pub01.jpg

Prisioneros alemanes en Rusia

Los juicios de Núremberg, las nuevas fronteras

Moderador: Francis Currey

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9075
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Prisioneros alemanes en Rusia

Mensajepor José Luis » Sab Abr 18, 2009 1:23 pm

¡Hola a todos!

Vamos a rematar con esta entrega final, un poco más larga:

[Educación Política: Organizaciones

En conjunción con otros factores, la re-educación política soviética de prisioneros de guerra alemanes tuvo una considerable influencia en las reminiscencias y memorias de antiguos cautivos y percepciones públicas de posguerra, aunque con diferentes énfasis en Alemania del Este y Oeste.

(…) El 24 de mayo de 1950, el ministro del Interior, Sergei Kruglov, envió un informe sobre la actividad del GUPVI del MVD a las más altas autoridades soviéticas (entre ellas, Stalin, Molotov y Beria). La carta cubría cuestiones de organización, el trabajo de los prisioneros en la industria y economía soviética, e información sobre las denominadas medidas operativas contra criminales de guerra. Además, dos de las ocho páginas estaban dedicadas a la re-educación política de prisioneros de todas naciones y países. El informe mostraba varias peculiaridades que reflejaban el centro de interés de Moscú así como las limitaciones pragmáticas. Por ejemplo, el liderazgo político parecía estar interesado solamente en las carreras de posguerra de pupilos alemanes y japoneses, mientras que el destino de los estudiantes italianos, austriacos o rumanos ni siquiera se mencionaba. A pesar de la predominancia de la cuestión alemana y japonesa, fue considerado inútil invertir tiempo y trabajo en la re-educación política de unos 25.000 prisioneros de guerra que todavía estaban cautivos en la URSS. Finalmente, el movimiento de Alemania Libre con el famoso “Comité Nacional” y su contrapartida militar, la Liga de Oficiales Alemanes (BDO) no aparecen en el documento de Kruglov. Al descuidar su impacto y experiencias, Kruglov siguió estrictamente guías institucionales, que habían asignado ambas organizaciones a otros aparatos más que al MVD.

Durante la década de 1940, tres instituciones independientes estuvieron principalmente involucradas en la re-educación de prisioneros alemanes. La propia UPVI/GUPVI, el Comitern y la Administración (Principal) Política del Ejército Rojo [(Glav) PURKKA] lucharon más que cooperaron por las mentes y almas de los alemanes. Inicialmente fue el Comitern quien asumió el liderazgo....

(…) Independientemente de las motivaciones de los prisioneros involucrados, el liderazgo de la Unión Soviética consideró las organizaciones de la Alemania Libre de 1943 -tras sus intentos vanos de ganarse a los proletariados enemigos- como una oportunidad potencial y adicional para acabar la guerra. Sin embargo, la URSS se apresuró a evitar cualquier compromiso inicial detallado con respecto al futuro de Alemania y todavía prefería centrarse en la cooperación con los aliados occidentales, aunque el celebrado lanzamiento del Comité y la Liga de Oficiales fue usado por Stalin como una señal de advertencia a los de alguna forma alienados hermanos-de-armas. Prominentes y activos miembros no-políticos del Comité Nacional (NKFD) y la BDO no supieron apreciar obviamente el carácter básicamente instrumental de ambas organizaciones. El general von Seydlitz especialmente desarrolló planes de largo alcance para una cooperación militar y política con la URSS. No obstante, la desconfianza soviética de los representantes de la Wehrmacht alemana así como la reconciliación aliada enterraron finalmente incluso las perspectivas teóricas. Más aún, los políticos del Ejército Rojo siguieron usando los denominados “plenipotenciarios del frente” (Frontbevollmächtigter) exclusivamente para subversión de tropas alemanas (razlozhenie gitlerovskikh voisk) al sembrar miedo y dudas entre los soldados hostiles. Al mismo tiempo, la propaganda directa por altavoces y panfletos de prisioneros alemanes socavaba los esfuerzos de Goebbels para excluir de las mentes de los soldados alemanes la cautividad en la URSS como una posible alternativa a la muerte en el campo de batalla. Es interesante notar que estos limitados enfoques soviéticos sobre los prisioneros de guerra no detuvieron a los servicios de inteligencia estadounidenses de especular con inagotable entusiasmo sobre un oculto Ejército de Seydlitz o de Paulus en la URSS durante varios años.

Sin embargo, después de 1944-5, von Seydlitz y oficiales de ideas afines se dieron cuenta cada vez más de la profunda grieta que había entre los soviéticos y sus propias visiones y, mientras los planes concernientes a los voluntarios alemanes habían sido considerados como inapropiados y se les había dado un carpetazo definitivo, se les había permitido a otras naciones unirse al Ejército Rojo en su avance hacia Alemania. En los meses siguientes, el cambio hacia el oeste de las fronteras polacas y la alarmante mala conducta de las tropas soviéticas en la Alemania ocupada, así como la disolución impuesta al NKFD el 2 de noviembre de 1945, intensificaron el distanciamiento de los posibles aliados. Los oficiales del NKVD, esta vez en su capacidad como servicio de seguridad, registraron sentimientos y testimonios cada vez más negativos entre los prisioneros de alta graduación. En el caso de von Seydlitz, la vigilancia política dio paso finalmente a la persecución directa. Mientras varios co-miembros del movimiento de Alemania Libre habían sido liberados a principios de 1948, von Seydlitz fue llevado a juicio como criminal de guerra y sentenciado a veinticinco años de prisión. Las consideraciones subyacentes de este procedimiento fueron reveladas en la correspondiente decisión del Politburó de 18 de marzo de 1950: En opinión de Moscú, von Seydlitz había demostrado ser un “revanchista” y “reaccionario” y por tanto tenía que estar detenido en campos soviéticos. El material comprometedor con respecto a supuestos crímenes de guerra, que fue reunido inmediatamente después de la captura de von Seydlitz en 1943, no jugó ningún papel en su condena. Incidentalmente, antiguos miembros del NKFD con similares informes, pero no menos aversión política hacia la URSS, se libraron de la persecución.

De esta forma, el antiguo activista tenía que compartir el destino de unos 20.000 prisioneros alemanes que sufrieron juicio como criminales de guerra o “contrarrevolucionarios” en 1949 y 1950. Esta última y más grande oleada de juicios soviéticos contra prisioneros de guerra alemanes marcó la más alta etapa de instrumentalización política de la justicia soviética con respecto a los prisioneros de guerra especialmente cuando oficiales de alta graduación o generales tenían que ser sentenciados y detenidos en campos de prisión para excluir su participación en la reconstrucción de las fuerzas alemanas o los servicios de inteligencia militar alemanes recién desarrollados. El juicio de von Seydlitz, al tiempo de indicar un paso más en el campo de la persecución soviética de prisioneros de guerra alemanes, también subrayó la incapacidad del sistema judicial de Stalin para hacer frente al legado criminal de la guerra de Hitler contra la URSS. Las investigaciones y juicios no se correspondieron con los principios básicos del imperio de la ley, y las persecuciones y sentencias criminales siempre tenían que servir propósitos políticos. Como ya se mencionó, las autoridades soviéticas perdieron su interés en la posterior educación política de esos casos “sin esperanza” después de 1950.

Educación Política: Métodos

Independientemente de estos desarrollos particulares, la propaganda para reparación por trabajo (la llamada Wiedergutmachungsarbeit) estableció el foco principal del trabajo político soviético entre los prisioneros comunes. Durante la guerra este tema ya había predominado en los campos para soldados corrientes que no jugaron un papel activo en las maquinaciones y discusiones del NKFD. Aquí, se suponía el apoyo de agitadores y propagandistas a la explotación de los prisioneros como fuerza de trabajo bajo los eslóganes de anti-fascismo y reparación. Después de 1945, se intensificó la propaganda correspondiente y, por vez primera, incluyó a oficiales (hasta el grado de capitán), quienes desde principios de 1946 fueron obligados a participar en la reconstrucción de la Unión Soviética...

(…) Finalmente, la comprensión específica y el interés en el trabajo político del aparato de seguridad soviética quedó iluminada por el caso Seydlitz. Primero, tendieron a denunciar la oposición como fascista y a silenciar las protestas por medios operativos mediante arrestos, vigilancia y persecución. Al mismo tiempo, interpretaron la denuncia de fascistas y criminales de guerra por los prisioneros como prueba final de convicciones anti-fascistas y pro-soviéticas respectivamente.....

(…) Como norma, los objetivos del trabajo político debían ser realizados en campos de trabajo, donde permaneció la inmensa mayoría de prisioneros durante su cautiverio. Entre 1947 y 1949 tuvieron lugar 161.915 reuniones y congresos, 73.667 seminarios y 252.160 conferencias en los campos sobre -para citar el informe final de Kruglov- “las ventajas del orden soviético”, “los 'éxitos' políticos, económicos y culturales de la Unión Soviética” y “el papel positivo de la URSS en la lucha por la paz y los intereses del proletariado mundial”. Más tarde se colocaron en 985 bibliotecas de campos unos 500.000 libros, fundamentalmente políticos, entre los cuales se podían encontrar varios cientos de copias del Kratkii Kurs de Stalin. Por supuesto, las cifras no prueban nada, salvo la preferencia de las autoridades soviéticas por las estadísticas y la peculiar tendencia de juzgar resultados y éxitos por simples números......

Reclutamiento de Cuadros de Posguerra

Además de la llamada re-educación masiva en los campos de trabajo corrientes, aproximadamente 48.000 alemanes -o el 2,5 por ciento de los prisioneros alemanes repatriados- recibieron una re-educación más intensiva en tres escuelas centrales. Aquí los cursos se centraban en los principios del marxismo-leninismo en su interpretación stalinista y en las condiciones -en términos soviéticos, los éxitos- en la URSS. No hubo ningún curso especial con respecto al futuro trabajo en Alemania....

Memorias en Alemania del Este y del Oeste

Los comentarios sobre los problemas conectados con los términos y la política de cuadros, más o menos inevitablemente, han estado limitados a Alemania del Este. Es casi imposible rastrear los cuadros de Alemania del Oeste. Sus actividades en la Alemania del Oeste se vieron dificultadas por las medidas tomadas por las fuerzas de ocupación occidentales, quienes rápidamente implementaron repetidos interrogatorios y vigilancia al principio de la lucha anti-comunista. Además, la atmósfera en Alemania Occidental no permitió a los activistas comunistas ningún alcance para operar dentro del terreno democrático. Se llevaron a cabo unos 100 de los llamados juicios Kameradenschinder (por supuestos malos tratos de camaradas en cautiverio) hasta 1955 y estaban principalmente dirigidos contra antiguos activistas. Fueron seguidos por juicios contra miembros alemanes del Oeste de la Sociedad para la Amistad Germano-Soviética, ampliamente considerada como una organización del frente para subversión comunista...

(…) De lo dicho, parece que los resultados reales de la re-educación soviética fueron relativamente mínimos. Fue sólo de acuerdo con la propaganda oficial que se fundó la amistad alemana del este-soviética en los campos de prisión. En consecuencia, colapsó tan pronto como despareció el grillete estatal. Por otra parte, el anti-sovietismo de los alemanes del oeste sólo fue reconciliado por Gorbachev y, finalmente, por la caída de la propia URSS. El credo más importante de los retornados, la repulsa de la guerra como medio de la política, no fue resultado de la re-educación política en la URSS. Irónicamente, los antiguos soldados y prisioneros de guerra lo deben a las experiencias subjetivas que los hicieron tan inmunes a la re-educación en el primer lugar].

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
gunsche
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 533
Registrado: Jue Abr 21, 2011 4:42 am

Re: Prisioneros alemanes en Rusia

Mensajepor gunsche » Lun May 16, 2011 3:23 am

La pelicula Hasta donde los pies me lleven (muy recomendable) cuenta la historia de los soldados alemanes presos en Rusia tras la SGM, y en particular la historia de un soldado aleman que increiblemente logro escaparse del Gulag y tras una larga odisea por la extensa Urss (su campo de prisioneros estaba localizado en la region mas remota de Rusia, la peninsula de Chukotka, frente a Alaska) terminar en Iran.

Avatar de Usuario
Rubén.
Miembro
Miembro
Mensajes: 470
Registrado: Dom Oct 31, 2010 2:22 am
Ubicación: España. Toledo (a veces Mallorca)
Contactar:

Re: Prisioneros alemanes en Rusia

Mensajepor Rubén. » Lun Sep 12, 2011 7:13 pm

Peliculón esa de Hasta donde los pies me lleven.

Lo que no entiendo es como él soldado alemán no se desvió a China que está más cerquita o Corea. De hecho hay un momento que se detiene en Mongolia y se lía con una nativa de allí. Lo lógico de ahí sería ir hacia el sur.

Rubén el Stuka.

Avatar de Usuario
gunsche
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 533
Registrado: Jue Abr 21, 2011 4:42 am

Re: Prisioneros alemanes en Rusia

Mensajepor gunsche » Mar Sep 13, 2011 2:29 am

Si mal no recuerdo, la tribu donde el soldado aleman cae tras huir del campo de prisioneros y donde se lia con una chica no era en Mongolia, sino que era una tribu Chukchi, una etnia del extremo noreste de Rusia. La pelicula no se si explica porque tras huir siguio el camino que siguio, en parte los rios (practicamente, la única via de comunicacion terrestre en Siberia en ese entonces) lo llevaban, supuestamente la historia esta basada en un caso real (aunque despues se echo dudas a que el soldado que escribio el libro fuese completamente veridico). Tambien recordemos que en la epoca de la inmediata posguerra China estaba en medio de una guerra civil y era algo mas seguro escapar de la Urss yendo hacia Iran por el Asia Central.

Avatar de Usuario
Rubén.
Miembro
Miembro
Mensajes: 470
Registrado: Dom Oct 31, 2010 2:22 am
Ubicación: España. Toledo (a veces Mallorca)
Contactar:

Re: Prisioneros alemanes en Rusia

Mensajepor Rubén. » Mié Sep 14, 2011 2:55 am

Si mal no recuerdo, la tribu donde el soldado aleman cae tras huir del campo de prisioneros y donde se lia con una chica no era en Mongolia, sino que era una tribu Chukchi, una etnia del extremo noreste de Rusia.


Vaya, nunca había oído hablar de esa tribu.
Si es verdad que existe esa raza Chuckchi para allá que me voy, pues si todas las de esa etnia están tan bien como la chavalita de la peli, me veo escribiendo en este foro desde Siberia. :lol: 8)

Tambien recordemos que en la epoca de la inmediata posguerra China estaba en medio de una guerra civil y era algo mas seguro escapar de la Urss yendo hacia Iran por el Asia Central.


Bueno, siempre está más cerca buscar a los nacionalistas del Kuomitang de Chiang Kai-Shek, que muy probablemente te ayuden gracias al común odio al bolchevismo.
El problema son los comunistas chinos, pero ese inconveniente también se padece con los soviéticos en Siberia, con la ventaja de que los chinos pondrán menos empeño en buscarte. Y creo que con el clima de guerra civil uno pasa más inadvertido. Al menos yo escogería esa ruta.

Además el objetivo inicialmente no es Irán, sino que el tipo cuando planea el viaje desde el Estrecho de Bering casi, tiene intención de llegar hasta la misma Alemania Occidental. Al chico le gustaba complicarse. Fe tenía, eso sin duda.

Rubén el Stuka.

Avatar de Usuario
gunsche
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 533
Registrado: Jue Abr 21, 2011 4:42 am

Re: Prisioneros alemanes en Rusia

Mensajepor gunsche » Mié Sep 14, 2011 3:36 am

En realidad, la actriz que hacia de la mujer Chuckchi es Irina Pantaeva, que es de la etnia Buryat (estos si son muy cercanos a los mongoles).

http://www.imdb.com/name/nm0659763/

[Se que esto se aleja un poco de lo discutido en este foro, pero a mi el tema de las muchas etnias minoritarias existentes en la ex Union Sovietica es un tema que me fascina y sobre el que he leido bastante].

En cuanto a lo que mencionas de porque el protagonista se escapo por Iran, habria que ver como sucedió realmente, si el soldado queria volver de Siberia a Alemania es lo mismo que vaya por China que por Iran, salvo que en China en ese momento o habia una guerra civil o ya estaba instalado Mao en el gobierno (no recuerdo ahora la fecha de la huida de Forrell), por lo que si la intencion del aleman era escapar de un gobierno comunista, ir a China seria algo asi como salir de Guatemala para entrar en Guatepeor.

Avatar de Usuario
Rubén.
Miembro
Miembro
Mensajes: 470
Registrado: Dom Oct 31, 2010 2:22 am
Ubicación: España. Toledo (a veces Mallorca)
Contactar:

Re: Prisioneros alemanes en Rusia

Mensajepor Rubén. » Dom Sep 18, 2011 7:27 pm

Se que esto se aleja un poco de lo discutido en este foro, pero a mi el tema de las muchas etnias minoritarias existentes en la ex Union Sovietica es un tema que me fascina y sobre el que he leido bastante.


A mi me fascina también, pero el Cáucaso. De Kazakhstán para el Este apenas sé nada.
Cualquier dia abrimos un tema sobre ello, aunque sea para ver la situación de estas etnias en la IIGM que seguro hicieron mucho.

En cuanto a lo que mencionas de porque el protagonista se escapo por Iran, habria que ver como sucedió realmente, si el soldado queria volver de Siberia a Alemania es lo mismo que vaya por China que por Iran, salvo que en China en ese momento o habia una guerra civil o ya estaba instalado Mao en el gobierno (no recuerdo ahora la fecha de la huida de Forrell), por lo que si la intencion del aleman era escapar de un gobierno comunista, ir a China seria algo asi como salir de Guatemala para entrar en Guatepeor.


Creo que tienes razón, pues no recuerdo el año de la huída, pero debía ser algo así como a finales de los cuarenta. Por tanto Mao estaría en el poder o el Kuomitang muy alejado en el Sur.

Rubén el Stuka.


Volver a “La posguerra”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados