pub01.jpg

Los Espías Nazis de Perón

Todo sobre el mundo de los espías durante la Segunda Guerra Mundial

Moderadores: José Luis, Audie Murphy

Avatar de Usuario
LOBO AZUL
Miembro
Miembro
Mensajes: 154
Registrado: Mié Nov 12, 2008 5:27 am
Ubicación: Ecuador
Contactar:

Los Espías Nazis de Perón

Mensajepor LOBO AZUL » Lun Dic 01, 2008 2:55 am

El Coronel Juan Perón antes de finalizar la Segunda Guerra Mundial ordenó la liberación de varios espías alemanes capturados en la Argentina por temor a que su testimonio pudiera comprometar el régimen militar del cual formaba parte. Así mismo, entre 1950 y 1953 firmó una larga serie de decretos secretos perdonando a no menos de 35 de ellos que habían logrado reingresar en el país luego de su expulsión a Alemania.

Actuando en conjunción con amistades de la colectividad germana, Perón limó de impurezas las declaraciones de los espías capturados en 1944 por el Jefe de Coordinación Federal, mayor Oscar Contal, que vio su trabajo limitado por las intromisiones del vicepresidente.

Entre los oficiales protegidos por Perón se encontraba Siegfried Becker, el más importante jefe del espionaje alemán en América del Sur. Durante su breve arresto firmó extensos interrogatorios curiosamente exentos de referencias a personalidades argentinas, desvaneciéndose luego sin rastro a pesar de la orden de expulsión que había en su contra.

Menos afortunado que Becker fue su principal colaborador, Hans Harnisch, un empresario y líder de la colectividad alemana forzado a olvidar los vínculos que como espía cultivó con militares argentinos.


En 1947, cuando el comportamiento argentino en la guerra ya no desvelaba a Washington, Perón deportó a un último puñado de espías, entre los cuales iba Harnisch. Prisionero en la Alemania ocupada, Harnisch produjo en detallado testimonio sobre las intrigas que se tejieron alrededor de él en el Río de La Plata. Pero su relato fue sepultado por el Departamento de Estado que no deseaba reabrir viejas heridas en Buenos Aires.

Harnisch versus Freude

Hans Harnisch llegó a Argentina en 1920. En 1936 se unió a la firma Böker & Cía. y en 1939 se afilió al partido nazi. Viajó a Alemania en 1941, donde estableció contacto con el servicio secreto Alemán Abwehr, para luego pasarse al SD.

Con sofisticados equipos de radio-enlace, el SD tejió una basta red en América Latina. Harnisch elaboró, junto con militares argentinos, planes para el intercambio de inteligencia y la compra de armamento, preparando el campo para eventuales relaciones germano-argentinas en la posguerra, mientras que los argentinos confiaban casi hasta el final un empate del Eje.

El "acriollado" Harnisch logró el acceso a importantes militares de la época, desde el General Pedro Ramírez, presidente militar de 1943 a 1944, hasta oficiales germano-argentinos, bien ubicados en la Armada.

Pero Harnisch dentro de su comunidad, tuvo un formidable rival en la preferencia de los militares argentinos. Se trata del empresario alemán Ludwig Freude que tras amasar una fortuna sobre la base de contratos estatales para su companía general de Construcciones, logró un poderío que Harnisch no podía igualar.

Freude era íntimo del general Juan Pistarini, quien amenazó con renunciar a su puesto de ministro de Obras Públicas si Freude era deportado, como lo exigían los Estados Unidos. Pero su amistad más importante fue con Perón, un vínculo que se hizo extensivo a su hijo Rodolfo Freude y a su yerno Werner Koennecke, en lo que los espías alemanes que actuaban en Argentina denominaron la clique Perón-Freude.

Fuente:

Diario "La Nación" del día domingo 26 de octubre.

Espero poder continuar con la historia en estos días...
Que Dios se apiade de mis enemigos porque yo no lo haré.

George Patton

Avatar de Usuario
LOBO AZUL
Miembro
Miembro
Mensajes: 154
Registrado: Mié Nov 12, 2008 5:27 am
Ubicación: Ecuador
Contactar:

Los Espías Nazis de Perón

Mensajepor LOBO AZUL » Lun Dic 01, 2008 6:43 am

Continúo con la Historia...

Declaraciones Alteradas

Harnisch fue arrestado el 16 de enero de 1944, pocos días antes de la ruptura diplomática con el Eje. "En mi interrogatorio había de seis a ocho oficiales jugueteando abiertamente con sus pistolas y armas", contó Harnisch en Alemania.

Los espías capturados fueron torturados con picana eléctrica, según confirman testimonios actuales. Los tormentos se aplicaron durante los primeros días de cautiverio en 1944, pero la práctica fue paulatinamente abandonada en el año. Por lo menos un espía agobiago por las torturas se suicidó.

Harnisch aceptó realizar una declaración formal. "Una presentación breve que yo mismo redacte, que contenían los verdaderos hechos que involucraban a importantes personalidades del gobierno", dijo Harnisch.

Su declaración causó gran enojo. Uno de los oficiales que tomó su testimonio fue retirado, mientras otro fue retirado a la sección de archivos. Desde la Presidencia se envió un emisario para que destruyera cualquier copia de la declaración. "Se me ordenó no hablar más, bajo pena de ser tildado traidor y ser juzgado como tal".

El propio perón se apersonó en Coordinación, en agosto de 1944, para exigir a Contal que los testimonios de los espías apresados no comprometieranal régimen militar, según los relatos deportados de los espías junto a Harnisch.

Los alemanes recibieron instrucciones precisas de no mencionar a los coroneles Arturo Brinckmann, ni a Enrique González ni al teniente de marina Eduardo Aumann. Como al levantarse el estado de sitio, en septiembre de 1945, hubo que girar el resultado de las investigaciones al juez Horacio Fox, nuevas versiones de las declaracionesfueron redactadas. Harnischportestó vivamente ante el juzgado por las alteraciones de su testimonio.

PUERTAS GIRATORIAS

En abril de 1945, poco antes de la rendición incondicional de Alemania, Contal logró su mayor victoria: la captura en pleno Barrio Norte de Siegfreid Becker, superior de Harnisch y jefe máximo de la SD en América del Sur.

"Becker tenía cuatro departamentos en Buenos Aires, pero como los cambiaba cada semana, era difícil ubicarlo -dice Contal hoy. Una de sus patrullas reconoció a la pareja de Becker, Melita Tietz-. Resulta que justo ubicaron a Tietz en la calle Rodríguez Peña y Juncal, cuando iba a comprar unos fiambres".

Con Tietz en Coordinación, Contal averiguo la dirección de Becker. "La patrulla llegó con la misma llave que tenía Tietz. Estaba Becker leyendo el diario con un papelito que decía: 17.15. ¿Que significaba eso? Era la hora en que había salido ella. Si pasado un tiempo se iba de ese departamento a otro".

Sería una victoria trunca. En los meses previos, según declaro Harnisch en Alemania Becker había unido fuerzas con Freude y Perón para mantenerlo abierto un enlace con Berlín tras la ruptura con relaciones, acumulando evidencia políticamente explosiva que lo hizo intocable.

En julio de 1945, Contal informó a la embajada norteamericana que 71 agentes alemanes serían deportados, una lista que se redujo solamente a cuatro, que subieron al vapor Red Jacket el 1ro de diciembre. Tres horas antes de zarpar, los cuatro espías fueron retornados a tierra por orden del ministro del Interior.

Fuente:

Periódico La Nación de la edición del día domingo 26 de octubre de 1997.
Que Dios se apiade de mis enemigos porque yo no lo haré.

George Patton

Avatar de Usuario
LOBO AZUL
Miembro
Miembro
Mensajes: 154
Registrado: Mié Nov 12, 2008 5:27 am
Ubicación: Ecuador
Contactar:

Los Espías Nazis de Perón

Mensajepor LOBO AZUL » Lun Dic 01, 2008 7:22 am

Continúo un poco más con la historia, para algún compañero argentino le puede resultar un poco familiar la historia...

EL YERNO

El paraguas protector de Perón incluyó a Werner Keonnecke, miembro de la firma Böker, donde trabajaba Harnisch, Koennecke estaba casado con una de las hijas de Ludwig Freude. Para Contal que secuestró gran cantidad de documentación durante sus operativos, no hay duda que Keonnecke era el contador de la red de espionaje.

Fue arrestado en agosto de 1944 y liberado a instancias de Perón a principios de 1945. Según Harnisch tres generales y un futuro presidente velaban por el bienestar de Keonnecke.

Contal jugó y perdió ante Perón su puesto de jefe de Coordinación. Entonces rehusó liberar a Keonnecke. "Contal y Keonnecke fueron llamados juntos a la oficina de Perón y el último fue invitado a dar real cuenta de sus actividades de espionaje. Keonnecke relató una historia en la que aparecía totalmente inocente, pero que Contal sabía por sus registros, era totalmente falsa. Protestó por eso ante Perón, pero fue silenciado. Perón dijo entonces: "Keonnecke, jura por su palabra de honor que todo lo que me ha dicho es cierto?". Keonnecke juró y Perón ordenó su liberación.

Contal que hoy recuerda la presión de Perón, prefirió esperar una orden escrita. Pero fue otro agente de Coordinación, el Capitán Abel Rodríguez, quien liberí a Keonnecke, durante una ausencia de Contal en La Plata. "Las protestas posteriores de Contal contribuyeron a su despido" dijo Harnisch.

Tras un breve interregno en que el mayor Santiago Biagorria intentó profundizar la investigación del Grupo Azul de espionaje de la embajada alemana (fue recompensado con un fulminante traslado a Curuzú Cuatía), la jefatura de Coordinación fue asumida en febrero de 1946 por el capitán Rodríguez, aquel que había liberado a Keonnecke.

"Puede ser caracterizado como un hombre de confianza de Perón -dijo Harnisch alegando que el capitan respondía a Freude- El mismo capitán Rodríguez hablaba bastante abiertamente dentro de su grupo de amigos acerca de esta peculiar relación y en una ocasión declaró enfaticamente que " tendría que pegarse un tiro en la cabeza" si Perón no ganaba la batalla electoral.


Cuando perón llegó a la Presidencia nombró al joven rodolfo Freude, hijo de Ludwig Freude y cuñado de Keonnecke, jefe de su flamante dirección de informaciones con oficina propia en la Casa Rosada. La falsificación y destrucción de las declaraciones de los espías tomó renovado vigor. "Rodríguez, Rudolf Freude y Werner Keonnecke asumieron el control de todos los documentos e hicieron desaparecer los relacionados con ellos mismos. Personas que jugaron un papel importante en el Grupo Azul, con el cual Freude tenía estrechas relaciones y que fueron liberadas o sus declaraciones destruídas.

Fuente:

Diario La Nación del día domingo 26 de octubre.

Espero poder continuar un poco más tarde con este trabajo...
Que Dios se apiade de mis enemigos porque yo no lo haré.

George Patton

Avatar de Usuario
27Pulqui
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 575
Registrado: Vie Nov 09, 2007 12:39 am
Ubicación: Argentina

Los Espías Nazis de Perón

Mensajepor 27Pulqui » Lun Dic 01, 2008 4:22 pm

LOBO AZUL escribió:Con sofisticados equipos de radio-enlace, el SD tejió una basta red en América Latina. Harnisch elaboró, junto con militares argentinos, planes para el intercambio de inteligencia y la compra de armamento, preparando el campo para eventuales relaciones germano-argentinas en la posguerra, mientras que los argentinos confiaban casi hasta el final un empate del Eje.


El artículo que copia el compañero del foro tiene el mérito de poner en foco un tema, no obstante ello, la fuente no es justamente la mejor de todas. El remate del párrafo seleccionado alcanza para advertir el sesgo del artículo y quien es su autor, no se trata de un historiador si no de alguien que insiste en difundir una versión unilateral ya superada.

En enero de 1944 el gobierno argentino rompe relaciones diplomáticas con las potencias del Eje. Ya antes el general Ramírez, por entonces presidente, había propuesto la ruptura en más de ocasión previendo el escenario desfavorable de postguerra, amén de los perjuicios ocasionados por el embargo de insumos para la industria y de combustibles que sufría el país por parte de los Estados Unidos. Perón fue la figura de peso dentro del régimen militar que más procuró el acercamiento y la conciliación con los Estados Unidos a partir de marzo de 1944. De la lucha de tendencias en dicho gobierno emerge el sector que buscaba el respaldo de los sectores populares, Perón como líder de este grupo empieza a apartarse de sus aliados iniciales del sector nacionalista más duro, en el que confluían militares neutralistas llanos y los de tendencia pro-Eje. Ahí es donde comienza a delinearse la estructura política que después sucederá al régimen mediante el voto popular, para lo cual Perón cooptó a sindicalistas y políticos, ya que él era un recién llegado a la política sin ninguna base de dirigentes. En esas circunstancias una posición pro-Eje era inviable, y nadie mejor que Perón con su buen olfato político para notarlo. Por otra parte, los contactos que mantuvieron Perón y otros miembros del régimen militar con los espías del Eje tienen por contexto el embargo norteamericano de armas, en tanto Brasil, el potencial rival en un conflicto, recibía el 75% de la asistencia dirigida por los Estados Unidos al continente. Equivocados o no (a mi entender equivocados), hasta tanto fue posible los militares mantuvieron abierto el canal alemán para la provisión de armas, sin tener éxito.

En mi opinión, a una organización de inteligencia se la evalúa por el daño que puede ocasionarle al enemigo. El SD tuvo muy poco éxito en la Argentina, sólo pudo contrabandear hacia Alemania en pequeñas cantidades algunos materiales como diamantes industriales, sus informaciones eran descifradas por los aliados, de hecho para los británicos ninguna información produjo sabotaje a los barcos mercantes, y los estadounidenses jamás demostraron un sabotaje producto del espionaje. En rigor, para los británicos la cobertura argentina que podían tener los espías alemanes nunca fue una prioridad a considerar, estaban más interesados en recibir los suministros (en lo material la Argentina fue proaliada), en tanto la percepción del problema argentino en el gobierno norteamericano cambió radicalmente con la renuncia de Cordell Hull al Departamento de Estado y con el ascenso del grupo financiero-industrial liderado por Nelson Rockefeller hacia fines de 1944.

Lobo Azul, el tema me resulta familiar, pero no precisamente porque esté bien explicado, y, por supuesto, no me refiero a tu estilo si no a la fuente: la historia desprovista del marco apropiado se reduce a la anécdota, a una sucesión de hechos descontextualizados, o sea no es historia. Al título lo encuentro incorrecto, puesto que Perón no tuvo a su cargo, ni organizó, ni dirigió una organización de espías nazis. Un saludo cordial.
La historia tergiversada no es historia inofensiva. Es peligrosa.
Eric Hobsbawm

Avatar de Usuario
27Pulqui
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 575
Registrado: Vie Nov 09, 2007 12:39 am
Ubicación: Argentina

Los Espías Nazis de Perón

Mensajepor 27Pulqui » Lun Dic 01, 2008 8:45 pm

LOBO AZUL escribió:Freude era íntimo del general Juan Pistarini, quien amenazó con renunciar a su puesto de ministro de Obras Públicas si Freude era deportado, como lo exigían los Estados Unidos. Pero su amistad más importante fue con Perón, un vínculo que se hizo extensivo a su hijo Rodolfo Freude y a su yerno Werner Koennecke, en lo que los espías alemanes que actuaban en Argentina denominaron la clique Perón-Freude.


Un error en este tipo de artículos es la reducción de la historia a las amistades, o a las simpatías, desprovistas del marco y de condiciones estructurales. Así, el empresario Ludwig Freude aparece como personaje todopoderoso, el jefe de un nido de espías, hasta como un ideólogo de Perón. Veamos dos hechos:

1) Las deportaciones. Aquí también hay diferencias entre las percepciones británica y norteamericana. En la primera, la obliteración de la comunidad alemana deseada por los Estados Unidos era un preanuncio de la anulación de la influencia europea en la Argentina, y con ella de la británica, es por eso que no tuvieron el mismo interés que los norteramericanos en deportar a empresarios alemanes.

2) Las empresas. La comunidad de negocios alemana tenía una buena posición en rubros funcionales al desarrollo nacional, si bien lejos en el volumen general de las inversiones extranjeras, las germanas disputaban el liderazgo en construcciones y en metalurgia. Por eso su importancia para la dirigencia argentina no era un detalle menor en la postguerra. Copio una comunicación del embajador inglés Lord Kelly al FO de fecha 27 de febrero de 1946: "Es probable que tropecemos con grandes dificultades con respecto a la deportación de alemanes cuya principal ofensa consiste en ser hombres claves de la economía alemana local, y con respecto al deseo norteamericano de destruir firmas locales alemanas. Las empresas alemanas son de considerable importancia para la economía argentina y dominan uno o dos sectores de ella. Hasta un gobierno de democrático (*) tendría reticencias en aceptar las desventajas económicas que acarrerarían la destrucción de estas firmas. Muchas empresas alemanas locales contribuyen a la industrialización de la Argentina, que probablemente sea incentivada por un gobierno democrático. (...) existe la sospecha generalizada de que el interés de Estados Unidos en la liquidación de las firmas, se conecta con el deseo de competidores comerciales norteamericanos de arrebatarles el mercado".

(*) Se refiere a un gobierno de la coalición de partidos opositora al gobierno militar y en particular al emergente de éste, es decir a Perón. Se llamaba Unión Democrática.

Al párrafo lo extraje de Carlos Escudé, "Braden, Perón y la diplomacia británica", en Todo es Historia nº 138, noviembre de 1978. Pido perdón por si me he apartado de la propuesta de Lobo Azul, podría agregar otros hechos al artículo, pero creo que no será necesario aportar más en cuanto al contexto y a matizar datos sueltos que confluyen a una imagen estereotipada de un personaje histórico y de un período de la historia argentina.

Saludos para todos.
La historia tergiversada no es historia inofensiva. Es peligrosa.
Eric Hobsbawm

Avatar de Usuario
LOBO AZUL
Miembro
Miembro
Mensajes: 154
Registrado: Mié Nov 12, 2008 5:27 am
Ubicación: Ecuador
Contactar:

Los Espías Nazis de Perón

Mensajepor LOBO AZUL » Lun Dic 01, 2008 10:14 pm

Que tal 27PULQUI, muy buenas tus aportaciones, yo me encuentro en Venezuela y no conozco mucho del tema, pero me puse a buscar espías nazis en América Latina y dí con el artículo el cual me pareció interesante, he leído pocos artículos de ese periódico pero posee muy interesantes temas investigativos, el artículo es bastante amplio y falta un poco más para terminarlo, pero no he tenido tiempo de seguir colocando en el foro, espero contar con tu aportación para lo que resta del mismo.

Saludos cordiales...
Que Dios se apiade de mis enemigos porque yo no lo haré.

George Patton

Avatar de Usuario
LOBO AZUL
Miembro
Miembro
Mensajes: 154
Registrado: Mié Nov 12, 2008 5:27 am
Ubicación: Ecuador
Contactar:

Los Espías Nazis de Perón

Mensajepor LOBO AZUL » Mar Dic 02, 2008 12:22 am

Y continúo con la historia...

OSINDE EN LA ESCENA

Harnisch menciona como miembro del clique Perón-Freude al capitán Jorge Osinde, que actuaba de nexo entre Coordinación y Perón. Tras su liberación en agosto de 1946, Harnisch invitó a los capitanes Osinde y Rodríguez varias veces a su casa. Freude era tema recurrente de conversación.

"A pesar de que ninguno de elos tenía buena opinión de Ludwig Freude, tenían que cumplir sus deseos porque habían recibido demasiado dinero de él y temían su influencia sobre Perón. Conmigo se mostraron bastante desinteresados y decentes, aunque sabían de mi antagonismo con Freude", dijo Harnisch.

El capitán Osinde habría repartido entre los espías presos una sugerencia escrita para que las actividades de espionaje de Keonnecke fueran inculpadas a Harnisch. Ofreció incorporar a algunos prisioneros al servicio de inteligencia argentino, particularmente a los expertos en radio - comunicación. Varios de ellos proveyeron servicios a las Fuerzas Armadas tras la guerra.

Grande fue la sorpresa en Coordinación ante el hallazgo de una fortuna en libras esterlinas falsas que habían desembarcado los alemanes de un velero en Punta Mogotes en julio de 1944. "Junto con el asesor legal que yo tenía en la policía fuimos al Banco Central para cambiarlos -recuerda hoy Contal-, y las aceptaron como legítimas de tan bien hechas que estaban".

El mayor perjudicado fue el particular Ernesto Fuleki, cuando el Bank of Westminster le informó desde Lóndres que 1170 libras compradas a Coordinación Federal en noviembre de 1944 habían sido secuestradas por el gobierno británico. "Los oficiales superiores de Coordinación Federal de repente florecieron en trajes nuevos" ironizó un alemán deportado junto a Harnisch.

Fuente:

Diario La Nación de la edición del domingo 26 de octubre de 1997.
Que Dios se apiade de mis enemigos porque yo no lo haré.

George Patton

Avatar de Usuario
don beno
Usuario
Usuario
Mensajes: 38
Registrado: Lun Jul 27, 2009 2:58 am
Ubicación: Argentina

Los Espías Nazis de Perón

Mensajepor don beno » Mar Jul 28, 2009 4:39 am

El general Jorge Osinde tuvo una última y terrible actuación en 1973 con el retorno a la Argentina del Gral. Perón: fue uno de los culpables directos de la llamada "Masacre de Ezeiza" en perjuicio de los jovenes peronistas de la época.
Aun hoy se lo recuerda como un personaje feroz y despiadado: la "S" de su apellido se escribía en los graffitti callejeros con forma de svástica.
Un punto de vista es sólo la vista de un punto

28wks
Usuario
Usuario
Mensajes: 15
Registrado: Mié Jul 22, 2009 11:45 pm

Los Espías Nazis de Perón

Mensajepor 28wks » Mar Ago 04, 2009 4:04 am

Mira vos ... no sabia ese dato sobre Peron, interesante.

Avatar de Usuario
fangio
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2321
Registrado: Sab Jun 18, 2005 1:33 pm
Ubicación: Argentina

Los Espías Nazis de Perón

Mensajepor fangio » Mié Ago 05, 2009 5:21 am

Jorge Osinde no es santo de mi devoción, pero muchos de los jóvenes peronistas que fueron ese día no eran ningunos nenes de mamá tampoco. En fin... épocas difíciles aquellas.
Saludos,

FANGIO

Alice Kramer
Miembro
Miembro
Mensajes: 74
Registrado: Vie Ago 21, 2009 6:11 pm

Los Espías Nazis de Perón

Mensajepor Alice Kramer » Lun Ago 24, 2009 11:46 pm

Buenas, recién pude comunicarme con el Foro. Por ser lunes al parecer todo debía hacerse hoy.
Me ha resultado muy instructivo y ameno lo que han publicado sobre Perón.
No imaginaba que habia espías alemanes en la República Argentina.
Tengo un artículo sobre Adolfo hitler para el nuevo compañero que es profesor particular y que sus alumnos quieren saber de
sobre él-
No se si es lo puedo publicar en el Foro o enviarlo por mensaje privado.
Por el momento gracias. Alice

Avatar de Usuario
IsabelRosa
Miembro
Miembro
Mensajes: 456
Registrado: Dom Ene 23, 2011 1:30 am

Re: Los Espías Nazis de Perón

Mensajepor IsabelRosa » Vie Nov 29, 2013 6:03 am

Osinde nunca llegò a General y en la época de la Segunda Guerra Mundial tampoco era capitán, no podía serlo por su edad .

Vínculo Perón -Freunde : este alojó a un Perón caído en desgracia (antes del 17 de cotubre de 1945) en su casa, y Perón agradeció este gesto. Tenía buen trato con el hijo del patriarca del Banco Alemán transatléntico , y nombró a su hijo Rudy secretario general de la presidencia , que comenzó a prestar funciones en el año 1946 (o sea, ya pterminada la guerra). Acompañó a Eva en su viaje a europa, pero a Eva no le caía bien rudy Freunde.
Freunde se fue del gobierno manteniendo buenas relaciones con el poder y fue reemplazado en el puesto por , justamente, el hermano de Eva, el bueno para nada de Juan Duarte.
Este mantuvo un fuerte vínculo con un ex- nazi : su socio de negocios y farras era un tal Carlos Fulder, a quien habían expulsado de las SS por tener un asunto con la mujer de un cmarada (también lo hizo Sepp Dietrich pero bueno, Sepp era Sepp...).
Fulder era argentino ,nacido en Belgrano, hijo de alemanes ,y partió voluntariamente para formar parte de la SS, pero no en el frente sino en Inteligencia, en las SD.
Al terminar la guerra recordó que tenía un providencial pasaporte argentino y retornó a la Reina del Plata. Acá fundó, con otros, la empresa Capri, la cual, por su vínculo con Juancito Duarte, solía ganar con facilidad licitaciones para obras públicas. Fructiferó.
En la misma ubicó a un ex-camarada, el siempre eficiente Adolf Eichmann. este trabajaba con ahínco.
Tras la caída del´peronismo en 1955, la empresa perdió sus ventajas.
No conozco qué fin tuvo Fulder tras la muerte (supuesto suicidio ) de Juancito, pero no fue acusado nunca de nada ilegal en Argentina, ni reclamado por crímenes de guerra.


Volver a “Espionaje”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado