Großadmiral Dr.phil.h.c. Erich Raeder

Todos los personajes de la Segunda Guerra Mundial

Moderadores: José Luis, Audie Murphy

Avatar de Usuario
ignasi
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1192
Registrado: Jue Jun 16, 2005 3:50 am
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Großadmiral Dr.phil.h.c. Erich Raeder

Mensajepor ignasi » Vie Dic 16, 2005 11:10 pm

Imagen
fuente http://www.bublies-verlag.de/contents/m ... it-neu.jpg

Großadmiral Dr.phil.h.c. Erich Raeder

...Los principios básicos del servicio militar son invariables. Coraje y sinceridad, obediencia y camaradería, amor a la Patria y lealtad al Estado: estas son siempre las características que distinguen al soldado y al marinero. Construir carácter a través del entrenamiento y la educación inteligente es siempre el mayor logro

Nacido en una familia de clase meda en Wandsbek (uno de los 7 distritos de Hamburgo). Su padre era director. Se alistó en la Kaiserliche Marine (Marina Imperial Alemana) en 1894, ascendiendo rápidamente en el escalafón, hasta llegar en 1912 a ser jefe de estado mayor del almirante Franz von Hipper. Sirvió en ese puesto durante la I Guerra Mundial, tomando parte en la Batalla de Dogger Bank en 1915 y en la Batalla de Jutlandia en 1916. Tras la I Guerra Mundial, siguió ascendiendo en la jerarquía naval, siendo Konteradmiral en 1922, así como Inspector de la Instrucción Naval. En este momento empieza a trazar un programa para dotar al cuerpo de oficiales y suboficiales preparados para un desigual duelo naval. Las bases de este programa eran:
1) Solo a través de una firme disciplina, pero amistosa, se puede esperar que una tripulación consiga un alto nivel de eficiencia.
2) El requisito previo para tal estado de disciplina es un cuerpo de oficiales y suboficiales bien disciplinado
3) Un sentimiento de orgullo y auto-respeto modesto pero definido, conmensurado con el rango de los oficiales, animado hacia el cuerpo de oficiales si es para completar sus deberes.
Además de estos fundamentos para restaurar un esprit de coros, procuró estrechar las relaciones entre oficiales de línea y oficiales ingenieros. El resultado de todo ello fue un cuadro de marineros leales y bien preparados.
Entre 1922-23, debido a que el Tratado de Versalles no permitía que hubieran cursos académicos de reciclaje para oficiales de nivel medio y superior, Raeder usó sus viejos libros de textos y apuntes para desarrollar un programa de preparación para oficiales. Si bien inicialmente duraba dos semanas, en 1927 el programa llegó a ocupar un año y medio. Era denominado “Curso para Asistentes de Oficiales Comandantes”, burlando de nuevo las restricciones del tratado.
En 1925 fue promovido a Vizeadmiral. En esta época, pese a los tumultos habituales de la República de Weimar, la Kriegsmarine quedo aparte de los cambios políticos. En su nuevo destino como Comandante del Distrito Naval del Báltico su interés fue reinstituir algunas de las viejas tradiciones y costumbres de la Marina Imperial, especialmente aquellas que promovían una mejor relación entre la Kriegsmarine y la comunidad Civil. Bajo su comandancia, el club Naval de Regatas de Kiel fue vuelto a abrir, obteniendo un camino paralelo para entrenar las tripulaciones, y el puerto de Kiel empezó a albergar buques de guerra de otras naciones (entre ellas, en septiembre de 1928 recibió una visita del Rey Alfonso XIII). El 31 de mayo de 1926 recibió el doctorado honorífico en Filosofía por la Universidad Christian-Albrecht de Kiel.
En octubre de 1928, tras la dimisión del Almirante Zenker por un escándalo financiero, fue promovido a Admiral y hecho Comandante en Jefe de la Armada Alemana (Oberbefehlshaber der Kriegsmarine). Sus condiciones para aceptar el cargo fueron un control sin restricciones sobre todas las operaciones navales, un acceso directo al Ministro de Defensa para discutir todos los asuntos navales, y una completa independencia de la Kiregsmarine respecto al Heer. Esto le permitía no estar atado a las finanzas del Heer, y que el control quedase bajo la comandancia de un único almirante, y no del OKH. Asimismo, se convertía en responsable de las diversas iniciativas para la expansión, usualmente bajo contratos secretos, de la Armada, sobre todo con el estudio y desarrollo de armas prohibidas.
Durante los críticos años del ascenso al poder de Hitler, Raeder fue capaz de mantener la Kiegsmarine en la periferia del caos. Si bien generalmente estaba en desacuerdo con el partido Nazi, apoyó a Hitler en su propósito de reconstrucción de la Armada alemana, mientras que de la misma forma estaba en desacuerdo en otras materias, especialmente el el carácter agresivo y las políticas ultranacionalistas. En 1934 se preparó la construcción del Gneisenau y del Scharnhorst, y en 1936, tras el Acuerdo Naval Germano-Británico, la del los acorazados Bismarck y Tirpitz. Debido a sus esfuerzos para reconstruir la Kriegsmarine, el 20 de abril de 1936, unos pocos días antes del 60º cumpleaños de Raeder, Hitler le ascendió a Generaladmiral. En su tarea de reconstruir la Kriegsmarine, Raeder se enfrontó constantemente a los desafíos de Göring en su tarea de crear la Luftwaffe. Raeder temía las ambiciones políticas de Hitler; y sobre todo que entrara en una guerra demasiado pronto con Inglaterra. En enero de 1939, Raeder revisó el “Plan Z”, según el cual Alemania no podría tener una flota equilibrada hasta 1948; y aunque Hitler la quería antes, le aseguró a Raeder que no la necesitarían hasta 1944.
En 1939 fue promovido a Großadmiral, siendo el primero en poseer dicho rango en tiempo de guerra desde Alfred von Tirpitz en la I Guerra Mundial. Desde el inicio estuvo convencido que para derrotar a los ingleses, el primer objetivo estratégico debía ser la línea vital del comercio, el cual debía ser atacado con flotas formadas por acorazados y cruceros, así como por los submarinos: la velocidad superior de los acorazados de bolsillo y de los cruceros alemanes les permitiría atacar las unidades ligeras de la Royal Navy o escapar de los acorazados británicos, más pesados y lentos.
Sugirió la Operación Weserübung, la invasión de Dinamarca y Noruega con tal de proteger los puertos de los ataques de la RAF, así como para proveer salidas directas hacia el Mar del Norte, si bien en su fuero interno prefería la neutralidad noruega, ya que no tenía costo de tropas y suministros y seguía proveyendo a Alemania de vitales materias primas, especialmente hierro. Estas operaciones fueron completadas con éxito, si bien con unas relativamente cuantiosas pérdidas. Con este golpe también eliminaba la posibilidad de que Gran Bretaña efectuara un bloqueo efectivo del Báltico, como había pasado en la Gran Guerra.
Raeder no apoyó la Operación León Marino, la planeada invasión alemana de las islas británicas. Creía que la guerra en el mar podría dirigirse con más éxito a través de una estrategia de aproximación indirecta, incrementando el número de submarinos y pequeños buques de superficie en servicio. Esto, además de un foco estratégico en el teatro mediterráneo, incluyendo una fuerte presencia alemana en el Norte de África, además de la invasión de Malta y del Oriente Medio. Su argumentación en contra de la Operación León Marino se basaba en sus dudas acerca de la decisiva superioridad aérea alemana sobre el Canal de la Mancha y la inferioridad naval alemana en la región, además de que estaba seguro que esa idea estaba robando tiempo y recursos para la que, según él, era la única manera de derrotar a Gran Bretaña: ahogando su comercio. La superioridad aérea era un requisito básico para evitar el hostigamiento catastrófico de la fuerza de invasión alemana a manos de la RAF. Como que tales requerimientos no tuvieron lugar, la invasión fue indefinidamente pospuesta debido al fracaso de la Luftwaffe en obtener la superioridad aérea durante la Batalla de Inglaterra.
A continuación, la maquinaria de guerra alemana se orientó hacia la Operación Barbarossa, la invasión alemana de la Unión Soviética, operación a la que Raeder se oponía totalmente.
Una serie de operaciones fracasadas tras ese momento, combinado junto al éxito espectacular de las flotas de submarinos del almirante Karl Dönitz hicieron que fuese nombrado Almirante-Inspector de la Kriegsmarine en enero de 1943, y finalmente, su dimisión y retiro en mayo de 1943, tras 10 años como Comandante Supremo de la Kriegsmarine. Su puesto como Comandante en Jefe de la Kriegsmarine fue para Dönitz, a quien también se le ascendió a Großadmiral.
Fue capturado por el Ejército Rojo el 23 de junio de 1945, y enviado a Moscú hasta el 20 de noviembre. Fue acusado de crímenes contra la paz y crímenes de guerra ante la Corte Militar Internacional y juzgado en los Juicios de Nuremberg, por alentar una “guerra de agresión”. Fue condenado a reclusión a perpetuidad, pero posteriormente la condena fue reducida, saliendo de la Prisión de Spandau el 26 de septiembre de 1955 debido a problemas de salud.
En 1957 publicó su autobiografía, Mein Leben, y murió en Kiel el 6 de noviembre de 1960
En líneas maestras, Raeder ni fue un genio de la innovación ni un estratega brillante, y nunca comandó un buque de guerra (si bien sirvió en diversos, y estaba en el Estado Mayor del Almirante Hipper durante la Batalla de Jutlandia). Su contribución radica en su talento como líder (en cierto modo, al igual que Eissenhower). Según Raeder, la preparación y la disciplina debían ser el punto de apoyo de la Kriegsmarine.
Raeder advirtió la gran importancia del dominio del mar y lamentó la incapacidad de los líderes alemanes para comprender las lecciones de la I Guerra Mundial, en que uno de los motivos de la derrota fue el bloqueo naval en el Mar del Norte.
Pese a que discutió mucho con Hitler sobre el papel que debía realizar la Kriegsmarine, debido a la incomprensión y total desconocimiento del dictador de la guerra en el mar, lo cierto es que cumplió las órdenes que le llegaron como un profesional.

Promociones:
Seekadett (13-Mayo-1895)
Unterleutnant zur See (25-Octubre-1897)
Leutnant zur See (01-Enero-1899)
Oberleutnant Zur See (09-Abril-1900)
Kapitänleutnant (21-Marzo-1905)
Korvettenkapitän (15-Abril-1911)
Fregattenkapitän (26-Abril-1917)
Kapitän zur See (29-noviembre-1919)
Konteradmiral (01-Agosto-1922)
Vizeadmiral (10-septiembre-1925)
Admiral (01-Octubre-1928)
Generaladmiral (20-Abril-1936)
Großadmiral (01-Abril-1939)

Carrera:
Ingresa en la Armada y cursa la preparación básica. Cadete a bordo del buque-escuela “Stosch” (16-4-1894/17-4-1895)
A bordo del buque escuela “Gneisenau” (18-4-1895/14-4-1896)
Escuela Naval y cursos especiales (15-4-1896/10-10-1897)
Oficial de señales en el acorazado “Sachsen” (11-10-1897/18-11-1897)
Oficial de señales en el acorazado “Baden” (19-11-1897/30-11-1897)
Oficial de señales en el crucero pesado “Deutschland” y, al mismo tiempo, oficial de señales de la II División del Escuadrón del crucero (2-12-1897/13-4-1899)
Ayudante del Jefe de la II División del Escuadrón del crucero en el crucero pesado “Deutschland” (14-4-1899/17-11-1899)
Parte hacia Tsingtau (18-11-1899/1-1-1900)
Oficial de Compañía en la I División de Marinería (5-1-1900/31-3-1900)
Oficial de vigía en el buque de vigilancia costera “Aegir” (1-4-1900/30-4-1900)
2º Adjunto en la I División de Marinería (1-5-1900/22-7-1900)
Oficial de vigía en el buque de vigilancia costera “Aegir” (23-7-1900/25-9-1900)
2º Adjunto de la I. Inspección Naval (30-9-1900/26-4-1901)
Primer Oficial en la corbeta “Grille” (1-5-1901/25-9-1901)
Oficial de vigía del buque de línea “Kaiser Wilhelm der Große” (1-10-1901/31-10-1901)
Oficial de vigía del buque de línea “Kaiser Friedrich III” (1-11-1901/30-9-1903)
I. Curso en la Academia Naval (1-10-1903/30-6-1904)
Destinado a Disposición de la Inspección de Asuntos de Preparación de la Armada (1-7-1901/30-9-1904)
II. Curso en la Academia Naval (1-10-1904/30-6-1904)
En el Estado Mayor del Almirante en la corbeta “Grille” (12-7-1905/19-7-1905)
A disposición de la I. División (20-7-1905/30-9-1905)
Oficial de Navegación en el buque de vigilancia costera “Frithjof” (1-10-1905/31-3-1906)
En la Oficina de Señales de la Reichsmarine (1-4-1906/30-9-1908)
Oficial de Navegación en el crucero Pesado “Yorck” (1-10-1908/15-3-1909)
A disposición de la I. Inspección Naval (16-3-1909/21-7-1909)
Oficial de Navegación en el buque de vigilancia costera “Hildebrand” (22-7-1909/15-9-1909)
Oficial de navegación en el crucero pesado “Yorck” (1-10-1909/14-9-1910)
Oficial de navegación en el yate “Hohenzollern” (15-9-1910/30-9-1912)
1er Oficial de Estado Mayor en la Oficina del Comandante de buques de reconocimiento (1-10-1912/13-6-1917)
Jefe de Estado Mayor del Oficina del Comandante de buques de reconocimiento (14-6-1917/7-1-1918)
Comandante del crucero “Cöln” (17-1-1918/9-10-1918)
A disposición del Estado Mayor del Almirantazgo para usos especiales (10-10-1918/13-10-1918)
A disposición del Secretario de Estado del Reichsmarineamt (14-10-1918/3-12-1918)
Jefe del departamento central, Reichsmarineamt (4-12-1918/14-7-1919)
Jefe del departamento central, Almirantazgo (15-7-1919/30-6-1920)
Jefe del departamento de los Archivos Navales (01-7-1920/19-7-1922)
Inspector de la Instrucción de la Kriegsmarine (20-7-1922/18-9-1924)
Comandante de las Fuerzas Marítimas Ligeras del Mar del Norte (19-9-1924/9-1-1925)
Jefe de la Estación Naval del Báltico (10-1-1925/30-9-1928)
Al mismo tiempo, Jefe de facto de la Comandancia Naval (24-9-1928/30-9-1928)
Jefe de la Comandancia Naval (1-10-1928/31-5-1935)
Comandante en Jefe de la Kriegsmarine (1-6-1935/30-1-1943)
Almirante-Inspector de la Kriegsmarine (30-1-1943/8-5-1945)


Avatar de Usuario
Eriol
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8659
Registrado: Dom Ago 17, 2008 10:51 pm
Ubicación: Ciudad Real

Salvando a Raeder

Mensajepor Eriol » Mié Oct 23, 2013 10:27 pm

¡Hola!

Hoy un poco de revisionismo histórico. A ver si creamos debate:

Salvando a Raeder

Es común ver al Almirante Erich Raeder como un acérrimo enemigo de los submarinos y partidario de los acorazados como si estas 2 cosas estuvieran, necesariamente, enfrentadas y no se pudieran optar por las 2 a la vez. Intentaré demostrar, cuanto menos, que no le tenía especial inquina a la guerra submarina y que cuando tocó apostó por ella.

Primero con partes de su biografiá(1) :

...le propuse a Hitler en el invierno de 1938 a 1939 dos posibles soluciones: si construíamos, principalmente, sumergibles o acorazados, tendríamos la primera solución en la más pronta formación de una flota capaz de poner en peligro ,hasta cierto punto, las importaciones transatlánticas vitales para Inglaterra en caso de guerra. Solo que entonces nos encontraríamos con que nuestra escuadra adolecería en su composición del defecto de limitación funcional, ya que habría de carecer de condiciones para enfrentarse con fuerzas navales inglesas de alguna consideración. Si, por el contrario, nos poníamos a la construcción de una potente flota ,dotada incluso de los últimos tipos de navíos de linea, obtariamos por la segunda solución. Implícita en ella iría, naturalmente, la posibilidad de medirnos con los mejores conjuntos navales ingleses, además de interceptar las importaciones navales a las islas; pero para esto necesitábamos también disponer de mucha más tiempo, acaso compensado por el superior efecto político-militar de una armada poderosa. Hice, por ultimo, especial incapie en que si elegíamos la segunda solución y nos sorprendía luego la guerra, adelantándose a la fecha para ella prevista, la media escuadra de grandes unidades (acaso ni siquiera terminadas) de que pudiéramos disponer, seria de escasa eficacia por su condición de cosa truncada.

Esto no es nada nuevo. Raeder, a pesar de ser un enfermo(como he llegado a leer por ahí) de los acorazados, le propuso a Hitler 2 planes: uno a largo plazo basado en acorazados, con gran cantidad de sumergibles también, y otro a corto plazo basado en sumergibles y fuerzas ligeras. Y también avisó de los problemas que conllevaría provocar la guerra antes de que el plan estuviera completado. Fue Hitler el que aseguró que no habría guerra hasta bien entrada la decada de los 40 y apostó, por lo tanto, por tener una flota potente y equilibrada. Si se hubiera optado por la otra solución, se habría priorizado la construcción de otro tipo de naves.

Veamos algo más(2):

Nuestros planes navales descansaban en las siguientes reflexiones estratégicas: al tráfico nava ingles convendría oponerle, no solo submarinos y cruceros auxiliares, sino también grupos de cruceros de batalla y de otros cruceros. De esta suerte la flota inglesa se vería forzada a escoltar sus convoyes con algo más que unidades ligeras adecuada a la lucha con submarinos y cruceros auxiliares. Quieras que no, tendría que hacerlo proteger por barcos de gran tonelaje y potencia combativa, y no le quedaría más remedio, por tanto, que fraccionar sus efectivos navales, dispersar los fuertes núcleos de unidades pesadas y malgastar así las posibilidades correspondientes a una agrupación sensata de sus efectivos. Los cruceros rápidos alemanes irían respaldados por los cruceros de batalla , los cuales podrían por su parte esquivar a los acorazados y navíos de linea ingleses merced a su superior velocidad. Por ultimo, la escuadra especial de los navíos de linea alemanes de motores diésel estaba llamada a constituir , con su gran radio de acción, la espina dorsal de acorazados y cruceros, a los que reforzaría en caso necesario para batir las unidades pesadas de la escolta enemiga de convoyes. De esta suerte hubiera cambiado radicalmente la situación estratégica relativa una vez concluido el programa de construcción de las unidades de linea proyectadas.

Varias cosas a señalar de este fragmento: como se ve no pregona por una gran batalla al estilo de Jutlandia entre los acorazados sino que se busca la dispersión de las superiores fuerzas enemigas para atacar ,concentrando las propias ,en puntos vulnerables obteniendo así importantes ventajas tácticas para la batalla (superioridad cualitativa y numérica al asaltar a un convoy escoltado) y estratégicas para la guerra (con el hundimiento de los convoyes y acorazados)

A continuación sigue Raeder diciendo(2):

A mediados de enero de 1939 le presentaba a Hitler el Plan Z , que esperábamos ver ultimado en 1948 y que el aceptó con la sola condición de despacharlo en 6 años y darle preferencia a dicho efecto, sobre todo los demás aspectos de la reconstrucción nacional. Con objeto de evitar el peligroso sarampión de querer acometerlo todo al mismo tiempo en vez de observar un sensato orden de prelación, dispuse que se diese preferencia a la construcción de los navíos de linea y de los sumergibles. La razón era que los primeros iban a ser la verdadera médula de la flota y su construcción requería ineludiblemente un largo periodo de trabajo; mientras que los segundos debían representar nuestra única arma de estrategia naval en tanto no alcanzáramos el poderío por mar y deberíamos contar con ellos cuanto antes. El programa de submarinos corrientes y de cruceros, de minadores y unidades de especial autonomía tenía que estar a punto en 1943.

Raeder no era el Almirante de mente obtusa deseoso de repetir Jutlandia que se afirma. Ve claramente como los submarinos son una fuerza estratégica y hay que tenerla disponible cuanto antes. El darle prioridad a los acorazados es tan lógico como que son buques que tardan años en construirse y no es lo más adecuado dejarlos para lo ultimo.

Destacar también que el programa de submarinos se quería tener completo en 1943. Esto implicaba construir los 280 sumergibles previstos en el plazo de 4 años(70 por año)

Esto es lo que afirma Raeder pero ¿se sustentan sus palabras con los programas de construcción establecidos? El plan Z le fue presentado a Hitler a mediados de enero de 1939 como hemos visto. Según esto desde ese mismo momento la construcción de sumergibles debería verse aumentada ¿no?

Y efectivamente es así. En el mes de enero se ordenó la construcción de un total de 19 sumergibles, el mes que más en el periodo 1934-1939 ,y que solo se superaría en septiembre de 1939(29) con la guerra ya empezada.¿Coincidencia?Dudoso ya que todos los buques fueron ordenados a partir de mediado de mes: concretamente los días 17(4),25(12) y 31 (3) .Parece que efectivamente estos sumergibles fueron fruto de las prisas por Raeder por tener sumergibles rápidamente disponibles.

Hay otra cosa que también me ha llamado la atención. Esto es otra parte de la biografía de Raeder(3):

Solo a finales de mayo de 1938, en una entrevista que celebraba con Hitler, tuve ocasión de observar por vez primera reflexiones basadas en un inequívoco antagonismo de Inglaterra y Francia con Alemania. Todas sus consideraciones implicaban ya la admisión de franca hostilidad entre aquellas naciones y la nuestra.

Esta es la primera vez que Hitler da a entender a Raeder que puede haber una guerra con Gran Bretaña ¿Que pasa a finales de mayo de 1938 con los sumergibles? Pues que se ordena la construcción de 16, la tercera vez que más en el periodo de preguerra solo superada por uno de los pedidos iniciales de U-boats y enero de 1939. Fueron, en concreto, los días 24(8) y 30(8). Pero es que además en junio fueron ordenados otros 9, todos ellos en los primeros 10 días del mes. Curiosamente la primera vez que Hitler le dice a Raeder que puede haber guerra con Gran Bretaña se ordena la construcción , en apenas 3 semanas, de 25 sumergibles.

Creo ,pues, que queda claro que Raeder no era un enemigo de los submarinos y que entendia claramente que estos eran un arma vital en una guerra naval contra Gran Bretaña. También hemos visto que en el Plan Z se pensaba botar una gran cantidad de sumergibles por año(70)hasta los 280(en 4 años) y que ,además, tenían prioridad de construcción por, en palabras de Raeder debían representar nuestra única arma de estrategia naval en tanto no alcanzáramos el poderío por mar y deberíamos contar con ellos cuanto antes. Cierto es que Raeder queria acorazados, pero no para librar una batalla decisiva al estilo de Jutlandia o lo que queria los japoneses con la Pacific Fleet.

Saludos


(1)Raeder, Erich “Mi vida” Editorial Luis de Caralt 1958 pag 320
(2) Ibid, pag 323-24
(3) Ibid, pag 317-8


Fuentes y enlaces de interés
http://www.u-historia.com/uhistoria/his ... storia.htm
Para saber más sobre los planteamiento navales alemanes de entreguerras :
http://lakriegsmarineencastellano.blogs ... %20Wegener
Una vision; un propósito;un sueño...Siempre.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7184
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Großadmiral Dr.phil.h.c. Erich Raeder

Mensajepor tigre » Sab Sep 23, 2017 1:43 am

Hola a todos :-D; un complemento.................................

Maniobras navales 1938.

Imagen
Erich Raeder (1876 - 1960, derecha) y Rolf Carls (1885-1945) a bordo del destructor Z7 de Kriegsmarine 'Hermann Schoemann' durante las maniobras navales costa afuera de Sassnitz, en el norte de Alemania, 18 de agosto de 1938 ...........................................

Fuente: http://www.gettyimages.ie/photos/group- ... 0wehrmacht

Saludos. Raúl M 8).
ImagenImagenImagenImagen Imagen
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.


Volver a “Biografías”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados