pub01.jpg

Mano de obra Francesa

Historia económica

Moderador: Schwerpunkt

Responder
Avatar de Usuario
TMV
Moderador
Moderador
Mensajes: 1729
Registrado: Sab May 27, 2006 2:16 am
Ubicación: Sitges (Barcelona)
Contactar:

Mano de obra Francesa

Mensaje por TMV » Dom Ago 13, 2006 2:04 pm

MANO DE OBRA FRANCESA

Para los Nazis, Francia, con el mayor número de trabajadores cualificados el la Europa ocupada, fue la respuesta a la crítica escasez de mano de obra alemana.

Ansiosos por incrementar la producción que ya obtenían de un millón de prisioneros de guerra, el Reich puso en marcha una campaña para reclutar trabajadores franceses, al principio ofreciendo los mismos alicientes dados a los trabajadores de los países neutrales y del Eje.

Las campañas propagandísticas llevadas a cabo por el Ministerio de Trabajo del Reich ofrecían salarios altos, buenas condiciones de vida, semanas laborables de 60 horas y contratos a corto plazo.

A los trabajadores casados se les garantizaba vacaciones cada tres meses y se les permitía enviar a casa hasta 250 reichsmarks al mes. A los solteros se les prometía vacaciones cada seis meses y la posibilidad de enviar 150 reichsmarks al mes.

Entre otros incentivos, los alemanes también aseguraban que los trabajadores franceses y de otros países de Europa Occidental recibían las mismas condiciones laborales, raciones de comida, beneficios complementarios y alojamiento que sus homólogos alemanes.

La campaña de reclutamiento se benefició de las privaciones económicas impuestas por los ocupantes. Los Nazis prohibieron el incremento de posprecios y los salarios en Francia, y se llenaron de gran cantidad de artículos de consumo franceses para su utilización en Alemania.

El resto de los bienes terminó inevitablemente en el mercado negro, donde posprecios eran a menudo demasiado altos para los salarios fijos de los franceses.

Enfrentado a las penurias económicas, el trabajador francés solía ser más receptivo ante la perspectiva de puesto en una fábrica alemana.

Inicialmente, al menos, la campaña de reclutamiento dio buenos resultados.

El 1 de octubre de 1941, más de 49.000 trabajadores franceses habían aceptado trabajar en fábricas y granjas alemanas. Pero no pasó mucho tiempo antes de que los trabajadores descubrieran que los alemanes no estaban cumpliendo sus promesas.
Kühnheit, Kühnheit, immer Kühnheit...
http://www.callejondelpau.es

Avatar de Usuario
TMV
Moderador
Moderador
Mensajes: 1729
Registrado: Sab May 27, 2006 2:16 am
Ubicación: Sitges (Barcelona)
Contactar:

Mensaje por TMV » Dom Ago 13, 2006 2:13 pm

La demanda nazi de “voluntarios”.

A principios de 1942, el aluvión de voluntarios franceses se había convertido en un goteo, y los alemanes comprendieron que tendrían que tomar medidas más duras para satisfacer la demanda laboral del Reich.

Fritz Sauckel, ministro de trabajo de Hitler, exigió que Francia incrementase sus exportaciones de mano de obra hasta 250.000 en julio o se atuviese a un reclutamiento forzado.

Pierre Laval, premier de la Francia de Vichy, propuso el “Relève”, un sistema voluntario que apelaba al patriotismo francés al garantizar la liberación de un prisionero de guerra francés por cada tres trabajadores enviados a Alemania.

Imagen

Imagen

Relève demostró ser un gran fracaso. Llegado el mes de julio sólo se habían reclutado 31.300 nuevos trabajadores, y, cumpliendo con las exigencias de Sauckel, el gobierno francés promulgó una ley de reclutamiento laboral.

A principios de 1943, los organizadores alemanes se habían hecho con el control del esfuerzo de reclutamiento, y los trabajadores de las fábricas francesas estaban siendo separados de sus cadenas de montaje y enviados a Alemania.

En julio y julio de 1943, 116.000 trabajadores nuevos fueron despachados por la fuerza a Alemania.

Sin embargo, este flujo de trabajadores descendió enormemente cuando Albert Speer, el ministro de Producción de Guerra, empezó a eximir a los trabajadores de compañías francesas que estaban produciendo material para la maquinaria de guerra alemana. En otoño, miles de fábricas francesas habían sido clasificadas como “plantas S”, sus trabajadores eran inmunes al reclutamiento forzoso de Sauckel.
Kühnheit, Kühnheit, immer Kühnheit...
http://www.callejondelpau.es

Avatar de Usuario
TMV
Moderador
Moderador
Mensajes: 1729
Registrado: Sab May 27, 2006 2:16 am
Ubicación: Sitges (Barcelona)
Contactar:

Mensaje por TMV » Dom Ago 13, 2006 2:14 pm

La caza de trabajadores reacios.

En enero de 1944 Sauckel, que había recibido la orden de Hitler de conseguir otro millón de trabajadores franceses durante ese año, se vio obligado a tomar medidas drásticas para alcanzar la cuota.

Se ordenó a todos los hombres entre 16 y 60 años y a todas las mujeres entre 18 y 35 años que se registrasen para el reclutamiento laboral. Además, Sauckel organizó grupos armados de policías franceses y los dispersó para cazar violadores de la orden, que eran encarcelados en Francia o enviados como prisioneros a trabajar a Alemania.

Maniatado aún por las exenciones a las “plantas S” de Speer, Sauckel dio el paso adicional de decretar el pago de hasta 50 reichsmarks como recompensa a cualquier francés que denunciase a un compatriota para el reclutamiento laboral.

Miles de franceses aptos prefirieron unirse a la resistencia y desaparecer en la clandestinidad a someterse a una servidumbre rayana en la esclavitud en Alemania. Además, la cooperación de los funcionarios franceses era, en el mejor de los casos, lenta, y Sauckel siguió viéndose frustrado en su esfuerzo por satisfacer las exigencias de Hitler.

El 6 de junio de 1944, los Aliados invadieron Normandía, acabando con el reclutamiento forzado alemán en Francia. Sauckel apenas había conseguido proporcionar 30.000 trabajadores franceses en 1944, cifra muy lejana del millón que había prometido a Hitler.

Fuentes:

Bajo el talón del conquistador (Time Life Rombo).
www.ina.fr

Saludos
Kühnheit, Kühnheit, immer Kühnheit...
http://www.callejondelpau.es

maximus

Mensaje por maximus » Dom Ago 13, 2006 6:01 pm

Magnífico artículo.

Cabe preguntarse si la puesta en libertad de los prisioneros que, a pesar del armisticio, fueron mantenidos trabajando en Alemania, privados de libertad, no hubiera alentado un mayor compromiso político del gobierno francés (y los fascistas franceses). Para los franceses, era un humillante agravio el que, acabada la guerra, sus prisioneros no fueran devueltos a sus casas.

Recuerdo en la novela de Sartre, "Con la muerte en el alma", la frustración y la desesperanzada ira de los soldados rasos que, consolándose con que, al menos, tras la derrota retomarían sus vidas de siempre, se enteraban de que, con armisticio y todo, les esperaba la cautividad en Alemania...

Una Francia adherida al Eje hubiera podido emplear más eficazmente a sus trabajadores para Alemania... trabajando en factorías francesas.

Francia podía haber sido el aliado más eficiente de Alemania por el alto nivel de preparación de sus trabajadores y soldados. De hecho, sólo el ejército colonial francés valía más que todas las fuerzas armadas italianas en conjunto.

Avatar de Usuario
TMV
Moderador
Moderador
Mensajes: 1729
Registrado: Sab May 27, 2006 2:16 am
Ubicación: Sitges (Barcelona)
Contactar:

Mensaje por TMV » Mar Ago 15, 2006 3:03 am

Creo más bien que eso es una pregunta para la sección (Y si...)

No me imagino a la Francia Libre, unida al EJE, por muchos motivos...
Kühnheit, Kühnheit, immer Kühnheit...
http://www.callejondelpau.es

maximus

Mensaje por maximus » Mié Ago 16, 2006 3:47 am

Creo más bien que eso es una pregunta para la sección (Y si...)

No me imagino a la Francia Libre, unida al EJE, por muchos motivos...
No te falta razón en lo primero, pero toda cuestión económica tiene sus consecuencias políticas. El trabajo esclavo o semiesclavo tiene muchos inconvenientes en lo relativo a eficiencia.

En lo segundo, recordar que "La Francia Libre" era sólo una de las dos Francias, igual que había dos Españas. Y que poquísimos de los soldados franceses evacuados a Gran Bretaña antes de la derrota aceptaron después del armisticio ponerse a las órdenes de De Gaulle.

Responder

Volver a “Economía”

TEST