Los habitantes de Calvados

Colaboracionismo, resistencia, vida cotidiana

Moderador: Francis Currey

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 924
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Los habitantes de Calvados

Mensajepor pastelsjl » Vie May 02, 2014 8:09 pm

Otro hilo extraído del libro Espías, agentes y soldados de Janusz Piekalkiewicz

Cuando en la actualidad se visita la costa Atlántica francesa, entre Dunkerque y Biarritz, se ven todavía montones semienterrados de hormigón armado, búnkeres en ruinas, restos de colosales construcciones, las cuales Hitler deseaba esconder a su Europa: la Muralla del Atlántico.

Destruidas por las bombas y los proyectiles de artillería, y voladas por sus ocupantes, se hunden poco a poco en la arena de las dunas.

Lo que resta nos trae el recuerdo de quienes, a pesar del horor desplegado por la Gestapo, pusieron su parte en la expugnación de la Muralla.El Reseau Centurie, grupo de resistencia que actuaba en Normandía, esperaba esta apreciación y parece que el futuro se ha encargado de destacar esta contribución al apoyo prestado a las playas de Normandía.

Verano de 1949. Francia acababa de sufrir su más tremenda derrota de su historia. Un millón y medio de sopldados cayeron prisioneros de los alemanes y un millón de familias erraban por el país en doloroso éxodo.

Sin embargo, apenas concluido el armisticio,, un puñado de hombres y mujeres se preparaba para continuar la resistencia, incapaces de aceptar como definitivo el revés de su país: no podían soportar la bota prusiana hollando la patria, ni la idea de que Hitler y el nazismo se integrarán en el estilo de vida francés.

Comenzó la terrible espera del segundo frente: la invasión aliada en el oeste.

Para ofrecer su apoyo militar localizado en la retaguardia enemiga se crea toda la organización y la política de la resistencia gaulista. El 7 de agosto de 1940, Churchill y De Gaulle llegaron a un acuerdo en este punto: Inglaterra se comprometía a sufragar los gastos necesarios para la adecuada organización de la Resistencia y De Gaulle, por su parte, facilitaría a los británicos abundantes noticias de lo que sucedía en la Europa ocupada, utilizando para ello su tupida red de agentes.

De Gaulle encargo al capitán de 28 años, más tarde conocido como coronel Passy, la creación de una oficina central de los servicios secretos, el Deuxiéme Bureau, incorporado a la sección 6° del servicio de información inglés.

En julio de 1940, un hombre llamado Gilbert Renault de Paris, se presento al coronel Passy ofreciendo sus servicios, Renault, conocido después por su seudónimo de coronal Remy fue inmediatamente enviado a Francia. Una vez allí, no tardo en organizar la primera red de espionaje " la Confrerie Notre--Dame".

Varios meses después, el número de grupos de la Resistencia ya había aumentado considerablemente y el coronel Passy consiguió varios aviones del tipo Lyssander para efectuar servicios de enlace. Este poderoso aparato podía aterrizar y despegar en toda clase de terrenos, alcanzando una velocidad de 270 km/ hora y poseían un radio de acción de casi 1000 kilómetros.Los Lyssander despegaban en un aeropuerto cercano a Tangmére, pequeña localidad meridional británica y en noventa minutos llegaban a las costas normandas.

" Regresé a Caen tres días después de mi primer encuentro con el coronel Rémy. Llevaba cuarenta años residiendo en la ciudad, y además de conocerla como la palma de la mano, conocía a muchas personas dispuestas a sacrificar su vida, si llegara el caso, por ver libres de boches a nuestra ciudad.

" Las oficinas de la Administración de Puentes y Caminos en el Pont de la Fonderie, no se encontraba lejos de la ciudad. Eugene Meslin, ingeniero jefe por aquella época, era un gran amigo mio y tenía a su cargo, a cuenta del gobierno, el mantenimiento del sistema de puentes y caminos de la zona de Calvados. Ello le confería la facilidad de moverse libremente en una zona de 120 kilómetros de costa"

" Hasta el momento disponíamos de un reducido grupo de agentes cuyo jefe era Meslin. Teníamos un buzón secreto donde nuestros hombres depositaban toda la información que podían obtener en el café des Touristes, cuyo propietario era un fanático de la resistencia. El otro buzón lo teníamos instalado en el Hotel Rouet frente a la estación. Nuestro enlace era René Duchez, pintor industrial, recogía los mensajes y los llevaba al despacho de Meslin dos veces por semana. Meslin ocultaba toda la información en una gaveta de su armario de pared."

" Nada carecía de importancia. Teníamos estrechamente vigilado el litoral y allí donde surgían alambradas, anotábamos su altura, su clase y su profundidad, En cuanto a las casamatas, se averiguaba su emplazamiento, el espesor del hormigón y el sistema de accesos y de pasadizos, el calibre de las piezas, su alcance y la distancia entre las baterías, número de servidores, extensión de los campos de minas, tipos de éstas y las zonas libres destinadas a las patrullas. Cuando un agente descubría un nuevo búnker, esbozaba un croquis, indicando su posición y se apresuraba a depositar su informe en el Café des Touristes. Un enlace recogía los mensajes cada dos semanas para entregarlos a Meslin en Paris. Luego correspondía a Meslin enviarlos a Londres. Rémy acumulaba todo el material recogido en Francia y seguidamente lo enviaba a Gran Bretaña por medio de un avión Lyssander o una motovelero N51."

" A pesar de disponer de excelentes documentos falsificados, nuestros agentes no consiguieron penetrar en la zona prohibida, de ahí que gran parte de nuestras informaciones, se limitarán a puntos fácilmente asequibles en la segunda línea defensiva."

Preocupados por estos problemas el 13 de mayo de 1942 regresé a Caen procedente de Le Mns. Se acordo que, de paso, me entrevistase con Duchez".

Lo encontré en el Café des Touristes visiblemente agitado, apenas me había sentado cuando Duchez me entrego un sobre bastante voluminoso conteniendo un mapa de la Muralla del Atlántico, obtenido en la operación Todt. El mostrador estaba repleto de soldados alemanes y yo,, transpirando excitación, solo pensé en alejarme del lugar lo más rápidamente posible. Llegué a la estación media hora antes de la salida del tren y cuatro horas más tarde me hallaba en la estación de Saint Lazare en Paris. Ya en casa, atranqué puertas y ventanas y me dispuse a estudiar el mapa."

" Era un fotocalco azul con muchos sellos, reproducción de un plano secreto de la Muralla del Atlántico. En un trecho de Normandía, desde El Havre hasta Cherburgo, con pormenores sobre el despliegue de tropas y fortificaciones costeras. Abarcaba unos 200 kilómetros en total a escala 1: 000.000, el plano media cerca de dos metros y medio y en el figuraban: emplazamientos de los bunkers, lanzallamas, alcance y ángulo de tiro de las baterías, depósitos de aprovisionamiento y provisiones, comunicaciones telefónicas y puestos de observación. La superficie azul oscuro estaba plagada de pequeños circuñlos negros, semicirculos y zonas sembadas con rayas.. Aquel mismo día llevé el mapa a la oficina del coronel Touny, situada frente a la estación del metro" Poupe". La oficina simulaba una delegación de la cruz roja. El coronel ordeno sacar una copia exacta del plano., y aquel mismo día remitió un ejemplar al coronel Rémy, quien preparo el encuentro de una barca en Port--Avers con el motovelero N--51 para la semana siguiente. De este modo llevó personalmente a Londres el importante documento dándose cuenta, por lo visto, que le faltaba una de las copias"

continuara

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 924
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Los habitantes de Calvados

Mensajepor pastelsjl » Sab May 03, 2014 7:04 pm

Mientras el servicio secreto estudiaba el valioso plano que obtuviera Duchez, la ciudad de Caen fue escenario de un nuevo asunto, relacionado también con el plano.

Para camuflar la base aérea de Carpiquet, próximo a Caen, los alemanes simularon una base aérea en Aischamps, donde estacionaron varias escuadrillas de Stukas de madera, naturalmente. Durante la noche se apagaban las luches de Carpiquet, mientras las de Aischamps se divisaban desde muy lejos. A pesar de estas medidas, la base de Carpiquet fue atacada con tal precisión en mayo de 1942, que cundió la alarme en la central del Abwehr en Paris, que destaco a Caen a uno de sus hombres más competentes. Al observar cuidadosamente los planos y dibujos, observó que todo el material había sido copiado en una firma del país especializada en estos trabajos; estaba domiciliada en la calle Saint Masviers y pertenecía a Henry Brunet, oficial de la reserva.. El establecimiento gozaba de justa fama por la calidad de sus servicios hasta el punto de que muchos centros alemanes le pasaban encargos. Incluso el comandante de la isla Jersey mandaba copiar sus encargos en la firma Brunet. Aún cuando en la ejecución de los encargos se hallaba presente un oficial alemán, jamás había observado nada sospechoso. Pero el hombre del Abwehr resolvió el enigma poco después de hacerse cargo del caso., tuvo la ocurrencia de mandar desmontar el aparato y descubrió una cámara fotográfica en su interior que reproducía los trabajos que iban saliendo de la máquina.

Henri Brunet fue ejecutado a las pocas semanas de su detención. Su caso nrepercutió hasta en las más altas instancias de la justicia militar alemana.

Con el incremento de las actividades de la Resistencia aumentaron paralelamente las contramedidas alemanas; si bien una de estas permitió la infiltración del grupo centurie en una zona hasta entonces impenetrable: la ciudad de Cherburgo. En la noche del 16 de abril de 1942 un tren militar alemán voló en pedazos a pocops kilómetros de Caen, en la línea férrea Paris---Cherburgo. A consecuencia de la explosión murieron varias decenas de soldados alemanes. También se anunció de cierto número de rehenes, pues los convoyes militares llevaban paisanos como medida de seguridad. Para ello, se obligaba a subir al tren a las personas que transitaban cerca de la estación, y a las que esperaban la llegada de su tren; ni los más decididos colaboradores se prestaban a ello voluntariamente.. Sólo Gilbert Michel, miembro de la red centurie, se ofreció como rehén en su tiempo libre. Viajaba en primera clase en el vagón situado inmediatamente detrás de la locomotora, y poseía un salvoconducto especial que le autorizaba a viajar por zonas prohibidas. Una vez en Cherburgo, donde tenía que esperar media jornada el tren de regreso, Michel gozaba de amplia libertad de movimientos, y cada vez que iba a la ciudad echaba una breve ojeada al puerto. Gracias a estos viajes en calidad de rehén, el grupo centurie, se entero de muchas cosas sobre los movimientos alemanes en la ciudad.

Robert Douin, director de la escuela de

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 924
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Los habitantes de Calvados

Mensajepor pastelsjl » Sab May 03, 2014 7:04 pm

Mientras el servicio secreto estudiaba el valioso plano que obtuviera Duchez, la ciudad de Caen fue escenario de un nuevo asunto, relacionado también con el plano.

Para camuflar la base aérea de Carpiquet, próximo a Caen, los alemanes simularon una base aérea en Aischamps, donde estacionaron varias escuadrillas de Stukas de madera, naturalmente. Durante la noche se apagaban las luches de Carpiquet, mientras las de Aischamps se divisaban desde muy lejos. A pesar de estas medidas, la base de Carpiquet fue atacada con tal precisión en mayo de 1942, que cundió la alarme en la central del Abwehr en Paris, que destaco a Caen a uno de sus hombres más competentes. Al observar cuidadosamente los planos y dibujos, observó que todo el material había sido copiado en una firma del país especializada en estos trabajos; estaba domiciliada en la calle Saint Masviers y pertenecía a Henry Brunet, oficial de la reserva.. El establecimiento gozaba de justa fama por la calidad de sus servicios hasta el punto de que muchos centros alemanes le pasaban encargos. Incluso el comandante de la isla Jersey mandaba copiar sus encargos en la firma Brunet. Aún cuando en la ejecución de los encargos se hallaba presente un oficial alemán, jamás había observado nada sospechoso. Pero el hombre del Abwehr resolvió el enigma poco después de hacerse cargo del caso., tuvo la ocurrencia de mandar desmontar el aparato y descubrió una cámara fotográfica en su interior que reproducía los trabajos que iban saliendo de la máquina.

Henri Brunet fue ejecutado a las pocas semanas de su detención. Su caso nrepercutió hasta en las más altas instancias de la justicia militar alemana.

Con el incremento de las actividades de la Resistencia aumentaron paralelamente las contramedidas alemanas; si bien una de estas permitió la infiltración del grupo centurie en una zona hasta entonces impenetrable: la ciudad de Cherburgo. En la noche del 16 de abril de 1942 un tren militar alemán voló en pedazos a pocops kilómetros de Caen, en la línea férrea Paris---Cherburgo. A consecuencia de la explosión murieron varias decenas de soldados alemanes. También se anunció de cierto número de rehenes, pues los convoyes militares llevaban paisanos como medida de seguridad. Para ello, se obligaba a subir al tren a las personas que transitaban cerca de la estación, y a las que esperaban la llegada de su tren; ni los más decididos colaboradores se prestaban a ello voluntariamente.. Sólo Gilbert Michel, miembro de la red centurie, se ofreció como rehén en su tiempo libre. Viajaba en primera clase en el vagón situado inmediatamente detrás de la locomotora, y poseía un salvoconducto especial que le autorizaba a viajar por zonas prohibidas. Una vez en Cherburgo, donde tenía que esperar media jornada el tren de regreso, Michel gozaba de amplia libertad de movimientos, y cada vez que iba a la ciudad echaba una breve ojeada al puerto. Gracias a estos viajes en calidad de rehén, el grupo centurie, se entero de muchas cosas sobre los movimientos alemanes en la ciudad.

Robert Douin, director de la escuela de

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 924
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Los habitantes de Calvados

Mensajepor pastelsjl » Sab May 03, 2014 7:04 pm

Mientras el servicio secreto estudiaba el valioso plano que obtuviera Duchez, la ciudad de Caen fue escenario de un nuevo asunto, relacionado también con el plano.

Para camuflar la base aérea de Carpiquet, próximo a Caen, los alemanes simularon una base aérea en Aischamps, donde estacionaron varias escuadrillas de Stukas de madera, naturalmente. Durante la noche se apagaban las luches de Carpiquet, mientras las de Aischamps se divisaban desde muy lejos. A pesar de estas medidas, la base de Carpiquet fue atacada con tal precisión en mayo de 1942, que cundió la alarme en la central del Abwehr en Paris, que destaco a Caen a uno de sus hombres más competentes. Al observar cuidadosamente los planos y dibujos, observó que todo el material había sido copiado en una firma del país especializada en estos trabajos; estaba domiciliada en la calle Saint Masviers y pertenecía a Henry Brunet, oficial de la reserva.. El establecimiento gozaba de justa fama por la calidad de sus servicios hasta el punto de que muchos centros alemanes le pasaban encargos. Incluso el comandante de la isla Jersey mandaba copiar sus encargos en la firma Brunet. Aún cuando en la ejecución de los encargos se hallaba presente un oficial alemán, jamás había observado nada sospechoso. Pero el hombre del Abwehr resolvió el enigma poco después de hacerse cargo del caso., tuvo la ocurrencia de mandar desmontar el aparato y descubrió una cámara fotográfica en su interior que reproducía los trabajos que iban saliendo de la máquina.

Henri Brunet fue ejecutado a las pocas semanas de su detención. Su caso nrepercutió hasta en las más altas instancias de la justicia militar alemana.

Con el incremento de las actividades de la Resistencia aumentaron paralelamente las contramedidas alemanas; si bien una de estas permitió la infiltración del grupo centurie en una zona hasta entonces impenetrable: la ciudad de Cherburgo. En la noche del 16 de abril de 1942 un tren militar alemán voló en pedazos a pocops kilómetros de Caen, en la línea férrea Paris---Cherburgo. A consecuencia de la explosión murieron varias decenas de soldados alemanes. También se anunció de cierto número de rehenes, pues los convoyes militares llevaban paisanos como medida de seguridad. Para ello, se obligaba a subir al tren a las personas que transitaban cerca de la estación, y a las que esperaban la llegada de su tren; ni los más decididos colaboradores se prestaban a ello voluntariamente.. Sólo Gilbert Michel, miembro de la red centurie, se ofreció como rehén en su tiempo libre. Viajaba en primera clase en el vagón situado inmediatamente detrás de la locomotora, y poseía un salvoconducto especial que le autorizaba a viajar por zonas prohibidas. Una vez en Cherburgo, donde tenía que esperar media jornada el tren de regreso, Michel gozaba de amplia libertad de movimientos, y cada vez que iba a la ciudad echaba una breve ojeada al puerto. Gracias a estos viajes en calidad de rehén, el grupo centurie, se entero de muchas cosas sobre los movimientos alemanes en la ciudad.

Robert Douin, director de la escuela de

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 924
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Los habitantes de Calvados

Mensajepor pastelsjl » Sab May 03, 2014 7:04 pm

Mientras el servicio secreto estudiaba el valioso plano que obtuviera Duchez, la ciudad de Caen fue escenario de un nuevo asunto, relacionado también con el plano.

Para camuflar la base aérea de Carpiquet, próximo a Caen, los alemanes simularon una base aérea en Aischamps, donde estacionaron varias escuadrillas de Stukas de madera, naturalmente. Durante la noche se apagaban las luches de Carpiquet, mientras las de Aischamps se divisaban desde muy lejos. A pesar de estas medidas, la base de Carpiquet fue atacada con tal precisión en mayo de 1942, que cundió la alarme en la central del Abwehr en Paris, que destaco a Caen a uno de sus hombres más competentes. Al observar cuidadosamente los planos y dibujos, observó que todo el material había sido copiado en una firma del país especializada en estos trabajos; estaba domiciliada en la calle Saint Masviers y pertenecía a Henry Brunet, oficial de la reserva.. El establecimiento gozaba de justa fama por la calidad de sus servicios hasta el punto de que muchos centros alemanes le pasaban encargos. Incluso el comandante de la isla Jersey mandaba copiar sus encargos en la firma Brunet. Aún cuando en la ejecución de los encargos se hallaba presente un oficial alemán, jamás había observado nada sospechoso. Pero el hombre del Abwehr resolvió el enigma poco después de hacerse cargo del caso., tuvo la ocurrencia de mandar desmontar el aparato y descubrió una cámara fotográfica en su interior que reproducía los trabajos que iban saliendo de la máquina.

Henri Brunet fue ejecutado a las pocas semanas de su detención. Su caso nrepercutió hasta en las más altas instancias de la justicia militar alemana.

Con el incremento de las actividades de la Resistencia aumentaron paralelamente las contramedidas alemanas; si bien una de estas permitió la infiltración del grupo centurie en una zona hasta entonces impenetrable: la ciudad de Cherburgo. En la noche del 16 de abril de 1942 un tren militar alemán voló en pedazos a pocops kilómetros de Caen, en la línea férrea Paris---Cherburgo. A consecuencia de la explosión murieron varias decenas de soldados alemanes. También se anunció de cierto número de rehenes, pues los convoyes militares llevaban paisanos como medida de seguridad. Para ello, se obligaba a subir al tren a las personas que transitaban cerca de la estación, y a las que esperaban la llegada de su tren; ni los más decididos colaboradores se prestaban a ello voluntariamente.. Sólo Gilbert Michel, miembro de la red centurie, se ofreció como rehén en su tiempo libre. Viajaba en primera clase en el vagón situado inmediatamente detrás de la locomotora, y poseía un salvoconducto especial que le autorizaba a viajar por zonas prohibidas. Una vez en Cherburgo, donde tenía que esperar media jornada el tren de regreso, Michel gozaba de amplia libertad de movimientos, y cada vez que iba a la ciudad echaba una breve ojeada al puerto. Gracias a estos viajes en calidad de rehén, el grupo centurie, se entero de muchas cosas sobre los movimientos alemanes en la ciudad.

Robert Douin, director de la escuela de

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 924
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Los habitantes de Calvados

Mensajepor pastelsjl » Sab May 03, 2014 7:04 pm

Mientras el servicio secreto estudiaba el valioso plano que obtuviera Duchez, la ciudad de Caen fue escenario de un nuevo asunto, relacionado también con el plano.

Para camuflar la base aérea de Carpiquet, próximo a Caen, los alemanes simularon una base aérea en Aischamps, donde estacionaron varias escuadrillas de Stukas de madera, naturalmente. Durante la noche se apagaban las luches de Carpiquet, mientras las de Aischamps se divisaban desde muy lejos. A pesar de estas medidas, la base de Carpiquet fue atacada con tal precisión en mayo de 1942, que cundió la alarme en la central del Abwehr en Paris, que destaco a Caen a uno de sus hombres más competentes. Al observar cuidadosamente los planos y dibujos, observó que todo el material había sido copiado en una firma del país especializada en estos trabajos; estaba domiciliada en la calle Saint Masviers y pertenecía a Henry Brunet, oficial de la reserva.. El establecimiento gozaba de justa fama por la calidad de sus servicios hasta el punto de que muchos centros alemanes le pasaban encargos. Incluso el comandante de la isla Jersey mandaba copiar sus encargos en la firma Brunet. Aún cuando en la ejecución de los encargos se hallaba presente un oficial alemán, jamás había observado nada sospechoso. Pero el hombre del Abwehr resolvió el enigma poco después de hacerse cargo del caso., tuvo la ocurrencia de mandar desmontar el aparato y descubrió una cámara fotográfica en su interior que reproducía los trabajos que iban saliendo de la máquina.

Henri Brunet fue ejecutado a las pocas semanas de su detención. Su caso nrepercutió hasta en las más altas instancias de la justicia militar alemana.

Con el incremento de las actividades de la Resistencia aumentaron paralelamente las contramedidas alemanas; si bien una de estas permitió la infiltración del grupo centurie en una zona hasta entonces impenetrable: la ciudad de Cherburgo. En la noche del 16 de abril de 1942 un tren militar alemán voló en pedazos a pocops kilómetros de Caen, en la línea férrea Paris---Cherburgo. A consecuencia de la explosión murieron varias decenas de soldados alemanes. También se anunció de cierto número de rehenes, pues los convoyes militares llevaban paisanos como medida de seguridad. Para ello, se obligaba a subir al tren a las personas que transitaban cerca de la estación, y a las que esperaban la llegada de su tren; ni los más decididos colaboradores se prestaban a ello voluntariamente.. Sólo Gilbert Michel, miembro de la red centurie, se ofreció como rehén en su tiempo libre. Viajaba en primera clase en el vagón situado inmediatamente detrás de la locomotora, y poseía un salvoconducto especial que le autorizaba a viajar por zonas prohibidas. Una vez en Cherburgo, donde tenía que esperar media jornada el tren de regreso, Michel gozaba de amplia libertad de movimientos, y cada vez que iba a la ciudad echaba una breve ojeada al puerto. Gracias a estos viajes en calidad de rehén, el grupo centurie, se entero de muchas cosas sobre los movimientos alemanes en la ciudad.

Robert Douin, director de la escuela de

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 924
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Los habitantes de Calvados

Mensajepor pastelsjl » Sab May 03, 2014 7:04 pm

Mientras el servicio secreto estudiaba el valioso plano que obtuviera Duchez, la ciudad de Caen fue escenario de un nuevo asunto, relacionado también con el plano.

Para camuflar la base aérea de Carpiquet, próximo a Caen, los alemanes simularon una base aérea en Aischamps, donde estacionaron varias escuadrillas de Stukas de madera, naturalmente. Durante la noche se apagaban las luches de Carpiquet, mientras las de Aischamps se divisaban desde muy lejos. A pesar de estas medidas, la base de Carpiquet fue atacada con tal precisión en mayo de 1942, que cundió la alarme en la central del Abwehr en Paris, que destaco a Caen a uno de sus hombres más competentes. Al observar cuidadosamente los planos y dibujos, observó que todo el material había sido copiado en una firma del país especializada en estos trabajos; estaba domiciliada en la calle Saint Masviers y pertenecía a Henry Brunet, oficial de la reserva.. El establecimiento gozaba de justa fama por la calidad de sus servicios hasta el punto de que muchos centros alemanes le pasaban encargos. Incluso el comandante de la isla Jersey mandaba copiar sus encargos en la firma Brunet. Aún cuando en la ejecución de los encargos se hallaba presente un oficial alemán, jamás había observado nada sospechoso. Pero el hombre del Abwehr resolvió el enigma poco después de hacerse cargo del caso., tuvo la ocurrencia de mandar desmontar el aparato y descubrió una cámara fotográfica en su interior que reproducía los trabajos que iban saliendo de la máquina.

Henri Brunet fue ejecutado a las pocas semanas de su detención. Su caso nrepercutió hasta en las más altas instancias de la justicia militar alemana.

Con el incremento de las actividades de la Resistencia aumentaron paralelamente las contramedidas alemanas; si bien una de estas permitió la infiltración del grupo centurie en una zona hasta entonces impenetrable: la ciudad de Cherburgo. En la noche del 16 de abril de 1942 un tren militar alemán voló en pedazos a pocops kilómetros de Caen, en la línea férrea Paris---Cherburgo. A consecuencia de la explosión murieron varias decenas de soldados alemanes. También se anunció de cierto número de rehenes, pues los convoyes militares llevaban paisanos como medida de seguridad. Para ello, se obligaba a subir al tren a las personas que transitaban cerca de la estación, y a las que esperaban la llegada de su tren; ni los más decididos colaboradores se prestaban a ello voluntariamente.. Sólo Gilbert Michel, miembro de la red centurie, se ofreció como rehén en su tiempo libre. Viajaba en primera clase en el vagón situado inmediatamente detrás de la locomotora, y poseía un salvoconducto especial que le autorizaba a viajar por zonas prohibidas. Una vez en Cherburgo, donde tenía que esperar media jornada el tren de regreso, Michel gozaba de amplia libertad de movimientos, y cada vez que iba a la ciudad echaba una breve ojeada al puerto. Gracias a estos viajes en calidad de rehén, el grupo centurie, se entero de muchas cosas sobre los movimientos alemanes en la ciudad.

Robert Douin, director de la escuela de

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 924
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Los habitantes de Calvados

Mensajepor pastelsjl » Sab May 03, 2014 7:04 pm

Mientras el servicio secreto estudiaba el valioso plano que obtuviera Duchez, la ciudad de Caen fue escenario de un nuevo asunto, relacionado también con el plano.

Para camuflar la base aérea de Carpiquet, próximo a Caen, los alemanes simularon una base aérea en Aischamps, donde estacionaron varias escuadrillas de Stukas de madera, naturalmente. Durante la noche se apagaban las luches de Carpiquet, mientras las de Aischamps se divisaban desde muy lejos. A pesar de estas medidas, la base de Carpiquet fue atacada con tal precisión en mayo de 1942, que cundió la alarme en la central del Abwehr en Paris, que destaco a Caen a uno de sus hombres más competentes. Al observar cuidadosamente los planos y dibujos, observó que todo el material había sido copiado en una firma del país especializada en estos trabajos; estaba domiciliada en la calle Saint Masviers y pertenecía a Henry Brunet, oficial de la reserva.. El establecimiento gozaba de justa fama por la calidad de sus servicios hasta el punto de que muchos centros alemanes le pasaban encargos. Incluso el comandante de la isla Jersey mandaba copiar sus encargos en la firma Brunet. Aún cuando en la ejecución de los encargos se hallaba presente un oficial alemán, jamás había observado nada sospechoso. Pero el hombre del Abwehr resolvió el enigma poco después de hacerse cargo del caso., tuvo la ocurrencia de mandar desmontar el aparato y descubrió una cámara fotográfica en su interior que reproducía los trabajos que iban saliendo de la máquina.

Henri Brunet fue ejecutado a las pocas semanas de su detención. Su caso nrepercutió hasta en las más altas instancias de la justicia militar alemana.

Con el incremento de las actividades de la Resistencia aumentaron paralelamente las contramedidas alemanas; si bien una de estas permitió la infiltración del grupo centurie en una zona hasta entonces impenetrable: la ciudad de Cherburgo. En la noche del 16 de abril de 1942 un tren militar alemán voló en pedazos a pocops kilómetros de Caen, en la línea férrea Paris---Cherburgo. A consecuencia de la explosión murieron varias decenas de soldados alemanes. También se anunció de cierto número de rehenes, pues los convoyes militares llevaban paisanos como medida de seguridad. Para ello, se obligaba a subir al tren a las personas que transitaban cerca de la estación, y a las que esperaban la llegada de su tren; ni los más decididos colaboradores se prestaban a ello voluntariamente.. Sólo Gilbert Michel, miembro de la red centurie, se ofreció como rehén en su tiempo libre. Viajaba en primera clase en el vagón situado inmediatamente detrás de la locomotora, y poseía un salvoconducto especial que le autorizaba a viajar por zonas prohibidas. Una vez en Cherburgo, donde tenía que esperar media jornada el tren de regreso, Michel gozaba de amplia libertad de movimientos, y cada vez que iba a la ciudad echaba una breve ojeada al puerto. Gracias a estos viajes en calidad de rehén, el grupo centurie, se entero de muchas cosas sobre los movimientos alemanes en la ciudad.

Robert Douin, director de la escuela de

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 924
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Los habitantes de Calvados

Mensajepor pastelsjl » Sab May 03, 2014 7:04 pm

Mientras el servicio secreto estudiaba el valioso plano que obtuviera Duchez, la ciudad de Caen fue escenario de un nuevo asunto, relacionado también con el plano.

Para camuflar la base aérea de Carpiquet, próximo a Caen, los alemanes simularon una base aérea en Aischamps, donde estacionaron varias escuadrillas de Stukas de madera, naturalmente. Durante la noche se apagaban las luches de Carpiquet, mientras las de Aischamps se divisaban desde muy lejos. A pesar de estas medidas, la base de Carpiquet fue atacada con tal precisión en mayo de 1942, que cundió la alarme en la central del Abwehr en Paris, que destaco a Caen a uno de sus hombres más competentes. Al observar cuidadosamente los planos y dibujos, observó que todo el material había sido copiado en una firma del país especializada en estos trabajos; estaba domiciliada en la calle Saint Masviers y pertenecía a Henry Brunet, oficial de la reserva.. El establecimiento gozaba de justa fama por la calidad de sus servicios hasta el punto de que muchos centros alemanes le pasaban encargos. Incluso el comandante de la isla Jersey mandaba copiar sus encargos en la firma Brunet. Aún cuando en la ejecución de los encargos se hallaba presente un oficial alemán, jamás había observado nada sospechoso. Pero el hombre del Abwehr resolvió el enigma poco después de hacerse cargo del caso., tuvo la ocurrencia de mandar desmontar el aparato y descubrió una cámara fotográfica en su interior que reproducía los trabajos que iban saliendo de la máquina.

Henri Brunet fue ejecutado a las pocas semanas de su detención. Su caso nrepercutió hasta en las más altas instancias de la justicia militar alemana.

Con el incremento de las actividades de la Resistencia aumentaron paralelamente las contramedidas alemanas; si bien una de estas permitió la infiltración del grupo centurie en una zona hasta entonces impenetrable: la ciudad de Cherburgo. En la noche del 16 de abril de 1942 un tren militar alemán voló en pedazos a pocops kilómetros de Caen, en la línea férrea Paris---Cherburgo. A consecuencia de la explosión murieron varias decenas de soldados alemanes. También se anunció de cierto número de rehenes, pues los convoyes militares llevaban paisanos como medida de seguridad. Para ello, se obligaba a subir al tren a las personas que transitaban cerca de la estación, y a las que esperaban la llegada de su tren; ni los más decididos colaboradores se prestaban a ello voluntariamente.. Sólo Gilbert Michel, miembro de la red centurie, se ofreció como rehén en su tiempo libre. Viajaba en primera clase en el vagón situado inmediatamente detrás de la locomotora, y poseía un salvoconducto especial que le autorizaba a viajar por zonas prohibidas. Una vez en Cherburgo, donde tenía que esperar media jornada el tren de regreso, Michel gozaba de amplia libertad de movimientos, y cada vez que iba a la ciudad echaba una breve ojeada al puerto. Gracias a estos viajes en calidad de rehén, el grupo centurie, se entero de muchas cosas sobre los movimientos alemanes en la ciudad.

Robert Douin, director de la escuela de

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 924
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Los habitantes de Calvados

Mensajepor pastelsjl » Sab May 03, 2014 7:35 pm

Robert Douin , director de la escuela de Bellas Artes en la época anterior a la guerra, se ganaba el sustento como escultor y restaurador de iglesias,, esto le permitía el pretexto de viajar por zonas prohibidas. Desde su incorporación al grupo centurie, se especializo en la restauración de estatuas situadas en los campanarios.: con buen tiempo podía observar una amplia franja de terreno al norte de Caen, también procuro trabajar a menudo en la torre de la iglesia Notre--Dame de Ranville, desde donde vigilaba la extensa zona situada entre Caen y la desembocadura del Orne en Ouistreham, en la que los alemanes construían defensas para albergar una batería de obuses cerca de Ranviille.

Además de Ouistreham existía otro punto de interés entre El Havre y Cherburgo: Port--en--Bessein, donde los alemanes tenían dispuestos varias flotillas de dragaminas y lanchas rápidas, En este punto Girard tenía situados varios docenas de agentes que se desconocían entre sí. Entre ellos figuraba León Cardison, antiguo capitán de la Marina mercante, con permiso de mandar embarcaciones de pesca. La marina alemana había instalado una batería costera con cuatro piezas de 15 cm. en Longues, a cuatro kilómetros del acantilado. Cardison pescaba a varios centenares de metros de la playa, medía la distancia por el tiempo de navegación y era capaz de fijar, con un error mínimo, el emplazamiento de las baterías y las alambradas que limitaban el campo minado. A unos kilómetros hacia el este, se encontraba la pequeña localidad costera de Arromanches. Muchas han sido las fotografías tomadas con la vieja kodak de León Cardison, utilizadas posteriormente por el mando aliado, sobre todo para determinar la posición más favorable para el puerto artificial Mulberry: el fingido pescador fotografiaba todo el litoral entre Port--en--Bessain y Arromanches.

En lo que más tasrde sería zona de desembarco inglesa se encontraba Luc--sur--mer, localidad muy frecuentada por los bañistas, donde ejercía su profesión el medico rural Jacques Sustendal. Esto le permitía recorrer la zona en la que, por cierto, escaseaban los miembros de la red centurie. Los alemanes, que se mostraban muy prudentes en esta zona, habían implantado un toque de queda a partir de las 19 horas, pero uno de los pocos franceses que podían circular hasta más tarde era el doctor Sustendal. Y, como quiera que todos sus pacientes residían en la zona vetada, el medico conseguía importante información en cada visita que hacía.

continuara

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 924
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Los habitantes de Calvados

Mensajepor pastelsjl » Mié May 07, 2014 11:09 pm

En Caen, y no lejos de la estación Termino vivía en 1942, un joven dedicado a preparar los mapas basados en los datos facilitados por los hombres del grupo centurie; el trabajo fue vital para las futuras operaciones de desembarco aliadas. El joven se llamaba Robert Thomas y contaba entonces 23 años de edad. Durante el año y medio que puso sus habilidades de cartógrafo al servicio del grupo centurie, Thomas dibujo más de 4000 mapas: en Normandía no quedó ni un palmo de terreno que no fuese dibujado sobre el papel, ni un cañón ni un nido de ametralladoras, ni el más pequeño fortín, perteneciente a la cada vez más extensa Muralla del Atlántico.

" Tras el golpe de Duchez --- informa Thomas --- gracias al cual conseguimos unos planos en junio de 1943, Girard y el coronel Touny decidieron que nosotros mismos haríamos los mapas. Antes que nada se trataba de comprobar si los alemanes seguían o no con el plan original de construcciones, en previsión de que los alemanes se hubiesen dado cuenta de la desaparición de un plano. Me ordenaron confeccionar un mapa con las más importantes características de la Muralla del Atlántico, pero de tal manera que pudiera cumplimentarse a medida que llegasen más datos. Sin embargo, no disponía de los mapas del ejército ni de aparato copiador. La falta de papel de dibujo también era un problema. Y, lo más importante, necesitaba los datos exactos, ya que la información para levantar un buen mapa o plano debe ser muy precisa. Ignoraba, por ejemplo, el grueso de los muros de hormigón y el calibre de las piezas. Por otra parte, sabíamos que el riesgo aumentaba con el número de agentes, pero yo estaba convencido de que, con unos pocos más, podríamos levantar, sin demasiado peligro, un mapa de la costa de Normandía. Los agentes que vivían cerca del litoral recibieron la orden de permanecer alerta en cada momento , y que limitasen sus actividades a la recopilación de datos. Estas disposiciones consiguieron el resultado apetecido. Mi padre, que trabajaba en la oficina de Meslin me facilito los datos necesarios, los cuales hube de copiar durante la noche porque habían de ser reintegrados durante al día siguiente; distribuí los mapas por zonas zonas y dibijé uno general para cada agente, sis dimensiones eran 20X25, fáciles de ocultar y muy legibles, aunque estaban hechos a escala 1:20 000. Cada uno de nuestros hombres debía observar una zona de 20 kilómetros, exactamente igual a aquella a la que se podía mover con entera libertad".

" Al salir del trabajo , en la central distribuidora de patatas, montaba en bicicleta para recoger el material de los buzones. De vez en cuando verificaba alguna información en lugar oportuno. Me detuvieron en varias ocasiones por las patrullas alemanas, si bien me ponían rápidamente en libertad gracias a mis documentos... falsos. Por mi físico me tomaban por un aviador inglés fugitivo."

" En la primavera de 1943, Londres empezó a pedir cada vez más datos y con la mayor urgencia, a pesar de que Meslin enviaba dos veces por semana abultados sacos con informes con mapas, planos y fotografías. Al parecer no era suficiente: cada semana exigía más y más, como si no hubiesen enviado nada."

" Las preguntas de Londres no se limitaban a las instalaciones defensivas, tambien pedían datos sobre fábricas, líneas telegráficas, diques, muelles, vías férreas, planos de carreteras,, situación de cuarteles --- incluso viviendas particulares habitadas por alemanes--- movimientos de proas, armamento..."

" No resultaba tan sencillo obtener todo esto. Desde hace algún tiempo, los alemanes suprimieron el número de unidad en las hombreras así como como muchas indicaciones en los cruces de carreteras. Pero cuando fallecía un soldado había que darle sepultura y la inscripción en la cruz nos daba unas pistas para averiguar el n{umero de su regimiento. Además, los soldados daban a lavar su ropa interior al personal civil y, si en la guerrera ya no figuraba el n{umero de la unidad, aún continuaba señalada en su ropa interior."

" Y, antes de que una batería recién emplazada efectuase sus habituales pruebas de tiro, el comandante de la zona advertía a los pescadores, que no estaban autorizados a navegar por determinado sector. La extensión del mismo nos indicaba el alcance de la citada batería."

" Pero en el sembrado de minas se procedía con mayor discreción ¿ Como podían nuestros hombres descubrir nuevos campos de minas que a veces no estaban indicados con señales visibles, sin disponer de aparatos detectores ? Muy senciillo: bastaba indagar en las oficinas de recaudación de contribuciones, donde formaban cola los agricultores cuyas tierras habían sido requisadas temporalmente --- para sembrado de minas, claro esta --- a fin de conseguir la exacción del correspondiente impuesto"

" A finales de 1043 nuestra labor estaba prácticamente terminada. Pero de pronto intervino la Gestapo. Logré escapar por un pelo y me uní al maquis del Macizo Central. El doctor Sustendal, es escultor Douin y otros elementos de nuestro grupo fueron detenidos, torturados y, por último, ejecutados. Girard consiguió ocultarse en algún lugar de París"

" Otros continuaron nuestra tarea hasta el día en que las lanchas de desembarco aliadas surgieron ante las costas de Normandia

SE ACABO


Volver a “La ocupación”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados