Europa y el Holocausto

Persecuciones, leyes contra los judíos, malos tratos

Moderador: José Luis

Lehto
Miembro
Miembro
Mensajes: 330
Registrado: Mié Jun 15, 2005 1:01 am

Mensaje por Lehto » Vie Jun 17, 2005 11:05 pm

Sobre las matanzas en Kaunas (Lituania):

Cuando, el 23 de junio de 1941, las unidades de vanguardia del ejército alemán ocuparon Kaunas, en la Lituania central, un pequeño destacamento del Einsatzgruppe A entró con ellas en la ciudad y puso manos a la obra de inmediato, organizando ataques contra los judíos. Después de uno o dos días de ocupación, varios reclutas de una compañía de panaderos del 16 ejército de la Wehrmacht se encontraron con lo que posiblemente sería el primer progromo que tuvo lugar en Kaunas. El relato de un sargento:

“Estábamos acuartelados en unos viejos barracones rusos (…) Debió de ser un día después de nuestra llegada a Kovno cuando un conductor de mi unidad me informó de que, en una plaza cercana, había judíos que estaban siendo golpeados hasta la muerte. Enseguida fui al lugar indicado (…) Cuando llegué a la plaza había de quince a veinte cuerpos tendidos en aquel lugar. Después los lituanos los retiraron y lavaron los charcos de sangre con el agua de una manguera de riego (…) Ví como los lituanos cogían los cadáveres por manos y pies y los sacaban de allí. Después reunieron a otro grupo de delincuentes, lo empujaron hacia el interior de la plaza y, sin más, los civiles armados con barras de hierro se dedicaron simplemente a golpearlos hasta matarlos. Contemplé como uno de los grupos de delincuentes era muerto a golpes y tuve que mirar hacia otro lado porque no podía soportar la escena. Estas acciones me parecieron extremadamente crueles y brutales (…) Los civiles lituanos dejaban oir sus gritos de aprobación y jaleaban a los hombres que lo hacían”

Un granadero recuerda haberle preguntado a un sargento por que mataban a golpes a aquella gente. El sargento le respondió que eran judíos detenidos por los lituanos.

Las ejecuciones eran perpetradas por convictos lituanos. Los SS habían dejado salir de la cárcel a criminales violentos y los habían inducido a asesinar víctimas judías.

Una escena parecida se produjo el 27 de junio de 1941, cuando un coronel pasaba junto a una gasolinera y vio una multitud que gritaba, Creyó que festejaban algo y se acercó a observar. Al preguntar le dijeron que el “Verdugo de Kovno” (tb “Dispensador de la Muerte”) estaba haciendo su trabajo, se acercó y según su relato esto es lo que vio:

“En el patio de cemento de la gasolinera había un hombre rubio, de mediana estatura y de unos venticinco años, apoyado sobre un garrote de madera descansando. El garrote era tan grueso como su brazo y le llegaba hasta el pecho. A sus pies yacían entre quince y veinte personas, muertas o moribundas. De una manguera manaba agua continuamente para lavar la sangre que era arrastrada así hasta una zanja. Algunos pasos por detrás de este hombre había otros veinte, escoltados por civiles armados (…) en respuesta a una rápida señal, el siguiente hombre avanzó callado y, a continuación, fue muerto a golpes con el garrote de madera de la manera más bestial, acompañado cada uno de los garrotazos por el griterío entusiasta de los presentes.

Según otro testigo, un fotógrafo militar, “el verdugo mató de esa manera entre cuarenta y cinco y cincuenta personas (…) cuando terminó dejó la barra a un lado, cogió un acordeón y se subió encima de la pila de cadáveres tocando el himno nacional lituano”

Fuente: Richard Rhodes: Amos de la muerte.

Germánico
Miembro
Miembro
Mensajes: 165
Registrado: Sab Jun 18, 2005 4:45 am
Ubicación: Santa Cruz de Tenerife
Contactar:

Deportaciones en territorio británico

Mensaje por Germánico » Mié Jun 22, 2005 12:39 am

En las islas ocupadas del Canal, también hubo deportaciones de judíos. Al parecer, un grupo de dos o tres (no recuerdo exactamente la cifra) refugiados judíos no británicos, fue llevado a los campos de exterminio. El asunto se narra en el libro "Auschwitz: los nazis y la Solución Final", de
Laurence Rees (Crítica,24'90 € ), obra muy recomendable.

Este historiador pone en duda lo dicho por muchos británicos acerca de que ellos jamás hubieran colaborado con el Holocausto, en el hipotético caso de una invasión alemana. Al parecer, y según indica Rees, la resistencia de las autoridades locales a entregar a los masones, evitó que fueran deportados... actitud que no se dio con los judíos.

Saludos.
Sine lumine pereo

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3176
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Mensaje por Francis Currey » Dom Jul 03, 2005 5:33 pm

TESTIMONIO DE DAVID GALANTE A 60 AÑOS DEL EXTERMINIO
DE LOS JUDIOS DE RODAS


Hace exactamente 60 años, junto a mis padres Abraham y Rebecca Galante, a mis hermanos Moshe, Rosa, Juana y Matilde, y junto a otros 1800 judíos de la comunidad de Rodas y Cos entrábamos en el Campo de Exterminio de Auschwitz-Birkenau.

No solo entramos a un infierno que desconocíamos, entramos a un infierno al que el mundo entero, aún después de su destrucción, tardaría años en reconocer.

Hoy estamos acá para recordar y homenajear a todos los Sefaradim de Grecia, Bulgaria, Yugoslavia, Turquía, Italia y Rumania quienes perecieron en las cámaras de gas, donde no solo fueron aniquilados nuestros hermanos sino gran parte de la cultura Judeo Española y nuestra lengua, el djhudezmo.

Hace 60 años las comunidades judías de Rodas y Cos entraron en Auschwitz. Meses después, solo 120 de los 1800 pudimos salir. Los otros, forman parte de los 6.000.000 de judíos asesinados en la shoah.

Algunos podrían pensar que durante estos 60 años, estuvimos transmitiendo y contando lo que allí sucedió. La forma en que vimos morir exterminados a nuestros hermanos. Tratando de explicarle al mundo lo inexplicable. Pero no fue así.

Los Nazis no solo se llevaron a nuestros hermanos. También se llevaron nuestra identidad, nuestra dignidad y nuestras ganas de vivir.

Tardamos muchos años en recuperarlas. En volver a sentirnos personas. No queríamos revancha. Solo volver a ocupar un lugar en este mundo. El lugar que a nuestros hermanos se les había negado.

Y el lugar que encontramos con mi hermano Moshe, fue éste en la comunidad Chalom junto a nuestros parientes y amigos que salieron de Rodas antes que la locura se apoderara del mundo.

Gracias al esfuerzo de mi hermano mayor Hizkiá y su esposa Regina, pudimos llegar a la Argentina, asentarnos y conseguir un trabajo.Y cuando empezaba a sentir que recuperaba mi identidad, encontré una mujer, Raquel quien me acompaña y me sostiene desde hace ya casi 50 años. Aquí también tuve a mis hijos, Sandra y Ezequiel quienes me hicieron padre y soy abuelo de dos hermosos ñetos, Daniel y Yamit, algo que cuando estaba en Auschwitz no había alcanzado ni siquiera a soñar.

Pero para rehacer mi vida, también tuve que refugiarme en el olvido. El campo de concentración parecía quedar muy lejos y creíamos que debíamos mantener alejado el dolor si queríamos reinsertarnos en la sociedad.

El trabajo me absorbía y yo me dejaba absorber, por que esa era también una forma de olvidar.

Pero el olvido, también esta ligado al temor de ser rechazado. A ser tratado por loco. Las pocas veces que insinué lo que había vivido en el campo de concentración, las miradas que recibí fueron más de rechazo o de temor que de compasión. Nadie quería saber lo que allí había pasado. Nadie quería creer como murieron nuestros hermanos. Y el temor a sentirnos otra vez rechazados fue lo que nos obligó a encerrarnos en nosotros mismos y a refugiarnos en los afectos.

La sociedad no se abría para entender lo que nos pasaba. Y yo no tenía con quien compartirlo. Tanto nos afectaron las imágenes, los gritos, el dolor, el miedo, el horror, el hambre y el temor con que tuvimos que convivir.

Tuve miedo de contarle a mis hijos lo que me había pasado. Tenía miedo de hacerles mal. De hacerlos sufrir. De hacerles vivir con mis palabras la experiencia más dramática que puede vivir un hombre en su vida. Y creía que el silencio los protegía.

Pasaron casi 50 años, hasta que el mundo empezó a hablar de nuevo. Hasta que empezaron a preguntarnos a los sobrevivientes “¿Que pasó en Auschwitz?”. Algunos sobre-vivientes prefirieron callar. Habían callado 50 años ¿por qué deberían hablar ahora?.

Steven Spielberg filmó su película “La Lista de Schindler” y creó un archivo fílmico con los testimonios de los sobrevivientes de la Shoah.

De pronto, parecía que el mundo quería empezar a recordar. Muchos de los sobrevivientes ya habían muerto. Mi hermano Moshe fue uno de ellos.

Para mí, y para muchos sobrevivientes, esta fue como una segunda liberación. Parecía que los soldados Rusos volvían a rescatarnos de nuevo y no sólo éramos libres de los Nazis. También nos estábamos liberando de nuestros temores. Nos sorprendía que el mundo quisiera escuchar lo que en el fondo nunca habíamos olvidado.

En 1995, el Rabino Moti Maarabi me invitó a dar mi primer testimonio acá en Chalom. Habían pasado 50 años y por primera vez me animaba a hablar en público sobre lo que viví en Auschwitz. Había gente que escuchaba por primera vez de mi boca lo que les había pasado a nuestros hermanos. La misma gente con la que compartimos charlas, juegos y actividades durante 50 años, estaba finalmente compartiendo el relato del horror.

A partir de allí, nunca pasó una semana sin que algunos de los sobrevivientes congregados en la fundación Memoria del Holocausto, diésemos nuestro testimonio en una escuela, en un club o en una comunidad. Bastaba que alguien quisiera escuchar lo que pasó por boca de los testigos directos. 50 años después de Auschwitz, finalmente podíamos contar lo que allí habíamos vivido.

Esta noche recordamos que hace 60 años, casi la totalidad de los judíos de Rodas y Cos llegaron al infierno de Auschwitz y perecieron en los hornos construidos por los Nazis para exterminar a nuestro pueblo. Este recuerdo, es también un homenaje a todas las comunidades Sefaradíes que 450 años después de la expulsión de España, compartieron el trágico destino de la judería europea.

Me parece increíble que hace sólo unos pocos años, empezamos y empecé a liberarme del temor, del horror y del silencio.

Hoy estoy aquí para seguir recordando lo que nos pasó. Y seguiré recordándolo aquí, año tras año, mientras tenga voz para contarlo a quien quiera oírlo.

Porque nunca es tarde para recordar y siempre es bueno sentir que estamos juntos y que no nos han vencido.

ariel81
Usuario
Usuario
Mensajes: 32
Registrado: Dom Ago 07, 2005 4:38 am
Ubicación: Buenos Aires,Argentina

Mensaje por ariel81 » Dom Ago 07, 2005 4:57 am

en una de las islas del canal hubo el unico campo de concentracion en suelo britanico

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensaje por beltzo » Mar Ene 31, 2006 2:24 am

Eslovaquia y el holocausto

Jozef Tiso era un sacerdote católico que además era líder del Partido Popular Eslovaco de Hlinka, viajó a Berlín el 13 de marzo de 1939, donde se encontró con Adolf Hitler y como resultado de la entrevista se declaró el primer Estado Eslovaco independiente, el 14 de marzo de 1939. El primer ministro de este estado (independiente al menos nominalmente) fue el mismo Jozef Tiso, hasta el 26 de Octubre de 1939 en que se convirtió en su presidente.

Imagen
Jozef Tiso con Hitler

Bajo su mandato, las bastardas leyes raciales de Nuremberg fueron introducidas en ese país el 9 de septiembre de 1941, lo cual sería sólo el principio de la pesadilla que recaería sobre los 90.000 judíos que vivían allí. La guardia eslovaca de Hlinka no tenía nada que envidiar al brutal comportamiento de las SS con los judíos.

Los nazis pidieron a Eslovaquia a finales de 1941, el envío de mano de obra forzada para trabajar en el Reich, unos meses después en Febrero de 1942, los eslovacos ofrecieron a 20.000 judíos para estos menesteres, sin embargo había un problema, los nazis no estaban dispuestos a aceptar entre ellos a las mujeres y los niños, es decir a aquellos a los que consideraban improductivos. Para solventar este problema se reunieron unos días despues en Bratislava, Voitech Tuka primer ministro eslovaco, su secretario Izidor Koso y el comandante de la SS Dieter Wisliceny. El resultado de la reunión fue que el gobierno eslovaco pagaría a Alemania 500 marcos por cada deportado, en concepto de gastos de deportación, a condición de que nunca regresaran a Eslovaquia y Alemania nunca reclamase las posesiones que dejaran atrás. En resumen, un estado con un sacerdote a católico a la cabeza pagaría a los alemanes por librarse de sus judíos. Semejante bajeza es a mi juicio dificilmente inigualable.

Las deportaciones comenzaron en Marzo, primero se les recluía en campos de tránsito en la propia Eslovaquia y de allí partían a Auschwitz donde los primeros judíos eslovacos llegaron ese mismo mes, el 4 de Julio de 1942 a la llegada de un grupo de estos dio comienzo por primera vez las tristemente célebres selecciones iniciales. Entre marzo y octubre de 1942, 58.000 judíos eslovacos fueron deportados, después de esta fecha las deportaciones se suspendieron hasta septiembre-octubre de 1944, el resultado final arroja el saldo de cerca de 70.000 judíos deportados, la mayoría de ellos perecieron en campos de exterminio.

Michal Kabac pertenecía a la guardia de Hlinka, cuando se enteró al igual que sus compañeros que estaban enviando a los judíos a la muerte no parece que les afectara en gran cosa, así años después manifestó: "Por un lado sentí lástima por ellos, pero no mucha, teniendo en cuenta que estaban robando a los eslovacos. La verdad es que no estábamos muy apenados: pensábamos que era positivo que se los llevasen; así ya no podrían engañarnos. Se acabó eso de enriquecerse a costa de la clase trabajadora"

La figura de Jozef Tiso es hoy día controvertida en Eslovaquia, sus defensores dicen que evitó que el país fuera repartido entre sus vecinos, que no actuó personalmente en nada relacionado con el holocausto y que de hecho las deportaciones sólo duraron unos meses a lo largo de 1942 para luego suspenderlas a pesar de las presiones germanas. Sin embargo he de decir que en mi opinión su responsabilidad en este asunto esta fuera de toda duda, puede ser cierto que no estuviera implicado directamente, tampoco Hitler lo estuvo, eso no significa nada. Sin embargo la manera más rápida de ver su complicidad, es citar un fragmento de una declaración del propio Tiso hecha en la ciudad de Holíc en agosto de 1942, en plena vorágine de deportaciones: "Dicen ¿es cristiano lo que se hace en nuestro país con los judíos? ¿Es humano, no es un crimen? Yo me pregunto: ¿no es cristiano que la nación quiera librarse de su enemigo eterno? Resulta indudable que el elemento judío siempre ha amenazado a los eslovacos y hubiera sido aún peor si no hubiéramos hecho una limpieza. Y es más, hemos hecho todo por orden de Dios".

Bibliografía:

http://www.slovakradio.sk/rsi/spa/histo ... judes.html

Auschwitz - Los nazis y "la solución final", de Laurence Rees, Ed. Planeta DeAgostini Barcelona 2006


Saludos
"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
David L
Administrador
Administrador
Mensajes: 2356
Registrado: Mar Oct 11, 2005 4:23 am
Contactar:

Mensaje por David L » Dom Mar 12, 2006 11:43 pm

Uno de los recursos más utilizados por los gobiernos europeos que estaban colaborando en la persecución de los judíos era la de generar toda una serie de artículos en la prensa( claro está que controlada al 100x100) en las que se relataban las disposiciones gubernamentales en la persecución del judío; en la Francia de Vichy se relataba, por ejemplo, la persecución antisemita en Rumania, pero a la vez se silenciaba en lo posible la misma en la propia Vichy y viceversa, de esta manera parecían intentar concienciar a la población autóctona de que todo tipo de medidas represivas antisemitas estaban justificadas tal y como ocurría en otros paises, era una manera de "decir sin decir", la gente ya entendía claramente el mensaje sin necesidad de contarlo con crudeza.

Un saludo.
Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra... elegisteis el deshonor y tendréis la guerra.

Winston Churchill a Chamberlain.

Avatar de Usuario
Audie Murphy
Moderador
Moderador
Mensajes: 3658
Registrado: Dom Oct 09, 2005 7:38 am

Mensaje por Audie Murphy » Jue Abr 20, 2006 7:07 am

Sobre la lucha posterior para encontrar y castigar o enjuiciar a estos responsables recomiendo la lectura de estas dos obras:

"Los vengadores" de Bar Zohar, edita Plaza&Janes, 1969, isbn

84-01-42078-4, ya descatalogado


"La brigada : la historia de unos soldados judíos que no se sometieron a la voluntad nazi (2002)"

de Blum, Howard Editor: Salvat Editores, S.A.


más brutalidades, la gente que se convirtió en vengador, los cazanazis como Wiesenthal, el intento de acabar con miles de ex SS envenenándolos en su prisión, la esperanza que surgió para algunos judíos tras la guerra ..



Imagen


Tampoco podemos olvidar los asesinatos de judíos producidos tras la guerra, como el infame progromo polaco de Kielce. El 4 de julio de 1946 unos 42 judíos supervivientes del Holocausto, eran asesinados por una masa de ciudadanos, policías y soldados; después de unas fantásticas difamaciones y libelos sobre asesinatos de niños cristianos en rituales mágicos judíos. Esta masacre convenció a muchos supervivientes de los campos nazis para emigrar a Palestina en busca de un futuro mejor.

http://www.fathom.com/course/72809602/session3.html

http://www.ushmm.org/wlc/en/article.php ... d=10007941.
Última edición por Audie Murphy el Dom May 13, 2012 6:12 pm, editado 2 veces en total.

Avatar de Usuario
David L
Administrador
Administrador
Mensajes: 2356
Registrado: Mar Oct 11, 2005 4:23 am
Contactar:

Mensaje por David L » Sab Jun 10, 2006 2:44 am

Nadie puede negar que el aniquilamiento de los judíos en Europa fue realizado por los alemanes, pero no se puede menospreciar el antisemitismo existente en muchos paises de la Europa oriental. Los alemanes pudieron llevar a cabo el Holocausto porque se encontraron con las condiciones idoneas para realizar tan macabra obra, dueños de Europa, tenían campo libre para desarrollar su programa aniquilador, sin embargo, en paises como Ucrania, Lituania, Polonia, etc..también existía ese odio visceral al judío, a la muestra está que cuando tuvieron oportunidad de desarrollar ese odio-tras el avance de la Wermacht se unieron con gusto a los alemanes en la tarea de destruir a ltoda la población judía europea, la diferencia entre Alemania, Polonia, Lituania, etc está en el poder alemán en 1941, la comunidad internacional estaba bajo la bota nazi y sin capacidad de reacción, si esto mismo lo hubiera intentado cualquier otro país que no hubiera sido Alemania antes de la guerra ,seguramente se habría visto impedida por la presión internacional.

Un saludo.

Un saludo.
Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra... elegisteis el deshonor y tendréis la guerra.

Winston Churchill a Chamberlain.

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3176
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Julio Palencia y los judios de Bulgaria

Mensaje por Francis Currey » Jue Jun 29, 2006 8:47 pm

Julio Palencia y los judios de Bulgaria

Este diplomático español apodado el amigo de los judios contribuyo a la salvación de unos 600 judios bulgaros.

http://www.raoulwallenberg.net/?es/salv ... s/1124.img

Responder

Volver a “Antisemitismo”

TEST