Judios en la Sociedad y politica estadounidense

Persecuciones, leyes contra los judíos, malos tratos

Moderador: José Luis

Responder
Schollwr
Usuario
Usuario
Mensajes: 5
Registrado: Lun Dic 28, 2009 6:02 pm

Judios en la Sociedad y politica estadounidense

Mensaje por Schollwr » Dom Feb 14, 2010 8:57 pm

Judios en la sociedad y politica Estadounidense en la decada del 30 y durante la 2ª guerra mundial.

Los Lideres Nazis comprendieron que la ayuda estadounidense a Gran Bretaña era fundamental para que esta permaneciera en guerra. Como resultado, intensificaron sus ataques de propaganda contra Franklin D. Roosevelt. En la sociedad y politica estadounidense de la decada del treinta y durante la segunda guerra mundial, los judios eran un grupo etnico marginal con escasa influencia politica; vivian en una sociedad dividida todavia por un poderosos antisemitismo. En vista de la escasa cantidad, no era para sorprenderse que su influencia en la politica exterior y militar fuera insignificante. Luego de 4 decadas de inmigracion, los 4,8 millones de judios estadounidenses constituian el 3,7 por ciento de la poblacion estadounidense. Si bien estaban distribuidos en todo el pais, casi la mitad vivia en el estado de Nueva York, en su mayoria en la ciudad de Nueva York o en sus alrededores.[89] De los Seis judios que habia en la camara de representantes de los Estados Unidos, el congreso numero sesenta y seis, en 1940-1941, cuatro eran de Nueva York, uno de Chicago y uno de Filadelfia. No habia judios en el senado de los Estados Unidos. El gobernador de Nueva York, Herbert Lehmann, elegido en 1932 y reelegido en 1934 y 1936, era judio.[90]

Aunque los judios de Nueva York estaban entre los primeros y mas leales partidarios de Roosevelt, no habia ninguno en los departamentos claves del gobierno a cargo de las relaciones exteriores o militares. Cordell Hull, el secretario de estado de Roosevelt entre 1933 y 1945, y Henry Stimson, el secretario de guerra entre 1940 y 1945, eran miembros con buena reputacion de WASP ( blancos, anglosajones y protestantes ).

Ningun miembro de el Estado Mayor Conjunto de los Estados Unidos era judio. El antisemitismo se perpetuaba como fuerza en los cuerpos de funcionarios de ese pais. El secretario del tesoro de Roosevelt, Henry Morgenthau, judìo, intento hacer presion contra la resistencia del departamente de estado a expandir la emigracion judia a los Estados Unidos, pero no tuvo exito.[91] En realidad, al mencionar un antisemitismo interno y al mostrar el propio, los funcionarios del departamento de estado evitaban llamar la atencion hacia la persecucion de judios; de ese modo, no se intensificaba la ya considerable oposicion interna a la intervencion estadounidense en la guerra de Europa. Algunos lideres judios estaban de acuerdo, temiendo que si sacaban a la luz el tema estarian fomentando el antisemitismo estadounidense.[92] Aunque Franklin D. Roosevelt desprecio el regimen nazi desde el comienzo y considero que sus politicas antisemitas eran repugnantes, el argumento publico que empleaba el presidente para resistir a la Alemania de Hitler no se centraba en la persecucion contra los judios. Roosevelt decia que la Alemania nazi significaba una amenaza para la seguridad nacional de los estadounidenses en el sentido convencional. Si Hitler derrotaba a Gran Bretaña, dominaba el continente europeo y lograba el control maritimo deL Atlantico, FDR creia que Alemania seria una amenaza directa a los Estados Unidos. En este sentido, expresaba la vision que compartia el establishment politico y militar de los Estados Unidos, especialmente los dirigentes de la armada.[93] Los judios estadounidenses que estaban dentro y fuera del gobierno no lograron convencerlo de que aumentara las cuotas de inmigracion para ayudar a los judios a escapar de Alemania.



2ª Parte:


Inspirados en una tradición de respeto al aprendizaje, los judios estadounidenses habian hecho avances significativos en el mundo profesional. Mientras que la familia Sulzberger tranformo el New York Times en el diario de archivo de la nacion, la mayor parte de la presna estadounidense estaba dominada por editores conservadores, algunos de los cuales apoyaban el aislacionismo de la decada del 30.[94] En la profesiones medicas y legales y en las universidades, emergio una pequeña cantidad de judios talentosos, a pesar de la discriminación presente. En las decadas de los 20 y de los 30, Harvard, Yale y Princeton establecieron cuotas que limitaron la cantidad de judios que se admitian, las cuales permanecieron aun durante la era de la posguerra.[95] Pese a algunos avances que se lograron en la profesion medicam los estudios de abogados mas prestigiosos, poderosos y mejor pagos de Wall Street y de empresas estaban cerrados a los judios.[96] En el mundo comercial, como lo afirmaron los editores de la revista Fortune en 1936, “no habia ningun tipo de argumento que sustentara que los judios monopolizaban los negocios y la industria de los Estados Unidos.” Su revista dedicada a los directores de bancos lideres indicaba que los judios no tenian suficiente representación en las instituciones bancarias y financieras mas importantes, y que tenian aun menos presencia en la industria pesada, en el transporte, en las empresas de servicios electricos, en la comunicación y en la agricultura. Respecto de la politica, los editores cuestionaban la nocion antisemita de que “ el Nuevo Trato es el Trato Judio”. De Hecho, la “influencia judia en el Washington del señor Roosevelt es minima”.[97]


El hecho de que los editores de Fortune dedicaran un numero entero al tema de los judios en los Estados Unidos tambien constituia una prueba de la persistencia del antisemitismo en el establishment comercial; particularmente el antisemitismo que financiaba y apoyaba el magnate de la industria automotriz, Henry Ford. El apoyò la publicación de la infame mentira antisemita “ The protocols of the Elders of Zion”. Sus articulos del Dearborn Independent, en los que atacaba a los judios estadounidenses, avivaba en antisemitismo en la vida norteamericana. Brindaban materia que se constituia en eco transatlantico de la propaganda nazi.[98] A fines de la decada del 30, Charles Lindbergh y los miembros del primer comité estadounidense sostuvieron que los judios estaban conduciendo a los Estados Unidos a intervenir en los asuntos europeos.[99] Cuatro encuestas de la Opinión Research Corporation ( ORC ) de 1939-1941 descubrieron que aproximadamente la tercera parte de la población estadounidense dijo SI cuando se le pregunto si “ a los judios de este pais les gustaria llevar a los Estados Unidos a la guerra europea”. El hallazgo mas asombroso de las encuestas que se realizaron en tiempos de guerra fue que el antisemitismo crecio realmente en la sociedad estadounidense durante la segunda guerra mundial. Según una serie de encuestas, llego a su punto maximo en la primavera de 1944 durante la invasión de los aliados en Normandìa. En catorce encuestas realizadas entre 1938 y 1946, la ORC pregunto: “ ¿ Usted Cree que los judios tienen demasiado poder en los Estados Unidos?”. La cantidad de los que contestaron afirmativamente se incremento del 41 por ciento en marzo de 1938, al 42 por ciento en agosto de1940; 47 por ciento en febrero de 1942; 56 por ciento en mayo de 1944 y 58 por ciento en junio de 1945.[100] A partir de agosto de 1940, la ORC pregunto: “ ¿ Que nacionalidad, grupos religiosos o raciales de este pais representan una amenaza para los Estados Unidos?”, y recibio respuestas aleccionadoras. En cada una de las ocho votaciones que se llevaron a cabo entre agosto de 1940 y junio de 1945, se consideraba a los judios como la maxima amenaza para el pais. La excepcion fueron las de febrero y diciembre de 1942,en que los japoneses los reemplazaron, seguidos por los alemanes en febrero de 1942 ( cuando los submarinos alemanes hundian barcos estadounidenses en la Costa Atlantica ). Cuando las fuerzas estadounidenses marcharon sobre las playas de Normandia, el porcentaje de estadounidenses que consideraban que los judios eran una amenaza para su pais alcanzo su maximo punto.[101]

El antisemitismo, debido al liderazgo de Roosevelt,quedo relegado en gran medida a la periferia de la politica estadounidense antes y durante la guerra. No obstante, como se encuentra documentado, la indiferencia oficial, la escasa cantidad de judios en los Estados Unidos y su modesta influencia politica, el antisemitismo popular y el temor a la reaccion violenta contribuyeron a que el debate sobre la persecución y el genocidio de los judios europeos quedara al margen de la politica gubernamental estadounidense y de la disertación publica durante la guerra.[102]


Fuente: El enemigo judio: La propaganda nazi durante la segunda guerra mundial y el Holocausto. Jeffrey Herf
Publicado originalmente por The Belkmap Press of Harvard University Press, 2006

Pg. 103 - 104 - 105

2008, Editorial Sudamericana S.A

Schollwr
Usuario
Usuario
Mensajes: 5
Registrado: Lun Dic 28, 2009 6:02 pm

Judios en la Sociedad y politica estadounidense

Mensaje por Schollwr » Dom Feb 14, 2010 8:59 pm

[89] Los 2.035.000 judios de la ciudad de Nueva York eran casi el 28 por ciento de su poblacion, Las cifras para el Bronx, Brooklyn y Manhattan, respectivamente, eran: 592.185 o 43,57 por ciento: 974.765 o 36,64 por ciento; y 351.037 o 18,64 por ciento. Ver Harry Schneiderman y el American Jewish Comitte. The American Jewish Yearbook 5702 (1941-1942) (Filadelfia: Jewish Publication Society of America, 1941), 43:654-659.

[90]Ibìd., 43:584, 586

[91]Respecto de Hull, Stimson y Morgenthau, ver Dallek, Franklin Dellano Roosvelt and American Foreign Policy. Respecto del antisemitismo y de los militares estadounidenses, ver Joseph Bendersky, The Jewish Threath: Anti-Semitic politics of the U.S. Army ( Nueva York: Basic,2000 )

[92]Novick, The Holocaust in American Life.


[93] Respecto de la estrategia politica y militar estadounidense en la batalla del Atlantico antes de que los Estados Unidos ingresaran formalmente a la seguna guerra mundial, ver William L. Langer y S. Everett Gleason, Undeclared War, 1940-1941 ( Nueva York: Harper, 1953 ). Respecto del esfuerzo de Roosevelt para evitar la derrota de Gran Bretaña, ver su correspondencia con Winston Churchill del verano de 1940, Warren Kimball, ed., Churchill and Roosevelt: Their Complete Correspondence, vol 1 ( Princeton, N.J.: Princeton University Press, 1987 )

[94]Henry Feingold, A Time For Searching: Entering The Mainstream, 1920-1945 ( Baltimore, Md.: Johns Hopkins University Press, 1992, pp. 71, 130.

[95]Ver Marcia Graham Synnott, The Half-Opened Dore: Discrimination and Admissions at Harvard, Yale and Princeton. 1900-1970 ( Westport, Conn.: Greewood, 1979 ).

[96] Jerold S. Auerbach, Unequeal Justice: Lawyers and Social Change in Modern America ( Nueva York: Oxford University Press, 1976 ) pp 128-129.

[97]"Jews in America", Fortune 13. nro. 2 ( Febrero de 1936 ):130.131.141. Los editores sacaron la conclusion de que los judios tendrian numerosos aliados en contra del fascismo y del nazismo. Sin embargo, se revelo la ansiedad permanente de la clase dirigente de los Estados Unidos respecto de los avances recientes de los judios de ese pais. "La Primera condicion para su exito [de los judios] sera que se aquiete la aprension judia y la consecuente eliminacion de la medidas agresivas en defensa contra los judios, a veces provocadoras, que se han observado recientemente en el pais" (p.141).

[98] Ver Neil Baldwin, Henry Ford and the Jews_ The Mass production of Hate ( Nueva York: Public Affairs, 2001 ). Para hacer un estudio completo de la vision nazi sobre los Estados Unidos, ver Philipp Gassert, Amerika im Dritten Reich: Ideologie, Volksmeinung und Propaganda, 1933-1945 ( Stuttgart: Steiner, 1997 )

[99]Ver Scott A. Berg, Lindbergh ( Nueva York: Putnam. 1998 )

[100]Charles Herbert Stember y otros, Jews in the Mind of America ( Nueva York: Basic, 1966 ) pp 114-116, 120-121. En junio de 1962 las respuestas positivas habian disminuido radicalmente al 17 por ciento.

[101]Ibìd., p 128. Como ocurre con otras medidas del anstisemitismo, la percepcion de los judios como amenaza disminuyo radicalmente, hasta el punto en que, en 1960, solamente en 5 por ciento de los estadounidenses veia asi a los judios.

[102]Ver David S. Wyman, The Abandonment of the Jews: America and the Holocaust, 1941-1945 ( Nueva York: New Press, 1998 [1984] ).

Mac_aco
Colaborador económico
Mensajes: 400
Registrado: Lun Nov 03, 2008 8:59 pm
Ubicación: Málaga/Sevilla/Barcelona

Judios en la Sociedad y politica estadounidense

Mensaje por Mac_aco » Mar Abr 06, 2010 10:38 am

Muy bueno el artículo.
Un saludo
"Durante muchos meses hemos combatido juntos, a menudo en el mismo bando"
Carta del Gral J.Devers al Gral De Lattre, mayo de 1945.

Avatar de Usuario
Grossman
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2152
Registrado: Lun Ene 28, 2008 10:46 pm
Ubicación: Valencia

Judios en la Sociedad y politica estadounidense

Mensaje por Grossman » Jue Abr 08, 2010 12:08 am

¡Hola!

Interesante aportación, Schollwr, un tema poco conocido :sgm120: Dejo un poco más, extraído de “Franklin D. Roosevelt” en viewtopic.php?f=52&t=1947&p=15627&hilit ... elt#p15627
ignasi escribió:Las complejas actitudes de Roosevelt hacia los judíos americanos también era ambivalente. Su madre compartía las actitudes convencionales anti-semíticas que eran comunes entre los americanos cuando los judíos inmigrantes se integraban en los Estados Unidos y sus hijos avanzaban rápidamente en las clases altas y empresariales, alarmando a los que ya estaban allí. Roosevelt aparentemente tenía algunas de las actitudes de su madre, y a veces las expresaba en privado.

Paradójicamente, algunos de sus asociados políticos más cercanos, como Felix Frankfurter, Bernard Baruch y Samuel I. Rosenman, eran judíos, y promovieron el voto judío en la ciudad de Nueva York. Nombro a Henry Morgenthau, Jr como el primer Secretario del Tesoro judío y nombro a Felix Frankfurter para el Tribunal Supremo.

Durante su primer mandato, Roosevelt condenó la persecución hitleriana de los judíos alemanes, pero también afirmo que no era “un asunto gubernamental” y rechazó hacer ningún comentario en público. Mientras que el éxodo judío desde Alemania se incrementaba a partir de 1937, las organizaciones y los congresistas judíos pidieron a Roosevelt que permitiera a estos refugiados establecerse en los Estados Unidos. En un inicio sugirió que los refugiados judíos deberían ser “reasentados” en cualquier otro sitio y sugirió Venezuela, Etiopía o el África Occidental... cualquier lugar excepto los Estados Unidos. Morgenthau, Ickes y Eleanor le presionaron para que adoptase una política más generosa, pero él temía provocar a los aislacionistas (como el aviador Charles Lindbergh, que había explotado el anti-semitismo como modo de atacar las políticas de Roosevelt). En la práctica muy pocos refugiados judíos fueron hacia los Estados Unidos (sólo 22.000 refugiados alemanes fueron admitidos en 1940, ninguno de los cuales era judío). El oficial del Departamento de Estado a cargo de los refugiados, Breckinridge Long, era un anti-semita visceral que hizo cuanto pudo para obstruir la inmigración judía. Roosevelt acabó destituyéndole.

Tras 1942, cuando Roosevelt era consciente del exterminio de los judíos (a través del Rabbi Stephen Wise, del enviado polaco Jan Karski y de otros) rechazó permitir cualquier intento sistemático para rescatar a los judíos europeos refugiados y llevarlos hacia los Estados Unidos. En mayo de 1943 escribió a Cordell Hull (cuya esposa era judía) “No creo que podamos hacer otra cosa que cumplir estrictamente con las actuales leyes de inmigración”. En enero de 1933, no obstante, Morgenthau tuvo éxito al persuadirle para permitir la creación de una Agencia de Refugiados de Guerra en el Departamento del Tesoro. Esto permitió que se incrementase el número de judíos inmigrantes en Estados Unidos en 1944 y 1945. En ese momento, no obstante, las comunidades judías de Europa ya habían sido destruidas mayormente en el Holocausto.
En cualquier caso tras 1943 el foco de las aspiraciones judías cambió de inmigrar a los Estados Unidos a asentarse en Palestina, donde el movimiento sionista anhelaba crear un estado judío. Roosevelt se oponía a esta idea. Cuando se reunió con el rey Ibn Saud de Arabia Saudita en febrero de 1945, le aseguró que no apoyaría un estado judío en Palestina. Sugirió que desde que los nazis habían matado 3 millones de judíos polacos, ahora habría mucho espacio libre en Polonia para reasentar a los refugiados políticos.
Saludo cordial
Grossman
Espérame y yo volveré, pero espérame mucho
Espérame cuando las tristes lluvias lleguen, y cuando el calor llegue no dejes de esperar
Espérame y yo volveré para que la muerte rabie
No comprenderán jamás los que jamás han esperado, cómo tú del fuego me salvaste
Es que sencillamente me esperaste como nunca nadie me esperó
****************** Konstantin Simonov ******************

durruti
Usuario
Usuario
Mensajes: 17
Registrado: Lun Mar 14, 2011 12:05 am
Ubicación: Entre el Llobregat y el Besós

Re: Judios en la Sociedad y politica estadounidense

Mensaje por durruti » Mar Mar 22, 2011 1:03 am

Excelentes aportaciones :DD
"Si das no lo recuerdes constantemente,si recibes no lo olvides nunca" Proverbio judío

Responder

Volver a “Antisemitismo”