Lecciones de la IGM

El impacto de la Gran Guerra en el pensamiento militar. Cambios y evolución en las doctrinas militares. Regulaciones de campaña.

Moderadores: José Luis, Francis Currey

Avatar de Usuario
Calígula
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 666
Registrado: Jue Jul 14, 2005 11:25 pm
Ubicación: No se dice este país, sino ESPAÑA

Lecciones de la IGM

Mensajepor Calígula » Dom Dic 18, 2005 10:40 am

Muchos fueron los errores cometidos a lo largo de la 1ª guerra mundial ¿Pero cuales se supo aprender para la segunda?¿O por el contrario, cayeron en lo mismo?

Seguramente, uno de los mayores problemas para Alemania en la 1ª guerra mundial, fue la guerra de trincheras. Alemania no se podía permitir ese despilfarro de vidas humanas y recursos, esa era una clase de guerra que Alemania nunca podría ganar, al ser un país sin apenas recursos minerales y con una población grande pero a la vez insuficiente.

Se llego a la conclusión que Alemania, al ser un país pequeño, sin colonias, y que carecía de recursos naturales y estratégicos, tenia que evitar a toda costa la guerra de desgaste. Alemania necesitaba, una guerra en que las victorias se tendrían que decidir en campañas de pocas semanas, antes de agotar todos los recursos humanos y materiales. Abasteciendose de los nuevos territorios, para rápidamente lanzarse en otra nueva campaña.

Aprendieron bien la leccion, y de esta necesidad nació un nuevo arte de la guerra: La Blitzkrieg
Hay una máxima militar que dice: La velocidad y la sorpresa, es la esencia de la guerra. Y la Blitzkrieg puede dar buen crédito de ello.
El resto, es historia.
ImagenImagenImagenImagen
Heinrich Heine Allí donde se queman los libros, se terminaran quemando personas

Avatar de Usuario
Calígula
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 666
Registrado: Jue Jul 14, 2005 11:25 pm
Ubicación: No se dice este país, sino ESPAÑA

Mensajepor Calígula » Lun Dic 19, 2005 1:10 am

Alemania al ser el pais vencido durante la primera guerra, posiblemente fue la que mas la estudio, analizando en que habia fallado para no repetirlo en la segunda

A lo largo de la primera guerra mundial, la marina de superficie alemana tuvo una actuación excesivamente prudente, resguardandose a buen recaudo en sus puertos, y más aun después de la batalla de Jutlandia. Razón por la cual, desde el primer conflicto mundial, había provocado una lluvia de críticas.

Pero el gran almirante Reader quería hacer olvidar dichas críticas, así que no dudo en lanzar a la caza de los convoyes sus navíos más potentes, explotando al máximo su mayor punto fuerte, su gran superioridad técnica. Con al principio grandes resultados, pero rápidamente, se evidencio que por mucha superioridad técnica que tuvieras, si no iba acompañado de superioridad numérica y apoyo aéreo, no tendrías nada que hacer.
Mas tarde estos navíos, serian guardados en sus bases por ser demasiados vitales, y en muy pocas excepciones, volverían a zarpar por miedo a perderlos.
ImagenImagenImagenImagen

Heinrich Heine Allí donde se queman los libros, se terminaran quemando personas

Invitado

Mensajepor Invitado » Mar Dic 20, 2005 3:14 am

En lo referente a la guerra naval se puede decir que ni británicos ni alemanes aprendieron la lección. Los primeros permitieron que los alemanes se prepararan para llevar acabo su revancha (no supieron valorar lo ocurrido los bastantes más de 11 millones de toneladas que hundieron los submarinos no supusieron ningún escarmiento ni lección y el error de permitir que los alemanes fueran incrementando su flota de submarinos antes del comienzo de la 2ª Guerra Mundial lo pagarían muy caro además de que menospreciaron la amenaza creyendo en la eficacia del Asdic).
Los segundos no vieron que la mejor opción para tener una flota efectiva ante una una guerra inmediata era disponer de un gran número de submarinos y se perdieron en multiples proyectos que al comenzar la guerra quedaron aparcados.
Lo demás ya lo conocemos todos unos por exceso de confianza y otros por exceso de indecisiones, perdieron más de lo que debian haber perdido

Avatar de Usuario
minoru genda
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 3342
Registrado: Vie Jun 24, 2005 11:25 pm
Contactar:

Mensajepor minoru genda » Mar Dic 20, 2005 3:17 am

Anonymous escribió:En lo referente a la guerra naval se puede decir que ni británicos ni alemanes aprendieron la lección. Los primeros permitieron que los alemanes se prepararan para llevar acabo su revancha (no supieron valorar lo ocurrido los bastantes más de 11 millones de toneladas que hundieron los submarinos no supusieron ningún escarmiento ni lección y el error de permitir que los alemanes fueran incrementando su flota de submarinos antes del comienzo de la 2ª Guerra Mundial lo pagarían muy caro además de que menospreciaron la amenaza creyendo en la eficacia del Asdic).
Los segundos no vieron que la mejor opción para tener una flota efectiva ante una una guerra inmediata era disponer de un gran número de submarinos y se perdieron en multiples proyectos que al comenzar la guerra quedaron aparcados.
Lo demás ya lo conocemos todos unos por exceso de confianza y otros por exceso de indecisiones, perdieron más de lo que debian haber perdido

Parece ser que hay un pequeño fallo y a veces uno postea sin registrarse ya me va pasando varias veces en fin que el anterior mensaje es mio :evil:
No hay ningún viento favorable para quien no sabe a que puerto se dirige.
Schopenhauer
U-historia.com

Avatar de Usuario
ignasi
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1192
Registrado: Jue Jun 16, 2005 3:50 am
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Mensajepor ignasi » Mar Dic 20, 2005 7:16 pm

Anonymous escribió:Los segundos (Alemania) no vieron que la mejor opción para tener una flota efectiva ante una una guerra inmediata era disponer de un gran número de submarinos y se perdieron en multiples proyectos que al comenzar la guerra quedaron aparcados.


Dicho problema simplemente es que la guerra les empezó 4 años pronto. La Kriegsmarine planeaba llegar a su cota máxima entre 1944 y 1948, teniendo previsto incluso la botadura de un portaaviones. Por otro lado, el total monopolio del aire a manos de la Luftwaffe hizo que la Kriegsmarine no pudiera defenderse de la amenaza aérea, ni casi usar aviones de reconocimiento.

Un saludo,

Ignasi

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Mar Dic 20, 2005 10:55 pm

Hola a todos

Lo que sigue es un extracto sacado de un interesante árticulo de Williamson Murray titulado "Reflexionando sobre las Revoluciones en Asuntos Militares". El subrayado es mio simplemente para recalcar que los fundamentos de la blitzkrieg fueron resultado de una evolución acertada a partir de las enseñanzas de la I GM y no una revolución como muchas veces se tiende a pensar.

[Desde muchas perspectivas, la I Guerra Mundial reafirmó la combinación letal de estas revoluciones. Al mismo tiempo, dicha guerra fue también un evento profundamente revolucionario de por sí, logrando desbaratar los fundamentos del equilibrio occidental y provocando inmensas consecuencias políticas, económicas y sociales. En efecto, es posible argumentar que las consecuencias políticas de la guerra no dejaron de hacerse sentir sino hasta el otoño del año 1989. De todas las revoluciones militares, la I Guerra Mundial debería ser considerada como la más revolucionaria en el sentido puramente militar. Implicó la creación de las armas combinadas, de la táctica de explotación, del bombardeo estratégico, la guerra submarina sin restricción, las operaciones de portaaviones e incluso de la guerra anfibia. Reconocidamente, en algunos aspectos las armas, la tecnología y los conceptos tácticos sólo ofrecieron un vistazo del porvenir, pero ese vistazo fue real y presente. Quizás que la mejor manera de expresar la importancia de este punto es sugerir que un comandante de batallón del Ejército británico o bien del alemán en el verano del año 1918 podría haber entendido los conceptos fundamentales de los campos de batalla del año 1940, de 1944 e incluso de 1991. Pero un comandante de batallón del año 1914 no habría tenido ni la más mínima idea de lo que estaba ocurriendo en el año 1918; tanto fue el adelanto logrado en los asuntos militares durante los cuatro años que duró la I Guerra Mundial.

[…]Dar inicio a una revolución en asuntos militares durante tiempo de guerra es en sí difícil. La revolución de las armas combinadas durante la I Guerra Mundial —la cual anunció el advenimiento tanto del fuego indirecto certero con medios de artillería como de tácticas de infantería descentralizadas basadas en los elementos de fuego, maniobra y explotación— surgió de la matanza en el Frente Occidental, producto de tres largos años de aprendizaje. Los detalles de esa revolución no se aparentaron sino hasta el término de la guerra, así como lo recalca la experiencia de los británicos y de los franceses en el período entre las dos guerras mundiales. Para ser justo con las instituciones militares confundidas por los problemas sistémicos e insolubles que enfrentaron en un ambiente de temor, confusión y ambigüedad durante la I Guerra Mundial, no fue sino hasta la década de los años 80 que los historiadores finalmente comenzaron a desenmarañar lo que realmente tuvo lugar en el campo de batalla entre 1914 y 1918.

Si los problemas inherentes en adaptarse a las condiciones existentes en tiempo de guerra son grandes, aquéllos que acompañan la innovación en tiempo de paz son una verdadera pesadilla. Michael Howard ha comparado una institución militar durante tiempo de paz con un cirujano que se prepara para realizar una serie de cirugías, en momentos y lugares desconocidos, bajo condiciones no identificadas y sin la ventaja de tener experiencia previa con pacientes vivos.6 Tiene que depender totalmente de lo que habría leído y de modelos incompletos e incorrectos. Asimismo a las organizaciones militares se les exige cumplir funciones en las situaciones más apremiantes, las cuales sencillamente no pueden ser replicadas en tiempo de paz. Y muchas veces se les imponen graves limitaciones en cuanto a los medios y tiempo disponibles para prepararse y entrenarse. Así todo, el registro histórico, tal como lo demostró la campaña alemana contra Europa Occidental en 1940, indica que algunos han logrado más éxito que otros. A juicio de la mayoría de los analistas, los resultados de dicha campaña fueron equivalentes a lo que representa una revolución en asuntos militares.

He aquí donde la historia contribuye a comprender qué tipo de instituciones militares son los que más necesita Estados Unidos, para poder prepararse adecuadamente para la próxima revolución en asuntos militares. Los historiadores suelen sostener que las organizaciones militares se fijan en la guerra más reciente, situación que les dificulta pronosticar acertadamente la naturaleza del próximo conflicto; considérese, a manera de ejemplo, la imagen tradicional de un ejército revolucionario alemán que supo adelantarse a sus adversarios con la táctica de la Blitzkrieg, mientras que los franceses y los británicos —aún enfocándose estrechamente en la I Guerra Mundial— fracasaron terriblemente en adaptarse.

No hay nada más falso que esto. Casi inmediatamente después de la I Guerra Mundial, el Reichsheer, bajo su primer jefe de estado mayor y segundo comandante, el general Hans von Seekt, organizó un total de 57 comités, encargados de analizar todos los detalles más minuciosos del campo de batalla de 1918 en aras de precisar lo que realmente había acontecido. A aquellos analistas von Seekt les exigió producir:

. . . estudios concisos y breves sobre las experiencias de la guerra recién obtenidas, considerando los siguientes puntos: ¿Cuáles situaciones se presentaron durante la guerra que no habían sido previstas? ¿Cuán eficaz había sido nuestro modo de pensar previo a la guerra en lidiar con las situaciones anteriormente identificadas? ¿Cuáles son las guías nuevas que se han desarrollado producto del empleo de los nuevos armamentos en la guerra? ¿Cuáles son los nuevos problemas identificados por la guerra que todavía no se han resuelto?7

El punto crítico es, así como lo destaca la última pregunta planteada por von Seekt, que los alemanes utilizaron una revisión sistemática de los recientes eventos militares como punto de partida en el proceso de vislumbrar la guerra del futuro.

Es más, el espíritu de este análisis dependió en la actitud expresada por von Ludendorff, al redactar sus memorias de sus visitas al frente: "[Los estados mayores] sabían que quería escuchar sus opiniones reales y formarme una clara idea de la situación verdadera, en lugar de satisfacerme con un informe favorable preparado a la orden".8 El resultado fue que la doctrina alemana —cristalizada por primera vez en el año 1923 y posteriormente perfeccionada por los generales Werner von Fritsch y Ludwig Beck en 1932 poco antes que éstos asumieran el mando del Ejército en las posiciones de comandante en jefe y jefe de estado mayor, respectivamente— reflejó las condiciones reales en el campo de batalla en el año 1918. Alemania supo aplicar las lecciones brindadas por tal experiencia en el desarrollo de una doctrina coherente, cuidadosa y evolutiva. La táctica alemana de los medios blindados no era en absoluto revolucionaria; es más bien que cuadró con el marco conceptual más amplio de las armas combinadas, basado en la explotación, la descentralización del proceso de toma de decisiones, el fuego y la maniobra; es decir, el campo de batalla de 1918. Este proceso de analizar rigurosamente el pasado sirvió también en la evaluación de los ejercicios de entrenamiento en desarrollo en el Ejército alemán durante el período entre las guerras.]


La lectura completa del árticulo se puede realizar en: http://usacac.leavenworth.army.mil/CAC/ ... murray.htm

Saludos
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
minoru genda
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 3342
Registrado: Vie Jun 24, 2005 11:25 pm
Contactar:

Mensajepor minoru genda » Mié Dic 21, 2005 8:42 pm

Yo analizo aquello de lo que tengo un poco más de conocimiento que es lo relacionado con la guerra naval.
En 1933 Hitler dejo claro a Raeder que quería una marina capaz de de mantener a raya a sus rivales europeos pero no para entrar en una guerra con Gran Bretaña. Hitler en modo alguno deseaba una guerra con los británicos, con los franceses era otra cosa estaba dispuesto a aceptarlos como aliados pero si era necesario no le importaría tener un conflicto con ellos, también era conocedor del gran potencial naval que tenia Gran Bretaña y esperaba llegar a un entendimiento con ellos porque no tenia ningún interés en hacer una guerra más allá del continente europeo y pretendía centrarse en sus ambiciones territoriales hacia el Este tal y como preconizaba en su libro Mein Kampf.
Ya en 1935 la carrera de rearme de los alemanes era un secreto a voces y solo los necios ignoraban lo que a todas luces era cierto, que Alemania disponía de un ejército poderoso, fue entonces cuando propuso por separado un pacto a los británicos. Ese pacto fue el Tratado de Londres por el cual Alemania se comprometía a no construir más del 35% de la flota británica, lo que ocurrió fue que por ese tratado se convirtió en legal todo lo que de un modo ilegal habían hecho los alemanes incluso mucho de lo que ya estaba en fabricación y para más mofa los británicos por medio de Earl Beatty agradecían a los alemanes esa deferencia reconociendo que si ellos hubieran querido (los alemanes) hubieran hecho lo que les hubiera dado la gana.
No sabía el enterao que el tratado era una concesión más a la galería de quien se preparaba para la guerra.
Raeder tampoco andaba muy fino pues pensaba que el tratado de Londres servia para hacer una armada con miras a un tener un cierto equilibrio en cuanto a la composición del ejército alemán y en cuanto a la igualdad respecto a las otras potencias europeas, pero sin pensar que en unos pocos años debería de usarla para una guerra y precisamente contra quien, (según algunos indicios alimentados por las creencias de Hitler de que podría tener a los británicos como aliados) menos deseaba.
Las consecuencias negativas para los británicos fue que el programa de construcción de submarinos pudo ser ya oficialmente reconocido (hacia tiempo que los alemanes preparaban buques y tripulaciones bajo el pretexto del servicio técnico, lo hacían en Holanda) y a los cuatro meses de la firma del tratado ya estaba listos los primeros 12 submarinos al mando de Dönitz.
Raeder también esperaba desarrollar un arma aérea dependiente de la marina con escuadrones de reconocimiento y aviones de apoyo llegando a tener un grupo de pilotos.
El problema es que también salió a la luz la Luftwaffe al mando de Göring cuya máxima era "todo lo que vuela me pertenece" considerando que la fuerza aérea era exclusivamente de su dominio (otro de los muchos errores tácticos alemanes) tras muchos avatares de Raeder en su intento de crear una fuerza aérea exclusivamente naval al final tuvo que claudicar y aceptar el pírrico dominio sobre vuelos de reconocimiento y apoyo táctico cercano.
En lo referente a la composición de la flota y sus unidades se plantearon diversos problemas como los de la propulsión los clase Deutschland habían sido equipados con motores diesel que demostraban bastante efectividad pero para unidades mayores era imposible saber si darían los mismos resultados por lo que se optó por las turbinas.
Con todo el mayor problema (que ya he mencionado en otras ocasiones) era decantarse por grandes unidades de superficie o por submarinos los primeros tenían un proceso de fabricación más largo, los segundos eran mas rápidos de construir, el Anchluss hizo que las relaciones entre Londres y Berlín se hicieran más tensas transcurría el año 1938 y Hitler que en un principio deseaba tener a Gran Bretaña a su lado empezaba a pensar que eso no sería posible por lo que advirtió a Raeder de la posibilidad de tener que luchar contra los británicos.
Raeder por tanto era consciente de que si se liaba un conflicto en un espacio de tiempo inferior a dos años la flota alemana no estaría preparada.
Ante esta perspectiva presentó un informe a Hitler con dos alternativas una la construcción de unidades pequeñas con acorazados tipo Deutschland de 10000 toneladas y otras unidades menores (incluidos submarinos) o bien la construcción de buques de mayor calado y desplazamiento que ocuparían más tiempo en ser fabricados, Hitler decidió que se harían las grandes unidades y Raeder le advirtió que en el segundo caso la armada no estaría lista si las hostilidades se declaraban antes de dos años. Hitler no concedió importancia diciendo que no necesitaría la flota antes de 1946, eso selló de algún modo la política de construcciones navales alemanas, era el plan Z, que fue abandonado al comienzo de la guerra aproximadamente un año después con Hitler comentando, que después de todo no había podido evitar la guerra con los británicos.
Si Ignasi estoy totalmente de acuerdo contigo, la guerra comenzó demasiado pronto pero la culpa de que la Kriegsmarine no estuviera totalmente preparada fue del cabo bohemio que con su megalomanía decidió que la marina alemana tenía que tener buques impresionantes que “acongojarían” a quien los viera pero que la harían menos efectiva.
Fue al comienzo de la guerra cuando al abandonar el plan Z se empezó a actuar de un modo más racional haciendo aquello que se debería haber hecho ya desde un principio.
Como ya está demostrado la fabricación de buques tipo Deutschland tal y como había propuesto Raeder junto con la construcción de submarinos y unidades menores hubiera sido más acertada para esa guerra que iba a comenzar antes de lo esperado.
Como se puede ver ni unos ni otros aprendieron nada en lo referente a doctrina naval tras la 1ª Guerra Mundial.
Sobre que hubiera pasado en lo referente a la guerra naval, de retrasarse la guerra hasta el 44 o 46, daría para otro extenso post pues nada sería igual
No hay ningún viento favorable para quien no sabe a que puerto se dirige.
Schopenhauer
U-historia.com

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Jue Dic 22, 2005 12:47 am

Hola de nuevo,

Realmente, ni ingleses ni alemanes dieron la debida importancia al submarino hasta el comienzo de las hostilidades, esto fue así debido a la invención del sonar en la I GM que hizo pensar a ambos bandos que el submarino había quedado poco menos que obsoleto, asi en 1939 los alemanes poseían solo 26 submarinos de altura y construyeron 28 durante el primer año de guerra, a la vez que durante ese periodo perdieron 28, todo esto fue la consecuencia directa de dar prioridad a la creación de la flota de superficie. Solo Donitz defendia la creación de una gran flota de submarinos que según pensaba daría la oportunidad de cortar las lineas de comunicación británicas. Sin embargo también aquí cometió errores pues sus cálculos fueron para una campaña conforme al modelo de 1918, es decir una campaña cercana a las costas inglesas, por ello erró al elegir al submarino tipo VII con una autonomía insuficiente y una carga de torpedos igualmente pequeña, por no hablar de tipo II valido únicamente para patrullas costeras. Aún con estas y otras deficiencias la efectividad de los submarinos alemanes esta fuera de toda duda, entre otras cosas porque como dice minoru los ingleses tampoco habían aprendido las lecciones de la I GM y descuidaron la guerra antisubmarina. Por otra parte los británicos encontraron parecidas dificultades a los alemanes con respecto al apoyo aéreo, los jefes de la RAF se opusieron a utilizar aviones de gran autonomía para proteger los convoyes hasta bien entrado el año 1943 y aún así fue por ordenes de sus superiores políticos.

En cuanto al plan Z, simplemente era inviable para Alemania dado el estado sus finanzas, agotadas por el esfuerzo que había supuesto para ellas el intenso rearme, de hecho este factor fue uno de los que empujo a Hitler a fagocitar a sus países vecinos. Así pues debemos suponer que Alemania no hubiese estado en mejores condiciones para afrontar una guerra en el mar en 1944 de lo que lo estuvo en 1939.

Saludos
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen



"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
minoru genda
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 3342
Registrado: Vie Jun 24, 2005 11:25 pm
Contactar:

Mensajepor minoru genda » Jue Dic 22, 2005 2:18 am

Sobre la cantidad de submarinos alemanes disponibles el 1 de septiembre de 1939 por tipos tengo este enlace.
http://www.dak-clan.com/modules.php?nam ... topic&t=41
Sobre las características de los submarinos tipos II y VII tenemos en este mismo foro este otro.
http://wwwsegundaguerr.superforos.com/v ... .php?t=685
Creo que 13 torpedos (los del tipo VII) no eran muchos pero los resultados están ahí, el mayor problema a comienzos de la guerra fue el fallo de los torpedos más que la cantidad de los mismos lo puedes ver con el tipo II en el cual relato una anécdota del as de los submarinos Otto Kretchmer que tuvo que usar 3 o 4 torpedos para hundir un buque porque solo funcionó uno.
En cuanto al tema del sonar por ahí van los tiros cuando digo que de haber empezado la guerra más tarde nada sería igual, la tecnologia hubiera avanzado más y las tácticas serían impuestas por esos avances.
No hay ningún viento favorable para quien no sabe a que puerto se dirige.
Schopenhauer
U-historia.com

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Jue Dic 22, 2005 4:27 am

Hola,

Las cifras coinciden con las que he dado, que se refieren únicamente a los submarinos capaces de operar en alta mar, esto es, los tipo VII mas los tipo IX, yo he dado la cifra de 26 y minoru da la cifra de 27, la diferencia supongo que viene dada porque yo no he tenido en cuenta el U-44 por haber entrado en servicio en fecha posterior al estallido del conflicto, en todo caso a todas luces una cifra totalmente insuficiente para la ingente tarea que tenían ante si. Y aún a pesar de ello, muy pronto pusieron contra las cuerdas a la marina mercante inglesa.

Hay un error en mi post anterior en lo que se refiere a los submarinos construidos por los alemanes el primer año de guerra que no fueron 28 sino 35.

Saludos
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen



"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
Calígula
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 666
Registrado: Jue Jul 14, 2005 11:25 pm
Ubicación: No se dice este país, sino ESPAÑA

Mensajepor Calígula » Sab Dic 24, 2005 1:18 pm

Pero la 1ª guerra mundial demostro que no era equiparable el tonelaje de marina mercante que podian hundir los submarinos a diferencia de los navios. Algo que Hitler decidio ignorar dando preferencia en el rearme a los potentes buques antes que la flota submarina. Donde el se justificaba declarando que "la potencia de una nación es demostraba por los barcos de superficie de guerra" De hecho, los submarinos de la primera guerra se diferenciaban en pequeña medida con los del principio de las hostilidades en 1939. Al alto mandatario de la werhmacht, con la excepcion de Donitz, y demas almirantes, no se daban cuenta que la yugular de Gran Bretaña estaba en el mar, dejando en un segundo plano la guerra submarina, que como demostro la gran guerra, si era llevada de una forma eficaz y en gran numero, conseguirian el bloqueo a GB. O al menos si consiguieran cortar la mitad del trafico que era la cantidad que calculaban los alemanes para llevar a los ingleses a la mesa de negozaciones. Ademas, no fue hasta que las perdidas de submarinos se hicieron insostenibles cuando se empezo a investigar en nuevas tecnologias, tales como el Schnorkel. De haber puesto mas enfasis en desarrollar el arma submarina, tal vez los nuevos modelos XXI y XXIII habrian visto antes la luz, para mayores quebraderos de cabeza a los aliados.

beltzo escribió:Realmente, ni ingleses ni alemanes dieron la debida importancia al submarino hasta el comienzo de las hostilidades, esto fue así debido a la invención del sonar en la I GM que hizo pensar a ambos bandos que el submarino había quedado poco menos que obsoleto

La verdad, es que el sistema ASDIC al principio, era totalmente inutil contra los ataques de submarinos en superficie, que era la auntentica especialidad de los U-Boots. Simplemente porque estaba centrado a localizar a los submarinos mientras estaban sumergidos, algo que Donitz sabia.
ImagenImagenImagenImagen

Heinrich Heine Allí donde se queman los libros, se terminaran quemando personas

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Lun Dic 26, 2005 1:56 am

Hola de Nuevo,

En realidad a mi juicio lo que la I GM había demostrado es que en el caso de no poder detentar el dominio en el mar por medio de buques de superficie, los submarinos eran una opción perfectamente viable para atacar el comercio marítimo con garantías de éxito. Pero también había demostrado, entre otras cosas, que una campaña submarina excesivamente exitosa era contraproducente pues produciría por parte del bando contrario medidas tecnológicas y tácticas para contrarrestarlo. Y aquí es donde Donitz no saco las pertinentes conclusiones que indicaban de forma bastante clara que para mantener una campaña submarina exitosa era indispensable una constante evolución táctica y tecnológica que se adelantara a las posibles respuestas de los aliados. En vez de ello, Donitz tomó el camino mas fácil a corto plazo, fue trasladando las áreas operacionales de sus submarinos a las zonas donde la respuesta aliada era más débil, el resultado final que obtuvo es una respuesta de los aliados igualmente eficaz en todas partes y como consecuencia de ello la imposibilidad de proseguir la campaña submarina con pérdidas aceptables. En ese momento es cuando se interesan por la tecnología para que sus submarinos pudieran seguir operando, pero para entonces ya era tarde, los avances tecnológicos no se producen de la noche a la mañana.

No menos importante fue la incapacidad de los alemanes para sospechar que los ingleses estaban descifrando sus códigos a pesar de poseer pruebas circunstanciales de que tal cosa podía estar sucediendo. En realidad, esto no fue sino otra demostración de la mentalidad nazi que no parecía capaz de comprender que los aliados pudieran ser tanto o más eficaces que ellos, y siguieron considerando durante toda la guerra que sus códigos eran indescifrables.

En cuanto al ASDIC, ciertamente solo podía localizar un submarino estando en inmersión y fue esto lo que motivo que los U-Boots atacaran en superficie, sin embargo una vez localizado el submarino en superficie, el ASDIC le hacía a este muy complicada la tarea de escapar pues si utilizaba la inmersión sería localizado con toda seguridad y en cuanto los buques aliados fueron dotados de radar, la tarea de los submarinos se tornó en imposible.

Saludos
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen



"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
minoru genda
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 3342
Registrado: Vie Jun 24, 2005 11:25 pm
Contactar:

Mensajepor minoru genda » Lun Dic 26, 2005 3:04 am

Ufesa escribió:
Pero la 1ª guerra mundial demostro que no era equiparable el tonelaje de marina mercante que podian hundir los submarinos a diferencia de los navios.

Efectivamente los submarinos tenían una mayor capacidad para acabar con el tráfico mercante
Algo que Hitler decidio ignorar dando preferencia en el rearme a los potentes buques antes que la flota submarina. Donde el se justificaba declarando que "la potencia de una nación es demostraba por los barcos de superficie de guerra"

Hitler debido a su ignorancia sobre guerra naval no supo tomar una decisión correcta y prefirió ordenar la construcción de grandes buques precisamente por eso que citas. No obstante no dudó en su momento en amenazar con desguazar esos grandes barcos para aprovechar los cañones usándolos como defensa costera.
De hecho, los submarinos de la primera guerra se diferenciaban en pequeña medida con los del principio de las hostilidades en 1939.

A comienzos de 1939 los alemanes ya tenían los tipo II y los tipo VII gracias a la evolución del periodo entre guerras, la tecnología en construcción de submarinos fue evolucionando, para nada la diferencia se puede considerar de pequeña medida, estructuras, sistema de propulsión materiales, armamento y detección, tuvieron diferencias importantes, veamos cuales.
La forma de los submarinos mas hidrodinámica, la ausencia de mástiles (muchos modelos de la primera los llevaban)la evolución de los medios de defensa aérea, (se montaron armas ligeras para ese cometido) la profundidad de inmersión aumentó con las nuevas aleaciones de aceros más resistentes y posteriormente mejoró con la unión de las chapas por medio de soldadura (los submarinos de la 1ª G. Mundial y algunos modelos de la segunda como los tipos II y los primeros del tipo VII iban con las uniones a remache), en lo referente a la propulsión, robustez y eficiencia además de la seguridad aumentaron con la incorporación de motores diesel del mismo modo que las instalaciones eléctricas, la velocidad en superficie aumentó, en cuanto a la de inmersión apenas hubo cambios, en lo referente a la detección y comunicaciones decir que se desarrollaron aparatos para detectar sin ser detectado, transmisores-receptores de mayor alcance y mejor funcionamiento llegando a captar mensajes incluso a profundidad periscópica.
Otras mejoras posteriores fueron los torpedos eléctricos que no producían burbujas, las minas usadas por los submarinos evolucionaron hasta la mina lanzable con espoleta magnética, medios de defensa como el Metox (de dudosa eficacia) o el lanzamiento de señuelos como el Bold que consistian en pastillas que prodician burbujas y confundían al sonar, el Snorkel sistema que permitia navegar en inmersión con los motores diesel, sobre el tema tengo este enlace.
http://www.de1939a1945.bravepages.com/t ... norkel.htm
Como puedes ver la evolución tanto entreguerras como posterior (a partir del 39) fue algo mas que una pequeña medida debes tener en cuenta que a pesar de las prohibiciones estipuladas por el Tratado de Versalles los alemanes continuaron desarrollando el arma submarina y sobre todo a partir de 1935 momento a partir del cual ya salieros los tipo II para en el 39 hacerlo los tipo VII con diferencias ya importantes respecto a los submarinos de fines de la 1ª Guerra Mundial.
No hay ningún viento favorable para quien no sabe a que puerto se dirige.
Schopenhauer
U-historia.com

Avatar de Usuario
bycicleto
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 734
Registrado: Mié Jul 26, 2006 3:11 am
Ubicación: Valencia (España)

Mensajepor bycicleto » Jue Jul 27, 2006 10:26 pm

El problema que tuvieron los alemanes con los submarinos, por lo menos al principio, es que muchos de ellos eran demasiado ligeros para emplearse en el Atlántico, ya que rondaban un peso de 250 toneladas.

Un saludo.
Imagen

"¿E irás a Flandes, mi querida Mally?
¿Para ver a los grandes generales, mi preciosa Mally?
Lo que verás serán las balas volar,
y a las mujeres oirás llorar,
y a los soldados morir verás,
mi querida Mally".
Canción de los soldados del duque de Marlborough, principios del siglo XVIII

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8931
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Lun Abr 30, 2007 10:25 pm

¡Hola a todos!

Moltke el Viejo y Bismarck sabían que Alemania jamás podría ganar una guerra europea generalizada en la que tendrían que enfrentarse contra Francia, Gran Bretaña y Rusia. Por ello, Moltke optó por una estrategia militar defensiva basada en una defensa móvil en el oeste, mientras que la estrategia política de Bismarck consistió en impedir por todos los medios que Alemania quedara cercada por una alianza política mortal: Rusia-Francia. Mientras que Bismarck dirigió la política exterior alemana, la amenaza de una guerra en dos frentes no pasó de ser un problema teórico.

Pero este estado de cosas político-militar cambió con la llegada de Guillermo II en 1888. El nuevo kaiser tiró por la borda todo el trabajo que había realizado Bismarck, relegó a los políticos y concedió su papel a los militares. Schlieffen, contra lo que muy a menudo se cree, no tenía muy claro que su famoso plan pudiera poner fuera de juego a Francia en un solo golpe, algo que Moltke el Viejo había vaticinado igualmente. Adcemás, ni en 1906 cuando Schlieffen remitió el resumen de su plan, poco después de retirarse, ni en 1914, cuando Moltke el Joven eligió ejecutar una variante modificada del "Plan Schlieffen", reunía Alemania los requisitos imprescindibles previstos por el propio Schlieffen. Pero además, aun en el improbable caso de que el "Plan Moltke el Joven" consiguiese derrotar a Francia, nadie en el campo alemán se había parado a considerar las consecuencias estratégicas de la intervención de Gran Bretaña en esa guerra, o al menos nadie había previsto cómo iba a superar Alemania las consecuencias del esperado bloqueo británico.

Cuando el plan de Moltke fracasó, muy pronto en noviembre de 1914, si no recuerdo mal, Falkenhayn (el nuevo jefe del EMG) vaticinó que Alemania ya no podía ganar militarmente esa guerra.

Hitler no aprendió absolutamente nada de los errores estratégicos de sus predecesores en la Gran Guerra. Ni siquiera tuvo en cuenta respetar el sine qua non de la estrategia militar del liderazgo del Reichswehr-Wehrmacht: evitar a toda costa una guerra en dos frentes.

Primero, al igual que antes Moltke el Joven, Hitler no aprendió que en el supuesto improbable de derrotar a Francia en un golpe decisivo (meta que, sin embargo, consiguió para asombro mundial), no con ello ganaba la guerra, pues seguiría pendiente el problema británico. Y Hitler tampoco prestó atención a cómo resolver militarmente este aparente callejón sin salida, dejando su resolución a una supuesta tesitura política (que Gran Bretaña se aviniese a un armisticio cuando Francia quedase derrotada).

Segundo, Hitler eliminó de su estrategia la probabilidad de una Ermattungskrieg (guerra de desgaste), como antes lo había hecho Guillermo II y su cohorte de asesores militares, aun a sabiendas de que la Alemania de 1914 sólo estaba preparada para sostener una guerra entre nueve y dieciocho meses. La Alemania de Hitler en 1939 ni tan siquiera estaba preparada para sostener una guerra más allá de dos o tres meses.

Tercero, Hitler se colocó en las antípodas del liderazgo de Guillermo II (si es que podemos hablar de liderazgo en el caso del Kaiser). Si este último había colocado la dirección de la guerra en manos militares, reduciendo el liderazgo político a un papel secundario (despreciando así insensatamente las lecciones de Clausewitz y la experiencia de Bismarck), Hitler negó a sus asesores militares la más mínima intromisión en la estrategia y conducción de la guerra.

Hay muchas más lecciones de la IGM que Hitler no aprendió, pero con éstas ya estaba equipado para perder la guerra.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)


Volver a “Doctrina militar”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados