Günther Lütjens

Todos los personajes de la Segunda Guerra Mundial

Moderadores: José Luis, Audie Murphy

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4837
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Re: Günther Lütjens

Mensaje por Kurt_Steiner » Mar Jul 28, 2020 3:41 pm

Imagen
Ernst Lindemann, capitán del Bismarck
https://en.wikipedia.org/wiki/G%C3%BCnt ... %C3%BCbung

Imagen
Kapitan zur See Harald Netzbandt
https://www.prints-online.com/harald-ne ... 31031.html

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4837
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Re: Günther Lütjens

Mensaje por Kurt_Steiner » Mié Jul 29, 2020 3:20 pm

La operación dio comienzo el 17 de mayo. Lütjens informó a Lindemann y a Brinkmann al día siguiente que pretendía dirigirse al Ártico y repostar en alta mar. Tres días después, en aguas noruegas, Lütjens ordenó una parada para repostar en Grimstadfjord, cerca de Bergen, sin informar ni a Lindemann o Brinkmann de ello ni ofrecer ninguna explicación sobre este cambio de actitud.

La ruptura de una de las mangueras de combustible implicó que se tuviera que reaprivisionar a los barcos en alta mar. Lütjens sabía que el petrolero Weissenberg le esperaba en el Ártico, a un día de navegación y lejos de cualquier vuelo de reconocimiento enemigo. Al día siguiente, 22 de mayo, se le informó que cuatro acorazados británicos, y quizás un portaaviones, junto a una fuerte escolta de destructores estaban todavía anclados en Scapa Flow. Quizás equivocado, este informe pudo influir a la decisión de Lütjens de no esperar a que los eventos se decidieran por sí mismos sino que decidió forzar su paso al Atlántico que tal vez no permitiera que se pudiera reaprovisionar. Este fallo de la inteligencia alemana eliminó las dudas de Lütjens sobre su ruta. Esto le causaría diversos desacuerddos con Lindemann, que prefería la ruta que pasar al sur de Islandia, pero Lütjens se impuso.

También rechazó el deseo del Generaladmiral Carls de una ruta que pasara por la brecha islas Faroe-Islandia. Como de costumbre, no dio explicaciones por el cambio operacional. Mientras que las regiones infestadas de icebergs al norte de Irland y el estrecho de Dinamarca podían ser patrulladas por el enemigo, como Carls pensaba, le daba condiciones de baja visibilidad, dando a los barcos alemanes la tan necesitada cobertura. Pero Lütjens continuó frustrado a sus oficiales. El metereólogo Heinz Externbrink sugirió aumentar la velocidad para seguir a la cobertura de nubes, que se movía rapidamente, pero Lütjens rechazó este consejo sin comentario. Externbrink desfogó su ira con Burkard von Müllenheim-Rechberg, el oficial de mayor rango que sobrevivió a la operación. Pese a todas sus precacuciones, la fuerza alemana había sido descubierta por una delación sueca, la resistencia noruega y los vuelos de reconocimiento.

Lindemann siguió dudando. Como capitán, tenia acceso a los informes del B-Dienst sobre los movimientos enemigos, que estaban concentrando grandes fuerzas en Scapa Flow. Su oficial médicos superior, Dr. Otto Schneider, observó que Lindemann comprendía por completo los peligros que rodeaban a su barco, pero sólo Lütjens podía anular la operación, y no parecía dispuesto a discutir sus intenciones ni con Lindemann ni con Brinkmann. Lütjens no ofreció tampoco pista de sus intenciones a su escolta de destructores, que despidió cerca de Trondheim, o al Generaladmiral Carls, que mostró su enfado a la falta de informes, pensando que Lütjens dudaba. No fue hasta el 22 de mayo cuando anunció su intención de cruzar el estrecho de Dinamarca a sus oficiales, quizás animado por la noticia de que la Fuerza H estaba ocupada en Creta. El mal tiempo le dio la protección que necesitaba. Desechando reponer combustible, puso rumbo oeste, al norte de Islandia.

Por desgracia para él, Lütjens ignoraba que los británicos le tenían localizado hasta el 23 de mayo, cuand osus barcos se encontraron con los cruceros pesados HMS Norfolk y Suffolk entre los icebergs de Groenlandia. Lütjens ordenó abrir fuego, aunque no se produjeron daños en ningun bando y los dos cruceros británicos se retiraron con rapidez, aunque permanecieron dentro del alcance del radar y persiguieron a los buqeus alemanes. El impacto causado por los disiparos de los cañones del Bismarck dejaron fueraq de combate a su radar de búsqueda, por lo que Lütjens ordernó al Prinz Eugen que se pusiera en cabeza. Durante un temporal de lluvia Lütjens intentó sorprender a sus atacanstes con un giro de 180 grados, pero los buques ingleses lo detectaron y se retiraron Lütjens, al verse perseguido por el enemigo y no poder librarse de ellos, penso que estaban usando un tipo de radar desconocido por los alemanes.

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4837
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Re: Günther Lütjens

Mensaje por Kurt_Steiner » Vie Jul 31, 2020 10:07 pm

A primera hora del 24 de mayo de 1941, el Prinz Eugen detectó a dos barcos de gran tamaño aproximándose. El vicealmirante Lancelot Holland en su buque insignia, el crucero de batalla HMS Hood, y el acorazado HMS Prince of Wales, se dirigían hacia ellos. Así comenzó la batalla del estrecho de Dinamarca. Lütjens pronto supo que los dos barcos eran unidades pesadas enemigas, por lo que ordenó virar, para tener tiempo para planear qué hacer. Su primer instinto era intentar superar en velocidad al enemigo, siguiendo escrupulosamente las órdenes recibidas. Cuando supo que el buque enemigo que navegaba a la cabeza de la formación británica era el Hood, aún tuvo menos ganas de combatir.

Aunque Lütjens ordenó al Prinz Eugen devolver los disparos, por unos momentos retuvo el fuego del Bismarck, esperando a que se acortaran las distancias. Prefería un combate más cercano para no malgastar munición haciendo disparos para simplemente calibrar las distancias. Lindeman estaba livido al ver a su barco bajo fuego enemigo y serle denegado el derech o a devolver los disparos. Lütjens ordenó virar a estribor para cruzar la T de Holland. Poco antes de disparar, el Bismarck fue alcanzando en el castillo de proa, anunque el Prinz Eugen había logrado varios impactos en el Hood, provocando algunos fuegos a bordo. Entonces el Bismarck disparó contra el Hood.

La quinta salva alcanzó al Hood desde una distancia de 17.500 yardas Se vieron dos salpiaduras de agua. Al parecer, uno o más proyectiles alcanzaron al Hood sin aparente efecto. Poco después el Hood voló por los aires. Mientras los oficiales alemanes lo festejaban, Lütjens rpermaneció impasible. Entonces los alemanes concentraron el fuego contra el Prince of Wales, que fue alcanzado siete veces antes de que el capitán John Leach su pudo retirar a una buena distancia.

Lindemann quiso destruir al buene dañado, tarea que se podía cumplir en un par de horas, pero Lütjens, decidido a evitar combates innecesarios con buques enemigos, rechazó esta opinión. Lütjens sospechaba de la inteligencia recibida, pues hacía pocos días que había sido informado que el Hood estaba navegando frente al África Occidental. Temiendo que pudieran haber más barcos enemigos cerca, descartó perseguir al Prince of Wales.

Mediante una serie de inteligentes maniobras, los barcos alemanes pudieron distanciarse del enemigo e incluso evadirse por un corto espacio de tiempo. Lütjens rompió entonces el silencio de radio, lo que hizo que los británicos supieran su latitud pero no su longuitud. Hasta el atardecer del 25 de mayo, los británicos no supieron que los alemanes se dirigían hacia Francia, pero el mensaje interceptado iba a permitir a los ingleses lanzar varios ataques aéreos contra los germanos en los dos días siguientes.

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4837
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Re: Günther Lütjens

Mensaje por Kurt_Steiner » Dom Ago 02, 2020 10:02 am

Lütjens contactó Wilhelmshaven y Berliny a todo el mando naval por radio para informar del hundimiento del Hood. A bordo del Prinz Eugen, el capitán Brinkmann pensó que hacer eso era peligroso, tal y como refflejó en el diario de guerra de su barco. Allí escribió que Lütjens insistía en informar por radio de cada cambio de rumbo. 'El enemigo, pensó Brinkmann, ganaría valiosa infomación con cada mensaje, por lo que Lütjen estaba siendo demasiado temerario. A las 08:01, de nuevo sin consultar ni a Lindemann ni a Brinkmann, informó al mando que se dirigía hacia Saint Nazaire y dejaría que el Prinz Eugen partiera para lanzar aaques corsarios. No hizo referencia a daños recibidos, pero el Bismarck había sufrido un impacto que había tocado las tuberías de los depósitos de combustible, permitiendo que el mar entrara en estos a través del agujero, situado ligeramente por encima de la línea de flotación.

Lütjens no vio forma de escapar de los sondeos británicos. Además, la precaria situación del combustible ya no permitió un gran avance en el Atlántico. Además, por los daños recibidos, el Bismarck había perdido dos nudos de velocidad. Lindemann propuso volver a Noruega a través del estrecho de Dinamarca, pero Lütjens rechazó esta sugerencia, porque le haría pasar demasiado cerca de Gran Breteña.

Un avión de reconocimiento avistó al Bismarck en las primeras hora del 26 de mayo. Al anochecer, torpederos Swordfish del HMS Ark Royal les atacaron. Un torpedo bloqueó el timón del Bismarck. Lindemann estaba seguro de que podría reparar los daños recibidos, pero Lütjens aceptó las malas noticias con rapidez. Mientras Lindenman y sus oficiales ingenieros discutían la reparación de los daños, Lütjens envió una nota al mando antes de saber el alcance de los daños sufridos. El daño sufrido redujo aún más la velocidad del barco, a 7 nudos, dejando al Bismarck dando vueltas en el mar.

Durante la noche el acorazado fue objeto de ataques de torpedos por parte de los destructores HMS Cossack, Sikh, Maori, Zulu y ORP Piorun. Al mismo tiempo, el HMS Rodney se sumó a los perseguidores mientras la Fuerza H y el crucero pesado HMS Dorsetshire se aproximaban desde el sur y el crucero ligero HMS Edinburgh desde el oeste.

Responder

Volver a “Biografías”

TEST