pub01.jpg

Las hojas de la Rosa Blanca

La vida cotidiana en la Alemania del Reich

Moderador: José Luis

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3168
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Mensajepor Francis Currey » Mar Ago 08, 2006 9:42 pm

Muchas gracias José Luis una vez más me has sacado de la ignorancia.

Por supuesto la financiación es un asunto menor, algo que carece totalmente de importancia en una causa tan noble como la que defendieron estos jovenes dignos de admiración por las generaciones futuras.

Las palabras finales de Sofia Scholl en el juicio de 21 de febrero de 1943 fueron:

“Después de todo, alguien tenía que empezar. Hay mucha gente que cree también en lo que dijimos y escribimos. Solamente que no se atreven a decirlo como lo hicimos nosotros”.

La referencia de algunos periódicos alemanes fue la siguiente:

En el Münchener Neueste Nachrichten, lunes 22 de febrero de 1943:

"Las personas condenadas cometieron graves ofensas contra la seguridad de la nación y contra el pueblo alemán, haciendo pintadas en las fachadas de las casas con eslóganes atacando al Estado y distribuyendo panfletos incitando a la traición. En estos momentos de lucha heroica del pueblo alemán, estos criminales despreciables merecen una ejecución rápida y deshonrosa"

Las palabras finales de Sofia Scholl en el juicio de 21 de febrero de 1943 fueron:

“Después de todo, alguien tenía que empezar. Hay mucha gente que cree también en lo que dijimos y escribimos. Solamente que no se atreven a decirlo como lo hicimos nosotros”.

La referencia de algunos periódicos alemanes fue la siguiente:

En el Münchener Neueste Nachrichten, lunes 22 de febrero de 1943:

"Las personas condenadas cometieron graves ofensas contra la seguridad de la nación y contra el pueblo alemán, haciendo pintadas en las fachadas de las casas con eslóganes atacando al Estado y distribuyendo panfletos incitando a la traición. En estos momentos de lucha heroica del pueblo alemán, estos criminales despreciables merecen una ejecución rápida y deshonrosa"

Fuente:Carmen del Toro

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3168
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Mensajepor Francis Currey » Mié Ago 09, 2006 3:40 am

Según Pelegrim el nombre de la Rosa Blanca proviene con casí toda seguridad del romancero español de Clemens Bretano.

Hans Scholl, en un interrogatorio de la Gestapo, el 20 de febrero de 1943: "Lo elegimos al azar, porque sonaba bien; puede ser que se me ocurriera porque acababa de leer el romancero español de Clemens Brentano, que tiene por título La Rosa Blanca".

Avatar de Usuario
ignasi
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1192
Registrado: Jue Jun 16, 2005 3:50 am
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Mensajepor ignasi » Dom Jul 01, 2007 9:26 pm

Hace algún tiempo leí "La Rosa Blanca - los estudiantes que se alzaron contra Hitler", de José M. García Pelegrín (publicado por LibrosLibres), y al final del libro está el texto de las 6 hojas que pudieron publicar.

Un detalle que me hizo sonreir fue que al final pedían que se hicieran cuantas copias se pudieran del escrito y se difundieran. Supongo que nunca pensaron que existiría un medio como este.

No se me ocurre otro tributo para nuestros admirados:

I

Nada es más indigno para un pueblo civilizado que dejarse “gobernar”, sin oponer resistencia, por una camarilla irresponsable que se deja llevar por sus bajos instintos. ¿No es cierto que, hoy en día, todo alemán honrado se avergüenza de su gobierno? ¿Quién alcanza a vislumbrar el alcance de la ignominia que sobrevendrá sobre nosotros y sobre nuestros hijos, cuando haya caído la venda de nuestros ojos y salgan a la luz del día los horrendos crímenes, que superan toda medida? Si el pueblo alemán está ya tan corrompido y descompuesto en su interior que, sin mover una mano, y por una temeraria confianza en las equívocas leyes de la historia, abandona lo más alto que posee el hombre, lo que le alza por encima de las demás criaturas: su voluntad libre de injerir en la rueda de la historia y someterla a su decisión racional, si los alemanes –exentos de toda individualidad- se han convertido en una masa sin espíritu y cobarde, entonces se merecen el hundimiento.

Goethe denomina a los alemanes un pueblo trágico, similar al judío y al griego; pero hoy parece que se ha convertido en un rebaño de secuaces, superficial y sin voluntad, a quienes les han quitado hasta los tuétanos; faltos de núcleo, están dispuestos a dejarse arrastrar al hundimiento. Parece… pero no es así; antes bien, como fruto de una violación lenta, mentirosa y sistemática, cada persona individual ha sido recluida en una cárcel inmaterial; sólo cuando se ha visto encadenada, ha sido consciente de la perdición. Pocos han reconocido la amenaza de corrupción, y el premio por sus advertencias ha sido la muerte. Sobre el destino de estas personas habrá que hablar aún.

Si cada uno espera hasta que sea otro quien comience, los mensajeros de la vengadora Némesis no podrán detenerse y se acercarán más; entonces se echará hasta la última víctima sin sentido en las fauces de un demonio insaciable. Por esto, cada uno ha de ser consciente de su responsabilidad como miembro de la cultura cristiana y occidental y como tal ha de luchar, cada uno tanto como pueda contra ese azote de la Humanidad que es el fascismo y todo sistema de Estado absoluto similar. Oponed resistencia pasiva – resistencia – allí dónde estéis; evitad que continúe la maquinaria atea de la guerra, antes de que sea demasiado tarde, antes de que hasta la última ciudad haya quedado reducida a ruinas como Colonia y antes de que la última juventud del pueblo se haya desangrado en algún lugar por la soberbia de un infrahombre. ¡No olvidéis que cada pueblo se merece el gobierno que soporta!

De Friedrich Schiller, Las Leyes de Licurgo y Solón:

“…Contra su propio objetivo, las Leyes de Licurgo son una obra maestra de la política y de la antropología. Pretendía un estado poderos, fundado sobre sí mismo e indestructible; la fuerza política y la estabilidad eran el objetivo que buscaba; alcanzó este objetivo tanto como lo permitieron las circunstancias. Sin embargo, si se compara el objetivo de la Humanidad, la admiración que despierta una primera mirada ha de dejar paso a la reprobación. Al estado todo se ha de sacrificar, con excepción de una cosa, aquello a lo que el Estado sirve como medio. El Estado nunca es fin, sólo es importante como condición en la que se puede cumplir el objetivo de la Humanidad, y ese objetivo de la Humanidad no es otro que desarrollar todas las fuerzas del hombre, que es el progreso. Si la constitución de un Estado impide que se desarrollen las fuerzas que hay en el hombre, si impide el progreso de espíritu, entonces es reprobable y dañina, por muy ponderada que esté por lo demás, por muy perfecta que sea en su especie. Su estabilidad se convierte más en un reproche que en honor, pues tan sólo es la continuación del mal: cuanto más dure tanto más dañina será.
“…A costa de todos los sentimientos morales se obtuvo el mérito político y se formó la capacidad para ello. En Esparta no había amor conyugal ni amor materno, ni amor filial ni amistad; no había otra cosa que ciudadanos, que virtud ciudadana.
“…Una ley del Estado convertía en obligación, para los espartanos, la inhumanidad frente a los esclavos; en esos sacrificios desgraciados se insultó y maltrató a la Humanidad. En la ley espartana se predicó el peligroso principio de considerar a los seres humanos como medio y no como fin, con lo que se agrietaron los fundamentos del Derecho Natural y de la moralidad.
“…¡Que bello espectáculo ofrece el rudo guerrero Cayo Marcio en su campamento situado ante Roma, que sacrifica la venganza y la victoria, porqué no puede ver correr las lágrimas de la madre!”
“…El Estado (de Licurgo) sólo podía mantenerse bajo una única condición: que se paralizara el espíritu del pueblo; es decir, sólo se podía conservar errando el más alto y único fin del Estado.”

De Goethe, El despertar de Epimenides, segundo acto, cuarta escena:

Genios

Pero lo que ha salido osadamente del abismo
Puede dominar a medio universo
Gracias a un destino de hierro.
Ha de volver al abismo.
Ya amenaza un temblor tremendo,
¡En vano logrará imponerse!
Y todos los que están unidos a él
Han de quedar aniquilados con él.
Esperanza
Ahora me encuentro con mis bravos,
Que se han reunido en la noche,
Para callar, no para dormir,
Y la bella palabra de la libertad
Se susurra y se balbucea,
Hasta que en una novedad desusada
En los peldaños de nuestros templos
De nuevo gritemos, extasiados:
(Con convencimiento, fuerte)
¡Libertad!
(Más moderado):
¡Libertad!
(Un eco, de todos los lugares):
¡Libertad!

-----------

Le rogamos que haga cuantas copias pueda de este escrito y las difunda.

Avatar de Usuario
Eckart
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 4626
Registrado: Sab Jun 11, 2005 9:07 pm
Ubicación: Valencia (España)
Contactar:

Mensajepor Eckart » Mar Ago 07, 2007 11:22 pm

La Rosa Blanca siempre presente en la Universidad de Munich. Sobre ella, una placa representa las figuras de los miembros del grupo asesinados. Sobre el mármol de la pared están grabados sus nombres. Las sensaciones que transmite pararse a pensar ante el homenaje en la propia universidad por donde se movían los muchachos es algo dificil de describir.

Imagen
Foto tomada en julio de 2007.

Un saludo.
«El conocimiento es mejor que la ignorancia; la historia es mejor que el mito».
Ian Kershaw

josan
Miembro
Miembro
Mensajes: 191
Registrado: Vie Ene 26, 2007 8:12 pm

Mensajepor josan » Mié Ago 08, 2007 7:06 pm

Un autentico honor,saber mas ,de estos heroes alemanes con mayusculas.Un saludo.

Akeno
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1500
Registrado: Mié Mar 29, 2006 9:13 pm
Ubicación: Campanar (Valencia - España)

Mensajepor Akeno » Dom Ago 17, 2008 2:16 am

Bueno, reflotando magníficos hilos que nunca deberían caer en el olvido.

Ciertamente, el arresto de Sophie y Hans Scholl en la universidad de Munich el 18 de febrero de 1943, fue causado por la gran tensión física y psicológica que acumulaban, y que les pudo hacer ignorar los riesgos y peligros de su última empresa al efectuar ese imprudente lanzamiento de octavillas en la universidad de Munich.

Si retrocedemos en el tiempo y desde la aparición de la quinta hoja, el grupo asumió cada vez más riesgos para llegar a un máximo de personas: se imprimieron de esta hoja un número entre 6.000 y 9.000. Se pretendía dar la impresión de una organización fuerte y muy ramificada. A principios de 1943, Sophie empezó a ser todavía más temeraria. Colocaba los panfletos en pleno día, en pequeños paquetes, en cabinas telefónicas o en los coches aparcados.

Como se ha comentado en este hilo, y para llegar a un público más numeroso, escribieron eslóganes antihitlerianos en edificios públicos, y especialmente en la entrada de la universidad, durante tres noches, es decir, del 3 al 4, del 8 al 9 y del 15 al 16 de febrero de 1943. Se podía leer "Abajo Hitler", "Libertad" y "Massenmörder ("Hitler, asesino en serie"). Probablemente Hans Scholl realizó estas tres operaciones armado, ante el aumento de la vigilancia policial.

Tal y como se describe en el enlace posteado por José Luis, en la mañana del jueves 18 de febrero de 1943 y cuando ya habían dejado varias pilas de octavillas a las puertas de las clases de la universidad de Munich y se dirigían a la salida que daba a la Amalienstrasse, volvieron sobre sus pasos y se trasladaron al primer piso donde dejaron algunas octavillas más, y fue cuando Sophie corrió al segundo piso y en gesto de exuberancia nerviosa lanzó el resto de las octavillas, de 80 a 100 ejemplares, por encima de la balaustrada en el patio central. Un vigilante de la universidad que los vió, detuvo a los fugitivos y los entregó a la Gestapo.

Es normal que la tensión hubiera aumentado desde que el grupo se sentía vigilado por la Gestapo. Por vez primera, la hoja que se habían enviado a sí mismos no había llegado a su destino (para saber si las hojas llegaban a sus destinos, los jóvenes resistentes las enviaban también a sus propias direcciones y así se aseguraban que el método funcionaba bien). Pero esta vez, el envío había sido interceptado por la Gestapo.

Saludos!

Busto de Sophie Scholl. Ludwig-Maximilians-Universität München.
Imagen
Fuente: Wikipedia


Tumbas de Sophie y Hans Scholl y Christoph Probst. Friedhof am Perlacher Forst in München.
Imagen
Fuente: Wikipedia


In memoriam.

Avatar de Usuario
Eckart
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 4626
Registrado: Sab Jun 11, 2005 9:07 pm
Ubicación: Valencia (España)
Contactar:

Mensajepor Eckart » Lun Ago 18, 2008 10:45 pm

... y la plaza donde se encuentra la Universidad de Múnich no podía llevar otro nombre:

Imagen
Archivo del autor.

Un saludo.
«El conocimiento es mejor que la ignorancia; la historia es mejor que el mito».
Ian Kershaw

Akeno
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1500
Registrado: Mié Mar 29, 2006 9:13 pm
Ubicación: Campanar (Valencia - España)

Mensajepor Akeno » Dom Ago 24, 2008 6:35 pm

DISCURSO FINAL DEL PROFESOR KURT HUBER PRONUNCIADO ANTE EL TRIBUNAL POPULAR QUE LO JUZGABA
Como ciudadano alemán, como catedrático alemán de Universidad y como hombre político estimo, no sólo un derecho, sino un deber moral cooperar a la configuración del destino alemán, descubrir los males evidentes y contribuir a combatirlos…

Lo que yo perseguía era el despertar de los sectores estudiantiles, no por medio de la organización, sino mediante la simple palabra; no para llegar a actos de violencia, sino para que tuvieran una visión honrada de los graves daños sufridos por la vida política. La vuelta a los fundamentos morales, el retorno al Estado de derecho, a la confianza recíproca entre los seres humanos no es en modo alguno ilegal; al contrario, es la restauración de la legalidad. Me he preguntado en forma de imperativo categórico, a la manera de Kant, qué ocurriría si esta máxima subjetiva de mi modo de obrar se convirtiera en una ley general. Esta pregunta tiene sólo una respuesta: volvería a imperar el orden, la seguridad, la confianza en nuestro Estado, en nuestra vida política. Toda persona moralmente responsable levantaría con nosotros la voz contra el amenazador imperio de la fuerza sobre el derecho, de la arbitrariedad sobre la voluntad de obrar honradamente. En toda Europa, incluso en las comunidades nacionales más pequeñas, ha sido pisoteado el derecho de la autodeterminación no menos que el respeto a las características nacionales y raciales. El requisito básico para llegar a la verdadera comunidad de los pueblos ha sido destruido socabando sistemáticamente la confianza mutua entre los seres humanos. No se puede pronunciar condenación más terrible contra una comunidad nacional que la confesión que todos hemos de hacer: nadie se siente seguro de su vecino, ni siquiera el padre lo está de sus hijos.

Y esto era lo que guiaba mis sentimientos y mi actuación.

Para toda legalidad externa existe una frontera última en la que aquélla se vuelve falaz y pierde el sentido moral: cuando sirve para encubrir la cobardía de quienes no se atreven a combatir las manifiestas violaciones del derecho. Un Estado que prohibe la libertad de expresión del pensamiento y que castiga con las penas más terribles, considerándola “preparación para la alta traición”, toda crítica moralmente justificada, toda propuesta de mejora, quebranta un derecho no escrito, pero que vive y continuará viviendo en el “sano sentir nacional”.

He alcanzado una meta: llevar esta advertencia y esta amonestación, no sólo a un pequeño club privado, sino a departamentos responsables, a departamentos judiciales de la máxima categoría. Ofrendo mi vida por esta amonestación, por este encarecido ruego de un retorno a la libertad para nuestro pueblo alemán. No queremos que nuestra corta existencia vegete en medio de cadenas de esclavitud, aunque fueran las doradas cadenas de una sobreabundancia material.

Me han despojado del cargo y los derechos del profesorado y del birrete de doctor ganado con summa cum laude y equiparándome a los delincuentes de más baja estofa. Pero no habrá proceso por alta traición que pueda robarme la dignidad interior del catedrático de Universidad, del hombre que proclama abierta y animosamente su concepción del mundo y del Estado. La marcha inexorable de la Historia dará la razón a mis pensamientos y actos; tengo en ello una confianza absoluta. Espero, y así lo pido a Dios, que las fuerzas anímicas que los justifican se despierten a tiempo en mi propio pueblo. He obrado tal como me ordenaba una voz interior. Acepto las consecuencias, tal como dicen las hermosas palabras de Johann Gottlieb Fichte:

    Y debes obrar como si de ti dependiera,
    sólo de ti y de tu forma de obrar,
    el destino de las cosas alemanas,
    y como si la responsabilidad fuera sólo tuya.

FUENTE: EL III REICH EN FOTOGRAFÍAS Y DOCUMENTOS. JACOBSEN/DOLLINGER. PLAZA & JANÉS

Avatar de Usuario
Eckart
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 4626
Registrado: Sab Jun 11, 2005 9:07 pm
Ubicación: Valencia (España)
Contactar:

Las hojas de la Rosa Blanca

Mensajepor Eckart » Sab Jun 13, 2009 8:12 pm

He traducido una entrevista que publicara en 2005 Der Spiegel a Willi Mohr, hijo del funcionario de la Gestapo Robert Mohr, quien se encargara de interrogar a Sophie Scholl. Aquí la tenemos:

http://wissen.spiegel.de/wissen/dokumen ... brik=natur


SPIEGEL: Señor Mohr, cree usted realmente que su padre, el funcionario de la Gestapo Robert Mohr tendió un “puente de plata” en la vida de Sophie Scholl.

Mohr: Sí, porque desde el principio él consideraba apolíticas a las mujeres y muchachas, y ante todo creyó ciertamente que Sophie sólo era simpatizante de su hermano. Que luego él quisiera convencerla para dar testimonio verbal, lo tomo también como plausible. Estoy seguro de que mi padre quiso salvarla.

SPIEGEL: ¿Cómo sabe usted eso?

Mohr: Mi padre ha dejado notas. Ahí se le ve extraordinariamente impresionado por su fortaleza de carácter, pero también decepcionado porque ella rechazara su oferta.

SPIEGEL: ¿Para quién estaban pensadas esas notas?

Mohr: Para Robert Scholl, el padre de Hans y Sophie.

SPIEGEL: ¿Ambos mantenían contacto?

Mohr: Sí. Tras la guerra los Scholl se empeñaron en reconstruir los últimos días de su hija. En 1950 hubo un intercambio de cartas entre Robert Scholl y mi padre, en las que le pedía que plasmara sobre papel su encuentro con Sohpie, lo que mi padre hizo después. Scholl estuvo luego muy agradecido: una carta dice que incluso adjuntó 10 marcos como compensación. Además le ofreció a mi padre, quien después de la guerra iba tirando como trabajador temporal, un trabajo con un notario amigo suyo en Ulm.

SPIEGEL: ¿Se encontraron en persona?

Mohr: Mi padre había interrogado a Robert Scholl al poco de la ejecución de sus hijos. De las cartas de Scholl se sigue que su opinión política, la cual era correspondida por sus hijos, no la registró mi padre en el acta. Eso probablemente salvó a Robert Scholl del campo de concentración.

SPIEGEL: Usted mismo tenía en el momento de ese interrogatorio 19 años y era soldado en el frente este. ¿Conocía usted a Sophie Scholl?

Mohr: No. De Sophie Scholl y la Rosa Blanca leí por primera en los periódicos tras la guerra. Al mismo tiempo, el nombre de mi padre era cada vez más mencionado. Por eso me di cuenta de que tuvo algo que ver con ello.

SPIEGEL: ¿Su padre no le había hablado del interrogatorio?

Mohr: No. De cosas del trabajo nunca le había gustado hablar. Aun después de la guerra así lo hizo, tenía que preservar sus secretos de servicio. Yo sé que las diligencias de la Rosa Blanca, con las que mi padre fue encomendado en el verano de 1942, le afectaron mucho físicamente: a finales de 1942 tuvo él una grave úlcera estomacal.

SPIEGEL: Su padre falleció en 1977. ¿Qué pasó con él tras la guerra?

Mohr: En 1947 lo encarcelaron los franceses en Landau, porque en 1944/45 prestó servicio en Elsass. Después de un año fue puesto impune en libertad. Por su relación con la Rosa Blanca no se interesaron los franceses. Desde 1948 mi padre trabajó en la administración del balneario de Bad Dürkheim. No volvió a la policía.

SPIEGEL: El film ofrece la impresión de que su padre dudó del nacionalsocialismo. Los historiadores argumentan que la amistosa postura de Mohr hacia los miembros de la Rosa Blanca no dice nada en contra de su lealtad al sistema. ¿Fue su padre, que fue miembro del NSDAP desde mayo de 1933 hasta el fin de la Guerra, un nazi convencido?

Mohr: Pienso que sí. Crítico no se mostró. Él fue, llanamente, cumplidor.

SPIEGEL: En el film se representa a su padre tranquilo y sensible la mayoría de las veces, pero también repentinamente irascible. ¿Hasta qué punto reconoce a su padre en él?

Mohr: Mi padre era un tipo sociable que podía tratar bien con las personas y era conocido por ser un buen interrogador. A decir verdad, en casa podía ser algunas veces colérico, sin embargo, no creo que perdiera el control en el trabajo. Además era muy disciplinado.

SPIEGEL: “He criado a una muchacha como usted antes”, dice Mohr en el interrogatorio a Sophie Scholl, quien sólo tenía dos años más que usted. ¿Cómo le educó su padre a usted, su único hijo?

Mohr: Severo. Cuando era joven aprendí a medir las palabras: cuando algo no le gustaba, rápidamente me daba un cachete. Siempre guardé las distancias conscientemente con él, para que no me alcanzara.

SPIEGEL: En una parte del film, dice Mohr a Sophie Scholl que también su hijo, es decir, usted, tiene “excusas en la cabeza”. ¿Qué quiere decir con ello?

Mohr: Posiblemente mi actitud hacia la guerra. En el verano de 1942, le dije a mi padre que Alemania no podía ganar la guerra. “No digas esas habladurías a otras personas”, respondió él. No me dio la razón, pero tampoco me contradijo.


Un saludo.
«El conocimiento es mejor que la ignorancia; la historia es mejor que el mito».
Ian Kershaw

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9124
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Las hojas de la Rosa Blanca

Mensajepor José Luis » Dom Jun 14, 2009 1:11 pm

Muchas Gracias, Eckart.
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
fermat
Miembro
Miembro
Mensajes: 246
Registrado: Dom Oct 19, 2008 9:26 pm

Mensajepor fermat » Jue Jul 09, 2009 12:29 am

José Luis escribió:
beltzo escribió:
En Alemania hoy, es difícil encontrar una ciudad que no tenga alguna calle, plaza o colegio en recuerdo de los hermanos Scholl. En la propia universidad de Múnich una plaza recuerda a los hermanos Scholl, enfrente se halla la dedicada a Hubert.

Saludos


Mi estimado Beltzo,

En la encuesta del ZDF "Unsere Besten" sobre los personajes históricos más populares de Alemania sólo tres personas están por encima de los hermanos Hans y Sophie Scholl: el canciller Adenauer, Martín Lutero y Marx. Te dejo los 20 primeros:

1. Konrad Adenauer
2. Martin Luther
3. Karl Marx
4. Hans y Sophie Scholl
5. Willy Brandt
6. Johann Sebastian Bach
7. Johann Wolfgang von Goethe
8. Johannes Gutenberg
9. Otto von Bismarck
10. Albert Einstein
11. Adolph Kolping
12. Ludwig van Beethoven
13. Helmut Kohl
14. Robert Bosch
15. Konrad Zuse
16. Daniel Küblböck
17. Josef Kentenich
18. Albert Schweitzer
19. Karlheinz Böhm
20. Wolfgang Amadeus Mozart

Saludos cordiales
José Luis


Decía el gran Billy Wilder que: "Austria es esa nación tan simpática que ha conseguido convencer al mundo de que Beethoven era austríaco y Hitler era alemán". Ahora parece que se invierte la situación y resulta que Mozart era alemán (en realidad nació en Salzburgo (Austria).
Nunca se hace el mal tan plena y alegremente como cuando se hace por motivos de conciencia (B. Pascal)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9124
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Jue Jul 09, 2009 12:41 pm

¡Hola a todos!

fermat escribió:Decía el gran Billy Wilder que: "Austria es esa nación tan simpática que ha conseguido convencer al mundo de que Beethoven era austríaco y Hitler era alemán". Ahora parece que se invierte la situación y resulta que Mozart era alemán (en realidad nació en Salzburgo (Austria).


No quisiera comenzar un debate sobre nacionalidades, pero:
http://www.nytimes.com/1992/01/11/opini ... 78092.html

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
fermat
Miembro
Miembro
Mensajes: 246
Registrado: Dom Oct 19, 2008 9:26 pm

Mensajepor fermat » Dom Jul 12, 2009 5:33 pm

José Luis escribió:¡Hola a todos!

fermat escribió:Decía el gran Billy Wilder que: "Austria es esa nación tan simpática que ha conseguido convencer al mundo de que Beethoven era austríaco y Hitler era alemán". Ahora parece que se invierte la situación y resulta que Mozart era alemán (en realidad nació en Salzburgo (Austria).


No quisiera comenzar un debate sobre nacionalidades, pero:
http://www.nytimes.com/1992/01/11/opini ... 78092.html

Saludos cordiales
José Luis


Lo que dice el artículo es algo bien conocido. No solo en esa carta, sino en otras muchas que se conservan Mozart se autodenomina alemán. Sin embargo, como también se menciona en el artículo, se refiere a Alemania como una entidad que engloba a personas (o pueblos) que comparten un mismo idioma, y unas mismas raices culturales; y no a un país concreto (que es a lo que se refería Billy Wilder).
Desde este último punto de vista, creo que es más lógico considerar a Salzburgo como parte de Austria que de Alemania. Cierto que cuando Mozart nació Austria no existía como tal, pero tampoco Alemania. Después, Salzburgo nunca formó parte de Alemania más que, que yo sepa, durante los siete años en que perteneció al Tercer Reich; ya que incluso en el Segundo Reich, Bismarck excluyó deliberadamente a Austria.
Nunca se hace el mal tan plena y alegremente como cuando se hace por motivos de conciencia (B. Pascal)

Avatar de Usuario
cv-6
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2456
Registrado: Vie Sep 12, 2008 9:15 pm
Ubicación: España

Las hojas de la Rosa Blanca

Mensajepor cv-6 » Lun Jul 20, 2009 12:36 pm

Desde este último punto de vista, creo que es más lógico considerar a Salzburgo como parte de Austria que de Alemania


Yo creo que desde ese punto de vista sería también lógico considerar a Austria como parte de Alemania. De hecho, si no me equivoco, hasta el siglo XVIII Alemania era básicamente una confederación cuyo miembro más importante era, precisamente, Austria.
My body lies under the ocean
My body lies under the sea
My body lies under the ocean
Wrapped up in an SB2C


Un poco de ciencia aleja de Dios, pero mucha ciencia devuelve a Él (Louis Pasteur)

Avatar de Usuario
John H. Miller
Miembro
Miembro
Mensajes: 90
Registrado: Vie May 08, 2009 1:02 pm
Ubicación: CASTELAR, BS AS. ARGENTINA.

Las hojas de la Rosa Blanca

Mensajepor John H. Miller » Lun Mar 01, 2010 1:34 am

De interés:

El Instituto Goethe, emblema de la cultura alemana en Madrid, dedica una interesante exposición a la resistencia estudiantil contra el nazismo, fenómeno casi desconocido en España. Paneles explicativos, fotografías, panfletos y dibujos, así como filmaciones y documentales, trazan el relato de la gesta protagonizada por un grupo de jóvenes que creó la organización clandestina La Rosa Blanca en el corazón de la Alemania nazi.

La Rosa Blanca. La resistencia estudiantil contra Hitler.
Instituto Goethe. Zurbarán, 21. Madrid
De 9.00 a 19.00.
Entrada gratuita.

http://www.elpais.com


Volver a “La Alemania nazi”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 5 invitados