pub01.jpg

la mayor batalla de tanques, tres veces aplazada

Todo sobre el mundo de los espías durante la Segunda Guerra Mundial

Moderadores: José Luis, Audie Murphy

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 946
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

la mayor batalla de tanques, tres veces aplazada

Mensajepor pastelsjl » Mar May 13, 2014 5:06 am

Otro hilo del libro Espías, agentes y soldados escrito por Piekalkiewicz

El 12 de julio de 1943, al sur de Kursk, cerca de la pequeña localidad rusa de Projorovska, se libro en los campos de maíz y girasol la más grande batalla de tanques de todos los tiempos. Envueltos de nubes de polvo y humo, 1500 colosos de acero se destrozaron en una lucha a corta distancia. Al ponerse el sol sobre el humeante escenario del combate, había fracasado el último intento de Hitler de tomar la iniciativa en Rusia con la perdida de tan crucial batalla. Las colinas de Projorovska, sembradas de carros destruidos, señalaban un cambio de signo en la campaña del este.

Naturalmente, todo ello no lo sabía Rudolf Roessler, el modesto emigrante alemán, que por entonces se hallaba a casi 1000 kilómetros de distancia, conversando con sus amigos como cada día, en un café de Lucerna.

En el cementerio de la pequeña localidad suiza de Kriena, a unos 5 kilómetros de Lucerna existe, poco menos que olvidada, la tumba de un hombre Rudolf Roessler, que hasta el presente sigue siendo uno de los grandes enigmas de la segunda guerra mundial.

Rudolf Roessler vino al mundo en Kaufheuren en 1897, En 1915 se alisto como voluntario, combatió en el frente occidental y
al terminar la guerra trabajo como redactor del Ausburger Allemaine.

En 1928 se traslado a Berlín, donde ingreso como secretario general de la Unión Escénica Popular, entidad que tenía por objeto la difusión por el arte escénico.

Cinco años más tarde Roessler establece amistad con Xavier Schnieper, hijo de un consejero municipal de Lucerna, Schneiper había estudiado en Alemanía y aconsejo a Roessler --- cuyos sentimientos antinazis compartían--- que se trasladase a Suiza.

Roessler emigró a este país en 1934 haciéndose cargo de la editorial Vita Nova de Lucerna, en uno de cuyos distritos, ocupo una hermosa mansión junto a su esposa Olga.

En la primavera de 1939, cuando ya se insinuaba la inminencia del conflicto, el Estado Mayor suizo, organizó un servicio de información.

Se nombró jefe del mismo al general Roger Mason, poco después ascendido a teniente general. Al principio el organismo, denominado NS1, se ocupo casi exclusivamente de recoger información de Alemania; bajo el nombre de oficina Rigi, se instaló en el hotel Schweizer Hof de Lucerna. Al frente de la misma se puso al comandante Max Waibel, que durante sus estudios en la Academia Militar de Berlín hizo buenas amistades que luego habría de utilizar. Además de la oficina antes mencionada, se funda otra también en Lucerna denominada Pilatus, entidad semi oficial, al cuidado del comandante de la Reserva Hans Hauseman, propietario de un importante comercio de material fotográfico, y excelente patriota. Durante la guerra, su cuartel general, situado en la villa Stutz, comprendía una red de más de ochenta agentes, que mandaban información de casi todas las más importantes capitales de Europa.. En total, llegaron na villa Stutz más de 25 000 comunicaciones. El doctor Xavier Schneiper, que ingresó en el servicio de información en la primavera de 1939, servía de enlace entre el amigo Roessler y la oficina Pilatus.

A través de la misma, a partir de julio de 1939, Roessler envió regularmente una copiosa información sobre la situación político---militar de Alemania, los planes de Hitler y la fecha de la invasión de Polonia.

También la oficina Rigi, el departamento NS1 de Lucerna, con el doctor Max Waibel, aprovecho los valiosos servicios de Roessler. El comandante doctor Berhardt Mayr von Bakdegg, colaborador de Waibel, estaba en frecuente contacto con el editor Roessler.

El servicio secreto suizo recogía información del ABwehr, del Intelligence Service, del Deuxiéme Bureau e incluso de la organización secreto del gobierno polaco en el exilio a través de cuyo agregado militar en Suiza, J Sedlacek ( Tio Tom ), obteníía las últimas informaciones del agente 54, Paul Thummel, directamente desde Praga.

A partir del verano de 1939, trabajo para la editorial Vita Nova, el periodista doctor Christian Svhneider natural de Wiesbaden.

El doctor Schneider vivía en Ginebra desde 1927 y trabajaba como intérprete en la Oficina Internacional de Trabajo. Allí había entablado relación con la taquimecanógrafa comunista Rachel Dubendorfer, divorciada de Caspary, nacida Hoppner, ella procedía de Plock, localidad cercana a Varsovia . Roessler y Schneider simpatizaron desde el primer momento, y el primero obtuvo importantes informaciones acerca acerca de las más recientes novedades concernientes a la situación política y militar de Alemania.

Poco después de estallar la guerra dichas noticias resultaban cada vez más interesantes y Schneider no pudo resistir la tentación de comunicárselo a su amiga Dubendorfer, de quien se suponía que trabajaba para el servicio secreto ruso.

Una vez que Rachel Dubendorfer y su compañero Paul Boetcher, antiguo comunista de Leipzig --- en 1923 había sido ministro de hacienda en el gobierno rojo de Sajonia y desde 1936 vivía ilegalmente en Suiza---, tuvieron nen sus manos los informes de Roessler, propusieron una más asidua colaboración en el verano de 1941: tanto Schneider como Roessler se mostraron de acuerdo. Entonces se les asignaron los correspondientes nombres ficticios Roessler seria conocido como Lucie Schneider como Taylor y Rachel Dubendorfer se dio a conocer como Sussy.

continuara

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 946
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: la mayor batalla de tanques, tres veces aplazada

Mensajepor pastelsjl » Jue May 15, 2014 12:47 am

Una vez que Rachel Dubendorfer y su compañero Paul Boetcher, antiguo comunista de Leipzig --- en 1923 había sido ministro de hacienda en el gobierno rojo de Sajonia y desde 1936 vivía ilegalmente en Suiza ---, tuvieron en sus manos los informes de Roessler, propusieron una más asidua colaboración en el verano de 1041. Tanto Schneider como Roessler se mostraron de acuerdo. Entonces se les asignaron los correspondientes nombres fícticios. Roessler seria conocido como Lucie y Schneider como Tylor,Rachel Dubendorfer se dio a conocer como Sussy.

Para Lucie no iban a cambiar mucho las cosas, excepto que el doctor Schneider se traslado a Lucerna para recibir " instrucciones" . Sissy o Paul Boettcher, alias señor Dubendorfer, recogía los informes escritos por Roessler en el domicilio del doctor Schneider y Sissy los transmitía a su jefe, Alexander Rado, propietario de la conocida agencia de noticias Geopress.

Rado, que utilizaba el seudónimo de Dora,, había nacido en Hungría. Su nombre auténtico era Alexander Radolfi, pero en ocasiones se hacia llamar Michael Weber, coronel del ejército rojo, estaba casado con la comunista alemana Hélene ( cuyo seudónimo era Maria), nacida Jensen en Frankfurt del Main.

Desde que, a finales de los años 20, abriera una agencia de prensa soviética, Rado se traslado a Berlin, estudio geografia y se estableció en 1933, organizó la agencia de prensa Impress. Rado era además miembro correspondiente de la Royal Geografical Society de Gran Bretaña. Dominaba a la perfección seis idiomas.

Rado fue enviado a Suiza en 1936. Se instaló en Ginebra y fundo la agencia Geopress, especializada en facilitar material cartográfica a las redacciones de los diferentes periódicos, sobre todo con ocasión del conflicto manchú, la guerra de Abisinia, la guerra civil española y la crisis checa. Al estallar la segunda guerra mundial, la geopress, dirigida por Rado, se había convertido en una importante agencia.

continuara

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 946
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: la mayor batalla de tanques, tres veces aplazada

Mensajepor pastelsjl » Vie May 16, 2014 12:27 am

Rado conoció al comerciante Edmon Hamel por mediación de la jefatura del partido comunista suizo. Despuès de haber estudiado en la École Céntrale de Radio de Parìs, Hamel inauguró en 1934 un negocio de radio en Ginebra. En 1939, cuando Rado le pidió construir una potente emisora de onda corta, el experto radiotècnico accedió a ello.. Sin embargo, la primera que salio de sus manos fue confiscada en 1941 por la policía suiza. No obstante, al comprobar que el alcance máximo del instrumento era sólo de diez kilómetros, y una vez sabido que Heman era un aficionado a la radio se le impulso una leve multa y nunca le volvieron a importunar.

Por entonces, Rado trabajaba en un segundo transmisor, Hamel se lo había construido en forma de máquina de escribir portátil. El aparato lo manipulaba Alexander Footie ( alias Jim ). Fotie era un ciudadano británico que se había instalado en Suiza una vez acabada la guerra civil española en la que tomo parte activa en las Brigadas Internacionmales. Figuraba como hombre nada interesado en cuestiones políticas y muy acomodado.; pocos sabían que, en realidad, era un importante espía soviético en Suiza y un competente radio técnico.

Foote, con el alias Jim, se instalo en Lausana y el 30 de marzo de 1941 envió su primer mensaje a Moscú --- durante la guerra serían más de 6 000 los mensajes transmitidos a Moscú---. A veces llegaron a ser hasta ocho mensajes de larga duración transmitidos a los rusos; por los servicios prestados, y por ser el operador del grupo, Foote recibió cuatros medallas y el grado de capitán del ejército rojo.

Además de Roessler, que a partir de junio de 1941 mandaba noticias a diario, Rado logró una segunda fuente de información a través del periodista Otto Punter, alias Pakbo, socialdemócrata. Punter que en los mensajes enviados por Rado era citado como Pakbo, se destacó en junio de 1941 con una información capital: el comienzo de la información Barbarroja. También fue quien, en setiembre de 1942 comunico la destrucción de la "orquesta roja en Alemania. A continuación citamos el radiograma de Rado:

" A director de Pabko, en setiembre ha sido descubierto en Berlin una organización que facilitaba información a la Unión Soviética. Se han practicado ya numerosas detenciones y se esperan muchas más.. La Gestapo espera desenmascarar a todos los miembros de la red. El jefe de la misma y el operador ya han sido detenidos. El transmisor ha sido descubierto por radiolocalización. Dora."

Los informes de Roessler, todos ellos de gran valor, rebelaban detalles acerca de la operación, número de efectivos y despliegue de las unidades pertenecientes a las tres armas,, así como cifras de producción bélica, todo ello con tal exactitud que Moscú creyó al principio que un agente del Abwehr se había infiltrado en su red suiza con el propósito de ganarse la confianza de la central para luego facilitar información errónea. Por eso exigía a Rado que vigilase estrechamente a Lucie y, sobre todo, que intentase averiguar quien eran sus informantes, pero Roessler guardaba silencio.

Mientras tantro, la pareja Edsmon y Olga Hamel habían alquilado una magnífica casa de doce habitaciones en el número 192 de la calle Florissant, situada en un barrio tranquilo. El propietario de la casa era un emigrante ruso. En una hornecida disimulaba Hamel un transmisor que manejaba personalmente. En el momento de transmitir el aparato era trasladado a una habitación del primer piso. Edmon Hamen enviaba los mensajes a la central y su esposa solía recibir las instrucciones del director. La central se mostraba muy satisfecha con los servicios de Hamel, tanto que en noviembre de 1942 se le otorgo una preciada condecoración soviètica.

continuara

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 946
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: la mayor batalla de tanques, tres veces aplazada

Mensajepor pastelsjl » Sab May 17, 2014 11:17 pm

La tercera emisora de la red, aparato construido por Hamel en forma de tocadisco, se encontraba en el apartamento de una joven que era amante de Rado desde hacía algún tiempo, tenía 22 años; se llamaba Margaret Bolli y había sido cajera en el restaurante Steffan de Basilea, llegó a Ginebra como " estudiante " y Foote la instruyó en el manejo del transmisor.

Desde 1942 Margaret Bolli enviaba mensajes a Mocú tres veces por semana; en setiembre de dicho año conoció a un apuesto joven llamado Hans Peters, residente en Ginebra; era alemán de nacimiento y trabajaba como peluquero en el salón Paulette dirigido por Madame Froschle; lo que, por supuesto no confesó a la muchacha, es que era agente del Abwehr y operaba con el significativo nombre de Romeo.

En 1929 Peters se traslado a Suiza procedente de Coblenza; en 1938 Hermann Heseler de Colonia, financiero de la Oficina Internacional del Trabajo, cuyo seudónimo era Rhenatus, le había nombrado hombre de confianza del Abwehr en Suiza. En otoño de 1942, Rhenatus recibió la orden de localizar el paradero de los transmisores que operaban a favor del Komintern. Al mismo tiempo, Rhenatus confió a Romeo la misión de intimar con la no despreciable Margaret Bolli. A espaldas de su amigo Albert --- como ella conocía a Rado --- la joven llevo al guapo Hans a su piso de la calle Muller Brus. No tardo Peter en facilitar al Abwehr el código utilizado para comunicar con el general Fiodorov Kutnetsov, el director en Moscú. Dicho código era la novela empezó en setiembre escrita por Grete von Urbanitsky, joven emigrante alemana. Los descifradores alemanes se pusieron manos a la obra.

Hacía tiempo que el departamento de transmisiones del Abwehr estaba sobre la pista de las comunicaciones entre Schneider y Moscú. El 6 de setiembre de 1941, hacia la medianoche, se detectaron dos mensajes muy extraños. No consiguieron descifrarlos, pero se moto que su número de orden eran respectivamente 207 y 208 y tal vez correspondían al orden de los mensajes enviados a Moscú desde el inicio de la guerra entre alemanes y soviéticos.

Los alemanes tardaron varios meses en localizar los transmisores que desde Suiza enviaban mensajes a Moscú. La situación se había fijado desde un principio, pero había resultado muy difícil determinarla a causa del accidentado relieve.

El Abwehr y el servicio de seguridad de Himmler, organismo mandado por Walter Schellenger, general de brigada de las SS, instalaron en la región de Stuttgart, a unos 129 kilómetros de la frontera suiza, una oficina de sus respectivos departamentos que se ocupaba directamente del caso suizo. A mediados de abril de 1942, dicho centro interceptó una larga serie de mensajes secretos. Pronto se determino que tres emisoras clandestinas emitían regularmente desde la neutral Suiza numerosos mensajes con destino a Moscú. Sin embargo, no se había conseguido descifrar el texto de los mismos: uno de los transmisores estaba situado en Ginebra, el segundo no lejos del primero y el tercero en Lausana.

Para el Abwehr se trataba del caso de los tres rojos.

Aún cuando se hallaban en posesión del libro clave,los alemanes nio habían podido descifrar el código empleado por los " tres rojos ". Pero ya en la primavera de 1943, Roessler envio una información que había de provocar consecuencias insospechadas.

Desde marzo de dicho año, los grupos de ejército Centro y Sur preparaban la ofensiva de verano en Rusia que decidiría la lucha en el frente oriental. El saliente de Kursk, que los rusos habían proyectado sobre el oeste durante el invierno, brindaba, en opinión de Hitler, la mayor posibilidad para obtener una victoria sobre los ejércitos enemigos. El plan de ataque fue ultimado a finales de marzo y fue sometido al Estado Mayor de la Wehrmacht.

Dos días más tarde, Rado informo al director del contenidos del plan. Su fuente de información fue Lucie

continuara

Avatar de Usuario
Radio-Etiopia
Miembro
Miembro
Mensajes: 191
Registrado: Sab Dic 14, 2013 11:13 am
Ubicación: Addis Abeba

Re: la mayor batalla de tanques, tres veces aplazada

Mensajepor Radio-Etiopia » Dom May 18, 2014 1:09 pm

Hola Pasteisjl, como siempre muy apasionantes sus historias de espionaje.
Sabía que el espía Lucy o Lucie de Luzerna había avisado a Moscú de la Operación Barbaroja pero no mas.

Un saludo.

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 946
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: la mayor batalla de tanques, tres veces aplazada

Mensajepor pastelsjl » Lun May 19, 2014 10:24 pm

Moscú actuo con inusitada celeridad: en pocos días, el ejército rojo concentró una gran cantidad de efectivos en el saliente de Kursk. La defensa del del sector fue confiada a los generales Konstantin Rkokosovski y Nicolai K F Vatutin que mandaban las más potentes unidades del ejército rojo: el 40 % de la infantería y todos los ejércitos acorazados disponibles. Los mariscales Giorgi Zhukov y Alexander Vassilievski, este último jefe del alto Estado Mayor soviético, se pusieron al frente de la gran operación. En breve plazo los rusos fortifixaron los flancos norte y sur del saliente. Las ciudades de Oboian y Malo Arjanguelsk, que desempeñaban un destacado papel en la ofensiva alemana,, fueron transformadas en formidables puntos de apoyo. Las poblaciones de Kursk, Orel Voronez y otras localidades fueron utilizadas en la construcción de las defensas, intervinieron más de 300 000 personas, la mayor parte obreros, mujeres y campesinos: en tres meses se utilizaron miles de kilómetros de trincheras, reconstruyéndose más de 250 puentes t 3500 kilómetros de carreteras y vías férreas.

Se tendió un verdadero laberinto de trincheras, campos de minas y refugios subterráneos. Se colocaron más de 6000 minas por kilómetro cuadrado, seis veces más que en la defensa de Moscú. A todo ello se le añadió un gran número de carros enterrados: sólo emergía la torreta, baterías anticarros,, lanzacohetes, artillería de los más diversos calibres, nidos de ametralladoras,lanzallamas...

El 15 de abril de 1943, Hitler impartió su instrucción número 6, relativa a la operación Zitadelle.

El 20 de abril Dora informó al director: " Ha sido aplazada la ofensiva de Kursk, que estaba prevista empezar en la primera semana de mayo".

Se comprobó que la época señalada al principio resultaba impropia: los expertos militares sugirieron el 15 de mayo, como fecha más apropiada para el comienzo de la operación. Al ser informado Hitler de los trabajos defensivos efectuados por los rusos, ordenó lanzar a la batalla los más recientes carros blindados, aún cuando no habían sido suficientemente probados. Sin embargo, el retraso de la puesta a punto de los carros Panther y Ferdinand le obligo a diferir hasta mediados de junio el inicio de la proyectada ofensiva.

El 11 de mayo Hitler dio a conocer su fecha definitiva: el 12 de junio. El director en Moscú sabía, desde el 29 de abril que el comienzo de la ofensiva no tendría lugar hasta mediados de junio.. El 9 de abril, Rado comunico otros detalles otros detalles en no menos de 120 grupos numéricos. Para hacerse una idea de la precisión con la que trabajaba Lucie bastará consignar las preguntas de Moscú el 30 de abril de 1943.

1 / ¿ En que lugar del sector meridional del frente se centrará la ofensiva alemana ?

2 / ¿ Con que fuerzas y en que dirección se efectuará el ataque ?

3 / ¿ Donde y cuando tendrá lugar la ofensiva en el este, aparte de la mencionada en el sector sur ?

Dificultades técnicas de producción en el último momento, unidas a la creciente actividad guerrillera obligaron a un tercer aplazamiento de la operación Zitadellee que se fijo para el 5 de julio.

Para asegurar el factor sorpresa, el mando planeo la realización de una maniobra diversiva: el mariscal Erich von Manstein, comandante del grupo de ejércitos sur partió el 4 de julio hacia Bucarest donde, según se dijo, permanecería durante " algún tiempo ", para hacer entrega al mariscal Antonescu de la Gran Medalla de Oro de Crimea, creada por Hitler, con motivo de la toma de Sebastopol.

Sólo unos pocos supieron que Manstein sólo estuvieron unas horas con Antonescu, regresando apresuradamente a su puesto de mando, para dirigir desde allíl ofensiva de Zitadelle.

A pesar de todo, el ejército rojo se hallaba bien preparado en espera del ataque: en un sector de 650 kilómetros ( que representaba el 13% del frente de batalla ), tenía más del 20% de los hombres, más del 36% de las unidades blindadas y del 27% de los aviones.

La sorpresa quedaba limitada al día y hora del ataque. Moscú tenía noticias de ambas cosas: un desertor alemán les informo cumplidamente.

A las 2,30 de la mañana del 5 de julio miles de cañones rusos abrieron fuego sobre las posiciones alemanas; de acuerdo con las instrucciones recibidas, el ataque debía iniciarse una hora después: ya no existía la sorpresa, pues no cabía la menor duda de que los rusos estaban preparados. Se tuvo que aplazar el comienzo de la ofensiva durante dos horas, a fin de permitir que se reagrupasen las unidades.

Durante los primeros días, loa alemanes dominaban la escena con un nuevo tipo de avión HS 129 y los stukas --- provistos de una pieza antitanque del 37 . --- Sin embargo, pronto se noto la falta de combustible y, por otra parte, aumentaba el número de cazas soviéticos, a pesar de las fuertes perdidas sufridas. El sistema defensivo ruso, escalonado en varios kilómetros de profundidad, construido por trincheras,puntos de apoyo, obstáculos anticarro y centenares de tanques Y--34 hundidos en tierra, con sólo el cañón y la torreta fuera, ocasionó serios estragos a las divisiones acorazadas alemanas; limitados sus movimientos por los campos de minas y los obstáculos naturales, los tanques alemanes no eran un blanco muy difícil para los anticarros soviéticos.

Fue Kruschev quien tuvo la idea de enterrar parcialmente los carros de combate. El mariscal Zhukov ya se había pronunciado contra este absurdo empleo de los tanques e informó de ello a Stalin. Sin embargo, Kruschev logro salirse con la suya, gracias al apoyo del mariscal Vassilievski. Los tanques semienterrados del general Katukov decidieron la suerte de la batalla: con su fuego atajaron la embestida de los carros alemanes. En cuatro días de lucha, los alemanes solo lograron muy escasas ganancias territoriales: sobre un frente de 20 kilómetros en el sector norte penetraron unos 18 kilómetros y, en el sector meridional unos 50 kilómetros. La ofensiva quedo paralizada cuando las dos cuñas de ataque todavía estaban separadas por unos 200 kilómetros.

El 19 de julio de 1943 los alemanes concentraron en el sector casi todo su potencial de combate; a pesar de ello, no lograron romper el frente soviético. Al día siguiente, el ejército rojo paso al contraataque, dando lugar a la más grande batalla de carros de combate que registra la historia militar.

En la mañana del 12 de julio de 1943, centenares de tanques rusos avanzaban por los campos alrededor de Projorovska. Los regimientos acorazados alemanes les salieron al encuentro, mientras en el aire se libraban encarnizados combates aéreos. Mil quinientos tanques se enfrentaron con furor, a pesar de su fuerte blindaje y de su armamento, los poderosos Tiger eran puestos fuera combate por los T--34 rusos,más ligeros y con mayor capacidad de maniobra.

Los carros de combate volaban hechos pedazos a causa de la explosión de sus municiones y su combustible. Poco después de iniciarse la batalla ya no se podía decir quien atacaba y quien se defendía. Nunca se había producido una matanza semejante en un espacio tan reducido

El 13 de julio Hitler ordeno la presencia en su Cuartel General de los mariscales von Kluge y von Manstein, responsables de la operación Zitadelle. El Fuhrer les explico que el desembarco aliado en Sicilia del 19 de julio creo una nueva situación:

" Tal vez Eisenhower prepare un desembarco inmediato en Italia o en algún lugar de los Balcanes, amenazando con ello nuestro flanco meridional: debo impedirlo a toda costa, de ahí que necesito divisiones para Italia y los Balcanes. Como después de trasladar de Francia al Peloponeso la 1! división Blindada ya no hay de donde retirarlas, se dispondrán de algunas unidades que ahora lichan en el sector de Kursk. Me veo precisado a suspender la operación Zitadelle."

continuara

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 946
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: la mayor batalla de tanques, tres veces aplazada

Mensajepor pastelsjl » Mar May 20, 2014 9:57 pm

A los pocos meses, el servicio secreto suizo comenzó una investigación sobre las tres emisoras de Rado. El asunto se confió a Mrc Payols, experto criminólogo y persona muy hábil en la difícil tarea de descifrar claves.

" Al iniciarse las hostilidades --- informa Payols --- el gobierno turco requirió mis servicios de especialista en criminología para instruir en ella a los mandos especiales de la policía turca. Desempeñé el puesto hasta 1943. El año anterior había participado en las investigaciones realizadas con motivo del atentado contra von Papen embajador alemán en Ankara, como consecuencia de estas investigaciones fueron condenados varios miembros de la Embajada rusa, de modo que mi situación en Turquía resulto un tanto peculiar. Por eso, el 3 de abril accedí a la sugerencia del general de brigada Roger Mason, entonces jefe del servicio secreto suizo,, quien me pidió que volviese a la Confederación Helvética. Mi cometido era servir de enlace entre la sección de cifrado del Alto mando del ejército y la del contraespionaje"

" En agosto de 1943, inmediatamente después de la caída de Mussolini, nuestro Estado Mayor ordenó redoblar la vigilancia en la frontera sur del país. Entre las medidas adoptadas figuraba la creación de una compañía especial de radiolocalización, que funcionaba desde el principio de la guerra, al mando del teniente Maurice Treyer".

" Para mayor seguridad, dicha compañía se llamaba groupe du lac ( grupo del lago ) y se dedicaba a explorar el éter en busca de transmisiones clandestinas. El grupo de Treyer operaba en Corsier, localidad próxima a Ginebra, y el domicilio particular del teniente Treyer en dicha ciudad, situado en el número 65 de la Avenida Wendt."

" En el casco urbano de Ginebra, operaban escuchas provistos de aparatos de corto alcance, tan pequeños que se disimulaban en maletines ordinarios.. El grupo de Treyer estaba formado por 50 o 60 hombres de los que 20 o 30 salían a la vez en misión de vigilancia".

" Los esfuerzos realizados en la zona ginebrina dieron sus frutos en el otoño de 1943. El 10 de setiembre se escuchó por primera vez un transmisor clandestino, que operaba desde algún lugar de la Suiza occidental; al día siguiente se localizó una segunda emisora, el 27 de setiembre, la tercera. Las tres operaban con idénticas características de funcionamiento. El emplazamiento de las dos primeras, situadas en Ginebra, se descubrió con bastante rapidez: la primera en el número 192 de la calle Florissante, la segunda en una casa de alquiler de la calle Henri Mussard. Sin embargo, no se intervino de momento, sino que durante algún tiempo se vigiló a los operadores, a fin de capturar a la red completa y sorprender a los agentes principales".

" Una vez determinada la localización de las emisoras clandestinas, averiguamos que las respectivas direcciones correspondían a personas afiliadas al partido comunista. Al principio, pensamos que la actividad de las emisoras se limitaba a las comunicaciones normales, de ahí que se confiara el esclarecimiento de los hechos a la policía federal, y no al contraespionaje. El 5 de octubre de 1943 comencé a ocuparme del asunto juntamente con el inspector Charles Knecht de la policía judicial."

" El 15 de octubre decidimos que había llegado el momento de actuar: hacia la medianoche 40 gendarmes y agentes de la policía secreta del cantón de Ginebra, al mando del jefe de policía Francois Vibert, cercaron la antigua mansión del matrimonio Hamel,, situado en la calle Florissante. Un cerrajero llevado a propósito abrió sin el menor ruido la puerta de la casa. Subimos rápidamente al primer piso y sorprendimos a Olga Hamel en acción, con la mano en el pulsador. Edmon Hamel, a quien por lo visto habíamos despertado, no tardo en aparecer en pijama. El matrimonio fue detenido inmediatamente".

" Mientras que resulto fácil la localización del primer transmisor, por estar situado en una vivienda aislada; con el segundo tuvimos que hacer mayores esfuerzos debido a su emplazamiento en una manzana de pisos alquilados. Mi colega Knecht, el teniente Treyer y un especialista dotado de pertinente instrumental recorrieron las casas planta por planta --- no hacía falta registrar los apartamentos ---, hasta que descubrieron la existencia de la emisora en un piso de una mujer llamada Bollí. Se la sometió a estrecha vigilancia y fue detenida pocas horas después del matrimonio Hamel, pero no en su domicilio, sino el de su amigo, el periodista alemán Hans Peters."

" La detención del matrimonio Hamel nos permitió obtener una buena cantidad de interesante material --- la cuenta y la razón de las sumas pagadas a los agentes, entre otras cosas --- y varios sobres llenos de cifras, seudónimos y fechas. entre el material se comprende que fuera absolutamente imposible descifrar una clave así, a menos de saber cual era la clave."

continuara

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 946
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: la mayor batalla de tanques, tres veces aplazada

Mensajepor pastelsjl » Jue May 22, 2014 10:35 pm

" La verdadera importancia de la emisora se nos revelo al descubrir el borrador con el texto de varios mensajes, durante los registros que efectuamos en la casa de la calle Florisante. Pronto dimos con el nombre de uno de los principales agentes de la red internacional, ya que conseguimos identificar la caligrafía del borrador con la de Alexander Rado.

" Estábamos ya sobre la pista de la clave, pero nos faltaba el libro que por cierto descubrimos por pura casualidad"

" Después de arrestar a la señorita Bolli en casa de un amigo, procedimos a registrar el domicilio de la primera y sobre el escritorio encontramos una máquina de escribir varias hojas de papel y un libro."

" Al parecer la señorita Bolli copiaba una página del libro para que los demás agentes --- y no para ejercitarse en dactilografía como manifestó en el interrogatorio, alegando que pensaba dejar su oficio de camarera para emplearse en una oficina --- sea cual fuera el caso es que teníamos el libro, cuyo titulo era comenzó en setiembre. Este era precisamente el que buscábamos, es decir, la clave".

" De todas formas, tivieron que pasar varios días antes de que pudiéramos reconstituir con detalles la forma de utilizar el libro"

" Tras la detención del matrimonio Hamel y de la señorita Bolli, nos dimos cuenta que habíamos descubierto una importante red de espionaje, por ese motivo dejamos que la tercera emisora continuase actuando durante algún tiempo. Esta emisora había sido localizada en Lausana, Así pues la vigilamos bien. La manejaba una persona llamada Alexander Foote de nacionalidad británica. y para comunicarse con Rado utilizaba una clave que no habíamos podido descifrar. Poco tiempo después de haber sido localizada la emisora de Ginebra, nos sorprendió comprobar que Foote enviaba mensajes con la clave de Rado que podíamos descifrar con tranquilidad. Lógicamente, la emisora de Foote representaba la última posibilidad de Rado para mantener contacto con Moscú."

" Los mensajes se referían a la detención de los agentes de Ginebra. En uno de ellos, Rado propuso a los soviéticos la continuación de sus actividades, buscando amparo en la Embajada inglesa en Berna."

" Pero no se realizo el plan, y no solo porque Moscú rechazó la sugerencia, sino porque después de un intento fracasado, tuvimos la suerte de sorprender a Foote con las manos en la masa. Una vez descifrados los mensajes, solo faltaba averiguar quien eran los informantes que se ocultaban bajolos seudónimos de Taylor, Lucie y Sissy."

" A juzgar de lo que se desprendía de los mensajes, Lucie era el más importante, ya que sus informes gozaban de absoluta prioridad, y además era quien percibía las mayores sumas de acuerdo con los informes de Rado."

" En investigaciones posteriores salio a relucir el nombre de Schneider, que correspondía al seudónimo de Taylor. El doctor Christian Schneider, domiciliado en Ginebra, calle Cateret, número 10, resulto ser ciudadano alemán."

" Se le mantuvo bajo vigilanciadurante algún tiempo, con el fin de establecer sus relaciones. No se tardo en comprobar que era visitado con cierta asiduidad por un individuo que nunca llegaba directamante por la calle hasta el número 10, sino que, procedente de una dirección, salía por una calle adyacente.. Se investigo al extraño visitante y resulto ser Dubendorfer, con domicilio en la calle 31 de Diciembre, número 20. Por lo visto, Dubendorfer había nacido en Zurich. En esta ciudad vivía un tal Heinrich Dubendorfer, pero no se parecía en nada al Dubendorfer de Ginebra"

" La policía federal continuo sus investigaciones durante varios meses hasta que se le detuvo en abril de 1944, cuando el inspector Charles Knecht penetró en el piso de Dubendorfer, este trato de huir por otra salida, aunque no logro su propósito : confesó ser el periodista Paul Botcher, natural de Leipzig y que residía ilegalmente en Suiza desde 1936."

" Una vez que la policía hubo interrogado a fondo a Schneider, las investigaciones se concentraron en el principal sospechoso, Rudolf Roessler, residente en Lucerna, Roessler fue detenido el 19 de mayo. Schneider manifestó haber trabajado para el ejército soviético, el cual le daba información que el cambiaba pór otras recibidas por la señora Dubendorfer; la nación nada perdía en ello, y por eso él no consideraba delictivas sus acciones."

continuara

pastelsjl
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 946
Registrado: Sab Feb 09, 2008 7:04 am
Contactar:

Re: la mayor batalla de tanques, tres veces aplazada

Mensajepor pastelsjl » Dom May 25, 2014 8:17 pm

Pabkbo, seudónimo del periodista Otto Punter y Doras, el correspondiente a Alexander Rado,no consiguieron ser detenidos, ambos consiguieron encontrar un buen trabajo. Rado se ocultó en casa del director de orquesta Herman Scherchen, pariente suyo, con domicilio en Neuchatel.

Después de 111 días de arresto preventivo, Roessler fue puesto en libertad el 6 de setiembre de 1944.

Dos días más tarde, Fotte también abandono la prisión de Bois--Mermet de Lausana. El resto de los detenidos fueron puestos en libertad en espera que se celebre el juicio.

Rachel Dubendorfer y Rado se entrevistaron el 7 de noviembre. Este manifestó a la mujer que pensaba trasladarse a Paris aquel mismo día, a fin de ponerse en contacto con la misión militar soviética y pedir fondos con que organizar el grupo.

Foote y Rado se reunieron por primera y última vez el 15 de diciembre de 1944. Rachel Dubendorfer estaba presente en dicha conversación. Los tres acordaron que Foote también fuera a Paris con el fin de apoyar a Rado en sus negociaciones con los rusos. La misión militar soviética facilito sendas plazas a Rado en el primer avión que desde 1939 efectuaba el vuelo Paris--Moscú: el aparato despegó a las 9 horas de la mañana del 6 de enero de 1945. Este vuelo era el mismo que abordo Leopold Trepper, alias Gilbert, el gran jefe de la orquesta roja, reclamado por el director en Moscú.

El grupo de agentes al mando de Rado, con varias docenas de colaboradores, que envió valiosos informes a Moscú durante tres años decisivos de la guerra, había significado para la central un desembolso de unos 30 000 dólares, que significaba aproximadamente el coste de un blindado de tonelaje medio.

Rado se perdió de vista aprovechando su escala en El Cairo. Moscú intervino cerca de la policía británica y Rado fue detenido y entregado a los soviéticos en contra de sus deseos. El pasaporte que se extendió en Paris por razones de seguridad, constituyó un obstáculo pues Moscú no reclamó al ciudadano húngaro Alexander Radolfi, sino al desertor Ruso Alexander Vasilievitch Kulicsev, coronel del ejército rojo

Rado llego a Moscú en el verano de 1945 donde fue detenido. Después de someterlo a juicio fue condenado a 25 años de prisión, fue indultado al morir Stalin y se trasladó a Budapest, en cuya universidad ostentó la cátedra de geología.

En cuanto a Foote logró salir airoso tras una serie de interrogatorios y una vez resuelto su cargo se le asigno un carg importante en la Alemania oriental. Sin embargo, se paso a Berlín--Oeste en cuanto tuvo oportunidad y de allí tomo un avión con destino a Inglaterra

Rudolf Roessler volvió a su labor de espía en 1947. Los informes que obtenía en la Alemania Federal los entregaba a Tio Tom, agregado militar del gobierno checo en el exilio --- cuyo verdadero nombre era J Sedlaceck --- por mediación de un amigo del doctor Xavier Schnieper. El doctor Sedlaceck trabajaba a su vez para el Ministerio de Defensa en Praga, netamente prosoviético. Roessler fue descvubierto por un risible incidente: un tarro de miel que contenía un microfilm con detalles sobre los objetivos militares en la R.F.A. y las bases de la OTAN no llego a su destinatario en Dusseldorf. Al ser devuelto a su punto de origen se desenmascaró el incidente. El 5 de noviembre de 1953 las autoridades rusas impusieron a Roessler doce años de prisión y nueve a su amigo Schnieper.

Roessler falleció en Lucerna en 1958 a los cuatro años de su liberación. Ha quedado sin resolver la cuestión de quienes fueron sus informantes alemanes durante la guerra.

En más de una ocasión, Roessler transmitió importantes decisiones del Alto Mando de la Wehrmacht a las pocas horas de haberse tomado. Al principio se supuso que Roessler dispusó de enlace por radio, poco después se ha sabido que desconocía el manejo de una emisora y el sistema de clave y tampoco tenía asignado un operador. Por otra parte, el Abwher estaba muy alerta en todo lo relativo a la vigilancia de las comunicaciones, ya que llego a descubrir inclusola existencia de las tres emisoras clandestinas en Suiza. Una vez desbaratado el grupo Orquesta Roja en Bruselas, Paris y Berlin no existió en Alemania ninguna emisora clandestina desde 1942


SE ACABO


Volver a “Espionaje”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado