Rommel y la conspiración del 20 de julio

La guerra en el oeste de Europa

Moderadores: José Luis, Audie Murphy

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8861
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Rommel y la conspiración del 20 de julio

Mensajepor José Luis » Lun Ene 19, 2009 9:05 pm

¡Hola a todos!

La gran mayoría de los historiadores que han escrito sobre el intento de asesinato de Hitler y el golpe de estado que siguió el 20 de julio de 1944 suele concluir que Rommel nunca estuvo enterado del plan de Stauffenberg para asesinar a Hitler y que, por tanto, su conexión con el grupo del malogrado conde es un mito. El problema con esta conclusión es que sólo está construida sobre hipótesis, y no deja de ser una teoría sin pruebas, al igual que la contraria, la que intenta conectar a Rommel con Stauffenberg.

Nadie pone en duda que Rommel estaba dispuesto a buscar la rendición de sus ejérrcitos a los aliados en el Oeste si Hitler no se avenía a una solución política, y estaba dispuesto a hacerlo desafiando las órdenes de Hitler, si era necesario. Pero esto no implica en modo alguno que Rommel supiera, primero, que en Berlín se iba a atentar contra Hitler y, segundo, que él estuviera de acuerdo con el atentado. Quizás por esto se suele asociar a Rommel, que se oponía a la manera de conducir la guerra de Hitler y estaba dispuesto a desafiarlo, con el círculo de Stauffenberg, que estaba dispuesto a asesinar a Hitler y dar un golpe de estado para, entre otros objetivos, poner fin a la guerra en el Oeste.

¿Pero, realmente, tiene razones sólidas esta gran mayoría de historiadores para descartar que Rommel estuviera enterado, y conforme, del plan para asesinar a Hitler? Yo creo que no, y aunque no se puede demostrar lo contrario, hay indicios razonables para, cuando menos, dejar un gran margen para la duda. El eje central del debate gira en torno a la conversación privada que mantuvieron Rommel y Hofacker el 9 de julio de 1944 en el CG de Rommel. Sobre esta conversación, de la que no existe registro conocido, se han construido toda clase de hipótesis. Veamos lo que dicen algunos de los autores que descartan todo conocimiento de Rommel sobre la intención de asesinar a Hitler.

Ralf Georg Reuth, en su libro pretenciosamente titulado Rommel, The End of a Legend (London: Haus Publishing Limited, 2005), cuenta que Stülpnagel envió a Hofacker a la Roche Guyon el 9 de julio de 1944 para ganarse a Rommel para la causa de los conspiradores en torno a Stauffenberg. Hofacker preguntó y presentó a Rommel la situación estratégica y ambos estuvieron de acuerdo en que había que dar una solución política a la guerra en el Oeste para evitar un colapso militar. Pero Reuth añade, por pura especulación, que “muy probablemente Hofacker no mencionó la necesidad de eliminar a Hitler incluso en la conversación privada que tuvo más tarde con Rommel”, argumentando su especulación en que sólo una pequeña parte del círculo de los conspiradores estaba enterada de que se iba a atentar contra Hitler. Así que en base a esto, sigue Reuth, a Rommel no había que enterarlo del atentado contra Hitler, “y seguramente no lo fue [enterado]”. (Reuth, pp. 177-78). "Probablemente" y "seguramente" no son pruebas, sino suposiciones.

Reuth cita entre signos de admiración una parte del testimonio de Gisevius ante el Tribunal Militar Internacional de Nuremberg que decía: “¡Muy tarde [Rommel se había unido a nosotros] y lo encontramos desagradable cuando Rommel, enfrentado a su personal desastre militar, nos sugirió de repente que deberíamos matar a Hitler!, a Göring y a Himmler también, si era posible” (Reuth, pp. 179-181). Los signos de admiración son de Reuth, no de la declaración de Gisevius.

Joachim Fest, Plotting Hitler's Death: The Story of German Resistance (New York: Henry Holt and Company, 1997), p. 246: "Los conspiradores nunca lograron ganar a Erwin Rommel para su causa. No era un oponente del régimen, aunque pensaba que la situación militar en el frente occidental era desesperada y parecía determinado a abrir el frente a los aliados desafiando las órdenes de Hitler. Ha sido asociado con la resistencia por causa de su forzado suicidio, pero la conexión es más legendaria que real”.

David Irving en The Trail of the Fox (versión electrónica de Focal Point, 2002) dio muestras (nada nuevo) de ser un investigador poco escrupuloso en el tratamiento de sus fuentes. Irving escribió en la página 580 que la conversación con Hofacker dejó a Rommel indiferente y sin cambiar, y para escribir eso tuvo que cambiar o manipular en el libro el contexto de la entrevista que él mismo mantuvo y registró con Hans Lattmann sobre una conversación que este último había tenido con Rommel el 10 de julio de 1944. En esa entrevista, Irving preguntó expresamente y por segunda vez a Lattmann si estaba seguro de la fecha. Lattmann confirmó con seguridad esa fecha, pero Irving la colocó en su libro en un contexto más tardío (Véase Ralf Blank et al, Germany and the Second World War, Vol. IX/I: German Wartime Society 1939-1945: Politicization, Disintegration, and the Struggle for Survival. New York: Oxford University Press, 2008, p. 901).

¿Por qué actuó así Irving? Porque lo que le dijo Rommel al entonces coronel Lattmann no era el comentario de un hombre indiferente y sin cambiar tras la conversación con Hofacker el día anterior. Efectivamente, la mañana del 10 de julio Rommel confió a Lattmann, al que conocía desde África: “Quiero intentar, sobre la base de mi reputación con los aliados, establecer un pacto con el Oeste contra los deseos de Hitler, siempre que nos permitan marchar bando con bando con ellos contra Rusia”. El 15 de julio le dijo a otro amigo de sus días de África, el teniente coronel Elmar Warning, que él y Kluge habían presentado un “ultimátum” a Hitler. Cuando Warning le preguntó qué sucedería si Hitler lo rechazaba, Rommel respondió: “Entonces abriré la puerta en el Frente Occidental, pues sólo hay una decisión más importante que tomar, principalmente asegurar que británicos y americanos entren en Berlín antes que los rusos”. (Blank et al, 899-901).

Irving, sin embargo, reconoce en el punto central -la conversación privada entre Hofacker y Rommel- que es imposible saber de lo que hablaron, por falta de registros. Pero no deje de especular a continuación.

¿Qué se puede decir con cierta base sobre si Hofacker enteró a Rommel del plan para asesinar a Hitler? En la obra citada de Blank et al, página 901, se dice lo siguiente en nota a pie de página: [Hiller von Gaertringen, “Cäsar von Hofacker”, 86-6: “Comprensiblemente no hay registro alguno de la importante conversación entre Rommel y Hofacker el 9 de julio. La mejor fuente es un informe oral que Hofacker dio a su amigo Freiherr von Falkenhausen esa tarde y que Falkenhausen anotó, aunque sólo un año después”. Según ese informe, Hofacker mencionó el asesinato; no hay sin embargo otra prueba de esto].

Si no podemos considerar la anotación de Falkenhausen como prueba válida (por el hecho de haberla realizado un año después de que se lo contara Hofacker), me parece razonable.

Sin embargo, a raíz de haber acabado la lectura de Sönke Neitzel, Los Generales de Hitler. Transcripciones de conversaciones secretas: 1942-1945 (Barcelona: Tempus, 2008), me encuentro, ya anunciado previamente por Neitzel en su introducción, varias declaraciones del General der Panzertruppen Eberbach en las que afirma que Rommel le había dicho personalmente que había que eliminar a Hitler. Por ejemplo: "Rommel también me convenció de eso, me dijo: 'El Führer debe morir. No se puede hacer otra cosa, él ha sido siempre la fuerza conductora de todo'" (Neitzel, p. 360). Dicha conversación que refiere Eberbach tuvo lugar en su CG el 17 de julio de 1944.

Bueno, de momento esto es todo. ¿Interesa?
Saludos cordiales
José Luis
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8861
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Rommel y la conspiración del 20 de julio

Mensajepor José Luis » Lun Ene 19, 2009 9:36 pm

¡Hola a todos!

Ya, estimado Roy, pero los comentarios de Irving sobre este asunto hay que dejarlos en cuarentena, pues no es de fiar en su manejo de fuentes, como creo haber demostrado anteriormente. Más allá del tema de que Rommel conociera o no el plan para asesinar a Hitler, sobran las pruebas irrefutables de que estaba dispuesto a actuar en contra de los deseos y órdenes de Hitler para poner fin a la guerra en el Oeste. Por tanto, ¿de qué tipo de "fanática lealtad a Hitler" puede hablar Irving? Eso es simplemente ir más allá de lo que permiten las fuentes.

Saludos cordiales
José Luis
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Mannerheim
Miembro
Miembro
Mensajes: 403
Registrado: Vie Jul 20, 2007 4:29 pm
Ubicación: Zaragoza

Rommel y la conspiración del 20 de julio

Mensajepor Mannerheim » Lun Ene 19, 2009 9:44 pm

Claro que interesa, muchas gracias José Luis.

José Luis escribió:David Irving en The Trail of the Fox (versión electrónica de Focal Point, 2002) dio muestras (nada nuevo) de ser un investigador poco escrupuloso en el tratamiento de sus fuentes. Irving escribió en la página 580 que la ......


Este libro se puede descargar gratuitamente de la web de David Irving.

http://www.fpp.co.uk/books/Rommel/index.html



Un cordial saludo.
"Haga la guerra con todo el mundo, pero la paz con Inglaterra"

El duque de Alba a Felipe II

Avatar de Usuario
Chuikov
Administrador
Administrador
Mensajes: 573
Registrado: Mié Jun 15, 2005 9:38 pm
Ubicación: Granada, ESPAÑA

Rommel y la conspiración del 20 de julio

Mensajepor Chuikov » Lun Ene 19, 2009 10:01 pm

La verdad es que todo lo referente a Rommel es interesante.

¿Sabes si hay algo interesante sobre esto en el libro Stauffenberg, de Peter Hoffman? Lo publica Destino a principios de febrero.
http://casadellibro.com/libro-stauffenb ... 0001297245

He notado que te chirría un poco el título del libro de Reuth. ¿Qué opinas del mismo?

Felicidades por este magnífico post.

Saludos.
Carpe Diem

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8861
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Rommel y la conspiración del 20 de julio

Mensajepor José Luis » Lun Ene 19, 2009 10:23 pm

¡Hola a todos!

Chuikov escribió:
¿Sabes si hay algo interesante sobre esto en el libro Stauffenberg, de Peter Hoffman? Lo publica Destino a principios de febrero.
http://casadellibro.com/libro-stauffenb ... 0001297245


Qué tal, amigo Chuikov. Me imagino que es la versión de Stauffenberg, A Family History. Tengo este libro y también el mucho más voluminoso History of the German Resistance del mismo autor, el profesor Hoffmann, con el que he intercambiado en el pasado algunos correos muy interesantes (por su parte). Déjame que revise estos libros y te diré lo sustancial sobre este asunto de Rommel. Por supuesto, los libros de Hoffmann sobre Stauffenberg y la Resistencia Alemana siguen siendo la "biblia" sobre ambos temas, a pesar del tiempo transcurrido desde su publicación, y en este sentido no puedo sino recomendártelos absolutamente.

Chuikov escribió: He notado que te chirría un poco el título del libro de Reuth. ¿Qué opinas del mismo?


Es un buen libro, pero demasiado presuntuoso, en mi opinión. Además, no aporta nada nuevo, es muy interpretativo y carece de notas en la versión que yo he leído. Lo malo, muchas veces, de quienes pretenden acabar con una leyenda es que montan otra.

Saludos cordiales
José Luis
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8861
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Rommel y la conspiración del 20 de julio

Mensajepor José Luis » Lun Ene 19, 2009 10:41 pm

Roy escribió:Esos comentarios de mediados de Julio aparecen en el diario de Ruge.


Roy, no enredemos las cosas. No estoy diciendo que Irving haya "manipulado" todas las fuentes que manejó, sino algunas (las que yo conozco) como la de su entrevista con Lattmann, denunciada en la obra citada de Blank et al. Como he dicho, la conversación entre Rommel y Lattmann tuvo lugar el 10 de julio por la mañana, al día siguiente del encuentro Rommel-Hofacker. Pues bien, si te tomas la molestia de leer el pasaje del libro de Irving, pp. 591 y anteriores, verás que está fuera del contexto narrativo de su libro, en un nuevo capítulo titulado Kill Rommel!. Sin embargo, en el capítulo anterior a ese, A Colonel Calls on Rommel, inmediatamente después de describir la reunión de Hofacker-Rommel, afirma Irving en la página 580: "The interview left Rommel unchanged and unimpressed".

Bien, a eso yo le llamo, por ser lo más suave, utilizar impropiamente las fuentes, y como tal no puedo descansar en Irving para hacerme una idea sólida sobre este tema.

Ciao
JL
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8861
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Rommel y la conspiración del 20 de julio

Mensajepor José Luis » Lun Ene 19, 2009 11:36 pm

¡Hola a todos!

Hoffmann, Stauffenberg: A Family History, 1905-1944 (edición revisada, Cambridge University Press, 1995), p. 222, escribe: “El domingo, 9 de julio de 1944, Rommel con su jefe de EM, brigadier Hans Speidel, recibió al primo de Stauffenberg, el teniente coronel (Res.) von Hofacker en su CG en la Roche Guyon. Hofacker informó a Rommel que Stauffenberg planeaba asesinar a Hitler y, de ser posible, a Göring y Himmler al mismo tiempo, y a activar planes preparados para hacerse con el gobierno. Rommel dijo que si Hitler era asesinado, él apoyaría el complot de todas las maneras que pudiera”. Es obvio que descansa en Falkenhausen, aunque también cita a Ruge, 13 de julio.

En The History of the German Resistance, 1933-1945, Hoffmann expone todas las teorías (352-354), aunque sobresale la preferencia de Rommel de arrestar a Hitler en vez de asesinarlo.

Hay un montón de literatura sobre Rommel y lo de la resistencia, incluso Hans Mommsen descarta la participación de Rommel en la conspiración y lo tilda de mito. Sin embargo, a mi juicio esas valoraciones personales no descansan en pruebas, sino en falta de pruebas. Cuando tenga un momento más tranquilo intentaré traer a colación la parte política de posguerra en todo este asunto, pues no debemos olvidar que al acabar la guerra, los aliados no quisieron airear este tema de la resistencia alemana y el atentado del 20 de julio (por no decir los intentos anteriores), y por parte alemana se despreciaba, en general, a los conspiradores. Todo comenzó a cambiar, sin embargo, cuando los inicios de la Guerra Fría y la necesidad de ganarse a Alemania Occidental y crear el Bundeswehr. Y la cosa no dejó el lastre político hasta mucho más tarde.

PD: Roy, es que lo de Irving y el manejo de sus fuentes no es nuevo. Han sido muchas veces ya las que diferentes historiadores han desvelado los sesgos, utilización parcial o simple manipulación que Irving realizó con sus fuentes para defender sus posturas prestablecidas. En ese sentido, es razonable que haya quedado completamente desprestigiado (aparte sus posicionamientos políticos personales y sus indecentes negaciones). Y es una verdadera lástima, porque llevó a cabo una ingente tarea de investigación. Pero sirve de buen ejemplo de todo lo que no es un historiador serio y honesto. Por otra parte, aunque todo esto ya se escapa del tema, ha hecho muchísimo daño a muchísimos lectores, que se han visto completamente confundidos por las malas artes del británico. Si Irving hubiera sido un historiador de verdad, honesto y objetivo hasta donde este es dable, estaríamos hablando hoy en día de uno de los historiadores punteros de Hitler y la Alemania nazi. En cambio, debemos hablar de uno de los investigadores más embaucadores que la historia reciente ha visto.

Saludos cordiales
José Luis
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8861
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Rommel y la conspiración del 20 de julio

Mensajepor José Luis » Mar Ene 20, 2009 12:15 am

¡Hola a todos!

Antes de que se me olvide quiero dejaros una serie de preguntas que pueden ayudar a reflexionar sobre el asunto de Rommel y el intento de asesinato de Hitler.

Hubo muchos personajes militares alemanes de la época que estaban convencidos (o eso aparentaban) de que Rommel era un auténtico nacionalsocialista y un fanático (y privilegiado) seguidor de Hitler. Así pues, para este grupo numeroso, ¿cómo iba un nazi fanático como Rommel a saber y consentir en un intento de asesinato de Hitler? Todo esto es una mezcla aburrida de verdad y ficción. Rommel fue, efectivamente, un militar que tuvo una relación muy estrecha con Hitler, a quien profesó auténtica admiración por mucho tiempo. Esto es incuestionable. Pero también lo es el paulatino cambio que se produjo en Rommel a partir del otoño de 1942, y que en julio de 1944 tal admiración había dejado de existir por completo, pudiendo afirmarse sin lugar a la duda que Rommel estaba claramente opuesto a Hitler. Como ya dije, esto no implica que supiera y consintiera en su asesinato, aunque hay indicios razonables para creerlo así. Pero los indicios razonables no son pruebas incontestables. Aquí, desgraciadamente, no las tenemos, ni en uno ni en otro sentido.

Rommel no fue inculpado en lo del 20 de julio hasta muy tarde, mucho después de que hubieran colgado a Hofacker, que fue torturado e interrogado por la Gestapo. Si Hofacker hubiera incriminado directamente a Rommel, ¿por qué tardó tanto Hitler en decidir su destino? Aquí hay mucho terreno para indagar y especular.

Speidel fue arrestado a principios de septiembre y el tribunal de honor militar que juzgó si había que ponerlo en manos del Tribunal Popular de Freisler, expulsándolo previamente de la Wehrmacht, exculpó por los pelos a Speidel, evitándole así el ir directamente a la horca. Milagrosamente escapó a la muerte durante los siguientes meses que estuvo encarcelado, a diferencia de otros colegas conspiradores suyos. Y fue precisamente después del juicio de Speidel que se incriminó a Rommel, decidiendo Hitler finalmente en contra de su antiguo general favorito. ¿Por qué asesinaron a Rommel forzándolo al suicidio? La exculpación de Speidel estaba basada en que él, como jefe del EM de Rommel, le había informado de un complot para asesinar a Hitler. Pero Rommel no había comunicado esa información a Hitler. Speidel, sin embargo, debía saber, como su jefe de EM, que Rommel no había remitido dicha información al Führer. Sin embargo, el tribunal consideró que Speidel tenía motivos para creer, dada la privilegiada relación de Rommel con Hitler, que Rommel podía comunicárselo personalmente en un encuentro con el Führer. Así que Speidel se libró de caer en las manos de Freisler, pero a cambio Rommel, que no comunicó ni por escrito ni verbalmente el aviso de Speidel a Hitler, pasó a ser objeto de investigación de la Gestapo.

Y si las cosas eran tal como creía (o hacía creer) el Tribunal de Honor (Rundstedt, Guderian, Keitel, entre otros), ¿no constituye eso una prueba de que Rommel sabía que había un plan para asesinar a Hitler? A eso se puede alegar, razonablemente, que la hermandad de sangre del cuerpo de oficiales era más fuerte que la "lealtad" a Hitler.

Y así sucesivamente.

Saludos cordiales
JL
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Rommel y la conspiración del 20 de julio

Mensajepor beltzo » Mar Ene 20, 2009 3:05 pm

Hola a Todos:

Hubo muchos personajes militares alemanes de la época que estaban convencidos (o eso aparentaban) de que Rommel era un auténtico nacionalsocialista y un fanático (y privilegiado) seguidor de Hitler. Así pues, para este grupo numeroso, ¿cómo iba un nazi fanático como Rommel a saber y consentir en un intento de asesinato de Hitler?


Bueno lo mismo ocurría con Model, sin embargo la diferencia esta en que a Rommel si le llegaron noticias del complot, aunque no este claro si eso incluye el asesinato de Hitler, en cambio a Model que yo sepa nadie le informó de nada, luego parece claro que a Model si le consideraban un fanático pero no así a Rommel. Claro que las palabras que pronunció Model ante algunos miembros de su estado mayor el día antes de suicidarse parecen indicar que tampoco era tan fanático como muchos creían*.

Si Hofacker hubiera incriminado directamente a Rommel, ¿por qué tardó tanto Hitler en decidir su destino? Aquí hay mucho terreno para indagar y especular.


Rommel estaba convaleciente y apartado de cualquier mando por tanto no era peligroso en ese momento por lo que no había prisa en decidir su destino, además al tratarse de un mariscal el tema era bastante peliagudo para Hitler, si a todo eso añadimos la conocida tendencia de Hitler a alargar sus decisiones, como sucedió en la noche de los cuchillos largos por ejemplo, no veo que tenga nada de extraño.

David Fraser** tiene un capitulo titulado ¿qué es lo que sabía Rommel? Entre las cosas interesantes que ahí se dicen figura la declaración de Eberbach en la que atribuye a Rommel la frase de que el führer debía desaparecer, y el dato es importante, porque entre el führer debe desaparecer y el führer debe morir, puede haber una gran diferencia, sería interesante conocer cuales fueron las palabras exactas de Eberbach que parecen haberse perdido en las traducciones.

En mi opinión diré que aún en el caso de Rommel dijera el führer debe morir, esto no demuestra más que Rommel fue radicalizando cada vez más su postura, había recorrido un largo camino en su oposición al régimen y no tiene nada de extraño que al final, el zorro, que siempre se había opuesto al asesinato de Hitler, llegara al convencimiento de que quizá era la alternativa más fiable, claro que eso entraria en contradicción con declaraciones de Rommel posteriores al atentado donde no se mostraba muy de acuerdo con la acción.

En cuanto al testimonio incriminatorio de Hofacker contra Rommel, lo único claro es que no hay nada claro, por un lado, según cuenta Fraser, el interrogador, Kiessel, con posterioridad declaró que Hofacker admitió haber hablado con Rommel sobre la situación general asegurando que Rommel mencionó la necesidad de forzar la mano [con Hitler] si no actuaba; asimismo Kiessel informó que Hofacker negó haber mantenido ninguna conversación sobre el atentado.

Por otro lado el doctor Horst que acompañó a Hofacker en la visita del 9 de julio, declaró en 1975 que Hofacker no estaba particularmente alegre en el viaje de vuelta Paris, y él cree, que si hubiese obtenido una aprobación de Rommel al atentado, su humor hubiese sido bien distinto.

Por último, es bien significativo que en los informes que Kaltenbruner envió a Bormann no aparezca mencionado nada de esto. Si Hofacker hubiese incriminado a Speidel y por extensión a Rommel en el atentado, todo ello debiera aparecer en los informes diarios de Kaltenbruner a Bormann, y sin embargo no hay ni rastro de ello. Las referencias de Hofacker que aparecen se refieren a que el alto mando en el oeste consideraba la guerra perdida y que por tanto había que entrar en negociaciones. Para Kaltenbruner y Bormann esto implicaba traición pero nada de eso probaba que Rommel conociera la existencia del atentado.



*”Creo sinceramente haber prestado servicio a un criminal. He dirigido a mis soldados con lealtad…. Pero para un gobierno criminal”. Citado en Derek S. Zumbro “La batalla del Rurh”, Altaya, 2008, P. 531

**David Fraser, “Rommel el zorro del desierto” Planeta Deagositini, 2006


Saludos
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8861
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Rommel y la conspiración del 20 de julio

Mensajepor José Luis » Mar Ene 20, 2009 5:16 pm

¡Hola a todos!

beltzo escribió:Rommel estaba convaleciente y apartado de cualquier mando por tanto no era peligroso en ese momento por lo que no había prisa en decidir su destino, además al tratarse de un mariscal el tema era bastante peliagudo para Hitler, si a todo eso añadimos la conocida tendencia de Hitler a alargar sus decisiones, como sucedió en la noche de los cuchillos largos por ejemplo, no veo que tenga nada de extraño.


No comparto esa hipótesis. Si Hofacker hubiera delatado realmente a Rommel (esto es, si bajo tortura hubiera declarado que había informado a Rommel del plan para asesinar a Hitler en su reunión del 9 de julio), Hitler no se iba a moderar con Rommel, como de hecho no lo hizo en octubre. Hofacker fue arrestado el 26 de julio y sentenciado a muerte por Freisler el 30 de agosto de 1944. La ejecución tuvo lugar en la Plötzensee de Berlín el 20 de diciembre de 1944.

Ahora bien, Speidel fue arrestado el 7 de septiembre de 1944, siete días después de que Hofacker hubiera recibido su sentencia de muerte. Parece improbable, pues, que Hofacker hubiera delatado a Rommel durante la primera fase de su encarcelamiento-tortura (algún tiempo entre el 26 de julio y el 30 de agosto), pues eso habría significado ya una investigación de la Gestapo sobre Rommel. Y también parece improbable que hubiera incriminado a Speidel, pues se tardó bastante tiempo (como mínimo 7 días) en arrestarlo. De todas formas, "improbable" no significa "imposible". Es posible que Hofacker incriminara a Speidel (y/o a Rommel) en su segunda fase de cárcel-tortura.

En todo caso, Speidel fue arrestado el 7 de septiembre y el Tribunal de Honor juzgó su caso desde el 4 de octubre. El general Heinrich Kirchheim fue miembro de ese tribunal, y en el libro que he citado de Neitzel, p. 381, cuenta algo al respecto (también lo cuenta Irving, que obtuvo, según él, un informe de la viuda de Kirchheim, que éste había entregado a su mujer. Pero dejemos a un lado a Irving). Lo que cuenta Kirchheim en la transcripción de su grabación (6-9/5/1945):

[Ahora les describiré los últimos procedimientos contra el general Speidel, el jefe de EM del Generalfeldmarschall Rommel. Al principio del juicio se nos dijo que, en opinión del Führer, se debía hacer una investigación en el Tribunal del Pueblo porque, en cualquier caso, era culpable de negligencia. En aquel momento el Tribunal de Honor lo componían Keitel, Rundstedt, Guderian, yo mismo y Kriebel. El más joven debía hablar en primer lugar, por lo que tuve que dar mi opinión primero. Dije: "El general informó a su superior inmediato. En el caso de un personaje como el Generalfeldmarschall Rommel, no puede haber tenido dudas de que el informe se iba a pasar; por ello, no es culpable, no está bajo sospecha". Entonces dijeron: "Pero como jefe de EM suyo, debía saber que el informe no se había pasado". Yo dije: "Bueno, en vista de sus cercanas relaciones con el Führer, el Generalfeldmarschall se lo pudo haber pasado en una carta privada". Después se leyó la sentencia -desde el punto de vista legal, no hay duda de que, al menos, se trataba de negligencia: ¡No culpable! Pero como debía haber sabido que el informe no se había pasado, la negligencia debe aclararse, por lo que se considera necesario un retiro temporal del Ejército, pero añadiendo que la corte esperaba su pronta rehabilitación. Imaginen qué hubiera ocurrido si le hubieran entregado al Tribunal Popular....] (pp. 381-382).

Quiero explicar que en el Tribunal de Honor por los asuntos del 20 de julio los encausados no estaban presentes, y por tanto no tenían oportunidad de defenderse. En esta corte se decidía si se expulsaba de la Wehrmacht al encausado, lo que venía a significar que el infeliz pasaba directamente a las manos de Freisler, es decir, estaba virtualmente sentenciado a muerte. Si damos crédito a esta declaración de Kirchheim (téngase en cuenta que es una conversación que mantiene estando prisionero de los británicos sin saber que está siendo grabado), y yo no veo razón alguna para no hacerlo, es lógico inferir que Speidel, en algún momento de su arresto, contó que había pasado a Rommel un informe advirtiendo de un plan para asesinar a Hitler. De hecho, el propio Kirchheim lo afirma así páginas atrás en el libro.

Lo cierto, sea como fuere, es que Rommel recibió la visita fatal de Burgdorf y Maisel el 14 de octubre con la carta que había redactado Keitel al dictado de Hitler. Es decir, Hitler decidió la suerte final de Rommel inmediatamente después de la sentencia final del Tribunal de Honor que exculpó a Speidel. No se puede ignorar aquí, a mi juicio, la relación causa-efecto.

beltzo escribió: David Fraser** tiene un capitulo titulado ¿qué es lo que sabía Rommel? Entre las cosas interesantes que ahí se dicen figura la declaración de Eberbach en la que atribuye a Rommel la frase de que el führer debía desaparecer, y el dato es importante, porque entre el führer debe desaparecer y el führer debe morir, puede haber una gran diferencia, sería interesante conocer cuales fueron las palabras exactas de Eberbach que parecen haberse perdido en las traducciones.


Ayer mismo estuve releyendo el libro de Fraser. Pero el asunto no se despacha así. Lógicamente, no tengo la grabación original británica (en alemán), pero tengo pocas dudas sobre el verbo "morir" empleado por Eberbach. La cosa es sencilla. En la transcripción que copié de Eberbach en un mensaje anterior, éste continúa su conversación con Choltitz, que es:

[Choltitz: Yo estuve en Posen, y allí vi a Hitler. Estaba totalmente loco. A partir de ese momento comprendí que la única respuesta era su destrucción física. Pero nunca hubiera pensado que Rommel hubiera llegado a la misma conclusión.

Eberbach: Sí, Rommel era de esa opinión, muy radicalmente. Decía: "El cielo lo sabe, yo lo he sufrido personalmente en Túnez y en Trípoli. ¡Tiene que irse!". Era de lo más enfático. Gause, que era mi jefe de EM, y que antes lo fue de Rommel, lo confirmó y lo aumentó....con todo detalle] (Neitzel, pp. 360-361

Si Hitler decidió acabar con Rommel -y es sólo mi opinión, por supuesto- no creo que fuera por su derrotismo (era antiguo), ni por el ultimátum que le envió (ya se lo había dicho más o menos en ocasiones anteriores). Salvo un cambio radical en la furia de Hitler, que no se descarta tras el 20 de julio, sólo me cabe pensar que Hitler tenía pruebas incontestables de que Rommel sabía que lo iban a intentar asesinar.

Saludos cordiales
José Luis
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8861
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Rommel y la conspiración del 20 de julio

Mensajepor José Luis » Mar Ene 20, 2009 6:31 pm

¡Hola a todos!

Quiero traducir ahora el siguiente texto de Walter Görlitz (ed.), In the Service of the Reich: The Memoirs of Field-Marshal Keitel, traducido por Irving y versión electrónica de Focal Point, 2003. El capítulo 6 ("The Bomb Plot
of 20th July, 1944"), viene formado por un cuestionario que el Dr. Otto Nelte, el abogado defensor de Keitel en Nuremberg, preparó para Keitel, y que se reproduce en este capítulo. En este caso traduzco la respuesta que dio Keitel ante las acusaciones que le habían hecho de ser culpable o cómplice de la muerte de Rommel.

[Rommel estaba fuertemente incriminado por el testimonio de uno de los principales conspiradores, un teniente coronel del estado mayor del gobernador militar de Francia, von Stülpnagel. El Führer me mostró el protocolo del testimonio y ordenó al jefe de Personal del Ejército llamar a Rommel a su presencia. Rommel rehusó venir, pues estaba demasiado enfermo para viajar. Acto seguido, el Führer ordenó a su ayudante en jefe y al jefe de Personal del Ejército, Burgdorf, que fueran a verle, llevando con ellos el protocolo incriminatorio y una carta que yo escribí al dictado de Hitler. En esta carta se le decía a Rommel que debería reportar al Führer si se consideraba inocente; de lo contrario su arresto era inevitable, y sería obligado a responder por sus acciones ante un tribunal. Podía tener a bien considerar las consecuencias que esto iba a ocasionar. Por otra parte, podía escoger otro camino.

Habiendo examinado el protocolo y la carta, Rommel preguntó si el Führer estaba enterado de la existencia del protocolo; luego pidió al general Burgdorf tiempo para pensar. Burgdorf tenía órdenes personales de Hitler para evitar que Rommel cometiera suicidio pegándose un tiro; debía ofrecérsele veneno, para que la causa de la muerte pudiera ser atribuido a la herida cerebral que había sufrido en su accidente del vehículo
......] (pp. 227-228).

Saludos cordiales
José Luis
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Rommel y la conspiración del 20 de julio

Mensajepor beltzo » Mar Ene 20, 2009 6:59 pm

Hola de Nuevo:

No comparto esa hipótesis. Si Hofacker hubiera delatado realmente a Rommel (esto es, si bajo tortura hubiera declarado que había informado a Rommel del plan para asesinar a Hitler en su reunión del 9 de julio), Hitler no se iba a moderar con Rommel, como de hecho no lo hizo en octubre. Hofacker fue arrestado el 26 de julio y sentenciado a muerte por Freisler el 30 de agosto de 1944. La ejecución tuvo lugar en la Plötzensee de Berlín el 20 de diciembre de 1944.


Me parece que estas interpretando mal mis palabras, yo no he dicho en ningún momento que Hofacker delatara a Rommel, de hecho, personalmente opino todo lo contrario y por ello he dado algunas razones de las que ofrece Fraser en contra de esta hipótesis. Ahora bien, como has preguntado el porque de la dilación de Hitler me he limitado a comentar algunas razones por las que no tendría nada de extraño esta dilación aún en el supuesto de que Hofacker le hubiese incriminado, incriminación, en la que repito una vez más, personalmente no creo, aunque no se pueda descartar por completo.

Es más, personalmente también tengo el convencimiento de que haya sido incriminado o no por Hofacker, es la declaración de Speidel la que condena a Rommel, si yo fuese sido Speidel tendría mala conciencia toda mi vida al haberle incriminado por salvar mi cabeza sobre todo si además tal como sospecho es falso que Speidel informara previamente a Rommel sobre el atentado de Stauffenberg. En realidad mi convencimiento es que Rommel no tuvo información sobre este atentado ni procedente de Speidel ni de ningún otro, aunque como es lógico si supiera que el asesinato de Hitler era una de las hipótesis barajadas.


pero tengo pocas dudas sobre el verbo "morir" empleado por Eberbach


Pues yo sí, y muchas, fundamentalmente porque como he dicho antes eso iría en contradicción con las declaraciones de Rommel sobre el tema, antes y después del atentado. Si te fijas bien, en el trozo de conversación que transcribes, están hablando del asesinato de Hitler, Eberbach afirma que Rommel estaba a favor, pero acto seguido, al intentar trasladar las palabras de Rommel nuevamente surge la ambigüedad ["El cielo lo sabe, yo lo he sufrido personalmente en Túnez y en Trípoli. ¡Tiene que irse!"] El tiene que irse ni implica ni descarta un asesinato, esta más en línea con el Hitler debe desaparecer a que alude Fraser.

Salvo un cambio radical en la furia de Hitler, que no se descarta tras el 20 de julio,


Hombre un cambio no se si radical, pero si bastante importante, no creo que nadie tenga dudas a estas alturas de que realmente se dio. ¿Por qué razón se fusiló al general Fromm…?

Saludos
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen



"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8861
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Rommel y la conspiración del 20 de julio

Mensajepor José Luis » Mar Ene 20, 2009 7:37 pm

beltzo escribió:Me parece que estas interpretando mal mis palabras, yo no he dicho en ningún momento que Hofacker delatara a Rommel, de hecho, personalmente opino todo lo contrario y por ello he dado algunas razones de las que ofrece Fraser en contra de esta hipótesis. Ahora bien, como has preguntado el porque de la dilación de Hitler me he limitado a comentar algunas razones por las que no tendría nada de extraño esta dilación aún en el supuesto de que Hofacker le hubiese incriminado, incriminación, en la que repito una vez más, personalmente no creo, aunque no se pueda descartar por completo


No, no he interpretado mal tus palabras. Creo que estaremos de acuerdo en que Hitler no iba a ordenar el suicidio de Rommel si no tenía una prueba que lo incriminaba en la conspiración del 20 de julio. Si estamos de acuerdo en este primer punto, debemos preguntarnos de quién obtuvo esa prueba. Hofacker es el candidato número uno. Por eso yo saqué lo de Hofacker y las fechas de su arresto, condena y ejecución. Y puse dos opciones: que Hofacker delatara (bajo tortura) o que no lo hiciera. Si delató (a Rommel) me pregunto por qué Hitler tardó tanto tiempo en decidir sobre Rommel. Las respuestas que tú me das no me resuelven nada, porque se pueden aplicar igualmente al momento en que Hitler decidió (en octubre Rommel seguía estando sin mando, sin recuperarse enteramente de sus heridas, y siendo igualmente un mariscal). Por ello dije que me parecía improbable (no imposible) que Hofacker incriminara a Rommel en su primera etapa de arresto. Sin embargo, pudo hacerlo más tarde.

Fuese como fuese, parece claro que Hitler decidió sobre Rommel cuando tuvo la prueba (no la sospecha), y ésta (fuese cual fuese) la obtuvo pocos días antes del 14 de octubre.

beltzo escribió: Pues yo sí, y muchas, fundamentalmente porque como he dicho antes eso iría en contradicción con las declaraciones de Rommel sobre el tema, antes y después del atentado. Si te fijas bien, en el trozo de conversación que transcribes, están hablando del asesinato de Hitler, Eberbach afirma que Rommel estaba a favor, pero acto seguido, al intentar trasladar las palabras de Rommel nuevamente surge la ambigüedad ["El cielo lo sabe, yo lo he sufrido personalmente en Túnez y en Trípoli. ¡Tiene que irse!"] El tiene que irse ni implica ni descarta un asesinato, esta más en línea con el Hitler debe desaparecer a que alude Fraser.


Bien, no tengo interés en discutir lo que tú interpretas. He puesto dos frases diferentes en una conversación de Eberbach. Agarrarse al significado literal de sólo tres palabras (¡Tiene que irse!) en las varias frases de Eberbach y Choltitz, obviando el claro significado que ofrece el contexto, es una libertad que yo no voy a cuestionar.

Saludos cordiales
José Luis
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

josan
Miembro
Miembro
Mensajes: 191
Registrado: Vie Ene 26, 2007 8:12 pm

Rommel y la conspiración del 20 de julio

Mensajepor josan » Mar Ene 20, 2009 8:33 pm

Yo siempre he opinado,sin pruebas,eso si,que el testimonio de Speidel a primeros de octubre,fue el que puso el ultimo clavo,en el ataud del mariscal.Lo digo,por la cercania de las fechas,entre la detencion de Speidel,y la muerte de Rommel.

Es,por lo menos,curioso,que Speidel,que estaba implicado en la conspiracion,al menos por omision,saliera relativamente "de rositas",de la situacion.

Sospecho,repito:sin pruebas,que el interrogatorio de su jefe de estado mayor,tuvo como efecto inmediato,la decision de Hitler,de acabar con Rommel.Un saludo.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8861
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Rommel y la conspiración del 20 de julio

Mensajepor José Luis » Mar Ene 20, 2009 8:48 pm

¡Hola a todos!

Ya me extrañaba a mí que Josan no pasara por aquí :)

Para quienes no tengan el libro de Fraser, quiero resumir muy brevemente lo que cuenta sobre el personaje clave en esta historia, Hofacker. Sigo la versión inglesa, pp. 544 y ss.

Fraser dice que la imputación de que Hofacker había informado a Rommel del próximo Attentat iba a ser finalmente mostrada a Rommel como prueba concluyente de su culpabilidad en el asunto. Y también habla de una imputación “diferente (e inconsistente), que Hofacker había informado no a Rommel, sino a Speidel (a quien había visto en el mismo día); y que Speidel había admitido la conversación, pero había afirmado haber cumplido con su deber al informar más tarde a Rommel”. Fraser concluye que cualquiera de esas dos imputaciones habrían bastado para colgar a Rommel.

Luego pasa a considerar lo acaecido en el tribunal de honor (Ehrenhof) de Speidel, donde, sigue Fraser, “Kaltenbrunner produjo lo que se ha llamado arriba la segunda imputación, que Hofacker habló a Speidel el 9 de julio del Attentat que iba a tener lugar y que Speidel había informado diligentemente a Rommel”. El resultado de la sentencia ya lo he explicado anteriormente en el mensaje de Kirchheim, y Fraser lo confirma, subrayando que para los del tribunal Speidel había cumplido con su deber, no así Rommel.

Fraser dice que Speidel negó más tarde todo el asunto, “que descansaba, dijo, en una fabricación. No hay registro existente de las declaraciones detalladas realizadas por Hofacker bajo interrogatorios, que es de suponer aclararían la cuestión”. Dice igualmente que no hay registros de las declaraciones de Speidel, y que permanecerá oscuro lo que la Gestapo sacó exactamente a Hofacker, y por supuesto si era verdad o no.

Luego Fraser pasa a añadir cinco puntos, “ninguno de ellos concluyente”:

1)Que Hofacker, cuando tuvo el careo con Speidel, tenía signos de haber sido torturado.

2)Que Kiessel, el interrogador, dijo que Hofacker había admitido su conversación con Rommel el 9 de julio sobre la “situación general” y que había declarado que Rommel había hablado de la necesidad de forzar a Hitler si no actuaba. Pero, según informó Kiessel, nada había hablado con Rommel del atentado, negación que contradecía otras presuntas declaraciones de Hofacker.

3)Que Horst, el compañero de Hofacker en la visita a Rommel del 9 de julio, dijo que Hofacker no había salido muy contento de la reunión. Esto ya lo comentó Beltzo. Sólo que dio su testimonio en 1975.

4)No hay mención de nada de esto en los registros de los informes de Kaltennbruner a Bormann. También comentado por Beltzo.

5)El coronel Finckh supuestamente informó a Rommel de la conversación que días antes había tenido con Stauffenberg sobre el atentado que se estaba planeando. Pero tampoco hay constancia de ello en los informes de Kaltennbruner (interrogatorios a Finckh). Y dice Fraser sobre la ausencia de estas imputaciones en los informes de Kaltennbruner: “Por supuesto, el nombre de Rommel, por órdenes, habría sido expurgado de esos informes (aunque existen los originales) cuando se decidió más tarde salvar su reputación”.

Luego Fraser añade un sexto punto, que versa sobre lo que ya comenté en el mensaje de Keitel.

Recapitulando, todas las citas no hacen más que confirmar lo que dije al iniciar este topic: que no hay pruebas (ni en un sentido ni en otro), sólo indicios (en mi opinión, más fuertes a favor de la incriminación de Rommel).

Saludos cordiales
José Luis
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)


Volver a “Frente occidental”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados