OPERATIVNOE ISKUSSTVO

El impacto de la Gran Guerra en el pensamiento militar. Cambios y evolución en las doctrinas militares. Regulaciones de campaña.

Moderadores: José Luis, Francis Currey

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8861
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

OPERATIVNOE ISKUSSTVO

Mensajepor José Luis » Mar Sep 06, 2005 8:11 pm

¡Hola a todos!

Como introducción a la historia y evolución del arte operacional (Operativnoe Iskusstvo, en su original ruso) me parece oportuno traducir un extracto del estudio de Michael Evans, The Continental School of Strategy: The Past, Present and Future of Land Power (Land Warfare Studies Centre, Study Paper No. 305, Junio 2004).

{(…) Entre 1914 y 1917, el paradigma napoleónico-moltkeano de la escuela continental del pensamiento militar se consumió en la potencia de fuego del Frente Occidental, provocando millones de bajas en Verdún y el Somme. El pensador militar británico J. F. C. Fuller identificó la razón de tal carnicería cuando observó: “los alemanes estaban copiando a von Moltke; los franceses estaban intentando descubrir cómo copiar a Napoleón” [J. F. C. Fuller, The Foundations of the Science of War, Hutchinson, London, 1926, pp. 25–6]. No fue hasta el último año de la Gran Guerra que la tecnología y teoría comenzaron a converger dramáticamente en los ejércitos europeos. Un gran avance técnico clave fue el advenimiento del fuego de artillería indirecto preciso que hizo posible el combate simultáneo de objetivos a través del área bidimensional del campo de batalla mediante una tercera dimensión: la batalla profunda [Major General J. B. A. Bailey, Field Artillery and Firepower, Naval Institute Press, Annapolis, MD, 2004, p. 16].

En 1918 casi todas las armas y técnicas de la guerra convencional del siglo XX ya habían sido inventadas o estaban en proceso de ser perfeccionadas en el Frente Occidental, incluyendo el fuego de artillería indirecto, tanques, aviación de combate, agentes químicos y bombardeo aéreo. Las implicaciones conceptuales de esos sistemas de armas estaban lejos de alcanzar y formar la futura guerra convencional del siglo XX. Los historiadores militares no exageran cuando hablan diversamente del “RMA (Revolution in Military Affairs) de la IGM”, del advenimiento de una “revolución de armas combinadas” y del “nacimiento del estilo moderno de guerra” ocurridos en el Frente Occidental [Colin S. Gray, Strategy for Chaos: Revolutions in Military History and the Evidence of History, Frank Cass, London, 2002, p. 73; Williamson Murray, "Thinking about Revolutions in Military Affairs", Joint Force Quarterly, Summer 1997, p. 107; Jonathan B. A. Bailey, "The First World War and the Birth of Modern Warfare", in Macgregor Knox and Williamson Murray (eds), The Dynamics of Military Revolution, 1300–2050, Cambridge University Press, Cambridge, 2001, pp. 132–53].

Es en las ofensivas aliadas y alemanas de 1918 en el Frente Occidental cuando uno puede detectar las semillas de una transformación en la escuela continental del pensamiento militar desde las tácticas de infantería lineal hacia las operaciones modernas de todas las armas diseñadas en profundidad. La teoría militar, en particular la teoría táctica, se alineó de manera gradual más estrechamente con los rápidos avances de la tecnología. En el tiempo del armisticio de 1918, los nuevos métodos de artillería indirecta, vehículos blindados y aviación de combate, en conjunción con las técnicas modernas de armas combinadas, estaban comenzando a restablecer la vitalidad y movilidad de la guerra terrestre. En los años de entreguerras, los desarrollos técnicos y el legado conceptual de la Gran Guerra iban a cambiar decisivamente de la escuela continental de estrategia.}

Continuará.
Saludos cordiales
José Luis
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8861
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Mar Sep 06, 2005 8:33 pm

{El Auge de la Teoría Operacional en Europa

Entre 1918 y 1945, la escuela continental de estrategia fue desarrollada en Europa por la unidad nuevamente hallada entre tecnología militar y teoría militar. Los desarrollos en mecanización, método táctico y técnica operacional ayudaron a mover el arte de la guerra terrestre europea dentro de la moderna era industrial. Como recordó el comandante alemán Erich von Manstein en 1958, en los años de entreguerras la guerra terrestre estaba “libre de la parálisis de las trincheras y del infierno de la pura batalla de material” [Citado en Earl F. Ziemke, "Annihilation, Attrition, and the Short War", Parameters: Journal of the US Army War College, March 1982, vol. XII, no. 1, p. 27].

En términos de teoría militar, el avance conceptual más importante en la escuela continental de estrategia fue el reconocimiento formal y el refinamiento de un nivel operacional de guerra y un arte operacional. El nivel operacional de la guerra puede ser definido como el eslabón de conexión entre estrategia y táctica, mientras que el arte operacional es la teoría y práctica de preparar y conducir operaciones con el fin de conectar los medios tácticos con los fines estratégicos [M. A. Hennessy and B. J. C. McKercher, "Introduction", in Hennessy and McKercher, The Operational Art: Developments in the Theories of War, p. 1]. El reconocimiento formal de una dimensión operacional en la escuela de la teoría militar continental estaba fundado en un reconocimiento de que la victoria estratégica en la guerra ya no podía ser lograda por una simple batalla de aniquilación de acuerdo con el ideal de Napoleón o Moltke.

Como se verá en las páginas que siguen, fueron los soviéticos los verdaderos pioneros del desarrollo teórico de la teoría militar operacional en el período de entreguerras. Con esto no se pretende negar que el impacto de los escritos de los teóricos británicos del blindaje, Fuller y Hart, no tuvieran una considerable influencia práctica en el desarrollo de la escuela continental de estrategia después de 1918. Sólo se pretende observar que, aunque tanto Fuller como Hart encaminaron las cuestiones operacionales en sus diversas ideas sobre la penetración en la guerra mecanizada, la ciencia de la guerra y la aproximación indirecta, ningún pensador trató el nivel operacional de la guerra como una entidad teórica distinta.

Lo más cerca que cualquier pensador estuvo de concebir el nivel operacional fue en el vago concepto de la “gran táctica”. En resumen, las teorías de Fuller y Hart sobre la guerra se concentraron fuertemente en la estrategia y la táctica, y reflejaron el serio vacío que existía en el mundo militar de habla inglesa entre los polos gemelos del “amplio campo estratégico y el preciso comentario táctico” [Brian Holden Reid, "Fuller and the Operational Level of War", in idem., Studies in British Military Thought: Debates with Fuller and Liddell Hart, University of Nebraska Press, Lincoln, NE, 1998, p. 67]. Además, es interesante observar que en la actualidad erudita se considera a Hart no tanto un proponente de la guerra operacional en la tradición continental, sino más bien un gran estratega occidental en un sentido liberal anglo-americano [Azar Gat, Fascist and Liberal Visions of War: Fuller, Liddell Hart, Douhet and other Modernists, Clarendon Press, Oxford, 1998, esp. chapters 3–5].

En Alemania las ideas de Fuller y Hart fueron importantes en el desarrollo de una teoría de guerra de armas combinadas mecanizada, popularmente conocida como Blitzkrieg [La influencia de los teóricos británicos en Alemania está bien estudiada en Azar Gat, British Armour Theory and the Rise of the Panzer Arm: Revising the Revisionists, Macmillan, London, 2000]. En las décadas de 1920-30, las ideas sobre la guerra mecanizada fueron desarrolladas por innovadores militares alemanes como Oswald Lutz, Heinz Guderian y Alfred von Vollard-Bockelberg. Esos pensadores ampliaron el concepto de “operativo” a una metodología de guerra apropiada para condiciones industriales. (…) En 1920, el teórico militar alemán barón Hugo von Freitag-Loringhoven observó:

En el ejército alemán…..el empleo del término strategisch (estratégico) ha caído cada vez más en desuso. Lo reemplazamos…..por el término operativ, ‘perteneciente a las operaciones’, y de ese modo define más simple y claramente la diferencia de cualquier cosa a la que se refiere como taktisch (táctica). Todo lo que pertenece a las operaciones como tal tiene lugar, en su conjunto, independientemente del combate real…..En cualquier grado, el término ‘estrategia’ debería estar limitado a las medidas más importantes del alto mando” [Hugo von Freytag-Loringhoven, Generalship in the World War, Historical Section, US Army War College, Washington, DC, 1934, p. 34].

Sin embargo, las líneas prácticas de demarcación entre táctica, operaciones y estrategia permanece difícil de delimitar en la teoría militar alemana. Para muchos oficiales alemanes, “las decisiones operativas” se consideraban a menudo como un sub-concepto de la estrategia, con los campos de la táctica y la estrategia continuando dominando el discurso del arte militar [Hermann Foertsch, The Art of Modern Warfare, Oskar Piest, New York, 1940, pp. 19–20].

En los primeros años de la IIGM, tales incertidumbres teóricas no evitaron a comandantes habilidosos como Manstein, Guderian y Erwin Rommel explotar la aproximación Blitzkrieg a la guerra mediante el uso de tanques, aviación e infantería motorizada al unísono, o alcanzar la victoria en las batallas decisivas de Polonia, Francia y Rusia. Para muchos en el Oeste, esas victorias parecían ser la esencia de una forma relámpago y nueva de la guerra operacional. Manstein afirmó que la Wehrmacht obtuvo sus primeros éxitos “a fuerza de movilidad (gran táctica) operacional” [Erich von Manstein, Lost Victories, Henry Regnery Co., Chicago, IL, 1958, p. 279].

De manera similar, Guderian resumió la esencia del método militar alemán haciendo un floritura operacional, “la suerte [del] combate no está en la batalla prolongada, sino en operaciones cortas oportunas lanzadas mediante órdenes breves. El principio de la sorpresa [es esencial] con el fin de evitar o conjurar la acción defensiva enemiga” [Kenneth Macksey, Guderian: Panzer General, Macdonald & Jane’s, London, 1975, p. 69]. En tiempos más recientes, el general F. M. von Senger und Etterling, comandante en jefe del Frente Central de la NATO, reflejó que “la movilidad operacional (gran táctica) alemana a nivel de división y cuerpo condujo no sólo a las victorias de las Blitzkriegs sino igualmente al éxito del ejército alemán de mantener al superior ejército soviético fuera de suelo alemán durante casi cuatro años” [Citado en Richard Simpkin, Tank Warfare, Brassey’s, London, 1979, p. 15].

Sin embargo, a causa de las manifiestas deficiencias en la estrategia alemana después de 1941 –a la que Jeffrey Record ha llamado “brillantez operacional e incompetencia estratégica”- [Jeffrey Record, "Operational Brilliance, Strategic Incompetence: The Military Reformers and the German Model", Parameters: Journal of the US Army War College, Autumn 1986, vol. XVI, no. 3, pp. 2–8], permanece un debate histórico no resuelto sobre si la Blitzkrieg representó una teoría revolucionaria de la guerra operacional, o simplemente versiones mecanizadas de Cannae basadas en el método táctico tradicional napoleónico-moltkeano. El método Blitzkrieg no fue el fruto de una consideración teórica militar exhaustiva, ni fue una doctrina de guerra operacional cuidadosamente orquestada. Fue en cambio un tipo de “oportunismo operacional” de corta vida basado en un brebaje de ideología nazi, hiper-acción y una estrategia tecnócrata poco profunda. Si uno acepta que el primer propósito del nivel operacional de la guerra es orquestar la conducción de batallas y combates para servir a un objetivo estratégico coherente, entonces el modelo de guerra operacional alemán claramente poseía muchas imperfecciones teóricas [Michael Geyer, "German Strategy in the Age of Machine Warfare, 1914–45", in Paret, Makers of Modern Strategy from Machiavelli to the Nuclear Age, pp. 527-97]

La controversia sobre las dimensiones estratégico-operacionales de la Blitzkrieg no necesita que nos detengamos más. Sólo es necesario observar que, en el contexto del desarrollo de la escuela de estrategia continental, el logro militar alemán fue restablecer la movilidad y la decisión estratégica para encontrarse con la batalla. Entre 1939 y 1941, los alemanes lograron con un estilo napoleónico veloz victorias decisivas en el campo de batalla de una manera que no se había visto desde los tiempos de Moltke el Viejo [Robert M. Citino, Quest for Decisive Victory: From Stalemate to Blitzkrieg in Europe, 1899–1940, University Press of Kansas, Lawrence, KS, 2002, ch. 6 and Blitzkrieg to Desert Storm: The Evolution of Operational Warfare, University Press of Kansas, Lawrence, KS, 2004, chapters 1–2]. Como observó el historiador francés y combatiente de la Resistencia, Marc Bloch, en su evocadora memoria de la caída de Francia en 1940, Strange Defeat, bajo el impacto militar de los alemanes, el rito completo de la guerra pareció haber cambiado su tempo [Marc Bloch, Strange Defeat: A Statement of Evidence Written in 1940, trans. from the French by Gerard Hopkins, W. W. Norton & Company, New York, 1968, p. 42].}

Continuará.
Saludos cordiales
José Luis
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8861
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Mar Sep 06, 2005 8:51 pm

{En contraste con el debate sobre las representaciones estratégico-operacionales de la Blitzkrieg alemana, el desarrollo post-1917 de la escuela soviética de guerra operacional (operativnyi) ha sido calificado como “la aventura teórica más creativa en la historia militar del siglo XX” [Naveh, In Pursuit of Military Excellence: The Evolution of Operational Theory, p. xvii]. En términos de arte de guerra en condiciones industriales, el desarrollo de operativnyi en la Unión Soviética representó el avance más significativo en la evolución de la estrategia continental desde las guerras de Napoleón.

Un grupo de extraordinarios teóricos militares soviéticos –incluyendo M. N. Tukhachevsky, Alexandr Svechin, N. E. Varfolomeev, G. S. Isserson y V. K. Triandaffilov- codificó la base teórica para el desarrollo del nivel operacional de guerra y para el concepto de arte operacional, buscando en ambos casos redefinir el propósito de la batalla en condiciones industriales [A. A. Svechin, Strategy, ed. Kent Lee, East View Publications, Minneapolis, MN, 1992; V. K. Triandafillov, The Nature of the Operations of Modern Armies, trans. William A. Burhans, Frank Cass, Ilford, Essex, 1994; James J. Schneider, "V. K. Triandafillov: Military Theorist", Journal of Soviet Military Studies, September 1988, vol. 1, no. 3, pp. 287–306 and The Structure of Scientific Revolution, chapters 3–5; Jacob W. Kipp, "Soviet Military Doctrine and the Origins of Operational Art, 1917– 1936", in Willard C. Frank and Philip S. Gillette (eds), Soviet Military Doctrine from Lenin to Gorbachev, 1915–1991, Greenwood Press, Westport, CT, 1992, pp. 85–131; and David M. Glantz, "The Intellectual Dimension of Soviet (Russian)
Operational Art", in McKercher and Hennessy, The Operational
Art: Developments in the Theories of War
, pp. 125–46]. Lo que unió a esos teóricos fue una creencia común en lo que un erudito ha llamado “el fallecimiento del combate general decisivo” [Harrison, The Russian Way of War: Operational Art, 1904–40, p. 153].

Sobre las lecciones de la IGM, los teóricos soviéticos expresaron que el conflicto armado estaba caracterizado por una era de ejércitos masificados sobre frentes extendidos apoyados por una retaguardia estratégica concentrada. En semejantes condiciones era imposible para cualquier simple comandante hacer la guerra basada en batallas decisivas de acuerdo con el paradigma napoleónico de la guerra terrestre. Haciéndose eco de Schlichting, Tukhachevsky observó en 1926: “La naturaleza de las armas modernas y la batalla moderna es tal que es imposible destruir la potencia del enemigo mediante un único golpe en una batalla de un solo día. La batalla en las operaciones modernas se extiende a una serie de batallas no sólo a lo largo del frente sino también en profundidad….A ese respecto, las tácticas modernas de un teatro se hacen tremendamente más complejas que las de Napoleón” [Citado en Naveh, In Pursuit of Military Excellence: The Evolution of Operational Theory, p. 10] .

En frentes extendidos modernos se requiere una sucesión de golpes sistemáticos, u operaciones sucesivas, para controlar un campo de batalla en tiempo, espacio y escala, y para conectar todas las acciones tácticas a un objetivo estratégico. Así, Alexandr Svechin, probablemente el teórico militar soviético más grande de entreguerras, argumentaba que, en condiciones industriales, las dimensiones duales de táctica y estrategia tenían que ser intelectualmente conectadas por un “miembro intermedio”, o nivel operacional de la guerra. Solamente en el nivel operacional podían fraguarse las acciones de combate en un conjunto y de esta forma proporcionar el material táctico creativo para amplias operaciones unidas por la estrategia [Svechin, Strategy, p. 69].

En 1926, Svechin acuñó el término “arte operacional” para definir una nueva relación entre táctica, operaciones y estrategia. Usando la famosa metáfora de “pasos tácticos, salto operacional y camino estratégico”, Svechin definió el arte operacional como una totalidad de batallas unidas por un concepto estratégico. Escribió: “La estrategia…..no está solamente interesada en establecer el objetivo de una operación sino también en hacer ciertos requerimientos de los métodos para conseguirlo. Todas las armas del arte de la guerra están estrechamente interrelacionadas: la táctica da los pasos que preparan un salto operacional, y la estrategia apunta el camino” [Ibid, p. 269].

En 1928, el colega de Svechin, N. E. Varfolomeev decía que el futuro de la guerra descansaba en el estudio de las agrupaciones de batallas, no en la actividad de una única y climática batalla. Lo que importaba era la integración de operaciones sucesivas y distribuidas sobre un frente amplio. Varfolomeev resumió cuidadosamente la conexión entre los tres niveles de la guerra: “La batalla entonces es el medio de la operación. Las tácticas son el material del arte operacional. La operación es el medio de la estrategia, y el arte operacional es el material de la estrategia” [Citado en Naveh, In Pursuit of Military Excellence: The Evolution of Operational Theory, p. 182]. Por su parte, G. S. Isserson escribió: “Estamos en el amanecer de una nueva época del arte militar, y debemos movernos desde la estrategia linear a la estrategia profunda” [itado en Harrison, The Russian Way of War: Operational Art, 1904–40, pp. 204–5].

Desde la noción de una perspectiva operacional de guerra terrestre, V. K. Triandaffilov desarrolló posteriormente el marco para la estrategia profunda, en la cual se deberían emplear operaciones sucesivas para transformar una serie de batallas tácticas en rupturas operacionales utilizando el choque y la maniobra [Naveh, In Pursuit of Military Excellence: The Evolution of Operational Theory, p. 191; Schneider, The Structure of Strategic Revolution, pp. 188–9; and Bruce W. Menning, "The Deep Strike in Russian and Soviet Military Theory", The Journal of Soviet Military Studies, April 1988, vol. 1, no. 1, pp. 9–28]. La operación profunda se convirtió en la clave para conectar las acciones tácticas secuénciales bajo un plan de campaña unificado diseñado para lograr el éxito estratégico, y fue en palabras de Azar Gat “la doctrina operacional más avanzada y exhaustiva desarrollada en la década de 1930” [Gat, "Ideology, National Policy, Technology and Strategic Doctrine Between the World Wars", p. 6].

Entre 1943 y 1945, las operaciones profundas soviéticas entrañaron acciones de frentes múltiples que fueron ejecutadas mediante operaciones de armas combinadas y mecanizadas a gran escala que no tuvieron semejanza en alcance e intensidad en la historia de la guerra convencional. En el Frente Oriental de la IIGM, en una lucha titánica, los militares soviéticos batieron a la Wehrmacht alemana en derrota al emplear un modelo operacional de guerra basado en los ejércitos de tanques, cuerpos móviles y fuerzas mecanizadas de caballería [Véase Lieutenant Colonel Paul Tiberi, "German versus Soviet Blitzkrieg", Military Review, September 1985, vol. LXV, no. 9, pp. 63–71; and David M. Glantz, "Developing Offensive Success: The Soviet Conduct of Operational Maneuver", in Frank and Gillette, Soviet Military Doctrine from Lenin to Gorbachev, ch. 5].}

Saludos cordials
José Luis
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8861
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Dom Jun 10, 2007 11:32 am

Recomiendo esta lectura:

http://www.army.mil/cmh-pg/books/OpArt/index.htm

Saludos cordiales
José Luis
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

soykurtz
Expulsado
Mensajes: 62
Registrado: Vie May 03, 2013 1:16 am

Re: OPERATIVNOE ISKUSSTVO

Mensajepor soykurtz » Lun Jun 08, 2015 4:25 am

Hola José Luis!

Podrá ser que el artículo de este Blogger haya salido de este post suyo?
Saludos
Soykurtz

http://jordiclaramonte.blogspot.com.ar/ ... ierta.html

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8861
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: OPERATIVNOE ISKUSSTVO

Mensajepor José Luis » Lun Jun 08, 2015 8:16 am

¡Hola a todos!

soykurtz escribió:Hola José Luis!

Podrá ser que el artículo de este Blogger haya salido de este post suyo?


Lo desconozco. Tendrías que preguntárselo a su autor. En cualquier caso, es interesante el paralelismo que hace entre una vanguardia artística y otra militar.

Saludos cordiales
JL
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)


Volver a “Doctrina militar”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados