pub01.jpg

Documentos de la Segunda Guerra Mundial

Cartas, diarios, testimonios, noticias

Moderador: Grossman

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3649
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensajepor Erich Hartmann » Vie Jun 24, 2005 6:30 am

El Ultimátum británico a Alemania, 3 de septiembre de 1939

Excelentísimo Señor:

En el comunicado que tuve el honor de dar a conocer a V.E. el 1 de Septiembre, informaba a V.E, siguiendo las instrucciones del Secretario para Asuntos Exteriores de Su Majestad, que el gobierno de Su Majestad del Reino Unido cumplirá sin demo ra sus obligaciones con Polonia, si el gobierno alemán no está dispuesto a dar al go bierno de Su Majestad del Reino Unido seguridades satisfactorias de que el gobierno alemán suspende toda acción de ataque contra Polonia y está dispuesto a retirar in mediatamente sus tropas de territorio polaco.

Aunque este comunicado fue dado a conocer hace más de veinticuatro horas, no ha obtenido ninguna respuesta habiendo, por el contrario continuado y aumentado los ataques alemanes contra Polonia. Por ello, tengo el honor de informar a V.E. que, en el caso de que hasta las 11 horas de la mañana (hora de verano británica) de hoy, 3 de Septiembre, no sea dada una seguridad satisfactoria en el sentido antes mencionado, por el gobierno alemán y llegue a Londres a manos del gobierno de Su Majestad, existirá, desde ese momento, un estado de guerra entre los dos países.

Neville Henderson
Embajador del Reino Unido en Berlín



Saludos cordiales
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3649
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensajepor Erich Hartmann » Sab Jun 25, 2005 3:54 am

Hitler y la cuestion de los Sudetes

"Henos aquí ahora en presencia del último problema de debe ser y será resuelto (aplausos prologandos en la sala). Es la última reivindicación territorial que tengo que formular en Europa, pero es una reivindicación a la que no renuncio".

Recordando las humillaciones, e incluso las masacres, de las que han sido víctimas las minorías alemanas en los Sudetes, grita en un tono más desencajado:

"Durante veinte años, los alemanes de Checoslovaquia y el pueblo alemán del Reich han tenido que contemplar este espectáculo. Más bien, han sido forzados a permanecer como espectadores: no es que el pueblo alemán haya aceptado esta situación, es que sin armas, no podía ayudarles contra los que les martirizaban.

¡Y el mundo de las democracias se indigna! Hemos aprendido en estos años a despreciar a las democracias mundiales. En toda Europa, sólo hemos encontrado un único Estado que fuera una gran potencia europea y, a la cabeza de ese Estado, un sólo hombre que ha sido comprensivo con los sufrimientos de nuestro pueblo: ¡mi gran amigo Benito Mussolini! (La gente grita: ¡Heil Duce!)

Benes está en Praga, y está convencido que que no le puede ocurrir nada porque tiene detrás de él a Francia e Inglaterra (hilaridad prolongada). Conciudadanos, creo que ha llegado el momento de hablar claro. No se puede negar el título de pacífico a los que han aguantado una vergüenza tal durante veinte años. Benes tiene un pueblo de siete millones de individuos tras él, y aquí hay un pueblo de setenta y cinco millones de hombres". (Aplausos entusiastas)

Finalmente, el Führer recuerda las promesas hechas a Chamberlain, profiriendo una última amenaza:

"Le he asegurado, lo que vuelvo a decir aquí, que una vez que esté este problema resuelto no habrá más problemas territoriales en Europa... Yo declaro al pueblo alemán: en lo que concierne a la cuestión de los Sudetes, mi paciencia está al límite. Benes tiene en su mano la paz o la guerra. O bien acepta este ofrecimiento y da finalmente la libertad a los alemanes, o bien nosotros iremos a bucar esa libertad. Que el monde se de por enterado
."

Adolfo Hitler
Extractos de un discurso pronunciado en el Palacio de los Deportes de Berlin, 26.9.1938
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3649
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensajepor Erich Hartmann » Sab Jun 25, 2005 3:55 am

El Pacto de Munich

"Alemania, el Reino Unido de la Gran Bretaña, Francia e Italia han acordado, por lo que respecta la cesión del territorio de los Sudetes:

1. La evacuación deberá empezar el 1 de octubre.

2. El Reino Unido de la Gran Bretaña, Francia e Italia convienen en que la evacuación habrá de ser completada para el 10 de octubre, sin que se haya efectuado el desmantelamiento o destrucción de cualquier clase de instalaciones.

3. Los pormenores relativos a la evacuación serán fijados por una comisión internacional (…).

4. La ocupación escalonada comenzará en los días 1 y 2 de octubre

5. La comisión internacional a la que se hace referencia en el párrafo número 3 visitará los territorios en los cales se deberá efectuar un plebiscito. Dichos territorios serán ocupados por tropas neutrales hasta la terminación de dicho plebiscito (…).

6. La comisión internacional fijará inmediatamente la línea fronteriza entre los territorios anexionados y la potencia que toma posesión de ellos (…).

7. El Gobierno checo, en un plazo de cuatro semanas, licenciará de sus unidades militares y policíacas a todos los sudetes alemanes que deseen separarse de las mismas (…)."

Hitler, Chamberlain, Daladier y Mussolini
29 de Septiembre de 1938

Saludos cordiales
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3649
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensajepor Erich Hartmann » Sab Jun 25, 2005 3:56 am

Churchill: el discurso de «sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor»


Debemos recordar que estamos en las fases preliminares de una de las grandes batallas de la historia, que nosotros estamos actuando en muchos puntos de Noruega y Holanda, que estamos preparados en el Mediterráneo, que la batalla aérea es continua y que muchos preparativos tienen que hacerse aquí y en el exterior. En esta crisis, espero que pueda perdonárseme si no me extiendo mucho al dirigirme a la Cámara hoy. Espero que cualquiera de mis amigos y colegas, o antiguos colegas, que están preocupados por la reconstrucción política, se harán cargo, y plenamente, de la falta total de ceremonial con la que ha sido necesario actuar. Yo diría a la Cámara, como dije a todos los que se han incorporado a este Gobierno: «No tengo nada más que ofrecer que sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor».
Tenemos ante nosotros una prueba de la más penosa naturaleza. Tenemos ante nosotros muchos, muchos, largos meses de combate y sufrimiento. Me preguntáis:
¿Cuál es nuestra política?. Os lo diré: Hacer la guerra por mar, por tierra y por aire, con toda nuestra potencia y con toda la fuerza que Dios nos pueda dar; hacer la guerra contra una tiranía monstruosa, nunca superada en el oscuro y lamentable catálogo de crímenes humanos. Esta es nuestra política.

Me preguntáis; ¿Cuál es nuestra aspiración?. Puedo responder con una palabra:
Victoria, victoria a toda costa, victoria a pesar de todo el terror; victoria por largo y duro que pueda ser su camino; porque, sin victoria, no hay supervivencia. Tened esto por cierto; no habrá supervivencia para todo aquello que el Imperio Británico ha defendido, no habrá supervivencia para el estímulo y el impulso de todas las generaciones, para que la humanidad avance hacia su objetivo. Pero yo asumo mi tarea con ánimo y esperanza.

Estoy seguro de que no se tolerará que nuestra causa se malogre en medio de los hombres. En este tiempo me siento autorizado para reclamar la ayuda de todas las personas y decir: «Venid, pues, y vayamos juntos adelante con nuestras fuerzas unidas.


Discurso de Churchill a la Cámara de los Comunes
13 de mayo de 1940
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3649
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensajepor Erich Hartmann » Sab Jun 25, 2005 3:58 am

Propuesta de Unión franco-británica 16 de junio de 1940

En este momento sumamente fatal de la historia del mundo moderno, los Gobiernos del Reino Unido y de la República francesa hacen esta declaración de unión indisoluble e inflexible resolución en la defensa común de la justicia y la libertad contra el sometimiento a un sistema que reduce la Humanidad a una vida de robots y esclavos.
Los dos Gobiernos declaran que Francia y Gran Bretaña no serán en adelante ya dos naciones, sino una Unión franco-británica.

La constitución de la Unión instituirá organismos comunes para la defensa, la política exterior, la hacienda y la economía.

Todo ciudadano francés gozará inmediatamente de la ciudadanía británica; todo súbdito británico se convertirá en ciudadano francés.

Los dos países compartirán la responsabilidad de la reparación de los daños de la guerra, dondequiera que se produzcan en sus territorios, y los recursos de ambos, puestos en común, se aplicarán por igual a este fin.

Durante la guerra, habrá un solo gabinete de Guerra, y todas las fuerzas de Gran Bretaña y de Francia, en tierra, mar y aire, se pondrán bajo su dirección. Gobernará desde el lugar donde mejor pueda hacerlo. Los dos Parlamentos quedarán formal mente asociados. Las naciones del Imperio británico están formando ya nuevos ejércitos. Francia mantendrá las fuerzas adecuadas en tierra, mar y aire. La Unión hace un llamamiento a los Estados Unidos para que fortalezcan los recursos económicos de los Aliados y presten su poderosa ayuda material a la causa común.

La Unión concentrará toda su energía contra el poder del enemigo, dondequiera que la batalla pueda darse. Y así venceremos.


Propuesta redactada por Jean Monnet
con la colaboración de consejeros británicos, entre ellos John Maynard Keynes
16 de junio de 1940


Saludos cordiales
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3649
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensajepor Erich Hartmann » Dom Jun 26, 2005 6:46 am

De Gaulle: Discurso en Londres 18 de junio de 1940

Los líderes que, desde hace muchos años, están a la cabeza de los ejércitos franceses, han formado un gobierno. Este gobierno alegando la derrota de nuestros ejércitos, se ha puesto en contacto con el enemigo para el cese de las hostilidades.
Es cierto que hemos sido y seguimos estando sumergidos por la fuerza mecánica terrestre y aérea al enemigo. Infinitamente más que su número, son los carros, los aviones y la táctica de los alemanes, los que nos hacen retroceder. Son los carros, los aviones y la táctica de los alemanes, los que han sorprendido a nuestros líderes hasta el punto de llevarle a donde ahora se encuentran.

Pero ¿se ha dicho la última palabra? ¿Debe perderse la esperanza? ¿Es definitiva la derrota? ¡No!

Creedme a mí que os hablo con conocimiento de causa y os digo que nada está perdido para Francia. Los mismos medios que nos han vencido pueden traer un día la victoria.
¡Porque Francia no está sola! ¡No está sola! ¡No está sola! Tiene un vasto imperio tras ella. Puede formar un bloque con el Imperio británico que domina los mares y continua la lucha. Puede, como Inglaterra, utilizar ilimitadamente la inmensa industria de Estados Unidos.
Esta guerra no está limitada al desdichado territorio de nuestro país. Esta guerra no ha quedado decidida por la batalla de Francia. Esta guerra es una guerra mundial. Todas las faltas, todos los retrasos, todos los padecimientos no impiden que existan, en el universo, todos los medios para aplastar un día a nuestros enemigos. Fulmina dos hoy por la fuerza mecánica, podemos vencer en el futuro por una fuerza mecánica superior: va en ello el destino del mundo.

Yo, general De Gaulle, actualmente en Londres, invito a los oficiales y soldados franceses que se encuentren o pasen a encontrase en territorio británico, con sus armas o sin ellas, invito a los ingenieros y a los obreros especialistas de las industrias de armamento que se encuentren o pasen a encontrarse en territorio británico, a poner se en contacto conmigo. Ocurra lo que ocurra la llama de la resistencia francesa no debe apagarse y no se apagará.


Charles de Gaulle
Londres, 18 de junio de 1940


Saludos cordiales
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3649
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensajepor Erich Hartmann » Dom Jun 26, 2005 6:47 am

Discurso de Stalin llamando a la resistencia, 3 de Julio de 1941

Camaradas!, ¡Ciudadanos! ¡Hermanos y Hermanas! ¡Hombres de nuestro Ejército y nuestra Marina!. ¡Me dirijo a vosotros, mis amigos!
El pérfido ataque militar a nuestra tierra, iniciado el 22 de junio por la Alemania de Hitler, continua.

A pesar de la heroica resistencia del Ejército Rojo, y aunque las más selectas divisiones enemigas y las mejores unidades de la fuerza aérea han sido hechas pedazos y han encontrado su muerte en el campo de batalla, el enemigo sigue avanzando, lanzando fuerzas de refresco al ataque.

Las tropas de Hitler han logrado capturar Lituania, una considerable parte de Letonia, el Oeste de la Rusia blanca y parte del Oeste de Ucrania. La fuerza aérea fascista está ampliando el ámbito de operaciones de sus bombardeos y está bombardeando Murmanks, Orsha, Mogilev, Smolensk, Kiev, Odessa y Sebastopol. Un grave peligro se cierne sobre nuestro país.

¿Cómo puede haber sucedido que nuestro glorioso Ejército Rojo haya rendido un número de nuestros ciudadanos y distritos a los Ejércitos fascistas? ¿Es realmente cierto que las tropas de la Alemania fascista son invencibles, como es pregonado sin cesar por los jactanciosos propagandistas fascistas? ¡Por supuesto que no!

La historia muestra que no hay ejércitos invencibles, y nunca han existido (...) Lo mismo debe ser dicho hoy del ejército fascista alemán de Hitler. Este ejército aún no se ha encontrado con una seria resistencia en el continente europeo. Sólo en nuestro territorio ha encontrado una resistencia seria, y si como resultado de esta resistencia las mejores divisiones del ejército fascista alemán de Hitler han sido derrotadas por nuestro Ejército Rojo, significa que este ejército, también puede ser machacado y será machacado como lo fueron los ejércitos de Napoleón y Guillermo.

No puede haber duda de que esta efímera ventaja militar para Alemania es sólo un episodio, mientras que la tremenda ventaja política de la URSS es un serio y permanente factor, que tienen el deber de formar las bases para el logro de los éxitos militares decisivos del Ejército Rojo en la guerra contra la Alemania fascista(...)

En caso de una retirada forzosa de las unidades del Ejército Rojo, todo el material rodante debe ser evacuado; al enemigo no debe dejársele ni una sola máquina, ni un solo vagón, ni una sola libra de grano o un galón de fuel. Las granjas colectivas debe ser trasladadas con sus ganados y entregar su grano a la custodia de las autoridades estatales para su transporte a la retaguardia (...) En las áreas ocupadas por el enemigo, unidades guerrilleras, montadas y a pie, deben formarse, los grupos deben organizarse para combatir a las tropas enemigas, fomentar la guerra de guerrillas por todas partes, volar puentes, carreteras (...). En las regiones ocupadas las condiciones deben ser insoportables para el enemigo y todos sus cómplices (...)

Esta guerra con la Alemania fascista no puede ser considerada como una guerra ordinaria. No sólo es una guerra entre dos ejércitos, es también una gran guerra del pueblo soviético contra las fuerzas del fascismo alemán. El objetivo de esta guerra nacional de nuestro país contra los opresores fascistas, no es sólo la eliminación del peligro que pende sobre nuestro país, sino también ayudar a todos los pueblos europeos que sufren bajo el yugo del fascismo alemán.

En esta guerra de liberación no debemos estar solos. En esta guerra tendremos aliados leales en los pueblos de Europa y América, incluidos los alemanes que están esclavizados por los déspotas hitlerianos. Nuestra guerra por la libertad de nuestro país se mezclará con la de los pueblos de Europa y América por su independencia, por las libertades democráticas. Será un frente unido de pueblos defendiendo la libertad y contra la esclavitud y las amenazas de esclavitud del ejército fascista de Hitler (...) Camaradas, nuestras fuerzas son innumerables. La arrogancia enemiga pronto les descubrirá su coste. Juntos en el Ejército Rojo y en la Armada, miles de trabajadores, granjeros colectivos e intelectuales están alzándose para golpear al enemigo agresor(...) Con el fin de asegurar la rápida movilización de todas las fuerzas de las gentes de la URSS, y rechazar al enemigo que traicioneramente atacó nuestro país, ha sido formado un Comité Estatal de Defensa en cuyas manos ha sido delegado enteramente el poder del Estado.
El Comité Estatal de Defensa ha entrado en funciones y ha llamado al servicio militar de nuestro pueblo para reunirse en torno al partido de Lenin-Stalin y alrededor del Gobierno soviético así como abnegadamente para apoyar al Ejército Rojo y a la Armada, para demoler al enemigo y asegurar la victoria.

¡Todas nuestras fuerzas para apoyar a nuestro heróico Ejército Rojo a nuestra gloriosa Armada Roja! ¡Todas las fuerzas del pueblo para la demolición del enemigo! ¡Adelante, a por nuestra victoria!


Stalin
Moscú, 3 de julio de 1941


Saludos cordiales
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3649
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensajepor Erich Hartmann » Dom Jun 26, 2005 7:58 pm

Traducción de una circular alemana de entrenamiento publicada por la Fuerza Blindada Alemana conteniendo 30 lecciones básicas de combate blindado a nivel de pelotón y de compañía desarrollados por la experiencia de la Wehrmacht contra los soviéticos. Escrito durante la Segunda Guerra Mundial por un comandante de compañía alemán, estas lecciones estaban impregnadas de la reciente experiencia de combate. El texto original tiene ilustraciones "estilo tebeo" y "parábolas" civiles en una página, con la lección de combate en la otra. Sólo las lecciones de combate se traducen aquí

Panzer Vorwärts! Aber mit Verstand!
Tanques Adelante! pero con inteligencia!


PREFACIO DEL AUTOR

El Regimiento Panzer es, a causa de su poder de fuego, protección y movilidad, el principal brazo combatiente de la División. Su fuerza recae en el inesperado, concentrado y decidido ataque; el liderazgo agresivo y las operaciones audaces.


ADELANTE!


El Combate en Rusia nos ha mostrado una vez más que para nosotros, en la lucha contra los Comunistas, no importa tanto el tipo o número de nuestros tanques como el espíritu y la habilidad de las tripulaciones de los tanques. Sólo por estos factores los tanques alemanes siempre son, incluso en Rusia, victoriosos.

Este espíritu ejemplar de combate, por otro lado, puede contar muy poco tal como pasa con las armas utilizadas, el blindaje o el número de tanques para alcanzar el éxito, si no son liderados y empleados por oficiales completamente competentes.

La superioridad del liderazgo táctico en la batalla es un prerrequisito cuando uno desea pocas o, mejor aún, ninguna baja.

El propósito de este escrito es recoger las experiencias de los líderes de nuestros Regimientos en acción, veteranos de la línea del frente, y traspasarlas de una manera sencilla y comprensible a nuestros nuevos oficiales.


1. Antes de cualquier ataque familiarízate con el terreno. Usa la información proporcionada por otras unidades o por los mapas. Comparte esta información con tus comandantes subordinados. La información exacta y la estimación correcta del terreno serán la diferencia decisiva entre la victoria y la derrota.

2. Ningún ataque blindado es tan urgente, incluso ante las situaciones más acuciantes, como para no tener tiempo para poner a los líderes subordinados al corriente de la situación táctica, misión, o cualquier otra cosa que pueda tener importancia sobre la próxima acción. Las pérdidas debidas a la precipitación son responsabilidad tuya y pondrán el éxito de la misión en entredicho.

3. Sólo el reconocimiento cuidadoso puede protegerte de sorpresas. Protege tus flancos tan bien como el frente. La observación de todo lo que te rodea es el deber de todo comandante. ¡MANTÉN SIEMPRE UN OJO ABIERTO BUSCANDO AL ENEMIGO!

4. Toda tu habilidad en combate debe ser empleada en hacer una evaluación permanente de la situación. Sólo de esta manera puedes tomar decisiones correctas durante los segundos decisivos y así impartir órdenes breves y claras sin demora. Esta es la clase de liderazgo de la que eres responsable.

5. Disciplina de hierro en el uso de la radio es un prerrequisito del buen liderazgo, especialmente cuanto tu único medio de mando es la radio. A nivel de compañía por ejemplo, los pelotones de retaguardia no deberían usar la radio excepto en caso de emergencia, dejando la red libre para el líder del escuadrón de vanguardia.

6. Debes liderar el avance con fuerza. Al menos dos tanques deben ir adelantados, y los pelotones que les sigan deben ser mantenidos lo suficientemente adelantados como para poder apoyar al pelotón de vanguardia. Cuantos más cañones disparen en el primer minuto, más rápido será derrotado el enemigo y menos pérdidas sufrirás.

7. Cuando abandones una cobertura, hazlo rápido y todos a la vez. Cuantos más objetivos sean mostrados simultáneamente al enemigo, más difícil será su control del disparo y su distribución, y más cañones tendrás para emplear contra el enemigo.

8. En el ataque muévete tan rápido como puedas. A baja velocidad puedes ver y disparar sólo un poco mejor que a alta, y en cambio eres mucho más vulnerable a ser alcanzado. Para un tanque debería haber sólo dos velocidades: la media (¡para disparar!) y la máxima. ¡Este el principio básico del combate de tanques!

9. Cuando encuentres armas antitanque a larga o media distancia, primero debes devolver el fuego y luego maniobrar contra ellas. Primero haz una pausa en el avance para disparar con efectividad - luego lanza el grueso de la compañía sobre el enemigo, manteniendo un pelotón dando apoyo continuamente.

10. Cuando encuentres armas antitanque a corta distancia, pararse es un suicidio. Sólo el ataque inmediato a máxima velocidad con todas las armas disparando tendrá éxito y reducirá las pérdidas.

11. En combate contra cañones antitanque nunca debes permitir a un único pelotón atacar solo- ni siquiera bajo una buena protección de fuego de apoyo. Las armas antitanque nunca son empleadas una a una. Recuerda - ¡Los tanques solitarios en Rusia están perdidos!

12. Debes mantener continuamente un amplia separación entre vehículos en tu formación. Esto divide el fuego defensivo enemigo y complica su control del fuego. Las formaciones cerradas deben ser evitadas a toda costa, especialmente en situaciones críticas, o te costará pérdidas.

13. Cuando se encuentre un obstáculo impasable, por ejemplo un campo de minas o una zanja antitanque, inmediatamente y sin vacilación debes dar la orden de retirarse a la cobertura más cercana. Mantenerse quieto y a la vista, intentando seguir el plan de ataque en tales circunstancias no tiene sentido y sólo te costará pérdidas. Pensarás mejor cómo elaborar un nuevo plan en la seguridad de una cobertura.

14. Cuando tu ataque deba atravesar potenciales posiciones de tanques enemigos, por ejemplo el borde de un bosque, deberías pasar tan cerca de ellos que te quedes a su distancia mínima de alcance, o mantenerte tan lejos que quedes fuera de su alcance máximo efectivo.

15. Los tanques enemigos no deben ser atacados de frente, porque te verán y sabrán tus fuerzas antes que tú a ellos. Lo mejor es evitarlos hasta que puedas moverte a posiciones favorables de tiro y atacarlos por sorpresa por los flancos o retaguardia. Los asaltos enemigos repelidos deben ser perseguidos con energía

16. Un punto fortificado, por ejemplo un pequeño pueblo o la posición de una batería de artillería, cuando sea posible debería ser atacada desde diferentes direcciones simultáneamente tratando de dividir el fuego enemigo defensivo y engañarle acerca de la verdadera localización y dirección del ataque. De esta manera atravesar sus líneas será más fácil y tus pérdidas menores.

17. Prepara siempre posiciones atrincheradas y camufladas contra la posibilidad de ataque aéreo o artillería. Las lamentaciones no son excusa para las pérdidas sufridas por estas causas.

18. No pienses siempre en conservar la munición; en momentos decisivos, si quieres evitar bajas, puedes emplear munición a niveles excepcionalmente altos (por ejemplo, un ataque de emergencia).

19. Nunca dividas tus fuerzas de combate; es decir, no emplees partes de la compañía de manera que no puedan apoyarse mutuamente. Cuando tu ataque tiene dos objetivos deberías atacar primero uno y luego el otro con todas las armas. De esta manera a buen seguro acabarás con ambos objetivos en tu mano y menos bajas.

20. El apoyo del fuego de artillería o los bombarderos en picado debe ser aprovechado inmediatamente, es decir, mientras el fuego está aún cayendo sobre el enemigo. Después, cuando el bombardeo ha cesado es ya demasiado tarde. Debes saber que este tipo de fuego la mayoría de las veces sólo produce un efecto de supresión, no uno destructivo. Es mejor arriesgarse a recibir un obús o bomba amiga que cargar sobre una defensa antitanque enemiga plenamente efectiva.

21. Otros tipos de armas, agregadas a tu unidad, no deberían ser usadas de forma inadecuada. No las emplees para propósitos para el que no fueron creadas. Por ejemplo, no uses cazatanques (tank destroyers) como cañones de asalto, o infantería acorazada como tanques, o tropas de reconocimiento o ingenieros como infantería.

22. Las unidades de blindaje ligero o sin blindar agregadas a tu unidad deben protegerse de pérdidas innecesarias hasta que se las necesite para sus funciones operacionales, la razón por la cual fueron agregadas a ti.

23. Las unidades agregadas puestas bajo tu mando no son tus sirvientes, sino tus invitadas. Responderás de proporcionarles los suministros y compartir con ellas lo que necesiten. ¡No las uses sólo para funciones de guardia! De esta manera trabajarán mejor y más lealmente para ti cuando las necesites. ¡Y eso será a menudo!

24. En operaciones combinadas con infantería o con infantería blindada, debes mantener a los diferentes tipos de unidades juntos; sólo de esta manera se ayudarán unos a otros y alcanzarán el éxito. Cuál de los dos está dirigiendo es un problema secundario; lo que debe quedar claro es que la intención del enemigo es dividiros y tú debes evitar que esto suceda. Tu grito de batalla debe ser "¡Proteged la infantería!" y el grito de batalla de la infantería será "¡Proteged los Tanques!"

25. Tú y tus soldados siempre debéis concentraros en vuestra misión de combate, por ejemplo "el puente", y no debes distraerte hacia otros objetivos como, por ejemplo, un enemigo en tu flanco, a menos que sea un peligro inmediato para el cumplimiento de tu misión. En ese caso deberás atacar y destruirle.


26. Después de cumplir un objetivo, p. ej. la captura de un puente o la ocupación de un pueblo, mantened vuestros cascos puestos. Es decir, preparaos siempre para un contrataque enemigo, quizás en un sitio diferente al esperado. Ya tendréis tiempo de disfrutar la victoria

27. En una misión de ocupación o defensa coloca tus tanques de manera que no sólo su potencia de fuego, sino también su acción de choque pueda entrar en juego si fuera necesario. Además, deja sólo unos pocos tanques en posiciones estacionarias de defensa. Mantén la mayoría de tus fuerzas como una reserva móvil bajo cobertura. ¡Los tanque defienden agresivamente!

28. Contra una fuerte resistencia enemiga, no tiene sentido continuar el ataque. Los ataques fallidos sólo costaran más bajas. Tu esfuerzo debe ser siempre mantener al enemigo con sólo unas pocas fuerzas tuyas, para poder usar la mayor parte de tu fuerza en otro lugar más débil, rebasarla, y destruir al enemigo por medio de un ataque sorpresa a su espalda o por un flanco.

29. Nunca olvides que tus soldados no te pertenecen a ti, sino a Alemania. La búsqueda de la gloria personal y el desafío sin sentido llevan sólo en casos excepcionales al éxito, y siempre cuestan sangre. En la batalla contra los bolcheviques debes templar tu arrojo con juicio, astucia, instinto y tu habilidad táctica. Sólo entonces tendrás los prerrequisitos para ser victorioso en la batalla y sólo entonces tus soldados te mirarán con lealtad y respeto y siempre se mantendrán por ti en incansable preparación para el combate.

30. La división acorazada en la guerra moderna ocupa el puesto anteriormente ocupado por la caballería como arma decisiva del combate. Los oficiales de tanques deben mantener la tradición de la caballería, tomar su espíritu agresivo para el arma Panzer. Por tanto toma nota, como un principio básico de combate, el lema del Mariscal Blucher, "ADELANTE Y A TRAVÉS" (pero con inteligencia)

Saludos cordiales
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3649
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensajepor Erich Hartmann » Dom Jun 26, 2005 8:04 pm

Armisticio de Compiègne.

Acuerdo de Armisticio entre el Alto Mando de las Fuerzas Armadas Alemanas y los Plenipotenciarios Franceses, 22 de Junio de 1940.

Entre el Jefe de Alto Mando de las Fuerzas Armadas Coronel General [Wilhelm] Keitel, comisionado por el Fuehrer del Reich Alemán y Supremo Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Alemanas y los suficientemente autorizados plenipotenciarios del Gobierno Francés, General [Charles L. C.] Huntziger, presidente de la delegación; Embajador [León] Noel, Vice Almirante [Maurice R.] LeLuc, General del Ejército [Georges] Parisot y General de la Fuerza Aérea [Jean-Marie Joseph] Bergeret, se acuerda el siguiente armisticio:

Artículo I.
El Gobierno Francés ordena la cesación de los combates contra el Reich Alemán en Francia así como en las Posesiones Francesas, colonias, protectorados, mandatos y en el mar.

El, [el Gobierno Francés] ordena bajar las armas inmediatamente a las unidades francesas actualmente acorraladas por las tropas alemanas.


Artículo II.
Para salvaguardar los intereses del Reich Alemán, los territorios del estado Francés al norte y al este de la línea dibujada en el mapa adjunto serán ocupadas por las fuerzas alemanas.

Como parte de las zonas no están en control de las tropas alemanas, esta ocupación se llevará a cabo inmediatamente a la conclusión de este tratado.

Artículo III.
En las partes ocupadas de Francia, el Reich Alemán ejercerá todos los derechos de una potencia de ocupación. El Gobierno Francés se obliga a apoyar por todos los medios las normas resultantes del ejercicio de esos derechos y llevarlos a cabo con la ayuda de la administración francesa.

Todas las autoridades y ofíciales de los territorios ocupados, por tanto, serán inmediatamente informados por el Gobierno Francés, a cumplir con las regulaciones de los comandantes militares y a cooperar con ellos de manera adecuada.

Es la intención del Gobierno Alemán limitar la ocupación de la Costa Oeste al finalizar las hostilidades con Inglaterra a la medida estrictamente necesaria.

Al Gobierno Francés se le permite seleccionar el asiento de su gobierno en el territorio no ocupado o si lo desea mudarse a París. En este caso el Gobierno Alemán garantiza al Gobierno Francés y a sus autoridades centrales los alivios necesarios de manera que puedan ejercer su posición de conductores de la administración desde París a los territorios no ocupados.


Artículo IV.
Las fuerzas armadas francesas en tierra mar y aire serán desmovilizadas y desarmadas en un periodo a determinarse. Se exceptúan aquellas fuerzas necesarias para mantener el orden doméstico. Alemania e Italia fijarán los niveles de fuerza que tendrán. Las fuerzas armadas en los territorios ocupados serán movilizados a los territorios no ocupados y dados de baja. Antes de marchar, estas tropas bajarán las armas y quipos en los lugares donde se encuentran estacionadas al momento de entrar en vigencia este acuerdo. Ellos serán responsables de la entrega ordenada a las fuerzas alemanas.

Artículo V.
Como garantía para la observación de este armisticio, la rendición, sin daño, de todos los cañones, tanques, armas de defensa antitanques, aviones de guerra, artillería antiaérea, armas de infantería, medios de camuflaje y municiones serán solicitadas a las unidades de las fuerzas armadas francesas que se encuentran en pie de guerra contra Alemania y que al momento de que este armisticio entre en efecto, estén o no en territorio ocupado por Alemania.

Artículo VI.
Armas, municiones y aparatos de guerra de todo tipo que permanezcan en el territorio no ocupado de Francia serán protegidos bajo el control de Italia o Alemania para que no puedan ser entregadas a unidades francesas.

El Alto Comando Alemán se reserva el derecho de disponer todas la medidas necesarias para excluir el uso no autorizado de ese material. La construcción de cualquier aparato de guerra en el territorio no ocupado, deberá ser detenida inmediatamente.

Artículo VII.
En el territorio ocupado, todas las fortificaciones terrestres y costeras, con armas, municiones y aparatos y plantas de todo tipo serán rendidas sin daño alguno. Los planos de esas fortificaciones así como los planos de las que han sido actualmente conquistadas serán pasadas a nuestra manos.

Planos exactos relacionados con cargas, minas terrestres, obstrucciones, fusibles de tiempo, barreras etc. deberán ser entregadas al Alto mando Alemán. Esos obstáculos serán removidos por fuerzas francesas ante la demanda alemana.

Artículo VIII.
La flota de guerra francesa, será reunida en puertos a ser designados de manera particular y bajo el control italiano o alemán para desmovilizarla a excepción de aquellas unidades entregadas al gobierno francés para protección de los intereses franceses en su imperio colonial.

Las estaciones de los barcos en tiempos de paz deberán designar los puertos.

El Gobierno Alemán solemnemente declara al Gobierno Francés que no tiene intenciones de usar la Flota de Guerra Francesa que estén puertos bajo control alemán para los propósitos de guerra, con la excepción de las unidades guardacostas y barreminas.

También solemnemente expresa que no pretende hacer demandas contra la flota de Guerra Francesa al establecerse la paz.

Todos los barcos de guerra fuera de Francia deberán recalar a puerto francés con excepción de la Flota de Guerra Francesa que deberá designarse como representante de los intereses franceses en el Imperio Colonial.

Artículo IX.
El Alto mando Francés, deberá darle al Alto Mando Alemán la ubicación exacta de todas las minas sembradas por Francia, así como todas las otras obstrucciones marinas instaladas por Francia. Asimismo, al requerimiento alemán, Francia deberá eliminar tales obstáculos.

Artículo X.
El Gobierno Francés se obliga a prohibir que cualquier porción de sus fuerzas armadas tomen acciones hostiles contra Alemania en cualquier forma.

El Gobierno Francés también evitará que sus fuerzas armadas o sus armas salgan del país y también evitará que sus armas de cualquier tipo incluyendo barco y aviones sean tomados por Inglaterra o cualquier otro.

El Gobierno Francés prohibirá a sus ciudadanos combatir a Alemania al servicio de estados con los cuales El Reich Alemán se encuentra en guerra. Los ciudadanos franceses que violen esta previsión serán tratados como insurgentes.

Artículo XI.
Los barcos comerciales franceses de todo tipo, incluyendo los costeros y caleteros, que están en manos francesas no podrán salir de puerto hasta nuevo aviso. La reiniciación de viajes de negocios requerirá la aprobación de los Gobiernos Italiano y Alemán.

Los barcos comerciales franceses serán llamados por el gobierno francés y si el retorno es imposible, los instruirán para entrar en puertos neutrales.

Todos los barcos comerciales alemanes serán devueltos a Alemania en perfectas condiciones.

Artículo XII.
Los vuelos de cualquier avión francés quedan prohibidos. Todos los aviones que vuelen sin autorización alemana serán declarados enemigos y tratados correspondientemente por la Fuerza Aérea Alemana.

En los territorios no ocupados, todos los campos aéreos y facilidades de tierra estarán bajo control italiano o alemán

Puede solicitarse que tales campos sean inutilizados. El Gobierno Francés se hará cargo de todos los aviones extranjeros en las regiones no ocupadas para prevenir su vuelo. Ellos deberán ser entregados a las fuerzas alemanas.

Artículo XIII.
El Gobierno Francés se obliga a entregar, a las tropas alemanas en la región ocupada, todas las propiedades y facilidades de las fuerzas armadas francesas sin daño alguno.

Ellos (el Gobierno Francés) también verán que todos los puertos, facilidades industriales, muelles sean preservados en su condición actual y que no sean dañados de modo alguno.

Las mismas estipulaciones aplican al equipo y las rutas de transporte, especialmente líneas férreas, caminos y canales, y a todo el equipo y redes de comunicaciones, vías de agua y servicios de transporte costero.

Adicionalmente, el Gobierno Francés será requerido por el Alto Mando Alemán a realizar todas las restauraciones necesarias en esos medios de transporte.

El Gobierno Francés velará porque en la región ocupada, todo el personal técnico necesario en grado normal y los equipos rodantes de las vías férreas y cualquier otro equipo de transporte sea retenido en el servicio.

Artículo XIV
Hay una prohibición inmediata de las transmisiones de todas las estaciones inalámbricas en suelo francés. El reiniciación de las conexiones inalámbricas desde la zona no ocupada de Francia requerirá de una especial reglamentación.

Artículo XV
El Gobierno Francés se obliga a sí mismo a acarrear el tránsito de carga entre el Reich Alemán e Italia a través del territorio no ocupado en la medida que el Gobierno Alemán lo exija.

Artículo XVI
El Gobierno Francés, en acuerdo con los oficiales alemanes responsables, llevará a cabo el regreso de la población a los territorios ocupados.

Artículo XVII
El Gobierno Francés se obliga a evitar cualquier transferencia de valores económicos y provisiones, del territorio a ser ocupado por las tropas alemanas, a los territorios no ocupados o afuera.

Estos valores y provisiones en los territorios ocupados serán disponibles solamente de acuerdo con el Gobierno Alemán. En ese sentido, el Gobierno Alemán considerará las necesidades vitales de la población de los territorios no ocupados.

Artículo XVIII
El Gobierno Francés afrontará los costos de mantenimiento de las tropas de ocupación alemanas en tierra francesa.

Artículo XIX
Todos los prisioneros de guerra y civiles en custodia por Francia, incluyendo aquellos bajo arresto y convictos que fueron capturados en actos en favor del Reich Alemán, serán entregados inmediatamente a las tropas alemanas.

El Gobierno Francés se obliga a rendir bajo a demanda todos los alemanes nombrados por el Gobierno Alemán en Francia, así como en las posesiones francesas, colonias, territorios protegidos y mandatos.

El Gobierno Francés se compromete a evitar la remoción de Francia, de prisioneros de guerra y civiles alemanes, hacia posesiones francesas o países extranjeros, así como de los enfermos y heridos alemanes que no puedan ser transportados, deberá hacerse una lista exacta de los lugares de residencia. El Alto Mando Alemán asume el cuidado de prisioneros de guerra alemanes enfermos o heridos.

Artículo XX
Las tropas francesas en campos de prisioneros alemanes se mantendrán prisioneros de guerra hasta la consecución de la paz.

Artículo XXI
El Gobierno Francés asume la responsabilidad por la seguridad de todos los objetos y valores cuya rendición intacta o disponibilidad inmediata por Alemania sea exigida en este acuerdo y se prohibe su remoción fuera del país. El Gobierno Francés recompensará por toda destrucción, daño o remoción contrario a este acuerdo.

Artículo XXII
La Comisión de Armisticio, actuando de acuerdo con el Alto Mando Alemán, reglamentará y supervisará la ejecución de este acuerdo de armisticio. Son funciones de la Comisión de Armisticio asegurar la necesaria conformidad de este acuerdo con el Armisticio Italo-Francés.

El Gobierno Francés, enviará una delegación al asiento de la Comisión Alemana de Armisticio para representar los deseos franceses y para recibir reglamentaciones de la Comisión Alemana de Armisticio para la ejecución del acuerdo.

Artículo XXIII
El acuerdo de armisticio se hará efectivo tan pronto el Gobierno Francés haya llegado también a un acuerdo con el Gobierno de Italia, referente a la cesación de hostilidades.

Las hostilidades deberán cesar seis horas después del momento en que el Gobierno Italiano haya notificado al Gobierno Alemán de la firma del consecución de ese acuerdo. El Gobierno Alemán notificará al Gobierno Francés de ese momento por inalámbrico.

Artículo XXIV
Este acuerdo es válido hasta la consecución del tratado de paz. El Gobierno Alemán podrá cancelar este acuerdo en cualquier momento con efecto inmediato si el Gobierno Francés falla en cumplir las obligaciones asumidas por este acuerdo.

Este acuerdo de armisticio, es firmado en el Bosque de Compiègne el 22 de Junio de 1940 a las 6:50pm, hora de verano alemana.

HUNTZIGER
KEITEL

APÉNDICE
La línea mencionada en el Artículo II de este acuerdo de armisticio, comienza al este de la frontera Franco-Suiza en Ginebra y corre cerca a las villas de Doe, Paray, Le Monial, y Bourgues a aproximadamente veinte kilómetros de la línea de ferrocarril Tours-Angulie-Liborune y se extiende a través del Monte Marsan y Orthes hasta la frontera española.

Saludos cordiales
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3649
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensajepor Erich Hartmann » Dom Jun 26, 2005 8:07 pm

Acta de Rendición de todas las Fuerzas Armadas Alemanas en Holanda, en el Noroeste de Alemania incluyendo todas las islas y en Dinamarca. (Previo a la rendición incondicional)

____________________________________________________________

1. El Comando Alemán acuerda la rendición de todas las fuerzas armadas en HOLANDA, en el noroeste de ALEMANIA, incluyendo las ISLAS FRISLIAN y HELIGOLAND y todas las islas, en SCHLESWIG-HOLSTEIN, y en Dinamarca, al Comandante en Jefe del 21 grupo de Ejércitos. Esto incluye todas las naves en estas áreas. Estas fuerzas bajarán las armas y se rendirán incondicionalmente.

2. Cesarán todas las hostilidades en tierra, mar y aire por las fuerzas alemanas en las áreas mencionadas arriba a las 0800 hrs, hora británica, el sábado 5 de mayo de 1945.

3. El comando alemán aceptará inmediatamente, y sin argumentación o comentario, todas las órdenes que sean emitidas por las Potencias Aliadas sobre cualquier asunto.

4. La desobediencia a las órdenes, o falla en cumplirlas, serán consideradas como el incumplimiento de estos términos de rendición y serán tomadas por las Potencias Aliadas de acuerdo con las leyes y usos de la guerra.

5. Este instrumento de rendición es independiente de, sin prejuicio de, y será reemplazado, por cualquier otro instrumento de rendición impuesto por, o a nombre de, las Potencias Aliadas y aplicables a Alemania y a las fuerzas armadas alemanas en conjunto.

6. Este instrumento de rendición está escrito en inglés y alemán. La versión en inglés es el texto auténtico.

7. Las decisiones de las Potencias Aliadas serán definitivas si existiera alguna duda o disputa en cuanto a los términos de rendición.

HANS GEORG von FRIEDBERG
KINZEL
G. WAGNER
B. L. MONTGOMERY
Field - Marshal
POLECK
FRIEDEL

4 May 1945, 1830 hrs

____________________________________________________________

Autorización del Führer Dönitz, al Coronel General Jodl, para finalizar la rendición general.


Hauptquartier, den 6. Mai 1945.

Ich bevollmachtige Generaloberst Jodl, Chef des Wehrmachtfuhrungsstabes in Oberkommando der Wehrmacht, zum Abschluss eines Waffenstill- standsbkommens mit dem Hauptquartier des Generals Eisenhower .

[SELLO]

DÖNITZ
Großadmiral

____________________________________________________________

(Este es el que ya habia publicado antes, pero que, en mi infinita vileza y perreria, no habia traducido al castellano )

Acta de Rendición Militar incondicional de las Fuerzas Armadas Alemanas.



Solamente este texto en ingles, es el oficial.

ACTO DE RENDICIÓN MILITAR

1. Nosotros los que firmamos, actuando con autorización del Alto Comando Alemán, por este documento rendimos incondicionalmente todas las fuerzas de tierra, mar y aire al Comandante Supremo de las Fuerzas Expedicionarias Aliadas y simultáneamente al Alto Mando Soviético que en esta fecha están bajo control alemán.

2. El Alto Mando Alemán inmediatamente cursará órdenes para cesar operaciones activas a las 2301 hrs. Hora Europea Central del 8 de Mayo a todas las autoridades militares alemanas navales y aéreas y a permanecer en las posiciones ocupadas en ese momento. Ningún avión ni barco deberán ser barrenados, ni cualquier daño hecho a su casco, maquinaria o equipo.

3. El Alto Mando Alemán, inmediatamente ordenará al comandante adecuado, y se asegurará que se cumplan las órdenes posteriores dictadas por el Comandante Supremo, Fuerza Expedicionaria Aliada y por el Alto Mando Soviético.

4. Este instrumento de rendición es independiente de, sin prejuicio de, y será reemplazado por, cualquier otro instrumento de rendición impuesto por, o a nombre de las Potencias Aliadas y aplicables a Alemania y a las fuerzas armadas alemanas en conjunto.

5. En el caso de que el Alto Mando Alemán o cualquiera de sus fuerzas bajo su control fallaran en actuar de acuerdo con esta Acta de Rendición, el Comandante Supremo, las Fuerzas Expedicionarias Aliadas y el Alto Mando Soviético tomaran acciones punitivas o cualquier acción que consideren apropiadas.

Firmado en Rheims a las 0241 del 7 de Mayo de 1945.

A nombre del Alto Mando Alemán

JODL

En presencia de,

W. B. Smith
En nombre del Supremo Comandante de las Fuerzas Expedicionarias Aliadas


Sousloparov
En nombre del Alto Mando Soviético

F SEVEZ,
M mayor General, Ejército Francés
Testigo


Saludos cordiales
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3649
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensajepor Erich Hartmann » Sab Jul 02, 2005 2:24 am

Declaración de guerra de Japón 8 de diciembre de 1941

Nos, Emperador de Japón por la gracia del cielo, hacemos saber que declaramos la guerra a los Estados Unidos de Norteamérica y al Imperio británico. La nación entera, con voluntad unida, movilizará todas sus fuerzas a fin de que nada sea olvida do para alcanzar nuestros objetivos de guerra.
Asegurar la estabilidad en Asia Oriental y contribuir a la paz mundial son los fines de nuestra política. En verdad que ha sido inevitable y muy alejado de nuestros deseos el ver a nuestro Imperio cruzar ahora sus fuegos con Norteamérica y Gran Bretaña. Más de cuatro años han pasado desde que China no acertó a comprender las verdaderas intenciones de nuestro Imperio y comprometió la paz del Extremo Oriente, aunque el Gobierno nacional chino haya sido restablecido en Nankín y el Japón sostenga con él relaciones de buena vecindad y colaboración. El régimen que continuó viviendo en Chungking ha contado con la protección de Estados Unidos y Gran Bretaña. Estas naciones fomentaron sus preparativos militares en los cuatro costados de nuestro Imperio para desafiarle. Obstaculizaron el comercio en el Pacífico y rompieron, finalmente, las relaciones económicas.

Hemos esperado con paciencia, en la esperanza de que nuestro Gobierno lograría restablecer la paz; pero nuestros adversarios no demostraron el menor espíritu de conciliación. De no poner remedio a este estado de cosas, no solamente se anularían los esfuerzos realizados por nuestro Imperio durante numerosos años para la estabilización del Asia Oriental, sino que se ponía en peligro también la existencia de nuestra nación.
Tenemos confianza en que la labor que nos ha sido legada por nuestros antepasados será muy pronto restablecida en el Asia Oriental.


Saludos cordiales
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3649
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensajepor Erich Hartmann » Sab Jul 02, 2005 2:25 am

Declaración de las Naciones Unidas 1 de enero de 1942

Declaración conjunta de los Estados Unidos de América, el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, China, Australia, Bélgica, Canadá, Costa Rica, Cuba, Checoslovaquia, República Dominicana, El Salvador, Grecia, Guatemala, Haití, India, Luxemburgo, Países Bajos, Nueva Zelanda, Nicaragua, Noruega, Panamá, Polonia, Unión del Africa del Sur y Yugoslavia.
Los Gobiernos signatarios, habiendo expresado su adhesión al programa común de propósitos y principios que incorpora la Declaración conjunta del Presidente de EE.UU. y el Primer Ministro del Reino Unido, de fecha 14 de agosto de 1941, conocida como Carta del Atlántico;

Convencidos de que es esencial obtener una victoria absoluta sobre sus enemigos para defender la vida, la libertad, la independencia y la libre profesión de cultos, así como preservar los derechos humanos y la justicia, tanto en su propio suelo como en otras tierras, y estando en el presente empeñados en la lucha común contra fuerzas bárbaras e inhumanas que tratan de subyugar al mundo;

Declaran:

1. Que cada Gobierno se compromete a utilizar todos sus recursos, tanto mili tares como económicos contra aquellos miembros del «Pacto Tripartito» y sus adhe rentes con quienes se halle en guerra;

2. Que cada Gobierno se compromete a prestar su colaboración a los demás signatarios de la presente y a no firmar por separado con el enemigo ni amnistía ni condiciones de paz; podrán adherirse a esta Declaración otras naciones que estén prestando o lleguen a prestar ayuda material, y que contribuyan a la lucha por derrotar el hitlerismo.

Washington, 1 de enero de 1942


Saludos cordiales
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3649
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensajepor Erich Hartmann » Sab Jul 02, 2005 2:26 am

Armisticio de Italia 3 de septiembre de 1943

Las condiciones de armisticio siguientes son presentadas por el General D. G. Einsehower, Comandante en Jefe de las Fuerzas Aliadas, en virtud de la autoridad que se le ha conferido por los Gobiernos de los Estados Unidos y de la Gran Bretaña, en interés de las Naciones Unidas, y aceptadas por el Mariscal Pietro Badoglio, Jefe del Gobierno italiano:
1. Cesación inmediata de toda actividad hostil por parte de las fuerzas armadas italianas.

2. Italia empleará todos los medios para que sean negadas a los alemanes aquellas facilidades que puedan ser utilizadas contra las Naciones Unidas.

3. Todos los prisioneros o internados, ciudadanos de las Naciones Unidas, deberán ser entregados inmediatamente al Comandante en Jefe Aliado y ninguno de ellos podrá ser ni ahora ni más tarde evacuado a Alemania.

4. Traslado inmediato de la Marina de Guerra y de la Aviación italiana a los puntos indicados por el Comandante en Jefe y estipulación detallada de las condiciones de su desarme.

5. La Marina Mercante italiana podrá ser requisada por el Comandante en Jefe Aliado para las necesidades de su programa militar-naval.

6. Rendición inmediata de Córcega y de todos los territorios italianos tanto insulares como metropolitanos a los Aliados, para ser utilizados como bases de operaciones o para los demás fines que los Aliados puedan juzgar útiles.

7. Garantía inmediata de libre utilización para los Aliados de todos los campos de aviación y puestos militares del territorio italiano por las fuerzas alemanas. Estos puestos y terrenos deberán ser protegidos por las fuerzas armadas italianas mientras no se ocupen por los Aliados.

8. Regreso inmediato a Italia de todas las fuerzas armadas italianas que toman parte en la guerra actual, cualquiera que sea la región en que estas fuerzas están combatiendo actualmente.

9. Garantía del Gobierno italiano de que en caso de necesidad serán empleadas todas las fuerzas armadas de que él disponga en el cumplimiento pronto y exacto del presente armisticio.

10. El Comandante en Jefe de las Fuerzas Aliadas se reserva el derecho de adoptar todas las medidas que juzguen necesarias en protección de los intereses de las Fuerzas Aliadas para la realización de la guerra, y el Gobierno de Italia se compromete a adoptar todas las medidas administrativas o de cualquier otro carácter que puedan ser ordenadas por el Comandante en Jefe; en particular, el Comandante en Jefe establecerá el Gobierno militar aliado en las partes del territorio italiano donde lo juzgue necesario para el interés militar de las Naciones Unidas.

11. El Comandante en Jefe de las Fuerzas Aliadas tendrá pleno derecho a imponer todas las medidas de desarme, de desmovilización y desmilitarización.

12. Las otras condiciones de orden político, económico y financiero que Italia estará obligada a cumplir, le serán comunicadas en fecha posterior.

Las condiciones del presente Armisticio no serán dadas a la publicidad sin la aprobación previa del Comandante en Jefe Aliado. El texto en inglés se considerará como texto oficial.

G. Castellano - W. B. Smith


Saludos cordiales
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3649
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensajepor Erich Hartmann » Sab Jul 02, 2005 2:29 am

Los Acuerdos de Teherán 1 de diciembre de 1943

Las Potencias participantes en la Conferencia han convenido:
1. Que en Yugoslavia, los partisanos deben recibir todo el material y equipo que sea posible y que también deben ser ayudados por operaciones de comandos.

2. Que, desde el punto de vista militar, es altamente deseable que Turquía entre en guerra junto a los Aliados antes de fin de año.

3. Tomar nota de la declaración del mariscal Stalin en el sentido de que si Turquía entra en guerra contra Alemania y, en consecuencia, Bulgaria declara la guerra a Turquía, o la ataca, la URSS se pondrá inmediatamente en estado de guerra contra Turquía. Las Potencias presentes en la Conferencia estiman además que podrán valerse de este hecho explícitamente en las próximas negociaciones para hacer entrar a Turquía en la guerra.

4. Tomar nota de que la "Operation Overlord" (lo que posteriormente fue el desembarco en Normandía) será desencadenada en mayo de 1944, en conexión con una operación en el sur de Francia. Esta última operación se emprenderá en las proporciones permitidas por la importancia del material de desembarco. Además, la Conferencia toma nota de la declaración del mariscal Stalin, según la cual las tropas soviéticas desencadenarán una ofensiva, casi en el mismo momento, para impedir el transporte de tropas alemanas del frente del Este al frente del Oeste.

5. Convenir que los Estados Mayores militares de las tres potencias deberán permanecer desde ahora, en estrecho contacto a la vista de la inminencia de las operaciones en Europa. Se ha decidido, en particular que los Estados Mayores deberán establecer para estas operaciones, un segundo plan destinado a engañar al enemigo e inducirlo al error.

F. D. Roosevelt - J. Stalin - W. Churchill


Saludos cordiales
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3649
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensajepor Erich Hartmann » Sab Jul 02, 2005 2:30 am

Declaración de Dumbarton Oaks sobre las Naciones Unidas 7 de octubre de 1944

Debería establecerse un organismo internacional con el nombre de Naciones Unidas, cuyo Estatuto contemplara las disposiciones necesarias para hacer efectiva las propuestas siguientes:
I. Los fines del Organismo deberían ser:

1. Mantener la paz y la seguridad internacionales; y con este fin, tomar medidas colectivas efectivas para la prevención y eliminación de las amenazas a la paz y la su presión de actos de agresión u otros quebrantamientos de la paz, y para lograr por medios pacíficos el ajuste y la solución de controversias internacionales que pudieran derivar en quebrantamientos de la paz.

2. Fomentar relaciones de amistad entre las naciones y tomar otras medidas adecuadas para fortalecer la paz universal.

3. Lograr la cooperación internacional en la solución de los problemas económicos y sociales y otros problemas humanitarios internacionales.

4. Proporcionar un centro donde armonizar la acción de las naciones en la consecución de estos fines.

II. Para lograr los fines expuesto en el capítulo I, el Organismo y sus miembros deberían actuar de acuerdo con los principios siguientes:

1. El Organismo se fundamenta en el principio de la igualdad soberana de todos los Estados amantes de la paz.

2. A fin de asegurar a todos los Miembros los derechos y beneficios inherentes a la condición de Miembros de la Organización, éstos se comprometen a cumplir con las obligaciones por ellos asumidos en conformidad con el estatuto del Organismo.

3. Los Miembros del Organismo deberán dirimir sus controversias por medios pacíficos de modo que no se quebranten la paz y la seguridad internacionales.

4. Los Miembros del Organismo se abstendrán de usar en sus relaciones internacionales la amenaza o la fuerza en cualquier forma que sea incompatible con los fines de la Organización.

5. Los Miembros del Organismo prestarán toda clase de ayuda al organismo en cualquier acción que éste emprenda, en conformidad con las disposiciones del Estatuto.

6. Los Miembros del Organismo se abstendrán de prestar ayuda a un Estado contra el cual el Organismo esté desarrollando alguna acción preventiva o compulsiva.
El Organismo debería garantizar que los Estados que no son miembros de él actuarán de acuerdo con los principios expuestos hasta donde fuera necesario para mantener la paz y la seguridad internacionales.

III. Todos los Estados amantes de la paz deberían tener la oportunidad de ser miembros.

IV. 1. El Organismo debería tener como cuerpos principales los siguientes: a) una Asamblea General; b) un Consejo de Seguridad; c) una Corte de Justicia y d) una Secretaría. (...)


Saludos cordiales
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen


Volver a “Documentos”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado