pub01.jpg

Prisioneros españoles en Mauthausen

Los Campos de la Muerte del Tercer Reich

Moderador: José Luis

Maximum
Usuario
Usuario
Mensajes: 5
Registrado: Jue Jul 27, 2006 6:34 am

Prisioneros españoles en Mauthausen

Mensaje por Maximum » Vie Ago 11, 2006 4:53 pm

Francisco Boix. Nacido en Barcelona en 1920, era de una familia catalanista e izquierdista. Tenían la sastrería Boix y sobre el local estaba la vivienda familiar. En la sastrería reunía el padre a un círculo social y político. Compartía Francisco con su padre el gusto por la fotografía y se dedico a estudiarla en la casa fotografía industrial Romagosa, de Barcelona. A sus 16 años tiene lugar su militancia en las juventudes socialistas, ejerciendo labores de periodista utilizando como cámara una Leica , cámara fabricada en Alemania y la mejor de su genero. En 1939 Barcelona es ocupada por las tropas franquistas y francisco coge el camino del exilio. Estuvo en el campo de Septfonds (Francia) y de hay partió al norte con combatientes de la republica encuadrados en la 28 Compañía de Trabajadores Extranjeros. Operaron en los Vosgos, zona de vital importancia estratégica, la 18 CTE estuvo su mayor tiempo en la ciudad de Combrimont. Cuando en mayo de 1940, las líneas francesas se desmoronan y la wehrmacht penetro en el territorio francés, muchos republicanos españoles caen presos de los alemanes, entre ellos Francisco Boix , que paso como prisionero de guerra por varios centros 1º en el Frontstalag 140 (Belfort) luego al Besacon donde termina su periplo francés, de hay pasa ya en 1941 al Stalag XI-B (Fallingbostel) en la baja Sajonia. Tan solo 15 días después es conducido a Mauthausen con 1.506 republicanos españoles llegando allí el 27 enero 1941.
Ingresan en este campo entre agosto de 1940 a verano de 1941 un total de 7000 presos con el triangulo azul (pertenecientes este color a los apartidas, aunque paradójicamente en el interior de triangulo llevan la letra “S” correspondiente a su condición de españoles). A los judíos no le esperaba una muerte lenta por hambre o enfermedades que era lo habitual en Mauthausen, sino que tuvieron una muerte rápida y violenta. Un escrito del anarquista catalán Lope Massaguer de un grupo de judíos:
“Llego a la cantera un Kommando de 1000 hombres entre los que se encontraban 300 judíos, la mayoría con zapatos de suela de madera. Los SS colocaron a los judíos al final de la formación, cerrándola los SS acompañados por perros policía. Cuando el primer centenar de judíos llegaba a la mitad de las escaleras, se les ordeno que se detenerse. Los perros fueron liberados y azuzados contra los ellos, que comenzaron a bajar despavoridos entre las risas de los nazis. Presos del pánico, los mas fuerte atropellaron a los débiles por su afán de alcanzar los primeros lugares. El calzado de madera hacia resbalar escaleras abajo mientras los perros desgarraban su carne ensangrentada. Las victimas Lanzaban horrendos gritos como los judíos que aun no habían sido alcanzados por los perros y sobresaliendo las risas y bromas de los Kapos y los SS. Cuando todo había terminado, los escalones estaban cubiertos de cadáveres, heridos agonizantes y trozos de miembros arrancados.”
En 1941 entro otro grupo nacional mas, los soviéticos, pocos sobrevivieron en esta estancia.
Franz Ziereis era el jefe superior de Mauthausen, cuidaba extremadamente su aspecto y cojia poses altaneras, los presos españoles le apodaron “el pavo”.
El capitán Bachmayer era el responsable directo de los presos y se portaba con los presos con gran crueldad cometiendo un sinfín de asesinatos con sus propias manos, lo apodaban “el gitano”. Siendo responsable de la muerte de las dos terceras partes de los españoles, ejerció hacia los supervivientes de este colectivo cierta protección.
De los presos españoles, aproximadamente dos de cada tres murieron .La mayoría de las muertes eran por agotamiento unido al hambre: la alimentación insuficiente, el trabajo duro y a la intemperie. Es cierto que una parte de los españoles fueron gaseados en el centro de eutanasia de Hartheim.
Esta muy bien documentado lo que le ocurrió al colectivo español gracias a la sigilosa acción de varios presos situados en puestos clave.
Casimir Climent Sarrion, Valenciano de nacimiento estuvo empleado en la Politische Abteilung, policía política o policía del campo, entre sus cometidos estaba llevar la burocracia de los españoles, mas tarde se le añade a José Bailina Sibila. Decidieron guardar documentación del paso de españoles y ocultándolas como si fueran fichas nuevas en el almacén de papelería.
José de Diego Herranz, nació en Barcelona y trabajaba como secretario del campo, este puesto le salvo de una muerte segura en la mina, entro en este puesto gracias a otro compañero español. Trataba mucho con el capitán Bachmayer y en ocasiones con el paso del tiempo tuvo cierta influencia sobre determinadas dediciones. Además de tener información muy relevante que podía utilizar para reunir ciertos peligros. Y tenía en determinados ámbitos un margen de poder que le permitió alejar del campo a ciertos presos que corrían peligro.
Según cifras presentadas por José Borras, basada en los datos que Climent recogió en Maythausen murieron 4761 españoles, de los cuales solo 348 murieron en el campo central, 3893 en el campo anejo de Gusen y 431 gaseados en el castillo de Hartheim. La mayor parte de los gaseados eran hombres entre 20 y 40 años. En 19 casos no llegaban a la veintena.
La fotografía fue un elemento técnico más en el aparato represivo y de exterminio. Hubo la voluntad de documentar gráficamente algunos aspectos de los campos y sus funciones como del grupo humano que llegaba a ellos y terminaba allí sus días. A la prensa se le daba las fotos “autorizadas” para utilizarlas de propaganda.
En 1940 aparece en Mauthausen un servicio fotográfico. Se conservan fotos de las fotos más comprometedoras para las SS del funcionamiento de aquel campo. ¿Como que las SS no destruyeron esas fotos comprometedoras? Por que al final de la guerra algunos presos tomaron una serie de iniciativas.
En 1941 entro el primer español al servicio de fotografía, García Alonso. Boix fue el segundo en incorporarse, a finales de agosto de 1941, aunque al principio estuvo en los kommando de carreteras y de garajes antes de terminar en este. En el periodo que transcurre entre 1944-1945 Boix tomo una posición de mando entre los presos del laboratorio y tuvieron tres suboficiales distintos de las SS, el primero Fritz Kornatz, después Paul Ricken y finalmente Hermann Schinlauer.
Según Ricken las fotografías que se tomaron en el campo, pueden clasificarse en:
-retratos de los SS
-retratos para identificación
-muertes por arma de fuego
-suicidios
-accidentes
-asuntos de naturaleza medica
-acontecimientos varios del campo
En las fotografías de identificación se utilizaban clichés especiales que permitía conservar juntos los tres negativos. Antonio García nos cuenta que por aquellas fechas, el trabajo oficial se hacia por contacto, es decir fotos de ficheros (frente, tres cuartos y perfil) en placas de perfil de 4 x 13 cms , en tres clichés juntos, separados por un pequeño margen del cuadraje.
Las fotografías de acontecimientos especiales, como la visita de Himmler , como de altos cargos de las SS. De estas visitas se tomaban un gran numero de fotografías y eran muy solicitadas por las SS. Boix declaro en Nuremberg que debían de conservar el nombre y la fecha, pues muchos SS pedían copias del álbum.
Boix aun siendo un preso con jerarquía, Prominenten (clase alta) su actitud asía sus compañeros no era chulesca ni altanera sino que todo lo contrario era como ellos dicen “uno de los nuestros”, no trataba con superioridad a los pobres del campo.
Boix para conseguir ciertos favores como la colocación de un buen puesto a un compañero, les revelaba los carretes o películas incluso que les hiciera retratos, incluso con sus familias, de este modo conseguía su “clientela”.Un caso de favor fue Joan Tarrago destinado gracias a Boix a las cocinas de las SS, Cereceda en el servicio fotográfico. Era tal la influencia de Boix que en 1943 cuando los policías eran mas benevolentes, se llego a crear una rondalla española en Mauthausen, en la sección de carpintería se podía construir laúdes, guitarras y bandurrias pero la clavijas no se podían hacer, por lo que Boix que participo como interprete de bandurria, consiguió que le llevasen las clavijas de Linz, situada a 20 kilómetros del campo, por medio de un SS de su clientela.
Cuando Boix en el proceso de Dachau presento 30 fotografías, le preguntaron como las había sacado, este contesto que las robo, Ya que tenía orden de destruirlas. Su anterior jefe empezó a destruirlas hasta que se canso y le pidió a el que continuara, el las robaba y escondía. Boix mandaba guardar las fotos a sus compañeros para luego mas tarde pedírselas y dárselas a un kommando que trabajaba fuera del campo. Cortes y unos compañeros conocieron a una familia en el pueblo y le pidieron a Anna Pointner que le escondieras unos negativos, esta accedió hasta su recogida echa por Jesús Grau, Manuel San Martín y el propio Boix.
En cambio tenemos una versión diferente de Antonio García que lo retrata como irresponsable, intrigante y un chivato. Diciendo este que los negativos se los robo Boix. Por lo visto García era algo celoso.
Al acercarse el frente de batalla a Mauthausen en 1945, las SS aprovechando la noche hicieron un relevo de guardia, en el cual la SS desaparece y llega un grupo de bomberos y policía de Viena. Estos le comunicaron a los presos, que su intención no era otra que la de facilitar la entrega del campo a las tropas aliadas. Se llego a un acuerdo por el cual el comité internacional de presos se haría cargo de las cuestiones internas del campo.
El abandono de las SS del campo fue de gran alivio, pero nadie podía asegurar que no volvieran por lo tanto se preparo una organización militar clandestina para la defensa del campo.
Un grupo de españoles comienza la confección de una pancarta con un gran valor simbólico, para dar la bienvenida a los libertadores. El pintor Francesc Teix Perona la llevo a cabo. En el momento que se cuelga la pancarta a lo largo de la balaustrada entre las torres del portal de entrada, Boix coge la cámara y empieza a echar fotos a los acontecimientos, entre ellos la entrada de la primera patrulla americana, se muestra una situación en que soldados americanos, presos y guardianes comparten la misma escena.
Al ser nada más que patrullas se le ordenan que vuelvan, y al día siguiente vuelven para hacerse cargo del campo.
En estas fechas Boix fotografía tanto montones de cadáveres como compañeros suyos con aspecto jovial, propio de la libertad recobrada.
Los americanos quisieron documentar la liberación de Mauthausen con la entrada de un blindado en la Appellplatz, esta escenificación se hizo 7 días después en la que Boix es fotografiado en la balaustrada del portal del campo en unas de las imágenes, mas celebres tomada por el fotógrafo americano Donald Ornitz.
Ya han pasado semanas después de la liberación del campo, todavía hay presos y entre ellos españoles que por razones no quieren o no pueden volver a sus hogares. El campo esta al mando del coronel del ejercito americano Robert R. Seibel. El 23 de mayo se manda una patrulla compuesta por los oficiales Kobus, Smith, Penn y Witterschein y obtienen la información de que en una cabaña de caza se encuentra Ziereis, responsable de Mauthausen y de los campos anejos. Este intento escapar y fue alcanzado en un brazo y vientre. Fue llevado al hospital militar americano de evacuación 131. Le fueron practicadas varias transfusiones de sangre y durante horas fue interrogado. En el interrogatorio se encontraba Boix como único testigo fotográfico conocido de aquel suceso, lo llamo el coronel americano Robert R. Seibel y tuvo la ocasión de hacer fotos y asistir al interrogatorio.
Los 24 fotogramas que se conservan muestran distintos momentos del interrogatorio. En varias sale el coronel Seibel con algunas personas tomando anotaciones. En la ultima fotografía sale el con un brazalete con la inscripción “spanish war reporter-photographer” sacar foto del libro
Lo más sobresaliente del interrogatorio de Ziereis sobre los españoles que el internamiento de los españoles republicanos en los campos de concentración fue con la autorización de las autoridades francesas de Vichy y el gobierno de Franco. También el encargo de proyecto para hacer un centro de exterminio a 7 kilómetros de Mauthausen.
La historia de la famosa pancarta de bienvenida, se le ocurrió a Santiago Bonaque , que rápidamente la organización clandestina del campo le pareció genial. Decidieron que la pancarta aparte que saliera en español también estuviera en ingles y ruso. Bonaque se encarga de la ejecución del encargo. No hay que olvidar la situación: los ss abandonan el campo el día 3 y delega en una tropa de bomberos y policías y estos a su vez delegan de alambradas para dentro en el comité internacional de presos. Un preso se coloca en el tejado que alberga el crematorio y los calabozos, mientras que Teix se instala en los lavabos del bloque 11 y empieza a trabajar sobre la pancarta de 20 metros de largo, compuesta por sabanas. Cuando Teix la termino y salio, su compañero Corona, loco de alegría se la quito de las manos y corrió a toda velocidad hacia los miradores de la entrada. Teix, Sarroca, Ferrer y otros extendieron y fijaron la pancarta sobre la balaustrada que daba al interior de la plaza.
A la vuelta de los campos y con la llegada de Boix Paris, los materiales traídos de Mauthausen, no tardaran mucho en salir y darse a conocer, y Boix elige la prensa cercana al partido comunista Francés.
El Ce Soir le dedica un número especial a Mauthausen y cuyo elemento esencial eran las fotos
La revista ilustrada Regards pública también un reportaje y la portada eran los presos españoles trabajando en Mauthausen.
Las autoridades francesas se interesaron por el para ser testigo en los juicios sobre crímenes de guerra que se preparaban.
En el año 1946 tuvo Boix la ocasión de presentarse como testigo en dos procesos, el de Nurenmberg (tribunal internacional militar) contra la cúpula dirigente del III Reich y pocas semanas mas tarde en el proceso de la sección de crímenes de guerra americana contra 61 antiguos SS de Mauthausen.
En los dos casos estuvo para testimoniar entorno a las fotografías de Mauthausen. Boix fue el testigo que abrió y cerro la sesión y probablemente la intervención de Boix fue la que mas impresionaron en estas sesiones, tanto que el fiscal americano Taylor, como el soviético Poltorak, le dedicaron unas líneas en sus respectivas memorias sobre Nuremberg.
Boix tenia en proyecto escribir un libro con el titulo de “Spaniaker” (manera despectiva de llamar a los españoles las SS) y explicar su experiencia. Su amigo Joaquín tuvo el libro en sus manos y que Boix se lo mando al escritor Andre Wurmser. Cuando en los años 60 la escritora Montserrat Roig se intereso por el, Joaquín escribió a Wurmser diciéndole este que se lo había dejado a Pierre Courtade fallecido poco después que Boix y ya nadie sabe del panadero de este texto.
Durante los escasos 6 años que vivió después de Mauthausen, realizo una labor de difusión de las fotografías y facilito buena cantidad de ellas a organizaciones de supervivientes de los campos, así como la prensa afín a los comunistas franceses.
Francisco Boix muere en Julio de1951 de enfermedad en Paris, Fue enterrado en el cementerio de Thiais, perteneciente a la alcaldía de Paris y en su entierro no fue muy concurrido. En su lapida pone:
“Francisco Boix-Campo. Deportado en 1941 al campo de Mauthausen a la edad de 20 años. Fallecido el 7.7.1951 a consecuencia de su deportación. Demostró un gran coraje al sustraer a los SS unos documentos fotográficos abrumadores para los nazis que impusieron el sistema concentracionario de los deportados en Mauthausen” Todavía hoy varios amigos suyos y compañeros de Mauthausen residentes en los alrededores de Paris y ya octogenarios, se ocupan regularmente de su lapida.


Francisco Boix, el fotógrafo de Mauthausen – Benito Bermejo
" No le busques tres pies al gato "

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3172
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Mensaje por Francis Currey » Jue May 31, 2007 11:52 pm

Kapos Españoles

Página negativa destacada en el conjunto de la deportación fue que, en Mauthausen y Gusen, algunos de nuestros compatriotas, renegando de su pasado, no tuvieron escrúpulos para convertirse en artífices de las prácticas nazis, aceptando ser kapos. El denominado "Kommando César" fue el más "ilustre" y conocido por nuestros deportados. César Orquín, cabeza visible de los kapos, creó una siniestra leyenda a su alrededor. Yo, al haber convivido con él en el campo de concentración francés de Agde y en la misma Compañía de Trabajadores Españoles creada al inicio de la Segunda Guerra Mundial, tuve ocasión de conocerle personalmente.

Natural de Valencia, joven, elegante y cuidadoso de su persona, aunque aparentaba ser un aristócrata decía ser libertario. Confesaba ser descendiente de músicos compositores; mitómano en grado sumo, le gustaba el halago y le placía el ser escuchado. Pese a sus contradicciones plasmadas en considerarse poeta en un momento dado para pasar después a ser autor dramático, doctor o ingeniero, podíamos definirle como un sujeto muy inteligente.

César intentó sacar el mayor provecho posible de la situación tan irreal en la que estábamos inmersos los españoles. Hablando casi correctamente el alemán, no tardó en poner su capacidad intelectual al servicio de los SS. Alcanzada la confianza absoluta del capitan Bachmayer y del Legerkommandant (jefe supremo) Zereis, se le concedió el grado de Oberkapo (cabo superior) con la responsabilidad de organizar un colectivo formado exclusivamente de excelentes trabajadores españoles. Así nació el que simbólicamente conocimos como el Kommando César".


El campo de Mauthausen. Una fortaleza inexpugnable con sus muros de granito y sus altos miradores (Foto SS).

No le resultó difícil agrupar a unos cuatrocientos de nuestros camaradas, imaginando todos ellos que, abandonar el terrorífico trabajo de la cantera de la muerte y estar bajo el mando de un Superkapo español les depararía un trato más humano y ampliaría sus Posibilidades, por tanto, de sobrevivir al infierno de Mauthausen.

¡Vana ilusión! Tanto Cesar como sus ayudantes nombrados por él para "tratar" a sus trabajadores, eran, ante todo, lacayos de los SS., y el comportamiento de alguno de ellos para con sus compatriotas superaba, con creces, el instinto sanguinario de los kapos triángulos verdes alemanes.

Empleados en la industria de armamento en la ciudad de Ternberg, cercana a Linz, el ritmo de trabajo era infernal. Uno de mis amigos, el también valenciano Manuel Ginestar, veterano, junto a otros testimonios, pese a alguna divergencia, llegan a la conclusión de que la conducta de César resultó despiadada, sobresaliendo entre sus ayudantes hispanos su "preferido", un tal Flor de Lis, un joven muchacho de apenas veinte años lleno de instintos criminales que contribuyó enormemente a que el "Kommando César" fuese uno de los que, a ser posible, teníamos que evitar.

Al igual que todos los oberkapos, César Orquín tenía a sus preferidos. Estos, una minoría, llegado el día de la liberación defendieron su actuación fundamentándola en que bajo su mando murieron únicamente cuatro españoles, por agotamiento físico y que bajo la dirección de kapos alemanes el porcentaje hubiese superado el 50%.

La realidad fue otra más diabólica, Centenas de nuestros camaradas, debilitadas sus fuerzas que les imposibilitaban ya ser productivos, no debían morir allí, siendo trasladados a Mauthausen y Gusen donde eran eliminados definitivamente.

El regreso desde Ternberg de numerosos camiones con su triste cargamento y la elección de nuevas víctimas, nos hacía imaginar lo que ocurría en el grupo mandado por el inteligente y a la vez despreciable compatriota. El cinismo de César Orquín llegaba al extremo de elegir entre los desgraciados deportados a cuantos no eran partícipes de sus ideas.

La desaparición de miles de víctimas durante el mayor holocausto de la historia de la humanidad, nos privaron de importantes testimonios esclarecedores y a la vez terroríficos, favoreciendo con ello a los verdugos en los juicios celebrados después de la liberación.

Entre los kommandos que causaron más víctimas de deportados españoles figura el de Steyr.

Los supervivientes de los centenares de compatriotas que lo integraron, jamás olvidarán los nombres de los que bautizamos como "Al Capone", "La ***", "El Bizco", "La Cigüeña" y "El Gitano", todos ellos integrantes del grupo de nueve alemanes que lo componían.

En el mismo hubo participación de kapos españoles. Seis renegados, menospreciando a sus propios camaradas y para protegerse ellos mismos colaboraron con los nazis. Los Ripollés, García, "El Vasco", "El Capitán", "El Gandía", y "Enriquito" fueron, a partir de entonces, fieles observantes de una conducta cruel e indigna.

Uno de mis compañeros que pasó por el Steyr, el cordobés Santiago Centeno, así como otros no inmolados, coinciden al denunciar su salvaje comportamiento, superior al de los kapos alemanes. Ripollés, más conocido por "El Bruto" y "Enriquito" -éste con apenas diecinueve años- se servían de un mango de pico al parecerles insuficiente la vara de buey para "tratar" a sus compatriotas.

Steyr, situado a unos 20 kms. del campo central, hacía que, ya anochecido, el kommando regresase a Mauthausen en un estado físico lamentable, algo semejante al de quienes subían las escaleras de la muerte de la cantera con un trozo de granito a sus espaldas. Tumbados a nuestro lado, ignoraban si al amanecer les quedarían fuerzas para soportar el inhumano trabajo diario.


Muros y miradores ya finalizados (Foto SS).

El terrorífico Steyr fue, después de Gusen y la cantera el más mortífero para los españoles. Su importancia estratégica, la obligatoriedad de trabajar a marchas forzadas obligó a que más tarde su propio campo de reducidas dimensiones fuese montado en su lugar de destino.

Sabíamos lo que ocurría en él. No transcurría un mes sin que llegasen a Mauthausen uno o dos camiones con su ritual cargamento de "accídentados" o físicamente inútiles. Convertirlo en cenizas era posible en Gusen, Melk y Ebensee, todos en el entorno del gran campo de mi internamiento, pero el de Steyr carecia de horno para incinerarles.

El kommando al que aludo, formado en 1942 por un contingente de unos trescientos españoles, durante el verano de 1943 sobrevivieron muy pocos. Torturados durante el tiempo que permanecieron en él, en su retorno no pudieron resistir las torturas de las que, entre otros kapos, sus indignos compatriotas fueron principales ejecutantes.

La organización de exterminio nazi era diabólicamente perfecta. Los flagelados, lisiados, improductivos y moribundos estaban condenados de antemano. Los "señores de raza superior" eran sabedores de que disponían de mano de obra válida para suplir, aunque fuese por tiempo limitado, a todos los seres inocentes que, de forma sistemática, habían exterminado.

Cuanto ocurría en el túnel de Loibl Pass, dentro del kommando de "César Orquín" o en Steyr, no se diferenciaba de otros formados por deportados de distintas nacionalidades.

Considerando nuestro historial vivido en un campo de exterminio nazi, de nuestra lucha antifascista, iniciada ya en la contienda civil, aún hoy, transcurridos más de sesenta años, somos conscientes de la nefasta labor de algunos de nuestros compatriotas, afortunadamente muy pocos, internados en Mauthausen que aceptaron convertirse en kapos.

El instinto de vencer a la muerte que se adueñó de nosotros un vez rodeados de altos muros y alambradas electrificadas, es posible influyera, en buena proporción, a aferrarse a una de las posibilidades de sobrevivir.

El terrible régimen impuesto, constatar que el único destino posible era transformado en humo y ceniza evidenciaba dos alternativas, la muerte o el favor del que disfrutaban los kapos, bien vestidos y alimentados aunque de forma efímera, una falsa ilusión puesto que ellos, ignorándolo, estaban incluidos en la programada solución final. ¡No dejar testigos del holocausto hitleriano!

Dominados por el instinto de conservación, sabían que el mejor camino hacia la esperanza se fundamentaba en la colaboración con los fanáticos SS., hecho que éstos valoraban sabedores de que para el exterminio masivo necesitaban la ayuda de los propios deportados. Abandonar todo sentimiento humano, usar con profusión la vara de buey era exigencia del alto mando nazi para concederles tal privilegio.

El llamado Ramón Vergé, nátural de Jesús (Tarragona), luciendo su brazalete de kapo exponía a viva voz su filosofía. ¡En Mauthausen había que olvidar las ideas y salvar el pellejo!, pensamiento del que no puedo afirmar fuesen partícipes todos los elevados a nuestros verdugos, aunque es bien cierto que nadie fue obligado a ingresar en el siniestro grupo.

Trabajando en la enfermería, la conducta de Vergé fue desconcertante, variable, ya que tanto te ayudaba como aceleraba el proceso de eutanasia para que al desgraciado le fuese inyectada gasolina por vía intravenosa, método usual, aunque es posible que, a su manera, adujese que era una forma de evitar mayor sufrimiento. Se sabe que llegada la liberación, Ramon Vergé fue condenado por un tribunal aliado a doce años de reclusión. Sólo cumplió dos, pasando a vivir en Munich.

Fuente: El Sol se extinguió en Mauthausen de Francisco Batiste Baila

Avatar de Usuario
Shindler
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2586
Registrado: Mar Dic 05, 2006 10:31 pm

Mensaje por Shindler » Vie Jun 01, 2007 12:05 am

Imagen
El fotógrafo Francisco Boix en el campo de concentración de Mauthausen.
cervantesvirtual.com

MAUTHAUSEN. CUADRAGÉSIMA QUINTA JORNADA. Martes 29 de enero de 1949. Sesión de la mañana.
(Se hace entrar al testigo Francisco Boix)
Dubost.- Continuamos. El tribunal recuerda que ayer por la tarde proyectamos seis fotografías de Mauthausen que nos han sido proporcionadas por el testigo que todavía está en el estrado y que fueron comentadas por él. Este testigo indicó particularmente en qué condiciones fue tomada la fotografía que representa a Kaltenbrunner en la cantera de Mauthausen. Depositamos estas fotografías bajo el número RF-332 como documento francés. Permítanme hacer una pregunta más a este testigo y habré terminado con él, al menos en cuanto a lo esencial de esta declaración. (Dirigiéndose a Boix) testigo, ¿reconoce usted entre los acusados a algunos de los visitantes del campo de Mauthausen a quienes haya visto cuando estaba internado?
(El testigo se vuelve hacia el banco de los acusados, se levanta y señala con el dedo)
Boix.- Speer.
leyendoalasombra.blogia.com


Gracias por estar
"La esclavitud crece sin medida cuando se le da apariencia de libertad."
Ernst Jünger

sants
Usuario
Usuario
Mensajes: 23
Registrado: Sab Jun 02, 2007 11:55 am
Ubicación: Málaga, segunda parada en mi exilio.

Mensaje por sants » Mar Jun 19, 2007 9:44 am

¿Sabriaís de algun libro en el que se ahondara en el tema de los kapos españoles dentro de los campos de concentración? Me sería de gran utilidad de cara a un trabajo que estoy haciendo en la universidad....

Gracias.
Aunque el otoño de la historia cubra vuestras tumbas con el aparente polvo del olvido, jamás renunciaremos ni al más viejo de nuestros sueños.

Avatar de Usuario
TMV
Moderador
Moderador
Mensajes: 1729
Registrado: Sab May 27, 2006 2:16 am
Ubicación: Sitges (Barcelona)
Contactar:

Mensaje por TMV » Mar Jun 19, 2007 8:53 pm

sants escribió:¿Sabriaís de algun libro en el que se ahondara en el tema de los kapos españoles dentro de los campos de concentración? Me sería de gran utilidad de cara a un trabajo que estoy haciendo en la universidad....

Gracias.
Hola.

Hay un libro de Montserrat Roig "Els catalans als camps Nazis" (Ediciones 62) en el que se trata el tema.

El único problema es que yo sólo conozco la edición en catalán, pero si necesitas algo en concreto díme el qué y te lo envio traducido (si no conoces el catalán, claro está, aunque me consta que sí).

Por otra parte si necesitas cualquier cosa al respecto y yo dispongo de ella, cuenta con ella, díme que necesitas.

Un saludo
Kühnheit, Kühnheit, immer Kühnheit...
http://www.callejondelpau.es

sants
Usuario
Usuario
Mensajes: 23
Registrado: Sab Jun 02, 2007 11:55 am
Ubicación: Málaga, segunda parada en mi exilio.

Mensaje por sants » Mié Jun 20, 2007 11:07 am

Muchas gracias TMV!

Acabo de encontrar el libro que me has recomendado, lo tienen aqui en la UMA...aunque en la biblioteca de derecho, algo muy "lógico", pero que no me extraña...gran parte de los libros sobre temas históricos estan en cualquier sitio menos en la biblioteca de letras (libros sobre historia del mundo antiguo en dirección de empresas, arqueologia romana o movimientos antifranquistas en psicología, y así sucesivamente...)

Está en catalán pero ya te comenté en su momento que soy de barcelona y estoy aqui de rebote, así que no creo que tenga muchos problemas, aunque agradezco mucho tu ofrecimiento. Igualmente si puedo serte de ayuda en algo, ya sabes donde estoy, aunque en vistas de tu dominio en estos temas no que te vaya a ser de gran ayuda :wink: .

Gracias por todo, y a ver si cuando acabe los examenes puedo colaborar un poco más por aqui!
Aunque el otoño de la historia cubra vuestras tumbas con el aparente polvo del olvido, jamás renunciaremos ni al más viejo de nuestros sueños.

Avatar de Usuario
Aurea_Lib
Usuario
Usuario
Mensajes: 7
Registrado: Lun Jun 18, 2007 4:01 pm
Ubicación: Catalunya

Mensaje por Aurea_Lib » Mié Jun 20, 2007 1:55 pm

Hey!

"Els catalans als camps nazis" si que está en castellano bajo el titulo de "Noche y niebla: Los catalanes en los campos nazis".

Excelente libro que a mi me fue de gran ayuda aparte de por el libro en si por las listas que incluye.

PD: Aprovecho y recomiendo también: "Españoles en el holocausto" de David Wingeate Pike (Que por cierto al parecer hay ciertas disputas entre Benito Bermejo y Pike por el asunto del rescate de las fotografías de Mauthausen, por mi parte agradezco que Pike ayudara a limpiar el nombre de Antonio García aunque no comparto su opinión de Boix)

Nomada_Karpetano
Usuario
Usuario
Mensajes: 41
Registrado: Vie Abr 13, 2007 12:09 am

Mensaje por Nomada_Karpetano » Mié Jun 20, 2007 5:17 pm

Yo también recomendaria el libro de David WIngeate Pike, que señala Aurea-Lib. Esta en edición de bolsillo y creo que es asequible.
Sobre el tema de los Kapos españoles he leido algo pero muy poco. Solo ¨salpicaduras¨ en los libros pero no como tema a tratar. De todas maneras si veo algo te lo comento. Tengo varios libros entre manos.
Un saludo y animo!!

Editado: En el libro ¨El sol se extinguió en Mauthausen¨de Francisco Batiste Baila, pags 73-95. Kapos españoles.
Tengo el libro por si quieres que te mire algo.

Avatar de Usuario
David L
Administrador
Administrador
Mensajes: 2333
Registrado: Mar Oct 11, 2005 4:23 am
Contactar:

Mensaje por David L » Sab Jun 23, 2007 1:41 am

Imagen
fuente http://image.casadellibro.com/a/l/t0/11 ... 710011.jpg

Aquí dejo la portada del libro de David Wingeate Pike sobre los republicanos españoles en Mauthausen. Yo le leí hace un par de años y puedo asegurar que no os defraudará.

Un saludo.
Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra... elegisteis el deshonor y tendréis la guerra.

Winston Churchill a Chamberlain.

sants
Usuario
Usuario
Mensajes: 23
Registrado: Sab Jun 02, 2007 11:55 am
Ubicación: Málaga, segunda parada en mi exilio.

Mensaje por sants » Sab Jun 23, 2007 1:43 am

Hola de nuevo, y muchas gracias a todos por vuestras aportaciones!

Por cierto nomada_karpetano, si no fuera mucha molestia, podrías mirar en ese libro que me dices (no está en málaga, ni en la penosa biblioteca de la UMA ni en ninguna otra de toda andalucía según el catalogo de la junta de andalucia, en FNAC de marbella descatalogado y van a tardar en mandarmelo y en fin, complicado...) si hay alguna referencia al destino final de Indalecio Gonzalez Gonzalez, uno de los kapos españoles, ya que he encontrado dos informaciones distintas: según la primera fue ejecutado por los aliados, y según la segunda fue juzgado y condenado, pero tras cumplir la condena recobraría la libertad.

Si no es mucho molestar, agradecería que lo miraras...
Aunque el otoño de la historia cubra vuestras tumbas con el aparente polvo del olvido, jamás renunciaremos ni al más viejo de nuestros sueños.

Avatar de Usuario
David L
Administrador
Administrador
Mensajes: 2333
Registrado: Mar Oct 11, 2005 4:23 am
Contactar:

Mensaje por David L » Sab Jun 23, 2007 2:01 am

Hola sants, mira en el post de Gusen, acabo de publicar un post en los que Wingeate Pike menciona los procesos a los kapos españoles de Mauthausen y el mencionado Gusen.

Un saludo.
Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra... elegisteis el deshonor y tendréis la guerra.

Winston Churchill a Chamberlain.

sants
Usuario
Usuario
Mensajes: 23
Registrado: Sab Jun 02, 2007 11:55 am
Ubicación: Málaga, segunda parada en mi exilio.

Mensaje por sants » Sab Jun 23, 2007 2:31 am

Acabo de verlo David. Muchas gracias por tu aportación!
Aunque el otoño de la historia cubra vuestras tumbas con el aparente polvo del olvido, jamás renunciaremos ni al más viejo de nuestros sueños.

Nomada_Karpetano
Usuario
Usuario
Mensajes: 41
Registrado: Vie Abr 13, 2007 12:09 am

Mensaje por Nomada_Karpetano » Sab Jun 23, 2007 11:43 pm

Sants, me he repasado un par de veces el capitulo y no sale nada de Indalecio.
Mañana intento hacerte un resumen de los Kapos que nombra. Aunque el capitulo es grande, la informacion no es mucha.
Un saludo y para nada molestias, al reves, un placer. Si encuentro algo te lo comunico.

Nomada_Karpetano
Usuario
Usuario
Mensajes: 41
Registrado: Vie Abr 13, 2007 12:09 am

Mensaje por Nomada_Karpetano » Dom Jun 24, 2007 9:55 pm

el libro de Batiste en la red.
http://www.ceibm.org/fcobaba0000.html

Avatar de Usuario
Kasparov
Miembro
Miembro
Mensajes: 278
Registrado: Sab Jun 16, 2007 6:00 pm
Ubicación: Barcelona

Mensaje por Kasparov » Lun Sep 03, 2007 12:31 pm

Ayer mismo, comentandolo con el amigo Shindler, estaba viendo un documental de la BBC:
Auschwitz y la Solución Final

En el documental, muy completo, incluyendo entrevistas con Hans Friedrich, miembro de la I brigada de infantería de la SS, que participó en las matanzas de judíos que tuvieron lugar en Ucrania en 1941, Oskar Groening oficial de la SS, y algunos catalanes como Neus Català, prisionera en Ravensbrück, Kazimierz Piechowski, prisionero político polaco que participó en una de las más atrevidas fugas que tuvieron lugar en Auschwitz, y algunos más.

Por si a alguien le interesa.

Saludos!
Última edición por Kasparov el Lun Sep 03, 2007 2:58 pm, editado 2 veces en total.
Imagen

"Nosotros no queremos que triunfe un partido ni una clase sobre los demás; queremos que triunfe España como unidad, con una empresa futura que realizar en la que se fundan todas las voluntades individuales. Esto hemos de conseguirlo aún a costa de los mayores sacrificios, pues es mil veces preferible caer en servicio de tal empresa que llevar una vida lánguida, falta de ideal, sin otra meta ni ambición que llegar al día de mañana"

José Antonio Primo de Rivera y Sáenz de Heredia

Responder

Volver a “Campos de concentración y exterminio”

TEST