pub01.jpg

Los Campos de concentración norteamericanos

Los Campos de la Muerte del Tercer Reich

Moderador: José Luis

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1061
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Los Campos de concentración norteamericanos

Mensaje por pastelsjl » Lun Dic 09, 2013 8:58 pm

"Leí que en un tren que llego el 1° de mayo descargaron tres cadáveres y que siete se salvaron gracias a una operación de urgencias, En nuestro centro había un médico evacuado, no había enfermeras. Aquella noche, el médico hizo siete operaciones de cirugía mayor de urgencias en el despacho del pabellón., encima de una mesa de comedor y sin agua corriente., y cuando se quedó sin luz, continuo con una linterna.

" El primer invierno que pasamos allí --- relata Frank Emi --- nevó a mediados de setiembre y no teníamos ni abrigos. Eramos del sur de California donde siempre hacia buen tiempo El primer invierno hizo un frío horroroso. Fue el invierno más frío de la historia de Wyoming. Llegamos a 30° bajo cero."

" Eramos siete. En una habitación de veinticuatro metros cuadrados viviamos tres familias. Antes de entrar al campo --- recuerda Aiko-- no tuve ninguna relación sexual... y hacer el amor encma de un colchón de paja era un escándalo. Solo que moviésemos un dedo crujía crujia, crujía, pero un año después tuve un hijo. Por desgracia fue un niño con una salud muy delicada por culpa de la falta de alimentos y de leche."

" La familia se desintegró inmediatamente, no comía con mis padres --- señala James Hirabayashi, del centro de reubicación del lago Tule en California--- sino con los chicos de mi edad". "No vivías no los padres o con la familia más inmediata, los niños se agrupaban en bandas --- dice Chizuko Omori --- íbamos siempre en bandas, podías escaparte de la familia con facilidad. Solo tenías que desaparecer y todos lo hacían".

" Los catálogos de Sears --- dice la nisei Hisaye Yamamoto --- y de Montgomery llegaban con el cargamento de los camiones y estoy segura que hicieron un fortuna. Leíamos el catalogo de esas empresas como si se tratase de la Biblia--- dice Aiko---. Yo recuerdo que memoricé la página que anunciaba los caramelos de chocolates de Sears y la página que anunciaba los pañales. Recuerdo que cuando los ojeaba pensaba: este vale tres dolares, nosotros solo cobrábamos 16, cuanto nos queda para llegar a fin de mes"

"

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1061
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Los Campos de concentración norteamericanos

Mensaje por pastelsjl » Lun Dic 09, 2013 9:39 pm

"Leí que en un tren que llego el 1° de mayo descargaron tres cadáveres y que siete se salvaron gracias a una operación de urgencias, En nuestro centro había un médico evacuado, no había enfermeras. Aquella noche, el médico hizo siete operaciones de cirugía mayor de urgencias en el despacho del pabellón., encima de una mesa de comedor y sin agua corriente., y cuando se quedó sin luz, continuo con una linterna.

" El primer invierno que pasamos allí --- relata Frank Emi --- nevó a mediados de setiembre y no teníamos ni abrigos. Eramos del sur de California donde siempre hacia buen tiempo El primer invierno hizo un frío horroroso. Fue el invierno más frío de la historia de Wyoming. Llegamos a 30° bajo cero."

" Eramos siete. En una habitación de veinticuatro metros cuadrados viviamos tres familias. Antes de entrar al campo --- recuerda Aiko-- no tuve ninguna relación sexual... y hacer el amor encma de un colchón de paja era un escándalo. Solo que moviésemos un dedo crujía crujia, crujía, pero un año después tuve un hijo. Por desgracia fue un niño con una salud muy delicada por culpa de la falta de alimentos y de leche."

" La familia se desintegró inmediatamente, no comía con mis padres --- señala James Hirabayashi, del centro de reubicación del lago Tule en California--- sino con los chicos de mi edad". "No vivías no los padres o con la familia más inmediata, los niños se agrupaban en bandas --- dice Chizuko Omori --- íbamos siempre en bandas, podías escaparte de la familia con facilidad. Solo tenías que desaparecer y todos lo hacían".

" Los catálogos de Sears --- dice la nisei Hisaye Yamamoto --- y de Montgomery llegaban con el cargamento de los camiones y estoy segura que hicieron un fortuna. Leíamos el catalogo de esas empresas como si se tratase de la Biblia--- dice Aiko---. Yo recuerdo que memoricé la página que anunciaba los caramelos de chocolates de Sears y la página que anunciaba los pañales. Recuerdo que cuando los ojeaba pensaba: este vale tres dolares, nosotros solo cobrábamos 16, cuanto nos queda para llegar a fin de mes"

" Cuando construyeron los campos, no pensaron en las tiendas, --- señala el issei japonés Shosuke Sasaki --- y para hacer la cooperativa tuvimos que ocupar la unidad de esparcimiento; es decir, el pabellón vacío que había en cada calle. Les preguntamos si los podíamos utilizar porque no lo hacía nadie más. Nos dijeron que si, pero que teníamos que pagar un alquiler. En este campo de concentración nos cobraban alquiler...¡¡¡"

Oficialmente cualquiera que tuviese una dieciseisava parte de sangre japonesa tenía que ser evacuado. A finales de verano de 1942 nuestras comunidades de la costa oeste y Alaska desaparecieron. Las perdidas económicas de nuestros padres issei fueron considerables, pero aún fue más importante la perdida de la posición social y familiar, cuando el gobierno los despojó sistemáticamente de de su papel de cabeza de familia, las autoridades dieron el liderazgo a sus hijos nssei, sobre todo con los nissei la mayor arte a duras penas aún eran adolescentes
" Estoy seguro que las autoridades pensaban que los prisioneros de habla japonesa representaban un peligro muy grande; por tanto, buscaban que el poder estuviese en manos de los nissei, sobre todo con los nissei que cooperaban con la dirección del campo. Esto provocó una gran tensión."

A medida que los nissei perdían poder, crecía el resentimiento, sobre todo entre los hombres jóvenes que eran designados a ocupar lugares de poder, pero los issei pensaban que los nissei no estaban preparados para mandar --- opina Aiko --- y les molestaba que les hubiera despreciado, incluso había un grupo que tenía nombre la JACL --- la liga de ciudadanos japoneses---americanos---, que era consideraba traidores y delatores. La JACL, nos instaba a cooperar con la clase dirigente que nos había obligado a dejar nuestras casa y nos envio a una zona militar para vivir. Unas áreas, que con el tiempo se extendieron para alojar a toda la gente de California y las zonas de Washington, Oregon y Arizona.

El gobierno inició el conflicto de nuestros representantes que polarizó la comunidad. La JACL no era una opción popular y aumento el resentimiento. En diciembre de 1942, en el centro de reubicación de Poston , donde estábamos nosotros, estalló la tensión, a raíz de la paliza recibida por un líder de la JACL, sospechosos de colaborar con las autoridades

continuará

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1061
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Los Campos de concentración norteamericanos

Mensaje por pastelsjl » Mar Dic 10, 2013 10:13 pm

" Los agresores fueron encarcelados, el vampo estallo y hubo una importante huelga. Estaba todocerrado. La gente se negaba a trabajar--- señala Chizuko Omori--- y durante tres o cuatro días se encendieron hogueras. Hubieron discursos directos y sin tapujos.. Mi padre participo activamente, lo que empezó como una protesta contra la detención y encarcelamiento de esas personas acabo siendo una protesta general. Como consuelo saber que habíamos protestado y saber que mi padre participo puede parecer raro, pero también fue un consuelo saber que había colaboradores. Si había gente mala, por fuerza también habían héroes. Conocí a uno. El personaje central de los disturbios de diciembre de 1942 en Manzanar, nuevamente provocado por la agresión a un miembro de las JACL. Aquel hombre, amante de la cocina, se convirtió en mi héroe, por su resistencia, valentía y empuje."

Harry Ueno nascio en Hawai en 1907. A los ocho años lo enviaron a Japón a educarse con sus abuelos. Cuando llego a los Estados Unidos a los 16 años salto del barco y llego nadando a las costas de Tocoma, Washington. Era un kibei, nacido en los Estados Unidos, pero educado en Japón Para las autoridades. los kibei eran un problema especial., los consideraban muy japoneses y no auténticos americanos. ¿ Donde estaban sus lealtades ? En mayo de 1942, Harry, su mujer y sus tres hijos fueron los primeros en llegar al centro de reubicación de Manzanar. Harry encontró trabajo en el comedor donde habían más de 1200 trabajadores. La mayoría eran nissei, japoneses de primera generación y kibeis como Harry. Harry organizó el comedor en medio del caos que representaba alimentar a 10000 internos. Era inmensamente popular entre la gente, pero muy impopular entre la dirección. Investigó la falta de alimentos y acusó públicamente a un par de administradores blancos de robar carne y azucar que vendían en el mercado negro. Harry investigo el robo que llego a algunos empleados de la dirección, en particular a Ned Campbell, el director adjunto y, por pura coincidencia, mientras Harry investigaba el robo, unos hombres enmascarados apalizaron a Fred Tayama, uno de los lideres de la JACL. Acusaron a Harry de la agresión, lo detuvieron y encerraron en la prisión de Manzanar. Hacía la media noche lo esposaron y se lo llevaron en un coche conducido por Ned Campbell. Se lo llevaron clandestinamente a la prisión de Independence, una ciudad cercana. Al día siguiente por la tarde volvió a la prisión de Manzanar. Casi la mitad del campamento, unas 4000 personas se concentraron para pedir su liberación., pero el director del campo se negó a negociar y aviso al ejército. Aquella noche los seguidores de Harry salieron a la calle para cantar canciones japonesas, mantener la moral alta y no pasar frío.

" El sargento de la policía militar iba de un lado para otro mientras gritaba a los policías: Recordad Pearl Harbor, Cuando llegaron los policias lanzaron gases lacrimógenos, toda la gente estaba cubierta de gas y de humo y no se veía nada, la gente huía corriendo. entonces oí seis tiros cerca del cuerpo de guardia. Cuando el gas se disipó, Harry vio un hombre en tierra"

Un japonés asesinado en Manzanar. Se cree que es de Pasadena, rezaba el periódico ." Después de eso, desapareció todo el mundo, no se veía un alma, solo se oían las campanas del comedor, que sonaban todas a la vez, no sabíamos cuanta gente había muerto".

Casualmente esto sucedía el 6 de diciembre de 1942, justo un día antes del primer aniversario de Pearl Harbour,

El ejército actúa para sofocar las revueltas de Manzanar --- informan los periódicos --- estallidos de violencia cuando los japoneses partidarios del eje celebran el bombardeo de Pearl Harbour.

Después de los tiroteos encerraron a Harry y más gente en la prisión de la ciudad de Bishop, Era el principio de una odisea que duraría un año por siete prisiones diferentes. No lo acusaron de ningún delito, pero no le permitieron despedirse de su familia, que no vería en un año.

" Los tiroteos de Manzanar tuvieron una gran repercusión en todos los campo, en Washington e incluso en Japón. Los campos se estaban convirtiendo en una carga. Las autoridades temían que pudiesen llegar a depender de la ayuda gubernamental como los norteamericanos nativos. Estudiaron la posibilidad de cerrar los campos y reconvertirlos otra vez en mano de obra, y porque no nos soltaban y ya esta: parte del problema era la imagen pública que el gobierno había forjado de nosotros, decían que era imposible distinguir entre quien era leal y quien no. Nos dijeron que una demostración de lealtad era presentarse voluntario a una unidad de combate integrada por japoneses---americanos, los encargados del reclutamiento fueron a los campos y a Haway, eso fue una sugerencia de la JACL. Un cuestionario determinaba quien era apto para el ejército.. Nos lo dieron como un simple formulario, pero en el fondo era una prueba más."

" El cuestionario que era obligatorio para todo el mundo que fuera mayor de 17 años --- dice Aiko Omori---, se partió a partir de 1943, aparentemente era un formulario para acreditar la lealtad de la gente, para que pudiesen abandonar los campos y el gobierno pudiera decir que tenían ese papel para demostrar que esa gente era leal, esa era , aparentemente la intención

continuara

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1061
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Los Campos de concentración norteamericanos

Mensaje por pastelsjl » Mié Dic 11, 2013 7:46 pm

" Cuando nos dieron el cuestionario solo estaba en inglés, no nos dieron ninguna traducción oficial y muchos de nuestros padres no lo podían leer. Sin que nosotros lo supiésemos, las respuestas se puntuaban según un sistema de puntos positivos y negativos; por ejemplo, si la persona era cristiana dos puntos positivos, si era sintoista rechazad, si leía, escribía y hablaba japonés correctamente, dos puntos negativos; pero a la vez los japoneses que hablaban japonés con fluidez eran reclutados por el servicio de espionaje militar en el MIS como traductores."

" Cuando leí las respuestas --- dice Aiko Omori --- vi donde iba la historia del gobierno americano y la actitud de la gente hacia este grupo minoritario concreto. Llegamos como los últimos emigrantes, se aprobó una ley que negaba nuestra nacionalidad, se aprobó una ley que restringía nuestro sistema de ganarnos la vida porque no podíamos comprar propiedades, ni podíamos alquilar una tierra más de tres años, no nos podíamos casar fuera de nuestra etnia, no podíamos vivir donde queríamos, había llegado un punto en nuestras vidas que nos castigaban por todo lo que la otra cultura y eso nos parecía profundamente antiamericano"

" Habían dos preguntas que eran especialmente problemáticas, la 27 preguntaba si estábamos dispuestos a alistarnos el ejército y la 28 nos exigía que renegásemos a cualquier forma de lealtad al emperador del Japón, querían un simple si o no; pero para nosotros decir un si o un no, no era tan simple."

"Cuando miró la luna llena y veo un hombre sonriente, después veo un conejo con las orejas hacia atrás. En la tradición japonesa, el paisaje lunar es un conejo que tritura arroz. Nos pedían que dejásemos de ver el conejo. A mi, me es imposible hacerlo --- dice Aiko ---, pero en ese cuestionario nos exigían que declarásemos nuestra lealtad al hombre o al conejo de la luna"

" Cuando el cuestionario llego a nuestro campo --- sigue Aiko ---, Poston, el gobierno se dio cuenta de la locura que representaba la pregunta 28, que pedía a nuestros padres que renegasen de la lealtad al Japón, cambiaron la pregunta para que mi padre contestase que si, sin perder la nacionalidad japonesa, pero entonces nuestros padres decidieron que ya no querían quedarse en Estados Unidos, nuestro padre pidió la repatriación al Japón, eso colocaría automáticamente a toda nuestra familia en la categoría de desleales o rechazados. Pensaban que allí no tenían futuro, que los habían tratado de una manera infame , y como tenían propiedades familiares en el Japón, preferían volver y rehacer su vida allí. Para mi, aquello fue demoledor, tenía 13 años y protesté enérgicamente. Yo les decía que yo no era japonesa que era americana y mi madre me contestaba que hacia es este campo si era americana".

Las comunidades se desintegraban, las familias se separaban, la jerarquía tradicional disminuía. La introducción del cuestionario fue una puñalada a los campos. La angustia que provocaba en los pabellones era palpable en todos los pabellones. Si los padres emigrantes renunciaban a su lealtad al Japón se convertían en apátridas, si los hijos norteamericanos renunciaban a su lealtad a los Estados Unidos se convertían en apátridas y... ¿ Que pasaba con losa matrimonios de nacionalidad diferentes ? Muchos jóvenes no se querían presentar al ejército para luchar contra sus parientes y si caían muertos o quedaban mutilados ¿ Quien cuidaría a los ancianos que estaban arruinados ? Acabarían en un país que los traicionó. No tenía nada que ver con la libertad, sino que era una situación muy extraña: encierras a un grupo de persaonas en la cárcel uy les preguntas si les son leales o no."

" En el centro de detención del lago Tule al norte de California la oposición al cuestionario fue más rotunda. Pabellones enteros se negaron a contestarlos. Nuestra resistencia cogió al gobierno por sorpresa. Porque teníamos que decir que si --- dice Hiroshi Kashiwagi del centro de reubicación del lagio Tule--- si seríamos leales después de tratarnos de esa manera; no nos trataban como ciudadanos nos abolieron los derechos, lo único que podíamos hacer era protestar".

La protesta y la resistencia fue tan enérgica en el lago Tulle que el gobierno no llego a completar el reclutamiento, y el campo se convirtió en el centro de segregación del lago Tule donde el gobierno enviaba a los que consideraba desleales. Eso incluía a casi todos los que habían contestado negativamente a la pregunta 28, a los que matizaron las respuestas o se negaron a contestar. También incluía a los que pidieron volver al Japón y a cualquiera que los directores de los campos quisiesen perder de vista. La política de segregación aún dividía más a nuestra comunidad. La gente del lago Tule fue tildada de desleal, una tara que arrastró toda la vida, cerca de 12000 personas fueron trasladadas al lago Tule. La mayoría de prisioneros leales fueron trasladados a otros campos. Aunque nuestra familia fue considerada desleal, no se sabe porque, no fuimos trasladados al lago Tule, y nos ahorramos el sufrimiento que se padecía. En el lago, la resistencia aumentaba a medida que se deterioraban las condiciones. Levantaron una valla doble de 2,5 metros. La administración envió al ejército para eliminar la disidencia. Llegaron tanques, y el miedo y la paranoia se extendieron por el campo.Detenían hombres en batidas nocturnas a veces a punta de pistola y los encerraban en la prisión militar. En el momento de máxima tensión encerraron a más de 300 hombres. En señal de rabia, frustración y hartos del trato degradante que recibían hay quien decidió renegar de los Estaos Unidos. Pedimos renunciar a la nacionalidad --- dice Hiroshi Kashiwaga --- y el congreso aprobó una ley para que lo pudiésemos hacer y renunciamos a nuestra nacionalidad".

Más de 5000 japoneses--americanos renunciaron a la nacionalidad americana. " Cuando lo pienso --- dice Hiroshi --- veo que fue una mala decisión, porque el gobierno nos volvió a engañar. Nos pusieron en una situación que nos hizo pensar que la nacionalidad no tenía ninguna importancia, y después te das cuenta que tenía mucha y que habíamos renunciado a una cosa muy importante".

Cuando se acercaba el final de la guerra y se preparaban para enviar al Japón a toda la gente que renunció a la nacionalidad americana, muchos se dieron cuenta que tomaron una decisión irracional y la quisieron reparar. Hicieron falta más de 20 años y más de 10 000 declaraciones juradas para que esta gente recuperase la nacionalidad

En Haway, a pesar de Pearl Harbour, permitieron que nueras comunidades permaneciesen intactas: No hubo desplazamientos masivos y nadie tuvo que responder al cuestionario de lealtad. En Haway, casi 10 000 japoneses se presentaron voluntarios.

En los campos el número de voluntarios para la unidad militar segregada no cumplió las expectativas del gobierno. En Enero de 1944. ante la necesidad de efectivos de reserva para las unidades de americanos---japoneses en combate, el servicio de selección restituyo el reclutamiento obligatorio en los campos. " Cuando lo supimos, no nos lo creíamos --- dice Frank Emi, del centro de reubicación Heart Mountain, Wyoming--- no pensamos que el gobierno reclutase la gente de los campos igual que la gente que viv{ia en libertad.

continura

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1061
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Los Campos de concentración norteamericanos

Mensaje por pastelsjl » Jue Dic 12, 2013 1:18 am

El reclutamiento voluntario provocó confusión y se iniciaron las protestas no porque les reclutasen, habían muchos que querían luchar, sino porque restablecían los derechos antes de entrar en el ejército.

" De entrada me tildaron de extranjero enemigo en el reclutamiento --- dice Mits Koshiyama de Heart Mountain --- y pensé: Ostras, porque no soy un extranjero enemigo, soy un ciudadano americano. No lo podía entender"

El comité de conducta legal, que paso de uno a siete, Frank Emi fue uno de los líderes: hubo quien decidió plantarnos y declarar nuestra disconformidad, hasta que aclarasen nuestros derechos y restableciesen nuestras garantías constitucionales.

El comité de conducta legal envió comunicados de prensa a los diarios más importantes y a las agencias de noticias, Ningún diario publico su historia, excepto uno: " El único diario que publico nuestros comunicados --- dice Emi --- fue el Rocky Shimpo. Entonces James Omura era el editor de la edición en inglés. No solamente publico los comunicados que

le enviaba sino que, desde la editorial nos apoyo diciendo que luchábamos por un principio constitucional y que teníamos todo el derecho a hacerlo. Con ello, se ganó nuestro respeto."

" Sabía que tomar esa postura era arriesgado --- dice James Omura --- siempre supe que nos movíamos en un terreno peligroso, pero tenía l sensación de no profundizar en el tema, que no entrábamos en el terreno de la sedición."

" La dirección y la liga de ciudadanos japoneses--americanos orquestaron una campaña para desprestigiar y aislar la resistencia, nos hicieron creer que la única manera de ser norteamericanos leales -- señala Emi --- era no cuestionar la cooperación con el gobierno, costase lo que costase".

Junto al cuestionario, el reclutamiento y la resistencia, dividieron profundamente nuestra comunidad. En total 315 hombres se negaron a ser reclutados, 263 fueron declarados culpables y condenados a penas de prisión federal. James Omura fue juzgado por conspiración por haber dado apoyo a la resistencia al reclutamiento. Lo absolvieron después de estar seis meses en prisión esperando el juicio, hecho que lo arruino. Los siete miembros del comité de conducta legal, fueron juzgados y condenados a penas de prisión federal. Frank Emi estuvo estuvo 18 meses en el centro federal penitenciario de Libenwotrh, él y los otros líderes del comité de conducta legal recurrieron a un tribunal superior que les revocó la condena. " Nos revocaron la condena --- recuerda Emi --- hacia el 29 de diciembre, pero hasta abril o mayo de 1946 no nos soltaron".

" Frank estaba casado y tenía dos hijos --- dice Mits Koshiyama --- y seguramente no lo hubieran reclutado; no obstante esta la conciencia que le dictaba que legal y moralmente eso no estaba bien y que tenía que luchar por los derechos de los reclutados"

En diciembre de 1947, el presidente Harry Truman concedió una amnistía para todos los resistentes y les restituyo los derechos civiles. Pero en nuestra comunidad, la ruptura entre los resistentes y los que se habían alistado a filas aún no se ha superado.

" Ser resistente es un estigma porque para los japoneses--americanos porque los que a}se alistaron en el ejército y entraron en combate eran unos héroes, era gente muy valiente. Pero este estigma que arrastramos es culpa de la liga de japoneses--americanos que siempre que abríamos la boca nos quería hacer creer que nuestra oposición va en contra de los veteranos de guerra, hecho que no es verdad puesto que tenemos hermanos combatientes y gente de nuestro grupo tenía hermanos en la unidad 442. No hemos estado nunca en contra de los veteranos".

Mits Koshiyama estuvo más de dos años en el centro penitenciario federal, en la isla Mc Neil y su hermano mayor fue reclutado por el servicio de espionaje militar.

" Nos decían continuamente que si no fuese por el sacrificio de la unidad 442 no hubiésemos podido volver a California tan pronto, pero lo que nos habían hecho no estaba bien no entiendo porque habían de alistarnos"

continuara

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1061
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Los Campos de concentración norteamericanos

Mensaje por pastelsjl » Jue Dic 12, 2013 10:19 pm

"Johny, el hermano pequeño de Hisaye Yamamoto estuvo en la unidad de combate 442. Murió en Italia".

"Rta el sumo de la ironía que hubiese nissei en los campos de concentración, se presentasen voluntarios en el ejército estadounidense para entrar en las unidades segregadas que luchaban por la democracia, y cuando piensas que lo hacían para demostrar su lealtad, es alucinante".

" Cuando se acabo la guerra, hubo quien lo celebro, otros se retiraron a los pabellones y no salieron durante días. Muchos tenían familias en Hiroshima y Nagasaki, todos sufrían por nuestras familias en el Japón, había quien pensaba que era un engaño y se negaban a creer que el Japón había perdido, la mayoria nos tranquilizamos, pero nos invadió la angustia, ya que nos encontrábamos en un futuro incierto : un anciano, por ejemplo, se escondió en el pabellón del miedo que le hacia salir de ahí. Sólo nos dieron unos días para recoger todo lo que pudiésemos de los campos. Allí quedaron los restos de la salida precipitada: una gorra de invierno, un guante pequeño y un pote de manteca de cacahuete medio vació. Grupos de gatos y perros famélicos campaban por los campos desérticos."

" La mayoría de los isseis rondaban los 50 y 60 cuando los encarcelaron. Ahora yo tengo 50 y me cuesta imaginar que significaba perder la casa, el coche, el trabajo y empezar de cero. Ahora entiendo mejor lo que perdieron mis padres, lo que perdimos todos y los esfuerzos que tuvieron que hacer después de la guerra. Y también entiendo mejor que no hablamos mucho. Había presiones internas y externas de nuestra comunidad para que se aceptase la versión oficial de lo que había pasado, y de hechos atroces que pasaron a otros durante la guerra que empequeñecían la importancia de nuestro encarcelamiento y nuestras quejas. Al final de la guerra, los que fueron a Japón se encontraron un país en ruinas, allí no nos quedabas nada. Salimos del campo inmigrantes nuevos con 25 dolares de sueldo gubernamental para compensar todo lo que habíamos perdido y entramos en un país que nos era extraño ¿ Que lugar ocupábamos en la gran familia americana ? "

" Fuimos al sur de California y abrimos un vivero de peces de colores. Nos trasladamos a la costa y cultivamos una tierra alquilada cerca de la carretera solitaria de la base militar de camp Pendenton. Vivíamos en la última parada de autobús, al pie de una montaña cerca del depósito de agua. La casa era rudimentaria, las paredes irregulares, sin agua caliente y con una comuna fuera de la casa. Yo me lavaba en una bañera en la cocina mientras mi padre escuchaba la previsión del tiempo en la radio.. Cuando nos evacuaron,, formábamos parte de un colectivo de granjas próspera y teníamos 10 000 dolares en el banco. Cultivamos las fresas más grandes y dulces de todo el sur de California. Al lado del depósito de agua, mi madre tuvo la hemorragia, y cogiéndose parte del cuerpo con los brazos para aguantar el dolor, subió a un coche que se la llevo de mi vida. Los últimos recuerdos que tengo de mi madre están llenos de humo de incienso, de cantos de monjes budistas, del sonido de los gongs y del sonido de las gardenias. Mi padre siempre tuvo unos cuantos peces de colores, no en una pecera, sino en una bañera que le llamaba estanco. El gobierno consiguió borrar gran parte de mi pasado cultural, consiguió apartarme de mi misma, de mi imagen. No solo perdí mi lengua, sino que llegue a odiar muchas cosas japonesas, menos la comida. El arroz blanco humeante y el té verde los tenía muy arraigados en mi interior para borrarlos. Encontré el velo de novia de mi madre. Era delicado y estaba estropeado. Lo envolví como si fuera una capa frágil de recuerdos olvidados.

F I N

Avatar de Usuario
Audie Murphy
Moderador
Moderador
Mensajes: 3621
Registrado: Dom Oct 09, 2005 7:38 am

Re: Los Campos de concentración norteamericanos

Mensaje por Audie Murphy » Dom Feb 22, 2015 1:07 pm

El recuerdo de los 2000 peruanos de ascendencia japonesa deportados en 1943 e internados en EEUU
http://www.bbc.com/news/world-latin-america-31295270

Convertirán la ubicación de un antiguo campo de internamiento de Honouliuli en monumento nacional americano
http://www.latimes.com/nation/la-na-haw ... story.html

Tras Pearl Harbor la comunidad japonesa en Canadá pasó a ser "enemiga", no se libraron ni los veteranos de la IGM. Unos 22-27000 "japoneses" fueron desplazados e internados en campos, muchos de ellos perdieron sus propiedades, hubo deportaciones a Japón
http://www.thecanadianencyclopedia.ca/e ... canadians/
https://en.wikipedia.org/wiki/Japanese- ... internment
http://www.elgrancapitan.org/foro/viewt ... 03&t=23096
http://www.vancouversun.com/Japanese+Ca ... story.html
viewtopic.php?f=40&t=18509&p=338643&hil ... to#p338643
"El mal existe cuando las personas buenas no hacen lo que es correcto"

Responder

Volver a “Campos de concentración y exterminio”

TEST