Noticias

Cartas, diarios, testimonios, noticias

Moderador: José Luis

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3646
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensaje por Erich Hartmann » Lun Jul 18, 2005 6:51 am

LaTercera / Mundo

Archivos desclasificados por Estados Unidos dan cuenta de la correspondencia entre ambos gobernantes

Revelan detalles inéditos de la cercana relación entre Franco y Hitler
Según los documentos, ambos planearon atacar Gibraltar en 1940, pero al año siguiente Adolf Hitler se indignó porque España no entraba a la guerra. En 1943, los dos firmaron un pacto secreto, aunque Franco terminaría ayudando más a los aliados que al Eje
.

Fecha edición: 17-07-2005

Corría 1940. Adolf Hitler había logrado importantes victorias en el inicio de la Segunda Guerra Mundial y esperaba que España se uniera a su lucha para aplastar a los británicos. De manera secreta, el líder nazi le escribió al general español Francisco Franco, a quien le propuso atacar el peñón de Gibraltar, en manos británicas y ubicado en el sur de la península ibérica. A fines de ese mismo año, ambos se reunieron, pero al año siguiente Hitler se indignó con Franco por su negativa a que España entrara a la guerra. De todos modos, en 1943 ambos firmaron un pacto secreto que aseguraba que España pelearía contra los aliados si éstos desembarcaban en sus costas. El detalle de toda esta trama fue dada a conocer esta semana por el diario español La Vanguardia, sobre la base de documentos desclasificados por Estados Unidos.

Estos archivos, en su mayoría desconocidos, fueron escritos por las autoridades estadounidenses. Sin embargo, la correspondencia entre Franco y Hitler, así como los informes procedentes de los nazis, fueron incautados por los aliados en 1945, tras el fin de la Segunda Guerra Mundial. Una de las cartas más interesantes es la que le escribió Hitler a Franco en septiembre de 1940. En ella, el Führer le dice al general español que el país ibérico ya está en guerra y le da consejos sobre la que debía ser su primera acción militar.

"El primer acto de España en la guerra debe ser la conquista de Gibraltar. Se podría hacer en unos cuantos días con tropas y material moderno y probado en esa batalla", escribió Hitler, quien ofreció a España tropas y ayuda económica. Además, el líder nazi le dijo a Franco que, ante un eventual ataque de Reino Unido, la mejor forma de proteger a España era a través de unidades de bombarderos cerca de la costa y no con la instalación de artillería pesada. El 22 de septiembre, el general español le contestó a "mi querido Führer", a quien le señaló que ya tenía preparada en secreto la ocupación de Gibraltar.

Temor del general español

También, Franco le contó a Hitler sobre sus temores de que los británicos atacaran las Islas Canarias. Además, el general español le escribió una carta al líder italiano Benito Mussolini para decirle que estaba preparado para entrar a la guerra. Luego, el 23 de octubre de 1940, Franco y Hitler se reunieron por primera vez en la estación de Hendaya, en Francia, en ese entonces ocupada por las fuerzas nazis. De acuerdo con los documentos revelados, Franco no ocultó su alegría por el encuentro llevado a cabo en uno de sus vagones especiales. "Franco estaba feliz de reunirse personalmente con Hitler y deseaba agradecerle todo lo que Alemania había hecho por su país", sostiene un informe estadounidense. Ambos concluyeron que España se uniría a Alemania en la guerra. Hitler mostró su obsesión con el ataque contra Reino Unido y le dijo a Franco que las únicas esperanzas de los ingleses eran la Unión Soviética y EE.UU.

Cinco meses después, en febrero de 1941, cuando Alemania preparaba la campaña contra los soviéticos, Hitler le envió una carta a Franco en la que no ocultó su enojo porque España aún no se sumaba a la guerra. "Su gobierno no existiría nunca si nosotros no ganamos", le dijo el líder nazi al general español, a quien le ofreció 100 mil toneladas de cereal apenas entrara a la guerra.

Los documentos desclasificados también dan cuenta de un pacto secreto firmado por Hitler y Franco el 21 de febrero de 1943. Incluso, los funcionarios de inteligencia norteamericanos registraron los archivos del jefe de la diplomacia nazi, Joachim von Ribbentrop, se sorprendieron al descubrir que España se había comprometido ante Hitler a combatir a los aliados en caso de un desembarco en España. "El gobierno español, a petición del gobierno del Reich, declara que está decidido a resistir a toda acción de las Fuerzas Armadas angloamericanas para poner pie en la península ibérica o en territorios españoles fuera de la península", señala el texto del pacto.

Sin embargo, los analistas norteamericanos se mostraron sorprendidos por este acuerdo. Ello, porque "el Presidente estadounidense ya había enviado un mensaje a Franco indicando que el territorio español sería respetado por las fuerzas angloamericanas". Así, se deduce que Franco hizo un doble juego con Hitler, porque sabía que EE.UU. no pisaría el territorio español. Además, un informe elaborado por la inteligencia estadounidense concluyó en 1945 que Franco había finalmente ayudado más a las fuerzas aliadas que al Eje, al menos desde el ingreso de Estados Unidos a la guerra.


La obsesión del "Führer"

En el encuentro que sostuvieron Adolf Hitler y Francisco Franco el 23 de octubre de 1940 en Francia, el líder nazi le reveló al general español la obsesión que en ese entonces tenía con Reino Unido. El "Führer" le dijo a Franco que la guerra estaba decidida y que el frente alemán mantendría alejado a los británicos. También, anunció que había logrado un pacto con los soviéticos y que en ese momento el Ejército nazi había alcanzado 186 divisiones. Al mismo tiempo, el líder nazi le dijo a Franco que sus fuerzas aún no habían lanzado "el gran ataque" contra Reino Unido debido a las malas condiciones de vuelo sobre el Canal de la Mancha. También, Hitler afirmó que bombardearía Londres día y noche hasta que pudiera atacar todo Reino Unido.



Saludos cordiales

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3646
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensaje por Erich Hartmann » Lun Jul 18, 2005 7:02 pm

Graf Spee may rise from its watery grave

February 5, 2004

A famous World War II battleship may soon surface from where it has lain for 60 years. Mary Milliken reports from Montevideo.

The scuttled Nazi battleship Admiral Graf Spee has withstood the silt and currents at the mouth of the River Plate for more than 60 years while waiting for someone to salvage it.

Most of the Graf Spee survivors have died and only octogenarians in the Uruguayan capital of Montevideo can recall watching one of the first naval clashes of World War II unfold off their sleepy shores.

But tales of the pride of the Nazi fleet keep its memory alive, and this week a team of divers will begin raising pieces of the pocket battleship.

"It was a masterpiece in its time," said Mensun Bound, a marine archaeologist from Oxford University weaned on tales of the Battle of the River Plate. "And it doesn't have a dark history. Its captain was a man of great dignity and honour. It was a battle in which both sides came out with their honour intact."

Under the command of Captain Hans Langsdorff, the Graf Spee sank nine commercial vessels in the Atlantic in late 1939 but always gave the crews time to evacuate the ships.

The British Navy dispatched three ships - HMS Exeter, HMS Achilles and HMS Ajax - to the Uruguayan coast and on December 13, 1939, they sighted and attacked the Graf Spee.

Langsdorff took his badly damaged ship to port in Montevideo, where he was allowed to bury 36 sailors. His loyalty to Nazi leaders was questioned when he gave the old German naval salute at the funeral instead of the Nazi salute.

Neutral Uruguay, under intense diplomatic pressure from Britain, then ordered the Graf Spee out to sea after 72 hours.

Believing he would be met by a beefed-up British fleet, Langsdorff evacuated his men to ships headed to Argentina, then sank the Graf Spee with explosives to stop it from falling into enemy hands.

Two days after scuttling his ship, Langsdorff took his own life in Buenos Aires.

Survivors who stayed in Uruguay and Argentina often spoke of recovering the Graf Spee, located seven kilometres off the coast in waters no deeper than 12 metres.

In 1997, Mr Bound and Uruguayan partner Hector Bado found the ship was in much better condition than expected.

Today they will attempt to raise the range finder, a component that held the first radar antenna installed in a warship.

The ship will remain in Uruguay. "It will be rebuilt on land and will be the best ship museum in the world," said Mr Bado. "This is the last salvageable German battleship."

- Reuters


Saludos cordiales

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3646
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensaje por Erich Hartmann » Lun Jul 18, 2005 7:04 pm

El obispo que desafió a Hitler debería ser beatificado en Roma el 9 de octubre


ROMA, domingo, 17 julio 2005 (ZENIT.org).- El cardenal August von Galen, entre quienes se atrevieron a desafiar a Hitler, debería ser beatificado el 9 de octubre, según afirma la página web de la diócesis de Münster (www.bistumsjubilaeum2005.de). Sería el primer alemán beatificado en el pontificado de Benedicto XVI.

La página web de la Santa Sede anuncia como «próximas beatificaciones las de los siervos de Dios que debería haber beatificado Juan Pablo II el 24 de abril pasado: María de los Ángeles Ginard Martí (1894-1936), Léon Dehon (1843-1925), Rita Amada De Jesús (1848-1913), Maria Crocifissa Curcio (1877-1957), Eurosia Fabris (1866-1932)».

A estos nombres hay que añadir los de Charles de Foucauld (que podría ser beatificado el 13 de noviembre ) y el de August von Galen.

Benedicto XVI anunciaba el 29 de junio para «este año» esta última beatificación, en una carta dirigida al obispo de Münster, monseñor Reinhard Lettmann, con motivo del jubileo de la diócesis, que celebra los mil doscientos años de su fundación.

La diócesis anuncia esta beatificación en Roma, en la basílica de San Pedro del Vaticano, el 9 de octubre próximo, con un decreto del Papa que será leído durante la celebración, presidida por el cardenal José Saraiva Martins, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

La beatificación tiene lugar gracias al reconocimiento de un milagro atribuido a su intercesión, en diciembre 2004.

Clemens August von Galen (1878-1946), siendo obispo de Münster durante el período nazi, alzó su voz en defensa de los derechos de los pobres, de los enfermos, protestando con fuerza contra la eutanasia, contra el secuestro de monasterios y conventos y contra la persecución de judíos o la expulsión de religiosos.

Para no crear sublevaciones a causa de las denuncias contra la eutanasia pronunciadas por el obispo, Hitler dictó el 3 de agosto de 1941 una orden para bloquear oficialmente la ejecución del programa de eutanasia. Éste ya no se reanudó a gran escala, aunque se siguió practicando la eutanasia en situaciones particulares y más bien ocultas.

Pío XII, según se ha sabido por el proceso de beatificación, leía sus homilías y le presentó como un «héroe» a sacerdotes alemanes de Westfalia.


Saludos cordiales

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3646
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensaje por Erich Hartmann » Mar Jul 19, 2005 10:37 pm

Dibujos de Adolf Hitler en subasta indignan a judíos

( Mauricio Marcin )
( 2005-07-19 )

Imagen

Una casa de subastas canadiense —Iegor-Hôtel des Encans— sacará a subasta el próximo día 19 de julio una serie de cuatro dibujos realizados por el dictador alemán Adolfo Hitler causando indignación en la comunidad judía, quienes consideran al acto como una ofensa en contra de la memoria de las víctimas.

Las críticas a la futura subasta se han dejado sentir en diversos frentes. Max Bernard, presidente del Congreso Judío de ese país lamentó “que los objetos del mayor asesino del mundo se pongan a la venta y encima que alguien obtenga beneficio de ello. Es terriblemente desafortunado”, sentenció.

El organizador del evento, Iegor de Saint Hippolyte, ha respondido a las críticas morales diciendo que solamente cumple con su deber.

“Yo transmito la Historia a otra gente para que estos objetos, importantes para la humanidad, perduren”, mencionó el organizador de la subasta.
Crónica buscó a Mauricio Lulka, vocero de la comunidad judía en México y única persona autorizada para emitir comentarios en nombre de la comunidad, pero se encuentra fuera del país.

El paquete que se subastará en una ceremonia “breve” de acuerdo a los organizadores, incluye cuatro bocetos que Hitler pintó a mano, además de dos felicitaciones navideñas firmadas por el dictador nazi y muestran en la esquina superior izquierda el sello con la svástica.

Pero ese deber histórico al que Saint Hippolyte apela ha sido interpretado por la comunidad judía como una ofensa, sobre todo ahora que “este año se cumple el 60 aniversario de la liberación de Auswitch y del fin del régimen nazi”.

“En Canadá todavía hay 15,000 supervivientes que pueden sentirse indignados por esta profanación de la memoria de los que sufrieron o murieron durante la masacre”, en palabras del presidente del Congreso, Max Bernard.

ANTECEDENTE. Esta no es la primera ocasión que objetos del dictador nazi salen a subasta, pues hace unos años salieron a remate obras pintadas en acuarela por el alemán.

También, en febrero de este año, una casa de subastas inglesa intentó vender objetos pertenecientes a Hitler pero terminó retirándolos de la subasta pues un líder judío se quejó enérgicamente.

El organizador de la subasta mencionó que los objetos habían sido retirados pues de lo contrario hubiera “sido insensible”.

Los cuatro dibujos que ahora serán subastados consisten ilustraciones hechas con carboncillo y lápiz. Uno de ellos sugiere mejoras que Hitler le hubiera hecho al edificio de la Ópera de Linz, un recinto musical cercano a su ciudad natal.

Pero a pesar de las críticas que ha recibido el acto por parte de diversas organizaciones judías, el director de la subasta ha mencionado que no planea suspenderla y ahora ha sugerido la posibilidad de donar las ganancias de la subasta a una institución de beneficencia.

El dueño de los objetos ha preferido mantenerse en el anonimato y de igual manera no se han mencionado detalles sobre cuál es el monto que se espera recaudar.


Saludos cordiales

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3646
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensaje por Erich Hartmann » Mar Jul 19, 2005 10:43 pm

La secretaria de Hitler

Imagen

Traudl Junge

Bastan un rostro, una voz, una experiencia singular y terrible vivida en el pasado y la voluntad de aventurarse en la memoria para examinar la propia conducta, exorcizar los fantasmas de la culpa y exponer ese proceso a la mirada de los otros. Basta una cámara que sepa observar y estarse quieta, consciente de que las palabras, la forma en que se dicen y la transparencia de las miradas y los gestos exigen esa desnudez formal para que el resultado sea un testimonio contundente.

De la recreación ficcional de "La caída" nos ceñimos aquí al testimonio directo. De la reconstrucción de hechos del pasado (a partir de distintas fuentes y plasmada según las leyes y los recursos de la representación) a la confesión en primera persona extraída de la propia memoria, con todo lo que ella arrastra de autoexamen, de reflexión, de culpa, de perplejidad, de racionalización. Por eso es casi un abismo el que separa al controvertido film alemán aún en cartelera de esta producción documental que llega con alguna demora y con la que, sin embargo, guarda un estrecho parentesco, no sólo porque ambas obras abordan los días finales de Hitler y del régimen nazi, sino también porque buena parte del testimonio aportado por la que fue secretaria del Führer -protagonista excluyente de esta obra despojada, potente y conmovedora- sirvió de sustento al guión de la otra. Sin intermediarios, transmitida por quien la vio de cerca, aun desde ese punto ciego del que habla el título original, la atrocidad nazi se hace aún más desgarradora.

Son noventa minutos de una entrevista que Traudl Junge concedió a los directores austríacos Heller y Schmiderer en 2001 para hablar de su experiencia y de su empecinado y doloroso autoexamen. El film habla de Hitler tanto como de Traudl Junge; no hay grandes revelaciones, pero a partir de ella y su historia personal (de su desprotección, su indiferencia, su ligereza o su ceguera) alude también a los otros, y no sólo a sus compatriotas o a su generación, sino a todos los hombres, a su peligrosa apatía, su inconsciencia y su comodidad.

En 1942, cuando tenía 22 años, Traudl se convirtió en una de las secretarias personales del Führer y estuvo en contacto casi diario con él durante tres años, hasta el derrumbe final y el suicidio en el búnker. El amable caballero que hablaba en voz baja y que la eligió entre varias postulantes poco se ajustaba a la figura vociferante de su imagen pública. Le provoca ira pensar en la muchacha que era, no tanto por haberlo ignorado casi todo acerca del régimen (no se hablaba de política en su casa) sino por no haber tenido la curiosidad de averiguar. "No debía ser tan difícil hacerlo", se dice pensando en Sophie Scholl, la chica de su edad que fue asesinada por oponer resistencia a los nazis el mismo año en que ella se convirtió en asistente de Hitler.

Al mismo tiempo que Traudl evoca hechos (muchas veces domésticos) en los que participó o de los que fue testigo, se evoca a sí misma, a veces tratando de explicarse el porqué de su conducta, a veces racionalizándola; otras, la mayoría, asumiendo la responsabilidad sin buscar disculpa ni consuelo. Sólo una vez, cuando recuerda a la hija mayor de los Goebbels, y a su mirada reveladora de que sabía de su inminente y trágico fin, se cubre la cara con las manos. Durante el resto de la entrevista no oculta la mirada, que traduce con rara transparencia su sentimiento interior: se ven en ella el dolor, la tristeza o la indignación, pero también cierto alivio a medida que va expresando lo que ha ido discurriendo en años de autoanálisis.

En un giro que habla de la inteligencia de la realización, el film desdobla la imagen de la mujer que se confiesa: ya no es ella respondiendo preguntas sino observándose atenta en un monitor que reproduce sus declaraciones. Entonces, muchas veces, se corrige, agrega algún detalle, alguna imagen más que le ha vuelto a la memoria.

No hay aditamentos innecesarios: ni viejas tomas en blanco y negro ni imágenes de guerra ni ruido de sirenas o bombardeos en la banda sonora, ni siquiera una foto de Traudl joven, que debió de haber sido muy bella. Tampoco hay música, y las pocas leyendas que aparecen hablan escuetamente de lo que fue su vida después del fin de la guerra. La más conmovedora llega con el final. Traudl murió en febrero de 2002, poco después de la primera exhibición de este film en el Festival de Berlín; un último mensaje suyo a los realizadores decía: "Creo que ahora estoy empezando a perdonarme".

Fernando López (La Nación)


Saludos cordiales

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3646
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensaje por Erich Hartmann » Mar Jul 19, 2005 10:47 pm

UN RELATO DE PERSECUCIONES Y EXTORSIONES TRAS LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Historia de una traición: el espía nazi robado y delatado por dos españoles

Era el agente del Reich Karl Arnold, que creó un correo secreto entre América y Berlín. Tras la caída de Hitler se ocultó en Madrid. Lo engañaron y lo denunciaron.

Eduardo Martín de Pozuelo. LA VANGUARDIA. ESPECIAL PARA CLARIN


Karl Gustav Arnold, el agente que montó la red de correos humanos entre América y Berlín vía Madrid, fue un buen espía, pero nazi. Su labor en España al servicio del Reich tuvo éxito, pero la derrota de Alemania en mayo de 1945 lo dejó en la calle y tuvo que buscarse la vida. Luego acabó extorsionado, sin un peso y al cabo traicionado lo capturaron. Esta es la historia de esa traición, tal como el propio Arnold se la contó al oficial del servicio exterior de EE.UU. Wendell Blancke, que en 1946 lo interrogó en Alemania. Los documentos salieron a la luz recién ahora, en España.

Aunque Arnold era el artífice de la red de comunicación clandestina que enlazaba Berlín con América, oficialmente se presentaba como un empleado de la Compañía General de Lanas, en Madrid. Su vida fue relativamente calma bajo el paraguas del Reich. Pero, terminada la guerra, la protección de Berlín se fue debilitando y la Policía española comenzó a hostigarlo.

En mayo de 1945 Arnold liquidó su organización, dejó su trabajo en la Compañía de Lanas y trató de sobrevivir por su cuenta. Un mes después, la Policía lo detuvo por una falsificación de billetes.

Tras su liberación se dio cuenta de que tendría que obtener favores de las autoridades españolas para poder sobrevivir. Por eso entró en contacto con el capitán Bahamonde. Era un militar que lo había visitado con frecuencia durante las semanas que estuvo en prisión y, según Arnold, "hizo todo lo que pudo para aliviar la situación y demostró ser un amigo fiel". Por eso creyó que lo ayudaría a conectarse con las autoridades españolas.

En octubre de 1945, le ofreció al capitán su cámara Mipu, calculando que podría dársela a algún oficial de Inteligencia. Así fue. Bahamonde se la pasó al comandante Pablo Alvarez Lará, del Estado Mayor, quien estaba conectado con el servicio de inteligencia militar y le prometió a Arnold protección de las autoridades.

Pero tiempo después, Arnold comenzó a sospechar que lo estaban engañando. El prisionero, escribió Wendell Blancke, "llegó a la conclusión de que las promesas de protección de Bahamonde y Alvarez Lará no tenían otro fin que ganarse su confianza y la de sus asociados para seguirles la pista". Por ejemplo, Alvarez Lará le prometió al prisionero un pasaporte español para que pudiera viajar a Sudamérica. Pero el documento nunca llegó.

Cuando Arnold fue arrestado en su refugio de Asturias, logró enviar un telegrama a Alvarez Lará, pero el militar nunca lo visitó en prisión ni hizo nada para impedir su entrega a EE.UU.

¿Arnold había sido traicionado por los militares? Blancke creyó que no: "Alvarez Lará parece que estaba haciendo su trabajo como oficial de inteligencia, aunque puede que se haya excedido en sus promesas".

Si los capitanes no lo traicionaron: ¿quién fue? Arnold explicó que cuando estaba aún en prisión recibió la visita del abogado Antonio Helguero Valcárcel y el policía Fernando Rivas.

El abogado pidió 50.000 pesetas por sacarlo de la cárcel. Arnold aceptó y en octubre de 1945 Helguero organizó su liberación bajo fianza. Arnold le pagó lo acordado y luego le entregó más dinero a cambio de no tener que presentarse cada 15 días en la comisaría.

Cuando los aliados solicitaron a España la entrega de Arnold, Helguero le ofreció falsos documentos de identidad, que el ex espía aceptó. Por 500 pesetas, le entregó un salvoconducto válido por seis meses.

Luego, según Blancke, "el abogado y Rivas empezaron a chantajearlo para conseguir "más y más dinero. Cuando se dieron cuenta de que la fuente se había secado, lo denunciaron a la Policía". Arnold fue detenido y trasladado a Alemania.

Saludos cordiales

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3646
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensaje por Erich Hartmann » Mar Jul 19, 2005 10:49 pm

Convierten torre construida por Hitler en complejo de lujo

17 de junio de 2005
BERLÍN, (Reuters).- Una torre antiaérea que Adolf Hitler mandó a construir para proteger a Berlín durante la Segunda Guerra Mundial está siendo transformada en una galería de arte y en un apartamento de lujo decorado al estilo James Bond.

El publicista alemán Christian Boros, de 40 años, dijo el miércoles al periódico Bild que se había enamorado del edificio de siete plantas, cuyas paredes de concreto reforzado miden hasta 2.6 metros de grosor, después de haber visitado una discoteca que había en su interior.

"Eso fue hace tres años y entonces salí y lo compré enseguida", dijo.

Hitler ordenó y diseñó parcialmente la fortaleza para defender a Berlín de ataques aéreos. Los intentos por demoler el edificio después de la guerra fracasaron debido al grosor de sus paredes.

Boros está reduciendo las paredes interiores a unos 1.8 metros de grosor. En este edificio piensa colocar su colección privada de obras de arte.

El apartamento de 450 metros cuadrados, ubicado en la cima del edificio, será el más lujoso en todo Berlín, según Boros.

"Será como el de James Bond, muy agradable, con concreto y cristales", dijo Boros.


Saludos cordiales

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3646
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensaje por Erich Hartmann » Dom Jul 31, 2005 6:00 pm

Las 'catacumbas' de Berlín

El subsuelo de la ciudad alemana está surcado de túneles y búnkeres construidos por los ingenieros de Hitler, algunos de los cuales pueden ser visitados por los turistas

ENRIQUE MÜLLER/CORRESPONSAL. BERLÍN

Los restos de la fortaleza de acero y hormigón que aún sobresalen entre los árboles del parque Humboldthain, en Berlín, provocan una rara mezcla de temor, admiración y desconcierto. La leyenda que gira en torno al coloso señala que aquí trabajó hasta el último día de la guerra un grupo selecto de científicos de Telefunken, que preparaban una nueva y mortífera arma capaz de impedir la derrota del ejército de Hitler. ¿Acaso no existía un túnel secreto que conectaba las poderosas instalaciones con el búnker de Hitler, a través del cual el dictador podía visitar sin temor a ser visto a sus científicos?

Durante casi 60 años, la leyenda que creció en torno al coloso del parque Humboldthain dotó a la fortaleza de un aura de misterio y fascinación. ¿Era sólo un formidable edificio construido para defender la ciudad de los ataques aéreos de los aliados o había en su interior un mundo secreto, que fue enterrado cuando los aliados intentaron dinamitar el edificio? En marzo pasado, varios aventureros decidieron hurgar en las entrañas del monstruo.

Con la ayuda de medidores magnéticos, el equipo pudo detectar la existencia de un túnel secreto y cañerías subterráneas gigantescas. Después de excavar toneladas de restos de hormigón y acero retorcido, el grupo realizó un descubrimiento: un laboratorio secreto equipado con instrumentos electrónicos, cajas de herramientas, maquinarias y restos de vestimentas similares a las que utilizan los científicos.

El Flaktürme del parque Humboldthain es la más reciente expedición subterránea que ofrece la asociación Berliner Unterwelten, (www-berliner-unterwelten.de), un grupo dirigido por el arquitecto Dietmar Arnold y que nació en 1998 para investigar la estructura subterránea de Berlín. Un mundo misterioso donde el tiempo parece haberse detenido y donde aún se puede respirar la atmósfera agobiante que vivió la ciudad, cuando los aliados iniciaron sus ataques aéreos para acabar con el Tercer Reich.

Una de las joyas que ofrece la asociación a los turistas que desean conocer la otra cara de la gran ciudad es el coloso de acero y hormigón que se yergue como un gigante herido entre los árboles del parque. Los laberintos que se incrustan hasta 40 metros de profundidad están cerrados al público -«aún existe peligro de derrumbes», justifica uno de los guías-, pero la escalera que conduce hasta los primeros niveles subterráneos revela la paranoia de los ingenieros nazis: paredes de hasta tres metros de espesor, pesadas puertas de acero y una mole de granito y acero que resistió la pesada carga de dinamita que hicieron estallar los franceses para borrar de la faz de Berlín las moles de defensa antiaérea.

A prueba de bombas

Es cierto. Por debajo de las anchas avenidas de Berlín existe un mundo único de túneles de escape, estaciones fantasmas, búnkeres, sótanos centenarios de cervecerías y el primer túnel de un metro construido en Europa, una hazaña de ingeniería de la firma AEG, que quiso demostrar, en 1895, que en el subsuelo arenoso de Berlín podía construirse un metro.

Pero el verdadero tesoro de las catacumbas de Berlín son los búnkeres que construyeron los ingenieros nazis para proteger la vida de la población de la ciudad y la de sus líderes, y que resistieron la lluvia de bombas. Como el gigantesco búnker ubicado debajo de la estación de metro Gesundbrunnen, en el barrio de Wedding, que es otra de las joyas en el catálogo de visitas que ofrece la asociación Berliner Unterwelten.

Varias paredes del refugio están cubiertas con pintura fosforecente. En la enfermería todavía se pueden contemplar los utensilios médicos que se usaron durante la guerra y las recámaras están adornadas con maletas que donaron las personas que allí buscaron refugio. «En los peores días de la guerra, el búnker albergó a más de 10.000 personas», cuenta Silvia Brito Morales, una entusiasta integrante de la asociación, de origen ecuatoriano, y que se encarga de los grupos españoles. «En 1998 tuvimos acceso, por primera vez, a este búnker. Fue toda una sensación lo que descubrimos».

El interior de la mole de acero y hormigón respira Historia en todas sus recámaras y, a lo largo del recorrido, el edificio subterráneo de 1.200 metros cuadrados de superficie tiene la magia de convertirse en una plaza de juegos de la fantasía. Los extractores de aire están intactos y a la entrada del búnker aún se pueden leer las instrucciones: 'Cerrar las compuertas del búnker sólo cuando se escuche el estallido de las bombas'.

Un museo del horror

A lo largo de sus expediciones en el subsuelo de Berlín, los arqueólogos modernos encontraron cientos de piezas que documentan la vida subterránea. Restos de municiones, dinero de la época, uniformes abandonados, armas, condecoraciones y vajilla de porcelana. El pequeño museo que ocupa tres habitaciones del búnker es único en el mundo, no por la riqueza de las piezas que se pueden contemplar, sino porque cada objeto encierra el recuerdo de las noches de terror que vivieron sus antiguos dueños. «Aquí uno puede entender como la gente vivió, sufrió y murió durante la guerra», dice Dietmar Arnold, el más famoso cazador de búnkeres de Berlín. «Pero también se puede apreciar la dimensión de la tragedia que vivió la ciudad y el significado de la guerra».

Como los restos de un joven oficial que Arnold descubrió durante una expedición y que hasta hace poco se podía contemplar en el museo mencionado. El casco del militar muestra el orificio de una bala que le penetró por la frente. «Más de 40.000 personas aún yacen enterradas en el subsuelo de Berlín y nadie sabe donde se encuentran sus cadáveres», dice el investigador. «De vez en cuando se descubren los restos de alguien cuando las autoridades deciden construir una nueva calle y excavan en la tierra».


Saludos cordiales

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3646
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensaje por Erich Hartmann » Dom Jul 31, 2005 6:04 pm

Comanche clave en II Guerra Mundial falleció a los 83 años

Martes 26 de Julio de 2005
18:43
Agencia

WASHINGTON.- A los 83 años falleció Charles Chibitty, uno de los 14 codificadores de comanche que desembarcaron en las playas de Normandía en 1944 para jugar un papel instrumental en la invasión que cambió la balanza de la guerra.

Los decodificadores de la lengua comanche estaban encargados de evitar que las fuerzas enemigas interceptaran los mensajes de los aliados durante la Segunda Guerra Mundial.

Chibitty falleció en Tulsa, Oklahoma (centro), a los 83 años.

"Me gustaría saber qué diablos pensaba (Adolf) Hitler cuando escuchó esas voces extrañas en la playa de Omaha", dijo Chibitty en 2002, durante el Simposio de la Soberanía Indígena-Estadounidense. "Es probable que aún se esté cuestionando en su tumba", bromeó.

Los indígenas comanches fueron reclutados por el Ejército estadounidense en 1941 para enviar mensajes que resultaran indescifrables para las fuerzas enemigas en Europa.

Igual que los navajos lucharon en el Pacífico y los choctaws lo hicieron en la Primera Guerra Mundial, los comanches se hablaban a través de radios y teléfonos para transmitir instrucciones a las tropas. Los mensajes eran más fáciles de traducir que los códigos muy complejos, pero eran imposibles de descifrar para el enemigo.

El primer mensaje que envió Chibitty desde la playa de Omaha a un bote que se acercaba decía: "Cinco millas a la derecha del área designada y cinco millas tierra adentro, la batalla es violenta y necesitamos ayuda".

"Intentábamos que supieran dónde estábamos para que no nos dispararan por error", dijo en 2002 en una reunión con el secretario de Defensa estadounidense, Donald Rumsfeld.

Como no existen en comanche palabras para designar tanques, bombas u otro equipamiento militar, utilizaban metáforas.

Una ametralladora sería una "máquina de coser", explicó Chibitty, "por el ruido que hacía cuando mi madre cosía". Hitler era "posah-tai-vo", el "hombre blanco loco", añadió.

Chibitty recibió un gran número de premios por su servicio y significativa contribución a la labor de inteligencia del Ejército estadounidense.

Falleció el 20 de julio tras una larga enfermedad. Era conocido en todo el país por su participación en el Campeonato Indígena de Danza y fue campeón de boxeo en el Ejército.


Saludos cordiales

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4072
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Mensaje por Kurt_Steiner » Dom Jul 31, 2005 6:12 pm

Drawing for Hitler's nuclear bomb found

A pair of German and US historians said today they had found the only known diagram for the nuclear bomb that Nazi scientists strived to build during World War II.

The rough schematic does not imply that the Nazis built or even were close to building a nuclear bomb, but it shows they had progressed fuarther toward that goal than is conventionally thought, they said.

The article appears in the June issue of the British monthly Physics World, and can be seen on its website (http://physicsweb.org/articles/world/18/6/3/1).

The 60-year-old document is part of a report that appears to have been produced just after the end of the war in Europe in May 1945 and describes the work on nuclear weapons that had been carried out during the conflict.

The report is undated and in addition lacks a title page, which means its author or authors cannot be identified. It came from a "private archive", the historians said.

In addition to the rough plan for a bomb, the Nazi report estimates, comparatively accurately, that a plutonium warhead of just over 5kg was needed to achieve critical mass ? the chain reaction that leads to a nuclear blast.

The historians are Rainer Karlsch, an independent historian based in Berlin, and Mark Walker of Union College, Schenectady, New York state.

Karlsch stirred controversy earlier this year when he published a book in Germany, Hitler's Bombe, in which he claimed that the Nazis had successfully tested a primitive nuclear device in the last days of World War II as Allied troops were closing in on both sides.

The device, tested in Thuringia, eastern Germany, killed several hundred prisoners of war and concentration camp inmates, the book said.

That assertion was scoffed at by other historians, who said that by the end of the war, the Nazis still did not understand some of the physics of chain reaction.

The knowledge gaps include the way in which fast neutrons emitted by plutonium or uranium-235 atoms trigger further fission reactions.

This ignorance in turn caused the Nazi scientists to grossly over-estimate the amount of nuclear material needed to achieve critical mass, according to the critics' view.

Karlsch and Walker rebut this, saying that new sources of historical material, such as documents squirrelled away in Russian archives, are trickling out, showing that the Nazis were farther down the road to acquiring nuclear capability than was thought.

Germany's "uranium project" was launched in 1939 to investigate nuclear reactors, isotope separation and nuclear explosives.

Unlike the US-led Manhattan Project, which harnessed thousands of people and several billion dollars to devise the bombs that were dropped on Hiroshima and Nagasaki in August 1945, the German effort amounted to no more than a few dozen scattered scientists.

Scientific files seized after the war, and bugged conversations of 10 German nuclear scientists held in a British prison camp in 1945, forged the conventional belief, prevailing today, that even though Hitler craved a nuclear bomb, he was still months or more likely years from ever getting one.

http://dailytelegraph.news.com.au/story ... id=3222122

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4072
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Mensaje por Kurt_Steiner » Dom Jul 31, 2005 6:13 pm

Hitler's ghost was roaming about Europe until 1970

His mortal remains were reburied 8 times and eventually destroyed by fire

Adolf Hitler put down his own funeral arrangements back in 1938 as he dreamt of the world domination and his worldwide glory. He wished to be laid to rest in the city of Lintz, in a giant burial vault of the National Socialist Party. A golden sepulcher decorated with gems from the Ural Mountains should have been installed in the center of the vault. A badly charred corpse of Hitler was found in a bomb crater in the Imperial Chancellery's garden 60 years ago. His mortal remains were reburied 8 times and eventually destroyed by fire.

The first burial took place on April 30th, 1945. The Fuhrer, his newly-fledged wife Eva Braun, and his two dogs were buried in the garden of the Imperial Chancellery. A Russian soldier Ivan Churakov found two unidentified corpses in a crater on May 4th. The Russians removed the remains but put them back into the ground on the same day because Hitler's body was thought to have been already found. On May 5th the remains were dug out and moved to a clinic in the town of Buch. The medical examination of the remains took place on May 8th. The remains were interred for the 4th time in a town of Finov, to which the department of SMERSH (Russian acronym for ?Death to the spies¦, a counterintelligence branch of the Soviet military intelligence during WWII) of the 3rd Soviet Army was re-deployed. The remains were inhumed for the 5th time on May 17th following data re-examination conducted by General Meshik who arrived from Moscow. The report on data re-examination and the jaws allegedly belonging to Hitler and Braun were hand-carried by the general to Moscow. And the remains were laid into the ground two more times after the army headquarters changed locations. Finally, the caskets containing the remains were laid in the grave in Magdeburg. The caskets were put into the ground near the house No36 in Westendstrasse. That is where Hitler's remains were eventually annihilated on April 5th, 1970. The remains were destroyed by fire, reduced to aches, mixed with charcoal, and thrown into the river Bideritz. There were a lot of problems arising from identification of Hitler's remains from the very beginning. The witnesses' accounts varied, and witnesses were hard to find. The Soviet military intelligence personnel were combing Berlin and the surrounding areas in their efforts to find witnesses. Josef Stalin was advised of Hitler's demise by Marshal Georgi Zhukov when sent a report to the Soviet leader on May 1st, 1945. According to the report, Adolf Hitler was said to have committed suicide on April 30th at 15.50 local time.

The SMERH department of the 3rd Soviet army played a special role in the search for Hitler's remains. Colonel Vasily Garbushin, deputy chief of SMERSH department, was reported to have been personally instructed by Colonel General Ivan Serov, deputy commander of the 1st Belarussian Front, to launch a search operation and locate the corpse of Hitler.

Soviet soldiers removed two badly charred bodies from a crater in the Imperial Chancellery's garden on May 4th. But the bodies of a man and a woman were soon put back into the ground because the officers of the 3rd army were for some reason convinced that Hitler's corpse had been already found and was undergoing identification at that point of time. It is evident that some previously found mortal remains were not the body of Hitler and the search went on. The SMERSH personnel headed by Ivan Klimenko went back to the garden on an early morning on May 5th. The two bodies were again removed from the crater. A commission was set up to conduct forensic study including an autopsy of the dead bodies ?presumed to be Hitler and his wife.¦ But the bodies were charred almost beyond recognition, therefore, identification was impossible unless additional data were available. Another SMERSH group managed to capture Kete Hoiserman who was an assistant to the Fuhrer's personal dentist. She helped to locate X-ray pictures and dental records of the Nazi leadership. The assistant identified the golden dentures worn by Adolf Hitler and Eva Braun. The identification examination was carried out on May 8th, 1945. There is an amazing discrepancy in the report of identification. The document says that the examination was conducted by order of Comrade Telegin, a member of the Military Council of the 1st Byelorussian Front dated May 3rd, 1945. However, the corpse of Hitler was reportedly found either on May 5th or May 4th.

There were lots of rumors circulating in Berlin those days about Hitler's doubles and his miraculous escape to Argentina or Spain by plain or submarine. Marshal Zhukov fueled the controversy when he said on a press conference held on June 10th, 1945: ?We do not have any mortal remains that have been identified as a corpse of Hitler, I can not tell you anything regarding his destiny.¦ Years later in Moscow, Elena Rzhevskaya, an interpreter with one of the SMERSH key units involved in the hunt for Hitler's remains, told Marshal Zhukov about the discovery of Hitler's body. The allies did not share information on progress regarding the search for Hitler's mortal remains. ?Hitler's corpse in not in our possession,¦ said Josef Stalin during the Potsdam conference in July 1945.

All information and documents pertaining to Hitler's mortal remains were classified. Those involved in the search were told to keep it dark and they obeyed the orders implicitly since all the personnel were part of the Soviet counterintelligence apparatus. All the documents relating to the investigation were submitted to Josef Stalin for consideration on June 16th, 1945. The Soviet government made no statement on the outcome of the search operation for Adolf Hitler and his henchmen. Perhaps numerous discrepancies in the accounts of the witnesses and examination reports are to blame for the lack of an official statement.

The story about the search for Hitler's remains is quite murky. It is not for nothing that a new investigation launched in 1946 had a code name Myth. A special team of NKVD (Soviet government's secret-police organization) was again searching for Hitler in Germany nine months after the above events. They were looking for him dead or alive. The investigators conducted additional excavations on the site where the bodies of Hitler and Braun were discovered. They found a part of the cranium with a bullet hole on the left-side parietal bone.

Incidentally, the examination report on the charred mortal remains dated May 8th, 1945, says that ?a cranium is partially missing.¦ The investigators also discovered some blood stains on the upholstery of a couch in Hitler' bunker where he reportedly shot himself. The cranium and parts of the couch were sent to Moscow. The State Archive of the Russian Federation still keeps those pieces of ?material evidence.¦

The jaws of Hitler removed in May 1945 are kept by the FSB archive.

Finally, on March 13th, 1970, the head of the KGB Yuri Andropov filed a letter for the attention of Leonid Brezhnev, General Secretary of the Soviet Communist Party Central Committee. The letter carried a mark saying ?very important.¦ A special technique used during the preparation of the letter highlighted its utmost secrecy. The type-written letter contained a few hand-written inserts with regard to the most classified information.

The letter said, quote, ?In February 1946, on the premises of our military camp located in Magdeburg, the KGB's Special Department under the 3rd army carried out a burial of the corpses of Hitler, Eva Braun, Goebbels, Goebbels' wife and their children. In total, 10 corpses were buried. In line with operating expediency complying with the interests of our troops, the above military camp is about to be transferred to the German authorities. Taking into account a possibility of construction or other earthmoving operations on the location that may result in the discovery of the burial site, I hereby suggest that the remains be exhumed and destroyed by incineration. The procedure will be conducted in total secrecy by a team of operatives of the Special Department of the KGB. The procedure will be properly documented,¦ unquote. On March 16th, the letter was agreed by Brezhnev, Kosygin, and Podgorny i.e. the top authorities of the Soviet Union at the time, the General Secretary of the Soviet Communist Party's Central Committee, the Chairman of the Council of Ministers, and the Chairman of the Presidium of the Supreme Soviet of the USSR, respectively.

The operation for the final destruction of the remains was dubbed Archive. A special team of the KGB operatives followed the instructions with great care and did everything as planned. They dug out the remains in the wee hours of the morning on April 5th, 1970. Then they put the bones into the boxes and later that morning conducted ?physical destruction¦ of the remains.

Alisa Argunova

http://english.pravda.ru/main/18/90/363 ... itler.html

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3175
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Mensaje por Francis Currey » Mié Ago 03, 2005 10:32 pm

Deportados españoles preparan en Francia una demanda contra Serrano Súñer

BARCELONA. - Un grupo de ex deportados españoles, reunidos en torno a la organización Iniciativa por la Justicia, preparan una denuncia ante los tribunales franceses contra Ramón Serrano Súñer, cuñado de Franco, albacea de José Antonio Primo de Rivera y ex ministro de Exteriores del régimen de Franco entre 1940 y 1942, como principal responsable vivo de su reclusión en campos de concentración nazis y de haber sido considerados apátridas por los alemanes.

El anuncio fue hecho ayer por cuatro ex deportados catalanes, Joan Escuer (84 años), Enric Marco (81), Jaume Álvarez (81) y Josep Egea (81), miembros todos ellos de la Amical Mauthausen, durante la presentación del libro "Memòria de l'infern", del periodista David Bassa y del fotógrafo Jordi Ribó.

Iniciativa por la Justicia nació hace un par de años de la mano de una abogada francesa, Montserrat Sans Ballús, hija de deportados españoles. Durante este tiempo, la orga-nización se ha dedicado a reunir documentación y a recabar apoyos colectivos e individuales, así como financieros, con el fin de preparar la demanda ante la justicia francesa y no ante la española, por cuanto lo impide la ley de Amnistía del 17 de octubre de 1977.

El objetivo de los demandantes es que se reconozca la "deuda histórica" contraída con los miles de deportados españoles, muertos y supervivientes de los campos nazis, quienes, contrariamente a lo que pasó con los de otros países, a los que se les ha reconocido su carácter heroico, han vivido en la marginación desde la liberación de los campos en 1945. Y, por otra parte, la demanda pretende recuperar la memoria histórica para las nuevas generaciones, que "viven hoy, estremecidas, otros genocidios".

A Ramón Serrano Súñer, en la actualidad un anciano de 100 años y de salud muy precaria, le acusa Iniciativa por la Justicia de haber desvinculado al Estado español, como ministro de Exteriores, de los compatriotas hechos prisioneros por la Wehrmacht en Francia, "con lo que los alemanes hicieron lo que quisieron con nosotros, además de colocarnos en la condición de apátridas". Enric Marco afirma que, con esta acción, no pretenden sentar a un anciano ante la justicia sino que "se sepa lo que pasó", lo mismo que "ha sucedido en Chile con el caso Pinochet". "Sabemos que ésta va a ser una cuestión larga, dura y que necesitaremos financiación. Pero vamos a persistir en ello mientras tengamos un hálito de vida", dice Marco, un hombre cuya vitalidad oculta su realidad de octogenario.

Es decir, se busca un juicio político al franquismo, en cuanto a su responsabilidad con los deportados españoles a los campos nazis, y superar el escollo de la "desmemoria" de la transición, que Escuer califica como "transacción".

Fuente: La Vanguardia
Fecha: 06 de Marzo de 2002

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3175
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Publican un revelador informe sobre Hitler

Mensaje por Francis Currey » Mar Ago 23, 2005 5:23 pm

EL PRIMER PERFIL PSICOLOGICO ELABORADO POR EL ESPIONAJE DE EE.UU.

El documento data de 1943. Aseguraba que el odio a su padre marcó su conducta criminal. Y vaticinaba el suicidio en el búnker.

Hitler era un chico afeminado, reacio al trabajo manual, que cuando era un joven soldado se mostraba "molestamente servil" con sus oficiales superiores y sufría pesadillas que de notaban en gran medida un "pánico homosexual". Los asesinatos masivos que perpetró tiempo después fueron resultado, en parte, de un odio desesperado a su propia debilidad pasiva y a la humillación de haber sido golpeado por un padre sádico.

Así, al menos, lo sostiene el primer perfil psicológico de Hitler, ordenado por la Oficina de Servicios Estratégicos (OSE), una predecesora de la CIA. El documento acaba de ser publicado en el sitio web de la Biblioteca Legal de la Universidad de Cornell. Si bien había sido desclasificado hace algunos años, este informe, elaborado en 1943, nunca fue muy citado y tampoco estuvo a disponibilidad de la gente, aclararon los historiadores de Cornell.

La biblioteca publicó este análisis luego de recibir la autorización pertinente de parte de un familiar de su autor, el fallecido doctor Henry Murray, un destacado especialista de Harvard de mediados del siglo pasado.

"Durante mucho tiempo la gente creyó que existía nada más que un perfil psicológico de Hitler que fue ordenado por la OSE", observó el doctor Jerrold Post, profesor de Psiquiatría en la Universidad George Washington y fundador de la rama psicológica de la CIA, en alusión a un informe de tiempos de guerra elaborado por el doctor Walter Langer, con quien Murray llegó a trabajar. Ese texto finalmente fue publicado en 1972 con el título "La mente de Adolfo Hitler".

El documento difundido ahora en Internet por la Universidad de Cornell es una versión condensada de la evaluación de Murray, una mezcla de teoría psicoanalítica, especulaciones y vivos detalles sobre la vida de Hitler que bien podrían haber sido sacados de una novela policial.

El experto de Harvard hizo un diagnóstico de Hitler que habla de neurosis, histeria, paranoia, tendencia edípica, esquizofrenia, "humillación infinita" y "sifilofobia", mal que describe como el temor a contaminarse la sangre a través del contacto con una mujer. Pero menciona en forma vaga sus fuentes y no ofrece ninguna prueba.

"Los dos padres de Hitler eran figuras ambivalentes para él. A su padre lo odiaba y respetaba, mientras que a su madre la amaba y despreciaba. Todas sus flagrantes acciones fueron una imitación de su padre, no de su madre", dice el informe.

El doctor Murray llegó a especular, incluso, con la posibilidad de que salvo que se produjera un atentado mortal o un caso de locura, Hitler hubiera permitido que lo matara un alemán o un judío para completar así el mito del héroe traicionado. Y supuso que, de lo contrario, el líder nazi se iba a retirar a su búnker para matarse de forma dramática.

En la primavera boreal de 1945, y tal como pueden dar fe los historiadores, eso es exactamente lo que hizo Hitler.

Fuente: Clarin
Fecha: 03 de Abril de 2055

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3646
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensaje por Erich Hartmann » Lun Sep 05, 2005 2:56 am

Indemniza Iglesia católica alemana a 594 esclavos del nazismo


El cardenal Karl Lehmann asegura que este pago supone "un gesto de disculpa y reconciliación, que tiene un gran significado para las personas afectadas"

EFE
El Universal online
Berlín, Alemania
Miércoles 31 de agosto de 2005

13:48 La Iglesia católica alemana indemnizó con una cantidad simbólica de 2 mil 556 euros a 594 trabajadores forzados y extranjeros que se vieron obligados ha trabajar en las 27 diócesis de este país durante el Tercer Reich del dictador Adolf Hitler.


El presidente de la conferencia episcopal, el cardenal Karl Lehmann, y el presidente de Cáritas en Alemania, monseñor Peter Neher hicieron este miércoles en Maguncia un balance del fondo de indemnizaciones para los trabajadores forzados del nazismo creado por la Iglesia católica alemana.


Mientras que la Iglesia evangélica alemana decidió contribuir al fondo creado por compañías alemanas para indemnizar a los trabajadores forzados, la Conferencia Episcopal alemana creó en agosto de 2000 un fondo propio, después de que se demostrara que empleó a esclavos del nazismo en algunas parroquias alemanas.


El cardenal Karl Lehmann aseguró este miércoles que el pago de esta indemnización a los esclavos del nazismo supone "un gesto de disculpa y reconciliación, que tiene un gran significado para las personas afectadas".


El presidente de la Conferencia Episcopal alemana precisó hoy que, hasta ahora, se han realizado pagos por valor de 1,49 millones de euros de los 2,5 millones de euros con los que cuenta el fondo de indemnizaciones de la Iglesia católica germana.


La mayor parte de los 594 personas que han recibido una indemnización de la Iglesia católica alemana proceden de Polonia (289) y de Ucrania (150 personas).


La iglesia católica alemana ha destinado también 2.5 millones de euros del llamado "fondo de reconciliación" a financiar 175 proyectos en Europa del este.

Saludos cordiales

Avatar de Usuario
Eckart
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 4624
Registrado: Sab Jun 11, 2005 9:07 pm
Ubicación: Valencia (España)
Contactar:

Aribert Heim: se sigue su pista en levante

Mensaje por Eckart » Sab Sep 10, 2005 5:42 pm

La familia del doctor Heim envía dinero regularmente a algún lugar de la costa levantina
La pista del nazi más buscado lleva a Denia

Anxela Iglesias

Berlín- Podría hacerse llamar Señor Gausmann, podría vivir desde hace un tiempo en una residencia de ancianos de Calpe o de Denia y podría tener allí gente que le ayuda. El paradero e identidad del Aribert Heim, el nazi vivo más buscado, es todavía una incógnita, pero las últimas pesquisas de los investigadores alemanes apuntan en esa dirección.

Siempre se ha barajado que el médico del campo de concentración de Mauthausen, conocido por su extrema crueldad, estuviera en España, pero hace unos meses las sospechas se redoblaron.

Intereses en Alemania. Al parecer su pudiente familia, que oficialmente rompió todo contacto con él hace décadas, envía dinero regularmente a algún lugar de la costa levantina. La encargada de las transferencias habría sido su hermana Hertha, que entretanto ha muerto, o quizás un pariente que trabaja como asesor fiscal. También su abogado en Francfort, el mismo que defendió al ángel de la muerte de Auschwitz Josef Mengele, ha mantenido contacto directo o indirecto con Heim y defendido sus intereses económicos en Alemania.

Los investigadores están seguros de que una persona en concreto sabe a ciencia cierta cuál es el paradero del asesino, pero no existe ninguna vía legal que pueda obligarle a revelarlo.

Nuevos indicios y el hecho de que la provincia de Alicante aparezca desde mediados de los noventa una y otra vez en los testimonios de personas que aseguran haberlo visto, llevó a la Policía de investigación criminal de Baden Württemberg a enviar una comisión rogatoria a sus colegas españoles a través de la fiscalía encargada. Oficialmente los comisarios germanos aseguran que no se indicó ningún lugar concreto para la búsqueda, pero diversas fuentes apuntan hacia la pista levantina.

Las filtraciones a la Prensa no han sido recibidas con alegría por el Simon Wisenthal Center, la organización dedicada a la caza de nazis que el pasado año lanzó la operación «última oportunidad». «Ahora se habrá vuelto a esfumar», asegura enfadado el colaborador de este grupo en Alemania, Stefan Klemp.

Y es que como Klemp recuerda, el nazi que mató y torturó sin piedad en el campo de concentración austriaco, tiene 91 años pero podría gozar todavía de buena salud y capacidad de movimiento. Se sabe que antes de pasar a la clandestinidad, en 1962, Heim practicó deporte de forma continuada y llegó a pertenecer a la selección de hockey sobre hielo. Además tiene dinero, subrayan los investigadores de Stuttgart, y así es fácil encontrar a gente dispuesta a ayudar.

De lo que todos aquellos relacionados con su búsqueda parecen estar seguros es de que el «banderillero», como le apodaron por su afición a las inyecciones letales, está vivo. La clave parece estar en que ningún miembro de su familia haya presentado un certificado de defunción. «Si lo tuvieran, seguro que lo harían oficial, no sólo porque los parientes quisieran cobrar el dinero de las cuentas, sino también porque así lograrían librarse de la presión de la Policía y los periodistas», explica uno de los comisarios encargados.

Pagos a los testigos. La atención es cada vez mayor, a la vista de que Heim es el nazi más buscado en estos momentos, de que la Policía alemana ofrece 130.000 euros por revelaciones importantes y de que el Simon Wisenthal Center está dispuesto a pagar a los testigos.

Esta organización pidió el pasado mes de agosto al Gobierno austriaco que retirara al Heim el título de médico, pero Viena ha contestado esta semana que no hay ninguna ley que contemple esta posibilidad. Un argumento indignante, según Klemp, pues si la norma no existe habrá que crearla, como ocurrió en Alemania. Los cazadores de nazis no están dispuestos a darse por vencidos y reclamarán a Austria, país en el que nació Heim, que contribuya en la recompensa ofrecida para demostrar que también allí se quiere capturar al último gran nazi vivo.

Fuente: La Razón digital, 10.09.2005

Saludos
Última edición por Eckart el Mié Sep 21, 2005 7:31 pm, editado 1 vez en total.

Responder

Volver a “Documentos”

TEST