El origen judio de algunos oficiales de la Wermatch

Persecuciones, leyes contra los judíos, malos tratos

Moderador: Grossman

quetzacoal
Expulsado
Mensajes: 131
Registrado: Jue Oct 19, 2006 12:57 am
Ubicación: Barcelona

El origen judio de algunos oficiales de la Wermatch

Mensajepor quetzacoal » Mié Oct 25, 2006 4:37 pm

Hola a todos!!!!

Buenas, solo queria hacer una pregunta haber si alguno de vosotros me puede responder.
En cierta ocasion lei en algun lugar que algunos altos oficiales de la wermatch eran de origen judio (el mas famoso es Von Manstein). Hay algo de cierto en esto?
La verdad, se corrompe tanto con la mentira, como con el silencio. Ciceron

panchopg
Miembro
Miembro
Mensajes: 169
Registrado: Mar Dic 27, 2005 8:42 am
Ubicación: Talca - Chile

Mensajepor panchopg » Jue Oct 26, 2006 4:15 am

Reinhard Heydrich se dice que era de origen Judio. Es uno de los casos mas comentados
Valiente es aquel que no toma nota de su miedo. (G. Patton)
Imagen

Avatar de Usuario
TMV
Moderador
Moderador
Mensajes: 1729
Registrado: Sab May 27, 2006 2:16 am
Ubicación: Sitges (Barcelona)
Contactar:

Mensajepor TMV » Jue Oct 26, 2006 4:45 am

Hola a todos, he aquí una pequeñísima reseña de la vida de Manstein, dejando el aspecto militar a parte:

Manstein, uno de los más grandes estrategas, tal vez el más brillante de todos los generales de la Segunda Guerra Mundial.

Su nombre completo era, Fritz Erich von Manstein, y nació el 24/11/1887 en Berlín.

10º hijo del General Edward von Lewinski, oficial de artillería en el Ejército Imperial, fue adoptado por la hermana de su madre, Hedwig von Sperling, casada con el General Georg von Manstein, el cual no podía tener hijos.

Una vez acabada la I guerra, Manstein fue destinado como oficial de Estado Mayor en la Defensa de la Frontera Oficial en Breslau en 1919.

En 1920, se casó con Jutta Sybille von Loesch, con la que tuvo dos hijos y una hija.

A pesar de simpatizar con Hitler nunca se unió al partido Nazi.

Aunque no tomó parte en el atentado contra Hitler, sí estaba al tanto de los acontecimientos. No recuerdo correctamente una frase suya al respecto que decía que "los generales prusianos no participan en motines ni alzamientos".

Aunque en privado reconocía tener una pequeña parte judía, se vio envuelto en la vorágine de la guerra represiva bajo las directivas de Himmler:

"El sistema de gobierno judío-bolchevique debe ser erradicado de una vez por todas".

En 1945 envió a su familia al Oeste para evitar ser capturado por los rusos, pero fue hecho prisionero por los ingleses en mayo de 1945.

En 1949 fue juzgado por crímenes de guerra por un Tribunal Militar británico en Nürmberg y sentenciado a 18 años de prisión, pena reducida a 12 años.

Liberado en mayo de 1953 por razones de salud, consagró su ocio a la redacción y publicación de sus Memorias: "Victorias Pérdidas" (1955). (Te lo recomiendo)

En 1956, se convirtió en asesor de la Bundeswehr.

El más grande genio militar de la II Guerra Mundial (bajo mi punto de vista) murió el 11 de junio de 1973 en Irschenhausen (Alemania).

Saludos
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen
Kühnheit, Kühnheit, immer Kühnheit...
www.callejondelpau.es

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3148
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Mensajepor Francis Currey » Mié Nov 01, 2006 4:16 pm

Los judíos se encontraban perfectamente integrados dentro de la sociedad alemana, como muestran las palabras de Hermann Steinthal: “hoy podemos ser buenos judíos sólo si somos buenos alemanes y buenos alemanes sólo si somos buenos judíos" pronunciadas en 1890.

Con la llegada de la primera guerra mundial los judíos no dudan en acudir al frente para luchar junto a sus hermanos alemanes, de hecho se registra durante este conflicto un alto número de judíos condecorados por su valor demostrado en el frente. Estamos hablando de más de 30.000 condecoraciones y unos 20.000 ascensos entre los soldados judios.

Tras la Primera Guerra y el ideario de la puñalada judía, promovido por los más radicales la situación comienza a recrudecerse, brotando el antisemitismo en el corazón de Alemania. No obstante el patriotismo de muchos judíos o el miedo a ser descubiertos se saldo con la paradoja situación de judíos luchando al servicio de Hitler. Cabe reseñar que en su mayoría estos no eran judíos puros sino que tenían algún tipo de ascendencia.

Por citarte solo algunos ejemplos de oficiales y suboficiales judíos:

Teniente Paul-Ludwig Hirschfeld: condecorado con la medalla por heridas de guerra y la cruz de servicio militar con espadas, al

Capitán Edgar Jacoby: que recibió tres condecoraciones incluida la medalla por heridas de guerra;

Fedlwebel Wilhelm von Helmolt: que recibió cuatro condecoraciones incluida la de heridas de guerra

Primer oficial de Estado mayor del almirante Lütjen,Paul Ascher: Sirvió en el acorazado Bismarck

Coronel Ernst Bloch

* General Gotthard Heinrici: Defensor de Berlín

Coronel Felix Bürkner

General Werner Maltzahn: que recibió cuatro medallas incluida la cruz de servicios de guerra de segunda clase y un largo etcétera.

General Helmut Wilberg: Sirvió en la Luftwaffe

Muchos de ellos recibieron incluso certificados de pureza de sangre, limpiando de este modo sus ascendencia judía. Otros corrieron peor suerte como son los casos del Obershütze medio-judío Rolf Schenk detenido en Buchenwald o el soldado medio-judío Werner Eisner que a pesar de ostentar la medalla por heridas de guerra fue enviado a Auchswitz.


* Aunque en su familia no había sangre judía se encontraba casado con una media judía de la que se negó a divorciarse

Fuente: César Vidal
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8924
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Jue Nov 23, 2006 5:44 pm

¡Hola a todos!

Al hilo de lo comentado por los amigos Francis y TMV quiero subrayar lo siguiente.

Primero, el antisemitismo (que a mí, sin embargo, me gusta llamar más propiamente antijudaísmo) no era en la Alemania de finales de siglo XIX y principios del XX un sentimiento generalizado, y las minorías antijudías alemanas tampoco eran sustancialmente diferentes de las de otros países de la Europa occidental y meridional. En la época de Bismarck, por ejemplo, era incomparablemente más importante y generalizado el problema católico que el judío.

Los primeros síntomas preocupantes de la canalla antijudía se dieron en 1917, alentados por una parte mezquina de los que habían metido al imperio guillermino en esa guerra, y sembrados ladinamente en el frente, en retaguardia y en la misma Alemania, intoxicando a la población que comenzaba a experimentar las privaciones de la guerra. La realidad, sin embargo, era muy otra, pues hubo miles de alemanes judíos que combatieron con valor en el frente, sacrificando sus vidas por la que sentían como su patria y era su patria. Pero es más, si Ludendorff y Hindenburg (que por ser dos militares competentes no dejaban de ser dos buenos sinvergüenzas, al fin y al cabo fueron ellos dos los verdaderos inventores de la tristemente célebre frase "puñalada por la espalda", y eran igualmente dos auténticos antijudíos) pudieron continuar su guerra se debió fundamentalmente al talento de dos alemanes judíos, que previamente habían conseguido impedir que el Reich colapsara ya en 1914-15: Rathenau y Haber. El primero fue Ministro de Guerra, y un hombre extraordinariamente dotado para los negocios y las relaciones humanas. Cuando su trabajo parecía no poder superar el blocaje británico en el suministro de municiones, situación que presagiaba el desastre, el profesor Haber, un científico judío, consiguió derivar ácido nítrico sintético del amoníaco, posibilitando con ello la continuación de la guerra.

Colgar el sanbenito de la pérdida de la guerra a los alemanes judíos no sólo fue una mezquindad, sino una falsedad sin límites.

Después, cuando Hitler llegó al poder, el Reichswehr tuvo la desgracia de que el general Werner von Blomberg fuese nombrado Ministro de Defensa (luego de Guerra, cuando Hitler cambió el nombre del ministerio), y que el general Walter von Reichenau se convirtiera, a la práctica, en su segundo al ser nombrado Chef der Ministeramtes. Estos dos elementos jugaron ciertamente un papel indigno -ya como militares, ya como personas- en la aplicación de las perversidades nazis en la Wehrmacht.

Tal como señalan Wolfram Wette y Deborah Lucas Schneider en su The Wehrmacht: History, Myth, Reality (Harvard University Press, 2006) en las páginas 70 y siguientes, Blomberg, a partir de 1934, adoptó y aplicó cada vez más las ideas sobre la raza que defendía el nacionalsocialismo, sin que Hitler hubiera dado órdenes especiales al respecto. Fue Blomberg, como Ministro de Defensa, quien tomó la iniciativa de cursar una orden exigiendo a todos los soldados del Reichswehr el uso de la esvástica en sus uniformes. Y aunque Wette & Schneider no lo mentan, también fue Blomberg (y Reichenau) quienes, por propia iniciativa y sin que Hitler pidiera tal cosa, acordaron que todos los miembros del Reichswehr prestaran juramento de lealtad a Hitler, rompiendo así (de forma dudosamente legal) la norma anterior de prestar el juramento de lealtad ante la Constitución de Weimar.

Pero Wette & Schneider documentan algo muy significativo, que tiene especial relación con el topic. El 7 de abril de 1935, el gobierno de Hitler cursó la Ley para la Restauración del Servicio Civil Profesional, creando con ello la base legal para expulsar a todos los funcionarios cuya afiliación política o religiosa fuera vista por los nazis como indeseable, lo que incluía no sólo a los defensores de la República de Weimar, sino también a los judíos. El Parágrafo 3 de esta ley declaraba: “Los servidores civiles de origen no-ario deben ser colocados en situación de retiro.” No hacía mención en absoluto a los soldados que servían en el Reichswehr. Sin embargo, Blomberg asumió por su cuenta la iniciativa de dar instrucciones para que el “parágrafo ario” fuese aplicado a todos los rangos del Reichswehr. Ordenó a los comandantes de compañía que exigieran la prueba de “origen ario” a todos los hombres bajo su mando. Los que no pudieran probar su arianidad debían ser expulsados del Reichswehr, a excepción de aquellos que habían luchado en el frente en la IGM, o los que habían perdido un padre o un hijo durante la guerra.

En el curso (unas cuantas semanas) de la purga que siguió fueron expulsados del Reichswehr 70 oficiales, suboficiales y hombres (7 oficiales, 8 candidatos a oficiales, 13 suboficiales y 28 alistados fueron expulsados del Reichsheer; 3 oficiales, 4 oficiales candidatos, 3 suboficiales y 4 alistados de la Reichsmarine), aunque ninguno de ellos era miembro practicante de la religión judía ni hijo de padres judíos practicantes. Tan sólo porque algunos de sus padres o abuelos habían sido registrados como judíos al nacer. No importaba siquiera que se hubieran convertido previamente al cristianismo.

Erich von Manstein, entonces coronel, dirigió una protesta a las pocas semanas de que Blomberg hubiera cursado su orden. Manstein escribió un memorando titulado “Aplicación del Parágrafo Ario de la Ley del Servicio Civil a la Wehrmacht” y lo envió a varios oficiales superiores, incluyendo al jefe del EMG, general Ludwig Beck, al comandante en jefe del Heer, general Werner von Fritsch, y al mismísimo Blomberg. El argumento de Manstein era que la orden de Blomberg infringía la autonomía de los militares en asuntos personales, cuestionando de esta forma el alto status social del cuerpo de oficiales. En opinión de Manstein, ese status estaba justificado por la naturaleza particular de la profesión y el estricto código de honor militar. Considerado en tales términos, la expulsión de soldados que no habían cometido ningún delito, sino sólo por el hecho de tener orígenes judíos, era incompatible con el requerimiento de lealtad a los camaradas de armas.

Que la base de la protesta de Manstein fuese su ascendencia judía es algo que sólo él podría decir. Pero lo cierto es que tuvo la dignidad y el valor de dejar constancia de su repulsa. Lástima que eso mismo no lo hiciera años más tarde, cuando lo que estaba en juego no era solamente ya la expulsión del ejército.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8924
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Jue Nov 23, 2006 5:47 pm

En cuanto a la colaboración entre el Reichswehr/Wehrmacht y Hitler para la aplicación de la ideología racial nazi, recomiendo la lectura de Jürgen Förster, Complicity or Entanglement? Wehrmacht, War and Holocaust en Michael Berenbaum y Abraham J. Peck, The Holocaust and History: the Known, the Unknown, the Disputed and the Reexamined (Indiana University Press, 2002). También existe un artículo de Manfred Messerschmidt sobre la colaboración de la Wehrmacht con Hitler cuyo título ahora mismo no recuerdo, pero que es un clásico.

De Jürgen Förster quiero anotar este pasaje:

[El papel y la función del Reichswehr/Wehrmacht fueron conformados fuertemente por la alianza de 1933 entre Hitler y Werner von Blomberg, ministro de Defensa y comandante de las Fuerzas Armadas. Su objetivo común era la “Wiederwehrhaftmachung” de Alemania. Este término altamente emotivo y politizado ha sido malinterpretado a menudo como significando exclusivamente al rearme militar de Alemania. En realidad, Wiederwehrhaftmachung significaba la completa reestructuración de Alemania: militarmente, económicamente, socialmente y espiritualmente. Mientras el Partido tenía que militarizar la nación y eliminar a todos los enemigos internos, así respecto del domino militar, el Reichswehr/Wehrmacht cesaba de interferir en la política interna y se concentraba en agilizar el rearme y politizar a las tropas.] p. 266

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Chuikov
Administrador
Administrador
Mensajes: 583
Registrado: Mié Jun 15, 2005 9:38 pm
Ubicación: Granada, ESPAÑA

Mensajepor Chuikov » Jue Nov 23, 2006 6:20 pm

Hola a todos.

Me ha parecido muy interesante la columna de OPINION que aparece en EL PAIS hoy, de Maruja Torres, donde hace una aclaración o distinción entre los términos antijudio y antisemita, algo que aprendí del compañero José Luis y en este mismo hilo. Aquí la distinción se hace entre antisionista y antisemita, pero creo que al caso es lo mismo.

El enlace es el siguiente:

http://www.elpais.com/articulo/ultima/A ... iult_2/Tes

Saludos.
Carpe Diem

Invitado

Mensajepor Invitado » Jue Ago 23, 2007 5:57 pm

Según tengo entendido, la madre de Gotthard Heinrici era judía.

Alcazar
Miembro
Miembro
Mensajes: 248
Registrado: Jue Oct 11, 2007 4:07 pm
Ubicación: España

Mensajepor Alcazar » Dom Oct 21, 2007 10:07 pm

Hola. Tengo entendido, que muchos oficiales alemanes incluso de las SS tenían ascendencia judía. Ahora mismo no recuerdo el nombre de uno de ellos, pero fue bastante conocido, y su madre se llamaba Sara. Lo cual indicaba ascendencia judía. El motivo de que muchos de estos desempeñaran cargos en los propios campos de concentración era como una prueba de lealtad, al igual que en España, con la inquisición, había inquisidores que eran de ascendencia judía, pero que para demostrar lealtad, desempeñaban esos cargos y llevaban un trozo de tocino en la cintura, y a menudo (en actos públicos) lo masticaban.

Avatar de Usuario
ESCUADRON201
Miembro
Miembro
Mensajes: 54
Registrado: Mar Jun 26, 2007 1:16 am
Ubicación: MEXICO

Mensajepor ESCUADRON201 » Mar Oct 23, 2007 9:15 pm

Dice la biografía del Generalfeldmarschall Erhard Milch, en la página exordio.com, que el también tenía sangre judía, no puedo confirmar si eso es verdad.

Saludos Cordiales
Última edición por ESCUADRON201 el Mié Oct 24, 2007 12:01 am, editado 1 vez en total.
"EL ESPÍRITU DE LA PATRIA TE ACOMPAÑA"

Avatar de Usuario
ESCUADRON201
Miembro
Miembro
Mensajes: 54
Registrado: Mar Jun 26, 2007 1:16 am
Ubicación: MEXICO

Mensajepor ESCUADRON201 » Mié Oct 24, 2007 12:01 am

"EL ESPÍRITU DE LA PATRIA TE ACOMPAÑA"

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8924
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Jue Oct 25, 2007 4:55 pm

¡Hola a todos!

ESCUADRON201 escribió:Dice la biografía del Generalfeldmarschall Erhard Milch, en la página exordio.com, que el también tenía sangre judía, no puedo confirmar si eso es verdad.

Saludos Cordiales


Efectivamente, Escuadrón201, Milch era judío.

Creo recordar haber leído en el subforo de "Biblioteca" que se había o se iba a publicar en español el excelente libro de Bryan Mark Rigg, Hitler's Jewish Soldiers: The Untold Story Of Nazi Racial Laws And Men Of Jewish Descent In The German Military. Si es así recomiendo completamente su lectura. Bryan estima en 150.000 el número de alemanes judíos (mitad o cuarto ascendencia judía, esto es, los Mischlinge) que sirvieron en la Wehrmacht en la IIGM.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8924
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Mar Ene 08, 2008 11:33 am

¡Hola a todos!

José Luis escribió:¡Hola a todos!

ESCUADRON201 escribió:Dice la biografía del Generalfeldmarschall Erhard Milch, en la página exordio.com, que el también tenía sangre judía, no puedo confirmar si eso es verdad.

Saludos Cordiales


Efectivamente, Escuadrón201, Milch era judío.

Creo recordar haber leído en el subforo de "Biblioteca" que se había o se iba a publicar en español el excelente libro de Bryan Mark Rigg, Hitler's Jewish Soldiers: The Untold Story Of Nazi Racial Laws And Men Of Jewish Descent In The German Military. Si es así recomiendo completamente su lectura. Bryan estima en 150.000 el número de alemanes judíos (mitad o cuarto ascendencia judía, esto es, los Mischlinge) que sirvieron en la Wehrmacht en la IIGM.

Saludos cordiales
José Luis


Cuando escribí el mensaje citado se me olvidó escribir lo que realmente quería, esto es, cómo Milch "dejó" de ser judío y se "convirtió" en un ario puro. El asunto lo describe Bryan en las páginas 29-30 de su libro referenciado (University Press of Kansas, 2002).

Resulta que en 1935, la madre de Milch, Frau Clara Milch, se fue a ver a su yerno, Fritz Heinrich Hermann, presidente de la policía de Hagen y más tarde general de las SS, para entregarle un affidávit declarando que su fallecido tío, Carl Bräuer, y no su marido judío, Anton Milch, era el padre de sus seis hijos. Después de que el coronel Theo Croneiss de la SA denunciara a Milch a Göring, Göring entregó el affidávit de la madre de Milch a Hitler. En 1935, Hitler aceptó el testimonio de la madre y dio instrucciones a Göring para que el Dr. Kurt Meyer, jefe de la Oficina del Reich para la Investigación Genealógica, completara el papeleo. El 7 de agosto de 1935, Göring escribió a Meyer para que cambiara al padre de Milch en sus documentos y le cursara documentos certificando su pura descendencia aria. Después de la guerra, según uno de los interrogadores de Göring, John E. Delibois, Göring se sentía orgulloso de haber ayudado al “medio-judío Milch” a permanecer en “su Luftwaffe”.

El caso de Milch es realmente ilustrativo, pues muestra cómo no había reparos en recurrir al incesto con tal de zafarse de una ascendencia judía. No fue un caso aislado, sino muy generalizado, y muchas madres prefirieron pasar por prostitutas o promiscuas con tal de librar a sus hijos de un padre judío.

Gracias a sus excelentes relaciones con las altas esferas políticas, Milch pudo proteger a su hija más joven, Helga, que padecía el síndrome de Down, del programa de "eutanasia" de Hitler.

Finalmente, quiero subrayar que casi todos los jerarcas nazis, Hitler incluido, hicieron excepciones en su por otra parte sistemática actividad criminal para no aplicar las leyes raciales a algunos alemanes de ascendencia judía, bien fuera por amistad o interés.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
von Neurath
Expulsado
Mensajes: 1290
Registrado: Dom Nov 11, 2007 10:08 pm

Mensajepor von Neurath » Mar Ene 08, 2008 12:37 pm

panchopg escribió:Reinhard Heydrich se dice que era de origen Judio. Es uno de los casos mas comentados



Hasta donde yo tenia entendido no era Reinhard Heydrich judio, si no la esposa la cual creo haber escuchado en una oportunidad era de descendecia judia pero por ser la esposa de Heydrich, hitler le otorgo una especie de salvoconducto o permisologia especial exonerandola de cualquier represalia por su descendecia.

no se si estoy en lo correcto pero es lo que recuerdo con respecto a ese caso.


saludos! :wink:

Avatar de Usuario
Neumann-Silkow
Usuario
Usuario
Mensajes: 37
Registrado: Lun Mar 10, 2008 11:38 pm
Ubicación: Barcelona

Artículo sobre el tema

Mensajepor Neumann-Silkow » Mié Mar 26, 2008 12:29 am

Hola a todos.

Creo que este enlace os puede resultar interesante. Es un artículo que trata sobre este mismo tema y en él a aparecen más nombres de oficiales con ascendencia judía.

http://revista.libertaddigital.com/arti ... 1275320916

Salut!
Sol, arena y acero... no soy más que polvo en el desierto.


Volver a “Antisemitismo”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado