pub01.jpg

Bormann: el encargado de Hitler (documental)

Cartas, diarios, testimonios, noticias

Moderador: Grossman

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 946
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Bormann: el encargado de Hitler (documental)

Mensajepor pastelsjl » Sab Ene 11, 2014 12:05 am

Como siempre, Joan B. Cullá nos presenta el documental

Entre los jerarcas nazis, el que presenta un perfil más borroso es Martín Bormann, precisar este perfil, analizar su personalidad y su papel histórico es el objetivo del documental británico que les presentamos producido en el 2001, cuenta los valiosos puntos de vista de los autores como Trevor--Roper o la alemana Gitta Sereny.

Nacido en 1900 en un medio social muy modesto. Soldado de retaguardia en la I guerra mundial, activista de extrema derecha después de 1918. Marín Borman es un hombre insignificante que no se adhiere al movimiento hasta 1927 pero desde entonces asciende rápidamente en la burocracia del partido. Una vez en el poder, y como segundo de Rudolf Hess, Borman tiene ocasión de demostrar su talento de administrador dinámico y eficiente: llega a ser el gestor de los intereses financieros del fuhrer y el ejecutor de sus deseos personales o políticos, desde la construcción del Berghof, la residencia de montaña de Hitler hasta la búsqueda de una solución definitiva al problema judío. En 1939 ya formaba parte con Himmler, Hess, goering o Goebbles del círculo íntimo del director.

En mAYO DE 1941 la estrafalaria huida de Rudolf Hess a Gran Bretaña da a la carrera de Borman un impulso definitivo. Nombrado jefe de la Cancillería del Partido; es decir, secretario de organización, y desde 1943 secretario personal de Hitler. Borman se convierte en el guardián de los contactos entre el fuhrer y el resto del mundo y a la vez en el centinerla de la pureza ideológica nazi en aguda confrontación con las iglesias cristianas alemanas.

Borman, general de las SS y comandante en jefe de la volkstrum, la milicia civil que había de defender el Reich contra los invasores soviéticos, permanece en el bunquer de Berlín, apoyando al fuhrer que lo nombra su sucesor en el liderazgo del partido nazi antes de suicidarse. El 2 de mayo de 1045, después de encender la pira funeraria de Hitler, el fiel Borman desaparece.

Una tenaz leyenda dirá que consiguió abandonar la Alemania de Hitler y refugiarse en América del sur y el tribunal de Nuremberg lo juzga en rebeldía y lo condena a muerte por crímenes de guerra y crímenes contra la Humanidad. Hoy sabemos que no hubo tal fuga, que el 2 de mayo, rodeado por los rusos cuando intentaba salir de Berlín se suicidó con cianuro. Fiel hasta este extremo al amo a quien sirvió con tanto celo.

En abril de 1943 en plena segunda guerra mundial Adolf Hitler celebraba un cóctel. Una de las personas invitadas, Henrietta von Schirach que conocía a Hitler desde que era pequeña, tenía una cosa importante que decirle:

" Fuhrer he visto como se arrastran brutalmente mujeres para deportarlas ¿ Como es posible que pasen estas cosas ?"

En el silenciio que siguió a continuación sólo se oyó el crepitar del fuego de los maderos. Se llamó a Martín Borman, el lugarteniente de Hitler, que comunicó a von Schirach que se desacreditó y se tenía que ir inmediatamente.a los ojos de Borman este comentario era una traición y en la corte de Hitler solo podían entrar los más leales. a finales de la guerra, Borman que casi todas las personas próximas a Hitler fuesen marcadas como traidoras.. Ahora era la única persona en que podía confiar su amo.

El 29 de abril de 1945 Hitler dictó su testamento y sus últimas voluntades en su bunquer de Berlín. El más beneficiado fue Martin Borman. " El ejecutor de este testamento será Martin Borman, el compañero de partido más fiel que tengo, y como tal le otorgo toda la autoridad jurídica para tomar todas las decisiones". Borman recibió el encargo de liderar el partido nazi después de la muerte de Hitler: culminó su ascenso al poder.

Después de la guerra el nombre de Borman se hizo célebre: se le buscó poe todo el mundo e, incluso, fue objeto de una acusación sorprendente, haber sido un espía ruso en el corazón del circulo intimo de Hitler.

En vida de Hitler, Borman era un funcionario oscuro ¿ Como se gano la confianza de Hitler para llegar a ser su alter ego ? y ¿ Como es que Hitler lo consideraba capacitado para cumplir su legado ?

Los últimos meses de la guerra, Hitler estaba preocupado por la sucesión ¿ Quien podría tomar su genialidad ? Hitler abrió el corazón a Martin Borman: " Me veo obligado a conseguirlo todo en el espacio breve de una vida humana --- escribía Hitler en febrero de 1945 --- as+i como otros disponen de una eternidad, yo solo tengo unos pocos años. He llegado a un punto que mew planteo si entre mis sucesores inmediatos encontraré un hombre predestinado a llevar la antorcha cuando me haya caído de la mano"

Mientras pronunciaba estas palabras y observaba a los hombres que lo escuchaban al otro lado de la mesa, Hitler se dio cuenta que delante suyo estaba el futuro líder político que podría heredar su cetro. Borman llego muy lejos desde la primera vez que vio a su amo hace menos de 20 años.

El 4 de julio de 1926 Martin Borman que entonces tenía 26 años fue por primera vez a un miting nazi y observó a Hitler a pocos metros de distancia: tenía delante a un hombre que predecía un futuro glorioso para Alemania

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 946
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Borman: el encargado de Hitler

Mensajepor pastelsjl » Dom Ene 12, 2014 12:33 am

" Borman estaba convencido que Hitler era un genio de aquellos que salen sólo cada mil o dos mil años --- afirma Hugh Trevor--Roper de los servicios secretos británicos --- Hitler también estaba convencido, y ya expresaba esta opinión abiertamente, cuando era un cabo apátrida que ejercía de agitador. Decía con firmeza que no hacía falta discutir si era mejor la monarquía o la república, que Alemanía necesitaba un dictador, que además fuese un genio, es decir, el mismo".

Onve años más joven que Hitler, dejo los estudios para luchar en la primera guerra mundial. Mientras que Hitler entra en servicio activo en las trincheras, Borman eludió el frente. Después de la guerra trabajó en el campo, demostró que era un eficiente organizador y dirigió una explotación agrícola, compartía con Hitler, la humillación de un país vencido y humillado.

" Se encontró una Alemania completamente abatida --- explica la escritora Gitta Sereny, no sólo económicamente, sino también psicológica y moralmente, la gente, sobre todo los jóvenes no tenían fe ni en su futuro ni en ellos mismos."

Bormann se sintió atraído hacia el frei korps, un grupo de sicarios ultraderechistas que operaba cerca de Halberstadt la localidad donde nació en Sajonia--Anhalt. En 1923, mientras Hitler pretendía obtener el poder político con el putsch de Munich, Bormann participó en un sórdido asesinato. La víctima fue un joven maestro que también pertenecía al freikorps. Bormann lo acusó de traicionar la ideología de extrema derecha del grupo. La verdad es que Bormann lo veía como una amenaza y mando a sus amigos sicarios que lo matasen. En el juicio Bormann afirma que fue una paliza por motivos políticos que se le escapó de las manos. Su implicación en el asesinato le comportó un año de prisión. En esta época a Hitler también lo encarcelaron por motivos políticos. A los dos se les empezó a ver como mártires de la derecha. Bormann leyó mein kampf publicado ren medio de la inestabilidad política de los años 20 para conocer mejor a Hitler que lo cautivaba como autor. " La combinación de orgabizador terco y líder en una misma persona, es la cosa más difícil de encontrar, es la combinación que hace un gran hombre"

El 27 de febrero de 1937 Marin Bormann hizo el gran salto: ingreso en el partido nazi con el objetivo de ir ascendiendo y llegar al entorno de Hitler.

Se trasladó a Munich la sede nazi y se dedico a hacer la pelota a los adeptos del partido en el café donde iban, el Schelling Saloon, obtuvo un trabajo administrarivo en la sede del partido de poca relevancia, que le valió el desprecio de figuras consolidadas del nazismo como Heinrich Himmler, jefe de las SS acabadas de crear. A pesar de ello, Bormann ascendió en la jerarquía del partido. En 1928 Bormann conoció a Hitler y le dejo impresionado por su diligencia y su disposición a asumir más obligaciones que las que le correspondían. Enseguida controló el financiamiento del partido. En 1933 cuando Hitler llego a la Cancillería a Bormann le hicieron encargado de las cuentas personales del fuhrer

continuará

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 946
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Borman: el encargado de Hitler

Mensajepor pastelsjl » Dom Ene 12, 2014 9:59 pm

El dinero selló el vínculo de dependencia mutua cada vez más estrecho entre Bormann y su amo.

Bormann tenía acceso a la caja y el acceso a los secretos financieros de Hitler. A Hitler le gustaba cultivar la imagen de soledad y frugalidad. " No tengo ni propiedades ni capital, no fumo ni bebo, como en restaurantes modestísimos ".Borman sabía que esta afirmación no era del todo verdadera. A Hitler le gustaba la buena vida y vivía en un piso de alquiler en la mejor zona de Munich. Más adelante, Borman le compraría todo el edificio con fondos del Partido.

Los nazis se estaban haciendo ricos: con 8 millones de militantes que pagaban un marco mensual, el Partido tenía en los momentos más álgidos unos ingresos equivalentes a 400 millones de euros actuales. A la hora de recaudar, Bormann pensaba en todo: gestionó los derechos derivados de Mein Kampf y cobro derechos por el uso de la imagen de Hitler en los sellos de correos.

En 1933, Hitler nombró a Bormann jefe de gabinete de su lugarteniente Rudolf Hess, todo el mundo sabía que a Hess no le gustaban las formalidades de la administración, tal como recordó años después el líder de las juventudes hitlerianas:

" Hess tenía que asistir a todas las reuniones de Hittler con los líderes del Partido, pero enseguida paso esta responsabilidad a Bormann. Bormann llevaba las cuestiones que requerían la atención de Hittler con más diligencia que Hess que era inconstante y lento".

Bormann se encargó de que todas las ordenes, preguntas y comentarios que Hitler hiciese de pasada quedasen anotadas. Con un sistema de tarjetas anotadas alfabéticamente prácticamente podía leer el pensamiento de Hitler; más adelante, haría servir este sistema para determinar quien había sido fiel al fuhrer y quien lo traicionó.

" Entre nosotros decíamos que Bormann era un Rasputín --- afirma la sirvienta de Hitler Gretl Mitlestrasser --- todo el mundo le tenía miedo; personalmente, no nos puso nunca problemas, pero era un hombre de recursos infinitos y para Hitler era como un encargado"

Partiendo ce cero y sin pertenecer al entorno que Hitler tenía desde los primeros años. Bormann se situó cerca del líder. Ahora que Hitler se precipitaba hacia la guerra aún tendría una mejor oportunidad de mejorar su relación con Hitler.

continuar
Última edición por pastelsjl el Dom Ene 12, 2014 10:03 pm, editado 1 vez en total.

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 946
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Borman: el encargado de Hitler

Mensajepor pastelsjl » Dom Ene 12, 2014 10:54 pm

La región preferida de Hitler era Obersalzberg en los Alpes bavaros y Bormann lo sabía, En 1936 le compró 1800 hectáreas de bosque y 80 hectáreas de tierra cultivable a precio de ganga. Se pagó a través de la fundación Adolf Hitler controlada por Bormann. Durante los 12 años del Reich, empresas alemanas como Krupp y AEG dieron a Hitler el equivalente actual de 4000 millones de euros. Oficialmente era para finalidades culturales, pero la mayor parte se la gastó en deseos particulares. En el corazón de este paisaje espectacular, Bormann supervisó la residencia rural de Hitler, el Berghof. No quería ningún obstáculo en su camino y compró las voces discordantes de la región a golpe de talonario. Arrasó casas y árboles para que nada molestase a los visitantes de Hitler.

" Al lado del Bergohof había una casa de montaña muy vieja --- refiere Mitlestrasser --- y deshabitada y se comento que sería bueno que nio estuviese.. CVuando el fuhrer se fue, subió un convoy de coches que devolvio la casa y solo dejo prados verdes. Por eso llamaban a Bormann el encargado".

Bormann expropió una finca rural cerca del Berghof para que el fuhrer, que era vegetariano, tuviese en la mesa verduras de cosecha propia de la máxima calidad.

Bormann tenía muchas bocas que alimentar la mujer Gerda y diez hijos, y como Hitler también quería una torre en el campo. Se trasladaron a Obersalzberg cuando el hijo mayor tenía siete años.

" Solo me acuerdo que fuimos en un Mercedes enorme, donde cabían todos mis hermanos y mi madre. No se como llevaron el equipaje, pero fue un viaje memorable"

Pero la imagen de padre consagrado a la familia sólo era de cara ala galería. Hitler, el Partido nazi, y más adelante unas cuantas mujeres pasarían por delante de la vida familiar de Bormann. Recorrió mucho camino desde sus orígenes humildes; la lealtad a Hitler era importante, pero lo más importante de todo era su supervivencia personal. Cuando se declaró la guerra, Bormann se hizo construir un bunker en la montaña. Así, si los sueños de conquistar el mundo fracasaban el estaría seguro.

En mayo de 1041 se le presentó una oportunidad inesperada: Rudolf Hess, lugarteniente del fuhrer, fue a escondidas a Gran Bretaña en una misión de paz personal. Hitler repudió a Hess ante el mundo. Aquel viaje fue un desastre para las relaciones públicas de todo el mundo, salvo para Martín Bormann. Hess era el compañero más antiguo de Hittler. Bormann, ante la traición de Hess,actuó con más fervor que el propio Hitler: eliminó su nombre de toda la bibliografía del Partido y expulsó de su casa a la esposa y al hijo de Hess. Bormann, incluso borró cualquier relación de su familia con Hess.

En una demostración de confianza, Hitler ascendió al cargo de lugarteniente a Borman, en sustitución de Hess. A partir de este momento, ejerció sus funciones con una eficacia impecable

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 946
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Bormann: el encargado de Hitler

Mensajepor pastelsjl » Lun Ene 13, 2014 10:33 pm

Christa Schoeder, secretaria de Hitler, escribiò en su diario:

" Hitler se deshacía en elogios a Martìn Bormann y una vez dijo " cosas que otro necesitan un dìa para hacerlas, Bormann las hace en dos horas y no se descuida nunca nada. Sè que tiene métodos brutales, pero cuando le encargo algo, me puedo despreocupar de todo" y añadió: " los documentos de Bormann estan elaborados con tanta precisión que solo hace falta que responda con un si o un no, con el me saco mucho trabajo en diez minutos mientras que otros tardan horas".

Cuando Hiler quería alguna cosa, Bormann se ponía inmediatamente por muy extraño que fuese el encargo y por muy intespentiva que fuese la hora.

" Mipadre me dijo que desde 1937 no dormía mas de cuatro o cinco horas diarias. El motivo era que había adaptado su ritmo de vida a los horarios inusuales de Hitler. Hitler iba a dormir a las dos e la madrugada cuando la otra gente estaba a punto de levantarse y mi padre siempre estaba a su lado. La única diferencia es que al día siguiente, él tenía que estar en el despacho a las ocho de la mañana y debìa ir cansadìsimo.

Un día me harté de reír --- dice el mayordomo Herbert Dohring --- era típico de Bormann; a las dos de la madrugada de la noche de fin de año, llegò el chófer con una carta y me da la primera felicitación de año nuevo del jefe del Reich. Abrì el sobre y era un documento firmado por el fuhrer en el que se prohibía fumar en el Berghof con efecto inmediato, para que vea como era Bormann.

Borman se encargaba de la actividad cotidiana de Hitler, le llevaba la agenda, programaba sus reuniones, decidía quien podía ver al fuhrer y quien no. Aprovecho esta posición clave para adquirir un poder enorme --- afirma Trevor--Roper--- que le permitía ejecutar sus venganzas personales. Utilizó su posición para cortar las alas a cualquier posible contrincante. Tenla un control tal absoluto sobre Hitler que nadie podía penetrar en su corte sin el permiso de Bormann."

" Era frìo como el hielo --- asegura Alfons Schultz, telefonista de la guarida del lobo --- sólo pensaba en aumentar su poder y eliminar a cualquier rival, trabajaba en estrecha colaboración con Muller de la gestapo. Tenía dossiers de todo el mundo para inculpar incluso a su gente. No alzaba nunca la coz, pero dejaba clarìsimo que se tenían que cumplir sus ordenes y solo las suyas"

Bormann ya estaba en disposición de pasar cuentas con los nazis que lo despreciaron cuando llego a Munich en los años 20. El rival principal era Heinrich Himmler, el jefe de las SS, que hacía mucho tiempo que se contaba entre los íntimos de Hitler. Al principio de congració con Himmler, pero ahora lo vela como un competidor para ganarse el favor de Hitler La enemistad fue madurando cuando los miembros del entorno del fuhrer tuvieron que pasar temporadas juntos en la guarida del lobo, el centro de mando del frente del este. Bormann denigraba a Himmler en las cartas que enviaba a su mujer " La visita de hoy de Himmler no fue muy agradable, se cree que el amo lo trata injustamente. Ni he tenido otro remedio que decirle que al fuhrer no se le puede criticar ¿ Que sería de nosotros sin él ?

Borman siempre estaba al lado de Hitler, mientras que Himmler por sus responsabilidades pasaba semanas fuera y sospechaba que Borman le segaba la hierba bajo sus pies e interceptaba los mensajes que enviaba al fuhrer: " Es muy difícil reducir su influencia, espero encontrar una estrategia para superarlo "

Bormann tambièn estaba muy celoso del aristocrático Albert Speer: " Hitler tuvo un gran afecto por Speer --- habla Sereny --- creo que le veía todas las cualidades que le veía para él mismo y se identificó mucho con aquel hombre atractivo inteligente y con talento para el arte, que hablaba un alemán excelente. Hitler siempre quiso hablar un alemán excelente."

Bormann, un hombre sencillo y provinciano, quería que Hitler le profesase la misma admiración, constantemente mostraba maneras de demostrar su devoción. Una era el registro fiel de las ideas de Hitler, durante las largas veladas en la guarida del lobo, Hitler hablaba extensamente de sus planes para cambiar el mundo. Bormann se encargaba de anotar para la posteridad estas divagaciones por muy largas que fuesen, ya que Hitler filosofaba: " Un hombre sin sentido de la Historia es como un hombre sin ojos ni orejas, evidentemente puede vivir pero poco más". Otras veces hablaba acerca de evitar la corrupción en el partido nazi: " Los cargos públicos no pueden tener acciones en empresas, los dirigentes del partido no pueden pertenecer a ningún consejo de administración, ya sea a título honorífico, ya sea remunerado". Cuando Hitler proclamaba los peligros de la corrupción, Bormann asentía, obviando convenientemente la generosidad de los empresarios alemanes que los había beneficiado a los dos.

Marin Bormann estaba casado felizmente. Su esposa, Gerda, hija de un juez nazi importante, era una belleza alta y elegante. Hitler fue invitado de honor a la boda y era padrino de su hijo mayor, Adolf Martin Bormann. Pero una vez empezada la guerra desapareció toda pretensión de vida familiar. Borman tuvo unas cuantascuantas e, incluso, las llego a invitar al cuartel general de Hitler

Un día Alfons Schultz, telefonista de la guarida del lobo, tuvo que entregar un mensaje en el bunker de Bormann " Recuerdo que una mañana le tuve que entregar un telegrama, fui a su bunker y me abrió la puerta una chica. Era rubia, joven y muy delgada, me dijo que entrase y me hizo una sonrisa tan tentadora que estuve a punto de entrar, pero entonces el instinto de autoprotección me hizo pensar... ves con cuidado que con Bormann más vale no buscarse problemas. Y le respondí que solo venía dejarle este telegrama.

A diferencia de Htler, Borman era promiscuo. Su aventura más apasionada fue con la actriz de cine Maria Berentz. Bormann describió su relación amorosa ni más ni menos que a su sufrida esposa: " La besé y sin más preámbulos lo hice con mi joya ardiente. Me enamoré locamente y la tomé por más que se negase.

Siempre a tiempo a cubrirse las espaldas, Borman sugirió a Hitler una política nueva de tolerancia del sexo fuera del matrimonio.

continuara

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 946
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Bormann: el encargado de Hitler

Mensajepor pastelsjl » Mar Ene 14, 2014 7:57 pm

Publicó un documento que, para salvaguardar el futuro del pueblo alemán, estipulaba que el engendramiento de criaturas arias era más importante que la monogamia: " Hemos de practicar el culto a la maternidad y no se han de hacer distinciones entre las mujeres casadas de manera convencional y los que tienen hijos con hombres de manera convencional y las que tienen hijos con hombres con los que tienen una relación de amistad".

En opinión de Bormann estos hijos ilegítimos tenían que ser ateos, se basó en este comentario de Hitler que no tenía interés por la Iglesia católica organizada " La Iglesia actual no es más que una sociedad anónima hereditaria para la explotación de la estupidez humana". Aunque Hitler no tenía planes para atacar a la Iglesia de forma inmediata buscó todas las formas posibles para perjudicarla.

" Bormann nos escribió diciendo que a partir de este momento solo podíamos comprar en comercios de miembros del partido --- explica Herbert Dohring --- y que no comprásemos nada en comercios de católicos, pero cuando mi mujer recibió la carta dijo que compraría en los mismos comercios donde compraba siempre y que no pensaba hacer caso"

Cuanto más poder acumulaba, más hostil era Bormann con la Iglesia, el 10 de diciembre de 1943 escribió a su mujer: sobre todo que el veneno de la Navidad no nos intoxique y nos deprave a los niños; repito hemos de procurar por todos los medios que no se instale este veneno tan difícil de eliminar"

Bormann veía a la religión como enemigo del pueblo. pero paradojicamente su hijo mayor se ordenaría sacerdote católico. Siempre llevaría encima el legado de su padre que en los últimos meses de la guerra consiguió que Hitler decretase una discriminación a gran escala contra la Iglesia.

" Hubo una escalada considerable en la lucha contra las iglesias cristianas. Se cerraron los últimos seminarios que quedaban y se disolvieron los monasterios. En aquella época tuve un conocimiento muy superficial. A los niños --- relata su hijo--- solo nos decían que ya no hacía falta"

Así, como otros llevaban problemas a Hitler, Bormann le aportaba soluciones, como cuando se planteó que se debía hacer con los judíos. " Es preciso actuar radicalmente: Cuando se ha de arrancar una muela, es suficiente con un solo estirón para hacer desaparecer rápidamente el dolor. Es preciso expulsar a los judíos de Europa, sino no sera posible el entendimiento entre los pueblos europeos." Borman escuchaba las diatribas de Hitler, tomaba nota y transmitía las ordenes de hacer el trabajo sucio. En una orden secreta de 1942 ratificó por escrito la opinión de Hitler que la eliminación definitiva de los judíos solo se podía conseguir expulsándolos a los campos especiales del este.

Bormann no sólo se encargo de la implantación de los horrores crecientes del régimen nazi, sino que también protegía a Hitler de los peores detalles del Holocausto. Cualquier comentario sobre la cuestión era tabú como lo comprobó Henrietta von Schirach cuando habló más de la cuenta en el cóctel de Hitler. El 11 de julio de 1943, Bormann emitió una circular en la que se ordenaba no se hablase de los detalles de aquel genocidio generalizado: " A partir de ahora queda prohibida toda referencia a la solución global de cuestión judía ".

" Un amigo mio sintió que Himmler le decía a Bormann que se habían liquidado 40 000 judíos. Después rectifico y dijo evacuado, pero todo el mundo se dio cuenta de lo que pasaba --- cuenta Alfons Schultz --- y Bormann se enfadó muchísimo. Le dijo a Himmler que ya debería saber que Hitler había prohibido explícitamente hablar del número de judíos por teléfono.

En pleno éxito militar de los nazis, Bormann encabezó la burocracia del partido con una precisión de relojería que lo convirtió en el complemento perfecto de la maquinaria nazi. Pero más tarde, la decisión de Hitler de invadir Rusia comenzó a tener consecuencias desastrosa para el régimen. En 1943 los soviéticos pararon la ofensiva alemana en la batalla de Stalingrado. Fue el punto de inflexión de la guerra y el principio del final del III Reich. Más que nunca, en medio de la rivalidad de su círculo interno, Hitler necesitaba un hombre consagrado sólo a él, un hombre que cumpliese sus ordenes y al mismo tiempo compartiese sus sufrimientos: " Detesto la nieve, Bormann, sabes que no la puedo ver y ahora ya se porque, porque me recuerda Stalingrado"

continuar

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 946
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Bormann: el encargado de Hitler

Mensajepor pastelsjl » Mar Ene 14, 2014 11:47 pm

En medio de la decadencia del fuhrer, Bormann no paró nunca de calcular: Él y Bormann no se abandonaran nunca mutuamente;se haían vuelto interdependientes, pero ¿ Llegaría el encargado a tocar el poder absoluto del amo ?

Berlín. 1945. La ciudad espera el ataque definitivo. Hitler, Borman, y los pocos que se han mantenido fieles al fuhrer viven la desesperación de los últimos meses de la guerra en un bunquer subterráneo.. Rochus Misch fue uno de los guardaespaldas de Hitler: " Siempre tenía un cierto miedo allá abajo. Cuando veías las puertas de acero con aquellos mangos tan gruesos siempre pensaba si podía salir de ahí, del bunquer de Hitler". Fue allí, atrapado en la penumbra con Hitler, que Bormann concibió su plan definitivo. El 18 de febrero escribió a su mujer: " Me gustaría encontrar un halo de esperanza, pero de momento estamos sumidos en la más profunda desesperación; los ataques aumentaron en vez de disminuir, pero el enemigo también tendrá bajas."

El bunquer del fuhrer servía además de cuartel general del III Reich. Un guardaespaldas de Hitler escribió en su diario: " Vale más afrontar la muerte a la luz del día, que morir como ratas miserables en el binquer, en una tumba de hormigón que hace olor a rancio"-

A las 3.30 de la madrugada del 16 de abril los soviéticos lanzaron el ataque contra Berlín. Hitler celebró su 56ª aniversario acompañado de su amante Eva Braun. Lo estaba abandonando todo el mundo salvo Bormann: " No me puedo separar de la ciudad que es la capital del Reich, quiero compartir este destino con los millones de personas que lo han asumido".

A pesar de su lealtad, Bormann no tiene intención de sumarse a los muertos de Alemanía. Después de 20añs de servicio infatigable estaba dispuesto a asumir el destino de Hitler y liderar un partido nazi renacido después de la guerra. Otros tuvieron la misma idea: llegó un telegrama de Goering en el que se ofrecía a asumir el liderazgo del III Reich. A Bormann le falto tiempo para denunciar a Goering. Dijo a Hitler que este telegrama era un acto de traición. Después la BBC dio la noticia que Heinrich Himmler intentó presentar la rendición. Para Hitler esta traición fue el golpe más brutal de todos, pero para Bormann fue una dulce victoria: Había eliminado a todos los rivales.

" Desacreditó a Himmler, Goering y creo que también a Speer --- dice Trevor--Roper --- porque no los soportaba todos eran rivales importantes y me cuesta creer que en aquellos momentos, alguien pudiese pensar que valía la pena desacreditar a los rivales para obtener el poder cuando era evidente que el poder no lo obtendría ninguno de ellos".

Bormann pensaba que si valía la pena y Himmler también; los dos tenían profundamente enraizado su sentimiento de la Historia y del destino. " Considero perdida la batalla y me considero traicionado y engañado por aquellos en los que he depositado mi confianza. Me horroriza pensar en nuestro Reich vencido, pero eso no cambiara mi confianza en el futuro del pueblo alemán "- El único que conservaba la confianza era Martín Bormann. El 29 de abril, horas antes de suicidarse, Hitler dictó su testamento político: ofrecía a Bormann el poder que había perseguido toda la vida y lo nombraba el próximo líder del partido nazi.

En aquellos momentos, los soviéticos estaban a 400 metros del bunker. " El final estaba muy cerca. No se si hoy en día nos podemos imaginar el cansancio, la falta de horas de sueño... la sensación de que aquello se acababa. Yo continuaba cogiendo el telefono, porque así no pensaba que pasaría después."

A finales de la guerra Bormann encarga a unos mensajeros que sacaran unos documentos de Berlín, quería que el mundo supiese que el era el heredero legítimo del fuhrer. Uno de estos mensajeros que llevaba los papeles cosidos en el interior de la chaqueta fue detenido por Ruppert Leon, un oficial de los servicios secretos británicos: " Le quitamos la chaqueta y en ambas musleras había fajos de papel escritos. Lo tradujeron y resulta que eran el testamento y las últimas voluntades de Hitler. Se excusaba de haber perdido la guerra y acusaba al pueblo alemán que lo había abandonado. Lo escribió para que pasase a la posteridad.

Empezó la persecución de las figuras principales del nazismo. Enseguida capturaron a Goering, Speer, Himmler, pero aún quedaba Bormann. El 2 de mayo, Bormann salió del bunker y a través de un tunel ferroviario subterráneo llego a la estación de Friedristrasse y desapareció.

Al cabo de seis meses llevaron a los supervivientes de la élite nazi al juzgado de Nuremberg, solo faltaba Martin Bormann y se leyeron los cargos que se le imputaban en ausencia: " Este acusado es responsable de la transmisión de las ordenes el fuhrer y es igual de culpable que los conspiradores nazis. Su abogado defensor es incapaz de rebatir las pruebas y difícilmente se libraría aunque el acusado estuviese presente. Se le condena a la pena de muerte in absentia ".

Bormann era el criminal de guerra más buscado del mundo. Se le quería vivo o muerto. Durante décadas hubo gente que decía haberlo visto. Las afirmaciones más persistentes lo situaban en un bastión nazi en Paraguay.

" Primiro corrió el rumor que mi padre murió en 1959 en Asunción;, curiosamente en casa del cónsul general de la Alemania del este. y después se dijo que lo enterraron en Ita al sur de Asunción en una tumba anónima".

En 1974, Ladislas Farargo, ex miembro de los servicios secretos estadounidenses confirmo el rumor que Bormann había huido al Paraguay. Farargo presentó fotografías en las que presuntamente aparecía donde había vivido Bormann en los años 50. Aparecieron documentos del servicio del servicio secreto e informes que luego resultaron ser falsos

La historia que surgió después sobre Bormann era aún más increíble. Durante la guerra, el alto mando alemán estaba convencido que había un traidor en sus filas, alguien próximo a Hitler que paso información importante a los rusos. Desde un primer momento se sospechó de Bormann, un hombre que tenía acceso a los secretos alemanes. Desde 1942, el jefe de los secretos nazis intento comunicar a Hitler que Bormann hacia tiempo que trabajaba para Stalin, pero el mensajero, temeroso por la posible reacción aireada de Hitler, no transmitió la información. El rumor de que bprman era un espía soviético no desaparecía. Dese Nuremberg, Goering, siempre tan celoso de Bormann, le acusó de haber sido tan valioso para Rusia como 50 divisiones del ejército rojo. Dijo que esperaba que se fuese al infierno. La CIA se tomó la acusación muy en serio: Durante 20 años investigó si Bormann cobró oro de Moscú, pero no encontró nada.

Un semanario de Munich publico un artículo asegurando que Bormann estaba vivo y trabajaba para los rusos, pero no presentó ninguna prueba autentica de Bormann. Después se encontró un hallazgo que desvelaría muchos misterios. En 1972 unos operarios que trabajaban en una calle de Berlín descubrieron un esqueleto enterrado. Bormann como buen burocráta, conservó los historiales odontológicos de los máximos dirigentes nazis. Su historial encajaba con exactitud con el cráneo que se encontró: haría falta un cuarto de siglo para confirmar que el esqueleto era de Bormann. Había mucho en juego para permitirse un error.. En 1999 los avances en el análisis del ADN permitieron establecer de manera concluyente la identidad de los restos humanos. Se confirmó oficialmente que los restos eran de Marin Bormann y se lanzaron al mar.

Los acusadores encontraron otra satisfacción: Bormann no era un héroe. Ni siquiera intentó luchar para huir de Berlín. El examen forense no revelaba ninguna herida en el cadáver, entre os restos había fragmentos de vidrio, una capsula de cianuro.

" bormann fue fundamentalmente un burócrata que paso la vida detrás de un escritorio. Aún siendo secretario de Hitle e incluso un totem, no participo nunca en ningún tipo de acción --- dice Trevor--Roper --- era un hombre de despacho y papeles y me lo imagino suicidándose antes que plantar cara"

Al final el hombre que vivía a la sombra de Hitler murió igual que el fuhrer: por decisión propia. Sin Hitler no era nada.

Bormann fue hombre de partido por excelencia, dedicado a la causa en cuerpo y alma. Fue un hombre de una gran ambición insaciable, que a menudo se excedía para satisfacer al amo.. Dependía absolutamente de Hitler, que a su vez, acabó dependiendo de él. Que Hitler eligiese a su sucesor Borman, un hombre hecho a su terrible imagen, fue el último e infructuoso resultado de su colaboración perversa.


THE END

espero que hayáis disfrutado

jose carlos molina
Expulsado
Mensajes: 12
Registrado: Mar Dic 10, 2013 8:04 am

Re: Bormann: el encargado de Hitler

Mensajepor jose carlos molina » Mié Ene 15, 2014 1:56 am

Me gustan mucho tus historias Pastels pero te he de decir que en este caso es historia ficcion o novelada ....Bormann no se suicido ,murio por el impacto de un obus sovietico cuando intentaban huir del bunker e iba subido sobre un tanque para protegerse ,murio por el impacto del obus sobre el tanque no por ingerir cianuro ,un saludo

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 946
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: Bormann: el encargado de Hitler

Mensajepor pastelsjl » Mié Ene 15, 2014 2:20 am

jose carlos molina escribió:Me gustan mucho tus historias Pastels pero te he de decir que en este caso es historia ficcion o novelada ....Bormann no se suicido ,murio por el impacto de un obus sovietico cuando intentaban huir del bunker e iba subido sobre un tanque para protegerse ,murio por el impacto del obus sobre el tanque no por ingerir cianuro ,un saludo



Yo no soy quien dice eso, lo dice el documental. En este documental nos dice que se encontró una capsula de cianuro- Seria bueno que diesen todos los datos posibles y hacernos saber la fuente de esa información. Ya sabes que una historia puede ir cambiando a medida que afloran más datos e informaciones a lo largo del tiempo

Me alegro que disfrutes con mis historias. La siguiente, recién salida del horno es la cruz roja alemana

jose carlos molina
Expulsado
Mensajes: 12
Registrado: Mar Dic 10, 2013 8:04 am

Re: Bormann: el encargado de Hitler

Mensajepor jose carlos molina » Vie Ene 17, 2014 2:45 am

Pues nada Pastelsjl espero tu historia de la cruz roja Alemana ,muy buenos tus trabajos sobre el Duce y demas biografias ,siempre es bonito y curioso leer historias y anecdotas ,un saludo

Avatar de Usuario
cetme
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 708
Registrado: Jue Feb 19, 2009 9:23 pm

Re: Bormann: el encargado de Hitler

Mensajepor cetme » Mar Dic 30, 2014 2:09 pm

Un documental mas sobr e Bormann.
https://www.youtube.com/watch?v=fsZGyIvpVnY


Volver a “Documentos”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado