Ejército Francés

El impacto de la Gran Guerra en el pensamiento militar. Cambios y evolución en las doctrinas militares. Regulaciones de campaña.

Moderadores: José Luis, Francis Currey

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8895
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Sab Ago 06, 2005 3:09 am

[El ejército francés mantuvo otra serie de ejercicios en 1933 en Coëtquidan, bajo el coronel Martin, quien más tarde se convertiría en Inspector General de Tanques. En su informe, Martin concluía que los tanques no podían ocupar posiciones sin la infantería, debido a la pobre visibilidad desde dentro de los vehículos. De hecho, aseguró que el principal problema era que los tanques avanzaban demasiado lejos demasiado deprisa. Para solventar esto sugería que los “puntos de camino” se levantaran cada 1.500 metros, donde los tanques deberían esperar por la infantería para ponerse a la par. Esto también haría más fácil la coordinación con la artillería, ya que se podían utilizar horarios en vez de confiar en las radios. El concepto de “puntos de camino” fue inmediatamente absorbido por la doctrina de la batalla metódica y se convirtió en parte integral de la doctrina blindada francesa.

Al igual que los ejercicios del año anterior, un estrecho escenario y un enemigo pasivo llevaron a conclusiones engañosas. La forma en que fue definido el éxito como “mantener el terreno” supuso que los tanques tenían que estar sujetos a la infantería. En Coëtquidan los franceses estaban nuevamente experimentando el potencial del tanque para tomar y mantener posiciones defendidas por infantería atrincherada apoyada por artillería y protegida por minas. No consideraron en absoluto la explotación. Se preguntaban “¿puede el tanque solo llevar a cabo esta misión principal (la metódica batalla de ruptura) igual que las fuerzas convencionales?", y su respuesta fue negativa.

Martin consideraba los tanques como una especie de artillería de campaña blindada, y estructuró el ejercicio con esto en mente. Más que buscar alternativas a la batalla metódica, fue un intento de dar al tanque un papel dentro de ella. Las múltiples responsabilidades de Martin como juez principal (al igual que antes Touchon), diseñador del ejercicio, y analista, tornaron el ejercicio en una demostración de la batalla metódica. Su informe ofreció entonces sugerencias para integrar al tanque más estrechamente dentro de la doctrina existente, principalmente a través del uso de puntos de camino.

Los juegos de guerra conducidos durante 1932-33 influyeron decisivamente en la doctrina blindada francesa, confirmando la primacía de su papel de apoyo a la infantería. Las pruebas habían “mostrado” que los tanques eran demasiado vulnerables para enviarlos solos, y que eran incapaces de mantener el terreno. A pesar de la deficiente calidad de la simulación, los franceses tomaron decisiones de adquisición y doctrina de largo alcance basadas en esos ejercicios. Sus esfuerzos de desarrollo doctrinal fueron defectuosos porque aunque sus simulaciones estaban mal diseñadas, todavía afectaban a la política. El ejército francés creyó claramente en la importancia de experimentar y aprender de los juegos de guerra; su desventura fue que los juegos en sí mismos estaban mal ejecutados y consecuentemente eran engañosos.

Una consecuencia de los informes de Touchon y Martin fue una política de adquisiciones que favoreció a los tanques ligeros, un cambio que comenzó en 1933. Para cumplimentar el papel de apoyo a la infantería los tanques tenían que ser abundantes y baratos, pero no necesitaban ser rápidos o tener un gran alcance. Los tanques pesados fueron destinados al papel antitanque, y unos cuantos serían usados para encabezar el ataque y dar cuenta de las posiciones particularmente fuertes, pero la mayoría de los tanques avanzaría con la infantería. Había vehículos mejor protegidos y más pesados, pero su alcance y velocidad eran todavía modestos. En junio de 1936 el Estado Mayor General había decidido que tres cuartas partes de los tanques deberían ser ligeras y la restante media o pesada. Otra consecuencia fue que más de la mitad de los tanques franceses fueron asignados a divisiones de infantería o caballería que todavía estaban sólo parcialmente motorizadas, y por tanto no añadían nada en términos de movilidad estratégica al ejército francés.

En abril de 1937, con el rearme finalmente en marcha, el ejército mantuvo una nueva serie de ejercicios de campaña en Sissone bajo el general Delestraint. Esas maniobras eran parte de un renovado interés en las unidades blindadas, surgido en parte por la crisis de Renania del año anterior. La crisis no había provocado una reconsideración de la doctrina, pero había centrado la atención en las ventajas estratégicas de tener unidades mecanizadas y motorizadas de rápido despliegue. A nivel doctrinal es sorprendente qué poco había cambiado. Los ejercicios comprometieron una compañía de B1s, una de D2s y tres compañías de R35s, y estaban diseñados, una vez más, para experimentar las capacidades de las nuevas máquinas en una ruptura controlada. La conclusión principal del informe post-prueba fue que era posible usar tanques masificados en el ataque, usando las máquinas más grandes para romper por delante de los tanques ligeros y la infantería, una táctica que los franceses llamaron “maniobra masificada”. Esto podía haber abierto el camino a un nuevo y necesitado foco sobre la fase de explotación, pero una vez más el escenario se concentró demasiado estrechamente en la batalla de ruptura. Aunque concluyó que la “maniobra masificada” era viable, el informe del general Delestraint también subrayaba la necesidad de apoyo artillero para los tanques, para protegerlos de las armas antitanque, y el papel de la infantería de mantener el terreno. Dadas las dificultades para coordinar tanques y artillería, la solución escogida fue avanzar en etapas de acuerdo a un horario artillero, más de lo mismo que había sugerido Martin en los ejercicios de Coëtquidan cuatro años antes.

Esos ejercicios sentaron las bases de la creación de la doctrina blindada francesa. Aunque las regulaciones oficiales para el uso de unidades blindadas no fueron publicadas hasta finales de marzo de 1940, la mayoría de los principios doctrinales que contenían se conocían desde hacía tiempo. Las regulaciones dejaron completamente claro que la infantería marcaría el ritmo durante la ofensiva, con los tanques incapaces de capturar y mantener terreno. Los tanques eran caros, y por tanto sólo serían usados con adecuada preparación y protección. Esas medidas eran incluso más draconianas que las sugeridas por los informes post-ejercicios. Después de un amplio reconocimiento, que normalmente incluía fotografías aéreas, los tanques sólo debían comprometerse con protección de la artillería enemiga, tanques, cañones antitanque y ataque aéreo. Eso significaba asegurar el apoyo artillero propio, cobertura aérea, y “un escalón de cañones móviles antitanque a continuación de la infantería”. No era exactamente una guerra relámpago]

Esta disertación de Carter, a mi juicio, permite visualizar las carencias de la doctrina blindada francesa. El punto central descansa en las continuas dudas sobre el valor táctico de los tanques para avanzar más allá de sus armas de apoyo, y esas dudas echaron por tierra la posibilidad de crear formaciones blindadas independientes capaces de llevar a cabo operaciones en profundidad, tal como harían más tarde las formaciones de von Kleist y Guderian en Sedan. Tampoco apreciaron la importancia de una formación de armas combinadas porque “si un ataque exitoso descansaba en la masificación de infantería y artillería, así como tanques, ¿por qué crear formaciones de armas combinadas alrededor del tanque’” Gamelin había explicado la renuncia de las unidades blindadas en el Consejo Superior de Guerra de abril de 1936: “el problema de constituir……grandes unidades [de tanques] ha sido estudiado en Francia desde 1932; el desarrollo del arma antitanque ha causado la renuncia a esta concepción

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
V.Manstein
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 774
Registrado: Lun Jun 13, 2005 6:28 pm
Ubicación: Cantabria/Canarias

Mensajepor V.Manstein » Dom Ago 27, 2006 5:02 am

wilhelm heidkamp escribió:Me gustaría matizar que en mi opinión, quizá porque hemos leído a diferentes autores, la vanguardia francesa en materia doctrinal es casi inexistente. Escribo esto porque deduzco, leyéndote, que opinas, por ejemplo, que Weygand fue un pionero de la motorización. A pesar del hecho de que creara las primeras D.L.M. no deberíamos pasar por alto que este personaje de la vieja guardia permaneció firme contra posteriores progresos afirmando que la mecanización supondría un segundo ejército y que, "...dos ejércitos a ningún precio... ya tenemos una reserva motorizada, mecanizada. No se necesita crear nada, ya existe." (K.Macksey, Fuerzas Acorazadas Aliadas, 1970).

De hecho, Weygand tuvo una violenta reacción contra las nuevas ideas del Coronel De Gaulle. Criticó su "Vers l'Armée de Metier" de 1934 con tanto entusiasmo como el más reaccionario de los generales. No obstante, no vayas a pensar que considero a De Gaulle mucho mejor. Fue un innovador tardío, y desde luego, en mi opinión no fue un brillante teórico. Cuando escribe su primer "librito" ya han sido publicadas las obras de Fuller, como "Plan 1919" o "Memoirs of an unconventional soldier", o de Rockenbach. El único mérito que le concedo es el de haber tenido que soportar el aluvión de críticas por parte de la jerarquía militar (incluído aquí Monsieur Weygand).

Para desgracia de Francia, cuando Weygand, Gamelin y el Consejo del Ejército decidieron que hacía falta una nueva clase de doctrina para detener la amenaza panzer ya se encontraban en diciembre de 1938, que fue la primera vez que se planteó seriamente la creación de las D.C.R. (Division Cuirassée). Y se dieron cuenta, no porque fueran mentes clarividentes o abiertas a nuevas ideas y conceptos, sino a raíz del estudio del uso por los alemanes, sus eternos enemigos, del arma mecanizada para el rápido Anschluss de Austria. Ambos sabemos que ya era demasiado tarde.

Te reconozco como un pionero innovador sin discusión alguna al Coronel J.B. Estienne. Este señor sí tiene todo mi reconocimiento



En realidad Estiennne no estaba completamente solo en su país en los años 20. Weygand verdaderamente defendió este punto de vista de la mecanización en "la Cavalerie et la revue de la Cavalerie", donde abogaba por el equipamiento del ejército francés con tangues rápidos y ligeros, coches acorazados y artillería autopropulsada; estas fuerzas mecanizadas deberían ser apoyadas por aviones e infantería transportada en vehículos. es decir, motorización, mecanización y movilidad. El teniente coronel Velpry publicó en 1923 "L'avenir des chars de combat" donde insistía en el dearrollo de carros pesados y medios para el combate tanque contra tanque. Hubo más. El problema es que todos estos trabajos y advertencias fueron poco tenidas en consideración por los líderes militares franceses del momento. Después de haber desarrollado el primer tanque moderno ( Renault FT17) echaron a perder muchas oportunidades de desarrollar un cuerpo mecanizado revolucionario con una nueva doctrina incluso cuando se probaron y sugirieron muchas novedades al nivel táctico y estratégico, como la concentración en un punto del frente en el plano estratégico o la agrupación de carros "en masse" como fuerza de choque, pero los preceptos doctrinales clásicos les llevaban finalmente a distribuir los carros entre los batallones ( teniendo como tenían DLM y DCR) o evitar la concentración de carros para huir del daño artillero. El combate tanque contra tanque se vió también como de gran importancia en 1922, pero las rigidezes doctrinales lo llevaron al olvido y en los documentos del 39-40 había pocos informes sobre la cuestión salvo algún caso de autodefensa apoyando a la infantería. Pero las mejores oportunidades se perdieron en el campo de la cooperación interarmas, concepto que se había desarrollado tras la 1GM en varios artículos apoyados por Estienne pero que no se consideraron en la medida adecuada por la superioridad. ¿por qué?. La experiencia de la 1GM condujo a muchos líderes militares franceses a la convicción de que el mejor papel de los tanques era el de apoyar a la infantería; el uso de los Schneider CA-1 en abril del 17 había dejado la idea de que un ataque de ruptura era una dificultad seria. Por otro lado contrariamente a los primeros tanques medios , el ligero FT17 probó ser muy eficiente lo que reforzó más esos pensamientos sobre los tanques como apoyo de la infantería y no como arma independiente y capaz de proveer rupturas eficaces por sí misma. A estos problemas derivados indudablemente de las deficiencias técnicas de la época hay que añadir más factores del inmovilismo francés de tipo humano como el cierto corporativismo de los adalides de las armas clásicas como la infantería o caballería que veían una amenaza en el nuevo arma mecanizada, el humano miedo al cambio, a lo desconocido. El papel de Pétain no es desdeñable; tenía una limitada visión del tanque y se quedó anclado en el papel del mismo como apoyo a la infantería y la defensa de un frente continuo. Evidentemente su poder era mayor que el de Estienne y otros para hacer valer sus ideas. el asunto del contexto político y social que se ha mencionado es también importante. el alto coste humano de la 1GM condujo a un pacifismo radical y tanto la conferencia de Ginebra, la liga de Naciones y el miedo general a una nueva guerra llevaron al rechazo de las doctrinas ofensivas. Los líderas políticos franceses siguieron esta línea conduciendo a un bloqueo de las doctrinas ofensivas y por tanto del desarrollo de los tanques. También llevó esta situación a otras elecciones francesas como la Linea Maginot, la dirección de los esfuerzos en los años 20-30 hacia los carros ligeros en lugar de los MBT medios, que parecían menos ofensivos y por tanto de acuerdo con ese contexto político internacional claramente pacifista. Entre 1928 y 1934 solamente un 2,4% de la producción de armammento se dedicó a los tanques. Otra gente justificó el inmovilismo en que los tanques debían ser manejados por profesionales y no reemplazos por los altos requisitos técnicos de su uso; evidentemente en ese contexto pacifista era impensable e incluso terrorífico plantear unas fuerzas armadas profesionales en Francia. El contexto internacional jugó un papel fundamental en las limitaciones del desarrollo de los tanques en Francia. Las ayudas económicas americanas o britanicas estaban restringidas a las acciones puramente de defensa estratégica. Alemania fué a su aire y el caso es que al final en 1940 los franceses no tenían un arma de tanques independiente y los alemanes tenían la Panzerwaffe. Esto justifica en gran medida la derrota francesa.

Fuentes:
David Lemann : THE FRENCH TANKS WW1 TO WW2
http://www.stratisc.org/partenaires/cfh ... QUEUR.html.
http://perso.orange.fr/delestraint/
.
Soldat im 20.Jahrhundert
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

wilhelm heidkamp
Miembro
Miembro
Mensajes: 311
Registrado: Lun Jul 25, 2005 7:56 pm
Ubicación: Comunidad Valenciana (España)
Contactar:

Mensajepor wilhelm heidkamp » Dom Ago 27, 2006 7:22 am

Manstein, Weygand no fue un innovador ni un impulsor de la doctrina de guerra mecanizada. Es difícil sostener que estaba en la misma línea que Estienne, y más aún justificar cómo es que no progresó más esta doctrina en Francia siendo como era Weygand , Vicepresidente del Consejo del Ejército. El General Weygand no era un Coronel como De Gaulle, era prácticamente la cabeza del ejército.

Dime pues, cómo es que si era un precursor, su única virtud en este terreno es la autorización (que no impulso), para la creación de las DLM (Division Legere Mecanique) en 1933.

Macksey defiende que Weygand, como Milne y MacArthur, no creían en la nueva corriente "de corazón". El Presidente del Consejo del Ejército era Gamelin, pero Weygand estaba en la cúpula (creo que era el Jefe del Estado Mayor del Ejército y su Inspector General). Si realmente hubiera querido impulsar este nuevo tipo de guerra, hubiera podido hacer muchísimo más que autorizar las DLM.

En 1921 escribió "La Cavalerie et la revue de la Cavalerie", en la Revue de Cavalerie, pero eso fue en 1921. Cuando estuvo a la cabeza del ejército y pudo hacer prevaler sus ideas (hasta 1935), no lo hizo. Todo lo contrario, reprendió a De Gaulle por abogar por la creación y concentración de medios mecanizados en unidades al efecto para operar como elemento decisivo en el campo de batalla.

Seguramente, el párrafo más destacado del escrito de Weygand (un artículo en una revista, ni un libro ni un tratado):

Or, la guerre de demain sera plus encore que celle d’hier une guerre du machinisme. Le nier, se refuser à suivre le progrès de la machine et à en bénéficier, c’est se condamner, au jour de la guerre, à " n’avoir que des engins surannés…

… il est nécessaire qu’elle dispose de moyens de lutte puissants : avions, qui étendent son champ d’investigation ; chars de combat légers et rapides, auto-mitrailleuses et auto-canons, artillerie à cheval et automotrice... qui lui permettent de briser plus facilement et plus rapidement les résistances qu’elle rencontre ; camions, qui lui donnent la possibilité d’être appuyée rapidement par de l’infanterie dont elle assurera l’entrée en ligne et qui lui procurera à son tour sa sécurité et sa liberté de manœuvre, en lui donnant la possibilité d’une nouvelle avance.

Il est indispensable, d’autre part, qu’elle soit puissante dans son organisation, ce qui implique son groupement en grandes unités seules capables de s’engager d’emblée sur un large front et de produire une action importante.

Il faut aussi qu’elle ait la possibilité de manœuvrer à travers tous les obstacles du terrain, dans des formations et à des allures appropriées, de manière à éviter ou à réduire les pertes dues au feu de l’ennemi ou à l’action délétère des gaz, et à être à même d’agir par surprise32.


Al final se contentó con la DLM, y se posicionó junto a los reaccionarios.

Saludos.

Avatar de Usuario
Montefusco
Miembro
Miembro
Mensajes: 234
Registrado: Lun Ago 22, 2005 7:50 am
Contactar:

Mensajepor Montefusco » Jue Sep 21, 2006 8:36 am

La ironía fundamental es que, con todo el énfasis puesto en la defensa, el ejército francés falló a la hora de la verdad por no ser suficientemente defensivo, es decir, por falta de medios defensivos como campos de minas, cañones anticarro y antiaéreos. La batalla de francia se decidió en los cruces del Mosa, y estos fueron conquistados por fuerzas de infantería e ingenieros, casi sin intervención de los panzer. Y Petain, al que uds. se refieren como "retrógrado", ya había predicho en el prólogo a un libro de tácticas militares de 1938, que la mejor forma de oponerse a un ataque acorazado era "enfrentándolo a una fuerza similar, apoyada por campos de minas y el volumen de fuego de las armas anticarro", es decir el esquema aplicado en Kursk por los soviéticos. Lo que le faltó a los franceses fue tiempo y medios.

Y en este sentido no hay que despreciar los factores políticos y económicos: la continua inestabilidad política de toda la década de los 30, con ministros que duraban pocos meses en sus portafolios, y una depresión que afectó en Francia más que en ninguan otra parte de la Europa Occidental, lo que fue erosionando la base industrial. En ese sentido era difícil sustentar cualquier programa de rearme. A lo que hay que sumar una actitud pacifista generalizada entre el estamento político francés, la convicción que la Gran guerra realmente "había acabado con todas las guerras", y cierto rechazo hacia un ejército profesionalizado y centrado en sus objetivos que pudiera constituir un peligro para la República como en el 18 Brumario. Cualquier intento de constituir una fuerza profesionalizada y mecanizada hubiera topado con estos obstáculos.´vAsí que la causa de la fulminante y aparatosa derrota no la busquemos solo en los quepis

Avatar de Usuario
Barbarossa
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 538
Registrado: Vie Mar 24, 2006 11:00 pm
Ubicación: España

Mensajepor Barbarossa » Jue Sep 21, 2006 4:40 pm

Montefusco escribió:Lo que le faltó a los franceses fue tiempo y medios.


Y también les faltó iniciativa y espíritu ofensivo. ¿Cómo es posible que mientras la Wehrmacht estuvo volcada en las campañas de Polonia, Noruega y Dinamarca, el Ejército francés perdiese un tiempo precioso -que podría haber empleado para invadir o atacar a Alemania con pocos riesgos- y se limitase a contemplar el paisaje desde sus fortificaciones fronterizas?
Imagen

Avatar de Usuario
Montefusco
Miembro
Miembro
Mensajes: 234
Registrado: Lun Ago 22, 2005 7:50 am
Contactar:

Mensajepor Montefusco » Vie Sep 22, 2006 5:27 am

Porque su concepción de la guerra era básicamente defensiva y no estaban preparados para una ofensiva en gran escala. Eso se vio en su patética ofensiva del Sarre en septiembre de 1939 que se limitó a choques fronterizos que no aliviaron en nada la desesperada situación polaca

Capitán Naufragio
Miembro
Miembro
Mensajes: 58
Registrado: Mar Sep 25, 2007 11:32 pm
Ubicación: Galiza

Ejército Francés

Mensajepor Capitán Naufragio » Vie Dic 11, 2009 11:33 pm

Magnífico hilo.

Avatar de Usuario
Hundi
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4233
Registrado: Dom Oct 18, 2009 10:36 pm
Ubicación: Guatemala
Contactar:

Mensajepor Hundi » Mié Dic 23, 2009 10:33 pm

Montefusco escribió:Porque su concepción de la guerra era básicamente defensiva y no estaban preparados para una ofensiva en gran escala. Eso se vio en su patética ofensiva del Sarre en septiembre de 1939 que se limitó a choques fronterizos que no aliviaron en nada la desesperada situación polaca


Pero teniendo en cuenta que Polonia como bien no se quedo con el mismo pensamiento militar que Francia adopto, no hizo mucho para refrenar a la Wehrmacht, aun asi, Polonia que no adopto ese pensamiento, de igual manera de haberlo seguido, el resultado hubiese sido el mismo que con Francia, flanqueado, y atacado por la retaguardia con un ataque de cierre de pinzas, por lo tanto si Francia hubiese decidido dar una ofensiva, lo mas que hubiese pasado seria tentar mas a los Alemanes, de todas formas las tacticas militares que fueron instruyendose en la Wehrmacht fueron pensadas para un nuevo tipo de guerra, en vez de seguir con una guerra de desgaste en trincheras, por decirlo asi. Por lo que el pensamiento de los mandos de la Wehrmacht, y asi como muchos otros paises, era de la combinacion de infanteria blindada con una capacidad de movilizacion alta, por ejemplo, el LSSAH como promedio recorria 5km en 20min, segun recuerdo.

saludos
ImagenImagenImagen
Hago de mi futuro una utopía, pues pretendo comprender, esta voluble vida...
Una vida sin vicios es una vida sin virtudes.

Avatar de Usuario
Pierre Le Gloan
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2567
Registrado: Dom Feb 20, 2011 8:08 pm

Re: Ejército Francés

Mensajepor Pierre Le Gloan » Mié Mar 30, 2011 8:04 pm

Bonjour, magnífico hilo.
A este respecto quisiera apuntar algunas ideas sobre el general Estienne.
Al final de 1933 el general Estienne que ocupa aún un puesto de consejero en la Sección Técnica de Carros de Combate conoce que no será renovado en sus funciones para el año siguiente. Inevitable, este paso a la reserva es doloroso para “ el padre de los carros” y es en esta época que las ideas sobre los carros oscilan entre “su hijo” el Char B y los desarrollos de los carros ligeros, Estienne intenta dejar alguna huella de sus ideas. Encontrada entre sus papeles privados por uno de sus colaboradores más próximos, una nota confidencial inédita firmada por él, constituye de alguna manera su testamento doctrinal. En resumen esa nota decía:

Imagen
General Estienne
Fuente: cheminsdememoire.gouv.fr

“Estimo que los créditos concedidos a los carros deben ser consagrados a la realización de carros de batalla con un blindaje de 5 ó 6 cm y armados con un cañón de 570 m de velocidad inicial. No teniendo ya la ocasión de exponer oficialmente las razones de mi convicción, tanto más fuerte cuanto más madurada, las resumo brevemente en la presente nota:
I Los carros en la ofensiva
Los carros constituyen una reserva general a disposición exclusiva del comandante en jefe, para un ataque o un contraataque. Este papel únicamente ofensivo impone, rigurosamente el empleo de carros que satisfagan dos condiciones que en el estado actual de la técnica son:
1º.- Blindaje de 5 a 6 cm necesario para resistir a las armas de tiro directo de la defensa, que bien camufladas, no pueden ser descubiertas que a menos de 200 metros.
2º.- Cañón susceptible de actuar con obús explosivo sobre defensas provisionales y con obús perforante sobre la coraza de los carros enemigos, lo que exige un calibre mínimo de 75 mm y de una trayectoria tensa. Solamente el carro de batalla cumple estas dos condiciones.
Los carros menos blindados no alcanzarán el contacto con el enemigo: la mayor parte serán inmovilizados por el tiro directo de cañones fijos de 20 a 30 mm., no se puede contar con ellos para “limpiar” una posición, es a los poderosos carros de batalla que acaban de conquistar la posición a quienes incumbe su limpieza y un ligero retraso en la progresión de una parte de estos carros no presenta inconvenientes.
II La defensa contra los carros
Si hoy una división ( de infantería) reducida a sus únicos medios puede raramente atacar, debe estar siempre preparada para defenderse; le hace falta pues una amplia y permanente dotación de armas antitanque transportadas sobre vehículos todo terreno.
Por lo tanto, armando con cañones de 25 a 30 mm nuestros 3.000 carros Renault (hace referencia al Renault FT de la I GM) y empleándolos como torretas móviles, se obtendrá sin grandes gastos, una organización muy aceptable.
La torreta móvil está disimulada en un punto prudentemente elegido en una amplia zanja excavada, de modo que la torre convenientemente camuflada, emerja sola. Tal dispositivo ya ha sido previsto en los estudios relacionados con la defensa de las fronteras.
En la guerra de movimiento los alveolos ( las excavaciones) están cavadas y ocupadas desde que la división se establece a proximidad del enemigo, la división puede, sin gran trabajo atrincherarse todas las noches como hacía la legión romana.
La adscripción orgánica de un batallón de 36 torretas móviles a cada división, permite equipar 50 divisiones conservando en reserva 1.200 carros Renault para las sustituciones.
Se puede prever una gama de torres móviles que pesen de seis a cien toneladas, mientras que para progresar al descubierto hasta el ataque final, es mejor mantener un solo modelo de máquina para el que se reservará el nombre de carro sin otro calificativo.
III Proporción de tonelaje
El tonelaje mínimo de un carro, apto para todas las acciones ofensivas (toma de contacto y verificación, ruptura del frente, persecución, lucha contra los carros enemigos, ataque a las columnas motorizadas, etc.) depende, evidentemente, de la potencia de las armas anticarro de tiro directo del enemigo, este tonelaje máximo es un verdadero quantum, como dicen los físicos, por debajo del cual el valor ofensivo del carro cae a cero, este quantum es actualmente de 25 a 30 toneladas.

Conclusión
Sea en las condiciones técnicas actuales de armamento y blindaje, dos ejércitos “A” y “B” iguales desde el punto de vista del valor de los hombres y del valor de mercado del material; ellos han gastado 500 millones cada uno para tener, el ejército “A” 500 carros de 30 toneladas, y el otro el “B”, 1.000 carros de 15 toneladas, tonelaje netamente inferior al quantum actual. El triunfo del ejército “A” no está en duda por que puede atacar con sus carros, mientras que el adversario no puede más que intentar defenderse con los suyos.

París a 25 de noviembre de 1933
Estienne “

Fuente: Traducción propia de un artículo de François Vauvilier en la revista Histoire de Guerre-Blindés & Matériel nº 78 de septiembre 2007

À bientôt
ImagenImagen

Avatar de Usuario
Uge
Miembro
Miembro
Mensajes: 471
Registrado: Lun Nov 16, 2009 12:11 am

Ejército Francés

Mensajepor Uge » Sab Abr 02, 2011 12:31 am

Es muy interesante este resumen del pensamiento del general Estienne.

El apartado II “La defensa contra los carros” es especialmente revelador y sitúan su pensamiento doctrinal claramente anclado en el concepto de la batalla metódica. Tampoco hay mención a la velocidad del carro de combate, su autonomía o a sus sistemas de comunicación. Para colmo parece ser que la misión del carro de batalla es la de "limpiar una posición".

Podriamos concluir que Estienne es el tuerto en el pais de los ciegos.

Saludos
La vanidad es yuyo malo, que envenena toda huerta. Es preciso estar alerta, manejando el azadón. Pero no falta el varón, que la riega hasta en su puerta. (Atahualpa Yupanqui)

kenubal
Miembro
Miembro
Mensajes: 382
Registrado: Mar May 26, 2009 8:28 pm

Ejército Francés

Mensajepor kenubal » Sab Abr 02, 2011 3:05 pm

No creo que lo que dice en el punto dos sea un asunto de doctrina, Uge, sino más bien de un intento hasta cierto punto lógico de aprovechar un montón de carros obsoletos que los franceses tenían en dotación todavía en 1933 como eran los Renault FT17. En el fondo su idea de instalarles un cañón antitanque, y distribuirlos por las divisiones de infantería al modo de batallón de cañones antitanque autopropulsados, no era descabellado del todo y habrían sido más útiles de esa manera que en los BCC (bataillon de char de combat). Podrían haber sido batallones anticarro con cierta flexibilidad y pegada, aunque el hándicap de la torreta de un solo hombre para servir un cañón anticarro no era asunto menor.


Si hoy una división ( de infantería) reducida a sus únicos medios puede raramente atacar, debe estar siempre preparada para defenderse; le hace falta pues una amplia y permanente dotación de armas antitanque transportadas sobre vehículos todo terreno.
Por lo tanto, armando con cañones de 25 a 30 mm nuestros 3.000 carros Renault (hace referencia al Renault FT de la I GM) y empleándolos como torretas móviles, se obtendrá sin grandes gastos, una organización muy aceptable.
La adscripción orgánica de un batallón de 36 torretas móviles a cada división, permite equipar 50 divisiones conservando en reserva 1.200 carros Renault para las sustituciones.


Fíjate que en 1933 había 3000 FT en servicio, pero es que en mayo de 1940, en el momento del ataque alemán, aún había 1297 FT en servicio ( una cifra disparatada) y 567 de ellos en BCC. No habrían estado mal usados al modo que dice Estienne en su texto.

Un saludo

Avatar de Usuario
Uge
Miembro
Miembro
Mensajes: 471
Registrado: Lun Nov 16, 2009 12:11 am

Ejército Francés

Mensajepor Uge » Dom Abr 03, 2011 12:18 am

Sobre el papel la idea no es mala, a un bajo coste alargas la vida del vehículo y lo conviertes en un refuerzo de las defensas anticarro de la infantería. Creo, como tú, que un solo sirviente en la torreta lastraría en gran medida la eficacia del nuevo carro.
Lo que me ha resultado chocante y arcaico :shock: es el modo de empleo que proponía para este arma en el campo de batalla. Pretende convertirlos en blocaos anticarro estáticos ( enterrados en un emplazamiento ), incluso hace un símil con las torretas integradas en las defensas fronterizas. El movimiento parece que se efectuará al termino de la batalla y consistiría en la ocupación de nuevos asentamientos. Su idea de la defensa anticarro es por lo tanto estática, muy mal asunto cuando tienes que lidiar con un ataque acorazado concentrado y en profundidad.

Saludos
La vanidad es yuyo malo, que envenena toda huerta. Es preciso estar alerta, manejando el azadón. Pero no falta el varón, que la riega hasta en su puerta. (Atahualpa Yupanqui)

Avatar de Usuario
Panzer Lehr
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 672
Registrado: Lun Dic 27, 2010 9:55 pm

Re: Ejército Francés

Mensajepor Panzer Lehr » Lun Abr 04, 2011 6:17 am

Excelente tópico, hace dos años para un congreso de historia trabaje el tema de la Campaña de Francia, y remarque ante una de las preguntas del público es que una de las razones por las que el ejército francés pierde la Campaña, no solo es la Blitzkrieg, sino también la doctrina de guerra a la defensiva seguida por el Estado Mayor Francés posterior a la Gran Guerra y no hacerle caso a los teóricos militares como Estiennes o Liddell Hart, sobre lo que sería la guerra en el futuro cercano, no se hasta que punto estaban tan ciegos

Avatar de Usuario
Pierre Le Gloan
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2567
Registrado: Dom Feb 20, 2011 8:08 pm

Re: Ejército Francés

Mensajepor Pierre Le Gloan » Jue Abr 07, 2011 7:45 pm

Bonjour,

En referencia a la idea del general Estienne de utilizar el carro Renault ya obsoleto, pero numeroso, como ya hemos visto, dotado de una pieza antitanque de 25 mm y semienterrado como apoyo defensivo de la infantería es posible que el Ejército Rojo, al menos teóricamente, la hubiera tenido en cuenta y en este sentido quisiera aportar dos datos:
1º Hojeando la revista SERGA (en mi modesta opinión una de la mejores en lengua española sobre historia militar del S XX) nº 61en su sección de museos, se visita el museo de la Gran Guerra Patriótica en Moscú y en una de las fotos a todo color, se puede ver un carro de combate T-18 semienterrado, como preconizaba el general francés. Aquí transcribo el pie de foto:
“Esta estructura semienterrada pertenece a un carro de combate soviético T-18 producido entre 1929 y 1931 partiendo del modelo francés Renault FT-17 y originalmente provisto de un cañón de 37 mm Modelo 28. La estructura que vemos fue rearmada con un cañón de 45 mm y enterrada parcialmente para servir dentro de una línea defensiva estática diseñada para intentar detener el avance de la Blitzkrieg alemana”

2º Y he encontrado esta foto que ilustra lo arriba expuesto.

Imagen

Fuente: http://www.aviarmor.net/TWW2/tanks/ussr/t-18.htm" onclick="window.open(this.href);return false;
La web está en ruso y solo puedo entender el año de la fotografía, 1941 …

À bientôt
Última edición por Pierre Le Gloan el Jue Oct 30, 2014 10:26 am, editado 1 vez en total.
ImagenImagen

Avatar de Usuario
Manuel Tagüeña
Usuario
Usuario
Mensajes: 22
Registrado: Mar Ene 28, 2014 2:11 am

Re: Ejército Francés

Mensajepor Manuel Tagüeña » Vie Sep 19, 2014 1:17 am

Desde mi humildad me gustaría romper una lanza por el denostado sistema francés. Sinceramente, si yo viviera pongamos en 1939, antes de los fulgurantes éxitos alemanes, y me explicaran en detalle las doctrinas francesa y alemana, la francesa me parecería racional y segura, mientras que la alemana, así en teoría, seguro que la vería en exceso especulativa y aventurera. No veo tan estúpido que los generales franceses siguieran en sus trece.

Además, a partir de 1941 todo el mundo conocía ya el sistema alemán de atacar y embolsar, por lo que cada vez se fue haciendo más difícil la blitzkrieg. Los sistemas defensivos que la detenían no eran tan diferentes del francés, como se pudo ver en Kursk, varias líneas de defensa fortificadas, minas, artillería abundante, y carros apoyando a la infantería en todas las líneas. La única diferencia es la existencia de grandes reservas acorazadas para cortar el avance de las puntas de penetración alemanas. Pero este perfeccionamiento se debía a que los rusos ya conocían de sobra la doctrina alemana por haberla sufrido. Los mismos alemanes en su defensa de la línea del mius, del dnieper, etc. emplearon también carros apoyando a la infantería por toda la línea del frente. Tal vez los franceses no estaban tan equivocados y hubiera bastado complementar su sistema defensivo con una reserva acorazada abundante en retaguardia. O sólo ser capaces de reaccionar pronto y ya con las unidades contiguas al punto de ruptura alemán ser capaces de cerrar el agujero y embolsar a los carros alemanes que hubieran penetrado. Su verdadero problema es que no creían posible la blitzkrieg y no tenían pensado nada para contrarrestarla.


Volver a “Doctrina militar”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado