préstamo y Arriendo en alimentos a la URSS

Historia económica

Moderador: Schwerpunkt

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9047
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Préstamo y Arriendo en alimentos a la URSS

Mensajepor José Luis » Lun Dic 08, 2014 8:18 pm

¡Hola a todos!

Voy a traducir, hasta donde me dejen mis cervicales, una buena parte de una parte de la conferencia organizada por la Sociedad Histórico-Militar Rusa y el Museo Central de la Gran Guerra Patriótica, que llevó por título, en su traducción al inglés, “The Cooperation of the Anti-Hitler Coalition: an Important Role in the Victory in World War II” (to the 70th Anniversary of the Opening of the Second Front). Moscow, 21 May 2014. Véase http://histrf.ru/ru/rvio/activities/pro ... ublication

Lo que voy a traducir a continuación es parte de la conferencia (trasladada al papel en inglés) de Nikolay Ryzhkov y Georgy Kumanev que lleva por título inglés “Food and other strategic deliveries to the Soviet Union under the Lend-Lease Act, 1941-1945” (“Alimentos y otras entregas estratégicas a la Unión Soviética bajo la Ley de Préstamo y Arriendo, 1941-1945”).

<<<

En este artículo, los autores se han impuesto la tarea, en base a documentos y hechos, de presentar las auténticas dimensiones, todavía tratadas de forma insuficiente en la historiografía interna y externa, de los alimentos y un número de otros suministros estratégicos del Préstamo y Arriendo, que jugaron un importante papel para salvar a los pueblos de la URSS de la amenaza de esclavización fascista.

Antes que nada debería observarse que en el periodo de la Gran Guerra Patriótica, el sector agrícola de la economía soviética sufrió un grave daño. Para estimar las medidas de producción de alimentos en las regiones orientales del país y la urgente necesidad de suministros de alimentos bajo Préstamo y Arriendo, debería imaginarse la situación real que prevaleció en la agricultura soviética tras sólo unos cuantos meses como resultado de la profunda invasión de las tropas enemigas en el territorio soviético.

Debido a la retirada forzosa del Ejército Rojo en 1941-1942, la superficie de siembra total de la URSS se redujo en un 41,9%, mientras que el número de granjas colectivas y estatales cayó casi el 40%. El primer vicepresidente del Consejo de Ministros Soviético, presidente del Comité de Planificación Estatal, Nikolay Voznesenskiy, en su libro “La Economía de Guerra de la URSS durante la IIGM” escribió: “En el territorio soviético bajo ocupación, 7 millones de los 11,6 millones de caballos que estaban en esas zonas antes de la ocupación fueron exterminados o robados por los invasores; 17 millones de cabezas de ganado del total de 31 millones fueron exterminadas; 20 millones de cerdos del total de 23,6 millones; 27 millones de ovejas y cabras del total de 43 millones. La base material de la mecanización de la agricultura fue socavada: en las áreas ocupadas de la URSS fueron destruidos o robados por los invasores 137.000 tractores y 49.000 cosechadoras, 46.000 sembradoras y 35.000 trilladoras complejas y semi-complejas; fueron destruidos o arruinados 285.000 edificios para el ganado pertenecientes a las granjas colectivas, 505.000 hectáreas de plantaciones de frutas y 153.000 hectáreas de viñedos”. (N.Voznesenskiy, Obras Selectas. 1931-1947, Moscow, 1979, pp. 582-583).

Los servicios técnicos y de material del sector agrícola fueron casi destruidos. La principal parte de las máquinas que servían a las granjas estatales y colectivas hubo de transferirse al frente. Poderosos tractores de oruga, alrededor del 85% de la flota de vehículos, y más del 60% de los caballos de tiro fueron retirados casi completamente del rural. En total, la agricultura perdió más del 54% de su capacidad de energía, de la cual el 21,8% estaba situada en el territorio ocupado y el 36,2% fue entregada al Ejército Rojo.

Las áreas sembradas de todos los cultivos de la URSS en 1940 ascendían a 154.414.000 hectáreas; en 1941 a 108.124.000. Durante este mismo periodo de agresión progresiva fascista, las áreas sembradas de cultivos de grano disminuyeron de 110.571.000 hectáreas en 1940 a 81.423.000 hectáreas en 1941 y a 67.289.000 hectáreas en 1942. (La economía nacional de la URSS en la Gran Guerra Patriótica de 1941-1945. Compilación Estadística. (Suplemento al semanal Boletín Estadístico de la Administración Estadística Central de la URSS, № 41 (540) de 11 de Noviembre, 1959. p. 302).

Desde el comienzo de la guerra, el número de población en edad de trabajar en los pueblos comenzó rápidamente a declinar. Al menos 19,5 millones de hombres -granjeros, mecánicos y técnicos- fueron llamados al servicio militar y al sector industrial en 1941-1945. Principalmente las mujeres, los ancianos y los adolescentes continuaron trabajando en granjas y campos.

Semejante situación en el sector agrícola de la economía, cuando el enemigo fue capaz de ocupar la mayor parte de la tierra soviética, no pudo dejar de afectar al suministro de alimentos de nuestro pueblo. Esto fue declarado amargamente por el Comandante Supremo, que también era el Comisario de Defensa del Pueblo de la URSS, José Stalin, en la orden número 227 de julio de 1942:

“El territorio del estado soviético”, declaró, “no es un desierto, y la gente son trabajadores, campesinos, profesionales, nuestros padres, madres, esposas, hermanos e hijos. El territorio de la URSS que el enemigo capturó y pretende capturar proporciona pan y otros productos para el ejército y la retaguardia: metal y combustible para la industria, fábricas que suministran al ejército con armamento y municiones, ferrocarriles. Después de la pérdida de Ucrania, Bielorrusia, los Estados Bálticos, la Cuenca del Donets y otras áreas, consecuentemente, tenemos un área mucho más pequeña, y por tanto menos gente, pan, metal, plantas, fábricas. Hemos perdido más de 70 millones de personas, más de 800 millones de toneladas de grano por año y más de 10 millones de toneladas de acero por año. No tenemos siquiera supremacía sobre los alemanes en reservas humanas o reservas de pan. Retirarse más significa matarnos a nosotros mismos y arruinar nuestro país al mismo tiempo. Cada nueva parte de territorio rendido mejorará plenamente al enemigo en todos los aspectos y, por tanto, debilitará nuestra defensa, nuestra patria”. (La Gran Guerra Patriótica de 1941-1945. Moscow, 2012 vol. 3, Combates y batallas que cambiaron el curso de la guerra. p. 822).

Cada día de trabajo en el campo durante la guerra estuvo marcado por el trabajo auto-sacrificado de trabajadores rurales. En 1941, durante el periodo de la primera cosecha de tiempo de guerra, a menudo bajo fuego enemigo, los granjeros consiguieron extraer el 65% del grano manualmente y con máquinas tiradas a caballo, y el 13% en granjas estatales.

Durante la guerra, la producción bruta de los sectores individuales de la industria de alimentos en su conjunto declinó en la Unión Soviética de un 20 a un 90% , o incluso más, respecto a 1940. Este factor exacerbó en gran medida la situación en el asunto de suministrar a la población con productos alimentarios. Las áreas liberadas de los invasores nazis estaban completamente devastadas, y el pueblo necesitaba ser alimentado. La necesidad de satisfacer estas demandas de la población, al menos en un grado limitado, exigió la organización de un suministro normalizado de trabajadores y empleados. La introducción del sistema de cartillas fue un paso necesario debido a la reducción de la producción de alimentos y la carencia de oportunidades para mejorar la escasez de importaciones de productos alimentarios.

Se prestó mucha atención al suministro para los niños. Los productos de mejor calidad se suministraron mediante cartillas de racionamiento para niños. Para los niños menores de un año de edad se proporcionó una nutrición especial de cocinas lácteas. Recibieron importantes productos: leche, grasa, sémola, arroz, azúcar y harina.

A los niños de uno a tres años de edad se les suministró alimentos de puestos de alimentos de niños.

Muchos trabajadores y empleados de organizaciones y fábricas organizaron hogares para la posibilidad de mejorar la nutrición. El número de esta gente en 1945 era de 18 millones. Las guarderías individuales y colectivas se convirtieron en una práctica extendida. Todo esto se convirtió en una importante herramienta para suministrar a la población con alimentos.

Una situación más complicada se desarrolló en la áreas rurales. Alrededor de unos 20 millones de hombres sanos y capaces fueron movilizados en el ejército y la industria, quedando los pueblos en manos de mujeres, adolescentes y ancianos. La cantidad de grano y patatas, para un día de trabajo entero, decreció entre el doble y el triple.

Así, debido a la economía social, un granjero no podía proporcionar la nutrición de su familia, incluso al nivel del suministro más bajo según las cartillas estándares. De esta forma, todo el mundo, capaz de trabajar, se concentró principalmente en el trabajo de granja del hogar como una gran base alimentaria de la familia campesina.

Analizando el estado de cosas en este asunto de la nutrición durante la Gran Guerra Patriótica, podemos decir firmemente que ningún país, ningún pueblo sufrió tanto sacrificio y privación como el pueblo soviético en su lucha contra el fascismo alemán.

El liderazgo soviético estaba perfectamente enterado de la complejidad de la situación. No había suficientes recursos incluso para un modesto nivel de nutrición de la población urbana, especialmente en 1943-1944, cuando el Ejército Rojo liberó el vasto territorio habitado por millones de personas. También necesitaban ser alimentadas. La situación se complicó por la sequía que se desarrolló en partes de Siberia, la región del Volga y el Cáucaso Norte en 1943.

Había necesidad de ayuda aliada en el suministro de alimentos. Ya en diciembre de 1941 comenzaron las conversaciones entre representantes soviéticos y americanos para el suministro de la URSS. Las conversaciones fueron mantenidas por representantes de departamentos de comestibles de Inglaterra y Canadá, pues la Unión Soviética necesitaba trigo y productos agrícolas de Canadá y otras partes de la Commonwealth británica.

En los primeros meses de 1942 los suministros alimentarios a la URSS se redujeron casi enteramente a harina, trigo y azúcar. Pero la Comisión de Compra Soviética en los Estados Unidos hizo una solicitud de más carne enlatada, grasas y aceites. Importantes suministros de alimentos de Estados Unidos comenzaron en octubre de 1942, cuando el enemigo capturó una rica región agrícola en el Cáucaso Norte y permaneció a las puertas de Stalingrado. El incremento de estas entregas creció rápidamente y en diciembre recibieron prioridad sobre otros productos estratégicos industriales.

Las entregas de comestibles bajo el Préstamo y Arriendo no sólo tuvieron un impacto en la producción de alimentos en Estados Unidos en 1941-1942, sino que también revolucionaron el campo del procesamiento alimentario...

Muchos de los productos alimentarios llegaron a la Unión Soviética en forma de productos como: concentrados, huevos en polvo, leche condensada y leche en polvo. Esta forma de suministro de productos alimentarios fue valiosa precisamente para la URSS, cuando las rutas de su transporte cubrían casi la mitad del mundo.

(…) Pese a la aguda escasez de grasas en la URSS, Estados Unidos no pudo enviar suficiente cantidad de mantequilla bajo el Préstamo y Arriendo, entregando en cambio manteca, aceite de linaza comestible, aceite de cacahuete y sustitutos como la margarina. A 30 de junio de 1943 se había enviado a la Unión Soviética un total de sólo 12.000 toneladas de mantequilla, menos del 1% de nuestra producción...

En 1943 este tipo de entregas tuvo problemas que fueron reportados al bando americano. Respondieron que la mantequilla estaba empaquetada en barriles y cajas...La mantequilla en cajas llegaba normalmente húmeda y con moho; la de barriles en condición satisfactoria.

(…) Los suministros de alimentos bajo el Préstamo y Arriendo fueron de gran variedad, algo que no debería olvidarse al valorar la ayuda económica y militar de los Estados Unidos a su aliado ruso. Los datos de las tablas 1 y 2 se declaran como ejemplo:

Imagen
Imagen

Imagen

Durante los suministros bajo Préstamo y Arriendo, la Unión Soviética recibió 238 millones de kilos de carne congelada de vaca y cerdo, 218 millones de kilos de carne enlatada (incluyendo 75 millones de kilos de estofado), 33 millones de kilos de salchichas y bacon, 1.089 millones de kilos de carne de pollo, 110 millones de kilos de huevos en polvo, 359 millones de kilos de aceite vegetal y margarina, 99 millones de kilos de mantequilla, 36 millones de kilos de queso, y 75 millones de kilos de leche en polvo.

Fuentes varias determinan que el volumen general de suministros fue de hasta 4 ó 5 millones de toneladas. La diferencia se debe a la variedad de métodos para determinar el volumen, la diferencia entre toneladas métricas y cortas, y un número de razones varias. Los datos reportados de la Comisión de Compra Soviética en los Estados Unidos contienen un montón de información precisa.

Algunos alimentos jugaron un enorme papel en la recuperación de soldados, el número de los cuales llegó a 22 millones durante la guerra.

La media de las importaciones anuales de grano, cereales, harina (en términos de grano) fueron un 2,8% de la media de los stocks de grano anual en la URSS.

La necesidad del ejército en pan, grano y forraje en esa época, por no mencionar patatas y vegetales, fue satisfecha principalmente por fondos locales. Y para todo el resto de alimentos domésticos, el suministro centralizado continuó manteniendo una posición destacada, representando el 90% o más de las entregas totales.

>>>

Y hasta aquí me permiten escribir mis cervicales.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Chepicoro
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Dom Ago 24, 2014 8:20 pm

Re: Préstamo y Arriendo en alimentos a la URSS

Mensajepor Chepicoro » Jue Dic 11, 2014 4:48 pm

José Luis.

Aunque pueda llegar a tener diferentes puntos de vista, no puedo dejar de reconocer el enorme trabajo que te tomas en dar difusión a información como la que presentas y a la que de otra forma difícilmente hubiera tenido acceso.

Gracias.

Edito... aunque tal vez sea inevitable hay declaraciones de los conferencistas sobre las que tengo que disentir y siguen estando fuertemente influenciadas por sus prejuicios ideológicos, igual es buena información pero al menos yo la tomo con reservas.
"No creas todo lo que se escribe en internet" Abraham Lincon

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9047
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Préstamo y Arriendo en alimentos a la URSS

Mensajepor José Luis » Jue Dic 11, 2014 9:20 pm

Chepicoro escribió:José Luis.
Aunque pueda llegar a tener diferentes puntos de vista, no puedo dejar de reconocer el enorme trabajo que te tomas en dar difusión a información como la que presentas y a la que de otra forma difícilmente hubiera tenido acceso.


Gracias, Chepicoro, pero de eso se trata en este nuestro foro. Y en ello andamos.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)


Volver a “Economía”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado