pub01.jpg

Interrogatorio a Otto Moll y Rudolf Hoess -extracto-

Los juicios de Núremberg, las nuevas fronteras

Moderador: Francis Currey

Responder
Avatar de Usuario
Hundi
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4234
Registrado: Dom Oct 18, 2009 10:36 pm
Ubicación: Guatemala
Contactar:

Interrogatorio a Otto Moll y Rudolf Hoess -extracto-

Mensaje por Hundi » Mié Dic 01, 2010 11:32 pm

Hola a todos!

Encontre este extracto en la red sobre el interrogatorio a Otto Moll, quien tenia bajo su cargo los crematorios de Auschwitz. El texto esta en ingles asi que se los traduje. Moll y Rudolf Hoss fueron interrogados simultaneamente a peticion de Moll.

http://groups.google.com/group/alt.revi ... 883cc2b4b2" onclick="window.open(this.href);return false;


Extracto de la interrogación de Otto Moll y Rudolf Hoess hecha en Nuremberg el 16 de abril de 1946, entre las 14:15 y 16:15, por el Teniente coronel Smith W.Brookhart (la interrogación fue conducida en inglés y en alemán)


Interrogador. Usted es mismo Otto Moll que apareció aquí esta mañana y usted entiende que sus declaraciones aquí son hechas bajo juramento?

Moll. Sí. ¿Puedo hacer una petición por favor?

Int.. Sí.

Moll. En Landsberg hice una petición que yo debia ser confrontado con Rudolf Hoess, el comandante del Campo Auschwitz, de modo que yo pueda declarar frente a Hoess y Hoess puede declarar delante de mí. Le solicito que esta peticion me sea concedida. Me gustaría que Hoess declarara en mi presencia, me gustaría verlo hacer las declaraciones en mi presencia y asi poder declarar con la verdad.

Int. Asumiendo que usted es confrontado por Hoess, es usted dira la verdad, o usted no va a seguir contandonos la misma declaracion qué nos dio esta mañana?

Moll. No. Quiero que Hoess venga aquí y testifique sobre las ordenes que me dio y puedo decir 'sí' o 'No' en cuanto a lo que es verdadero y lo que no es verdadero. Hoess debería venir aquí y decir que órdenes me dio, que tareas me asigno y de la cuales cumpli y luego puedo negar o confirmar lo que él dice.

Int. Q. Conduciremos la interrogación en la manera que deseamos y en basea los hechos en los cuales estamos interesados. Usted debe escuchar cuidadosamente, usted no debe interrumpir o hacer ningún sonido en absoluto hasta que le sea permitido. ¿Entiende usted esto?

Moll. Permaneceré en silencio y escucharé.

Int. Le darán la oportunidad de hablar en el tiempo apropiado.

Moll. Por favor apruebe esta petición en la cual Hoess puede entrar aquí y repetición su testimonio incriminatorio contra mí. Me es doloroso y molesto para mí para ver que él, el comandante, camine libre por los alrededores, cuando yo que tengo que andar engrilletado junto a un guardia.

Int. No nos interesa lo que usted sienta sobre ese asunto.



(Rudolf Hoess, el comandante del Campo de Auschwitz, entra en el cuarto)


Int. Es usted mismo Rudolf Hoess que ha aparecido aqui y testificado en varias ocasiones?

Hoess. Sí.

Int. Entiende usted que las declaraciones que usted ha hecho han sido bajo juramento?

Hoess. Sí.

Int. Usted conoce a esta persona que se sienta a su derecha que esta engrilletado junto al guardia?

Hoess. Sí.

Int. ¿Cuál es su nombre?

Hoess. Otto Moll.

Int. ¿Dónde lo conocio?

Hoess. Primero en Sachsenhausen y más tarde en Auschwitz.

Int. ¿Qué hacia Otto Moll en Sachsenhausen y más tarde en Auschwitz?

Hoess. En Sachsenhausen él era un jardinero y más tarde en Auschwitz él lideraba varias tareas y más tarde él fue supervisor durante varias acciones.

Int. Usted quiere decir que esas acciones por lo cual la gente fue ejecutada y más tarde enviada al crematorio?

Hoess. Sí.

Int. Usted nos dijo esta mañana sobre su primera asignación fue en 1941 cuando los graneros fueron convertidos en una planta de exterminio. Va usted a repetir lo que dijo sobre eso?

Hoess. Al principio él trabajó en la granja y luego más tarde lo moví a la casa de granja, que fue usada como una planta de exterminio profesional.



Pregunta dirigida a Otto Moll


Int. ¿Otto Moll, lo que el testigo ha dicho es verdadero?

Moll. Primero, estuve trabajando en conexion con las excavaciones de las fosas comunes. Hoess sabe esto. Él está equivocado si él dijera que yo trabajado en los edificios donde el gaseo fue realizado. Al principio yo trabaje en la excavación de las fosas comunes y él debe recordar esto. Hoess, usted recuerda a Swosten, Blank, Omen, Hatford y Garduck? Ellos son la gente que trabajó en el edificio en el momento que usted alegó que trabajé allí y yo trabajaba en excavaciones. Seguramente Hoess recuerda esto.



Pregunta dirigida a Rudolf Hoess


Int. ¿Es correcto?

Hoess. Lo que dijo Moll es correcto en que el primero trabajo en las excavaciones – que era antes de que él estuviera siendo usado para las ejecuciones.



Pregunta dirigida a Otto Moll.


Int. Lo que se ha dicho aqui, asi como se lo dije en esta mañana, que usted fue responsable de esa operacion, la cual era la ejecucion de las personas y la destruccion de los cuerpos, en un matadero improvisado.

Moll yo era responsable de ver que los cuerpos fuesen quemados luego que estos hayan sido asesinados. Yo nunca fui responsable por la supervision de las matanzas. Los oficiales y los medicos que estuvieron presentes lo fueron, asi como mi comandante en ese entonces, Hoess deberia poder confirmar esto.



Preguntas dirigidas a Rudolf Hoess


Int. ¿Qué nos dice sobre esto?

Hoess. Cuando dije esta mañana, lo dicho por Moll es en parte correcto. Como habia explicado, el gas era lanzado en la cámara por el pesonal médico y Moll no eran responsable de supervisar el proceso completo, que comienza con la llegada del transporte y la incineración de los cadáveres, él solo era responsable de una parte de este proceso, al menos al principio.

Int. Usted habia dicho que él era responsable de ver que esta gente fuera exterminada.

Hoess. Creo que me entendieron mal. Lo que dije, o que quise dar a entender, era que Moll era responsable en los edificios donde él trabajó. Al principio, ver que desnudaran a la gente en la manera ordenada, y después de que ellos fueron asesinados, ver que los cuerpos fueran eliminados en cierto orden, más tarde cuando la extensa planta de exterminio era completada, él seria responsable de la planta entera.

Int. De qué operaciones en la planta él era responsable?

Hoess. Él era responsable de todo, incluso la conducción de las personas hacia las cámaras de gas y después de esto, encargar se la remocion de los cuerpos para luego quemarlos.

Int. Por favor repita lo que dijo sobre Moll, que le dispara a la gente en la nuca.

Hoess. Cuando expliqué esta mañana, aquellos que eran demasiado débiles para ser enviados la cámara de gas, o quién no podían moverse por alguna otra razón, Moll les disparaba en la nuca con armas de calibre pequeño o alguno de sus compañeros lo hacia.



Preguntas dirigidas a Otto Moll


Int. ¿Bien, qué dice usted sobre esto?

Moll. Puede ser cierto que yo les haya disparado a algunos de ellos, pero esto era numero pequeño y a mí me gustaría saber si Hoess alguna vez me vio hacerlo.

Int. Le dije esta mañana que Hoess dijo que él le vio hacerlo muchas veces y muchos otros también.



Preguntas dirigidas a Rudolf Hoess.


Int. Hoess, es esto correcto?

Hoess. Sí, es correcto. Mencioné esta mañana que comparativamente pocos habian muerto de esa forma.

Int. Usted no podía decir si estos fueron disparados por docenas o por cientos? Ese era su problema.

Hoess. No podria indicarle un número exacto — que es imposible para tantos años; hubieron muchos. A veces habían unos cuantos de cada transporte entrante y a veces no había ninguno. Por eso yo no puede decirle el número exacto.



Preguntas dirigidas a Otto Moll.


Int. Bueno, esto es lo primero que usted en realidad admite, ahora nos dice la verdad sobre algo en lo que nos mintio esta mañana. Esta usted listo para decir la verdad su responsabilidad en otros actos?

Moll. Si, solo dire la verdad mientras mi comandante este presente, dejen que mi comandante les diga que cosas hacia y cuales eran mi obligaciones.

Int. Ya sabemos lo que dijo Hoess, lo que necesitamos ahora es su testimonio. Usted nos pidio anteriormente la oportunidad de contar su version de los hechos, por lo cual trajimos a Hoess aqui.

Moll. No, yo pedi que me interrogaran en presencia de Hoess.



Pregunta dirigida a Rudolf Hoess.


Int. En esta manaña usted nos comento que Moll era el hombre indicado para llevar el exterminio, ya que el manejaba los grupos de prisioneros y guardias, mucho mejor que otros de sus subordinados. Es eso correcto?

Hoess. Si.



Preguntas dirigidas a Otto Moll.


Int. Moll, nos podria decir cual era el metodo para elegir a los capos del campo, y cuentenos cual fue el mejor metodo que pudo encontrar para manejar a los guardias quienes se encargaban del transporte en el cual llegaban los prisioneros.

Moll. Cuando me asignaron esa tarea, todos los detalles concerniente a este ya estaban preparados. Mis Oberfuhrers ya se habian encargado de seleccionar a los capos del campo o como les quieran llamar a ellos. Fui muy responsable en cuanto a mi trabajo, nunca llegue o estuve ebrio en horas de trabajo, o cuando estaba con los prisioneros nunca recibieron maltrato de mi parte, yo logre que el trabajo de los prisioneros fuese exitoso ya que yo mismo, los ayude con mis propias manos. Los prisioneros siempre me respetaron, porque mi comportamiento era el propio de un soldado ejemplar, estando ahi, se me asignaron los trabajos mas dificiles. Puedo pedirle a Hoess que confirme lo que dije?



Pregunta dirigida a Rudolf Hoess.


Int. Es eso correcto?

Hoess. Si, eso fue lo que dije esta mañana.



Pregunta dirigida a Otto Moll.


Int. Usted fue condecorado por su trabajo no?

Moll. Yo recibi condecoraciones por mis servicios. Casi la mayoria en toda Alemania han recibido condecoraciones por servir durante cierto numero de años. Yo no recibi ninguna condecoracion por algun trabajo especial que haya hecho, mucho menos con el que tuve en Auschwitz.

Int. Porque?

Moll. Porque este no me parecia un trabajo honorable.

Int. Protesto alguna vez en el trabajo?

Moll. Muchas veces cuestione que porque se tenian que hacer esas cosas, que porque no se podian detener. Incluso una vez pregunte a Hoess lo mismo, y me respondio que a el tampoco le gustaban esas tareas, pero el habia recibido ordenes estrictas y no podia hacer mas. El, como el resto de nosotros, sufrimos mucho por este trabajo, y ninguno de nosotros ya perdimos la cordura.



Preguntas dirigidas a Rudolf Hoess.


Int. Hoess, es eso correcto?

Hoess. Si, incluso otros han dicho lo mismo y lo testificaron en el Reich.

Int. Hoess, diria usted cuando fue que perdio la cordura?

Hoess. Sabia que preguntaria eso, lo que le respondo es justo cuando nuestros nervios colapsaron. Yo pueo asegurar que no estaba saludable en 1942. Les conte sobre mi salida en 1943, de cualquier forma, tenia que hacer esas cosas, porque no habia nadie mas que lo hiciera por nosotros. Eran ordenes estrictas y tenian que ser obedecidas. Muchos de los otros se sintieron como yo, y varios subordinados vinieron hacia mi, en la misma manera que Moll lo hizo, y expresaron su malestar.

Int. Usted cree que Moll esta loco?

Hoess. No.



Preguntas dirigas a Moll.


Int. Cuanto tiempo cree que usted paso sin su cordura?

Moll. No quise darles a entender que estoy loco, o que alguna vez lo estuve, lo que queria decir, era que mis nervios me fallaban una y otra vez. Ellos se sintieron mal cuando me enferme de Tifus y estaba en el hospital cuando los doctores me dieron la baja por mis problemas de nervios. Nunca me declararon 'No apto', para el trabajo en cuestion a mis problemas nerviosos, o por el tan citado 'parrafo 51'.

Int. Cual seria el estimado de personas que pasaron durante la operacion, del cual usted fue responsable... cuantas victimas?

Moll. Cuando usted usa la palabra 'usted era responsable' yo quiero enfatizar de nuevo, que no quiero que esa palabra sea aplicada, en los asesinatos que se cometieron, ya que yo no fui el responsable del fin de sus vidas, y tampoco voy a admitir que esta sea la cuestion.

Int. Usted no jalo el gatillo, pero provoco que alguien mas lo hiciera, es esa su postura?

Moll. Yo no entiendo su pregunta.

Int. Cuantas victimas fueron exterminadas en el campo desde 1941?

Moll. Yo no se el numero de victimas y no creo que les pueda dar cuenta de alguna cifra, mucho meno menos el total de estas. Yo creo que Hoess si lo debe saber.

Int. Lo unico que nos interesa, es lo que usted sabe de todo esto.

Moll. Cuando estuve a cargo de las excavaciones de las fosas comunes, como les dije anteriormente, yo junto a otro camarada, el cual Hoess confirmo su participacion, por cada fosa echabamos 30,000 o 40,000 personas, fue una de las tareas mas dificiles que un ser humano pudiese llevar a cabo.

Int. Mantengase en nuestro objetivo.

Moll. Yo no sabia quienes eran esas personas o como llegaron ahi. Yo solo excave las fosas comunes. Y era responsable de incinerar los cadaveres ahi mismo.



Continua......

Chicos a ver que opinan, es primera vez que leo sobre este interrogatorio, y resulta curioso como tratan de 'tapar' su culpabilidad, alegando que eran ordenes..... no sigo mejor comenten a ver que les parece.... luego se debate sobre esto....

un saludo.


PD: manana o mas tarde la ultima parte ke me da flojera teclear mas.
[size=85]Hago de mi futuro una utopía, pues pretendo comprender, esta voluble vida...[/size]
[size=85][color=#FF0000]Una vida sin vicios es una vida sin virtudes.[/color][/size]

Avatar de Usuario
wintermute
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4392
Registrado: Mié Jun 10, 2009 2:11 am

Interrogatorio a Otto Moll y Rudolf Hoess -extracto-

Mensaje por wintermute » Lun Dic 06, 2010 11:50 pm

Una pregunta, querido Hundi.
¿ Sabe que grado tenía Moll en 1941 ?
Yo tengo entendido - por no me acuerdo en que relato, que mencionaron que era sargento.
Era sargento, sargento ?

Saludos

Avatar de Usuario
Hundi
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4234
Registrado: Dom Oct 18, 2009 10:36 pm
Ubicación: Guatemala
Contactar:

Interrogatorio a Otto Moll y Rudolf Hoess -extracto-

Mensaje por Hundi » Mar Dic 07, 2010 12:35 am

wintermute escribió:Una pregunta, querido Hundi.
¿ Sabe que grado tenía Moll en 1941 ?
Yo tengo entendido - por no me acuerdo en que relato, que mencionaron que era sargento.
Era sargento, sargento ?

Saludos
Hola Winter!

Buscando en el axis y en goo, Moll en 1941 era un sargento mayor para esa epoca un SS-oberscharfuhrer.

un saludo.

PD: se me habbia olvidado este post, mas tarde termino el interrogatorio jeje.
[size=85]Hago de mi futuro una utopía, pues pretendo comprender, esta voluble vida...[/size]
[size=85][color=#FF0000]Una vida sin vicios es una vida sin virtudes.[/color][/size]

Avatar de Usuario
nuerma
Expulsado
Mensajes: 478
Registrado: Lun Mar 30, 2009 7:55 pm
Ubicación: Sevilla

Interrogatorio a Otto Moll y Rudolf Hoess -extracto-

Mensaje por nuerma » Dom Abr 17, 2011 9:30 pm

Otto Moll. nació el 4 de marzo de 1915, en Hohenschonberg, Alemania - † el 28 de mayo de 1946, en Dachau, ejecutado. Suboficial nazi, con el rango de SS Hauptscharführer (SS Suboficial Principal) prestó servicio en Auschwitz como responsable de las cámaras de gas, durante el Holocausto judío.
Por lo tanto según la wiki era el equivalente a brigada, por encima de oberscharführer. Además Moll comenta que sus oberführer (posiblemente una errata refiriéndose a Oberscharführer ) fueron los encargados de la selección de los capos como se lee en el interrogatorio.
A Moll se le atibuyen varias atrocidades de las que el historiador Jeremy Dixon a dado fe en su libro The commanders of Auschwitz y de las que se ha hecho un extracto en Wikipedia.
-Según la obra del historiador Jeremy Dixon, al SS Otto Moll, se le atribuyen varios crímenes entre los cuales se encontraban:

•Moll colocó mujeres desnudas en fila frente a piras donde se quemaban cuerpos de prisioneros muertos y les disparaba al abdomen vigilando como se consumían en el fuego aún heridas.
•En una ocasión descubrió a un prisionero del Sonderkommando en posesión de un anillo de oro. De inmediato Moll lo roció de gasolina y lo quemó vivo.
•Otro detenido fue colgado de las manos, procediendo Moll a dispararle hasta desprenderle los brazos. Posteriormente repitió el proceso pero disparándole a los pies de otro prisionero.
•Otro testimonio sobre el sadismo de Moll, señala que el SS, separó a un niño de su madre al llegar al Crematorio IV, el cual tenía dos enormes fosos donde ardía grasa humana y lanzó al niño a una de esas fosas donde falleció quemado con el resto de los cuerpos.
•el 18 de diciembre de 1943, cuando un grupo de prisioneros regresaba de las minas de Brzeszcze-Jawischowitz, uno de los detenidos escapó de la sección de trabajo que pertenecía a Auschwitz III. Después que los prisioneros regresaron Moll quien era el comandante del campo, ordenó formar a los prisioneros en el área de patio del campo. Sin juicio ni investigación escogió a unos pocos prisioneros y les disparó personalmente frente a las demás columnas de prisioneros dejando los cuerpos de los detenidos en el sitio hasta el día siguiente.
Muy buen trabajo Hundi. Gracias por tu paciencia y dedicación.
SÓLO QUIEN SE DA POR VENCIDO ESTÁ PERDIDO. Ulrich Rudel

Avatar de Usuario
IsabelRosa
Miembro
Miembro
Mensajes: 458
Registrado: Dom Ene 23, 2011 1:30 am

Interrogatorio a Otto Moll y Rudolf Hoess -extracto-

Mensaje por IsabelRosa » Vie Abr 29, 2011 5:34 am

nuerma escribió:Otto Moll. nació el 4 de marzo de 1915, en Hohenschonberg, Alemania - † el 28 de mayo de 1946, en Dachau, ejecutado. Suboficial nazi, con el rango de SS Hauptscharführer (SS Suboficial Principal) prestó servicio en Auschwitz como responsable de las cámaras de gas, durante el Holocausto judío.
Por lo tanto según la wiki era el equivalente a brigada, por encima de oberscharführer. Además Moll comenta que sus oberführer (posiblemente una errata refiriéndose a Oberscharführer ) fueron los encargados de la selección de los capos como se lee en el interrogatorio.
A Moll se le atibuyen varias atrocidades de las que el historiador Jeremy Dixon a dado fe en su libro The commanders of Auschwitz y de las que se ha hecho un extracto en Wikipedia.
-Según la obra del historiador Jeremy Dixon, al SS Otto Moll, se le atribuyen varios crímenes entre los cuales se encontraban:

•Moll colocó mujeres desnudas en fila frente a piras donde se quemaban cuerpos de prisioneros muertos y les disparaba al abdomen vigilando como se consumían en el fuego aún heridas.
•En una ocasión descubrió a un prisionero del Sonderkommando en posesión de un anillo de oro. De inmediato Moll lo roció de gasolina y lo quemó vivo.
•Otro detenido fue colgado de las manos, procediendo Moll a dispararle hasta desprenderle los brazos. Posteriormente repitió el proceso pero disparándole a los pies de otro prisionero.
•Otro testimonio sobre el sadismo de Moll, señala que el SS, separó a un niño de su madre al llegar al Crematorio IV, el cual tenía dos enormes fosos donde ardía grasa humana y lanzó al niño a una de esas fosas donde falleció quemado con el resto de los cuerpos.
•el 18 de diciembre de 1943, cuando un grupo de prisioneros regresaba de las minas de Brzeszcze-Jawischowitz, uno de los detenidos escapó de la sección de trabajo que pertenecía a Auschwitz III. Después que los prisioneros regresaron Moll quien era el comandante del campo, ordenó formar a los prisioneros en el área de patio del campo. Sin juicio ni investigación escogió a unos pocos prisioneros y les disparó personalmente frente a las demás columnas de prisioneros dejando los cuerpos de los detenidos en el sitio hasta el día siguiente.
Muy buen trabajo Hundi. Gracias por tu paciencia y dedicación.
Moll parece un sádico hecho y derecho,pero siendo sólo un sargento, no se reportaba ante nadie por su conducta?
No soy militar y desconozco cuan lejos pude llegar el tema de rangos, pero tengo entendido que ciertas cosas - por ej ejecuciones sumarias- los inferiores jerárquicos sólo podían realizarlas si les daba la orden un superior.
Admito que pude ser que me confunda ,pues los relgamentos de campos que he leído son de campos de trabajo,( adonde vivían prisioneros que de alguna manera se deseaba conservar con vida pues resultaban útiles) y no conozco las reglas de un campo de exterminio.

Isabel

Avatar de Usuario
nuerma
Expulsado
Mensajes: 478
Registrado: Lun Mar 30, 2009 7:55 pm
Ubicación: Sevilla

Re: Interrogatorio a Otto Moll y Rudolf Hoess -extracto-

Mensaje por nuerma » Mar May 24, 2011 9:14 am

Buenos días Isabelrosa,
Aquello, auschwitz, era el infierno en la tierra. Un matadero industrial de seres humanos. Respecto a las reglas allí , para un suboficial guardian de plantas de exterminio como llegó a ser este elemento, no las había. Los judíos y gitanos estaban marcados para el "tratamiento especial" y como esta gente íba a morir pues los más sádicos y perversos daban rienda suelta a sus más bajos instintos como les apetecía sin que prácticamente fuera siquiera molestado por otros oficiales de mayor rango.
Si los Kapos, prisioneros antiguos normalmente criminales de profesión, que mandaban sobre los demás grupos de internos y tenían campo libre para castigar y asesinar brutalmente a aquel recluso que había tenido la desgracia de caerle mal, cuanto más tenían ese derecho los guardias si les apetecía? Estos estaban libres de hacer lo que les daba la gana porque a los prisioneros los consideraban seres inmundos. En cuanto a los rangos bajos estos respondían , claro, a los rangos mayores. Pero el salvajismo estaba hasta bien visto. A no ser que el daño se le hiciera sin motivo a algún trabajador especial para ellos por algún motivo, por ejemplo un joyero que les confeccionaba joyas a su antojo, algún médico preso ayudante de algún SS etc. . Entonces si podían los superiores amonestar.
Pero siendo judíos estaban abocados a lo que quisieran hacerles los guardias más sádicos como este brigada de infausta memoria,. Y más él que era jefe de los crematorios y bajo cualquier excusa podía matar a cualquier miembro del sonderkommando por ser lento en el trabajo,que consistía en ayudarles en el exterminio, por haber robado oro, sabotaje, etc.
Y a la gente que iban a la cámara de gas lo mismo. Este sargento podía experimentar la forma de dar muerte a las personas sin que nadie le dijera nada pues ya estaban condenados. Lo mismo hacía Mengele con los gemelos judíos, la inoculación de tifus intencionada y experimentos aberrantes que causaban la muerte del prisionero. Estos tenían la " luz verde de Himmler". Allí no había leyes que protegieran a los prisioneros del sadismo de nadie.
Un saludo .
SÓLO QUIEN SE DA POR VENCIDO ESTÁ PERDIDO. Ulrich Rudel

Avatar de Usuario
nuerma
Expulsado
Mensajes: 478
Registrado: Lun Mar 30, 2009 7:55 pm
Ubicación: Sevilla

Re: Interrogatorio a Otto Moll y Rudolf Hoess -extracto-

Mensaje por nuerma » Mar May 24, 2011 2:47 pm

Imagen

SS-Hauptscharführer Otto Moll. Detenido en Dachau. Foto U.S.H.M

Muy buen aporte y trabajo de traducción del compañero Hundi. Un extraordinario documento. Gracias por estar.

Desde luego está muy interesante la confrontación del comandante de Auschwitz-Birkenau, Rudolf Hoess, y uno de sus subordinados, Otto Möll de rango brigada, que admite haber disparado personalmente a prisioneros recién llegados en la nuca. Contradiciéndose él mismo de una declaración anterior y afirmando haber participado en las acciones de exterminio masivas contra los judíos, gitanos y otras minorías tal y como se llevó a cabo en aquella inmensa fábrica de muerte.
Ahí están los dos. Ninguno trata decir que " el exterminio de los judíos no corresponde a la realidad y no ha podido ser probada" como lo hizo en su día el jefe de la oficina principal de seguridad del Reich el general SS Ernst Kaltenbrunner. Naturalmente para tratar de esquivar de la horca en el juicio a los principales criminales de guerra que tuvo lugar en Nüremberg .
Ninguno de los dos interrogados , comandante y subalterno, niegan ni minimizan, tal vez, el más monstruoso y diabólico crímen que recuerda la historia de la humanidad.
Ellos no niegan que el exterminio ni el gaseo de aquellas vidas aun palpitantes que convirtieron en cenizas. Ahí estaba supervisando en el crematorio Otto Moll para que la incineración se llevara a cabo de forma ordenada. Como el mismo lo afirma. Eran órdenes estrictas que había que acatar y en eso se ampararon estos archicriminales sin conciencia.
Y digo esas palabra porque hay mucho más allá de lo que dejan entrever. Un sadismo inimaginable. Hay testigos que vieron a Rudolf Hoess y a Mengele supervisar la cremación de niños vivos en hogueras al aire libre. ( Mengele, el médico de los experimentos de Hitler). Y en cuanto a Moll, el historiador Jeremy dixon descubrió testimonios iguales, crímenes monstruosos que no podían ser obra más que de una mente desquiciada ( ver wikipedia Otto Moll).
Y tiene la desfachatez de decir que" los prisioneros nunca recibieron mal trato por su parte y que le respetaban". Tal vez que lo del respeto sea en parte cierto. Y digo en parte porque si nos atenemos al significado de la palabra respeto nos damos cuenta de que lo que sentían los prisioneros cuando Möll, por ejemplo, los miraba no era respeto era pavor. Respeto se le puede tener a un bravo soldado que se ha batido valerosamente en el campo de batalla. Lo que sentían era terror , era espanto por lo que se le pudiera ocurrir hacer a este asesino con ellos. Como en cierta vez que se entretuvo en dispararle a un prisionero a las muñecas hasta desprenderle las manos de los brazos a tiros. Luego repitió el proceso pero con los pies. Después al horno con aquella boca inutil. No importaba si estuviera vivo , ya que quemar personas vivas vigilando como el fuego las consumía era pasatiempo habitual en él. Ver subforo campos de concentración y exterminio-Auschwitz -Otto Möll.
Y llega al colmo de lo indignante el testimonio autodefensivo y victimista de Möll al decir que "cuando estuvo al cargo de las fosas comunes echaban 30.000 o 40.000 cadáveres y que fue una de las tareas más difíciles que un ser humano pudiese llevar a cabo".
Cuando todos sabemos por testimonios de sobrevivientes que el trabajo sucio y más repugnante como por ejemplo el que relata lo dejaban en manos de los desgraciados miembros de los sonderkommandos . Que eran grupos de judíos portadores de secreto a los que obligaban a realizar estas horripilantes faenas bajo pena de muerte y que al final acababan con ellos periódicamente.
Resulta increíble, ahora que ya lo sabemos todo o casi todo. Porque no hay palabras para expresar lo que ocurrió en aquel infierno de Auschwitz y resulta tragicómico leer hasta donde llegaron las falacias y embustes de estos vulgares y serviles criminales. A caso Möll pensaba salvarse de la horca o que alguien sintiera piedad de él por haber ejecutado tan dificil y oneroso "trabajo".
SÓLO QUIEN SE DA POR VENCIDO ESTÁ PERDIDO. Ulrich Rudel

Avatar de Usuario
IsabelRosa
Miembro
Miembro
Mensajes: 458
Registrado: Dom Ene 23, 2011 1:30 am

Re: Interrogatorio a Otto Moll y Rudolf Hoess -extracto-

Mensaje por IsabelRosa » Jue May 26, 2011 12:17 am

Muerma, agradezco tu respuesta,
Isabel

Responder

Volver a “La posguerra”

TEST