pub01.jpg

La 3ª Batalla de Jarkov: La última victoria

La guerra en el este de Europa

Moderadores: José Luis, Audie Murphy

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

La 3ª Batalla de Jarkov: La última victoria

Mensaje por Von Kleist » Mié Sep 12, 2007 8:08 pm

Buenas

Me parece interesante comentar una de las batallas tácticamente más interesantes de la II GM, la contraofensiva que lanzó Von Manstein en la Febrero de 1943 para reconquistar la ciudad de Jarkov, en lo que constituyó la tercera (habría una cuarta) batalla por el control de dicha ciudad, y la última gran victoria obtenida por las armas alemanas en el Frente Oriental. Esta batalla está considerada (a mi modo de ver con razón) una de las cumbres del arte operacional, y suele equipararse a una moderna Cannas. Por ello me detendré en exponer con cierto detalle las operaciones que dieron lugar a dicha batalla, y también a analizar los pormenores tácticos de la misma. De paso, podemos hablar también sobre ese excepcional, aunque polémico, militar, posiblemente el cerebro más brillante de la II GM; el Mariscal Erich Von Manstein.

Espero que el tema resulte de interés.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensaje por Von Kleist » Mié Sep 12, 2007 8:12 pm

I. Antecedentes: La ofensiva sovietica del invierno de 1942-43.

La operación Pequeño Saturno hizo que todo el frente alemán del Grupo de Ejércitos Don se tambalease durante la segunda mitad del mes de diciembre de 1942 . La ofensiva sovietica, a los pocos días de su inicio, había aniquilado al VIII ejército italiano, abortado el intento de rescate de la guarnición de Stalingrado por parte del 57º PzC, y puesto en peligro la retirada del Grupo de Ejércitos "A" desde el Caucaso. A principios de Enero de 1943, las puntas de lanza sovieticas alcanzaron la margen derecha del Don a lo largo de todo el curso del Rio y amenazaron Rostov, puerta de escape, como dijimos, de las fuerzas alemanas que retrocedían desde el Caucaso.

Para explotar el éxito de Pequeño Saturno y conservar la iniciativa, el alto mando sovietico planeó una nueva serie de ofensivas contra la debilitada línea alemana en el Don. El 2 de febrero, la STAVKA, dio ordenes a los tres frentes implicados en la lucha por Ucrania para continuar la ofensiva general. Estos tres frentes, eran de Norte a Sur, el Frente de Vorozneh (Golikov), Frente Sudeste (Vatutin) y el Frente Sur. Básicamente las instrucciones operativas sovieticas contempleban los siguientes objetivos para sus frentes:

A) El ala izquierda del Frente de Vorozneh debía eliminar el flanco norte alemán en el Don, destruyendo al débil II ejército húngaro, para luego lanzarse sobre el II ejército alemán, que se situaba a la izquierda de las tropas húngaras.

B) Al mismo tiempo, el Frente Sudeste debía romper la linea alemana en el Donezt para caer sobre la retaguardia enemiga para así partir en dos a las fuerzas alemanas que combatían en Ucrania.

C) El Frente sur, por su parte presionaria a las fuerzas alemanas en retirada desde el Caucaso para empujarlas hacía Rostov.

La misión del frente de Vorozneh era relativamente sencilla. Al norte del curso del Don, el II ejército húngaro fue presa fácil de los blindados sovieticos, que provocaron la desbandada de los defensores sin apenas combatir. La brecha abierta dejó muy expuesto al II ejército alemán presentaba un frente bastante desguarnecido por cuyo flanco sur, penetró una ofensiva a cargo de los ejércitos 40º, 69º, apoyados por el 3º de Tanques, los cuales comenzaron su ataque el 25 de Enero de 1943. Los rusos se infiltraron por las brechas que ofrecía el dispositivo defensivo enemigo y pronto rodearon los flancos alemanes, obligando al II ejército a retroceder precipitadamente para escapar del peligro de cerco.

Esto dejó abierta para las puntas de lanza soviéticas la ruta norte a Jarkov, desde Kursk y Beolgorod, a donde llegaron las tropas rusas el 5 de Febrero. Simultaneamente, más al sur, las fuerzas soviéticas de los Frentes Sudoeste y Sur desbordaron las defensas alemanas y abrieron una brecha de 50 kilómetros. Los rusos organizaron un potente grupo movil, que contaba con numerosos en tanques, llamado "Agrupación Popov" para expandir la brecha, mientras sus fuerzas presionaban sin parar a las fuerzas alemanas que evacuban el Caucaso en direccion al autentíco "cuello de botella" en que se estaba convirtiendo la ciudad de Rostov.

Sin embargo, un rayo de esperanza llegó para los alemanes en forma de importantes refuerzos que iban a apuntalar la precaria situación de los 3 Grupos de Ejércitos ("A", "B", y "Don") alemanes que combatían en el sector sur. Las potentes divisiones SS, "Das Reich" y "Leibstandarte", integrantes del reciend formado Cuerpo Panzer SS (mas tarde se les uniría la "Totenkopf"), habían llegado desde Francia y tomaron posiciones en torno a Jarkov esperando la acometida rusa.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensaje por Von Kleist » Jue Sep 13, 2007 9:20 am

II. La crisis del Grupo de Ejércitos Sur

La llegada del Cuerpo Panzer SS sirvió para mejorar la relación de fuerzas en el tamabaleante frente del Donetz. No obstante, su presencia no bastaba por sí sola para equilibrar la precaria situación de los Grupos de Ejércitos alemanes en Ucrania, amenazados de cerco por el ataque de los 3 frentes sovieticos que se les enfrentaban. Y la situación era aun mas difícil dada las maniaticas injerencias de Hitler en el control operativo, y las inflexibles directrices que enviaba ordenando mantener las posiciones a toda costa.

Por suerte para las armas alemanas, Manstein había estado presionando al OKW a lo largo del mes de Enero para obtener un mayor control de las operaciones y auntonomía de mando, llegando incluso a sugerir su destitución si no se le concedía. Pese a la resistencia de Hitler a otorgarle a su mariscal tal libertad de movimientos, un hecho vino ayudar a Manstein: la rendición de la guarnición de Stalingrado el 2 de Febrero. Hitler, temporalmente aturdido por la magnitd del desastre, autorizó el 6 de febrero a Manstein para evacuar toda la margen derecha del Donetz y formar una nueva linea de defensa menos expuesta al otro lado del rio. Asimismo, Hitler dio órdenes para transferir al 1er Ejército Panzer al Grupo de Ejércitos Don; asi como reagrupar las fuerzas del 4º ejército Panzerdetrás del Rio Mius, en el lado norte del Mar de Azov. Con la adición de estos dos ejércitos blindados a su Grupo de Ejércitos, Manstein pudo al fin reorganizar sus dispersas tropas en un frente coherente y prepararse para afrontar la doble amenaza del avance sovietico en dirección a Jarkov y Rostov.

Pese a ello, la situción distaba mucho de ser satisfactoria. Las unidades del 1º y 4º Ejércitos Panzer estaban debilitadas por la larga retirada que habían experimentado desde el Caucaso y el Bajo Don, respectivamente. Por otra Parte, el avance sovietico habia abierto una brecha entre el ala izquierda de Manstein y la derecha del GE Centro, Kursk había caido el 9 de Febrero, y consecuentemente, las vanguardias sovieticas podían irrumpir profundamente en la retaguardia alemana. En el Sur, la situación no era mucho mejor. El 1er Ejército Panzer se encontraba envuelto en duros combates con el Grupo Móvil Popov, el cual logró cruzar el Donetz y hacer pasar sus blindados a través de un terreno que se consideraba "impracticable" coloncando sus tanques detras del flanco izquierdo de los alemanes y bloqueando la principal línea ferroviaria del Grupo de Ejércitos Don. Además nuevos cruces del Donetz mas al sur, en Voroshilovgrad, inmovilizaron a las fuerzas alemanas y colocaron al 1er Ejército panzer en peligro de cerco. Al sur del 1er Ejercito Panzer, la Agrupación Hollidt se retiraba hacia el Mius fuertemente hostigada por tropas blindadas rusas.

Ante el deterioro de la situación Manstein obtuvo la reunificación del GE Sur en un solo grupo, y solicitó más refuerzos del OKH. Pese a las promesas del OKH de enviar importantes refuerzos, todo lo que obtuvo Manstein fue la "Agrupación Lanz" una unidad improvisada que reunía todas las tropas disponibles en el sector, incluyendo al Cuerpo Panzer SS. Con tan reducidas fuerzas, la Agrupacion Lanz apenas podría hacer otra cosa que apuntalar el ala izquierda del GE Sur, pero Hitler ordenó otra cosa. No solo quería que Lanz retuviera Jarkov sino que también esperaba que contraatacara a las fuerzas rusas que avanzaban desde el norte. Von Manstein le hizo ver a Hitler que lo mas sensato era retirarse de Jarkov a posiciones mas defendibles, pero Hitler como de costumbre, no quiso ni oir hablar de dicha posibilidad. El riesgo de un nuevo Stalingrado se cernía sobre las fuerzas alemanas en Jarkov, pero curiosamente, el peligro iba a ser evitado debido a la iniciativa individual y audaz de un general de la SS, Paul Hausser.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensaje por Von Kleist » Jue Sep 13, 2007 2:43 pm

III. La Caida de Jarkov.

El 14 de Febrero de 1943, las avanzadas sovieticas se encontraban muy cerca de Jarkov, a la que se aproximaban desde tres direcciones. Hitler había dado órdenes expresas de que Jarkov fuera defendida a cualquier precio por el Cuerpo Panzer SS. No obstante, el general Hausser, comandante del mismo, sabedor que sus tropas quedarían cercadas en caso de intentar retener la ciudad, contactó con el Cuartel General de Lanz para solicitar permiso para retirarse esa misma tarde del 14 de Febrero. Como no recibió respuesta, Hausser en un acto de audacia, ordenó la retirada por iniciativa propia. Poco después Lanz contactó con Hausser y le reiteró la vigencia de las órdenes del Führer de mantener la ciudad a cualquier coste, pero las tropas SS ya habían comenzado los movimientos de evacuación, y consecuentemente, ya era tarde para que Hausser revocara su órden.

El dia 15 de Febrero, las tropas soviéticas hicieron su entrada en Jarkov enfrentándose solo a elementos de retaguardia del Cuerpo Panzer SS que abandonaban la ciudad, y el16 de febrero al mediodía los rusos tenían el control completo de la ciudad. Hitler se puso furioso por la pérdida de Jarkov y por la desobediencia de sus órdenes, pero sorprendentemente, y a pesar del hecho de que Hausser era directamente responsable de la retirada, no lo destituyó como comandante del Cuerpo Panzer SS. En su lugar, responsabilizó a Lanz, quien perdió su mando a favor del General Werner Kempf (quien lo mantendría hasta después de la batalla de Kursk).

Avatar de Usuario
ZERO
Usuario
Usuario
Mensajes: 8
Registrado: Mié Sep 12, 2007 9:26 pm
Ubicación: Directo hacia el crucero ligero USS Columbia.

Mensaje por ZERO » Jue Sep 13, 2007 10:43 pm

Me ha encantado, gracias por tu tiempo.
Y espero que los siguientes capítulos sean igual de buenos y de tan fácil lectura.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensaje por Von Kleist » Vie Sep 14, 2007 9:21 am

IV. Manstein prepara la contraofensiva.

La situación tras la caida de Jarkov era lo suficientemente grave para que Hitler se decidiera a visitar personalmente a Manstein en su Cuartel General de Zaporozhye, a donde llegó el mediodía del 17 de febrero. Von Manstein procedió a ponerle al corriente de la inestable situación de su Grupo de Ejércitos. Básicamente esta podía resumirse del siguiente modo:

A) El ala izquierda, es decir, la Agrupación Lanz (ahora mandada por Kempf), tras retirarse de Jarkov, había formado un nuevo frente al sudoeste de la ciudad.

B) En el sector central, defendido por el 1er Ejercito Panzer, el avance ruso había sido detenido, pero las tropas alemanas aun se encontraban sosteniendo duros combates a lo largo de la línea Lisichansk-Slavyansk.

C) Al sur, la Agrupación Hollidt había alcanzado nuevas posiciones defensivas detrás del Rio Mius, con los rusos presionando fuertemente a sus espaldas.

Hitler le comunicó a Manstein que su deseo era reunir fuerzas para contraatacar inmediatamente en direccion a Jarkov con el objeto de reconquistar la ciudad. Manstein se opuso en redondo a tal operación. En vez de ello, propuso a Hitler detener la penetración soviética al sur Jarkov mediante un ataque a cargo del Cuerpo Panzer SS y el 4º Ejército Panzer para lanzar luego una ofensiva trifásica:

:arrow: En una primera fase, el Cuerpo Panzer SS contraatacaría a las avanzadas sovieticas atacando desde el norte, mientras que el 4º Ejercito Panzer haría lo propio atacando desde el Sur. El contraataque eliminaría las puntas de lanza sovieticas que avanzaban a través de la amplia brecha abierta entre el Primer Ejército Panzer y la Agrupación Kempf y sellaria nuevamente el frente.

:arrow: Tan pronto como esto se hubiese logrado, eliminando el peligro de cerco que amenazaba al Grupo Hollidt y al 1er Ejército Panzer, las fuerzas blindadas girarían hacia el norte para atacar en el área de Jarkov y reconquistar la ciudad.

:arrow: Finalmente, en una 3ª fase, la ofensiva se dirigiría contra Kursk para eliminar el saliente creado por el avance sovietico, actuando de forma coordinanda con las unidades del Grupo de Ejército Centro, que atacarían hacia el sur desde el sector de Orel, para llevar a cabo una maniobra convergente con las divisiones procedentes del Sur.

Pese a la brillantez del plan esbozado por Manstein, Hitler rehusó aceptarlo. Todavía estaba determinado a reconquistar Jarkov a cualquier precio, aludiendo a razones "políticas y de prestigio". En las reuniones militares del 17 y 18 de Febrero, Hitler se mantuvo inflexible, negándose a creer que los rusos intentaban abrirse paso hasta el Rio Dnper. Sin embargo en la tarde del dia 18 llegaron noticias que confirmaron que la 267ª División de Fusileros Rusa había hecho aparición al sur de Krasnograd y la 35ª division de Guardias habia capturado Pavlovgrad. Esto significaba que las fuerzas rusas se encontraban en la retaguardia alemana, y que el 1er Ejercito Panzer aun no había podido detener a las fuerzas rusas que presionaban sus flancos.

En vista de ello, Hitler finalmente no tuvo más remedio que permitir a Von Manstein llevar a cabo su plan, el cual fue autorizado el 19 de Febrero. Ese mismo día, Hitler embarcó en su avión de regreso a Alemania, con gran alivio del Mariscal de Campo. En ese momento las avanzadas sovieticas se encontraban a solo unos 50 kilómetros del Cuartel General de Manstein.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensaje por Von Kleist » Lun Sep 17, 2007 10:39 am

V. La contraofensiva de Manstein (Fase I)

Mientras en el bando alemán se preparaba el contraataque, en el lado ruso los dos principales comandantes implicados, Golikov y Vatutin, creian que el frente alemán estaba a punto de desmoronarse, razón por la cual era preciso mantener el impulso de la ofensiva. Siguiendo el plan de cortar en dos a las fuerzas alemanas de Ucrania, Vatutin ordenó al 6º Ejército que atacara primero en dirección a Zaporozhye y Melitopol, mientras que sus otros dos ejércitos (3º de Guardias y 5º de tanques) avanzarían hacia Stalino desde el este, para unirse a las fuerzas del Frente Sur, que se aproximaban desde el Caucaso.

Guiados por la falsa impresión de que los alemanes estaban retirándose hacia el Dnieper, el alto mando sovietico no prestó atención a los informes de reconocimiento aéreo que informaban de concentraciones de blindados alemanes en la retaguardia. Sin saberlo, las tropas sovieticas iban directas a la trampa que hábilmente les había preparado Manstein.

La contraofensiva alemana comenzó el 20 de febrero de 1943. El 4º ejército panzer del Hoth, reforzado por el Cuerpo Panzer SS, estaba en una posición inmejorable para coger de flanco a los rusos. Como dijimos, el día 20, Hoth lanzó a su 5 divisiones blindadas al ataque. Las 3 divisiones del Cuerpo Panzer SS (Leibstandarte, Das Reich y Totenkopf) atacaron desde el norte partiendo de la zona de Poltava, mientras que las del 48º PzC lo hicieron desde el sur. La súbita maniobra de las fuerzas móviles alemanas aisló rápidamente a las fuerzas avanzadas soviéticas, las cuales resultaron arrolladas.

Mientras tanto, el 1er Ejército Panzer había atacado al muy debilitado Grupo Móvil Popov, con las fuerzas del 40º PzC (7ª y 11ª Divisiones Panzer, la PzGr Viking y 333 División de Infantería), rodeando y aniquilando a gran parte de las fuerzas rusas en torno a Pavlograd. Las unidades rusas de vanguardia, superadas en número y cortas de combustible y suministros, fueron obligadas a retirarse precipitadamente hacia el este. La fase inicial de la contraofensiva inicial había sido un éxito completo, logrando desorganizar y desbaratar por completo el avance sovietico hacia el Dnieper. El plan de Manstein había salido a la perfeccion, cubriendo todos sus objetivos iniciales, y podía darse paso a la segunda fase de la operación: la reconquista de Jarkov.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensaje por Von Kleist » Lun Sep 17, 2007 10:41 am

Buenas

Podeis ver un mapa de las operaciones de esta batalla en

http://www.onwar.com/maps/wwii/eastfron ... tlngrd.htm

Saludos

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensaje por Von Kleist » Mié Sep 26, 2007 1:29 pm

VI. La Contraofensiva de Manstein (Fase II)

Las avanzadas rusas del Frente Sudeste habían resultado eliminadas en apenas 4 días de lucha, por lo que se daban las condiciones para proseguir la ofensiva en dirección a Jarkov. El 25 de febrero, Manstein dio ordenes para que sus dos ejércitos panzer (1º y 4º) avanzaran, formando una sólida falange, en dirección norte en preparación del ataque contra Jarkov.

Así, mientras el 4º Ejército Panzer de Hoth (ala izquierda) debía aproximarse a la ciudad desde el suroeste, al 1er Ejército Panzer de von Mackensen (ala derecha) lo haría desde el sur, cortando la retirada de las fuerzas soviericas hacia el Donetz. Por su parte, el Cuerpo Panzer SS atacaría desde el oeste para cubrir el flanco izquierdo de las unidades alemanas que avanzaban desde el sur. Esta 2ª fase de la contraofensiva alemana comenzó el 1 de marzo, alcanzando pronto resultados espectaculares. La acometida de los dos ejércitos blindados alemanes arrolló a las debilitadas fuerzas rusas y avanzó implacablemente hacia el norte. El 4º Ejercito Panzer avanzó cerca de 80 kilómetros en cuatro días, embolsando a una fracción del 3er Ejército de Tanques ruso en una pequeña bolsa en Krasnograd, en la que resultaron aniquilados los elementos supervivientes de varias divisiones enemigas. Al mismo tiempo, el Cuerpo Panzer SS se abría camino desde el oeste, eliminando toda oposición a su paso. Para el día 6 de Marzo, tanto el Cuerpo Panzer SS como el 4º Ejercito Panzer se encontraban a solo unos pocos kilómetros de Jarkov.

Hoth y Manstein estaban indecisos sobre si lanzar un ataque inmediato contra Jarkov; debido a las fuertes lluvias y el inminente deshielo primaveral. Sin embargo, el clima se alió esta vez con los alemanes, cuando una repentina ola de frío el 7 de marzo endureció suficientemente el terreno permitiendo nuevamente la maniobra de las unidades blindadas.

En este punto, Hausser hizo nuevamente gala de su tendencia a decidir por sí mismo sobre como emplear el Cuerpo Panzer SS. Muy posiblemente espoleado por el deseo de vengar su derrota y la retirada de Jarkov unas semanas antes, Hausser se aprovechó de las ambiguas órdenes de Hoth, que había autorizado el ataque solo si "Se presentaba alguna oportunidad favorable" para preparar el asalto de la ciudad, ordenando que este comenzara en la mañana del 10 de marzo. Con La Leibstandarte abriendo camino, las 3 divisiones panzer de la SS debían abrirse en abanico para atacar Jarkov desde 3 direcciones: la Totenkopf desde el noroeste, LSAH desde el norte, mientras que la Das Reich lo haría desde el oeste. Las divisiones formaron diversos Kampfgruppen (grupos de combate) para controlar las principales carreteras y accesos a Jarkov. Frente a ellas, el muy debilitado 3er ejércitos de tanques ruso defendia la ciudad.

Tras vencer una obstinada resistencia inicial, la Leibstandarte, pudo abrirse paso hacia los suburbios de Jarkov el mismo 10 de Marzo. Un intento de contraataque ruso en dirección sur fue frustrado por la oportuna aparición de la División de Panzergranaderos Grossdeutschland, que habia avanzado para proteger el flanco izquierdo del Cuerpo Panzer SS, que pudo alcanzar el perímetro de la ciudad el dia 11.

El avance de Hoth desde el sur, por su parte, se estaba viendo obstaculizado por la 25ª División de Guardias, que había detenido al 40º PzC a unos 45 kilómetros al sur de la ciudad, en el Rio Mosh. Para eliminar a esta división rusa, Hoth ordenó a Hausser que retirara a la “Das Reich” de Kharkov y la enviara desde el norte y para atacar a los rusos por la retaguardia. Estas órdenes no fueron acatadas inmediatamente por Hausser, pues este no deseaba renunciar a la captura inmediata de la ciudad privándose de una de sus divisiones. Pero Hoth reiteró sus órdenes y esta vez Hausser las cumplió enviando a la Das Reich al sur atravesando las areas de Jarkov controladas por fuerzas alemanas.

La captura de la ciudad quedó, por tanto, en manos de la Leibstandarte, mientras la Totenkopf protegia el perímetro. Elementos de la Leibstandarte, en una serie de duros combates callejeros, en algunos casos casa por casa, lograron limpiar el lado norte de la ciudad y abrirse paso hacia el centro entre los dias 12-13 de Marzo, si bien a costa de considerables bajas. Para el dia 15, los alemanes controlaban toda la ciudad excepto algunos distritos del Sur, cuya limpieza no terminaria hasta el 16, fecha en la que Jarkov quedó nuevamente, en manos alemanas, concluyendo de este modo la tercera batalla por la ciudad.
Última edición por Von Kleist el Mié Sep 26, 2007 1:36 pm, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensaje por Von Kleist » Mié Sep 26, 2007 1:33 pm

VII. Conclusiones y Análisis

La contraofensiva ideada por Von Manstein para reconquistar Jarkov constituye un brillante ejemplo de flexibilidad operativa, y de cómo pasar a la ofensiva partiendo de una situación defensiva. Esto pudo lograrse en gran parte porque Manstein presionó suficientemente a Hitler como para retirar a las tropas del Don y Caucaso, para formar una masa de maniobra lo suficientemente poderosa como para lanzarse hacia delante una vez que se hubieron reagrupado en la retaguardia.

La clave de la batalla estuvo en que la superioridad numérica general de los rusos, Manstein agrupó siete divisiones blindadas contra el lado más vulnerable de la ofensiva enemiga, demostrando que la concentración en un punto seguía siendo decisiva a la hora de conseguir un éxito operacional frente a las fuerzas sovieticas.

Aparte de la brillantez operativa de Manstein, el que esta clase de ofensiva pudiera llevarse a cabo exigía una serie de condiciones que excepcionalmente se dieron en Febrero de 1943, pero que no volverían a darse prácticamente en lo que restaba de contienda:

a) Libertad operativa de los comandantes locales para ceder terreno y replegarse a lineas defensivas más seguras cuando fuera necesario. Manstein, solo obtuvo esto después de arduas discusiones con Hitler, y en última instancia, porque este no se atrevió a arriesgarse a un nuevo desastre tras confirmarse la rendición de la guarnición alemana de Stalingrado el 2 de Febrero.

b) Disponibilidad de importantes reservas móviles. Que pudieron concentrarse por la oportuna retirada del 1º y 4º ejércitos panzer, así como por la llegada de refuerzos selectos: el Cuerpo Panzer SS y la Gross Deutschland. Después de las elevadas pérdidas experimentadas en Kursk y Orel, la reserva acorazada alemana quedó tan reducida que no hubiera sido posible liberar un potente grupo de batalla como el que se concentró en el GE Sur en Febrero-Marzo de 1943.

c) Engaño operativo. Por una vez, los rusos no estuvieron bien informados de las intenciones alemanas (en gran parte gracias a que Hitler se había desplazado personalmente a ver a Manstein, sin que interviniera el OKW ni el OKH), y confiados ante la perspectiva de que las fuerzas de Manstein se batían en retirada, extendieron demasiado a sus fuerzas, lo que permitió el exitoso contraataque alemán arrollara y batiera a sus unidades por separado.

d) La desobediencia de Hausser, abandonando Jarkov pese a las órdenes específicas de no hacerlo. Una decisión tomada a nivel local que, muy posiblemente, salvó de la aniquilación al GE Sur en 1943.

En definitiva, al igual que hizo Anibal en la Batalla de Cannas (o Cannae), Manstein supo contrarrestar la superioridad numérica enemiga mediante la maniobra, para sacar provecho de la posición defensiva que ocupaban sus tropas, convirtiendola en ofensiva en cuanto el imprudente avance enemigo estuvo en condiciones de ser envuelto por los flancos. En ese sentido, no es exagerado afirmar que la 3ª Batalla de Jarkov fue una victoria resonantes, y una de las pocas "Batallas Maestras" de la historia militar. Después de la contraofensiva, los alemanes volvian a ocupar la misma linea de frente del invierno del 42, un logro espectacular si tenemos en cuenta que desde la caida de Stalingrado, el GE Sur estuvo en varias ocasiones muy cerca del colapso.

El problema es que esta batalla, cronológicamente incrustada entre las dos mayores batallas de la II GM, Stalingrado y Kursk, no ha recibido la atención historiográfica que realmente merece.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9195
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensaje por José Luis » Mié Sep 26, 2007 2:15 pm

Von Kleist escribió:
El problema es que esta batalla, cronológicamente incrustada entre las dos mayores batallas de la II GM, Stalingrado y Kursk, no ha recibido la atención historiográfica que realmente merece.
¿Tú crees, amigo? En realidad, es una de las operaciones más estudiadas de la IIGM, y con una amplia bibligrafía en anglosajón. En las academias de estado mayor del U.S. Army es un clásico.

Ah, buen trabajo, Kleist. Aunque la esencia del éxito del contraataque de Manstein se fundamentó en la anterior quiebra por parte de los planificadores soviéticos de un principio fundamental de las operaciones ofensivas: el punto de culminación. Los rusos, al igual que en 1941-2 los alemanes, lo habían superado, y pagaron las consecuencias.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Von Kleist
Miembro
Miembro
Mensajes: 254
Registrado: Lun Jun 27, 2005 3:09 pm
Ubicación: España

Mensaje por Von Kleist » Mié Sep 26, 2007 2:31 pm

Buenas
¿Tú crees, amigo? En realidad, es una de las operaciones más estudiadas de la IIGM, y con una amplia bibligrafía en anglosajón. En las academias de estado mayor del U.S. Army es un clásico.
Como bien señalas, Jose Luis, existe mucha bibliografía en el mercado anglosajón especialmente en EEUU pero muy poca en castellano (desde luego mucha menos que respecto a Stalingrado y Kursk). Pero incluso en el mundo anglosajón, no considero que esta batalla haya provocado tantos estudios como sus grandes antecesora y predecesora, aunque ciertamente, sí que ha recibido cierta atención. En cualquie caso, es una de las batallas mas interesantes de la II GM.

Saludos

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9195
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensaje por José Luis » Mié Sep 26, 2007 2:48 pm

Es que el mercado español está en aún en pañales con respecto a la IIGM, Kleist.
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

partisano
Miembro
Miembro
Mensajes: 269
Registrado: Jue Jun 26, 2008 12:46 pm
Ubicación: CANTABRIA

La 3ª Batalla de Jarkov: La última victoria

Mensaje por partisano » Mié Abr 08, 2009 8:23 pm

Hola:
Interesante post . Dejo estas imágenes de los noticiarios alemanes de la época(Die Deutsche Wochenschau) sobre el ataque y la conquista en la última victoria importante que tuvieron en el frente del este.





Imagen
p10 War Monthly 33

Saludos.
Conocer el pasado,comprender el presente,conquistar el futuro...
El hombre nace libre,responsable y sin excusas. Jean Paul Sartre

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1502
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

La 3ª Batalla de Jarkov: La última victoria

Mensaje por Schwerpunkt » Dom Abr 12, 2009 1:54 am

Aunque parezca mentira las bajas soviéticas fueron relativamente ligeras para la magnitud de la operación. Como comparación el Ejército Rojo sufrió mas bajas en la batalla defensiva de Kursk durante tan sólo diez dias (177.000 bajas) que en las casi cuatro semanas que duró la tercera batalla de Jarkov. Aunque las bajas soviéticas según Krivoshev no superaron las 153.000 bajas en un período que abarca desde el 13 de enero hasta el 3 de abril de 1943 en un extensísimo sector del frente (desde Voronezh hasta Kharkov) es imposible saber las bajas que sufrieron los soviéticos en esta batalla en concreto entre febrero a marzo de 1943. Manstein cita unas 32.300 bajas (incluyendo unos 9.000 prisioneros y 615 carros destruídos o capturados)

Hay que tener en cuenta que la mayor parte de las unidades rusas comprometidas se encontraban en acción desde hacía varias semanas y con sus efectivos muy por debajo de las plantillas autorizadas. Paradójicamente este se tradujo en un menor número de bajas de las que hubiera podido sugerir la magnitud de la operación.

Fuente:
David M. Glantz: When Titans clashed: How the Red Army stopped Hitler. University Press of Kansas. 1995.

Responder

Volver a “Frente oriental”

TEST