La legitimidad moral de la desobediencia de un oficial

El impacto de la Gran Guerra en el pensamiento militar. Cambios y evolución en las doctrinas militares. Regulaciones de campaña.

Moderadores: José Luis, Francis Currey

Avatar de Usuario
CRISTINA42
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 835
Registrado: Dom Dic 02, 2007 8:46 pm

La legitimidad moral de la desobediencia de un oficial

Mensajepor CRISTINA42 » Sab Abr 11, 2009 8:59 pm

Bueno a lo mejor voy a decir una tonteria (como siempre) pero es algo que siempre me ronda la cabeza y no sé si es ridículo o tiene alguna base legal...A ver me explico:

Supongamos que aceptamos que si yo hago algo ilegal porque me lo han ordenado, no soy culpable de ello. Bien.

Si hacemos una cadena, más o menos los mandos intermedios quedarían asi:

A ordena a B
B ordena a C
C ordena a D....y así consecutivamente..

Bien, entonces B sería inocente de la orden que le han ordenado A, pero sería culpable porque él la ordenado a su vez a C.
C sería inocente de lo que le ha ordenado B, pero sería culpable porque él lo ha ordenado a D.

Si seguimos así, resultaría que todos serían inocentes, pero a la vez culpables

Solo nos quedaría A y Z

A sería culpable de todos modos, sin ningún ápice de inocencia, porque de él ha salido la orden inicial.
Z sería inocente porque le han ordenado hacer ese hecho, pero sería culpable, porque materialmente él ha ejecutado la orden.

Creeis que lo que digo es una tonteria? o no?
Imagen

No se puede ganar una guerra como tampoco se puede ganar un terremoto
Imagen

Avatar de Usuario
CRISTINA42
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 835
Registrado: Dom Dic 02, 2007 8:46 pm

La legitimidad moral de la desobediencia de un oficial

Mensajepor CRISTINA42 » Dom Abr 12, 2009 12:13 pm

Pue si que os debe parecer tonteria....pero jolines decidmelo al menos!!! No sé, sigo pensando que tien cierta logica
Imagen

No se puede ganar una guerra como tampoco se puede ganar un terremoto
Imagen

Avatar de Usuario
Mon1969
Colaborador económico
Mensajes: 9830
Registrado: Jue Abr 17, 2008 5:21 pm
Ubicación: VIGO

La legitimidad moral de la desobediencia de un oficial

Mensajepor Mon1969 » Dom Abr 12, 2009 5:55 pm

No es ninguna tontería, Cristina... Es una forma muy razonable de verlo... Es difícil delimitar hasta donde llega la culpabilidad o inocencia de los implicados.... Es muy sencillo con los que tu denominas "A", pero muchas de las otras letras son culpables... Es una cadena de mando, si, pero con eslabones ramificados, no es lineal, unidimensional.

Avatar de Usuario
Eriol
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8688
Registrado: Dom Ago 17, 2008 10:51 pm
Ubicación: Ciudad Real

La legitimidad moral de la desobediencia de un oficial

Mensajepor Eriol » Dom Abr 12, 2009 8:50 pm

no es ninguna tonteria de echo lo veo como tu.Mui bien explicado.
pero como dice nuestro compañero Mon1969 si A era hitler suya seria la culpa pero el no era l que daba todas las ordenes iniciales.B o C tambien podrian dar ordenes en ese sentido e = de criminales
Una vision; un propósito;un sueño...Siempre.

Avatar de Usuario
CRISTINA42
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 835
Registrado: Dom Dic 02, 2007 8:46 pm

La legitimidad moral de la desobediencia de un oficial

Mensajepor CRISTINA42 » Lun Abr 13, 2009 9:37 pm

iiiujuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu...me quitais un poco el peso de encima que tenía de pensar que era una tonteria lo que yo planteaba....Ayyyy si yo hubiera formado parte de la acusación en Nuremberg!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!1
Imagen

No se puede ganar una guerra como tampoco se puede ganar un terremoto
Imagen

Avatar de Usuario
expersonalidad naval
Miembro
Miembro
Mensajes: 295
Registrado: Vie Jun 26, 2009 5:54 pm

La legitimidad moral de la desobediencia de un oficial

Mensajepor expersonalidad naval » Vie Oct 30, 2009 6:34 pm

Interesante hilo. Los tribunales españoles han tenido recientemente oportunidad de manfiestarse sobre la "obediencia debida", en concreto me refiero al caso de Adolfo Scilingo, militar argentino durante la Dictadura sufrida por su país durante los años 1976 a 1981, que fue detenido en España al presentarse de manera voluntaria ante el juez Garzón en 1997, con la finalidad de realizar una declaración sobre los hechos presenciados por él durante dicha etapa en Argentina. Ante sus afirmaciones, dicho magistrado dictó Auto de prisión provisional incondicional en julio de 2001. La Audiencia Nacional le condena mediante SAN de 19 abril 2005 a 640 años de prisión por la comisión de varios delitos de lesa humanidad. El acusado esgrimió en su defensa "la obediencia debida". Esto es lo que dijo el Tribunal recapitulando varias normas internacionales respecto este tema:

"6. Obediencia Debida. El acusado ha manifestado en su defensa haber realizado los hechos cumpliendo ordenes y bajo la obediencia debida existente en el derecho militar argentino.

Sobre la obediencia debida existe consenso general de que no puede ser validamente invocada como eximente de la responsabilidad penal en la comisión de crímenes contra la humanidad. No puede admitirse que exista exención de responsabilidad penal en esta clase de delitos frente a los crímenes cometidos como consecuencia del cumplimiento de órdenes de un superior jerárquico.

En este sentido, el Artículo 8 del Estatuto de Nuremberg establece:

“El hecho de que el acusado hubiera actuado en cumplimiento de órdenes de su Gobierno o de un superior jerárquico no eximirá al acusado de responsabilidad, pero ese hecho podrá considerarse para la atenuación de la pena, si el Tribunal determina que la justicia así lo requiere”.

El Principio IV de los Principios de Nuremberg:

“El hecho de que una persona haya actuado en cumplimiento de una orden de su Gobierno o de un superior no lo exime de responsabilidad conforme al Derecho Internacional, siempre que de hecho haya tenido la posibilidad de elección moral. Sin embargo, puede esta circunstancia ser tomada en consideración para atenuar la pena si la justicia así lo requiere.”

Por su parte el artículo 5 del Proyecto de Código de Crímenes contra la Paz y la Seguridad de la Humanidad dispone:

“El hecho de que el acusado de un crimen contra la paz y la seguridad de la humanidad (entre ellos el crimen de agresión haya actuado en cumplimiento de órdenes de un gobierno o de un superior jerárquico no lo eximirá de responsabilidad criminal, pero podrá considerarse circunstancia atenuante si así lo exige la equidad”.

En el mismo sentido se expresan, respecto de los crímenes de la competencia del Tribunal, el Artículo 7.4 del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia y el Artículo 6.4 del Tribunal Penal Internacional para Rwanda.

A su vez, el Artículo 33 del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional , establece:

“Órdenes superiores y disposiciones legales

1. Quien hubiere cometido un crimen de la competencia de la Corte en cumplimiento de una orden emitida por un gobierno o un superior, sea militar o civil, no será eximido de responsabilidad penal a menos que:

a) Estuviere obligado por ley a obedecer órdenes emitidas por el gobierno o el superior de que se trate;

b) No supiera que la orden era ilícita.

c) La orden no fuera manifiestamente ilícita.”

Solo uno de los requisitos establecidos en el referido art. del Estatuto de la CPI se da en el presente caso. No puede admitirse, aunque se alegue por el acusado, la falta de conciencia de ilicitud de los actos de causación de muertes alevosas, detenciones ilegales, torturas, etc..en tiempo de paz; como la Sala igualmente tiene en cuenta el carácter manifiestamente ilícito de las ordenes dadas en el indicado sentido, de lo que era plenamente consciente el acusado, prefiriendo cumplirlas el acusado al haber aceptado su papel en el contexto general de la lucha contra la subversión iniciada por el Ejercito de su país al que pertenecía
."


Bueno pues como veis, la Sentencia al igual que las Sentencias de los Juicios de Nuremberg, acaba en la conciencia del ser humano (cocepto por cierto en nada jurídico) la cual, por mucho que digan lo contrario, siempre estará por encima de órdenes y ordenamientos.
Imagen
Desciende a las profundidades de ti mismo, y logra ver tu alma buena. La felicidad la hace solamente uno mismo con la buena conducta. ( Atribuida a Socrates)

Avatar de Usuario
CRISTINA42
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 835
Registrado: Dom Dic 02, 2007 8:46 pm

La legitimidad moral de la desobediencia de un oficial

Mensajepor CRISTINA42 » Vie Oct 30, 2009 9:03 pm

Perfecto post expersonalidad naval (hay que ver que nick tan extraño te has puesto).

Cuando oigo eso de obediencia debida, siempre me he preguntado que si por ejemplo un alto mando ordena a un subordinado que éste asesinara a sus padres, esposa o hijos lo haría. Que creeis? por la misma razón que podria torturar o asesinar a x personas, esto es, lo he hecho porque me lo han ordenado, debería comportarse igual ante dicha orden.

Vamos digo yo.....
Imagen

No se puede ganar una guerra como tampoco se puede ganar un terremoto
Imagen

Avatar de Usuario
expersonalidad naval
Miembro
Miembro
Mensajes: 295
Registrado: Vie Jun 26, 2009 5:54 pm

La legitimidad moral de la desobediencia de un oficial

Mensajepor expersonalidad naval » Sab Oct 31, 2009 12:20 am

Je, je, lo del nick es un pequeño homenaje a Churchill, que firmó así todas las cartas que durante la guerra envió al Presidente Roosvelt, en alusión a su antiguo cargo de Primer Lord del Almirantazgo que desempeñó durante la Primera Guerra Munidial, en fin supongo que se trata del típico sentido del humor de Churchill.
Imagen
Desciende a las profundidades de ti mismo, y logra ver tu alma buena. La felicidad la hace solamente uno mismo con la buena conducta. ( Atribuida a Socrates)

Avatar de Usuario
expersonalidad naval
Miembro
Miembro
Mensajes: 295
Registrado: Vie Jun 26, 2009 5:54 pm

La legitimidad moral de la desobediencia de un oficial

Mensajepor expersonalidad naval » Sab Oct 31, 2009 1:06 am

Bueno siguiendo con el tema que me parece apasionante, creo que sería bueno ilustrar la discusión teórica con ejemplos de militares de todos los ejércitos que se negaron a cumplir órdenes en conciencia, muchas veces haciendo frente a terribles consecuencias. Empiezo con el ejemplo de

Erich Hoepner

Este simpático y brillante general, participó en el cerco de Moscú, y viendo que no tenía fuerza suficiente se atrevió a desobedecer la orden directa de Hitler de no retroceder decidiendo retirar sus tropas para salvarlas de la destrucción estableciendo una línea defensiva más hacia el oeste.

Esta desobediencia le costó la destitución de todos sus cargos, acusandole Hitler de "cobardía y desobediencia", aunque se le permitió pasar al retiro con todos los privilegios de su cargo.

Posteriormente contactó con los lideres del complot contra Hitler en el que participó. Por ello el 20 de julio de 1944, Hoepner fue acusado de participar en el atentado contra el Führer y fue arrestado acusado de traición y probablemente torturado. Luego de un juicio sumario fue condenado a morir en la horca.

Fuentes:
viewtopic.php?t=131
http://www.exordio.com/1939-1945/person ... epner.html
http://www.callejondelpau.es/HISTORIA/I ... 0Erich.pdf
http://es.wikipedia.org/wiki/Erich_Hoepner

Venga animaos a poner los casos que conozcais, vamos a hacerles justicia a estos valientes.

Por cierto ya he visto que en las primeras páginas haceis referencias al famoso e inquietante experimento de Milgram. La Wikepedia lo explica bastante clarito y a fondo:

http://es.wikipedia.org/wiki/Experimento_de_Milgram
http://evocid.blogspot.com/2009/05/los- ... lgram.html

Edito para hacer referencia a otro controvertido experimento, a mi ver bastante cruel, pero que no deja de ser curioso. El experimento es conocido como "La carcel de Stanford", y lo llevaron a cabo unos psicologos de la universidasd de Stanford en los años 70 cogiendo un grupo de estudiantes y asignando a la mitad el papel de carceleros y a la otra mitad el papel de prisioneros. Los estudiantes sabían que era un experimento, pero los carceleros se empiezan a comportar sadicamente, y los reclusos a aceptar vejaciones. Y todo ello en el plazo de 6 días. Os dejo el enlace donde lo explican, según lo leía no podía evitar recordar los campos de concentración nazis:

http://www.prisonexp.org/espanol/
Imagen
Desciende a las profundidades de ti mismo, y logra ver tu alma buena. La felicidad la hace solamente uno mismo con la buena conducta. ( Atribuida a Socrates)

Avatar de Usuario
expersonalidad naval
Miembro
Miembro
Mensajes: 295
Registrado: Vie Jun 26, 2009 5:54 pm

La legitimidad moral de la desobediencia de un oficial

Mensajepor expersonalidad naval » Vie Nov 27, 2009 6:17 pm

Bueno, voy con otro ejemplo, "histórico" de desobediencia militar en este caso con una gran transcendencia. Seguimos con la oficialidad prusiano-alemana, pero nos remontamos un poco más atrás en el tiempo, a las guerras napoleónicas.

General Ludwig Yorck von Wartenburg

Este es un general del ejército prusiano, que entre otras cosas reorganizó el ejercito Prusiano de finales del Siglo XVIII. En 1812 Prusia era una aliada de Napoleón, el Kaiser temía a Napoleón y bajo el mando del General Francés, Jacques Joseph MacDonald, Prusia énvió un ejército a Rusia, comandado por Ludwig Yorck. Yorck eran un buen mando y consiguió importantes éxitos contra el ejército Ruso en Riga, pero - como le pasaría a Hitler años después-, Yorck se dio cuenta de que la situación se tornaba insotenible y que era una oportunidad para quitarse el yugo francés. Su superior, el general francés McDonald empezó la retirada, quedando las huestes del Yorck aisladas. Su deber como militar era intentar romper el cerco y reunirse con el resto del ejército. Sin embargo, toma una decisión sorprendente contradicioendo las órdenes y sin el beneplácito del Kaiser: El 30 de diciembre de 1812 York pactó con el general Ruso ( de ascenencia germana) Diebitschen, en la pequeña localidad lituana de Tauroggen un armisticio con los militares rusos en la que declaraba a Prusia pais Neutral. Con ello desobedeció la orden que le había dado su rey, -aunque impuesta por Napoleón bajo amenaza de violencia- de obedecer incondicionalmente al emperador francés. A la vez Yorck informaba de su decisión al Kaiser en una carta exhortándole a acabar con el yugo fracés.

La noticia fue acogida con entusiasmo por el pueblo prusiano que odiaba a Napoleón, pero Yorck daba por contado que recibiría drásticas sanciones por parte del rey prusiano, dada su conocida política miedosa ante Napoleón Bonaparte. La decisión tomada podría conducir, como mínimo y según temía el mismo York, a una expulsión indigna del ejército. De hecho Yorck fue suspendido de todas sus funciones y conminado a comparecer ante una corte marcial. Sin embargo su antiguo enemigo, en general ruso Diebitsch no dejó que Yorck atravesase sus líneas en condición de reo y finalmente Prusia cambió de bando en en Tratado de Kalisz, con lo que Yorck fue absuelto de todos sus cargos y luego fue recibido como un heroe.

En fin, una desobediencia que cambió el curso de la historia.



Fuentes: http://www.dw-world.de/dw/article/0,,4280088,00.html
http://en.wikipedia.org/wiki/Ludwig_Yor ... Wartenburg
Imagen
Desciende a las profundidades de ti mismo, y logra ver tu alma buena. La felicidad la hace solamente uno mismo con la buena conducta. ( Atribuida a Socrates)

Avatar de Usuario
Herman Hoth
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 624
Registrado: Mié Sep 05, 2007 10:17 pm
Ubicación: M.O.E

La legitimidad moral de la desobediencia de un oficial

Mensajepor Herman Hoth » Dom Dic 13, 2009 12:46 pm

¿Desobediencia? Estamos hablando del Ejercito. En el Ejercito hay un escalafon, que hay que respetar a rajatabla, sin saltartelo, hay unos procedimientos y unas leyes castrenses, que nada tienen que ver con la vida civil. Las ordenes se reciben y se ejecutan, no se deben cuestionar, ni por supuesto, someter a consideracion o votacion por parte de la tropa.
En efecto, todas las ordenes son cuestionables, en nuestro fuero interno, pero hay que acatarlas y punto. Si una orden de un superior al mando, no solo se cuestiona, sino que se debate su ejecucion, aun no habriamos llegado a descubrir america, pues los marineros habrian dado la vuelta, segun su criterio. Las decisiones de los mandos, en muchos casos han desencadenado autenticas tragedias o masacres de la tropa. Oficiales al mando, como Custer, Lord Chelmsford o Lord Cardigan, son ejemplos de oficiales, que con sus erroneas decisiones, llevaron a sus tropas a la muerte. ¿son unos criminales? No, solo son unos incompetentes, que por su arrogancia provocaron una masacre, al igual que Hitler al condenar a muerte al VI Ejercito en Stalingrado, pero, no serian tambien culpables los generales del Estado Mayor, que bien por pleitesia o bien por miedo, no supieron hacerle frente a su erronea decision.
Yo creo que otro tema muy distinto es la actuacion de los Eitzangruppen, con sus soldados y oficiales, personas educadas y adiestradas por y para un fin concreto, con lo cual no creo que se cuestionaran ninguna orden, sabian cual era su mision y probablemente hasta disfrutarian de ella, algunos reflejandola friamente con cifras y datos administrativos, como si fueran patatas en lugar de seres humanos, como Eichman, un burocrata del terror.
En la actualidad mas reciente, gentes como Milosevic, Karadžić, Ratko Mladić o Theoneste Bagosora, han ordenado autenticas atrocidades, y las tropas bajo su mando han hecho cosas terribles, pero muchos, al preguntarles por que lo habian hecho, te decian que o bien cumplian las ordenes recibidas o pasaban ellos a ser las victimas en lugar de los verdugos, y la primera ley de la naturaleza que aprende el ser humano, es la de la supervivencia.
En la pelicula "Vencedores y Vencidos", nos presenta el juicio que se imparte a varios jueces alemanes, entre ellos a uno, presidente del tribunal supremo y jurista de reconocido prestigio internacional, siendo sus libros, manuales utilizados en todo el mundo. Se les juzga por hacer cumpir la leyes nazis y su defensa es que simplemente hacian cumplir las leyes vigentes en su pais, sin cuestionar si estaban bien o mal. Ante una orden o una ley, todos tenemos nuestra oipinion, para unos sera perfecta y para otros abominable, pero un juez o un militar no tiene eleccion, la acatan y punto. Y si no quieres, abandonas el ejercicio de tus responsabilidades y te manifiestas en contra en el foro que consideres oportuno.
En tiempos de guerra, eso quizas te llevara al peloton de ejecucion, pero hay cada uno tiene su propio liston en la mas basica y elemental ley de la naturaleza, la ya citada Ley de la Supervivencia.

Es solo una opinion. Saludos
"Nadie se queda atras, todos volvemos a casa".
"El tanque del comandante al frente, como guía a seguir".
"El dolor es temporal. El orgullo dura toda la vida."
"Cuando golpeas al enemigo lo haces con el puño, y no con los dedos".
Imagen
¡Por España! ¡Desperta ferro!
es mi lema, triunfar o morir.!
Imagen

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8930
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

La legitimidad moral de la desobediencia de un oficial

Mensajepor José Luis » Dom Dic 13, 2009 4:12 pm

¡Hola a todos!

Hoth, no se debe confundir la obediencia debida con la obediencia ciega o incondicional. Si el ejército al que sirves pertenece a un estado de derecho, entonces hay un límite legal a la obediencia debida, en el sentido en que no se deben llevar a cabo órdenes ilegales (ni, previamente, deberían darse). Si el mismo estado está corrompido y el derecho es completamente arbitrario, entonces está la propia conciencia moral para negarse cumplir órdenes que son contrarias a las leyes humanas más básicas.

Por poner los casos más claros, cuando un superior ordena a sus subordinados el asesinato de prisioneros de guerra está ordenando algo ilegal, contrario al derecho internacional (y tipificado como delito en cualquier código penal militar civilizado). Asimismo, cuando ordena el asesinato de la población civil está igualmente ordenando algo ilegal. Y así sucesivamente, sea el asesinato de niños, mujeres, personas mayores, judíos, comunistas, gitanos, discapacitados, etc. Y si el estado al que se sirve sanciona esos asesinatos como legales, entonces está la propia conciencia para negarse a ejecutar esas órdenes.

Pensar lo contrario en base a una supuesta obediencia incondicional debida es eliminar del ser humano el yo y su conciencia, equiparándolo, sin más, a una máquina.

Afortunadamente (aunque sea a trompicones y tarde), el derecho internacional no exime de la responsabilidad individual por crímenes de guerra al supuesto amparo de la obediencia debida.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Herman Hoth
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 624
Registrado: Mié Sep 05, 2007 10:17 pm
Ubicación: M.O.E

La legitimidad moral de la desobediencia de un oficial

Mensajepor Herman Hoth » Dom Dic 13, 2009 5:23 pm

Estimado Jose Luis, por supuesto no pretendo defender los actos cometidos en nombre de una mal entendida "obediencia debida". Solo comentaba que me he encontrado ante gente que cometio diversos crimenes en nombre de esa obediencia y que hay que diferenciar, aunque pertenezcas a un estado de derecho, las situaciones vividas en tiempo de paz y en tiempo de guerra. Es muy facil ver las cosas sentado en un despacho, calentito y con las leyes plasmadas en hermosos volumenes forrados en piel, y con un concepto generico y global de las cosas.
La realidad, bajo el fuego enemigo, el frio insoportable, los camaradas muertos, heridos de gravedad o desaparecidos, la vision de aldeas arrasadas y civiles masacrados, hacen que a veces, los conceptos generales sobre el bien y el mal, se tambaleen y no nos acordemos de los articulos y las leyes.

Con todo esto, y por supuesto, sin dirigirme a nadie del foro, si quizas ,ha algun mando ascendido por peloteo o años de servicio, sin ninguna perspectiva mayor que su coche oficial y su despacho, lo unico que he intentado decir, es que, si bien no comparto la escusa del "la obediencia debida", y en algun caso me he enfrentado ha alguna orden arbitraria e injusta, que ha supuesto alguna ralentizacion en mi carrera, compensada con las heridas recibidas en el desempeño de mi labor, si puedo comprender alguna accion cometida, en situaciones de combate.
Los actos de genocidio y/o abuso de una situacion de superioridad, son siempre deleznables y condenables, pero yo os hago una pregunta, que un joven soldado serbio me hizo y que aun no he, honradamente encontrado una respuesta mejor que: "tendria que verme en la situacion". Si te ordenan que dispares a civiles o soldados que se han rendido, y si te niegas, la alternativa es que arrestaran y mataran a tu familia delante tuyo, que hariais???????????
Tales practicas eran habituales del general Ratcko Mladic.
Por supuesto, y en el tema que nos ocupa, la SGM, un genocidio programado como el nazi, es totalmente incomprensible y deleznable. El asesinato de prisioneros, sean del bando que sean, son igualmente condenables, aunque quizas explicables, lo cual no quiere decir que sean permisibles, ni que este a favor.

Saludos.
"Nadie se queda atras, todos volvemos a casa".
"El tanque del comandante al frente, como guía a seguir".
"El dolor es temporal. El orgullo dura toda la vida."
"Cuando golpeas al enemigo lo haces con el puño, y no con los dedos".
Imagen
¡Por España! ¡Desperta ferro!
es mi lema, triunfar o morir.!
Imagen

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8930
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

La legitimidad moral de la desobediencia de un oficial

Mensajepor José Luis » Dom Dic 13, 2009 7:27 pm

¡Hola a todos!

Herman Hoth escribió: Es muy facil ver las cosas sentado en un despacho, calentito y con las leyes plasmadas en hermosos volumenes forrados en piel, y con un concepto generico y global de las cosas.
La realidad, bajo el fuego enemigo, el frio insoportable, los camaradas muertos, heridos de gravedad o desaparecidos, la vision de aldeas arrasadas y civiles masacrados, hacen que a veces, los conceptos generales sobre el bien y el mal, se tambaleen y no nos acordemos de los articulos y las leyes.


Hoth, la cita de referencia es un argumento débil. Efectivamente, yo juzgo los hechos desde otra perspectiva (que no tiene necesariamente que coincidir con la que tú expones, de comodidad), pero en mi perspectiva estoy juzgando las perspectivas de quienes fueron protagonistas de los hechos. Hablando de la Wehrmacht, por ejemplo, algunos oficiales superiores alemanes (desgraciadamente una minoría) vivieron los horrores de la guerra en el Frente Oriental exactamente igual (al margen de las distintas impresiones individuales) que el resto de sus colegas de armas, y en y desde esa tesitura decidieron no obedecer ni hacer cumplir las órdenes ilegales recibidas desde arriba. Así que tenemos diferentes reacciones ante una misma situación de y en guerra. No conozco un solo caso de entre esos oficiales que optaron por ignorar órdenes criminales (por ejemplo, la orden de los comisarios del OKW) cuya familia fuese víctima de represalias por parte del régimen nazi. A lo más que se exponían dichos oficiales era a ser relevados de su mando. Casos más graves de desobediencia directa de órdenes de otra naturaleza completamente diferente y mucho más decisiva para el desarrollo de la campaña militar en el Este no tuvieron como consecuencia más que la destitución del mando de los afectados y algún que otro consejo de guerra que jamás desembocó en pena capital (la de Hoepner fue conmutada).

Lo que diferenció al escaso número de oficiales superiores alemanes que ignoró órdenes criminales del número abrumadoramente mayoritario que les dio continuidad, fue que el primer grupo no dimitió de su responsabilidad propia.

Herman Hoth escribió:Por supuesto, y en el tema que nos ocupa, la SGM, un genocidio programado como el nazi, es totalmente incomprensible y deleznable. El asesinato de prisioneros, sean del bando que sean, son igualmente condenables, aunque quizas explicables, lo cual no quiere decir que sean permisibles, ni que este a favor.


Efectivamente, la necesidad de comprender por qué ciertos individuos se convierten en asesinos no equivale a justificar sus actos criminales, sino a racionalizar algo tan deleznable. El caso alemán es paradigmático, ya sea en su ejército, ya en su sociedad. En principio no entendemos cómo un ejército liderado en su mayor parte por oficiales tan honorables como los de cualquier otro ejército similar (británico, estadounidense o francés, por ejemplo), acabó convirtiéndose en un ejército liderado por oficiales que acabaron perdiendo todo sentido del honor militar, del respeto por las leyes internacionales y las leyes más básicas de la humanidad, y que habían dimitido de aquella responsabilidad moral irrenunciable de la que había hablado el coronel general Ludwig Beck antes de la guerra y antes de renunciar a su jefatura del Generalstab. Tampoco entendemos cómo una sociedad relativamente moderna y sin duda con elites de entre las más cultas del mundo se prestó, en general, a ese horror de estado criminal que fue el Tercer Reich. Es entonces cuando necesitamos recurrir a la explicación racional de por qué las cosas fueron como fueron, y, en consecuencia, indagamos en las causas históricas, políticas, culturales, sociales, económicas, militares, etc., que hicieron posible esa degeneración moral general de la sociedad alemana en todos sus estamentos, incluido en este caso el militar.

Pero al hacer esa racionalización no estamos justificando (y nadie intelectualmente honesto debiera hacerlo) una conducta criminal, no tratamos de buscar y presentar atenuantes, sino que simplemente buscamos explicar y comprender cómo y por qué pasó lo que pasó.

Y es un hecho que, en medio de la vorágine criminal que desencadenó el régimen nazi allí donde dominó, hubo alemanes que se negaron a participar de la misma. Y esos alemanes (que, aunque minoritarios, no fueron tan pocos como se cree) estuvieron en la guerra en el frente o en retaguardia soportando sus horrores y exponiéndose al peligro (de cualquier clase). Por ello, incluso desde mi perspectiva actual, me siento completamente identificado para hablar como ellos actuaron y para manifestar aquí y en cualquier otro lugar que la responsabilidad individual y la conciencia moral son irrenunciables e intransferibles, incluso y con más motivo en la carrera militar y en el ejército, en tiempos de paz y de guerra.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Herman Hoth
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 624
Registrado: Mié Sep 05, 2007 10:17 pm
Ubicación: M.O.E

La legitimidad moral de la desobediencia de un oficial

Mensajepor Herman Hoth » Lun Dic 14, 2009 10:19 am

Estimado Jose Luis, en ningun momento me he dirijido a ti personalmente, y si asi lo ha parecido y te has sentido molesto, espero aceptes mis mas sinceras disculpas.
En el fondo y en la forma, estoy de acuerdo con lo expuesto por ti, en un 100%. Solo pretendia plasmar, en base a mis experiencias, a mis "pesadillas" vividas, que cada persona es un mundo y bajo condiciones extremas, reaccionan de formas inesperadas y sorprendentes, para bien o para mal. Del mas bueno he visto reacciones criminales y del mas abominable, gestos que merecerian un nobel de la paz. En combate, los "patrones de conducta" mutan de forma extraordinaria.

Sin mas, un afectuoso saludo.
"Nadie se queda atras, todos volvemos a casa".
"El tanque del comandante al frente, como guía a seguir".
"El dolor es temporal. El orgullo dura toda la vida."
"Cuando golpeas al enemigo lo haces con el puño, y no con los dedos".
Imagen
¡Por España! ¡Desperta ferro!
es mi lema, triunfar o morir.!
Imagen


Volver a “Doctrina militar”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados