pub01.jpg

Auschwitz

Los Campos de la Muerte del Tercer Reich

Moderador: José Luis

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3169
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Auschwitz

Mensaje por Francis Currey » Dom Oct 09, 2005 5:32 am

Los niños en Auschwitz

A partir de 1942, los niños procedentes de todas las zonas ocupadas fueron deportados a Auschwitz. En general los niños pequeños eran asesinados inmediatamente por ser demasiado pequeños para trabajar. Si durante la selección, una madre llevaba a su hijo en brazos, los dos eran enviados a la cámara de gas, porque en estos casos se calificaba a la madre de no capacitada para trabajar. Si era la abuela la que llevaba al niño, era ella la asesinada junto al niño.

La madre, -en caso de ser considerada capacitada para trabajar- era ingresada en el campo. Sólo en el campo de los gitanos y en el campo de familias de Theresienstadt, a las familias les estaba permitido permanecer juntas.

Los niños varones, a los que la S.S. perdonaban la vida, se convertían primero en aprendices de albañil en la construcción de los crematorios en Birkenau. Ya que la alimentación no era suficiente para realizar estos trabajos tan duros, sufrían de desnutrición. En 1943, concluidos los trabajos en Birkenau, los muchachos de la “escuela de albañilería” fueron trasladados a Auschwitz I, donde fueron asesinados, junto a otros niños, inyectándoles fenol. Algunos niños se encontraban de continuo en el campo, en los bloques y en los comandos de trabajo, donde tenían que ejercer de peones. Algunos kapos alemanes abusaban de los muchachos para satisfacer sus instintos más perversos, agravados por su larga estancia en el campo.

En el campo estaba prohibido beber agua, puesto que estaba contaminada. Sin embargo los niños la bebían debido a la escasez de agua potable. Sus pequeños cuerpos débiles y demacrados estaban expuestos sin protección alguna a todas las enfermedades del campo. Muy a menudo, como consecuencia de la destrucción total del cuerpo por el hambre, ni siquiera se podía comprobar de qué enfermedad habían muerto.

Los niños, al igual que los adultos, estaban en los huesos, sin músculos y sin grasa, y la piel fina y de pergamento, se desollaba en todas partes sobre los huesos duros del esqueleto, inflamándose y convirtiéndose en heridas ulcerosas. La sarna cubría por completo sus cuerpos desnutridos, extrayéndoles toda su energía. Las bocas estaban carcomidas por profundas úlceras de noma, que ahuecaban las mandíbulas y perforaban las mejillas como un cáncer. En muchos casos y debido al hambre, el organismo, que se iba descomponiendo, se llenaba de agua. Se hinchaban hasta convertirse en una masa deforme, que no podía ni moverse. La diarrea, sufrida durante semanas, corrompía sus cuerpos indefensos, hasta que al final, debido a la pérdida continua de sustancia, no quedaba nada de ellos.

La situación era especialmente grave para las mujeres embarazadas. Al principio eran enviadas directamente a las cámaras de gas. Sin embargo, también había partos clandestinos en el campo. En la mayoría de los casos las mujeres morían de septicemia. En cualquier caso, el recién nacido no tenía casi ninguna posibilidad de sobrevivir. Los médicos de la S.S. y sus ayudantes le arrebataban el niño a la madre, y lo asesinaban.

A principios de 1943, a las mujeres embarazadas registradas en el campo, se les permitía dar a luz. Sin embargo, los recién nacidos eran ahogados en un cubo lleno de agua por las ayudantes de la S.S. En el transcurso del año 1943, los recién nacidos de “descendencia aria” ya no eran asesinados, sino registrados en el registro del campo. Al igual que a los adultos les era tatuado un número. Puesto que su antebrazo izquierdo era demasiado pequeño, el número les era tatuado en el muslo o en el trasero. Debido a las condiciones de vida en el campo, los recién nacidos no tenían casi ninguna posibilidad de sobrevivir. Si un niño lograba sobrevivir las primeras seis a ocho semanas, la madre tenía que entregarlo a la S.S. Si se negaba, los dos eran enviados a la cámara de gas.

Algunos niños, cuando eran rubios y de ojos azules, eran arrebatados a sus madres por las S.S. para “germanizarlos”, mientras que a los niños judíos se les seguía tratando con una increíble crueldad y finalmente se les asesinaba. Las madres totalmente debilitadas por el hambre, el frío y las enfermedades, muy a menudo no podían ni siquiera evitar que las ratas mordieran, royeran o incluso se comieran a sus hijos. Para los recién nacidos no había ni medicamentos, ni pañales, ni alimentación adicional.

Fuente: Artículo publicado en la revista Populo nº 19 en Abril de 1979

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3169
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Mensaje por Francis Currey » Dom Oct 23, 2005 8:20 pm

Los comandantes de Auschwitz fueron:

Rudolf Höss, 4 de mayo de 1940 hasta noviembre de 1943

Arthur Liebehenschel, 11 de noviembre de 1943 hasta mayo de 1944

Richard Baer, 11 de mayo de 1944 hasta el 17 de enero de 1945.

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3169
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Mensaje por Francis Currey » Mar Nov 01, 2005 5:42 pm

En esta dirección podran encontrar todos los nombres de los miembros que pertenecieron al campo:

http://www.axishistory.com/index.php?id=3674

HPG
Usuario
Usuario
Mensajes: 41
Registrado: Mar Sep 06, 2005 3:42 am
Ubicación: Buenos Aires

Mensaje por HPG » Jue Nov 03, 2005 2:48 am

Hola Francis:

La verdad tu informe de lo sucedido es escalofriante. Tenes información que porcentaje de loa asesinado en Auschwitz fueron niños y cuantos pudieron salir vivos del campo.

Saludos
Hernán

Avatar de Usuario
Mario Zorro
Usuario
Usuario
Mensajes: 4
Registrado: Dom Nov 06, 2005 8:31 am

Exterminio (auschwitz)

Mensaje por Mario Zorro » Dom Nov 06, 2005 8:54 am

No quiero ser abogado del diablo, mucho menos ignorar un hecho tan pasmoso y vergonzoso como el holocausto...

Pero creo responsable señalar que los únicos genocidios, en términos generales y más allá del judios, tambien fueron cometidos por las doctrinas de bombardeo aliadas, o si no averiguen acerca de la "noche de Dresde", o cuando 1000 bombarderos atacan (DE NOCHE) a la ciudad de Hamburgo, ciudades donde tambien habitaban niños, ancianos, mujeres... seres humanos. De hecho, cuando algunos disidentes alemanes tanto civiles como militares intentaron establecer negociaciones con los Aliados (e incluso cuando sucedio el atentado del 20 de Julio, muchos militares "de la resistencia" alemana lo primero que pensaron fue en buscar la paz con los aliados una vez eliminado Hitler), sin saber que ya los aliados - Churchill y Roosevelt, junto con Stalin - habían decidido simplemente ARRASAR a Alemania y democratizarla... algo muy similar a lo sucedido hoy en Irak.

Avatar de Usuario
FALLSCHIRMJÄGER
Usuario
Usuario
Mensajes: 36
Registrado: Mié Ago 24, 2005 5:38 am
Ubicación: ESPAÑA

Re: Exterminio (auschwitz)

Mensaje por FALLSCHIRMJÄGER » Dom Nov 06, 2005 4:26 pm

Mario Zorro escribió:...Pero creo responsable señalar que los únicos genocidios, en términos generales y más allá del judios, tambien fueron cometidos por las doctrinas de bombardeo aliadas, o si no averiguen acerca de la "noche de Dresde", o cuando 1000 bombarderos atacan (DE NOCHE) a la ciudad de Hamburgo, ciudades donde tambien habitaban niños, ancianos, mujeres... seres humanos. De hecho, cuando algunos disidentes alemanes tanto civiles como militares intentaron establecer negociaciones con los Aliados (e incluso cuando sucedio el atentado del 20 de Julio, muchos militares "de la resistencia" alemana lo primero que pensaron fue en buscar la paz con los aliados una vez eliminado Hitler), sin saber que ya los aliados - Churchill y Roosevelt, junto con Stalin - habían decidido simplemente ARRASAR a Alemania y democratizarla... algo muy similar a lo sucedido hoy en Irak.

Bienvenido Mario Zorro.
Francis Currey habla de Auschwitz y no de los bombardeos aliados. Sería muy responsable que iniciaras tú un post en referente a esos bombardeos y lo documentaras.
Saludos.
"La guerra es un juego serio en el que uno compromete su reputación, sus tropas y su patria." - Napoleón Bonaparte -

GoRSH
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 822
Registrado: Lun Ago 29, 2005 6:38 pm
Ubicación: Madrid, España.

Mensaje por GoRSH » Dom Nov 06, 2005 8:06 pm

- Churchill y Roosevelt, junto con Stalin - habían decidido simplemente ARRASAR a Alemania y democratizarla... algo muy similar a lo sucedido hoy en Irak.
Con 30 millones de rusos muertos, ingleses con sus ciudades bombardeadas así como pérdidas estadounidenses y británicas por alemania, así como el exterminio sistemático de poblaciones es difícil dejar pasar por alto no arrasar a Alemania. Lo de Irak es otro tema, no tiene nada que ver, si bien esté en parte de acuerdo con lo que expones, pero eso no es un tema que concierna a la II Guerra Mundial. Aquí lo que se expone es el campo de extermino de Auswichtz.
"Es genial comprobar que todavía tienes la capacidad de sorprenderte a ti mismo..."

ImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3169
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Mensaje por Francis Currey » Dom Nov 06, 2005 8:25 pm

Vamos a ver si nos centramos, en este foro tratamos asuntos sobre la Segunda Guerra Mundial, por lo que esta totalmente fuera de lugar de los comentarios sobre la guerra de Irak, por otro lado el topic en el que estan debatiendo este asunto no tiene en nada que ver con lo planteado, les ruego retomen el tema original.

Saludos cordiales

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3169
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Mensaje por Francis Currey » Dom Nov 06, 2005 10:08 pm

Sirvan estas imágenes como tributo a los cientos de niños inocentes fallecidos en Auschwitz

Imagen

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3169
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Testimonios de supervivientes

Mensaje por Francis Currey » Mar Nov 08, 2005 4:39 pm

Testimonio de Ima Spanjaard

Crecí en una familia judía de clase media en Holanda. En 1941 trabajé como asistente en la clínica de un dentista amigo de mis padres. Mi padre era médico y junto con mi madre fue arrestado en 1942 y llevado por los alemanes a diferentes campos de concentración. Mi hermano pequeño fue trasladado a Auschwitz y asesinado poco después. Aún hoy no puedo hablar de él.

Estaba sola en Holanda y un conocido de la familia me ofreció ayudar a escapar a Suiza. En el camino teníamos que parar en Bruselas para recoger los pasaportes falsos. Tan pronto como entramos en la ciudad me condujo directamente al cuartel de la Gestapo.

Fui enviada primero al campo de Mechelen, en Bélgica. Más tarde fui trasladada a Auschwitz, donde permanecí los tres años siguientes. Haber estado en Mechelen me preparó para lo que me esperaba en Auschwitz, donde todo era peor.

Hay algo de allí que nunca olvidaré; esa sopa casi fría y grasienta de color marrón que comíamos cada día. Por la noche nos daban un pedazo de pan que justo alcanzaba para cuatro rebanadas finas. Comíamos dos y guardábamos las otras dos para desayunar. El hambre que pasamos era insoportable.

Al tener experiencia trabajando como asistente de dentista me emplearon como enfermera. Otras mujeres no fueron tan afortunadas y su destino fue servir como animales para experimentos.

Recuerdo que un día un doctor escogió, una a una, a cuarenta mujeres de mi barracón que fueron llevadas a Heidelberg; allí se les asesinó con una inyección en el corazón, y una vez muertas las pusieron en formol para que los estudiantes de medicina pudieran practicar con sus cadáveres.

Todo el mundo trabajaba sin descanso en Auschwitz; todos menos aquellos destinados para la experimentación. Había en el campo un polaco que se encargaba de tatuarnos en el brazo un número; el mío todavía visible es el 42646 y junto a él una estrella de David.

El tipo era un inútil escribiendo y a menudo tachaba lo escrito y empezaba de nuevo; así que mucha gente tenía estos garabatos en los brazos y cuando llegó mi turno le dije: "Pon atención y hazlo bien" y empecé a reírme de mí misma, porque en aquel momento me di cuenta de lo estúpido de mi vanidad si al fin y al cabo iba a morir en la cámara de gas.

Muchos de los experimentos hechos en mujeres eran experimentos de esterilización. Utilizaban jóvenes vírgenes que eran llevadas a la sala de rayos x, donde se les aplicaba radiación en los ovarios.

La exposición a los rayos x no debe ser de más de unos segundos pero a ellas las mantenían allí durante varios minutos. Las quemaduras eran horribles.

Después las operaba un prisionero polaco que era ginecólogo. Muchas morían en el proceso pues se utilizaba el mismo instrumental sin esterilizar para todas. Las que sobrevivían eran inyectadas con un líquido blanco. Después de dos meses se volvían a hacer rayos x para comprobar que los ovarios habían sido totalmente destruidos.

Todo lo que teníamos para atender a esas pobres mujeres era agua y papel higiénico. Otras veces aplicaban yodo repetidamente en cuello del útero de algunas mujeres provocando cáncer en la zona.

Una vez desarrollado el cáncer, realizaban operaciones de extirpación de la matriz, el cuello del útero y el útero. El doctor que realizaba las operaciones trabaja en un instituto de investigación contra el cáncer en Berlín.

Más de 80 mujeres pasaron por el quirófano; las recuerdo bien porque yo les administré la anestesia. Todavía hoy me pregunto cómo pude hacerlo; yo era igual que ellas.

Cuando estás en esa situación, sobrevivir es tu único motor; es el mas básico de los instintos. Haberme negado hubiera supuesto mi condena de muerte. A pesar de ello todavía lloro y me avergüenzo de no haberme negado a tomar parte en aquel horror.

Finalmente cuando los estadounidenses nos liberaron, después de haber sido trasladados de Auschwitz por los alemanes, a unos llevaron a un pueblo cerca de Leipzig. Mis pies estaban deshechos por el frío y no podía andar por mí misma.

Recuerdo mi primera comida: dos huevos duros. Apenas podía comer nada entonces. Más tarde, comer fue lo único que hacía; no distinguía los sabores pero no importaba, comía sin parar.

Nunca olvidaré la sensación de las sábanas en mi cuerpo; era como si nunca hubiera dormido en sábanas antes. Recuerdo también los jardines de las casas del pueblo, bien cuidados y llenos de rosas bellísimas.

Hoy he estado trabajando en el jardín de mi casa. Cuando después de muchos años no podía comer ni dormir, cultivar flores fue como una terapia. Dentro de poco, esas rosas que ves ahí se abrirán y mi jardín se iluminará con ellas.

Fuente: BBC Mundo

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3169
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Testimonio de David Szumiraj y su esposa Perla

Mensaje por Francis Currey » Mar Nov 08, 2005 4:44 pm

Testimonio de David Szumiraj y su esposa Perla

Imagen
fuente http://www.wataweddings.com/wp-content/ ... umiraj.jpg

En medio de los horrores de Auschwitz encontraron el amor. David Szumiraj y su esposa Perla celebrarán en Buenos Aires su 59º aniversario de matrimonio el próximo mes.

Su historia muestra que la fortaleza del espíritu humano puede imponerse a las situaciones más adversas. Cuando se conocieron en el peor campo de exterminio nazi la supervivencia era el imperativo de cada día.

Él, un joven judío polaco, la vio por primera vez mientras realizaba trabajos forzados en el cultivo de la papa y ella lavaba vegetales, pero no pudieron hablarse por mucho tiempo.

Como no podíamos hablar, nos mirábamos cuando no había nadie alrededor", dijo Szumiraj, y agregó: "No pudimos hablarnos hasta que los alemanes nos dijeron que iban a evacuar por separado a hombres y mujeres".

Para el momento en que pudieron dirigirse la palabra por primera vez y tomarse de las manos, David y Perla ya se consideraban una pareja y soñaban con algún día contraer matrimonio.

145086

Szumiraj conversó con la BBC mientras regaba sus plantas en su vivienda bonaerense.

A pesar de que han pasado seis décadas del horror del Holocausto, aún para Perla es muy doloroso recordar, y por eso es David quien habla.

Su jovialidad y su sonrisa contagiosa no permiten intuir las adversidades que vivieron tanto él como su familia, de la que 42 miembros perecieron en el Holocausto.

La pesadilla de Szumiraj comenzó a finales de 1942 cuando soldados alemanes apresaron a todos sus vecinos en el ghetto de Lodz, en el centro de Polonia.

"Viajamos tres días en los vagones de un tren, sin comer, sin beber, haciendo allí mismo las necesidades fisiológicas", recordó David.

Al llegar a Auschwitz fue tatuado en su antebrazo con el número 145086. La vida se convirtio en un bregar diario por la existencia.

"Desnudos, -manifestó David- nos inspeccionaban para determinar quién estaba en condiciones de hacer trabajos forzados y quién debía ser destinado a la cámara de gas".

"Un día -dijo- el hombre a cargo de la selección me mandó a la fila izquierda, la de los destinados a morir. El hombre tenía una estatura como de 2 metros, pero yo salté y le agarré la solapa. Le grité en la cara: 'Soy joven. Estoy fuerte. Déjame vivir. Puedo trabajar'".

"En ese momento los SS se desvivían por dispararme, pero el hombre dijo: 'Déjenlo. Que vaya a la derecha'". Durante sus tres años en Auschwitz, David pasó 19 selecciones como esa.

El día en que David y Perla se pudieron hablar por primera vez -después de caminar unos 25 metros y encontrarse en el medio de un campo- no fue sino el preludio de una separación debido a las llamadas Caminatas de la Muerte. Los jóvenes se tomaron de las manos, se abrazaron y se besaron por primera vez.

"A través de nuestras miradas, tanto ella como yo estábamos seguros de que habíamos encontrado a la persona amada. Sentíamos que éramos el uno para el otro", expresó David.

La evacuación tenía lugar en las postrimerías de la guerra, poco antes de la liberación de Auschwitz hace ahora 60 años. Más de 50.000 reclusos fueron internados en territorio bajo control alemán.

"Dejamos Auschwitz en vagones de trenes abarrotados que no tenían techo. Nevaba. Comíamos nieve. Después de una semana la gente comenzó a morir".

El viaje se interrumpió cuando el tren cayó bajo fuego aliado procedente de bombarderos británicos. Con un peso corporal de sólo 38 kilos, David y muchos de los reclusos huyeron y se tuvieron que alimentar de hierbas. Como secuela, todavía hoy él no es capaz de probar, por ejemplo, la lechuga.

Finalmente, fue rescatado por tropas estadounidenses y al final de la guerra se unió al ejército de EE.UU. en Berlín como traductor.

Las noticias de Perla le llegaron desde Hamburgo, desde un campamento donde las mujeres tenían tatuajes en sus brazos. Un amigo de él la vio, y ella le preguntó: "¿David está vivo? ¿Todavía me ama? ¿Se quiere casar conmigo?"

El reencuentro tuvo lugar en la base donde él trabajaba. Ella se escondió detrás de un árbol. "Al vernos lloramos, reímos, nos abrazamos", recuerda David.

El matrimonio se celebró en París, donde tuvieron el primer hijo. En la capital francesa decidieron trasladarse a Buenos Aires, donde David tenía familiares.

Pero emigrar a Argentina no era fácil para los judíos. El gobierno argentino había emitido una orden secreta que prohibía el acceso de personas expulsadas de sus países de origen, lo que afectaba básicamente a los inmigrantes judíos.

Para entrar a Argentina, varios familias judías dijeron que eran católicas. Otras debieron pagar cuantiosos sobornos.

La familia de David no tenía los 20.000 pesos necesarios para asegurarse visas para él y su familia y entonces se dirigieron a Paraguay, donde entraron en contacto con traficantes de personas que podían ingresarlos a territorio argentino.


Dejaron Paraguay en medio de la noche. David tuvo que cubrir con cinta adhesiva la boca de su bebé para que el llanto no los delatara.

Ya en Buenos Aires, la familia los esperaba con una cena, "como no había visto en más de seis años", sigue rememorando David. Era el 12 de marzo de 1947. En 1954, el matrimonio adoptó la ciudadanía argentina.

El próximo mes, la pareja celebrará sus 59 años de casados junto a sus dos hijos, siete nietos y tres bisnietos.

Seis décadas después del horror de Auschwitz, David Szumiraj y su esposa Perla saben bien cuán afortunados fueron de haberse conocido y de estar vivos.

Fuente: BBC Mundo

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3169
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Mensaje por Francis Currey » Mar Nov 08, 2005 4:55 pm

Testimonio de Hanka Grzmot

La historia de Jedwabne y el terrible crimen que cometieron los polacos contra los judíos, me conmovió profundamente.

Casi toda mi familia fue devorada por el Holocausto y creo que el mundo debe conocer la verdad de lo padecido por el pueblo judío, en esa época trágica de la historia

Las pobres víctimas fueron arrastradas a la plaza y empujadas a un granero, donde fueron quemados vivos. Los ancianos y niños que no podían trasladarse por sus propios medios, fueron llevados y arrojados sobre las brasas ardientes.
Jedwabne era una pequeña aldea con mayoría de población judía que vivía allí desde mucho tiempo atrás. Ya en el año 1770 construyeron la primera sinagoga. Vivían y trabajaban humildemente con sus vecinos con quienes se criaron juntos, y no se comprende su monstruoso comportamiento, que nos invade de tristeza y dolor.

El asesinato de la población judía de Jedwabne no fue un hecho único. En todos los países ocupados por las bestias nazis, reinaba la muerte y el terror cometido por los polacos, lituanos, estonios y bielorrusos que controlaban la matanza mientras el mundo no reaccionaba y se mantenía en silencio cómplice e incomprensible.

Aún hoy me hago esta pregunta: ¿cuántas vidas se podrían haber salvado si el mundo democrático hubiera levantado su voz y su protesta?

El Holocausto fue el mayor colapso moral y ético de todos los tiempos.

Todo esto pasó en el siglo XX. Tanto odio no parece posible y es impensable que los humanos fuesen capaces de cometer crímenes tan escalofriantes.

Los que estuvimos en Auschwitz conocemos bien la verdad que el mundo debe también saber.
Las historias siniestras de Jedwabne y Auschwitz deben servir como anticuerpos contra el resurgimiento del nazismo y de la xenofobia. Esto debe ser una advertencia a la vez que servir de llamado al respeto y la tolerancia entre los semejantes, para lograr así una humanidad más comprometida y por ende más feliz.

Fuente: Revista F.H.M Nº18

CAROLINA
Usuario
Usuario
Mensajes: 2
Registrado: Mar Nov 15, 2005 7:21 am

mi opinion

Mensaje por CAROLINA » Mié Nov 16, 2005 6:01 am

Casi siempre que se hable del exterminio y los campos, se hace el comentario de que en los bombardeos alidos murio más gente, y todo eso. Yo creo que no es cuestion de donde hubo mas cantida de muerte, sino el tipo de muerte.

La muerte siempre es la misma. La forma no. En los bombardeos los aliados no hacen una selección de población. No son muertes calculadas, amen de las humillaciones, vejaciones, torturas, etc....

Bueno eso es lo que pienso...

PD. POR CIERTO SOY NUEVA AQUI

Avatar de Usuario
Ezoniev
Usuario
Usuario
Mensajes: 27
Registrado: Sab Nov 12, 2005 6:33 pm

Mensaje por Ezoniev » Mié Nov 16, 2005 7:26 am

Hola Carolina, y bienvenida. Mas claro no te puedes expresar.
La muerte siempre es la misma. La forma no.

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3169
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Mensaje por Francis Currey » Mié Nov 16, 2005 5:39 pm

El Búnker II

Gran parte del material fue destruido poco antes de su evacuación por las autoridades del campo, sin embargo sobre el Búnker II, se salvó cierta información, que se encuentra clasificada en el archivo "Zentralbauleitung der Waffen SS und Polizei, Auschwitz O/S"

Encontramos por otra parte en el archivo Osobyi, de Moscú, en coll. 502/2, file 146, los proyectos para llevar a cabo las obras del crematorio II fechados en otoño 1941.

En base a estas fuentes, los autores Deborah y Robert Jan Van Pelt, publicarón en 1996 en su obra Auschwitz:

Ground plan and front elevation of Georg Werkmann's first design for a new crematorium in Auschwitz, autumn 1941. Osobyi Archive, Moscow, coll. 502/2, file 146. The incineration hall with the five triple-muffle furnaces occupies the center of the building. To the left are the fuel storeroom and the rooms for the inmates working the installation; to the right are the two dissection rooms and the two-door elevator (marked by an x), opening onto both the incineration hall and the first dissection room, that descends to the morgues below (1)

Imagen

Basement plan and back elevation of Werkmann's first design for a new crematorium in Auschwitz, autumn 1941. Osobyi Archive, Moscow, coll. 502/2, file 146. There is no basement below the incineration hall and the fuel storeroom. The elevator (marked by an x) descends into a vestibule connected to the outside by two staircases and a chute for corpses. The two large morges extend far beyond the footprint of the building.

Otra vez sería remodelado el búnker II por Walther Dejaco
Aquí puedes ver las modificaciones, realizadas por Dejaco la ilustración se conserva en el Auschwitz-Birkenau State Museum, box BW(B) 30/1, file BW 30/2

Imagen

La nueva reforma dejaría al búnker II tal que así:

The incineration hall with the five triple-muffle furnaces occupies the center of the building (1). To the right are the fuel storeroom (2) and the rooms for the inmates working the installation (3); to the left are the two dissection rooms (4 and 5) and the two-door elevator (6) opening onto both the incineration hall and the first dissection room. The elevator descends into a vestibule that is connected to the outside by two staircases and a chute for corpses (7). The two large morgues (8 and 9) extend far beyond the footprint of the building. One of the morgues is equipped with a double ventillation system (10) to draw in fresh air and extract foul odors. This piping made it possible to transform the morgue into a gas chamber with little effort.

Imagen

Topf construyó los hornos y los sistemas de la ventilación para este crematorio, Koehler fue el responsable de la construcción de las chimeneas, mientras que Vedag impermeabilizó los compartimientos del gas, el alacantarrillado fue realizado por tres compañías: Kontinentale Wasserwerks-Gesellschaft, Falck, y Tritón. Segnitz fabricó los materiales para los techos que fueron instalados por Industrie-Bau-A.G por último AEG hizo el trabajo eléctrico para los ventiladores del horno y los sistemas de la ventilación.

La propuesta que finalmente fue aceptada podemos verla en el Auschwitz-Birkenau State Museum, box BW (B) 30/2, file BW 30/12

Imagen

Encontramos esta carta (2) totalmente reveladora en la que se habla de las obras han de comenzar esa mísma semana:

Subject: KL Auschwitz Krematorien II and III

In accordance with your suggestion, the service agrees that cellar 1
should be preheated with the air coming from the rooms of the 3
forced draught installations. The supply and installation of the
ductwork and blowers necessary to this end are to be effected as soon
as possible. As you point out in your above-mentiond letter,
execution should commence this week. We would ask you to send in
triplicate detailed quote for supply and installation.

At the same time, we would ask you to send an additional quotation
for the modification of the air-extraction installation in the
undressing room.


Sobre la entrega de la puerta para la cámara de gas encontramos los siguiente:

"Letter from SS-Sturmbannführer Bischoff, March 6 1943 [Pressac, p. 434]

.... order of 6/3/1943 concerning the delivery of a gas tight door 100 x 192 cm for cellar I of Krematorium III, to be produced to the identical pattern and dimensions as the cellar door of Krematorium II which is situated opposite, with peephole of double 8 mm glass, with rubber sealing strip and frame."

Por último adjunto esta foro clasificada en el Auschwitz-Birkenau State Museum, neg. 20995/498, en la que claramente se ve a prisioneros trabajando en la azotea del crematorio II justo encima del cuarto que ls nazis destinaron al vestuario.

Imagen


(1) Citado en las páginas 320-21
(2) Letter from SS-Sturmbannführer Jahrling to Topf & Sons, March 6 1943

Saludos cordiales

Responder

Volver a “Campos de concentración y exterminio”

TEST