La población australiana se prepara para la guerra

La vida cotidiana en los países aliados

Moderador: Grossman

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3148
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

La población australiana se prepara para la guerra

Mensajepor Francis Currey » Dom Sep 02, 2007 12:49 pm

La población australiana se prepara para la guerra

En 1942, el primer Ministro John Curtin lanzó un mensaje a todos los australianos para participar en el esfuerzo de la guerra. Los hombres, las mujeres y los niños fueron llamados para sostener la guerra y proteger sus hogares del enemigo.

Anticipándose a los ataques japoneses tanto por aire como por mar, el gobierno australiano introdujo medidas de restricción en cuanto al uso de la luz en las horas nocturnas, al igual que ya se venía haciendo en Inglaterra y al mismo tiempo se dieron instrucciones a la población civil sobre cómo actuar en caso de ataque aéreo.

Imagen
Con esta matraca se equipó a los voluntarios australianos para avisar a sus vecinos en caso de ataque aéreo.


Las familias cavaron refugios antiaéreos en sus patios traseros y se colocó alambre con púas en todas las playas para impedir el desembarco en las mismas.

Muchos hombres que no pudieron ser reclutados a causa de su edad o de sus ocupaciones esenciales para la guerra formaron parte de los cuerpos encargados de la defensa local. Se creó el Cuerpo de la Defensa de Voluntarios (VDC) y el Cuerpo Aéreo de Observadores Voluntarios (VAOC) que ayudaban a dirigir y a patrullar aviones de vigilancia costera.

Imagen
Voluntarios del Cuerpo Aéreo, con la vista puesta en el cielo

El gabinete de crisis nacional designó encargados de observación para los ataques aéreos. Su trabajo era controlar posibles ataques aéreos e infracciones de los civiles en materia de restricción de luz durante la noche. Tanto en las ciudades como en los pueblos se practicaron maniobras de evacuación en caso de ataque de forma casi rutinaria.

Imagen
Voluntarios en un simulacro de incendios

En las zonas costeras hubo voluntarios que se alistaron en la patrulla Auxiliar Naval, una organización voluntaria dependiente de la Armada Australiana Real. Muchos de los voluntarios proporcionaron sus propias naves, desde pequeñas barcas de pescadores a yates de lujo. Gracias a estas contribuciones se pudieron intensificar las patrullas del Puerto de Sydney y de otras áreas costeras.

La posibilidad de la invasión japonesa llevó al gobierno australiano a asumir poderes extraordinarios contemplados únicamente para el tiempo de guerra. El primer Ministro John Curtin pudo invocar la totalidad de los poderes para la defensa bajo la Constitución.

Algunos partidos tales como el Partido Comunista fueron prohibidos. Más de 1000 objetores de conciencia fueron juzgados y algunos de ellos fueron encarcelados.

El gobierno introdujo también la censura estricta de los medios. La información que podría ayudar al enemigo tal como: los detalles de movimientos aliados de la tropa o viajes que aportaran detalles de los altos cargos políticos y militares fueron controlados por la censura. De forma semejantemente se trato cualquier información que pudiera dañar la moral pública con detalles explícitos de los ataques enemigos, las pérdidas australianas fueron censurados por administración local bajo la instrucción del Censor Principal de la Publicidad en Canberra.

Los nuevos niveles de seguridad nacional provocaron que los australianos de origen extranjero fueran internados mientras durara la guerra: principalmente alemanes, italianos y japoneses. Los italianos, el grupo más grande fueron internados cuando Italia entró la guerra en 1940. Poco a poco y a medida que la aportación italiana para guerra disminuía, muchos de los internos fueron liberados para trabajar en granjas y en otras áreas civiles.

Imagen
Civiles italianos: Sr. y señora Erasmo Riboni y sus hijos Eleonora, Feerica y Paolo, en el campo 3, de Tatura, Victoria, 24 de junio de 1943

En diciembre 1941, empezaron a llegar militares estadounidenses. Que necesitaron ser hospedados, alimentados y vestidos por lo que se tuvo que aumentar la producción rural e industrial. Ellos trajeron también un nuevo e inglés diferente que el que hablaba la cultura de Australia. Cientos de soldados americanos en las grandes ciudades necesitaron entretenimiento, trayendo cambios en los horarios de restaurantes, hoteles y clubes.

Imagen
Civiles construyendo un antiáreo

Con la llegada de estos militares en los que había soldados negros, surgieron los primeros brotes de racismo, el Consejo Asesor de la Guerra decidió el 12 de enero 1942 lo siguiente:

“Ningún soldado americano negro será aceptado en Australia al poder afectar a la conservación de la política “Blanca de Australia” durante la posguerra”. [1]

Sin embargo el Gobierno ante el temor de ofender a los americanos y sabiendo de la necesidad de estos, decidió hacer caso omiso a estas palabras. Entendiendo además que la participación de las tropas de color era clave para la organización del ejército americano.
En total más de un millón de americanos, incluyendo unos 100,000 afroamericanos pasaron por Australia durante la Segunda Guerra Mundial.

[1]David Day, John Curtin: a life, 1999, p 441
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Volver a “Los países aliados”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado