pub01.jpg

A propósito de la Bltizkrieg

El impacto de la Gran Guerra en el pensamiento militar. Cambios y evolución en las doctrinas militares. Regulaciones de campaña.

Moderadores: José Luis, Francis Currey

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Mié Nov 23, 2005 7:51 am

Hola de nuevo:

Como creo que ilustra bastante bién el efecto de las purgas stalinistas en el ER, transcribo aquí unas lineas del libro "Stalingrado" de Antony Beevor Ed. Crítica Ab-2005 pag. 41-42.

[La purga del, ER que había comenzado en 1937, estuvo impulsada por una inimitable mezcla de paranoia, sádica megalomanía y un deseo de vengar antiguas ofensas que se remontaban a la guerra civil rusa y a la guerra ruso-polaca.

En total 36.671 oficiales fueron ejecutados, encarcelados o despedidos, y de los 706 oficiales con el rango de comandante de brigada o superior, solo 303 no se vieron afectados. Los cargos sustentados contra los oficiales eran usualmente invenciones grotescas.

La víctima mas destacada fue el mariscal Mijail Tujachevsky, el principal defensor de la guerra motorizada. Su arresto y ejecución también representó la destrucción deliberada del pensamiento operativo en el ER, pues había invadido peligrosamente el campo de la estrategia de Stalin. Los antiguos oficiales del ejercito imperial bajo Tujachevsky habían estado desarrollando una compleja teoría de "arte operativo" basada en el estudio de la relación entre la potencia de fuego masivo y la movilidad. Hacia 1941 era una herejía desleal, que explica por qué pocos generales del ER se atrevían a concentrar sus tanques efectivamente frente a la amenaza alemana. Aun cuando la mayoría de oficiales depurados fueron rehabilitados, el efecto psicologico había sido catastrófico].

Saludos
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
Gaetano La Spina
Miembro
Miembro
Mensajes: 279
Registrado: Sab Dic 02, 2006 11:02 pm
Ubicación: CARACAS VENEZUELA

Mensajepor Gaetano La Spina » Dom Abr 29, 2007 3:24 am

En todo caso el fracasado fue Hitler y no la Blitzkrieg en si como estrategia de guerra, que siempre se mostro efectiva e indetenible, incluso ante la URSS. Lo que olvido Hitler es que era precisamente "guerra corta", y una vez que se alcansacen los éxitos que obtuvo, debía mantener posiciones defensivas inteligentes, y no dejarse embriagar por los triufos, creyéndose invencible,
Saludos.
"Y él (Zeus), de su cabeza, dió a luz a Atenea de ojos glaucos, terrible, belicosa, conductora de ejércitos, invencible y augusta; a quién le encantan los tumultos, guerras y batallas" Hesíodo "Teogonía"

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8936
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Dom Abr 29, 2007 8:59 am

¡Hola a todos!

Gaetano La Spina escribió:En todo caso el fracasado fue Hitler y no la Blitzkrieg en si como estrategia de guerra, que siempre se mostro efectiva e indetenible, incluso ante la URSS. Lo que olvido Hitler es que era precisamente "guerra corta", y una vez que se alcansacen los éxitos que obtuvo, debía mantener posiciones defensivas inteligentes, y no dejarse embriagar por los triufos, creyéndose invencible,
Saludos.


Amigo Gaetano,

No confundas la manera alemana de hacer la guerra en los campos de batalla (guerra de movimiento de armas combinadas) con la estrategia alemana (hitleriana) de la guerra (única acepción a la que con rigor se puede aplicar el término Blitzkrieg).

Muy a menudo se mezclan ambos conceptos, identificándolos. Pero es un desatino. La guerra de movimiento (Bewegungskrieg) fue una manera alemana de hacer la guerra en los campos de batalla, y Blitzkrieg fue una estrategia hitleriana de la guerra, que la pensó y preparó corta en contraposición a prolongada o de desgaste.

La guerra de movimiento podía desplegarse perfectamente tanto para una guerra corta como para una guerra prolongada. De hecho, así lo hicieron los aliados, aunque nunca dominaron como los alemanes el despliegue de formaciones y unidades de armas combinadas y la pericia de los oficiales y suboficiales que las dirigieron.

Dicho esto, la Blitzkrieg (la estrategia de Hitler de preparar a Alemania para una guerra corta y su decisión de comenzar la guerra bajo esos presupuestos) fue un fracaso completo y ciertamente previsible.

En cambio, la Bewegungskrieg moderna fue un éxito espectacular del ejército alemán. Aquí dieron lecciones magistrales a sus oponentes, incluso cuando tenían la guerra absoluta y completamente perdida.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Dom Abr 29, 2007 2:49 pm

Hola a Todos:

Al respecto es interesante el artículo de wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Blitzkrieg

Blitzkrieg es una palabra alemana que literalmente se puede traducir como "guerra relámpago", significando "una guerra tan rápida como un relámpago". La palabra no entró en la terminología oficial de la Wehrmacht ni antes ni durante la guerra, aunque fue utilizada por la publicación militar "Deutsche Wehr" en 1935, en el contexto de un artículo que exponía como estados con insuficiente comida y materias primas podían ganar una guerra. Blitzkrieg apareció de nuevo en 1938 en el "Militär-Wochenblatt", donde se definió como un "ataque estratégico" llevado a cabo por el uso de tanques, fuerzas aéreas y fuerzas aerotransportadas. En el libro Blitzkrieg Legende de Karl-Heinz Frieser, que investigó el origen del término y encontró los ejemplos antes mencionados, señala que el uso de la palabra antes de la guerra era raro, que prácticamente nunca entró en la terminología oficial durante la guerra



Saludos
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen



"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
Gaetano La Spina
Miembro
Miembro
Mensajes: 279
Registrado: Sab Dic 02, 2006 11:02 pm
Ubicación: CARACAS VENEZUELA

Mensajepor Gaetano La Spina » Dom Abr 29, 2007 7:48 pm

Precisamente Jose Luis, había dicho "guerra corta" (es decir Blitzkieg), que fue lo que al final Hitler no hizo u olvido. La guerra de movimiento (Bewegungskrieg) y envolvente que hicieron los alemanes fue genial.
Pero en ningún momento he confundido Bewegungskrieg con Blitzkrieg
Saludos.
"Y él (Zeus), de su cabeza, dió a luz a Atenea de ojos glaucos, terrible, belicosa, conductora de ejércitos, invencible y augusta; a quién le encantan los tumultos, guerras y batallas" Hesíodo "Teogonía"

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8936
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Mié Oct 10, 2007 11:14 pm

¡Hola a todos!

beltzo escribió:Hola a Todos:

Al respecto es interesante el artículo de wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Blitzkrieg

Blitzkrieg es una palabra alemana que literalmente se puede traducir como "guerra relámpago", significando "una guerra tan rápida como un relámpago". La palabra no entró en la terminología oficial de la Wehrmacht ni antes ni durante la guerra, aunque fue utilizada por la publicación militar "Deutsche Wehr" en 1935, en el contexto de un artículo que exponía como estados con insuficiente comida y materias primas podían ganar una guerra. Blitzkrieg apareció de nuevo en 1938 en el "Militär-Wochenblatt", donde se definió como un "ataque estratégico" llevado a cabo por el uso de tanques, fuerzas aéreas y fuerzas aerotransportadas. En el libro Blitzkrieg Legende de Karl-Heinz Frieser, que investigó el origen del término y encontró los ejemplos antes mencionados, señala que el uso de la palabra antes de la guerra era raro, que prácticamente nunca entró en la terminología oficial durante la guerra



Saludos


Desde hacía algún tiempo tenía ganas de comprarme el libro (1) de este historiador alemán y coronel del Bundeswehr. Bien, lo he comprado, recibido y leído (en primera lectura). El libro no me defraudó. Operacionalmente es la mejor obra que he leído sobre la campaña del Oeste de 1940, y probablemente sea la mejor historia operacional de esa campaña que se haya escrito y que se escriba en muchos años. No en vano, es la historia oficial alemana de la campaña, y su versión francesa le valió al coronel Karl-Heinz Frieser el Prix Edmond Freville en 2004 y el reconocimiento de ser el único historiador extranjero en recibir el galardón del Institute de France. Pero vayamos con la palabra blitzkrieg.

La palabra blitzkrieg, según Frieser, ya existía antes de que apareciese en la edición de Time de 25 de septiembre de 1939, que anota sobre la campaña de Polonia: "This was no war of occupation, but a war of quick penetration and obliteration. Blitzkrieg, lightning war" (2). ("Esta no fue una guerra de ocupación, sino una guerra de rápìda penetración y devastación. Blitzkrieg, guerra relámpago"). Pero la palabra ya existía en Alemania antes de la IIGM. Fue expresamente mencionada en 1935 en un artículo en el periódico militar Deutsche Wehr (Defensa Alemana). Según dicho artículo, los países con escasez de víveres y materias primas deberían intentar "acabar una guerra rápida y repentinamente intentando forzar una correcta decisión desde el primerísimo momento mediante el empleo implacable de su fuerza de combate total".

En un ensayo publicado en 1938 en Militär-Wochenblatt (Semanario Militar), Blitzkrieg se define como un "ataque de sorpresa estratégico" ejecutado por el empleo operacional del blindaje y de la fuerza aérea así como de las tropas aerotransportadas.

Lo que sucede es que tales referencias eran raras en la literatura militar alemana antes de la IIGM, y la palabra blitzkrieg nunca fue usada prácticamente en la terminología militar oficial de la Wehrmacht durante la IIGM. Sólo adquirió importancia en el periodismo propagandístico.

(1) Karl-Heinz Frieser, The Blitzkrieg Legend. The 1940 Campaign in the West (Annapolis, Maryland: Naval Institute Press, 2005), 507 páginas.

(2) Esta es una anotación de Frieser sobre el comentario de Addington del Time. Larry H. Addington, The Blitzkrieg Era and the German General Staff, 1865-1945 (New Brunswick, NJ.: Rutgers University Press, 1971), 234n.53. Blitzkrieg no fue una traducción del término inglés "lightning war"; en cambio, fue exactamente lo contrario. Emigrantes alemanes introdujeron esta palabra en la lengua inglesa antes de la IIGM. Véase el libro de Fritz Sternberg, publicado en 1938, titulado Germany and a Lightning War (London: Faber and Faber, 1938). La versión alemana, titulada Die deutsche Kriegsstärke: Wie lange kann Hitler Krieg führen? (Paris: Editions Sebastian Brant, 1939 [1938 copyright], contiene repetidamente la palabra blitzkrieg (por ejemplo, véasen páginas 8 y 11).

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8936
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Jue Oct 11, 2007 12:26 pm

¡Hola a todos!

Cuando Frieser aborda el concepto de Blitzkrieg para explicarlo (en el Capítulo 1 de su libro ya citado. Marcaré las páginas del libro cuando ponga una frase larga literal suya, y marcaré sus notas originales en las frases que cita de otros autores que entrecomillaré y pondré en cursiva), reconoce que “la exégesis de la Blitzkrieg se ha perdido en un laberinto semántico” (p. 6). Por tanto, decide imitar el famoso mito de Ariadna de desandar el camino para encontrar la entrada del laberinto, ciñéndose a los escalones táctico, operacional y estratégico.

En la interpretación operacional-táctica, Frieser muestra primeramente una cita del Weltwoche, Zürich, 4 de julio de 1941, que dice: [“Blitzkrieg”, esta forma de guerra moderna, que hoy se discute en todo el mundo, es una táctica que cobró forma solamente en el curso de varias campañas alemanas….pero que todavía no puede ser expresada en fórmulas de una estrategia fija] (14)

Frieser comenta que un análisis de las publicaciones militares alemanas antes y durante la IIGM “muestra claramente que el término Blitzkrieg, por lo general, fue usado en un contexto puramente militar, en otras palabras, como un término operacional-táctico” (p. 6). Así que Frieser, al respecto, define blitzkrieg como “el empleo concentrado de blindaje y fuerzas aéreas para confundir al enemigo con sorpresa y velocidad y para cercarlo, después de una exitosa ruptura, mediante ataques de más largo alcance. El objetivo es derrotar al enemigo rápidamente en una operación que busca la decisión”. (p. 6)

Frieser afirma que la blitzkrieg no fue una inspiración estratégica-política de parte de Adolf Hitler que luego sus oficiales trasladaban al nivel operacional y finalmente al escalón táctico. Más bien todo lo contrario, la idea surge mucho antes de que Hitler llegase al poder; cristalizó de una “necesidad puramente táctica”. Según Frieser, el término ya estaba en las Stosstrupp-Taktik (Tácticas de las tropas de asalto) de la IGM, por las que los alemanes querían acabar con la rigidez provocada por la guerra posicional de las trincheras para posibilitar la guerra móvil. Los éxitos del general alemán Oskar von Hutier prestaron atención a esta táctica que estaba dirigida a romper a través de las fortificaciones enemigas. Dice Frieser que, algo exageradamente, los autores anglosajones se refirieron más tarde a ese general como el “padre de las tácticas Blitzkrieg”. La blitzkrieg no sería otra cosa que el desarrollo ulterior de la idea original de la Stosstrupp. Frieser cita al Oberstleutnant Braun, quien en un artículo publicado en 1938 compara la Blitzkrieg a una “misión de ‘Stosstrupp’ a gran escala y poderosa”. Sin embargo, Stosstrupp es un término usado en los más bajos escalones tácticos y por lo general se refiere a sección o compañía.

Dice Frieser que “el Generaloberst Heinz Guderian también es llamado el fundador de la idea blitzkrieg”. “Asumió esta Stosstrupp-Taktik, cuya prescripción para el éxito se basaba en la rapidez y la sorpresa, y la combinó con los elementos de la tecnología moderna, como el tanque y la aviación” (p. 7). Pero al hacerlo así, Guderian no estaba haciendo nada relacionado con la puesta en práctica de “ideas estratégicas o programas políticos”, sino que buscaba un camino para las operaciones móviles. Frieser afirma que “a este alcance, el término blitzkrieg es con mucho un sinónimo de la guerra de maniobra operacional moderna” (p. 7).

Pero el término blitzkrieg también ha sido utilizado por muchos historiadores para caracterizar la “estrategia de conquista de Hitler”, y dentro de esta teoría sobresale la utilización de muchos autores de la palabra blitzkrieg para referirse a la economía militar del Tercer Reich como una economía blitzkrieg. Frieser describe esa suposición, que es un debate caliente entre historiadores, de la siguiente forma (traduzco literalmente de las pp. 7-8):

• La estrategia blitzkrieg alemana estaba supuestamente dirigida, en el esfuerzo para el dominio mundial, a servir de puente en el profundo abismo que existía entre los objetivos de tiempo de guerra de largo alcance y el inadecuado potencial de guerra para aplastar a los enemigos, uno después de otro, en una serie de campañas individuales y sucesivas que sólo durarían un corto periodo de tiempo.

• El objetivo de la política exterior era aislar al particular oponente y de esta forma localizar el conflicto. De esta manera sería posible evitar el riesgo de una guerra de desgaste larga, prolongada y de múltiples frentes.

• El objetivo de la política interna era motivar a la población para la guerra y evitar guerras largas y prolongadas que provocarían una excesiva presión en la resistencia del pueblo.

• El objetivo económico era movilizar el propio poder potencial del país en el contexto de un armamento rápidamente disponible en amplitud (asociado con una renuncia bastante más arriesgada de un armamento en profundidad). El requisito indispensable para una blitzkrieg, en otras palabras, una capacidad estratégica de atacar el primero, debía crearse por al menos una ventaja temporal en armamento sobre el enemigo que tenía que ser atacado por sorpresa.

• El objetivo militar era invadir al enemigo, después de explotar el elemento de la sorpresa, usando fuerzas rápidas y mecanizadas con apoyo aéreo; el cerco de los ejércitos del enemigo, en el curso de operaciones de cerco de gran alcance, debía provocar una rápida y decisiva victoria.

Así que según estos historiadores, la supuesta estrategia blitzkrieg de Hitler hacía posible movilizar los recursos humanos y materiales del país hasta el grado que se creía suficiente para derrotar al enemigo de turno. Y el ritmo de la estrategia blitzkrieg vendría determinado por la alternancia entre las cortas campañas y las pausas necesarias para explotar los territorios conquistados. Ello suponía, supuestamente, ir ensanchando la base económica del país hasta el punto en que se considerase que ya estaba preparado para una guerra mundial, momento en el cual se comenzaría la movilización total. Pero, dice Frieser, “cuando la blitzkrieg contra la Unión Soviética falló a finales de 1941, fue necesario hacer lo que debía haberse evitado a toda costa, a saber, el prematuro cambio a una guerra total” (p. 8).

Frieser sigue poniendo ejemplos sobre este debate, ejemplos que yo voy a dejar al margen por considerar suficiente lo ya expuesto para concluir. Frieser concluye, con total razón a mi juicio, que esta teoría supone una ficción montada por los historiadores solamente después del hecho. Según Timothy Mason, los éxitos de la blitzkrieg se basaron en una “combinación fatal de coacción de la política interior, accidente de la política exterior, y una audacia extrema por parte de Hitler. Los éxitos dieron entonces a todo el asunto la apariencia de un sistema que no era tal” (28). Hew Strachan expresa esta particularidad muy claramente: “La Blitzkrieg, por tanto, puede haber tenido algún significado en un nivel puramente operacional, pero como concepto general estratégico y económico no existió” (29).

Bien, yo creo que esto está bastante claro. Adjudicar a Hitler una estrategia propia sobre la guerra que desencadenó y denominarla estrategia blitzkrieg supone, a mi juicio, soslayar la realidad. Para no extenderme en mis razones, sólo voy a citar su decisión de hacerle la guerra a Polonia el 1 de septiembre de 1939. Hitler jugó todas sus cartas a una única apuesta: que el conflicto sería localizado, tendría una rápida decisión, y luego vendría la pausa tras la cual, explotadas las ganancias, se haría la guerra a otro enemigo particular. En cambio, el 3 de septiembre de 1939, Gran Bretaña y Francia declararon la guerra a Alemania, con lo que el conflicto se generalizaba (y probablemente se podría generalizar a escala mundial, como sucedió dos años después), y Hitler (que el mismo 3 de septiembre quedó anonadado) se encontró con una guerra generalizada que no había previsto. Sin embargo, esa indeseada situación no le hizo cambiar prácticamente un ápice su estrategia económica, manteniendo la ficción de que, a fin de cuentas, el conflicto seguía siendo relativamente localizado, y que él sabría ponerle un rápido fin por medios militares y políticos, tras lo cual podría prepararse para atacar a su próxima víctima (la Unión Soviética). Pero lo que dice Frieser de que a finales de 1941, tras el fracaso de la “estrategia blitzkrieg” en Rusia, Hitler se vio en la necesidad de cambiar a la indeseada guerra total, no es del todo cierto, pues con todo y eso, Hitler sólo ordenó parcialmente una movilización y explotación total de recursos. La guerra total, en su más puro sentido, la explotación implacable de todos los recursos productivos del Tercer Reich (más allá de que sus resultados prácticos no se consiguen de un día para otro), y en su sentido más simbólico (la movilización total de la población para el esfuerzo de la guerra, tanto a vanguardia como a retaguardia del frente), no se implantó en Alemania hasta el final de la guerra, consiguiéndose la primera en el primer semestre de 1944, y la segunda entre septiembre de 1944 y febrero de 1945.

Pero además, cuando en el verano de 1940 Hitler decidió atacar a la Unión Soviética al año siguiente, toda esa supuesta estrategia blitzkrieg del “paso-a-paso” y del anatema de una guerra en dos frentes se vino abajo como un castillo de naipes. Hitler jamás tuvo una estrategia a medio y largo plazo que mereciera no ya el nombre de blitzkrieg, sino el carácter de sistemática. Casi todo en él, en el terreno de la estrategia, fue una improvisación táctica continua, tanto en el orden político como en el operacional (cuando se metió en él).

(14) “Blitzkriegmethoden” (by Dr. F. K.)
(28) Timothy W. Mason, “Innere Krise and Angriffskrieg 1938/39”, Wirtschaft und Rüstung, 188.
(29) Hew Strachan, European Armies and the Conduct of War (London: George Allen and Unwin, 1983), 163.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Ferran
Usuario
Usuario
Mensajes: 20
Registrado: Vie Nov 14, 2008 10:28 pm

Re: A propósito de la Bltizkrieg

Mensajepor Ferran » Dom Abr 15, 2012 9:51 am

Hola a todos!,

Aunque hace años que publicásteis estas valoraciones sobre la Blitzkrieg, es ahora cuando he tenido oportunidad de leerlas y, como ya viene siendo habitual, me he quedado pasmado con las precisiones de José Luis.

La teoría "flight towards war" o "flucht nach vorn" del fallecido Tim Mason -historiador del que estoy totalmente fascinado y sobre el que estoy haciendo mi tesis doctoral- sostiene que Alemania estaba en 1938 en una situación de crisis interna, cuyo rasgo más importante (entre otros) eran 1 millón de puestos trabajo pendientes de ser ocupados. Esta situación generaba un incesante job-changing (él habla de una media de cambio de puesto de trabajado por año y asalariado), mediante el cual los trabajadores acababan consiguiendo mayores salarios y retribuciones, haciendo aún más imposible el traspaso de bienes de la economía de consumo a la de rearmamento. Mason arguye que Hitler estaba obsesionado con no adoptar medidas que pudieran provocar descontento y oposición en el frente interno, conduciendo a Alemania a una nueva "puñalada por la espalda" como la de 1918. Es por ello que Mason dice que Hitler únicamente tenía 2 opciones en 1938/9 si quería proseguir con el rearme: o imponer sacrificios a la población alemana, haciendo un uso extensivo de la conscripción civil o concentrando la producción y provocando un desempleo masivo; o, lo que hizo finalmente, lanzarse a una Raubkrieg, a una guerra de robo y pillaje. Mason sostiene que, dado el estado de la economía alemana en 1938/9 y que en estos años Alemania alcanzó una situación límite con un futuro imposible, si Hitler no quería imponer sacrificios a su población, únicamente podía optar por arriesgarse a una guerra con Gran Betraña y empezar con la conquista de Polonia. Es decir, Hitler se quedó sin tiempo para poder aislar diplomáticamente a Inglaterra. Por tanto, para Mason el objetivo a largo de la guerra que inició Hitler en 1939 era, en sí mismo, el poder continuar la misma guerra procediendo a un rearme acelerado gracias al botín con el que pudieran hacerse los alemanes en sus conquistas al Este. Para Mason, el pillaje podía estar contemplado en todo caso en la Blitzkrieg como imperialismo económico primitivo, pero nunca como necesidad compulsiva (como fue el caso).

Por contra, Michael Geyer y Richard Overy (con este último a Mason únicamente le faltó llegar a las manos, tal cual) sostienen que la Blitzkrieg fue acuñada en los prolegómenos de la conquista de Francia, momento en el que hubo una crisis -que Mason reconoce- de la ortodoxia militar, que veía imposible esta campaña puesto que no había suficiente armamento después de Polonia. Según Geyer esta crisis fue resuelta con una renovación sociológica de la oficialidad con Frontkämpfer y Overy habla del triunfo de la tradición pangermánica sobre la prusiana. En definitiva, lo que sostienen es que con la conquista de Polonia lo que realmente se inicia es un proyecto a largo plazo de Grossraumwirtschaft, es decir, una economía a gran escala bajo dominio alemán mediante la penetración de capital alemán y/o directamente, la germanización de las empresas de las áreas ocupadas. Overy, además, dice que no existe la crisis que Mason sostiene y que Alemania aún mostraba para 1938 una gran fortaleza económica y que disponía de recursos para sortear los riesgos (además de no dudar en imponer sacrificios a la población alemana si esto fuera necesario).

Saludos,
Ferran

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8936
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: A propósito de la Bltizkrieg

Mensajepor José Luis » Dom Abr 15, 2012 8:36 pm

¡Hola a todos!

Ferran escribió:La teoría "flight towards war" o "flucht nach vorn" del fallecido Tim Mason -historiador del que estoy totalmente fascinado y sobre el que estoy haciendo mi tesis doctoral-........


Me encantaría leer ese trabajo, una vez hayas presentado tu tesis doctoral. Lamentablemente nunca me vi en la situación de escoger una obra de ese historiador, al que sólo conozco de referencias múltiples y de unas cuantas ojeadas a la edición inglesa de Caplan de su Nazism, Fascism, and the Working Class (Cambridge University Press, 1995), que algún día habrá de leer enteramente.

Con semejante limitación no me encuentro en situación de enjuiciar, ya no criticar, la tesis de Mason, tesis que, aun a falta de leer todos sus argumentos, creo que no se sostiene realmente. Concuerdo con Mason en que Hitler buscó concluir con rapidez y éxito la guerra evitando la necesidad de imponer sacrificios innecesarios a la población alemana*, pero no veo cómo sostener que el curso de la guerra hasta mediados o finales de 1941 fue el resultado de un concepto estratégico (Blitzkrieg) de Hitler bien elaborado y largamente premeditado**.

En mi opinión, el concepto Blitzkrieg -ya lo signifiquemos como concepto estratégico económico o simplemente militar- sólo tiene realidad histórica si lo aplicamos exclusivamente a la Operación Barbarroja; es decir, al periodo de tiempo que va desde el proceso de decisión de atacar a la URSS (verano-otoño de 1940) hasta el fracaso estratégico final de la operación (otoño de 1941). Con anterioridad no existió en Hitler ese supuesto concepto estratégico bien elaborado y premeditado del que habla Mason. Frieser es una buena refutación a esa tesis de Mason en el plano armamentístico y militar; Tooze en términos generales y específicos de la política económica nazi (Por cierto, este último autor ha bebido generosamente de Mason, y citado en la misma medida).

Lo dicho, sería feliz de leer tu tesis doctoral.

*The domestic- political function fo the Blitzkrieg plans resided in their promise of bringing the war to a swift and successful conclusion without demanding any undue sacrifices of the German people; and thereby providing a basis of tangible social and economic privilege for the alleged racial superiority of the German people in Europe. (69).

**That is to say, the course of the war until the middle or end of 1941 corresponded to, and at the same time justified, an original, well thought out and long-premeditated strategic concept. (104).

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8936
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

A propósito de la Bltizkrieg

Mensajepor José Luis » Lun Abr 16, 2012 11:58 am

¡Hola a todos!

Para quien tenga interés en conocer cómo se originó el debate sobre una “estrategia Blitzkrieg”, hay disponible en Internet una tesis doctoral de Brett Thomas Gore, Blitzkrieg under Fire: German Rearmament, Total Economic Mobilization, and the Myth of the “Blitzkrieg Strategy”, 1933-1942. Calgary, Alberta, diciembre 2000. Aquí el autor hace una introducción de casi 30 páginas sobre la discusión historiográfica del tema Blitzkrieg, nombrando a las principales figuras envueltas en el debate, de las que destaco a Burton H. Klein, Alan S. Milward, Berenice Carroll, Andreas Hillgruber, Tim Mason, Wilhelm Deist, Hans-Erich Volkmann, Richard Overy y Williamson Murray. Esta es una buena guía donde se resumen las posiciones y tesis de los autores y se da una cuenta bibliográfica exhaustiva, que el interesado puede profundizar con la lectura de las obras citadas.

En esta tesis, extrañamente, Gore no cita Karl-Heinz Frieser, cuyo Blitzkrieg-Legende. Der Westfeldzug 1940 se publicó por vez primera en 1995 (R. Oldenbourg Verlag München), seguido de una segunda edición el año siguiente, y no sé cuántas más a partir de entonces. Como Gore presentó su tesis en 2000, no hay conflicto de fechas para que pudiera conocer y leer el libro de Frieser. Su primera versión inglesa fue publicada en 2005 por Naval Institute Press, con un trabajo encomiable de John T. Greenwood, y bajo el título ya referido más arriba en una intervención anterior mía. Sea como fuere, la lectura del libro de Frieser es obligada (y lo de menos en ella es su refutación de la Blitzkrieg como un concepto estratégico).

Tampoco cita Gore a Robert A. Doughty y su Breaking Point: Sedan and the Fall of France, 1940 (Hamden, CT: Archon Books, 1990), quizás porque la refutación de Doughty de la Blitzkrieg se centra en el análisis de la campaña de Francia y no en la política armamentística, económica y diplomática de los años previos. Sin embargo, y tal como explicita en su prólogo, Frieser reconoce su deuda con Doughty en The Blitzkrieg Legend. Sea como fuere, hay disponible en Internet un corto ensayo de Doughty titulado "Myth of the Blitzkrieg", que señala los puntos básicos de su tesis.

Finalmente, está el libro de Adam Tooze, The Wages of Destruction (2006), del que Gore, esta vez sí, ya no pudo citar en su tesis. Su lectura es igualmente obligada, en mi opinión, pues demonta muchos mitos y errores sobre la economía nazi, el mito de la Blitzkrieg uno de ellos.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Ferran
Usuario
Usuario
Mensajes: 20
Registrado: Vie Nov 14, 2008 10:28 pm

Re: A propósito de la Bltizkrieg

Mensajepor Ferran » Lun Abr 16, 2012 1:39 pm

Hola a todos,

Muchas gracias Jose Luis por las referencias. Precisamente estoy en medio del libro que mencionas de Tooze, del que ya leí un artículo (también de una recopilación de Caplan, Concentration Camps in Nazi Germany) en el que quería desmontar los mitos socializadores de la Comunidad Popular o Volksgemeinschaft y la integración de la clase obrera mediante el efecto nivelador e igualitario de los camaradas del pueblo o Volksgenossen. Tooze negaba que en los años del Tercer Reich se hubiera producido ninguna redistribución más equitativa de la riqueza.

Yendo a la Blitzkrieg y Mason. En el inicio del artículo que citas, "Internal Crisis and War of Aggression, 1938-1939", Mason empieza con unas valoraciones del estado historiográfico del orígen de la Segunda Guerra Mundial y de la estrategia Blitzkrieg que, para nada, él comparte. Al contrario, él es de la opinión que los éxitos iniciales dieron a la Blitzkrieg una apariencia de preparación calculada que de hecho no poseía (p.130). De hecho, su teoría del "flight towards war" se basa en la primacía de la política interna, de la incapacidad del regimen para desviar recursos de la economía de consumo al rearmamento y la primacía del corto placismo y de la necesidad del botín, del robo y el pillaje para poder continuar con la misma guerra.

La tesis de Mason fue muy discutida y él contestó a Overy mediante un debate crudísimo en Past & Present, en el que acusó a Overy de hacer retroceder décadas los conocimientos del Tercer Reich al hacer uso de un monolitismo a largo plazo del regimen. A Ludolf Herbst y Dülffer, les contestó en una de sus últimas intervenciones en la conferencia de la Universidad de Philadelphia poco antes de su suicidio en Roma, que se publicó primero en "Reevaluating de Third Reich" y en la recopilación de Caplan que mencionabas, con el nombre de "The Domestic Dynamics of Nazi Conquests. A Response to Critics". En esta intervención, Mason recogió críticas a su teoría pero básicamente se mantuvo en sus trece: el florecimiento de la economía civil, el crecimiento de los salarios reales de los trabajadores gracias a la excepcionalidad de que hubieran más puestos de trabajo que trabajadores para cubrirlos, el rechazo de gran parte de los alemanes a cooperar económicamente en la preparación de la guerra desafiando la ética de la Volks y Betriebsgemeinschaft mediante el job-changing, hizo necesario volar hacia la guerra para poder mantener el rearme "at a high level". El pillaje se convirtió en el objetivo a largo plazo de la guerra, acompañado de una violencia atroz, precisamente para poder continuar con la misma guerra. Mason, por tanto, incide en un estado totalmente caótico del Tercer Reich.

Del mismo modo, en la tesis doctoral de Mason (inédita), ya dice que "the Blitzkrieg was self-defeating insofar as it actually proclaimed real economic and social effort to be superfluous - this was a message which the people were glad to hear". Es decir, que si que también cuadra esta táctica con la incapacidad del regimen para imponer sacrificios a su población, lo que entiendo que critica Mason es que desde el principio todo se trató de una huida hacia adelante en el que se vivía absolutamente del corto plazo. Sí que se podía pensar en un Lebensraum o una Grossraumwirtschaft (de la que no habla Mason), pero la realidad sobre el terreno era la de una necesidad compulsiva de botín.

Lo que sí que no entiendo es cómo Overy y Geyer pueden defender que desde el primer minuto de lo que se trata es de construír la Grossraumwirtschaft como proyecto a largo plazo. Pero bueno, Overy lo volvió a exponer en una Conferencia en París y en el Comment ya le volvieron a espetar que parecía olvidarse del carácter policrático del Tercer Reich, que Mason también plenamente aceptaba. Supongo que también es lo fácil, le pregunté en una conferencia a Sussane Heim que qué pensaba de organizaciones como el Reichskomissariat für die deutschen Festigungsvolkstums o la VoMi, Volksdeutsche Mittelstelle, para el desarrollo de la Solución Final y se me quedó mirando diciéndome que estaba aparcando el carácter policrático del Tercer Reich. En fin...

Saludos cordiales,
Ferran

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8936
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

A propósito de la Bltizkrieg

Mensajepor José Luis » Lun Abr 16, 2012 4:15 pm

¡Hola a todos!

Gracias a ti, Ferran, por compartir tus experiencias y comentarios.

Todo este tema en torno a una supuesta "estrategia Blitzkrieg" por parte de Hitler se vuelve demasiado complicado, a mi juicio, cuando se super-ramifica en los diferentes (y entrelazados) niveles en los que cada cual, de los académicos, basa sus argumentos (política económica interna, laboral, diplomática, armamentística, militar..). Yo me quedo, sin embargo, con el siguiente enunciado que, por diferentes que sean las vías por las que llegan a su conclusión los defensores de la teoría blitzkrieg, viene a significar que Hitler, en su política económica-armamentística-militar, había planificado una estrategia de guerra corta para ir haciendo frente a sus enemigos paso a paso, uno a uno, de tal forma que, según defienden esos historiadores, no se viera en la necesidad de movilizar toda su economía de tiempo de paz a una economía de tiempo de guerra. Esta conclusión, con los matices que requiera, creo que no se ajusta a la realidad de los hechos conocidos. Si examinas los programas de rearme de la Wehrmacht a partir de 1936, verás que su completa ejecución llevaría como mínimo, y no en las tres ramas de las fuerzas armadas, seis o siete años. Eran unos planes, al margen de su viabilidad, de calado y que a mi parecer difícilmente podían considerarse que fueron pensados para una guerra de campañas cortas, especialmente desde el punto de vista de la Kriegsmarine. Hitler, tal como manifestó en la famosa reunión (Hossbach) de la Cancillería del Reich en noviembre de 1937, pensó la guerra para algún momento en 1943-44, y sólo si se presentaba una coyuntura política favorable se movería con antelación contra Checoslovaquia o Polonia (escribo de pura memoria). Luego la crisis checa y su resolución precipitaron las siguientes decisiones de Hitler. Básicamente, la propia aceleración de los programas de rearme británicos y franceses (cuyos gobiernos entonces ya tuvieron claro que la guerra con Alemania sería inevitable) y la conciencia de Hitler de saber que el tiempo sólo podía beneficiar a sus enemigos (pues contaban con más recursos para ganar la carrera del rearme) y hacerle perder la ventaja que entonces contaba la Wehrmacht, especialmente en tierra y aire, con respecto a las fuerzas armadas británicas y francesas, digo que fue entonces cuando decidió arriesgar una guerra generalizada (en la creencia inicial de que no sucedería) con su invasión de Polonia. Lo que está ausente en todo este proceso es el concepto estratégico (Blitzkrieg) al que se refieren, de diferentes maneras, Mason y cía. En septiembre de 1939, o antes, Hitler carecía de cualquier plan estratégico para hacer la guerra a Francia y Gran Bretaña, y por ello no encuentro sostén a la frase de Mason sobre la Blitzkrieg: "That is to say, the course of the war until the middle or end of 1941 corresponded to, and at the same time justified, an original, well thought out and long-premeditated strategic concept".

Si alguna vez hubo una estrategia blitzkrieg en Hitler fue en la planificación y ejecución de la Operación Barbarroja. Aquí sí encontramos un claro soporte al concepto estratégico citado: una campaña relámpago concluida exitosamente en unas cuantas semanas para derrotar a la URSS y hacerse con sus territorios ricos en materias primas cuya explotación permitiría a Alemania ser autosuficiente (rindiendo ineficaz el bloqueo económico británico) para poder hacer, después, la guerra a las potencias anglosajonas.

Pero nada de esto lo vamos a encontrar en la planificación estratégica de la campaña contra Francia de mayo-junio de 1940. No se esperaba de ninguna manera el éxito que finalmente trajo la campaña (la derrota de Francia) en apenas tres semanas, sino que se esperaba una guerra relativamente larga, y quizás la mejor corroboración de ello esté en las prioridades señaladas en el programa de armamentos. Déjame que te copie los siguientes textos de Frieser:

But the most important reason why there could not have been any specific blitzkrieg economy before the campaign in the west resides simply in the fact that the German leadership just did not want that. In the end, it was the fear of the specter of 1914 that emerged victorious in the conflict of goals between armament in breadth for a hoped-for short war and armament in depth for a feared long war. Former combat soldier Hitler, like his generals, was clearly aware of the traumatic experiences of the battles of attrition during World War I. This is why the German leadership shied away from orienting the entire armament effort rather unilaterally toward the conduct of a quick war. As mentioned before, Hitler rejected as criminal the idea that "the political leadership should rely on surprise." Rather he demanded: "We have to prepare for a long war along with a surprise attack."

(...) Economic mobilization clearly shows that the campaign in the west was not designed as a campaign of six weeks (which is what it actually turned into), but rather was a rehash of the many long years of struggle during the World War I. This is why the German military potential was not to burn out like a firework but was to be kept at a low flame for a long period. The model of the long war guided the decision-making process in the conflict of goals between armament in breadth and armament in depth. The following fact is the clearest indication of that: armament planning for the campaign in the west, in terms of the time frame, called for a noticeable increase in output only in October 1940. But the high point should have been reached only in the autumn of 1941. However, everything turned out quite differently. At that point in time, the German troops were no longer before Paris but rather before Moscow.

As spelled out before, the campaign in the west, the scale of priorities within the armament effort, if anything, points to the exact opposite of a blitzkrieg concept geared toward a swift decision. First of all came requirements that clearly pointed to the prospect of a long-lasting positional war as in World War I: ammunition and powder factories, tools, and machine tools. The second priority called for the production of new submarines as well as Ju-88 aircraft. These were weapon systems that would only have a long-term effect in case of a strategic war against Great Britain. Only the third (and next to the last) priority included combat vehicles, in other words, Panzers.

A particularly informative figure here is the distribution of steel within the army armament effort. Among the 445,000 tons that were allocated for the second quarter of 1940, only 25,000 tons were left over for battle tanks and armored vehicles, in other words, a mere 5 per cent of the steel quota. That was less than the 26,000 tons that had been earmarked for barbed wire, obstacles, structural steel, and son on, for conducting a positional war. About twice as much steel was made available for the preparation of factories for future ammunition production as for the production of armored vehicles.

So, the campaign in the west in 1940-quite in contrast to the campaign in the east in 1941- was not planned as a blitzkrieg from the very beginning...
(pp. 26-27).

El inesperado y súbito colapso del ejército francés, el inesperado y súbito éxito del "Corte de Hoz" (que esencialmente era una jugada del todo o nada, tan cara a Hitler), fue lo que llevó, fatalmente, al liderazgo alemán a alejarse de sus presupuestos estratégicos previos, planeando, esta vez sí, una campaña blitzkrieg contra los rusos en 1941. Por ello considero una ironía que lo que la gente piensa que fue el éxito de la blitzkrieg no fue sino un completo fracaso de la blitzkrieg, pues cuando se dio el éxito (Francia 1940) no existió tal concepto blitzkrieg, y cuando se dio realmente ese concepto blitzkrieg (URSS 1941), lo que vino fue un fracaso decisivo. El liderazgo alemán, ahora sí premeditamente, quiso tras la campaña francesa repetir su éxito al año siguiente en Rusia, planificando una campaña blitzkrieg en lo militar y en lo económico. Por tanto, y en mi opinión, cualquier concepto estratégico de Blitzkrieg nació en el verano de 1940 y murió estrepitosamente en el otoño de 1941.

En fin, y cambiando de tercio, te deseo la mejor de las fortunas con tu tesis doctoral.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Karel
Miembro
Miembro
Mensajes: 325
Registrado: Mié Jun 20, 2012 10:43 pm
Ubicación: Madrid

Re: A propósito de la Bltizkrieg

Mensajepor Karel » Dom Jun 24, 2012 9:12 pm

Al margen de la en principio superioridad armamentística alemana en los primeros compases de la guerra, yo creo que lo que realmente hizo que la Blitzkrieg funcionara bien fue la mejor coordinación gracias al empleo masivo de las comunicaciones por radio. Este es un factor absolutamente primordial que contrastaba con la primitiva organización de los ejércitos enemigos preparados para otro tipo de guerra.

En 1940 el 80% de los tanques franceses aún no tenían radio. Además, muchos de los soldados franceses eran reservistas, otros eran veteranos de la primera guerra mundial (hombres de mediana edad muy desentrenados). Por no hablar ya del ejército polaco que aún otorgaba una desfasada importancia a la "caballería clásica". ¿Qué resistencia podrían haber ofrecido entonces?

En mi opinión no se trata ya de que los alemanes hicieran grandes alardes en tecnología militar; no hay que olvidar que aviones como el Junkers Ju 87 ya en el inicio de la guerra estaban obsoletos y solo demostraron eficacia en condiciones de superioridad aérea siendo muy vulnerables cuando estas circustancias se presentaban desfavorables. Se trató más bien de una capacidad de adaptación superior a la organización del enemigo que pronto quedaría a su vez superada.
Imagen
Imagen

Emil Dermuth
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 683
Registrado: Mié Jun 13, 2012 10:30 pm

Re: A propósito de la Bltizkrieg

Mensajepor Emil Dermuth » Mié Ago 08, 2012 10:30 pm

Saludos a todos

Efectivamente, el éxito inicial de la Blitzkrieg fué debido a la correcta utilización y coordinación de todas las fuerzas, para lo cual era necesario una perfecta comunicación entre las diferentes armas, logística, intendencia etc. A mi entender, la filosofía era el hacer lo máximo con lo mínimo, la explotación suprema de los recursos existentes. Alemania era muy inferior a sus enemigos en cantidad, y muchas veces en calidad, de armamentos, personal y recursos, por lo que su única baza era la optimización de estos para sacarles el máximo provecho.
Finalmente, como se ha apuntado por varios compañeros, la Blitzkrieg fracasó por varios motivos, el objeto de esta aportación es enfatizar uno de esos motivos, ya que creo que no ha sido del todo ponderado.

La punta de lanza que rompía las defensas enemigas eran los blindados ligeros, estos necesitaban de una actuación previa y coordinada de la Luftwaffe, la encargada de ablandar al enemigo y debilitar las defensas. Como se ha comentado en varias publicaciones, la Luftwaffe era la artilleria volante de la Heer. Una vez comenzado el ataque también trabajaban como “apagafuegos”, es decir, los núcleos de resistencia que se les atragantaba a los blindados eran destruidos por la aviación de asalto.

Todo esto se realizaba según la filosofia expuesta, la Luftwaffe no montaba grandes ataques que sembraban de bombas el campo de batalla, lo contrario, los obsoletos stukas colocaban con precisión de cirujano unos pocos explosivos donde hacía falta.

Esta manera efectiva y efectista de hacer la guerra entusiasmó al alto mando alemán, creía firmemente en el bombardeo táctico, sobre todo en picado, y preparó la Luftwaffe para el ataque y el apoyo de las fuerzas de tierra. “La Luftwaffe ataca, no se defiende”, decía Goering.
La anticuada mente del OKL y del OKW no era capaz de comprender los fundamentos de la guerra aérea moderna, perfectamente definidos por el Inspector General del arma de caza de la Luftwaffe , Adolf Galland.

En resumen Galland decía que había tres modos de hacer la guerra aérea:
1-La guerra en el aire – Lucha entre aviones para conseguir la superioridad aérea, es decir el control del espacio aéreo.
2-La guerra desde el aire – Utilización de las fuerzas aéreas como apoyo a las fuerzas de tierra (bombardeo táctico, asalto, cazatanques etc) o como elemento de destrucción en penetración profunda de las industrias, centros militares, políticos o núcleos de población del enemigo (bombardeo estratégico).
3-La guerra contra el aire – Lucha de antiaéreos contra los aviones.

Al principio de la guerra, el OKW y el OKL solo concebían como útil la utilización de la Luftwaffe para hacer la guerra desde el aire, especialmente como artilleria volante del ejército. Es así como la producción de aviones, la selección de los pilotos y el desarrollo de la organización de los distintos comandos y grupos se basaban unicamente en esa premisa. Así pues el esfuerzo de la industria aereonaútica se centraba en construir bombarderos ligeros o medios capaces de actuar en picado, los mejores pilotos se desviaban a los grupos de bombardeo, no se planificó una defensa del espacio aéreo alemán y dentro de la OKL no había nadie que tuviera contacto directo con el arma de caza. Es más, el arma de caza estaba incluso considerada como un lujo decorativo, como unos duelos entre paladines, mucho valor y espectáculo, pero poco apoyo al esfuerzo general de la guerra.

Galland sostenía que la guerra desde el aire era imposible de hacer si antes no se ganaba la guerra en el aire, que 20 bombarderos medios podían hacer mucho daño en cielos con superioridad aérea mientras que 500 serían destruidos en pocos días si volaban donde el enemigo gozaba de esa superioridad.

El OKL y el OKW a pesar de la derrota de la batalla de Inglaterra no empezaron a entender ese concepto hasta 1943, y aún así persistían en su error al utilizar cazas como JABO en un intento de lanzar bombas sin tener superioridad aérea. El propio Hitler insistía en el concepto de bombardero relámpago y retasó la entrada en servicio del Me 262 como caza, ya que tenía la visión de ataques relámpago a reacción para rechazar la invasión de Normandia. Solo cuando era demasiado tarde se entendió el concepto.

La Blitzkrieg, al contrario que las tácticas de masas soviéticas, solo se podía realizar con un apoyo aéreo rápido, continuo y eficiente, como quedo demostrado en Polonia, Benelux, Francia y Rusia hasta Diciembre de 1.941. Sin ese apoyo el fracaso era casi seguro. Para que la Luftwaffe pudiera actuar necesitaba superioridad aérea.

Sin ganar la guerra en el aire no se podía hacer la guerra desde el aire.

Por lo tanto, en mi opinión, una parte relativamente importante del fracaso de la Blitzkrieg se debió al abandono que sufrió el arma de caza y a la no comprensión de los fundamentos tácticos y estratégicos de la guerra aérea que tanto trataron de defender Adolf Galland y otros muchos.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8936
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: A propósito de la Bltizkrieg

Mensajepor José Luis » Jue Ago 09, 2012 12:04 pm

¡Hola a todos!

Emil Dermuth escribió:La punta de lanza que rompía las defensas enemigas eran los blindados ligeros, estos necesitaban de una actuación previa y coordinada de la Luftwaffe, la encargada de ablandar al enemigo y debilitar las defensas. Como se ha comentado en varias publicaciones, la Luftwaffe era la artilleria volante de la Heer. Una vez comenzado el ataque también trabajaban como “apagafuegos”, es decir, los núcleos de resistencia que se les atragantaba a los blindados eran destruidos por la aviación de asalto.

Todo esto se realizaba según la filosofia expuesta, la Luftwaffe no montaba grandes ataques que sembraban de bombas el campo de batalla, lo contrario, los obsoletos stukas colocaban con precisión de cirujano unos pocos explosivos donde hacía falta.

Esta manera efectiva y efectista de hacer la guerra entusiasmó al alto mando alemán, creía firmemente en el bombardeo táctico, sobre todo en picado, y preparó la Luftwaffe para el ataque y el apoyo de las fuerzas de tierra. “La Luftwaffe ataca, no se defiende”, decía Goering.


La guerra de movimiento de formaciones de armas combinadas, que así se definía la doctrina militar en el ejército de tierra alemán, fue una constante ofensiva y defensiva durante la mayor parte de la guerra en el nivel táctico (cuerpo de ejército para abajo); se redujo mucho en el nivel operacional (ejército) y se cuenta con los dedos de una mano en el nivel estratégico (grupo de ejércitos). La Blitzkrieg -la planificación económico-militar de los recursos del estado para una guerra corta o guerra relámpago- sólo se llevó a cabo en dos ocasiones: las operaciones de los Balcanes en la primevera de 1941 y la campaña contra la URSS en el verano-otoño del mismo año.

Con respecto a la participación de la Luftwaffe en las operaciones del ejército de tierra, es decir en su papel de apoyo al suelo, cabe señalar que el manual Richtlinien für die Führung der Panzerdivision de 1938, al tratar del tema de la artillería, dejaba claro que el ejército no debía esperar una colaboración inmediata de la Luftwaffe en un sentido táctico. Se aconsejaba a los comandantes de las divisiones panzer que avanzaran con sus elementos de artillería en columnas de marcha en posiciones de vanguardia para que pudieran ser desplegados y abrir fuego lo antes posible. Esto implicaba que la aviación no estaría disponible para apoyar directamente a las fuerzas terrestres de manera inmediata, y en este sentido la sección del manual dedicada al ataque preveía la mayoría de los escenarios posibles con los comandantes divisionales teniendo que arreglárselas sin apoyo aéreo. Sin embargo, tras las campañas de Polonia en 1939 y Francia en 1940, donde el apoyo al suelo tuvo tanto acciones positivas como negativas, el manual Richtlienen für Führung und Einsatz der Panzer-Division de 1940 estableció de forma definitiva el papel fundamental de la Luftwaffe para facilitar las operaciones de las divisiones panzer*.

Ahora bien, la Operación Barbarroja, que se planificó como una “guerra relámpago” (Blitzkrieg), a ejecutarse bajo los principios doctrinales de guerra de movimiento (Bewegunskrieg) con grandes operaciones de cerco y batallas de aniquilación en un sentido clausewitziano (Vernichtungsschlacht), se inició con la Luftwaffe ganando la superioridad y aun la supremacía aérea para acto seguido dedicarse a colaborar con el Ostheer en misiones de apoyo al suelo y de neutralización o destrucción de las operaciones terrestres a retaguardia soviética. Y lo hizo con éxito, pese a que de esa forma se convirtiera en lo que no querían hombres como von Ricthoffen (quien decía que la Luftwaffe no era la “***” del Heer). Sin embargo, la Luftwaffe no pudo mantener en el tiempo esa superioridad aérea (salvo casos locales) y, en consecuencia, disminuyó sus operaciones de apoyo al suelo. Desgaste, escasez de aeródromos avanzados y adecuados, escasez de reemplazos y piezas de recambio....y la reaparición de la VVS dan cuenta del fracaso final de la Luftwaffe, pero mucho antes, y no por falta de su apoyo, vio el Ostheer, en su conjunto, estancada su guerra de movimiento, fundamentalmente por otros factores que ya se han señalado en otros hilos del foro.

*R. L. Dinardo, Germany's Panzer Arm in WWII (Mechanicsburg, PA: Stackpole Books, 1997), 92, 97.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)


Volver a “Doctrina militar”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado