pub01.jpg

Los periódicos decían...

Cartas, diarios, testimonios, noticias

Moderador: Grossman

Avatar de Usuario
siemprefidel
Usuario
Usuario
Mensajes: 33
Registrado: Dom May 11, 2008 5:21 am
Ubicación: Barcelona

Re: Los periódicos decían...

Mensajepor siemprefidel » Lun May 19, 2008 11:06 pm

Akeno escribió:

Il popolo d'Italia "El pueblo de Italia", fue un periódico fundado por Benito Mussolini el 15 de noviembre de 1914 inicialmente para dar voz al partido socialista italiano, de inspiración republicana. En 1922 se convierte en el órgano del partido fascista italiano. Su publicación fue suspendida el 24 de julio de 1943.



Pido perdón por la intervención, pero quisiera remarcar que "Il Popolo d'Italia" no fue nunca el periódico del Partido Socialista Italiano (PSI). El diario de dicho partido, de hecho, siempre fue el "Avanti" (Adelante).

"Il Popolo d'Italia", fundado por Mussolini el 15 de noviembre de 1914, como dijo correctamente Akeno, fue el diario que el futuro Duce fundó a raiz de su cambio de posiciones acerca de la neutralidad italiana en la IGM. Mussolini, hasta entonces líder socialista - y director del mismo Avanti - de encendido neutralismo y antimilitarismo (en 1911 se opuso radicalmente a la conquista colonial de Libia por parte de Italia), publicó el 18 de octubre de 1914 un artículo en que defendía un cambio de postura acerca de la Gran Guerra (posiblemente gracias también a fuertes sumas de dinero proporcionadas por Francia), pasando de "una neutralidad absoluta a una neutralidad activa". El Partido Socialista Italiano, como consecuencia, echó a Mussolini: antes de la dirección del diario (20-10-14) y, pocas semanas después, también del mismo Partido (29-11-14).
Anteriormente, y gracias al dinero de algunos empresarios antisocialistas, Mussolini había fundado (15-11-14) el citado Popolo d'Italia, desde cuyas páginas ataca ferozmente sus antiguos camaradas.

Para informaciones, se puede consultar por ejemplo la monumental biografía del Duce de Renzo De Felice: en este caso el primer volumen:

R. DE FELICE, Mussolini il rivoluzionario: 1883-1920, Einaudi, Turín 1995
I'll teach my eyes to see
beyond these walls in front of me...

Avatar de Usuario
Akeno
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1500
Registrado: Mié Mar 29, 2006 9:13 pm
Ubicación: Campanar (Valencia - España)

Mensajepor Akeno » Mar May 20, 2008 12:08 am

Hola siemprefidel

Rectificaré la información sobre el periódico.

Gracias por el apunte!

Saludos cordiales
ImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Akeno
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1500
Registrado: Mié Mar 29, 2006 9:13 pm
Ubicación: Campanar (Valencia - España)

Mensajepor Akeno » Mié May 28, 2008 9:25 am

1939 - INVASIÓN DE POLONIA



Imagen

CORRIERE DELLA SERA
2 de septiembre

SOLUCIÓN FATAL

La tensión de los últimos días ha tenido una solución fatal: esta solución que la acción diplomática de los Gobiernos honestos -entre éstos, primero, el italiano- había tratado de evitar con todos sus esfuerzos, y el nombre de Mussolini surgirá, como de costumbre, iluminado por una nueva luz de humanidad y sabiduría. Pero ninguna sabiduría en el mundo es suficiente para asegurar la paz cuando existen fuerzas maléficas decididas a provocar un conflicto. Tales fuerzas han neutralizados las influencias de la razón y han impulsado a Polonia a realizar el acto más desesperado y, digámoslo, más injustificado que una mente pueda imaginar (...)

Alemania ha sido, en este caso, literalmente obligada a tomar las armas para defender sus propios derechos como nación. El problema de Danzig formaba parte de todo un conjunto de limitaciones a la independencia del pueblo alemán que ya hubieran debido modificarse en interés de la concordia europea. Pero la manera en que se desarrollaron las últimas negociaciones y su inevitable naufragio demuestran cómo esta reconciliación entre los pueblos no estaba realmente en el corazón de los políticos de las potencias democráticas; y cómo éstos, por el contrario, esperaron con ansia esta crisis para humillar a Alemania y llevar a un fracaso clamoroso a su jefe. Por eso la moderación innegable de las solicitudes alemanas, ahora conocidas por todo el mundo, no ha dado furto.

El pueblo italiano (...) debe experimentar hoy hacia la nación alemana, que lucha por su unidad e integridad, la más genuina simpatía. La noticia de la movilización general ordenada en Francia e Inglaterra tiene un significado bastante grave. Sabemos que Hitler nunca pensó en agredir a esas potencias, y sus recientes manifestaciones hacia Francia han estado marcadas más bien por un deseo de paz: basta recordar la noble carta dirigida al señor Daladier; sólo el hecho de haber tomado ya una decisión en Londres y en París puede explicar que no se haya hecho caso a tan leales declaraciones. En lo que nos concierne está claro que, habiendo expresado el Führer su confianza de poder superar por sí solo la prueba de las armas contra los actuales enemigos, Italia debería abstenerse de tomar iniciativas de carácter bélico. Pero el Gobierno fascista ha adoptado medidas de carácter preventivo que ponen a Italia en condiciones de afrontar serenamente los acontecimientos actuales y los que podrían presentarse mañana.

Por otra parte, las repercusiones indirectas de una guerra europea son tales, que imponen a una gran potencia, como es Italia, las más severas precauciones. Qué aportará el porvenir, incluso el inmediato, nadie puede decirlo. Pero el pueblo italiano, alistado detrás de su Duce, espera este porvenir con una serenidad que es por sí misma elemento de seguridad y garantía de victoria.


Imagen

THE TIMES
4 de septiembre

LA GUERRA DE HITLER

"Hasta el último minuto hubiera sido posible encontrar una solución pacífica y honorable a las divergencias entre Polonia y Alemania, pero Hitler no ha querido comprenderlo", ha declarado el señor Chamberlain. El dictador alemán no ha dejado a los pueblos de Gran Bretaña y Francia otra elección que la de resistir y derrotarlo. Por muy grande que sea el odio del Primer Ministro a la guerra, mayor aún es su amor a la libertad. La alternativa que se plantea ante el hitlerismo es la de rendirse a la brutalidad organizada y la traición (...)

En definitiva, no es posible responder a la fuerza más que con la fuerza, y la respuesta de las naciones libres será dada con la determinación, el espíritu y la inteligencia, que son herencia sólo de los pueblos que tienen el poder y el derecho de actuar libremente. Esta es la guerra de Hitler; no puede ni debe transformarse en su victoria. Debe preferirse cualquier sacrificio, y a ello estamos dispuestos, antes de ceder lo más mínimo en una lucha en la que están en juego la libertad, la justicia y la ley no sólo para nosotros, sino para cada nación civilizada del planeta. Gran Bretaña afronta la guerra con las manos limpias y con la conciencia de no tener objetivos egoístas que alcanzar. Hemos buscado la paz con Alemania, hemos demostrado nuestro deseo de ser sus amigos y luchamos hoy contra sus dominadores y su política, que mancha el nombre alemán.

Dado que el término de esta guerra ha de aportar el restablecimiento del orden, del progreso y de la unidad en Europa, el hitlerismo deber ser extirpado. (...) La victoria y la paz son pues objetivos inseparables. No habrá paz sin la victoria, no habrá victoria sin la paz. Ésta es la garantía que ofrecemos al pueblo polaco y a todos los pueblos que ayer aceptaron el desafío del nazismo. Mientras Hitler y el hitlerismo sigan existiendo, ningún pueblo puede considerarse a salvo de la afirmación de los "derechos" alemanes, sostenidos por el uso combinado del perjurio y de la violencia que, como bien saben los checos y los polacos, pueden ser utilizados según la conveniencia nazi.


Imagen

DEUTSCHE ALLGEMEINE ZEITUNG
4 de septiembre

INGLATERRA INFRINGE LA NEUTRALIDAD. CONTINÚA LA LUCHA ARMADA

Desde las 11 del domingo por la mañana, Gran Bretaña se considera "en estado de guerra contra Alemania". Lo ha querido Gran Bretaña. Londres, con su política de nuevo cuño, ha emprendido este camino, según un plan preestablecido. Ha adoptado, en las últimas 24 horas, la más grave decisión, haciendo fracasar la acción de paz de Mussolini (...)

El memorándum alemán del 3 de septiembre, que rechazaba el ultimátum británico, es la comprobación de que el Gobierno inglés "ha rechazado la propuesta de Mussolini que hubiera podido salvar la paz en Europa, ya que el Gobierno del Reich alemán había anunciado su predisposición a negociar sobre la base de la propuesta del Duce".

Nunca olvidaremos ésta última fase en la que Gran Bretaña ha demostrado claramente que prefería la guerra. De tal manera, por segunda vez, estamos en guerra con ese pueblo, justamente con el que la nueva Alemania quería vivir en paz en un plano de igualdad (...)

Los ingleses lo han querido de otra manera. Muchas veces, en los últimos seis años, nuestro periódico ha puesto en evidencia que, en determinados períodos, existía el peligro de una guerra europea mientras Gran Bretaña no renunciara a la funesta fórmula de una política tradicional mantenida con orgullo. Es la política que desembocó en las grandes guerras mundiales de Inglaterra, contra Holanda, contra la Francia de Luis XIV, contra la Francia de Napoleón, contra la Alemania guillermina. La vieja doctrina inglesa, según la cual cada potencia continental que emerge debe ser abatida, precipita también al continente en la guerra de 1939 (...)

Gran Bretaña no sólo ha visto emerger una nueva potencia continental, sino también un nuevo mundo. Y Londres, prisionera de la concepción de su imperalismo plutocrático, no ha sabido hacer otra cosa con este nuevo mundo que tratar de ahogarlo, cercarlo. Los ingleses no podían acostumbrarse a la idea de que una potencia continental, capaz de resisitir el bloqueo, persiguiera sus propios intereses sin sentirse dependiente respecto a Inglaterra. Y Londres no se ha dado cuenta de la gran ocasión que representaba este hecho, y no ha aceptado que la nueva potencia continental pusiera, de manera explícita, sus intereses vitales fuera de la influencia inglesa.

De esta manera, Londres ha puesto en juego a Polonia. No hemos sido nosotros, sino los ingleses, los que han hecho de esa situación (que ellos mismos declararon intolerable innumerables veces) un banco de prueba para su Imperio.

Los ingleses, con su carta en blanco a Polonia, han hecho imposible una solución pacífica y razonable. Cuando, en los últimos meses, reprochamos repetídamente a Inglaterra que habíamos captado perfectamente su desafío, recibimos como respuesta ingenuas y presuntuosas seguridades. Querían hacernos creer que, cuando hablábamos de cerco, veíamos fantasmas. A causa de este cerco, tuvimos que firmar el pacto con Moscú y entonces responder a toda acción agresiva de Inglaterra con las mismas armas e idéntico procedimiento. El pueblo alemán no renunciará a su futuro a causa de una vieja doctrina británica. Todos sabemos cuál es la apuesta en juego, y sabemos también cuáles son los sacrificios que exige una guerra, que serán afrontados con espíritu de superación.
ImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Akeno
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1500
Registrado: Mié Mar 29, 2006 9:13 pm
Ubicación: Campanar (Valencia - España)

Mensajepor Akeno » Sab May 31, 2008 10:14 am

1940 - INVASIÓN DE DINAMARCA Y NORUEGA



Imagen

THE TIMES
3 de mayo

LA LECCIÓN AÉREA DE NORUEGA; TIPOS Y FUNCIONES DE LOS AVIONES; QUÉ LES FALTA A LOS ALIADOS (POR NUESTRO CORRESPONSAL AERONÁUTICO)

De nuevo el estricto método alemán de aplicación del poderío aéreo ha tenido éxito. En Noruega, como en Polonia, los alemanes han puesto en práctica una estrecha colaboración entre el poderío aéreo y el terrestre. No han desperdiciado un solo avión en bombardeos inútiles. Cada vuelo apuntaba al objetivo principal: el avance de las tropas de tierra y la consolidación de sus posiciones, a lo que se agrega la simultánea destrucciópn de toda concentración de tropas que corten su camino. Aun cuando llegó la Royal Air Force y atacó las bases alemanas -y aún sigue haciéndolo-, la Luftwaffe no se apartó de este propósito...

Las declaraciones de ayer del Primer Ministro han revelado en su cruda realidad los efectos de esta cuidadosa y perfectamente centrada utilización de la fuerza aérea. Noruega fue un test para la fuerza aérea, si es que necesitaba alguno... Este test ha revelado que los Aliados carecen de esa capacidad operativa.

No estaría bien esconder la realidad, que no implica por otra parte un descrédito para los hombres o los aparatos, ni para la actual administración. La supremacía local aérea en Noruega no podía ser asegurada y no se hubiera podido mantener durante las primeras fases de la campaña, por cuanto no podían establecerse rápidamente bases en tierra, ya que ni la aviación francesa ni la inglesa eran adecuadas para operar durante el día, a gran distancia de sus bases, contra una fuerte oposición enemiga.

Sólida defensa

El poderío de las fuerzas aéreas Aliadas reside sobre todo en la defensa del territorio metropolitano y no hay duda de que en esta esfera son en verdad fuertes...

En las primeras fases de la campaña de Noruega, sin embargo, el mando aéreo no ha podido usar aviones de combate de los más recientes de que dispone, a causa de las dimensiones limitadas de las pistas de la obligada baja velocidad de aterrizaje. De manera análoga, debe señalarse que la mayor parte de las incursiones sobre las bases enemigas se han realizado de noche. Las incursiones nocturnas han sido particularmente eficaces y han dañado seriamente las fuerzas aéreas alemanas, pero tuvieron efectos limitados, por las dificultades en encontrar blancos, especialmente concentraciones de tropas. Naturalmente no había ninguna posibilidad de poner a punto de manera rápida los modelos especiales idóneos para esta campaña, y pocos podrían reprochar el hecho de no haber previsto la necesidad de disponer de este tipo de aviones hace tres o cuatro años.

Debe elogiarse la manera en que los oficiales y los hombres de la Royal Air Force están resolviendo los problemas que se les plantean. Han dado la cara y han combatido con unas 300 millas de mar a sus espaldas... Lo único que no podían hacer -y el error, si así puede considerarse, debería buscarse varias años atrás, como ha hemos dicho- era adquirir una suficiente y marcada superioridad aérea diurna en Noruega para poder cumplir con éxito todos los movimientos de tropas planificados por los Aliados.

Pero esto no significa que la superioridad aérea esté para siempre fuera de nuestro alcance. Si las tropas Aliadas quieren permanecer en Noruega, hay que asegurar esa superioridad.

El uso alemán de la fuerza aérea

Hay ciertos puntos aleccionadores en la forma de actuar de la aviación alemana en Noruega. Ha demostrado que el avión puede ser usado con éxito como transporte de tropas para un gran número de hombres con sus respectivos equipos y probablemente también para pequeños cañones.

Los carros de combate ya han sido transportados experimentalmente en avión y los alemanes quizás han transportado de este modo carros de combate ligeros a Noruega. El lanzamiento de víveres y aprovisionamientos fue realizado de manera intensiva. Los alemanes, pues, están llevando su dominio de la técnica aérea a límites extremos...

Los Aliados tienen experiencia en todos los usos del avión. Tanto Gran Bretaña como Francia los han empleado para el transporte de tropas, aunque a escala relativamente pequeña. No es que los alemanes hayan introducido grandes novedades; simplemente han transferido a la aviación unas mayores responsabilidades...

Un motivo de esperanza en la campaña de Noruega, hasta hoy, es el haber demostrado, disipando cualquier duda, el tremendo poder de ataque de la fuerza británica en el bombardeo aéreo nocturno. Este es un punto que el enemigo no ha subvalorado. Además, se ha evidenciado el valor y la experiencia de los pilotos Aliados.



Imagen

CORRIERE DELLA SERA
10 de agosto

LOS ALEMANES OCUPAN DINAMARCA Y DESEMBARCAN EN DIFERENTES PUNTOS DE NORUEGA, ANTICIPÁNDOSE DE MANERA FULMINANTE AL PROYECTADO ATAQUE ALIADO

Después de la dramática campaña de Polonia, la guerra había entrado en una fase de espera y de preparación. La guerra ruso-finesa pudo constituir, durante un momento, un revulsivo de gran valor sentimental, pero no cambió el carácter de estancamiento de la guerra en los frentes principales. Hoy se abre un nuevo capítulo en el conflicto europeo...

Pero esta nueva fase está estrechamente vinculada con la precedente, o sea, con una guerra de bloqueo. Es una pura ilusión la de los anglo-franceses, el llevar a sus últimas consecuencas la tentativa de estrangular a Alemania cerrándole todos los accesos y cortando sus aprovisionamientos. Para hacer esto, los Aliados, obligatoriamente, deberían violar la libertad de comercio de los Estados neutrales, ampliando así el campo de la contienda. Pero esto significaría volver a caer, antes o después, en la guerra de hostilización. En efecto, al extender su acción a otros sectores, ésta afectaba a países en los cuales no existían sistemas defensivos como las líneas Maginot o Sigfrido. Países importantes económicamente, debilísimos militarmente, destinados, por lo tanto, a convertirse en campo de batalla de los contendientes que no podían batirse en las clásicas líneas de las fronteras. Está claro que la responsabilidad de esta trágica limitación de la guerra es totalmente de los Aliados y de su métido de guerra económica.

El doble movimiento alemán hacia Dinamarca y Noruega, considerado en los aspectos político y estratégico, se presta a muchas consideraciones. En primer lugar, constituye una fulminante respuesta a la evidete arbitrariedad, cometida por el Gobierno británico, de minar la costa noruega en tres puntos. De cualquier manera que se desarrollen en el futoro los acontecimientos, cualuiqera que sea la actitud futura del Gobierno (aún no está claro si la resistencia en Noruega es activa o sólo simbólica), lo cierto es que Alemania no podía dejar de responder al inaudito acto de violencia del Gobierno británico... y que Noruega podía de un día a otro convertirse en un trampolín para la ofensiva naval y aérea de los Aliados contra el Reich. Éste tenía el derecho y el deber de precaverse. Pero una acción a fondo en Noruega (no decimos "contra" Noruega) presuponía la importancia de la península de Jutlandia y de las grandes islas danesas, de una intervención alemana en Dinamarca (y no "contra" Dinamarca)...

Los antecedentes de Checoslovaquia, Polonia y Finlandia pueden hacer pensar que existe una incapacidad orgánica de las democracias para intervenir oportunamente; que, como la vieja Austria, estén siempre desfasadas (d'une année, d'une armée, d'une idée). Pero esta vez el daño moral y material sería demasiado grande; y la disminución de la confianza, por parte delos otros Estados neutrales menores, demasiado irreparable. Así, es de esperar que las democracias se esforzarán, nuevamente, por recuperarse de esa posición desfavorable en que las ha colocado la rápìda actuación del bando enemigo.

Esto resulta tanto más lógico por cuento, desde el punto de vista estrictamente geográfico-estratégico, el dominio alemán de las costas danesas y noruegas constituye una grave amenaza para Gran Bretaña. Desde esas costas, en otros tiempos, partieron numerosas y afortunadas invasiones del suelo inglés. El poderío naval británico puede constituir hoy, es verdad, un impedimento para repetir tales gestas; hay que añadir además la amenaza aérea, cada vez mayor debido a la multiplicación de las bases de despegue. Una nota oficiosa alemana afirma que el in de la ocupación es, hasta ahora, estrictamente defensivo, y nosotros no acabamos de creerlo.

Pero los fines se ven con el tiempo...
ImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Akeno
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1500
Registrado: Mié Mar 29, 2006 9:13 pm
Ubicación: Campanar (Valencia - España)

Mensajepor Akeno » Lun Jun 02, 2008 6:48 pm

1940 - INVASIÓN DE LOS PAÍSES BAJOS



Imagen

THE TIMES
11 de mayo

LA GRAN ALIANZA

Al alba de ayer, con todo el brutal aparato de la Blitzkrieg, las hordas nazis cayeron sobre tres estados neutrales: los reinos de Bélgica y de Holanda y el reducido gran ducado de Luxemburgo. Estos países, inútil decirlo, no habían cometido ninguna acción que desencadenase sobre ellos la implacable furia de Hitler; bastó, como en el caso de sus precedentes víctimas, que se tratase de pequeños pueblos amantes de la paz y de la libertad. Al comenzar la agresión, los alemanes no poseían ninguna clase de derechos. A posteriori, naturalmente, se hicieron conocer los habituales pretextos para la invasión, en tonos más nauseabundos aún que los habituales de la hipocresia nazi.

La noche anterior al ataque, un periódico de la tarde, de Munich, denunciaba como "una de las más impertinentes mentiras del Ministerio británico de Información" la noticia de una proyectada invasión alemana de los Países Bajos. De la diplomacia oficial alemana llega ahora la declaración estereotipada de que los nazis han tomado bajo su "protección" la neutralidad de Holanda y de Bélgica, una fórmula que en Checoslovaquia ha significado servidumbre y en Dinamarca amenaza significar hambre.

Esta "protección" se ofrece como defensa contra un supuesto proyecto aliado de invadir el Ruhr a través de los Países Bajos, cuyo fundamento está suficientemente probado por la pregunta de la Secretaría del Presidente Roosevelt: "¿Quién ha invadido Holanda y Bélgica"?

En pleno contraste con la inconsistencia de esta oferta engañosa de protección, Alemania acusa a Bëlgica y Holanda de haber observado una conducta no neutral, ¡por haber fortificado sus fronteras y movilizado a sus fuerzas para la defensa contra Alemania y no contra Francia!

Este hecho significativo puede encontrar analogías en toda Europa cada vez que las pequeñas naciones están cerca del Reich alemán; y en esto reside la más violenta condena del régimen nazi.

Todo el mundo sabe que para los amantes de la paz hay un sólo enemigo universal y que contra las potencias aliadas nadie debe tomas precauciones salvo si se propone conspirar.
ImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Akeno
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1500
Registrado: Mié Mar 29, 2006 9:13 pm
Ubicación: Campanar (Valencia - España)

Mensajepor Akeno » Lun Jun 16, 2008 6:03 pm

1940 - HOLANDA CAPITULA



Imagen

THE NEW YORK TIMES
15 de mayo


Toda Holanda, excepto una pequeña parte, ha debido capitular esta noche frente al ejército alemán invasor "para vitar ulteriores derramamientos de sangre y la destrucción": el general Henri Gerard Winkelmann, comandante en jefe, invitó a sus tropas a deponer las armas. Su orden de abandonar la resistencia se refería al cinturón defensivo alrededor de Rotterdam y Utrecht. El general precisó que sólo en la pequeña península de Zeland, al norte de la costa belga, los defensores holandeses seguirán resistiendo.

De esta manera, en sólo cinco días, el ejército de la Blitzkrieg alemana ha dominado a la anción y parece listo para ocupar las grandes ciudades de Rotterdam, Amsterdam y La Haya. El general Winkelmann, el hombre fuerte de la nación después de la fuga a Londres de la familia real y del Gobierno, ha hablado de la inutilidad de ulteriores combates en una proclama por radio al Ejército.

El general ha ordenado en especial a los soldados que no resistan más a los alemanes en las zonas de Rotterdam y Utrecht, los puntos principales contra los cuales las columnas motorizadas nazis lanzan su asaltos en tres direcciones. Winkelmann ha afirmado que Holanda capitulaba porque, con una cuña alemana que atravesaba el país desde la frontera alemana hasta el mar del Norte, sus ejércitos no podían ayudar a los que eran sus aliados -los belgas, británicos y franceses- en las batallas en suelo belga o francés. Al mismo tiempo que la proclama del general Winkelmann, ha llegado a La Haya la orden de sus pender toda acción bélica en Holanda -un iondicio de capitulación-. Todos los marinos, los guardias de seguridad y las otras fuerzas armadas habían desaparecido de las calles centrales de Amsterdam a las 0715 horas de esta tarde, indicio del final de la resistencia.

La proclama del general Winkelmann se ha difundido a las 0800 horas de la noche. "Es muy probable -ha dicho- que gran parte de Holanda deba cederse al enemigo". Luego agregó, con la voz entrecortada por la emoción: "Holanda se encontrará a sí misma después de esta guerra. ¡Viva Su Majestad la Reina! ¡Viva Holanda!


Imagen

DEUTSCHE ALLGEMEINE ZEITUNG
15 de mayo

HOLANDA HA CAPITULADO. ¡CINCO DÍAS!

Las noticias de la victoria se suceden sin tregua. Al quinto día de la ofensiva alemana, el Ejército holandés ha capitulado. Poco antes, Rotterdam ha cesado su inútil resistencia.

Su Gobierno, que declaró ciegamente la guerra a Alemania y que luego se refugió en Inglaterra y traicionó a su pueblo, se ha convertido ahora en víctima de la guerra. En Francia y en Bélgica nuestro Ejército avanzó victorioso. En la región del Mosa, se tomaron las ciudades francesas de Sedan y de Civet y la belga de Dinant. A lo largo de la costa holandesa han sido hundiso dos acorazados y un cazatorpederos enemigos.

Todas estas noticias han llegado ahora, a poco tiempo una de la otra. Golpe tras golpe, las fuerzas armadas alemanas han logrado en pocos días grandes éxitos. Sus intrépidas operaciones, que describimos más adelante, constituyen, después de la campaña de Polonia y la acción en Noruega, el tercer capítulos glorioso de nuestra guerra.

Con sorprendente eficiencia y velocidad, la ofensiva alemana avanza. Todo lo previsto hasta ahora, se ha cumplido favorablemente para nosotros. Mientras el mundo sigue con admiración las operaciones de guerra de Alemania, el pueblo germano ha quedado particularmente impresionado por la ocupación de Lüttich. En efecto, con esta acción audaz, por la cual el Führer ha conferido la Cruz de Caballero (a los soldados distinguidos en ella -n.del t.-), ha caido el pilar de la Línea Maginot francesa y belga. La plaza fuerte de Lüttich y la línea defensiva del canal Alberto han sido superados por nosotros: dos modernas obras de defensa, consideradas de las más eficientes y modernas construcciones de su tipo, y que siempre han llamado la atención de todas las potencias y de manera particular de la prensa. Con la caída de estas defensas, se abre a nuestras columnas, que avanzan valientemente, el camino hacia Brabante y las líneas francesas y belgas en el Mosa.

El término "columna" debe enternderse hoy en su sentido literal: es, en efecto, la esencia de esta nueva táctica revolucionaria que permite a las tropas aplastar totalmente, en diferentes puntos, a las líneas enemigas. El ataque en la parte más amplia del frente, del que habla el comunicado del Mando Supremo del 10 de mayo, ha consistido en el intrépido avance de muchas columnas, cuyas grandes directrices de actuación se revelan ahora. Tanto las operaciones contra Holanda, como las de los territorios de Bélgica y Luxemburgo, se han conseguido con una serie de similares acciones singulares, cuyo fin puede resumirse en grandes líneas de esta manera: en Holanda penetramos hasta la desembocadura del Escalda; en Bélgica central, hundimos las líneas enemigas al norte de las Ardenas; y a través de Bélgica meridional, más allá de la frontera francesa, pasamos el Mosa, cerca de Sedán. Al norte y al sur de las Ardenas nos hicimos con los puntos claves del sistema defensivo enemigo, que necesitábamos para proceder a las operaciones, planificadas en su momento, contra el grueso de las fuerzas anglo-francesas. En el curso de una grandiosa batalla de medios acorazados, como nunca hasta ahora se había visto, tuvo lugar el primer encuentro con las fuerzas combinadas del enemigo, que fueron rechazadas más allá de Löwen. Estos primeros importantísimos éxitos vuelven a llenarnos de orgullo por nuestras incomparables fuerzas armadas. Al mismo tiempo, nos damos cuenta de que no se ha llegado aún al choque con el verdadero grueso de las fuerzas anglo-francesas...

Pero, dado el antecedente de otras previsiones, luego confirmadas, nuestras tropas conducirán esta batalla -que la prensa francesa define ya como "la gran batalla de Occidente"- victoriosamente. Volverán a florecer los viejos nombres de los lugares de 1914, revivirán los recuerdos de 1870, pero, por lo demás, el escenario del conflicto, con los métodos de la guerra moderna y la superioridad alemana al ponerlos en práctica, ha cambiado radicalmente.

ImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Akeno
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1500
Registrado: Mié Mar 29, 2006 9:13 pm
Ubicación: Campanar (Valencia - España)

Mensajepor Akeno » Lun Jul 07, 2008 12:30 pm

1940 - LA PRENSA FRANCESA Y ALEMANA PUBLICAN...



Imagen

PARÍS SOIR
16 de mayo


Esta guerra no es como la última. La guerra mundial fue una guerra de trincheras. La actual es de movimientos. Los aviones vuelas a seiscientos kilómetros por hora. Los tanques llegan a cincuenta kilómetros por hora.

Las columnas de tanques pueden avanzar hasta cierta localidad sin ocuparla definitivamente. La columna a veces está obligada a regresar a su base. Depende de las posibilidades de abastecerse de combustible. Cualquier incursión semejante es simplemente un episodio. No implica una acción decisiva.


Imagen

L'INTRANSIGEANT
16 de mayo

La lucha, tal como está librándose ahora, no puede consistir en una cadena de contínuos triunfos. Hemos dicho desde el primer momento que tendríamos que atravesar horas muy difíciles y pruebas muy severas.

¿Quiere Hitler reducir a Francia en dos meses? Es absurdo.


Imagen

VÖLKISCHER BEOBACHTER
17 de mayo

Bélgica tiene que abandonarse a su propia destrucción y Francia tiene que replegar a segundo plano la defensa de su propio territorio por la seguridad de las islas británicas.

En el oeste se repite la misma traición británica que experimentaron en carne propia los polacos y noruegos.


Imagen

DER ANGRIFF
17 de mayo

Perseguidas por nuestras poderosas fuerzas blindadas, las tropas aliadas deben retirarse a lo largo de caminos que están bajo el fuego de artillería. Las escuadrillas de bombardeo pican desde el cielo con sus cargas mortíferas, que dejan caer sobre todos los objetivos que se ofrecen asimismo desde tierra. Cráteres en llamas surgen de cada impacto y los puentes se derrumban como si fueran de juguete.
ImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
cv-6
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2452
Registrado: Vie Sep 12, 2008 9:15 pm
Ubicación: España

Mensajepor cv-6 » Vie Oct 03, 2008 1:49 pm

Akeno escribió:

Imagen

L'INTRANSIGEANT
16 de mayo

La lucha, tal como está librándose ahora, no puede consistir en una cadena de contínuos triunfos. Hemos dicho desde el primer momento que tendríamos que atravesar horas muy difíciles y pruebas muy severas.

¿Quiere Hitler reducir a Francia en dos meses? Es absurdo.


Sin comentarios.
My body lies under the ocean
My body lies under the sea
My body lies under the ocean
Wrapped up in an SB2C


Un poco de ciencia aleja de Dios, pero mucha ciencia devuelve a Él (Louis Pasteur)

Avatar de Usuario
Antonio Machado
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5048
Registrado: Mié Ago 03, 2011 3:40 pm
Ubicación: Nueva York, E.E.U.U.

Re: Los periódicos decían...

Mensajepor Antonio Machado » Sab Sep 14, 2013 3:29 am

Hola estimados amigos !


Revisando Hilos de este magnífico Foro he encontrado éste "Los periódicos decían..." el cual ha estado pasivo durante demasiado tiempo...


Alguno de Ustedes tiene materiales de periódicos de la época para refrescar y enriquecer este interesante Hilo ?


Les anticipo agradecimientos...



Saludos cordiales desde Nueva York,


Antonio Machado :sgm65:
Imagen
ImagenImagenImagen

Con el Holocausto Nazi en contra de la Raza Judía la inhumanidad sobrepasó a la humanidad.


Volver a “Documentos”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado