pub01.jpg

Evacuación de la población civil de Gibraltar

La vida cotidiana en los países aliados

Moderador: Grossman

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3156
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Evacuación de la población civil de Gibraltar

Mensajepor Francis Currey » Dom Sep 02, 2007 1:30 am

Evacuación de la población civil de Gibraltar

La Segunda Guerra Mundial cambió de forma dramática las vidas de los gibraltareños. La decisión de imponer una evacuación en masa para incrementar el potencial de la Roca con más personal militar y naval significó que la mayoría de los gibraltareños (algunos hasta un periodo de diez años) no tenían ningún sitio al que llamar “hogar”. Solo a aquellos civiles con trabajos esenciales se les permitió quedarse pero transmitió a toda la comunidad el sentimiento de ser “británicos” al compartir el esfuerzo que requería la guerra.

En junio de 1940 unos 13.500 evacuados fueron trasladados a Casablanca en el Marruecos francés, pero tras la capitulación de los franceses ante los ejércitos alemanes en junio de 1940, al nuevo gobierno pro-alemán del francés Vichy le pareció que la presencia de los evacuados gibraltareños en Casablanca era una vergüenza e intentó por todos los medios sacarles de allí. La oportunidad le llegó cuando 15 cargueros británicos llegaron a las órdenes del comodoro Crichton repatriando a 15.000 soldados franceses que habían sido rescatados de Dunquerque. Una vez que sus propios soldados rescatados hubieron desembarcado, los barcos fueron retenidos hasta que accedieron a llevarse a todos los evacuados. A pesar de que Crichton no obtuvo el permiso de limpiar y reaprovisionar sus barcos (y contraviniendo las órdenes del Almirantazgo que prohibían la recogida de evacuados) cuando vio a la masa de civiles saliendo del astillero, abrió sus pasarelas para el embarque. Sin embargo, cuando llegaron a Gibraltar, el gobernador no les permitió desembarcar temiendo que una vez que los evacuados estuvieran de vuelta en la Roca, sería virtualmente imposible evacuarlos una segunda vez. Las multitudes se reunieron en la plaza de John Macintosh en el centro de Gibraltar cuando las noticias llegaron, se oyeron discursos y dos concejales de la ciudad acompañados del presidente ejecutivo de la Exchange and Commercial Library fueron a visitar al gobernador (Sir Clive Liddel) para pedirle que permitiera desembarcar a los evacuados. Tras recibir instrucciones de Londres, se aprobó el desembarco con la condición de que los evacuados regresaran cuando llegaran otros barcos que les volvieran a sacar de la Roca, y el 13 de julio la re-evacuación de vuelta a Gibraltar se completó.

El político conservador británico Oliver Stanley accedió a aceptar a los evacuados en el Reino Unido pero discutió con Gibraltar sobre el número de gente implicada. El gobernador, como él declaró, le había dado un número de evacuados primero de 13.000, después de 14.000 y finalmente de 16.000. Pidió que se aclarara la situación, haciendo hincapié en la escasez de lugares donde hospedarse en Gran Bretaña e insistiendo en que solo podrían aceptar a 13.000, de los cuales 2.000 serían trasladados a la portuguesa isla del Atlántico de Madeira. La situación, replicó el General Liddel el 19 de julio, “es que estamos en una fortaleza propensa a ser atacada de forma inmediata y no debería haber civiles pero hay 22.000. 13.000 fueron enviados a Marruecos y se habrían enviado más si la situación allí no hubiera cambiado”. En Londres los evacuados fueron encomendados al Ministerio de Sanidad y muchos fueron hospedados en la zona de Kensington. En Gibraltar la preocupación por ellos crecía a medida que los ataques aéreos contra Londres se intensificaban, unido a la llegada de desgarradoras cartas en las que se describían las circunstancias en que los evacuados vivían.

En septiembre se corrieron rumores entre los evacuados y en Gibraltar de la posibilidad de una nueva re-evacuación de los gibraltareños, esta vez el destino sería Jamaica, en las Antillas. Después de mucha disputa, se decidió enviar a un grupo directamente desde Gibraltar hacia la isla, y 1.093 evacuados marcharon directos a Jamaica el 9 de octubre, más tarde seguidos de otros. Sin embargo, se sucedieron más peticiones las cuales fueron concedidas, en parte por motivos estratégicos y por la falta de embarcaciones disponibles. La situación a finales de 1940, por lo tanto, era que aproximadamente 2.000 evacuados se hallaban en Jamaica y un menor número en Madeira, con la cifra de unos 10.000 hospedados en la zona de Londres.

Volver a “Los países aliados”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado