La campaña de Noruega

La guerra en el oeste de Europa

Moderadores: José Luis, Audie Murphy

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Jue Dic 15, 2005 11:06 pm

Hola otra vez José Luis,

Si había tenido en cuenta tenido en cuenta estas otras razones que citas pero las había dado por secundarias debido a las siguientes razones.

Los ingleses evidentemente controlarían el Mar del Norte cuestión que no creo que les perjudicase mucho a los germanos en ese momento, la importancia de ese mar estriba en que es la salida de Alemania al Atlántico pero que yo sepa los germanos en ningún caso podian aspirar a importar nada través de la ruta atlántica, lo único de importancia que transitaba por allí y que su dominio les permitiría seguir importando era el hierro sueco, pero al poder obtenerlo de Francia, ese mar pierde gran parte de su valor estrátegico para Alemania.

El Báltico lo pueden cerrar facilmente simplemente minando los pasos entre Dinamarca y Suecia todo ello reforzado por baterías costeras y vigilancia de la Luftwaffe (en el área que he marcado en azul).

Imagen


La amenaza aérea a la parte más septentrional de Alemania como ya expuse antes era por aquella época mas teórica que real y de ello se dieron cuenta los germanos y los propios ingleses casi nada más empezar la guerra motivo por el que estos últimos se dedicaron a los bombardeos nocturnos sobre Alemania, los cuales a su vez hasta casi 1943 causaron más pérdidas a la RAF que los daños que fueron capaces de infligir.

Sin embargo todo este planteamiento que yo realizo es solo valido desde la perspectiva de 1940 y una guerra corta, sin embargo la ocupación de Noruega a mi me parece llevada a cabo mas bien pensando en que la guerra podía prolongarse (y entonces si estaría plenamente justificada) pero eso sería haber actuado en contra de la estrategia fundamental pregonada por Hitler.

Sigo creyendo que Raeder recordaba la anterior guerra donde los alemanes si tenían una flota poderosa que estuvo amordazada porque no podian salir a mar abierto, pero en esta ocasión esa flota era mucho más pequeña y no estaba en condiciones de disputar el dominio naval a los británicos con lo que su necesidad de salir al Atlántico era muchísimo menor.

Saludos
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8902
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Vie Dic 16, 2005 7:26 pm

Aquí estamos nuevamente, Beltzo.

Antes de seguir con el tema de tu planteamiento original, quiero llamar tu atención sobre el hecho de las importaciones de mineral sueco por Alemania. Las cifras que tú has referenciado -1.800.000 toneladas por año- se refieren a las importaciones alemanas vía Narvik, no a las importaciones alemanas totales de hierro de Suecia.

Pero como ya te dije anteriormente, la principal razón alemana para la invasión de Escandinavia no fue la amenaza aliada al bloqueo de las importaciones suecas vía Narvik, pues, según Raeder, la pérdida de entre 2-3 millones de toneladas-año de hierro vía Narvik no afectaría irreversiblemente al esfuerzo de guerra alemán en esa materia. Mientras que se mantuviera intacta la otra vía de importación del mineral sueco y con los stocks de ese mineral que tenía Alemania, la pérdida de Narvik, en este sentido, no era un golpe mortal.

Raeder –que a diferencia de Hitler, sí había concebido previamente una estrategia militar de alcance para una posible guerra con Gran Bretaña- quería, antes que todo, evitar que Gran Bretaña se hiciera con el control de Noruega. En principio temía más lo que los británicos le podían hacer a él con la posesión de Noruega, que lo que él podía hacer a los británicos en caso contrario. Las razones ya las he expuesto y no creo necesario repetirlas.

Como todo tu planteamiento surgió, en un principio, tras la lectura de una frase de T. K. Derry en su estudio “The Campaign in Norway”, veamos más en profundidad lo que escribe Derry al considerar en retrospectiva el resultado de la campaña noruega:

[Las ganancias estratégicas alemanas que resultaron de la ocupación de Noruega no forman parte integral de la historia de esta campaña; aquí sólo se necesitan observar tres puntos especiales. Primero y más importante, estaba la adquisición de bases navales y aéreas flanqueando las islas británicas. Esto añadido al aparente peligro de invasión y, mucho tiempo después de que el peligro se hubiera reducido, complicaba los problemas de la defensa interior y, lo más grave de todo, debilitaba nuestro control de las aproximaciones septentrionales al Atlántico. En lo sucesivo, la ruta a través y a lo largo de cabecera noruega fue cuidadosamente protegida por la fuerza aérea alemana con la ayuda del desarrollo de fortificaciones costeras y otras defensas navales. Al mismo tiempo, las oportunidades enemigas de atacar nuestro comercio mediante una salida con navíos pesados en mar abierto se aumentaron considerablemente; en particular, los fiordos de Noruega del Norte proporcionaban las bases para ataques mortales de la aviación, submarinos y navíos de superficie contra nuestros convoyes a Murmansk en 1942…..

En comparación, la explotación de la economía noruega demostró ser de importancia secundaria. La marina mercante, que era la principal fuente de riqueza, nunca había estado al alcance de Hitler; el gobierno noruego la requisó por decretos del 22 de abril y 18 de mayo, dando plenos poderes a la “Misión de Navegación” (Shipping Mission) en Londres… El tiempo que se tardó en reabrir la duramente competida ruta de mineral de hierro demostró, en cambio, estar más cerca de los seis que de los doce meses que nosotros habíamos calculado. El primer embarque fue en enero de 1941 y, de acuerdo con los informes de la compañía de hierro sueco, un total de 600.000 toneladas de mineral salió de Narvik para Alemania ese año, alcanzando un ritmo de 1.800.000 toneladas per annum en los primeros meses de 1943, después de lo cual las exportaciones cayeron de nuevo hasta el final de la guerra. Noruega proporcionó a Alemania mineral de hierro de origen autóctono, metales escasos como el molibdeno y titanio, aleaciones ferrosas, aluminio (de materiales importados), y su madera, pulpa, y pescado, el último de éstos era deseado para la glicerina y vitamina A, así como por su valor general de comida. Agua pesada era otro producto noruego de posible importancia crucial. Pero es difícil decir cuánto de todo esto podía haber sido acumulado para los alemanes si la neutralidad noruega nunca hubiera sido atacada, y es cierto que las ganancias tuvieron un menor alcance por la necesidad de proporcionar a Noruega un mínimo de alimentos de los stocks controlados por alemanes en cualquier otra parte.

[Derry habla a continuación sobre el tercer punto: el prestigio político para Alemania, que lo podemos pasar por alto]

En la situación generalmente desfavorable en la que nos encontramos al cierre de la campaña noruega, se puso algún énfasis sobre las supuestas grandes pérdidas alemanas. La Cámara de los Comunes, por ejemplo, estaba frecuentemente recordando que “si nosotros tuvimos pérdidas, los alemanes tuvieron pérdidas mucho mayores en navíos de guerra, aviones, transporte y hombres”. Tomando en primer lugar las pérdidas en hombres, las bajas sufridas por nuestras propias fuerzas terrestres fueron pequeñas, 1.869 británicos y unos 530 franceses y polacos, oficiales y hombres en los dos meses de combates en Noruega Central y Septentrional. Los noruegos no computaron separadamente las pérdidas que sufrieron en las operaciones conjuntas con nosotros, pero, sin contar prisioneros, sus bajas en toda la campaña cifraron 1.335. La lista de bajas oficial del Estado Mayor General alemán, por otra parte, da una cifra de 5.296, incluyendo las pérdidas soportadas en el viaje a Noruega. Complementando las bajas de las fuerzas aérea y naval, las segundas al menos siendo mayores en nuestro propio bando, debemos concluir que las pérdidas totales del enemigo en términos de vidas humanas no fueron significativamente mayores que las que ellos infligieron, y fueron ciertamente pequeñas en relación a los resultados que los alemanes obtuvieron; incluso la campaña de los Balcanes, sin involucrar un cruce naval, le costó más.

En lo concerniente al material, las pérdidas en equipo militar de nuestra parte fueron necesariamente mucho más grandes –en la ausencia, es decir, de batallas mayores- porque nuestras fuerzas fueron evacuadas tres veces, y cada vez bajo la amenaza de un ataque aéreo. Más aún, casi todo nuestro equipo para Noruega fue sacado de los stocks que de otra manera podría haber sido utilizado por nuestras fuerzas en Francia y Oriente Medio, donde se necesitaban con urgencia, o para la defensa interna. Los alemanes, que perdieron mucho menos, podían en esta etapa de la guerra reponerlo más fácilmente. Mutatis mutandis, lo mismo se aplica a las pérdidas de las respectivas fuerzas aéreas, aunque nuestro obstáculo especial en este caso no eran las evacuaciones sino la necesidad de mejorar los aeródromos. Uno de los dos escuadrones de la RAF que operaron en Noruega perdió todos sus aviones y equipo en la aventura de Lesjaskog; tres Hurricanes fueron destruidos en el aeródromo de Skaanland, que nunca se utilizó; y las operaciones en Bardufoss, en la cual los Hurricanes y el escuadrón Gladiator re-equipado perdieron cada uno ocho aviones durante una quincena de operaciones, también fueron seriamente afectados por la carencia de servicios de aeródromos. Los británicos también sufrieron algunas pérdidas en los ataques desde bases inglesas a los aeródromos defendidos por los alemanes en Noruega del Sur. Las pérdidas de la Luftwaffe subieron a 242, de las cuales un tercio eran aviones de transporte: esto, aunque es un total demasiado grande, representa una pequeña proporción del número comprometido en Noruega.

Es sólo en relación a las fuerzas navales en donde se puede decir que Alemania incurrió en pérdidas desproporcionadas. La Marina británica tuvo su mayor pérdida en el hundimiento del Glorious. El crucero Effingham naufragó, y el crucero antiaéreo Curlew hundido por bombardeo; fueron dañados otros tres cruceros. Hubo una reducción en potencia de destructores por siete hundimientos y ocho casos de daños que malamente nos podíamos permitir. También perdimos un balandro, cuatro submarinos y muchas naves más pequeñas. Los franceses y polacos perdieron un destructor y un submarino cada uno, y el crucero francés Emile Bertin fue alcanzado fuera de Namsos. Pero las pérdidas alemanas fueron mucho más significativas. La Operación Juno acabó con el torpedeamiento del Gneisenau y el Scharnhorst, y la pérdida en cruceros y destructores fue tal que al final de junio las fuerzas navales alemanas en esas categorías quedaron reducidas a un total de un crucero de 8 pulgadas, dos cruceros ligeros, y cuatro destructores. También hubo una pérdida de navegación mercante que Hitler observó como un problema adicional para la Operación León Marino] (pp. 229-231).

Bien, ambos estamos de acuerdo en el hecho incuestionable de que Hitler había adoptado una estrategia de guerra corta o Blitzkrieg. Lo que ya no tengo claro es si coincidimos en el verdadero significado de lo que había que entender por guerra corta. Desde luego, ese pensamiento estaba muy lejos de acercarse a lo que sucedió en la realidad, esto es, una campaña militar de menos de un mes de duración. Ni los más optimistas, con Hitler a la cabeza, esperaban un éxito parecido. Si Hitler realmente pensó en acabar la guerra contra los aliados en una Blitzkrieg, es probable suponer que el tiempo con que jugó no bajaba de los tres meses de operaciones militares.

Ahora bien, una cosa es planificar una guerra corta y otra que su ejecución responda a esas expectativas. El mejor ejemplo lo tenemos con lo que sucedió en la Operación Barbarroja.

Y es por eso que ya dije, y mantengo, que la invasión de Noruega por parte de Alemania era un requisito ineludible -tal como se desarrollaron los acontecimientos en marzo y abril de 1940: la guerra soviético-finalndesa y el incidente del Altmark- ajeno al tipo de estrategia (guerra corta o prolongada) que hubiera adoptado Hitler. Si la proyectada campaña contra Francia resultaba exitosa, entonces con más razón Hitler desecharía como un mal menor necesario los costes de la campaña noruega previa, pues, para él, una campaña militar exitosa significaba el fin de la guerra (ese era su gran error). Si, por el contrario, la campaña contra Francia fallaba, entonces la ocupación de Noruega estaba más que justificada.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Sab Dic 17, 2005 8:39 am

Hola de nuevo:

Al mismo tiempo, las oportunidades enemigas de atacar nuestro comercio mediante una salida con navíos pesados en mar abierto se aumentaron considerablemente.


Pero es que eso es precisamente lo que los alemanes no tenían posibilidades de hacer en forma significativa debido a la debilidad de su flota, ¡esa era la diferencia significativa entre la I y la II GM!, por ello Noruega a mi juicio perdía gran parte de su interés estrátegico para Alemania. Durante la Primera Guerra Mundial, Noruega se mantuvo neutral, pero fue obligada por los aliados a cortar el comercio con Alemania. Estos dos factores me da la impresión que pesaron demasiado en los cálculos de Reader.

La pérdida del comercio por una ocupación inglesa de Narvik evidentemente solo afectaba a las mercancías que se recibían por esta vía, como es lógico a través del Báltico podían seguir importando con independencia de en manos de quien estuviera Noruega. Aquí hay que hacer una puntualización importante y es que los ingleses podían ocupar también Suecia lo que si amenazaría todo el comercio a través del Báltico, y Noruega era la puerta de entrada a Suecia, en ese hipotético caso si se justificaría la intervención alemana. ¿Estaría Raeder previniéndolo?

Lo mas significativo que vi en las cifras que da T. K. Derry dejando aparte la cuestión que me llamó la atención y en parte propició este post, es lo siguiente: en 1941 se importan 600.000 toneladas de hierro, mientras que en 1943 son 1.800.000 toneladas, para mi ese aumento sugiere 2 posibilidades, o que los alemanes tuvieron necesidad de cantidades cada vez mayores de hierro debido al aumento de producción de armamentos ó que los alemanes no fueron capaces de explotar eficazmente los territorios que ocuparon, posiblemente la causa sea una mezcla de ambas, pero la segunda posibilidad es muchisimo mas inquietante para los germanos, si eran incapaces de explotar eficazmente los recursos de los países bajo su control es evidente que nunca podrían ganar la guerra.

Más aún, casi todo nuestro equipo para Noruega fue sacado de los stocks que de otra manera podría haber sido utilizado por nuestras fuerzas en Francia y Oriente Medio, donde se necesitaban con urgencia, o para la defensa interna.


Bien, una parte considerable de ese equipo en caso de que los ingleses hubieran ocupado Noruega, hubiese tenido que permanecer allí y no hubiesen podido trasladarlo a otros escenarios, por eso también he planteado que quizá para los germanos hubiese sido deseable una ocupación británica. Es la máxima de "quien mucho abarca poco aprieta" y los ingleses en esas fechas tenían muchos posibles frentes que atender y pocos medios para utilizar. Sin embargo, andando el tiempo lo que ocurrió fue lo contrario, fueron los alemanes quienes tenían muchos frentes que atender y pocos recursos para hacerlo, en ese sentido la ocupación noruega fue una carga importante, aunque como ya he dicho ese mismo transcurso del tiempo dio a Noruega una importancia estratégica que a priori no tenía.
Por otra parte un hecho de enorme importancia fue que la mayor parte de su flota mercante (la tercera mayor del mundo en esos momentos), sus tripulaciones y sus mercancías fueron a parar a manos inglesas (que buena falta les hacía) algo que muy probablemente no hubiera ocurrido si son ellos los que efectúan la ocupación.

Cierto que las perdidas navales de Gran bretaña también fueron también elevadas al tener que actuar en una zona bajo control de la Luftwaffe, pero perfectamente asumibles para la RN, sin embargo la pérdida alemana fue en este aspecto mucho más importante, la Kriegsmarine no podía permitirse las perdidas que tuvo, el resto de perdidas eran perfectamente asumibles para Alemania, incluso me atrevería a decir que fueron bastante pequeñas.

Cuando me refiero a una guerra corta la considero así, siempre que no se extendiera mas allá de 1940. El fallo de este planteamiento por parte de Hitler y una vez vista su incapacidad para invadir Inglaterra le llevó a otro error, esta vez irreversible, para asegurarse los recursos necesarios para una campaña larga contra Inglaterra (es posible además que ya intuyera un choque con los EEUU) se decidió por una blitzkrieg en Rusia, por supuesto tenía otros motivos para esta última, pero en mi opinión el principal motivo para Barbarroja es el que he expuesto.

Personalmente me cuesta mucho suponer que Hitler tuviese la mas mínima duda respecto a la caída de Francia en un breve espacio de tiempo y menos aún que tomara medidas pensando en ello, solo bajo ese planteamiento preventivo me parece acertada la campaña Noruega. Esto queda reforzado por la manera en que llevaron a cabo Barbarroja sin tomar siquiera las mas mínimas medidas en previsión de un alargamiento de este nuevo conflicto.

Si tenemos en cuenta como se desarrollo la guerra posteriormente entonces si estaba completamente justificada, pero eso es lo que he tratado de evitar, mirar más allá de 1940 para no tener la ventaja de la retrospectiva.

Como curiosidad cito aquí las conclusiones de Williamson Murray y Allan R. Millett en su obra "la guerra que había que ganar".

La campaña de Noruega fue una empresa perjudicial a corto plazo y las ganancias estategicas a largo plazo también eran discutibles.
[…]al final, la operación Weserübung fue hija de la marina: reflejó las virtudes tácticas de esta rama de las fuerzas armadas, pero también su falta de visión estratégica.


Como puedes ver, ellos son aún mas críticos que yo con esta operación dudando incluso de las ganancias a largo plazo, algo que yo no pongo en duda.

Saludos
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen



"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8902
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Sab Dic 17, 2005 4:39 pm

T. K. Derry escribió: [Al mismo tiempo, las oportunidades enemigas de atacar nuestro comercio mediante una salida con navíos pesados en mar abierto se aumentaron considerablemente.]

Beltzo contestó: [Pero es que eso es precisamente lo que los alemanes no tenían posibilidades de hacer en forma significativa debido a la debilidad de su flota, ¡esa era la diferencia significativa entre la I y la II GM!, por ello Noruega a mi juicio perdía gran parte de su interés estrátegico para Alemania]

Derry ya dice que escribe en retrospectiva. Tu planteamiento original también fue en retrospectiva. Y aquí, como dije al principio, se trata de plantearse esa decisión poniéndose en el pellejo alemán en la primavera de 1940. Pero obviando momentáneamente esa tesitura, ¿me puedes apoyar con hechos tu opinión de que “los alemanes no tenían posibilidades de hacer (atacar el comercio británico) en forma significativa debido a la debilidad de su flota”?

No sólo estuvieron en disposición de atacar el tráfico mercante británico, sino que casi colapsan, por hundimientos, el flujo vital de la flota mercante británica. Es un hecho incontestable –y estaré encantado de darte las cifras, si así lo deseas- que el ritmo de hundimientos de barcos mercantes británicos por los alemanes era mayor que el ritmo de producción de nuevos barcos mercantes británicos. La marina mercante británica –vital para la adquisición de sus recursos y necesidades para continuar la vida y la guerra- fue salvada del desastre total gracias a la ayuda de la marina mercante estadounidense. Y no fue hasta comienzos de 1943 que la producción de flota mercante aliada comenzó a compensar el tonelaje de flota mercante hundido por los alemanes. Pero esto es sólo un apunte que se escapa de nuestro tema.

Tampoco puedes comparar el pensamiento estratégico naval alemán de la IGM con el de la IIGM. En la IGM la marina de guerra alemana, como estrategia central, buscó la “batalla decisiva”, de acuerdo con la teoría de Mahan –cuyo pensamiento era “artículo de fe” para el cuerpo de oficiales navales alemanes-, pero en la IIGM, la Kriegsmarine, tal como explicaron los almirantes Otto Schniewind y Karlgeorg Schuster, se había impuesto tres misiones fundamentales al comienzo de la guerra: en primer lugar, defender las costas alemanas y las aguas costeras de la actividad naval enemiga; en segundo lugar, proteger la navegación alemana en aguas territoriales y evitar la interrupción del tráfico marítimo con sus estados vecinos; y en tercer lugar, “atacar con todas las fuerzas a su disposición la navegación enemiga y las líneas de comunicación de los aliados occidentales para dañarlas y, si fuera posible, paralizarlas” [Otto Schniewind y Karlgeorg Schuster, “The German Conduct of the War at Sea, 1939-1945”, en Essays by German Officers and Officials on World War II, rollo 3 (Wilmington, Del.: Scholarly Resources, n.d.), p. 13].

Schniewind fue comandante en jefe de la Flota de 1941 a 1944, y Schuster, comandante en jefe del Grupo Sur durante 1942-1943.

Como puedes ver, estimado Beltzo, la ocupación de Noruega (y Dinamarca) respondía a las expectativas de la Kriegsmarine, porque era un movimiento necesario para cumplimentar sus misiones, no para buscar una gran batalla (la batalla decisiva) en las aguas del Mar del Norte, como intentó la marina imperial en la IGM, sino para llevar a cabo con éxito las misiones arriba enumeradas.

Dices: [La pérdida del comercio por una ocupación inglesa de Narvik evidentemente solo afectaba a las mercancías que se recibían por esta vía, como es lógico a través del Báltico podían seguir importando con independencia de en manos de quien estuviera Noruega]

No estoy de acuerdo con tu opinión, porque no es real que Noruega (su ocupación y control) no afectara (o pudiera afectar) al tráfico marítimo alemán en el Báltico. ¡Vaya si podía afectar! ¡Y tanto! No había necesidad perentoria de que los británicos ocuparan Suecia (teniendo Noruega) para amenazar al tráfico mercante del Báltico. Con Noruega como base de operaciones de la RAF, ya me dirás, estimado Beltzo, cómo no iba a afectar esa temible posición al tráfico mercante alemán en el Báltico.

En lo que sugieres de la explotación económica alemana de los países ocupados (no sólo Noruega), tienes razón, a mi juicio. No sólo no supieron explotar al máximo los recursos humanos y materiales de las zonas ocupadas, sino que tampoco lo supieron hacer dentro de Alemania.

Sobre lo que comentas a continuación en tu post, debo decir y recordarte que Alemania jamás permitiría que los británicos ocupasen Noruega en la primavera de 1940. Y también sucedía un tanto de lo mismo por parte británica. Churchill había dicho bien claro que si Alemania atacaba Noruega, los ingleses la defenderían como si fuese atacada Inglaterra.

Dices: [Cuando me refiero a una guerra corta la considero así, siempre que no se extendiera mas allá de 1940. El fallo de este planteamiento por parte de Hitler y una vez vista su incapacidad para invadir Inglaterra le llevó a otro error, esta vez irreversible, para asegurarse los recursos necesarios para una campaña larga contra Inglaterra (es posible además que ya intuyera un choque con los EEUU) se decidió por una blitzkrieg en Rusia, por supuesto tenía otros motivos para esta última, pero en mi opinión el principal motivo para Barbarroja es el que he expuesto.]

Hitler no tenía necesidad de invadir Inglaterra (operación cuyo éxito final era más que dudoso) para derrotar su voluntad política de continuar luchando. Ya hablé en multitud de ocasiones de la “estrategia periférica”, de la “guerra de aproximación” o “guerra asimétrica”. Esa era la estrategia alemana ideal para poner a GB fuera de la guerra.

Pero estoy totalmente de acuerdo contigo que, más allá de los motivos ideológicos que ya venían de antiguo, la decisión de Hitler de invadir la URSS fue precipitada por la suma de su impotencia política y su diletantismo en gran estrategia militar en el verano-otoño de 1940 para finiquitar la cuestión británica.

Sobre la obra que referencias de Murray y Millet, no puedo juzgar el contenido de una frase sin haber leído previamente la tesis central conductora de la obra. Es decir, no voy a opinar sin haberme leído el libro. Tiempo habrá. A Murray le he leído frases, que si las quito del contexto en el que fueron dichas, parecerían auténticos disparates. De Millet creo poseer algún ensayo; te lo haré saber en caso positivo.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Dom Dic 18, 2005 2:50 am

¿me puedes apoyar con hechos tu opinión de que “los alemanes no tenían posibilidades de hacer (atacar el comercio británico) en forma significativa debido a la debilidad de su flota”?


Creo que has interpretado mal lo que he querido decir o mas probable ,no me he explicado bien, esa opinión se refiere únicamente a su flota de superficie que era la que necesitaba que Noruega no estuviese en poder de los ingleses para poder salir con un mínimo de garantías a operar al Atlántico. Dejando aparte la odisea del Graf Spee que había sido hundido en Diciembre de 1939, la flota de superficie alemana practicamente solo tuvo una gran actuación contra los mercantes llevada a cabo por el Gneisenau y el Scharnhorst a finales de enero de 1941, en 2 meses hundieron 104.869 tm, el intento de continuar las operaciones contra el comercio británico con el Bismarck acabó en tragedia. A partir de este hecho la armada germana se pasaría el resto de la guerra en los fiordos noruegos. Otras acciones también fueron llevadas a cabo por los buques corsarios pero a estos no me atrevería a integrarlos dentro de la flota de superficie alemana.

No sólo estuvieron en disposición de atacar el tráfico mercante británico, sino que casi colapsan, por hundimientos, el flujo vital de la flota mercante británica.


Y coincido en esa apreciación, pero fue gracias principalmente a la actuación submarina no a la flota de superficie y esto lo hubieran logrado igualmente desde las bases submarinas en Francia. Incluso es posible que sin la aportación de la marina mercante Noruega el colapso inglés hubiese sido total, sin olvidar el papel crucial de ULTRA.

En esta pagina se puede leer lo siguiente: http://odin.dep.no/odin/spansk/p1000191 ... ok-bn.html

[Antes de la ruptura de hostilidades, la flota mercante noruega contaba con 1.024 barcos y más de cuatro millones de toneladas de registro bruto (TRB). La flota mercante noruega desempeñó un papel importante en la estrategia aliada. Durante cierto tiempo, más del 30 por 100 de todo el petróleo norteamericano llevado al Reino Unido era transportado en buques noruegos. Pero los costes de la guerra fueron elevados: el tonelaje perdido ascendió a 2,3 millones de TRB.]

Esto significa que los noruegos aportaron a los ingleses mayor tonelaje de marina mercante de lo que estos habían perdido entre 1939 y 1940, eso da una idea de la importancia que tuvo este hecho. La aportación de las tripulaciones de estos buques tampoco es desdeñable.

Con respecto a comparar las estrategias de la I y II GM no es eso lo que he pretendido, cuando hago referencia a ello es porque he leido en varias ocasiones (ahora no recuerdo donde) que Raeder estaba convencido que uno de los mayores errores de Alemania en la I GM había sido el no ocupar Noruega, por ello me pregunto sino tuvo en cuenta plenamente las diferencias que había entre ambas contiendas.

Con Noruega como base de operaciones de la RAF, ya me dirás, estimado Beltzo, cómo no iba a afectar esa temible posición al tráfico mercante alemán en el Báltico.

Los mercantes y buques de guerra alemanes no podrían cruzar las aguas neutrales noruegas, la RAF dominaría la Alemania septentrional y la Royal Navy lo haría en el Báltico.


Cito 2 post diferentes tuyos para llamar la atención por un lado de que la ocupación de Noruega por si sola no daba opciones a la RN a meter las narices en el Báltico y por otra parte, para que la RAF pueda actuar en el Báltico se encuentra con el mismo problema debe violar la neutralidad sueca (su espacio aéreo) lo que de nuevo me lleva a lo mismo, no basta con la ocupación de Noruega, de hecho los ingleses también habían advertido a Suecia. De todo lo referido ahí solo estoy de acuerdo en la imposibilidad para los alemanes de cruzar aguas territoriales noruegas y por ende la imposibilidad de la flota alemana de superficie para salir al Atlántico, respecto al domino aéreo sobre la parte norte de Alemania ya he dicho que este era mas simbólico que real.

Lo que he tratado de hacer en todos los post es ir tratando de comparar las ventajas que adquirían los germanos, con los inconvenientes de la misma y para mí en aquellos momentos (1940), las ventajas obtenidas por lo germanos (que luego quedarían muy matizadas) no compensan sus inconvenientes. Y creo que los alemanes con la perspectiva que podían tener en 1940 estaban en condiciones de conocer estos hechos. El mismo Raeder tenía alguna reticencia a intervenir en Noruega porque intuía que el riesgo para la Kriegsmarine era elevado, por lo que cuando esto se confirmó esta claro que no les pillaba por sorpresa.

Respecto a la referencia a Murray y Millet la he puesto como una anécdota, simplemente para que se viera que hay historiadores más críticos que yo con esta operación, aunque te aviso que no trata específicamente la guerra en el mar (quizá por los pasajes que he referenciado podría parecerlo) sino que es una historia general de toda la guerra y aunque contiene muchas afirmaciones que comparto hay otras que rechazó frontalmente.

Saludos
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen



"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8902
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Dom Dic 18, 2005 3:34 am

Bueno, estimado Beltzo, va siendo hora de que recapitulemos esta agradable disertación que hemos compartido, so pena de que acabemos el año hablando del tema, cosa que, por otra parte, a mí no me disgustaría en absoluto. Hay mucho de que hablar sobre la campaña noruega, no en vano fue la primera operación militar conjunta (fuerzas naval, aérea y terrestre) de cierta envergadura de la historia, realizada nada menos que a más de 1.000 kilómetros de los lugares de partida.

Tu postura defiende que -teniendo presente la perspectiva del momento y obviando, por tanto, lo que aconteció más tarde, esto es, la continuación de la guerra-, la invasión y ocupación de Noruega por Alemania en 1940 trajo más inconvenientes que ventajas para los intereses alemanes, fundamentalmente por las graves pérdidas de su flota de superficie, que quedó seriamente mermada en su potencial.

Mi postura entiende y defiende que la invasión y ocupación de Noruega era un paso previo ineludible que había que tomar antes del comienzo de la campaña contra Francia, dada la coyuntura del momento, esto es, la guerra soviético-finlandesa que se inició en noviembre de 1939, y los movimientos diplomáticos y militares aliados, que previeron el envío de una fuerza expedicionaria a Finlandia, vía Narvik, y culminaron con la captura del Altmark. Estos sucesos convencieron a Raeder y a Hitler de que la neutralidad noruega era una condición no garantizada, y por tanto había que tomarla.

Ahora bien, ¿cuáles fueron las ventajas y perjuicios alemanes de la Operación Wesserübung?

Las ventajas inmediatas eran la eliminación de la amenaza aliada contra el flanco septentrional alemán, y los perjuicios, evidentemente, vinieron dados por las graves pérdidas de la Kriegsmarine.

Pero como estamos considerando la perspectiva alemana de la primavera de 1940 (si la campaña militar contra Francia tiene éxito pondremos fin a la guerra, es lo que piensa Hitler), entonces esos perjuicios pueden aceptarse como intrascendentes, pues Gran Bretaña ya no será un enemigo. En cambio, si la campaña militar fracasa o no consigue el objetivo estratégico final (arrebatar la voluntad aliada de continuar la guerra), entonces la captura de Noruega es una ventaja completa y vital.

Creo sinceramente que este planteamiento es irrefutable. Lo que sucede es que la estrategia adoptada por Hitler tras la negativa británica a salir de la guerra (aceptar un armisticio) fue totalmente errada y, como ya dije en otros mensajes, en vez de explotar las ventajas obtenidas y comenzar una guerra asimétrica contra Gran Bretaña, el único enemigo que tenía Alemania en el verano de 1940, Hitler decidió desviar el esfuerzo de guerra alemán hacia el Este, con lo que desde ese momento cambiaba totalmente el panorama estratégico político-militar europeo del verano de 1940.

La ocupación de Noruega, finalmente, dio un montón de quebraderos de cabeza a Alemania (dejando al margen las ventajas que le supuso), tanto por el mantenimiento de una zona estratégica primordial como por la constante amenaza de una invasión aliada en ese teatro. Pero eso sucedió exclusivamente porque Hitler viró la estrategia natural alemana del verano de 1940 (que repito, era luchar contra Gran Bretaña), volcando el grueso de su esfuerzo bélico en la URSS.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Dom Dic 18, 2005 8:13 am

Hola de nuevo,

Para acabar voy a recapitular mis consideraciones algunas de las cuales han surgido a raíz de este interesante debate.

Viéndolo únicamente desde el lado alemán y teniendo en cuenta lo que ellos podían conocer o prever en esa fechas:

1/La ocupación de Noruega conllevaba riesgos para la kriegsmarine.
2/Tanto el hierro sueco, como las bases navales o submarinas de Noruega perderían importancia tras ocupar Francia.
3/Necesitarían destinar recursos para mantener esa ocupación.
4/La importante flota mercante Noruega se entregaría en masa a los ingleses.
5/El daño que una ocupacion Noruega por parte de los ingleses podían infligir a la estrategia alemana, era escaso a corto plazo.

Si además lo miro en retrospectiva añadiría:
La kriegsmarine salió muy mal parada y los cambios políticos propiciados en Inglaterra fueron contraproducentes para Alemania, estos dos hechos creo que dieron al traste con cualquier esperanza de que los ingleses quisieran negociar. Además los recursos empleados para mantener esta ocupación fueron desproporcionados.

Y el último razonamiento es que si la guerra se alargaba (como efectivamente sucedió), entonces no solo estaría justificada esta operación sino que además la hicieron en el mejor momento posible.

Aquí dejo un link que encontré ayer tarde que coincide en gran parte con lo que yo mantengo (posiblemente se explique mejor que yo).

http://edsombra.com/edsombra/comandos/c ... articulo=4

Saludos
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen



"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8902
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Lun Dic 19, 2005 5:47 pm

Ruta del mineral de hierro vía Noruega:

Imagen
Fuente: Francois Kersaudy, Norway 1940 (London: Collins, 1990), p. 16

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8902
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Lun Dic 19, 2005 5:56 pm

Plan de invasión alemán y fuerzas de defensa noruegas:

Imagen
Fuente: Vicent Exposito, ed, The West Point Atlas of American Wars (New York: Praeger Publishers, 1959), Mapa 11A

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8902
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Lun Dic 19, 2005 6:01 pm

Operaciones alrededor de Narvik:

Imagen
Fuente: Kersaudy, p. 124

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Werto
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 807
Registrado: Mié Ago 17, 2005 5:19 am
Ubicación: Donde la consejería de eduación estime oportuno, Asturias, España
Contactar:

Mensajepor Werto » Lun Sep 11, 2006 3:26 am

¡Hola a todos¡.

Sólo un apunte, la ruta que cita Kersaudy (Francois Kersaudy, Norway 1940 (London: Collins, 1990), p. 16) en el mapa corresponde sólo a la de invierno, durante la mayor parte del año -y también correspondiéndose con el mayor volumen de transporte- el mineral de hierro sueco se dirigía directamente desde el puerto sueco de Lulea, en el Golfo de Botnia, a los puertos alemanes del Báltico, Rostock y Kiel fundamentalmente,

Si la única ruta hubiese sido la que cita Kersaudy los aliados podrían haber bloqueado el trafico comercial hacía Alemania sin necesidad de ocupar directamente la costa occidental de la Península de Escandinavia.

Por otra parte de creer a Lidell Hart (1970), La Segunda Guerra Mundial, Barcelona, Caraltl, -con el que estoy completamente de acuerdo- el principal objetivo de la intervención aliada de Noruega, e incluso de la pretendida ayuda aliada a Finlandia, seria el control de la zona Sueca de Gällivare, al objeto de bloquear las exportaciones de Hierro suecas hacía Alemania, lo cual simplemente imposibilitaría a Alemania la continuación de la guerra a medio plazo.

Desde éste punto de vista, al margen de sus consecuencias beneficiosas o perjudiciales, la ocupación de Noruega era absolutamente necesaria para asegurar el suministro de Hierro a la industria Alemana, y evitar una contracción espectacular de su producción siderúrgica.

Saludos.
Jonny coge el Bombardero,
y lo eleva por el cielo,
no hay cañón que alcance a Jonny,
ni rival que lo derribe...

Jonny no mata a la gente.
elimina el objetivo,
Jonny no es un asesino;
Jonny es frio..., y profesional.

Tal vez no veamaos en el ESTAIR, Supendereis.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8902
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Jue Sep 14, 2006 3:47 am

¡Hola a todos!

Pues aprovechando que Werto ha retomado el tema, unas palabras del almirante Dönitz sobre lo que Beltzo y yo hemos estado debatiendo:

[(...) Anteriormente he descrito la lucha en Noruega tal como la viví desde mi puesto de comandante de los submarinos. En cuanto al plan general, no tuve en él ninguna participación. Pero quisiera ahora manifestar mi opinión sobre el tema de su necesidad estratégica, considerando la situación en conjunto.

Creo que esta operación, si se la juzga según el criterio de la situación en que entonces estaba la guerra, fue necesaria y acertada. Las señales de que Inglaterra tenía planeado apoderarse de Noruega eran evidentes. Lo próximo que estuviera el paso en cuestión se hacía difícil de juzgar; lo importante era el peligro que entrañaba para nuestra situación estratégica en el mar y la amenaza que ello constituía para la economía de guerra alemana, a todo lo cual había que adelantarse.

La idea de que se habría debido esperar a que los ingleses se hubiesen internado en Noruega, para después expulsarlos de allí, tiene muchos aspectos de inseguridad que no sirven para elaborar una concepción del asunto desde el punto de vista bélico. Pues lo que era seguro es que, en cuanto que Inglaterra se hubiese apoderado de Noruega, nos habríamos visto privados del mineral escandinavo, que los ingleses nos habrían amenazado también en el Mar Báltico, y que nuestra salida al Atlántico por el Mar del Norte se habría visto dificultada de una manera esencial.

Que un mejoramiento esencial de nuestra posición estratégica y de nuestra economía de guerra se habría poddo alcanzar rápidamente mediante la toma de las costas septentrionales de Francia, no se podía saber a ciencia cierta cuando se planeó la operación de Noruega. El Estado Mayor creía entonces que una guerra contra Francia sería una lucha larga y difícil, debido a la línea Maginot. (La cursiva es mía, de José Luis).

Que el jefe de la Marina de guerra apuntase en el invierno de 1939-1940 el peligro de una ocupación de Noruega por los ingleses, y estimara necesario adelantarse a sus planes, me pareció acertado y prudente.] [Karl Dönitz, Diez años y veinte días (La Esfera de los Libros, 2005), pp. 150-151].

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Werto
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 807
Registrado: Mié Ago 17, 2005 5:19 am
Ubicación: Donde la consejería de eduación estime oportuno, Asturias, España
Contactar:

Mensajepor Werto » Vie Sep 22, 2006 6:17 am

Hola a todos.

He estado repasando los textos expuesto en el post, y la verdad es que, teniendo en cuanta la absoluta dependencia de su industria siderúrgica respecto a los suministros de hierro sueco a principios de 1940, para Alemania se hacía absoluta y completamente necesaria la ocupación de Noruega ante el riesgo de que los aliados se posicionasen allí.

Incluso visto en retrospectiva. Aún contando con la derrota de Francia; con los aliados ocupando Noruega Alemania no podría haber expandido su esfuerzo de guerra tal y como lo hizo sin contar con el hierro sueco.

Simplemente no había sustituto para el mineral sueco al alcance de los alemanes. Lo más parecido eran los yacimientos españoles, y las 300.000 toneladas que se extraían como máximo en España en modo alguno podrían sustituir a los 6-9 millones de toneladas que Alemania importaba de Suecia.

Por otra parte; Beltzo, cuando dices esto:

"2/Tanto el hierro sueco, como las bases navales o submarinas de Noruega perderían importancia tras ocupar Francia".

Puedo estar completamente de acuerdo con que las bases submarinas alemanas en Noruega perderían importancia, pero me gustaría que me explicases de donde podrían los alemanes obtener 6-9 millones de toneladas de mineral de hierro en Europa Occidental.

Saludos.
Jonny coge el Bombardero,

y lo eleva por el cielo,

no hay cañón que alcance a Jonny,

ni rival que lo derribe...



Jonny no mata a la gente.

elimina el objetivo,

Jonny no es un asesino;

Jonny es frio..., y profesional.



Tal vez no veamaos en el ESTAIR, Supendereis.

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Vie Sep 22, 2006 11:26 pm

Hola:

Puedo estar completamente de acuerdo con que las bases submarinas alemanas en Noruega perderían importancia, pero me gustaría que me explicases de donde podrían los alemanes obtener 6-9 millones de toneladas de mineral de hierro en Europa Occidental.


Las claves las tienes a lo largo del post, pero te diré que el detalle más importante, es que en 1941, sólo se importan 600.000 toneladas de hierro sueco mientras que en 1939 las importaciones eran entre 6.000.000 y 9.000.000 toneladas, es decir en el mejor de los casos las importaciones de hierro sueco habían disminuido en un 90% y esto creo que indica claramente que el resto lo estaban obteniendo de algún lugar; dicho de otra manera no se trata de decir de donde lo obtendrían porque el hecho es que lo estaban haciendo, a no ser que se piense que el motivo es una reducción de la demanda, pero este aspecto creo que es justamente al revés.

Aun ocupando los ingleses Noruega, los alemanes podrían haber seguido importando parte del hierro sueco porque su ocupación no significaba que las importaciones suecas se paralizaran totalmente, sin embargo si los ingleses tenían intenciones de ocupar también Suecia (y parece ser que así era), entonces las cosas son más complicadas para ambos bandos. Estamos hablando de que los ingleses violarían la neutralidad de dos países; ¿qué impresión causaría esto en la opinión pública norteamericana y en sus dirigentes?, ¿Como iba Roosevelt a aprobar el programa de préstamo y arriendo para un país que estaba extendiendo la guerra y agrediendo a los neutrales?, ¿Cuál sería la reacción de los neutrales en general, y Rusia en particular, al saber que podían ser atacados si convenía a los intereses aliados?

Como se ve son muchos interrogantes para los que no hay respuesta satisfactoria, pero a mi me da la impresión que la ocupación de Noruega podía ser como un boomerang para los ingleses, con consecuencias muy graves.

En vista de cómo transcurrió la guerra la ocupación alemana se convirtió en un acierto, pero también en un convirtió en un boomerang para los alemanes, primero porque la pérdida de unidades de la kriegsmarine hizo que cualquier intentó de desembarco en Inglaterra fuese una quimera, y segundo porque la fijación de Hitler con este país hizo que se dedicaran desproporcionados esfuerzos para su defensa, el mismo Doenitz tuvo que dedicar muchos submarinos a la zona cuando se necesitaban para atacar a los barcos norteamericanos, y una parte considerable de los recursos, tanto materiales como humanos, destinados a la muralla atlántica se desvió para prevenir una invasión aliada en este lugar; Hitler tenía la extraña idea de que el destino de Noruega estaba unido al del reich alemán.

Saludos
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen



"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

wilhelm heidkamp
Miembro
Miembro
Mensajes: 311
Registrado: Lun Jul 25, 2005 7:56 pm
Ubicación: Comunidad Valenciana (España)
Contactar:

Mensajepor wilhelm heidkamp » Sab Sep 23, 2006 12:13 am

beltzo escribió:Hola:

Aun ocupando los ingleses Noruega, los alemanes podrían haber seguido importando parte del hierro sueco porque su ocupación no significaba que las importaciones suecas se paralizaran totalmente, sin embargo si los ingleses tenían intenciones de ocupar también Suecia (y parece ser que así era), entonces las cosas son más complicadas para ambos bandos. Estamos hablando de que los ingleses violarían la neutralidad de dos países; ¿qué impresión causaría esto en la opinión pública norteamericana y en sus dirigentes?, ¿Como iba Roosevelt a aprobar el programa de préstamo y arriendo para un país que estaba extendiendo la guerra y agrediendo a los neutrales?, ¿Cuál sería la reacción de los neutrales en general, y Rusia en particular, al saber que podían ser atacados si convenía a los intereses aliados?


¿Los británicos pretendían invadir Suecia? Primera noticia. En realidad, el problema del hierro sueco radicaba en que en invierno (largo en aquellas latitudes) el mineral debía salir hacia noruega para ser embarcado hacia Alemania. Creo que el principal puerto de carga del mineral era Narvik (hablo de memoria).

El problema no era la pretensión británica de invadir Suecia, sino el hecho de que con Noruega en manos Aliadas el mineral no podría llegar a Alemania por su ruta más corta y natural, los puertos noruegos.

En vista de cómo transcurrió la guerra la ocupación alemana se convirtió en un acierto, pero también en un convirtió en un boomerang para los alemanes, primero porque la pérdida de unidades de la kriegsmarine hizo que cualquier intentó de desembarco en Inglaterra fuese una quimera, y segundo porque la fijación de Hitler con este país hizo que se dedicaran desproporcionados esfuerzos para su defensa, el mismo Doenitz tuvo que dedicar muchos submarinos a la zona cuando se necesitaban para atacar a los barcos norteamericanos, y una parte considerable de los recursos, tanto materiales como humanos, destinados a la muralla atlántica se desvió para prevenir una invasión aliada en este lugar; Hitler tenía la extraña idea de que el destino de Noruega estaba unido al del reich alemán.


Las pérdidas navales de la Kriegsmarine son irrelevantes al analizar un posible desembarco anfibio en las costas británicas. Daba igual contar con el Blücher o el Karlsruhe (únicas bajas de importancia junto a 10 destructores en Narvik), porque con ellos o sin ellos la Kriegsmarine estaba a años luz de poder plantearse una batalla frontal con la Home Fleet y el subsiguiente desembarco en Gran Bretaña. (Sí, sé de sobras que el resto de las unidades de la Kriegsmarine quedaron dañadas y necesitadas de reparación, pero ni con todo su inventario al completo podía planttearse un "cara a cara" con la RN). Además no olvides que los británicos tuvieron también sus bajas, entre ellas, el portaviones HMS Glorious (la pérdida individual más importante de la campaña), portaviones que por tanto tampoco hubiera estado en lista a la hora de defender la patria.

Pero estas cifras son irrelevantes porque entre la flota británica y la germana había un abismo imposible de salvar. La única opción germana para León Marino no residía en la Kriegsmarine, sino en la Luftwaffe, que tenía que suplir la incapacidad de la armada con su superioridad aérea que acabara con cualquier intento de la Royal Navy de abortar un intento de desembarco del Eje. Y como sabemos, la Batalla de Inglaterra la ganó la RAF.

Y otra cosa. Dices:

el mismo Doenitz tuvo que dedicar muchos submarinos a la zona cuando se necesitaban para atacar a los barcos norteamericanos


¿A los barcos norteamericanos? ¿En abril de 1940? Creo que no, de hecho existía un veto al respecto. Creo que te bailan las fechas. EEUU no entró en guerra hasta diciembre del año siguiente. Sólo entonces se levantaron todas las restricciones para torpedear buques (mercantes o de guerra) con pabellón estadounidense.

Saludos.


Volver a “Frente occidental”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados