La campaña de Noruega

La guerra en el oeste de Europa

Moderadores: José Luis, Audie Murphy

Avatar de Usuario
Rafa
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1878
Registrado: Lun Mar 09, 2009 4:00 pm
Ubicación: Madrid, España

LA CAMPAÑA DE NORUEGA

Mensajepor Rafa » Vie Mar 20, 2009 7:27 pm

José Luis escribió:
.../...

Pero las primeras ideas de Hitler sobre una posible invasión de Noruega ya habían surgido unos meses antes. El Gran Almirante Raeder (que había encargado un estudio sobre la situación de Noruega a su estado mayor, cuyos resultados le fueron notificados en el verano de 1939 y resaltaban, entre otras cosas, que la ocupación de bases noruegas jamás justificaría una campaña militar) había informado a Hitler en octubre de 1939 del enorme peligro que supondría para la posición estratégica alemana la ocupación de Noruega por parte de Inglaterra. Hitler, el 9 de octubre de 1939, había cursado un memorando secreto para la conducción de la guerra en el que declaraba que la neutralidad de los “Estados nórdicos” debía ser asumida para el futuro, y que la continuación del mercado alemán con esos países (Suecia, Noruega, Dinamarca y Finlandia) era posible incluso en tiempo de guerra. Narvik era el puerto noruego de salida hacia Alemania del mineral de hierro sueco [Alemania importaba en 1939 de seis a nueve millones (según que fuentes) de toneladas de Suecia, de los veintidós millones totales importados], materia prima primordial para la industria bélica alemana. La ocupación inglesa de Narvik obligaría a los suecos a enviar el hierro a Alemania a través de Lulea, en el golfo de Botnia, en la punta septentrional del Báltico, donde la mitad del año (diciembre-abril) la navegación estaba obstaculizada por los hielos. Los mercantes y buques de guerra alemanes no podrían cruzar las aguas neutrales noruegas, la RAF dominaría la Alemania septentrional y la Royal Navy lo haría en el Báltico.

.../..."


A pesar de sus diferencias, el almirante Elrich Raeder, comandante en jefe de la Kriegsmarine, era un firme partidario de las tesis del vicealmirante Weneger, el cual estableció en su estudio Die See Strategie des Weltkrieges (Estrategia marítima en la Guerra Mundial) de 1929, que el bloqueo británico de los puertos alemanes podía evitarse utilizando los profundos puertos y fondeaderos existentes en 1.930 km de la rocosa costa occidental de Noruega. Desde allÍ se abren accesos al Atlántico Norte, vía las Feroe y el llamado Estrecho de Dinamarca. En opinión de Weneger, en una guerra naval sería fundamental para Alemania el empleo de bases noruegas.

Fuente: Enciclopedia Ilustrada de la Aviación, Blitzkrieg en Europa, Aventura en el Norte, Ed. Delta.
"¡Quién habría pensado nunca que desde el frente occidental al oriental habría tan sólo un día de marcha!" Expresión del comandante de un batallón de la división Scharnhorst dirigiéndose hacia Berlin a finales de abril de 1945.

Imagen+7

Imagen

Avatar de Usuario
Rafa
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1878
Registrado: Lun Mar 09, 2009 4:00 pm
Ubicación: Madrid, España

La campaña de Noruega

Mensajepor Rafa » Vie Mar 20, 2009 7:30 pm

Añado un excelente trabajo de MENCEY sobre el estado del ejército noruego en la época.
viewtopic.php?f=65&t=1101

y un amplio estudio en inglés (nº 126 revista After the Battle)
https://es.scribd.com/document/31927657 ... n-Campaign
"¡Quién habría pensado nunca que desde el frente occidental al oriental habría tan sólo un día de marcha!" Expresión del comandante de un batallón de la división Scharnhorst dirigiéndose hacia Berlin a finales de abril de 1945.

Imagen+7

Imagen

nerolf
Usuario
Usuario
Mensajes: 5
Registrado: Mar Dic 01, 2009 10:25 pm

La campaña de Noruega

Mensajepor nerolf » Mié Ago 25, 2010 8:03 pm

Hola,

¿Ha leido alguien los siguientes libros: "Hitler's Pre-Emptive War" de Lunde; "The German invasion of Norway" y "The Battle for Norway, April - June 1940" de Haarr?

Estaría interesado en comprar alguno de ellos. Por lo leído en Internet los de Haarr parecen mucho más detallados y centrados al menos el primero, mucho en el aspecto naval. Además leo que esta trabajando en un tercer y cuarto libro sobre el tema. :shock:

Un saludo y gracias por adelantado.

Avatar de Usuario
Montefusco
Miembro
Miembro
Mensajes: 234
Registrado: Lun Ago 22, 2005 7:50 am
Contactar:

Re: La campaña de Noruega

Mensajepor Montefusco » Lun Nov 15, 2010 5:28 am

A riesgo que me tilden de apologista de Hitler como en el foro de Ecos de Guerra (qepd), voy a exponer mi argumento de nuevo: a nivel ESTRATÉGICO, Weserubung fue LA OPERACIÓN MÁS ARRIESGADA de la Segunda Guerra Mundial. Ninguno de los contendientes correría un riesgo estratégico similar al que asumió Alemania en abril de 1940: lanzar a mar abierto a una flota notoriamente inferior a la de sus rivales para tomar cinco puertos simultáneamente en una extensión de 1500km de largo. Y quizás la audacia alemana explicó su éxito ante unos aliados sorprendidos y lentos en reaccionar. Fue la primera auténtica operación combinada o trifibia de la guerra, el nivel de cooperación entre las tres armas de la Wehrmacht no volvió a repetirse en el resto de la guerra. Demostró también las potencialidades de la aviación para compensar la inferioridad de un contendiente en otros aspectos, como el dominio del mar o la carencia de comunicaciones terrestres adecuadas. El adecuado uso del transporte aéreo fue uno de los puntos más notables de los alemanes. Del lado aliado fue uno de los momentos más bajos de churchill en la guerra, fue su instrucción a la flota de prevenir una posible salida de los dos cruceros de combate alemanes al Atlántico, la que privó a los aliados de su mejor oportunidad de ganar la campaña: ejcutar la operación Wilfred de desembarco en Noruega que estaba lista para ser lanzada el 10 de abril, ¡sólo un día después del desembarco alemán!

Definitivamente es una de mis campañas favoritas de la Segunda Guerra Mundial, lástima que la mayoría de libros sobre el conflicto le den tan poco espacio.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8884
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: La campaña de Noruega

Mensajepor José Luis » Lun Nov 15, 2010 12:29 pm

¡Hola a todos!

Montefusco escribió:..., lástima que la mayoría de libros sobre el conflicto le den tan poco espacio.


No sé si esta apreciación la limitas a la bibliografía en español; aplicada a la anglosajona carece de base, ya que hay una vasta literatura sobre dicha campaña.

Saludos cordiales
JL
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Pierre Le Gloan
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2567
Registrado: Dom Feb 20, 2011 8:08 pm

Re: La campaña de Noruega

Mensajepor Pierre Le Gloan » Dom Dic 04, 2011 2:51 pm

Bonjour,

Quisiera hacer un sencillo aporte al post. Es una interesante colección de fotografías de la campaña de Noruega, tanto del bando aliado como alemán, asi como de civiles. Las fotografías se pueden ver una a una o como un "diaporama". Los pies de foto están en francés, pero no habrá problemas para entenderlos.

Sitio: http://www.ecpad.fr/la-campagne-de-norv ... -juin-1940

À bientôt
ImagenImagen

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8884
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: La campaña de Noruega

Mensajepor José Luis » Jue May 22, 2014 11:00 am

¡Hola a todos!

Otro hilo del foro me trajo a éste, y así aprovecho la ocasión para incluir alguna información del libro de Henrik O. Lunde, Hitler's Pre-emptive War. The Batlle for Norway, 1940 (Philadelphia & Newbury: Casemate Publishers, 2010). La información que sigue se encuentra en el epílogo, p. 533 y ss.

Las fuerzas involucradas en la campaña noruega alcanzaron una cifra de aproximadamente 188.000 hombres (unos 100.000 alemanes, 55.000 noruegos y 38.000 aliados). La cifra de bajas en los 62 días de campaña estuvo en torno a un seis por ciento. En contra de lo que algunos historiadores han afirmado, las bajas alemanas no fueron superiores a las de los aliados. El comentario de Ash* de que las bajas del ejército alemán fueron un tercio más alto que las de los noruegos y aliados en conjunto, aun cuando se excluyan las bajas en el mar, está en contradicción con las cifras declaradas por los participantes. Las bajas noruegas y aliadas en tierra fueron en torno a un 25% más altas que las de los alemanes.

La cifra oficial alemana de las bajas en la campaña noruega es de 5.296 muertos, heridos y desaparecidos. Hubatsch y Moulton** dan la cifra de 5.660, pero aquí se incluyen los muertos en la invasión de Dinamarca. Los archivos alemanes desglosan la cifra de 5.296 bajas así: 1.317 muertos, 1.604 heridos y 2.375 perdidos en el mar (aquí se incluyen unos 1.000 hombres que perecieron con el hundimiento del Blücher en el estrecho de Dröbak).

Del lado aliado, los británicos cifran sus bajas en 1.869 muertos, heridos y desaparecidos, siendo 533 la cifra para los franceses y polacos. Estas cifras no incluyen los que perecieron en el mar, al menos unos 2.500. Las cifras de bajas noruegas no se han establecido con seguridad incluso hoy en día. La mayoría de las estimaciones las cifran en unos 860 muertos. Lindbäck-Larsen*** sitúa la cifra en unos 1.700 muertos y heridos, sin incluir los aproximadamente 400 civiles que murieron durante la campaña.

La pérdida de equipo militar fue mucho más grave para los aliados. La mayor parte de ellas tuvo lugar durante las cinco evacuaciones de Andalsnes, Namsos, Mosjoen, Bodo y Narvik.

La Kriegsmarine preveía la pérdida de más de la mitad de su flota, previsión que se vio acertada en gran parte. Entre las unidades mayores de la flota alemana fueron dañados los dos acorazados; de los tres cruceros pesados que participaron en la operación, uno fue hundido, otro seriamente dañado, y el tercero ligeramente dañado con tiempo para regresar al servicio durante la campaña. Dos de los cuatro cruceros ligeros fueron hundidos, y otro dañado. También se perdieron 10 destructores, 6 submarinos, 2 grandes torpederas y 15 unidades ligeras. Seis destructores sufrieron diferentes grados de daños, al igual que muchas otras unidades ligeras.

Los noruegos perdieron toda su armada. Escaparon unos cuantos pequeños barcos (y dos destructores) a Inglaterra desde el norte y oeste de Noruega. Los alemanes, en un periodo de tiempo relativamente corto, pusieron en servicio 50 barcos capturados (que, con la excepción de un minador y dos destructores, eran todos ellos barcos pequeños u obsoletos).

La pérdida naval más importante de los aliados fue el portaaviones Glorious. Los británicos perdieron 2 cruceros, 7 destructores, 1 balandro, 4 submarinos y una variedad de barcas armadas. Franceses y polacos perdieron 2 destructores y 2 submarinos. Los británicos también tuvieron barcos dañados, aunque reparables, entre ellos 6 cruceros y 8 destructores.

Kersaudy**** dice que la Luftwaffe perdió 240 aviones, incluyendo 80 transportes. Prácticamente la misma cifra usada por Derry*****. Ziemke****** cifra las pérdidas de la Luftwaffe en 127 aviones de combate, diez más que la dada por Hubatsch. Levsen*******, citando fuentes oficiales alemanas, coloca el total de pérdidas de aviones alemanes en 90.

Salvo unos cuantos aviones que volaron a Inglaterra o se internaron en Finlandia, los noruegos perdieron toda su flota aérea. Los británicos perdieron 112 aviones.

Los alemanes perdieron 21 barcos mercantes (111.700 t.), aproximadamente el diez por ciento de la flota mercante disponible. Levsen sitúa la pérdida aliada en más de 70 barcos mercantes (cifra que, si es correcta, debe incluir los transportes noruegos).

Von Falkenhorst******** valoró como sorprendentemente ligeras las pérdidas alemanas, justificadas y aceptables. Dijo que esperaban pérdidas mucho mayores, especialmente por la superioridad naval británica y francesa.

Los alemanes consiguieron la mayor parte de sus objetivos. Aseguraron la importación de mineral de hierro y la Kriegsmarine eliminó parte de las limitaciones que le venían impuestas por la situación geográfica. La ocupación de Noruega no sólo impidió las medidas del bloqueo británico sino que abrió a la marina alemana la puerta al Atlántico para la guerra mercante. También se evitó la amenaza aérea británica contra el Báltico desde Noruega, al igual que se evitó la posibilidad de que Suecia cayera en la órbita aliada.

*Bernard Ash, Norway 1940 (London: Cassell, 1964).
**Walter Hubatsch, Die deutsche Besetzung von Danemark und Norwegen 1940 (Gottingen: Wissenschaftlicher Verlag, 1952); J. L. Moulton, A Study of Warfare in Three Dimensions. The Norwegian Campaign of 1940 (Athens, Ohio: The Ohio University Press, 1967).
***Odd Lindbäck-Larsen, Krigen i Norge 1940 (Oslo: Forsvarets Krigshistoriske Avdeling, 1965).
****Francois Kersaudy, Norway 1940 (New York: St. Martin's Press, 1987).
*****T. K. Derry, The Campaign in Norway (London: HMSO, 1952).
******Earl F. Ziemke, The German Northern Theater of Operations 1940-1945 (Washington D.C.: Department of Army Pamphlet 20-271, 1959).
*******Dirk Levsen, Krieg im Norden. Die Kämpfe in Norwegen im Frühjahr 1940 (Hamburg: E. S. Mittler & Sohn, 2000).
********Nikolaus von Falkenhorst, Bericht und Vernehmung des Generalobersten von Falkenhorst. W. Faye, Krigen i Norge 1940 . Operasjonene i Ostfold (Oslo: Forsvarets Krigshistoriske Avdeling, 1963).

Saludos cordiales
JL
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 6965
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Guerra en Noruega 1940.

Mensajepor tigre » Sab Nov 05, 2016 8:40 pm

Hola a todos :-D; experiencias desde el punto de vista noruego por parte de un ex-combatiente de la guerra de invierno en Finlandia......................

La invasión alemana de Noruega

La guerra de invierno en Finlandia llegó a su fin el 13 de marzo de 1940, y yo estaba entonces en el frente cerca de Salla, una pequeña aldea en la Laponia finlandesa. Muy pronto, nos ordenaron que nos trasladáramos a Kemi, la ciudad donde nuestro Cuerpo de Voluntarios tenía su base. Después de unos días, nos dieron de alta. Nos dieron nuestro pago (no mucho) y billetes de tren a Estocolmo, Suecia, donde la oficina de reclutamiento estaba ubicada. Cuando llegamos, disfrutamos de unos días maravillosos después de los días fríos y bastante duros en Finlandia.

El 8 de abril, me enganché en el tren nocturno de Estocolmo a Oslo. El mismo día, los periódicos y la radio estaban llenos de sombríos informes sobre los principales movimientos de barcos alemanes que navegaban a lo largo de la costa sueca en dirección norte. Todo el mundo pensaba que una invasión alemana a Inglaterra, o las islas del Mar del Norte, Shetland, las Islas Feroe o Islandia estaba en marcha. Nadie pensó en Noruega. Unos cuantos amigos míos y yo abordamos el tren y nos fuimos a dormir. Al cruzar la frontera sueco-noruega alrededor de la medianoche, los funcionarios de aduanas nos dijeron que unos buques alemanes habían sido hundidos en la costa sur de Noruega y que los buques de la marina noruega habían rescatado a soldados alemanes que habían dicho que iban a la Ciudad de Bergen para ayudarnos en la lucha contra los británicos! Nadie en el gobierno prestó atención a esto. Estaban absolutamente convencidos de que Hitler respetaría nuestra neutralidad y, además, la marina británica controlaba el Mar del Norte, ¿no cierto? Bueno, no pudimos dormir después de haber oído la noticia. Uno de nosotros tenía una radio y, poco antes de llegar a Oslo, oímos que las tropas alemanas habían ocupado varios de nuestros pueblos costeros. Sin embargo, en el fiordo de Oslo, las baterías costeras habían hundido un crucero pesado alemán, el Blücher, y habían dañado a otros dos buques alemanes. Esto fue increíble! La última vez que estuvimos en guerra fue en 1814 y, después de vivir en paz durante 126 años, nadie creyó que la guerra pudiera ocurrir aquí. Bueno, lo aprendimos de la manera más difícil. Un poco más tarde, oímos que el gobierno había rechazado el ultimátum alemán y había dado órdenes para la plena movilización de las fuerzas armadas.

Llegamos a la Estación Central de Oslo temprano en la mañana del 9 de abril y, cuando desembarcamos del tren, vimos masas de aviones alemanes sobre Oslo. La artillería antiaérea disparó contra ellos, pero con poco efecto hasta donde pudimos ver. Inmediatamente subí a un tren con destino a la pequeña ciudad donde debía reportarme en caso de movilización. Justo al este de la ciudad había una antigua fortaleza donde mi unidad, un regimiento de artillería, tenía su depósito. Fui uno de los primeros en presentarse al servicio. En ese momento, cada batería tenía un pelotón de ametralladoras de seis ametralladoras pesadas y me dieron el mando de un pelotón y me ordenaron tomar posición en una colina, en realidad una antigua posición de artillería que cubría los accesos occidentales a la antigua fortaleza. Las piezas habían sido retiradas hace mucho tiempo, pero las trincheras eran perfectas para las ametralladoras, que se colocaron con fines antiaéreos. En el puesto, me encontré con un viejo amigo, el teniente Orderud, que había estado en el depósito desde diciembre de 1939 con un pequeño destacamento de guardia.

Desde la colina, pudimos ver el humo pesado que provenía del lugar donde los cruceros alemanes habían sido hundidos. El petróleo, que salía de un naufragio, se había encendido. También pudimos ver bombarderos en picado alemanes en acción contra la fortaleza costera, que tuvo que ceder más tarde ese día. Observamos aviones de transporte alemanes que llegaban hasta el aeropuerto de Oslo, cargados de tropas. El aeropuerto había sido ocupado después de una fuerte resistencia ofrecida por el pequeño número de tropas estacionadas allí (unos cincuenta hombres). Un escuadrón noruego de cazas, estacionado allí en el momento del ataque, había despegado para enfrentar a los atacantes. Equipado con Gloster Gladiators, un avión bastante anticuado en comparación con los de los alemanes, el escuadrón sin embargo logró derribar a algunos de los enemigos. Algunos de nuestros aviones también fueron derribados. Cuando se les acabó la gasolina y las municiones, los pilotos se vieron obligados a romper la pelea y aterrizar en los aeródromos ya ocupados por el enemigo.

Fuente: Military History Journal - Vol 12 No 1. The South African Military History Society.

De acuerdo a lo que sé esta unidad de artillería era el AR 1 con depósitos en Ski (sur de Oslo). Sigue algo más. Saludos. Raúl M 8).
ImagenImagenImagenImagen Imagen
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 6965
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: La campaña de Noruega

Mensajepor tigre » Sab Nov 12, 2016 3:26 pm

Hola a todos :-D; algo más......................

La invasión alemana de Noruega.

De repente, vimos aviones enemigos dirigiéndonos hacia nosotros. 'Tomen sus posiciones', se nos ordenó, y cuando entraron en alcance, nos dieron órdenes de concentrarnos en el avión líder. Doce cañones abrieron fuego. Podíamos ver trazadores impactando sobre el objetivo, pero no sucedió nada. De repente, un humo oscuro salió del motor de estribor. El avión comenzó a perder altura, pero no lo vimos caer. Oímos más tarde que había hecho un aterrizaje de emergencia en un lago congelado y que muchos soldados habían sido heridos o muertos. Las máquinas alemanas eran aviones de transporte Ju 52, aparentemente dirigiéndose hacia un pequeño aeródromo más al norte. Más tarde por la tarde, a mi pelotón se le ordenó regresar al depósito. Estábamos bajos en número y esperábamos refuerzos, pero muy pocos vinieron. Los alemanes se habían apoderado de Oslo y habían hecho todo lo posible para impedir que los jóvenes noruegos de edad militar abandonaran la ciudad. Como la mayoría de nuestros hombres eran de Oslo y las zonas vecinas, esto nos causó muchos problemas. Por otra parte, el enemigo no podía detener la corriente de hombres jóvenes y sanos que salían de Oslo a través del bosque profundo al norte de la ciudad. Con esquís cruzaron el bosque para unirse a las fuerzas noruegas que se estaban reuniendo en varios puntos. A principios de abril, después de un largo y duro invierno, la nieve se extendía profundamente.

Fuimos cortados del resto del país. Todas las comunicaciones telefónicas y telegráficas eran encaminadas a través de Oslo y fueron cortadas por los alemanes. No había conexión de radio y estábamos completamente por nuestra cuenta. Me fui a dormir bastante tarde en la noche del 9 de abril, sin saber qué pasaba. Sabía que tenía seis ametralladoras y un pelotón de hombres poco entrenados. Ellos eran entusiastas y de buen espíritu, pero ¿cómo iban a reaccionar al fuego enemigo? Con mi experiencia finlandesa, me sentí bastante confiado. Un par de días más tarde tuve la respuesta.

A la mañana siguiente, yo y todos los oficiales presentes recibimos órdenes de presentarnos al oficial al mando para recibir nuevas órdenes. El mayor nos informó de su conocimiento de la situación, que no era mucho, pero había tenido contacto con el general que comandaba el área de operación suroriental, nuestro frente. Se nos dijo que debíamos retener la posición el mayor tiempo posible para mantener al enemigo ocupado en nuestra zona, permitiendo así que nuestras fuerzas principales se reunieran en el norte y esperaran el apoyo de los británicos y los franceses. Nos dijeron que estábamos completamente por nuestra cuenta y no podíamos esperar ninguna ayuda.

Al occidente de nosotros corría el Glomma, el río más grande del país, que los alemanes tendrían que cruzar para llegar desde Oslo. Era obvio que era aquí donde debíamos enfrentarlos. Se me ordenó desplegar mi pelotón en la orilla del río en una posición tal que las ametralladoras cubrirían el puente y sus vías de aproximación. Antes de salir del depósito, volvimos a llenar nuestra reserva de municiones y yo personalmente tomé un Colt .45 (pistola de Kongsberg, de uso común en el ejército) y, como no confiaba mucho en la pistola, pedí y me dieron una carabina Krag M712. El puente estaba a unos 15 km de distancia y no nos llevó mucho tiempo alcanzarlo. Después de un corto receso, encontré una buena posición para las armas. A nuestra izquierda teníamos al Teniente Orderud y sus armas y una compañía de infantería. El comandante de la compañía, un capitán que había tomado el mando general de la posición, se acercó a mí y aprobó mi despliegue de las ametralladoras con la excepción de una que prefería tener más cerca del puente. No estaba de acuerdo, sintiendo que la nueva posición era demasiado descubierta, pero tenía que obedecer. Envié a mis hombres a una pequeña cabaña a unos 200 metros detrás de nosotros para descansar y comer, manteniendo un solo hombre en cada arma. Hacía frío, aproximadamente -15º C, el cielo estaba despejado y las estrellas brillantes.

Al día siguiente todo estaba tranquilo y las noticias por la radio eran muy confusas. Habíamos dejado de escuchar la estación de Oslo, controlada por Alemania, y sintonizamos la radio sueca, que la recibíamos alta y clara. Estábamos a unos 60 km de la frontera sueca. La radio sueca no proporcionó mucha ayuda, ya que los suecos estaban más bien en la oscuridad. Nada ocurrió el 11 de abril. El día se utilizó para mejorar nuestras posiciones, y un buen número de refugiados de Oslo fueron detenidos antes de que se les permitiera seguir adelante. Cuando fueron interrogados, nos informaron de que un gran número de tropas alemanas habían llegado a Oslo. Esto no hizo nada para mejorar la moral de las tropas. (Descubrimos más tarde que estos informes habían sido muy exagerados, pero en el momento lo tomamos como verdad). El invierno anterior había sido especialmente frío, con mucha nieve. Incluso a principios de abril, la nieve estaba hasta la cintura, lo que hacía difícil moverse fuera de los caminos en los campos y bosques. Cuando no estábamos trabajando en nuestras posiciones, usábamos el día para descansar y comer. Esa noche también fue tranquila, aunque la tensión empezaba a sentirse, sobre todo porque los hombres sólo tenían sesenta días de formación básica en su haber. El 12 de abril, otro fino y claro día, aviones de observación alemanes comenzaron a aparecer y sentí que la acción era inminente. Se habían hecho arreglos con algunas personas de confianza en el lado opuesto del río para contactarnos por teléfono si observaban al enemigo.

Fuente: Military History Journal - Vol 12 No 1. The South African Military History Society.

Sigue algo más. Saludos. Raúl M 8).
ImagenImagenImagenImagen Imagen
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 6965
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: La campaña de Noruega

Mensajepor tigre » Sab Nov 19, 2016 4:31 pm

Hola a todos :-D; algo más......................

La invasión alemana de Noruega.

Movimientos alemanes hasta el 12 de abril de 1940.

Cuando las primera y segunda olas de invasión llegaron a Oslo, en la mañana del 11 de abril, Falkenhorst se sintió lo suficientemente seguro en Oslo como para iniciar acciones ofensivas. Ahora las principales formaciones de combate de las divisiones 163. ID y 196. ID habían llegado. La 181. ID llegaría en un par de días.

En los planes originales las 163. ID y la 196. ID debían presionar inmediatamente hacia Bergen y Trondheim, mientras que al Östfold se lo dejaría aislado, para que la 181. ID lo ocupara más adelante. La resistencia más fuerte de lo esperado al norte de Oslo y las altas pérdidas de las 163. ID y la 196. ID durante el transporte marítimo, así como los informes de grandes concentraciones de tropas noruegas que se acumulaban en la zona Askim-Mysen al sudeste de Oslo, convencieron a Falkenhorst de que era necesario retrasar el movimiento al Norte y eliminar a las tropas noruegas en Östfold primero. La tarea le fue encomendada a la 196. ID.

Según el General Pellengahr, Comandante de la 196. ID, en su primera reunión con Falkenhorst en Oslo el 10 de abril, recibió la orden de irrumpir hacia Trondheim. Alrededor de las 2:00 horas del 11 de abril, el General Engelbrecht de la 163. ID, llegó a su cuartel y dijo que debido a la movilización noruega (que esperaban que nunca llegara) sus órdenes cambiaron. Su primer objetivo sería asegurar la zona al sureste de Oslo (Östfold) hasta la frontera sueca e impedir un enlace entre las unidades que se movilizaban allí (en primer lugar el IR 1) y las unidades que se movilizaban al noreste de Oslo. Esta misión "secundaria" no era de su agrado, y se podía leer entre las líneas que sospechaba que Engelbrecht estaba detrás de esto de alguna manera.

Pellengahr estimó que un regimiento sería suficiente para la tarea. El IR 345, que fue el más afectado por las pérdidas durante el transporte desde Alemania, se quedaría en Oslo y se reagruparía. El IR 340 iría hacia el este a través de Lilleström, para aislar Östfold del norte, mientras que el IR 362, bajo el mando del Oberstleutnant Schaller, reforzado por el I./ AR 233 y un pelotón del escuadrón ciclista 233, se encargó de atacar a las unidades de la 1ª División noruega movilizándose en Östfold y Asegurar el área.

En la mañana del 12 de abril tres columnas dejaron Oslo. La columna norte, central y sur. El día 12 también se organizó una cuarta columna para comprobar las carreteras que conducían al sur, al este del lago Öyeren. Fue llamado Destacamento Gutsche a partir de su comandante el Hauptmann Gutsche y formaba parte del IR 340.

De todas las mencionadas la que nos interesa por chocar luego con la fracción del autor noruego es la del medio; la columna central tenía la misión de cruzar el río Glåma en Askim y destruir las tropas movilizándose en la fortaleza de Fossumströkets. Esta se en primera instancia desplazó al sur con la columna sur, y luego giró al este en la carretera principal a Askim y Mysen, que cruza el río Glåma en el puente de Fossum cerca de Askim. Estaba organizada así:

Columna central (motorización improvisada):
Comandante: Maj. Wilck
II./ IR 362
Reforzada con el I./ IR 324 al mando del Hauptmann Arno Manthey. (Mot.streifabt./I./ IR 324 o Jagdkommando Manthey).

La situación en el lado noruego el 12 de abril.

El destacamento de Askim era una unidad ad hoc que consistía del ya organizado II./ A.R.1 y otro personal del AR 1 organizado apresuradamente en unidades de infantería. El destacamento se dividió en cinco grupos de puentes para cubrir los cinco puentes y presas que cruzan el Glåma en la curva del río al sur del lago Öyeren.

Los grupos de puentes de norte a sur fueron:

Solbergfoss: 5 líderes, 73 hombres, 3 Amet pesadas.
Langenes: 6 líderes, 65 hombres, 2 Amet pesadas.
Fossum: 10 líderes, 120 hombres, 8 Amet pesadas.
Kykkelsrud: 4 líderes, 40 hombres, 2 Amet pesadas.
Vamma: 4 líderes, 40 hombres, 2 Amet pesadas.

Reserva: una pequeña compañía improvisada
Artillería:
Una batería mediana (2 cañones) de 75 mm.
El II./ A.R.1 (agregado el 12 de abril):
Dos baterías de cañones de 75mm y una batería de obuses de 120mm alrededor de Askim.

Imagen
Situación en la mañana del 12 de abril de 1940.................................................

Fuente: Military History Journal - Vol 12 No 1. The South African Military History Society.
http://hem.fyristorg.com/robertm/norge/ ... tfold.html

Sigue algo más. Saludos. Raúl M 8).
ImagenImagenImagenImagen Imagen
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 6965
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: La campaña de Noruega

Mensajepor tigre » Sab Nov 26, 2016 2:33 pm

Hola a todos :-D; algo más......................

La invasión alemana de Noruega. Comienza la batalla.

La columna central, con el "Jagdkommando Manthey" a la cabeza, llegó al puente del río Glåma en Fossumströket a las 07:00 horas. No esperando ninguna resistencia seria, la compañía se dirigió hacia el puente, transportada en nueve autobuses. Dos autobuses al frente y los otros cerca de 1 km detrás. Cuando los dos primeros autobuses, acercándose al puente en la carretera que corría debajo de un acantilado escarpado, tuvieron que parar debido a un bloqueo en el extremo occidental del puente, las ametralladoras noruegas abrieron fuego desde el otro lado del río. Era una posición emboscada ideal y las pérdidas alemanas fueron graves. Según sus propios registros, tuvieron 12 muertos, lo que también significaría típicamente entre 30 y 40 heridos.

El testigo noruego relató que: Temprano en la mañana del 12 de abril, se nos ordenó actuar. Nos dijeron que nuestros observadores del otro lado del río habían telefoneado, informando que una columna alemana se dirigía por el camino en autobuses requisados. A eso de las 07:00 de la mañana, vimos la columna. En frente venían dos autobuses, seguidos a una distancia de un kilómetro por varios otros. Los vehículos delanteros se detuvieron en una barricada inmediatamente antes de acceder al puente. La orden de "abrir fuego!" fue dada de inmediato y, presumiblemente, todos en esos dos primeros autobuses murieron o resultaron gravemente heridos, ya que nadie fue visto dejándolos. Los alemanes en los otros autobuses entraron en acción, y muy pronto recibimos un fuego masivo, que devolvimos. El puente había sido volado, aunque no completamente y, mientras que ningún vehículo podría cruzar, podría ser utilizado por los hombres a pie. Los alemanes realizaron varios ataques, pero fueron rechazados, una y otra vez. Debieron haber sufrido pérdidas muy graves, y también tuvimos nuestras pérdidas, no muchas, pero con nuestros pocos números no podíamos tolerar muchas. Más tarde en la tarde, los alemanes pusieron sus morteros en acción y los usaron con buenos resultados. Lamentablemente, la ametralladora que había sido colocada cerca del puente fue destruida. Nos quedamos en nuestras posiciones durante el resto del día, pero empezamos a sentir el "calor". La falta de sueño y poca comida no mejoraron la moral. Poco antes de la medianoche, el fuego enemigo aumentó y lograron cruzar con sus tropas. A las 04:00 horas (13 de abril), comenzamos a recibir fuego de las pistolas ametralladoras enemigas y entendimos que habían cruzado en fuerza. Nos ordenaron retirarnos y nos las arreglamos para llevar todas las ametralladoras con nosotros, excepto la dañada por fuego de mortero. Mis hombres estaban desgastados, las ametralladoras muy pesadas, la noche oscura y el enemigo por todos lados, pero nos las arreglamos para escapar.

Detrás de una curva de la carretera, un par de camiones nos esperaban. Fuimos conducidos a pocos kilómetros a retaguardia, donde nos dieron alojamiento en una escuela. Recibimos comida caliente. Antes de ir a dormir, tuve que revisar mi pelotón y encontré que faltaban ocho hombres. Años después supe que dos habían sido muertos y los otros heridos y hechos prisioneros.

Fuente: Military History Journal - Vol 12 No 1. The South African Military History Society.
http://hem.fyristorg.com/robertm/norge/ ... tfold.html

Sigue algo más. Saludos. Raúl M 8).
ImagenImagenImagenImagen Imagen
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 6965
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: La campaña de Noruega

Mensajepor tigre » Sab Dic 03, 2016 12:41 pm

Hola a todos :-D; algo más......................

La invasión alemana de Noruega. Comienza la batalla.

Lado alemán.

Cuando el resto de la columna alemana avanzó sobre el puente, el comandante noruego decidió volar el mismo. La destrucción de este, así como la mayoría de los otros puentes importantes, ya estaba planeada en tiempo de paz, y se almacenaban explosivos y equipos necesarios para la tarea. También existían tres cámaras de voladura para los explosivos en el puente. A pesar de todos los preparativos, la destrucción fue problemática. Primero falló el encendido eléctrico. Sin embargo se había previsto un fusible de alquitrán antiguo como resplado de seguridad, y cubierto por todas las ametralladoras disponibles el Sargento pionero Sekkelsten alcanzó el puente y lo encendió. Las cargas estallaron, pero el puente apenas se levanta un poco y volvió a su lugar. Probablemente la razón fue que después de que se habían elaborado los planes de destrucción, se mejoró la superficie del puente con recubrimiento de hormigón armado, sin ninguna modificación de los planes de destrucción.

El Maj. Wilck (Jefe de la columna) investigó la situación y la describió como "una posición enemiga fuerte y mejorada: un enorme puente de 100 metros de largo sobre el Glåma, ligeramente dañado, fuertes corrientes en el río, acantilados empinados hacia el río, fuerte posición fortificada en la ladera de la montaña". Enemigo escondido en posiciones fuertes, artillería propia aún no disponible ". Una vieja fortificación en el lado alemán del puente.

Ahora los alemanes ocupaban las alturas en el lado occidental del río, y durante el resto del día hubo un intercambio de disparos más o menos continuo con ametralladoras y artillería entre ambos lados. Mientras tanto, el "Jagdkommando Manthey" intentó ataques por los flancos sobre el puente del ferrocarril en Langenes, un kilómetro al norte, y en la presa en Kykkelsrud, cerca de dos kilómetros al sur. En ambos lugares los ataques fueron repelidos con éxito, y el puente del ferrocarril fue destruido. No hubo nuevos intentos de los alemanes para cruzar el río en Fossumströket durante el día.

El Maj. Wilck ordenó avanzar a la 7. Compañía del II./ IR 362, reforzada con un pelotón antitanque, y más tarde algunos cañones de infantería y un pelotón de ametralladoras. El Comandante del regimiento, Oberstleutnant Schaller, también llegó a la escena, y se decidió atacar durante la noche, con la cubierta de la oscuridad.

A la medianoche, una señal de luz blanca cegó a los noruegos y, bajo la cubierta de la oscuridad y el fuego de las ametralladoras alemanas, partes de la 7. Compañía cruzaron el puente y establecieron un punto de apoyo en el lado oriental. Los noruegos se sorprendieron y primero no se dieron cuenta de que los alemanes cruzaron el puente, pero luego comenzó un intenso fuego, con los alemanes tratando de expandir su cabeza de puente con granadas de mano, mientras las ametralladoras noruegas les disparaban a ciegas. Los cañones alemanes de infantería y antitanques, así como las ametralladoras, intentaron neutralizar las ametralladoras noruegas.

Después de media hora, el Maj. Wilck cruzó el puente. Aproximadamente al mismo tiempo, el Comandante noruego, el Capitán Solie, había reunido una pequeña fuerza e hizo un contraataque sobre el puente. El apoyo de fuego alemán en el otro lado del río no podía dar un apoyo efectivo, ya que no sabían dónde estaban los elementos avanzados propios. Sin embargo, el ataque noruego fue recibido con fuego intensivo, el Capitán Solie recibió varios proyectiles y cayó en la acción, el ataque se detuvo. Dos horas después del cruce inicial, el resto de la 7. Compañía pudo cruzar el puente.

Sin ninguna reserva considerable, con las comunicaciones rotas, y ahora con el comandante muerto, la defensa comenzó a desmoronarse, y a las 05:30 horas (04:30 hora alemana) el "Jagdkommando Manthey" cruzó el puente para continuar el ataque al exterior de la cabeza de puente, mantenido por la 7. Compañía.

Imagen
Situación en la mañana del 13 de abril de 1940.................................................

Fuente: Military History Journal - Vol 12 No 1. The South African Military History Society.
http://hem.fyristorg.com/robertm/norge/ ... tfold.html

Sigue algo más. Saludos. Raúl M 8).
ImagenImagenImagenImagen Imagen
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 6965
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: La campaña de Noruega

Mensajepor tigre » Sab Dic 10, 2016 2:16 pm

Hola a todos :-D; algo más......................

La invasión alemana de Noruega. Continúa la batalla.

La siguiente línea de defensa noruega estaba en los suburbios occidentales de Askim, donde el grupo Gleditsch fue desplegado. Alrededor de las 6:00 horas abrió fuego contra los alemanes, avanzando por la carretera principal. El avance alemán se detuvo y consolidaron su posición. El Maj. Wilck estableció un puesto de mando al este del río, en el edificio de la escuela (skole) cerca de Rom. Los ataques de los alemanes no lograron romper la resistencia noruega, pero un contraataque de la compañía de infantería del Grupo Gleditsch hacia Rom también falló. El grupo Gleditsch, aunque fuerte en ametralladoras y apoyo de artillería, carecía sin embargo de infantería para proteger los flancos del amplio campo de batalla, así que cuando los alemanes atacaron a las 12:00 horas en un frente ancho, rápidamente se hizo evidente debían replegarse. A las 12:30 horas esto fue ordenado. Primero tuvo que retirarse la artillería y mientras tanto las ametralladoras tenían que mantener a los alemanes a distancia, mientras lentamente flanqueaban las posiciones noruegas. El resultado fue que la artillería pudo retroceder en buen orden, pero la compañía de ametralladoras sufrió serias pérdidas. A las 15:30 horas cayó Askim, y después de eso sólo fueron los equipos de ametralladoras pesadas independientes en camiones, y el fuego de artillería contra las carreteras, lo que retrasó el avance alemán. A las 22:00 horas los primeros alemanes entraron en Mysen.

Mientras tanto, el Comando noruego había intentado construir una línea de defensa alrededor de la fortaleza de Höytorp, justo al este de Mysen. El comandante Carl Erichsen estaba en duda acerca de la estrategia general. Tenía tres posibilidades.

1) Un intento de romper al noreste, para conectar con las tropas noruegas en Kongsvinger.
2) Defender un frente anclado en las fortificaciones de Mysen y Trögstad.
3) Retirarse y formar una línea defensiva en los lagos alrededor de Örje. Tratar de mantenerlo unos días y luego retirarse a Suecia, a menos que un desembarco Aliado en el área de Halden posibilitara nuevas oportunidades.

En una reunión de Estado Mayor a las 19:00 horas Erichsen decide la alternativa 3, un retiro a Örje. La retirada sobre la única carretera entre Mysen y Örje en la noche entre el 13 y el 14 de abril produjo rápidamente un enorme atasco de tráfico. Y en Örje, algunas tropas no identificadas comenzaron a disparar contra la columna. El resultado fue un pánico desmoralizador. Por la noche se decidió que toda la fuerza se retiraría a Suecia. Se habían hecho intentos de obtener permiso de los suecos para pasar por Suecia hasta Kongsvinger, pero esto fue rechazado. Al final las tropas fueron internadas en Suecia para el resto de la guerra. En Suecia formaron el núcleo de la brigada noruega.

Los alemanes nunca persiguieron a los noruegos en retirada más allá de Mysen. El 14 comenzaron un ataque cuidadoso contra la fortaleza de Höytorp. Los fuertes se rindieron sin ninguna resistencia seria, a pesar de la orden de resistir el mayor tiempo posible. Höytorp a las 14:16 horas del 14 de abril. Trögstad el día 15, sin ninguna lucha.

El testigo noruego relató que: Temprano a la mañana siguiente, después de un desayuno rápido, nos enviaron otra vez adelante para enfrentar a los alemanes que avanzaban. Entonces comenzó un par de días de acciones retardantes, que nos llevó muy cerca de la frontera sueca. El "frente" noruego se estaba derrumbando en todos los puntos y se nos ordenó cruzar a la Suecia neutral. Fue un momento muy triste cuando conduje a mis hombres a través de la frontera, pero ¿qué podía esperarse de hombres mal entrenados, mal equipados y de un gobierno que había sido guiado por el axioma "no puede suceder aquí".....

Imagen
Ametralladora germana en acción en las afueras de Askim - Abril de 1940.................................................

Fuente: Military History Journal - Vol 12 No 1. The South African Military History Society.
http://hem.fyristorg.com/robertm/norge/ ... tfold.html

Es todo amigos. Saludos. Raúl M 8).
ImagenImagenImagenImagen Imagen
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 6965
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: La campaña de Noruega

Mensajepor tigre » Mar Feb 28, 2017 7:54 pm

Hola a todos :-D; un tema para compartir y cualquier dato es bienvenido.....................................

La Legión Extranjera en Narvik 1940.

Creación de la 13º DBMLE.

A principios de 1940, los gobiernos de Francia y Gran Bretaña decidieron apoyar a Finlandia contra la agresión soviética. También como complemento cortar la ruta del mineral de hierro de Suecia a Alemania, pasando por ferrocarril a Narvik y luego en barco al abrigo de las aguas territoriales noruegas. Incongruentemente, el alto mando francés ordenó a la Legión Extranjera proporcionar una media brigada (regimiento) de montaña al cuerpo expedicionario para unirse a otras tropas alpinas.

Como en el 11º REI, los dos batallones de la nueva unidad se formaron principalmente con legionarios de los regimientos del norte de África, donde abundaban los voluntarios. El cuadro se componía de oficiales experimentados. Sin embargo, no era sólo una unidad de profesionales queriendo estar a la altura de la reputación de la Legión. Así, los españoles formaban casi una cuarta parte de la fuerza de combate. Los voluntarios enganchados por la duración de la guerra daban a la unidad un carácter mixto, con connotaciones ideológicas obvias. Sin embargo, todos sentían tener una oportunidad para no mantenerse alejados de las próximas luchas.

El 5 de febrero de 1940, el Consejo Superior Aliado decidió crear un cuerpo expedicionario para intervenir en el Norte. El Cuerpo Expedicionario Francés en Escandinavia (Corps expéditionnaire français en Scandinavie - CEFS) se estableció el 16 de febrero de 1940 y se reunió en Belley en el Ain. Esta expedición estaba bajo el mando británico y la participación francesa implicaba el envío del CEFS bajo el mando del General Audet. El núcleo de la misma estaba formado por una brigada de infantería de montaña - BHM Brigade de Haute Montagne), comandada por el general de brigada Bethouart. Esta brigada fue reforzada, en particular, por los legionarios de la 13ª DBMLE (Demi-brigade de marche de la Légion étrangère) - Future 13º DBLE en julio de 1940 - al mando del Coronel Magrin-Vernerey y una brigada polaca (BACP - Brigade Autonome de chasseurs du Podhale).

El 5 de febrero de 1940 la 13º DBMLE llegó a Marsella y luego se trasladó al camp du Larzac donde recibió un equipo especial para la guerra de montaña. El 1º de marzo, la unidad contaba con 55 oficiales y 2.194 legionarios. El 27, recibió el nombre de 13º Media Brigada de la Legión extranjera (DBLE). Su Jefe, como se dijo, el Coronel Magrin-Vernerey, era un héroe de la Gran Guerra (herido 17 veces), y sirviendo en la legión extranjera durante quince años.

La campaña de Noruega en 1940.

Finlandia capituló el 12 de marzo. A pesar de esto, el Alto Mando Aliado aún consideraba una intervención por la fuerza en Narvik. Pero luego se abandonó el proyecto a favor de minar las aguas costeras noruegas, más útil para contentar a los Estados Unidos, Hitler mientras decidió invadir simultáneamente Dinamarca y Noruega.

En la noche del 8 al 9 de abril, los alemanes desembarcaron audazmente tropas en Oslo, Kristiansand, Arendal, Bergen, Trondheim y Narvik. Aunque las fuerzas británicas estaban en alerta, el empleo de destructores y otros buques menores de la Kriegsmarine para el transporte de tropas de asalto creó confusión. La Royal Navy se desplegó para interceptar lo que creía era una salida de buques corsarios hacia el Atlántico y no pudo evitar los desembarcos. La Luftwaffe proporcionó un apoyo aéreo considerable y dejó caer paracaidistas en Oslo y Stavanger. Con su movilización apenas comenzada, el Ejército noruego apenas pudo ofrecer resistencia a las columnas alemanas organizadas que `penetraban hacia el interior del país después de tomar las grandes ciudades y sus campos de aviación.

Después de una cierta dilación, Francia y Gran Bretaña decidieron desembarcar tropas en Namsos y Andalsnes para reconquistar Trondheim.

Imagen
Los legionarios dejan su cuartel en Sidi Bel Abbes para concurrir a la aventura noruega........................
http://i80.servimg.com/u/f80/18/38/41/10/13eme_10.jpg

Imagen
La Brigade Autonome de Chasseurs de Podhale era comandada por el General Zigmunt Bohusz-Ssyszko. Fue formada el 9 de febrero de 1940 en Coëtquidan a partir del Ejército polaco reconstituído en Francia. Esta brigada que contaba con unos 5.000 efectivos reagrupados en Malestroit, dejará sus acantonamientos el 15 de abril de 1940......................
http://bretagne-39-45.forums-actifs.com ... s-de-brest

Fuente: NARVIK 1940. Dr Jean-Philippe Liardet, PhD.
http://archives.ecpad.fr/wp-content/upl ... orvege.pdf

Saludos. Raúl M 8).
ImagenImagenImagenImagen Imagen
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 6965
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: La campaña de Noruega

Mensajepor tigre » Sab Mar 04, 2017 6:54 pm

Hola a todos :-D; algo más.....................................

La Legión Extranjera en Narvik 1940.

La situación en Narvik

En Narvik, los alemanes sólo disponían de 2.000 cazadores de montaña del GJR 139 de la 3. GD estando al mando de la plaza el General Dietl. Los días 10 y 13 de abril los buques alemanes, entre ellos 10 destructores, son destruidos por la Royal Navy. El día 15, la 24ª Brigada de la Guardia llegó a Harstad. Para llegar a Narvik, sin embargo, tenían que atravesar un fiordo y cubrir decenas de kilómetros en un terreno difícil y espantoso antes de alcanzar su objetivo.

Dietl tuvo la oportunidad de organizar cinco batallones con los marinos sobrevivientes y armarlos con los depósitos noruegos capturados. La orden de evacuación dada por Hitler fue cancelada. El 26 de abril, tras el fracaso de las operaciones alrededor de Trondheim, los aliados decidieron concentrar sus esfuerzos en Narvik.

Embarco del CEFS en Brest.

El embarco de las unidades franco-polacas hacia Noruega empezará el 12 de de abril de 1940 desde el puerto de Brest. La 1º DLCh y los elementos orgánicos del Cuerpo Expedicionario se dividen en cinco convoyes principales cuya salida del puerto bretón será entre el 12 y el 23 de abril de 1940. Estos hicieron escala en Escocia (Greenock o Scapa Flow) antes de ganar Noruega.

El primer convoy de las tropas franco-polacas zarpó desde Brest el 12 de abril de 1940 zarpa 16 de de abril de 1940 en Greenock (Escocia) a Namsos (Noruega). Se componía de cuatro cruceros auxiliares de la división del Contralmirante Cadart, « El Djezaïr », « El Mansour », « El Kantara » y « Ville d’Oran».

23 de abril de 1940, la 13ª DBMLE embarcó a su vez a Brest. Los legionarios embarcaron con su equipo individual. Un mes de raciones y equipo de mantenimiento se almacenaron en las bodegas. El convoy incluía los barcos requisados « Général Metzinger », « Providence », « Chenonceaux », « Mexique » et « Colombie » haciendo escala en Greenock, antes de dirigirse a Noruega.

El vapor "General Metzinger" es víctima de una colisión con el vapor Inglés Historian en el Canal de San Jorge, mientras que el "Providence" se queda sin combustible. Ellos quedaron en Greenock. Los legionarios de ambos buques fueron transbordados al paquebote "Ville d’Alger" y el paquebote inglés transporte de tropas "Monarch of Bermuda".

Imagen
Cazadores de la 5e demi-brigade de chasseurs alpins en el muelle de Brest.................................
http://www.ecpad.fr/wp-content/gallery/ ... -01-65.jpg

Imagen
Puerto de Brest, el Almirante Darlan inspecciona a las tropas antes del embarco............................
http://www.fightingbasques.net/Portals/ ... gade01.jpg

Fuente: NARVIK 1940. Dr Jean-Philippe Liardet, PhD.
http://archives.ecpad.fr/wp-content/upl ... orvege.pdf

Saludos. Raúl M 8).
ImagenImagenImagenImagen Imagen
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.


Volver a “Frente occidental”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado