pub01.jpg

Rudolf Walter Richard Hess

Todos los personajes de la Segunda Guerra Mundial

Moderadores: José Luis, Audie Murphy

Avatar de Usuario
Shindler
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2588
Registrado: Mar Dic 05, 2006 10:31 pm

Mensajepor Shindler » Mar Ago 28, 2007 5:45 pm

Estimado V. Manstein permítame aportar algo interesante, espero lo disfruten. (Tengan en cuenta que el reportaje es del año 1974)

Hess puede morir en cualquier momento

El Dr. Ewald Bucher, ex ministro federal alemán de Justicia y actualmente (1974) abogado en ejercicio, es desde no hace mucho asesor jurídico del último de Spandau y presidente de la asociación "Libertad para Rudolf Hess"

Redactor:Señor Bucher: ¿Cómo es posible que un demócrata comprometido como usted exija que Hess sea puesto en libertad?

Bucher:Hess,, al contrario de otros acusados en Nuremberg, no fue condenado por crímenes de guerra o contra la humanidad, sino por haber participado en los preparativos de una guerra de agresión como miembro del Gobierno nacionalsocialista.

Redactor:Según usted, eso no es suficiente para condenar a un hombre a cadena perpetua...

Bucher: Yo no intento discutir la razón que asistió a los que pronunciaron la sentencia ni mucho menos juzgar el proceso de Nuremberg. Aquí se hizo jurisprudencia con unas leyes preparadas al efecto; ni antes ni después se han vuelto a celebrar juicios de este tipo. Ni en Vietnam, ni en Biafra, por ejemplo. Pero aun admitiendo la pena asignada a Hess, es norma que los condenados a cadena perpetua sean puestos en libertad tras 20 o 25 años de prisión, salvo que existan graves motivos de seguridad que lo desaconsejen. Tales riesgos son difíciles de esgrimir respecto a un anciano octogenario...

Redactor:Según se cree, los Aliados no tendrían nada en contra de la libertad del detenido; son los rusos que al parecer se oponen a ella ¿por qué?

Bucher: Los soviéticos parecen sentir por Hess un odio especial. Le reprochan el haber querido lograr con su llamado vuelo de la paz, en el último momento, uno de los más caros sueños de Hitler: el entendimiento con Inglaterra antes de emprender la marcha hacia el Este, preparada de antemano. De lo contrario resulta imposible comprender por qué los rusos no se opusieron a la prematura libertad de Funk y Raeder, por puros motivos humanitarios.

Redactor: ¿Ha emprendido usted en el caso Hess gestiones concretas cerca de las cuatro potencias responsables de su encarcelamiento?

Bucher: He mantenido una conversasión, con resultados negativos, en la embajada soviética.

Redactor: ¿Cree usted que los soviéticos, con independencia de su odio especial contra Hess, pretenden, durante todo el tiempo que puedan, permanecer en Spandau, una de las últimas instituciones de las cuatro potencias en Berlín Oeste?

Bucher: Eso es lo que se dice. Yo no veo ningún motivo concreto para creerlo así. Además, Hess puede morir en cualquier momento. Los rusos se quedarían sin su fuerte.

Redactor: ¿De qué manera piensa usted lograr que los rusos consientan en liberar a Hess?

Bucher: Estamos en contacto con el Ministerio de Asuntos Exteriores (alemán), que nos ha asegurado que es partidario de la libertad de Hess. Debido a ello nos hemos abstenido de cualquier gestión respecto de los soviéticos, porque creemos que de la del Ministerio puede resultar algo positivo. Pero en mi calidad de asesor jurídico he reaccionado con toda energía contra la prohibición de visitar a Hess que me ha impuesto el directorio de los cuatro comandantes de la prisión. Esta me parece una injusticia; una resolución contraria al Derecho.


Gracias por estar
"La esclavitud crece sin medida cuando se le da apariencia de libertad."
Ernst Jünger

Avatar de Usuario
Shindler
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2588
Registrado: Mar Dic 05, 2006 10:31 pm

Mensajepor Shindler » Mié Ago 29, 2007 5:51 pm

Hess jugó un papel importantísimo

El Dr. Robert Kemper, nacido en 1899, ocupó hasta 1933 el puesto de asesor jurídico de la policía en el mInisterio del Interior de Prusia. En 1945 regresó a Alemania como acusador delegado de los Estados Unidos en el Proceso de Nuremberg. Más tarde ejercería las funciones de representante del fiscal supremo norteamericano. Durante la vista de la causa y en los procesos siguiente dirigió los interrogatorios de los acusados de violencias en la aplicación de las leyes racisatas nazis. Rolf Steinberg inquiere en esta entrevista los motivos de aquellas leyes.

Steinberg: ¿Quienes de entre los acusados eran a su juicio los primeros responsables de la legislación de Nuremberg?

Kemmper: En primera línea habría que situar a Hitler, cuya responsabilidad, por otra parte, se mantuvo muy en la sombra durante el proceso. También compartieron esta culpabilidad su lugarteniente, Rudolf Hess, y el ministro del interior, Wilhelm Frick, contra quien yo mismo llevé la acusación en el primer Tribunal Internacional de Nuremberg.

Steinberg: ¿Que papel jugaron el texto y la aplicación de las leyes de Nuremberg en las acusaciones de crímenes contra la humanidad?

Kemmper: Fueron el preludio más decisivo de éstos crímenes que siguieron a las leyes.

Steinberg: ¿Hubo en la sentencia alguna alusión expresa a dichas leyes?

Kemmper: En la sentencia dictada contra Frick se aludió expresamente a las normas dictadoras contra los judíos por los nacionalsocialistas. El fiscal implicó también a Rudolf Hess en este sentido, pero Hess no fue condenado por ello. La razón es que entonces no había pruebas fehacientes contra él.


Steinberg: ¿Que ocurrió entonces?

Kemmper: En primer lugar, durante el llamado proceso de la Wilhelmstrasse se dieron a conocer numerosos detalles sobre la ejecución de las leyes de Nuremberg. Yo mismo hice valer este criterio en relación con el proceso a que fue sometido el antiguo subsecretario del Ministerio del Interior del Reich, Wilhelm Stuckardt. Durante los interrogatorios, especialmente en el de un testigo tan expresivo y fiel como era el consejero ministerial Bernhard Losener, del departamento del Interior, quedó patente el tira y afloja en torno a las leyes de Nuremberg.


Steinberg: Quien lea la prensa de la época se llevará una gran sorpresa ¿No es así?

Kemmper: Efectivamente. Hitler había dado la orden, un día antes de la promulgación, de que se decretasen aquellas leyes como culminación de la obra del congreso del partido de 1935. Para ello, el reichstag, convocado en Nuremberg, contó apenas con veinticuatro horas para poner en vigor la ley, una vez concluida su elaboración por los distintos Ministerios. La mayor presión se ejerció desde la llamada Cancillería del partido del Fuhrer, en Munich. Su jefe era Rudol Hess. A su lado se hallaban dos personajes importantes que poseían una influencia notable y disfrutaban de gran ascendiente sobre Hitler. Uno de ellos era Sommer, consejero ministerial, que pasaría de la Casa Parda al Tribunal de la Administración del Reich, y otro, el llamado "jefe de los médicos del Reich", Gerhard Wagner, que trabajaba a las órdenes de Rudolf Hess. Wagner tenía acceso inmediato hasta Hitler. Al otro lado figuraban el Ministro del Interior, Frick, sus subsecretarios, Stuckardt y Pfundtner, y el consejero para cuestiones judías del mismo departamento, Bernhard Losener. Sin embargo, este último actuaría como un artefacto de explosión retardada.


Steinberg: ¿Era posible resistirse a una orden del Fuhrer?

Kemmper: Hitler y sus colaboradores de la Cancillería del partido pretendían incluir en el ámbito de esta ley no sólo a los judíos puros, sinó también a aquellos cuya sangre estaba mezclada. Aparte de esto, habían de disolverse forzosamente todos los matrimonios mixtos. Esto provocaría duras confrontaciones entre la Cancillería del partido y el Ministerio del Interior. En sesiones nocturnas furon tomando cuerpo los decretos que en la misma víspera de promulgación todavía contaban con muchos detractores dispuestos a impedir su aprobación. El Ministerio del Interior del Reich pretendía lograr, en medio de flores de retórica, que las leyes limitasen su alcance a los ciudadanos puramente judíos. Incluso se distribuyó un despacho a la prensa exponiendo tal criterio. Hitler, sin embargo, desautorizó de su puño y letra esta posición en el último momento. A la vista del texto definitivo era claro que las leyes habrían de tener un alcance más amplio.

Steinberg: La precipitada promulgación de esta normativa sería completada en Noviembre de 1935 mediante nuevos decretos que detallaban las condiciones de aplicación de las leyes precedentes. Algún que otro burócrata ministerial muy conspicuo tomaría inmediatamente la pluma para comentar esas normas. Es el caso del doctor Hans Globke, que usted luego presentaría como testigo en Nuremberg.

Kemmper: En relación con este punto quiero subrayar que Globke no cooperó en la redacción de las leyes. La labor correspondió al consejero para asuntos judíos del Ministerio del Interior, Losener.


Steinberg: Usted puso de relieve el papel decisivo que jugó en Nuremberg el principal acusado, Rudolf Hess. Hess permanece en la prisión de Spandau como último prisionero que cumple una sentencia por crímenes de guerra a pesar de haber superado ya los ochenta años de edad. ¿Qué opina usted sobre un indulto en relación con las leyes de Nuremberg?

Kemmper: Durante doce meses he tenido la ocasión de sentarme a diario frente a Hess. Es un excéntrico, pero en modo alguno loco. Sabía perfectamente lo que hacía. Si lleva detenido más de treinta y cinco años tengo que decir a este respecto lo que pienso de todos los sentenciados a cadena perpetua: debería ser puesto en libertad por motivos humanitarios. Sin embargo todavía pesa sobre Hess una acusación de la administración de justicia alemana respecto a su participación en el asesinato de los jefes de las SA y de otras personas a raíz del supuesto Putsch de Rohm, el 30 de Junio de 1934. Este proceso no se ha celebrado porque Hess se encuentra en poder de los aliados.

Steinberg: Pero en principio usted se inclina por la gracia...

Kemmper: Sí. Pero esto no quita que, ante la opinión pública, quede bien claro hasta qué punto Hess cooperó en la redacción y puesta en práctica de las leyes antijudías. Indudablemente jugó un papel importantísimo en esta materia, como ministro responsable que era. Desde luego la normativa llegó mucho más lejos que las leyes antisemitas nazis anteriores a 1933. Las que siguieron declaraban delito la simple pertenencia a una raza determinada, algo al fin al cabo característico de la especie humana.

Steinberg: En este sentido las leyes de Nuremberg fueron la puerta burocrática por la que entraría después la decisión de exterminar a los judíos

Kemmper: Completamente de acuerdo. En virtud de estas leyes muchos caerían víctimas en Auschwitz y Treblinka estigmatizados por el propio Estado.



Gracias por estar
"La esclavitud crece sin medida cuando se le da apariencia de libertad."
Ernst Jünger

Wulf
Expulsado
Mensajes: 36
Registrado: Lun Sep 03, 2007 11:26 am

Mensajepor Wulf » Lun Sep 03, 2007 3:10 pm

Yo he leído muchas de las traduciones de las cartasde Hess, así como dos entrevistas hechas su hijo ( el cual esta muerto ya). Rudolf Hess en todas las entrevistas nuna pudo ni besar, ni tocar,ni abrazar a su hijo ni mujer en las visitas a carcel, nunca pudo hablar con él de temas anteriores al 45. Hess según la autopsia echa por orden de su hijo, fue asesinado mediante estrangulación, el muro de Berlin estaba apunto de caer y se sabe que con la Perestroika Hess quedaría libre y podría contar todo lo que no pudo en esos 40 años largos. un lbro interesante que habla de ello es este os dejo el link.

http://www.edicionesnuevarepublica.com/zz_hess.gif

Avatar de Usuario
leytekursk
Expulsado
Mensajes: 234
Registrado: Mié Dic 27, 2006 4:00 am
Ubicación: Talcahuano, Chile
Contactar:

Mensajepor leytekursk » Dom Oct 28, 2007 5:20 pm

¿Qué es esto? ¿Una muestra de humor inglés?...

Imagen

fuente http://www.secretscotland.org.uk/index. ... HessFlight

Traduzco para los amigos que no leen inglés:
"Esta piedra marca el lugar donde el valiente y heróico Rudolf Hess se lanzó en paracaídas la noche del 10 de mayo de 1941, buscando terminar la guerra entre Gran Bretaña y Alemania"

No entiendo nada...


Saludos

amf
Miembro
Miembro
Mensajes: 66
Registrado: Mar Dic 07, 2010 9:47 pm

Hess después de la guerra

Mensajepor amf » Vie Ago 05, 2011 2:59 pm

Muchos son las historias que han circulado sobre Rudolf Hess, el lugarteniente del Führer, desde que abandonó Alemania en 1941, y especialmente desde su juicio en Nuremberg:

-Unos aseguran que el hombre que se juzgó en Núremberg no era el auténtico Rudolf hess, pues este carecía de una cicatriz fruto de la I Guerra Mundial que sí tenía el auténtico hess. Además, aseguran que el vuelo que hizo hess era prácticamente imposible. pero si ese hombre no era Hess ¿cómo es que sus compañeros de Núremberg no se percataron de esto?

-La que más ha circulado sin ninguna duda acerca de hess en prisión es la de su amnesía. ¿Auaténtica o falsa? MIentras algunos como Speer, aseguran que Hess había perdido totalmente el juicio, ni siquiera escuchando cual había sido su acusación, felicitando a Streicher cuando iba de camino a la horca y alzando el brazo ante los charcos de sangre del patíbulo de Nuremberg donde habían sido ahorcados los condenados; algunos investigadores como Paul maracin aseguran que Hess fingió esa amnesia, y que así mismo lo declaró el propio hess en Nuremberg:
"Las razones por las que fingí mi amnesia fueron técnicas. De hecho, sólo he perdido cierta capacidad de concentración. Pero mi capacidad para seguir el juicio, defenderme, preguntar a los testigos y responder las preguntas por mí mismo no esta mermada."

-Y por último otro de los elementos que se ha hablado mucho es ¿Hess se suicidó o fue asesinado?


¿Qué pensais acerca de todas estas cuestiones?¿Qué podeis aportar?

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9102
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Hess después de la guerra

Mensajepor José Luis » Sab Ago 06, 2011 10:01 am

amf escribió:¿Qué pensais acerca de todas estas cuestiones?¿Qué podeis aportar?


Sobre lo del "auténtico Hess", una bobada fruto de la ignorancia. Sobre su supuesta amnesia, discutible (ficticia, si hacemos caso al propio Hess). Sobre su muerte:

[A finales de 1969, Rudolf Hess enfermó de gravedad. Entre el 24 de noviembre y el 13 de marzo de 1970, estuvo ingresado en el hospital militar británico, donde lo trataron de una obstrucción provocada por una úlcera que, después de cerrarse espontáneamente, le había estrechado el intestino, lo que derivó en una peritonitis que estuvo a punto de acabar con su vida. Los teóricos de la conspiración que sostienen que los británicos asesinaron a Hess (o a su doble) deberían estudiar los registros de la prisión de Spandau durante los últimos años de Hess, pues en ellos encontrarían no pocas afirmaciones al efecto de que las pruebas médicas y los ingresos de Hess fueron por el propio bien del paciente. A pesar de que incluso el oficial médico soviético coincidía en que su estado era crítico, Hess se negó al traslado durante más de una semana. Los aliados estaban dispuestos a ingresarlo en el hospital con o sin su consentimiento, y valoraron las implicaciones legales de someter al paciente a una intervención, sin el permiso de este, con el fin de impedir una muerte evitable y la subsiguiente tormenta política. Los soviéticos, que siempre habían sospechado de los males que aquejaban a Hess, estaban decididos a prolongar la vida del prisionero a pesar de la negativa de este a pasar por el quirófano....

(...) A las 14.30 h del 17 de agosto de 1987, durante su paseo vespertino entre los muros de la cárcel de Spandau, Rudolf Hess entró en la caseta del jardín. Se había acostumbrado a leer los peródicos o a echarse la siesta allí, cuando la temperatura por la tarde era agradable. El reglamento de la cárcel prohibía que el vigilante que lo escoltaba lo perdiera de vista. Por ese motivo, los guardias soviéticos observaban a Hess a través de las ventanas de la caseta del jardín. Sin embargo, los aliados habían acabado por permitir que el preso de 93 años disfrutara de un poco de intimidad. La tarde del 17 de agosto, el vigilante de guardia era Anthony Jordan, un afroamericano al que Hess había intentado que echaran en repetidas ocasiones por motivos raciales y al que sus superiores habían ordenado que tratara al cascarrabias de Hess con un poco de mano izquierda. En los últimos tiempos, Jordan concedía a Hess unos minutos de privacidad durante los ratos de ejercicio.

Consciente de la oportunidad, Hess actuó. En la caseta había un alargo de cable eléctrico que Hess utilizaba con las lámparas de lectura. El enchufe del cable estaba atado, como habitualmente, a la maneta de la ventana, a poco más de un metro del suelo. Hess se enrolló el otro extremo alrededor del cuello y se colgó desplomándose sobre el suelo. Jordan encontró a Hess unos pocos minutos después; retiró el cable, colocó al reo en el suelo, sobre una almohada, y buscó ayuda médica. Sin embargo, los intentos de reanimar a Hess por parte de los auxiliares sanitarios fueron en vano. A las 15.12 h llegó la ambulancia que trasladó a Hess al hospital militar británico, donde certificaron su defunción a las 16.10 h. En el bolsillo de los pantalones de Hess se encontró una nota manuscrita de suicidio en el reverso de una carta de su nuera Andrea. El encabezamiento rezaba: "Ruego a los alcaides que lo envíen a casa. Escrito unos minutos antes de mi muerte".

Dos días más tarde, el 19 de agosto de 1987, J. Malcolm, el médico forense británico del London Hospital Medical College, llevó a cabo una autopsia completa en el hospital militar británico en presencia de los oficiales médicos de cada una de las cuatro potencias. Tomaron muestra toxicológicas, que fueron enviadas para su análisis a un laboratorio de Londres. La muerte de Hess se debía a la asfixia, la compresión del cuello y el ahorcamiento. Las marcas del cuerpo, a excepción de las causadas por el cable, correspondían a los intentos de reanimación......De vuelta a Spandau, el Departamento de Investigaciones Especiales británico (SIB) abrió una investigación exhaustiva sobre la muerte de Hess, cuyo informe se concluyó el 11 de septiembre de 1987. La causa de la muerte había sido una insuficiencia cardíaca debida a la asfixia. La nota de suicidio era auténtica, y Anthony Jordan había cumplido con su deber correctamente y según el reglamento de la cárcel
]. Norman J. W. Goda, El Oscuro Mundo de Spandau. Barcelona: Crítica, 2008, p. 377 (primer parágrafo), 415 y 416, resto.

Recomiendo la lectura de Hess en este libro de Goda (capítulo 6, "'No me arrepiento de nada': el problema de Rudolf Hess", pp. 348-433), pues es una buena cuenta para desmontar casi todos los mitos sobre Hess y dejar sentada una información sólidamente fundada y documentada.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
bixus
Miembro
Miembro
Mensajes: 198
Registrado: Mar Ago 10, 2010 4:14 pm

Re: Hess después de la guerra

Mensajepor bixus » Mar Ago 23, 2011 3:49 pm

Muy buena información. Gracias.

Saludos.

Avatar de Usuario
monastelar
Miembro
Miembro
Mensajes: 63
Registrado: Mar May 10, 2011 7:07 pm
Ubicación: München

Hess después de la guerra

Mensajepor monastelar » Jue Feb 02, 2012 5:08 pm

José Luis escribió:
amf escribió:¿Qué pensais acerca de todas estas cuestiones?¿Qué podeis aportar?


Sobre lo del "auténtico Hess", una bobada fruto de la ignorancia. Sobre su supuesta amnesia, discutible (ficticia, si hacemos caso al propio Hess). Sobre su muerte:

[A finales de 1969, Rudolf Hess enfermó de gravedad. Entre el 24 de noviembre y el 13 de marzo de 1970, estuvo ingresado en el hospital militar británico, donde lo trataron de una obstrucción provocada por una úlcera que, después de cerrarse espontáneamente, le había estrechado el intestino, lo que derivó en una peritonitis que estuvo a punto de acabar con su vida. Los teóricos de la conspiración que sostienen que los británicos asesinaron a Hess (o a su doble) deberían estudiar los registros de la prisión de Spandau durante los últimos años de Hess, pues en ellos encontrarían no pocas afirmaciones al efecto de que las pruebas médicas y los ingresos de Hess fueron por el propio bien del paciente. A pesar de que incluso el oficial médico soviético coincidía en que su estado era crítico, Hess se negó al traslado durante más de una semana. Los aliados estaban dispuestos a ingresarlo en el hospital con o sin su consentimiento, y valoraron las implicaciones legales de someter al paciente a una intervención, sin el permiso de este, con el fin de impedir una muerte evitable y la subsiguiente tormenta política. Los soviéticos, que siempre habían sospechado de los males que aquejaban a Hess, estaban decididos a prolongar la vida del prisionero a pesar de la negativa de este a pasar por el quirófano....

(...) A las 14.30 h del 17 de agosto de 1987, durante su paseo vespertino entre los muros de la cárcel de Spandau, Rudolf Hess entró en la caseta del jardín. Se había acostumbrado a leer los peródicos o a echarse la siesta allí, cuando la temperatura por la tarde era agradable. El reglamento de la cárcel prohibía que el vigilante que lo escoltaba lo perdiera de vista. Por ese motivo, los guardias soviéticos observaban a Hess a través de las ventanas de la caseta del jardín. Sin embargo, los aliados habían acabado por permitir que el preso de 93 años disfrutara de un poco de intimidad. La tarde del 17 de agosto, el vigilante de guardia era Anthony Jordan, un afroamericano al que Hess había intentado que echaran en repetidas ocasiones por motivos raciales y al que sus superiores habían ordenado que tratara al cascarrabias de Hess con un poco de mano izquierda. En los últimos tiempos, Jordan concedía a Hess unos minutos de privacidad durante los ratos de ejercicio.

Consciente de la oportunidad, Hess actuó. En la caseta había un alargo de cable eléctrico que Hess utilizaba con las lámparas de lectura. El enchufe del cable estaba atado, como habitualmente, a la maneta de la ventana, a poco más de un metro del suelo. Hess se enrolló el otro extremo alrededor del cuello y se colgó desplomándose sobre el suelo. Jordan encontró a Hess unos pocos minutos después; retiró el cable, colocó al reo en el suelo, sobre una almohada, y buscó ayuda médica. Sin embargo, los intentos de reanimar a Hess por parte de los auxiliares sanitarios fueron en vano. A las 15.12 h llegó la ambulancia que trasladó a Hess al hospital militar británico, donde certificaron su defunción a las 16.10 h. En el bolsillo de los pantalones de Hess se encontró una nota manuscrita de suicidio en el reverso de una carta de su nuera Andrea. El encabezamiento rezaba: "Ruego a los alcaides que lo envíen a casa. Escrito unos minutos antes de mi muerte".

Dos días más tarde, el 19 de agosto de 1987, J. Malcolm, el médico forense británico del London Hospital Medical College, llevó a cabo una autopsia completa en el hospital militar británico en presencia de los oficiales médicos de cada una de las cuatro potencias. Tomaron muestra toxicológicas, que fueron enviadas para su análisis a un laboratorio de Londres. La muerte de Hess se debía a la asfixia, la compresión del cuello y el ahorcamiento. Las marcas del cuerpo, a excepción de las causadas por el cable, correspondían a los intentos de reanimación......De vuelta a Spandau, el Departamento de Investigaciones Especiales británico (SIB) abrió una investigación exhaustiva sobre la muerte de Hess, cuyo informe se concluyó el 11 de septiembre de 1987. La causa de la muerte había sido una insuficiencia cardíaca debida a la asfixia. La nota de suicidio era auténtica, y Anthony Jordan había cumplido con su deber correctamente y según el reglamento de la cárcel
]. Norman J. W. Goda, El Oscuro Mundo de Spandau. Barcelona: Crítica, 2008, p. 377 (primer parágrafo), 415 y 416, resto.

Recomiendo la lectura de Hess en este libro de Goda (capítulo 6, "'No me arrepiento de nada': el problema de Rudolf Hess", pp. 348-433), pues es una buena cuenta para desmontar casi todos los mitos sobre Hess y dejar sentada una información sólidamente fundada y documentada.

Saludos cordiales
JL



Buenisima observación, muchas gracias.
Only someone who feels crushed by a present concern and wants to throw off the burden at any cost has a need for critical, that is judging and condemning historiography.
Nietzsche.

anxo
Usuario
Usuario
Mensajes: 20
Registrado: Jue Mar 31, 2011 1:58 am

Re: Hess después de la guerra

Mensajepor anxo » Sab Nov 17, 2012 5:00 pm

lo que mas nos inquieta del asunto Hess, por un lado la desproporcion de su condena, en comparacion con otros
y por otro la opacidadad a la que fue sometido durante todo su cautiverio, ninguna entrevista, ninguna declaracion, algo sabia y algo demasiado comprometedor para sus carceleros,
¿Sabremos algun dia algo sobre su misterioso viaje?

Avatar de Usuario
Antonio Machado
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5048
Registrado: Mié Ago 03, 2011 3:40 pm
Ubicación: Nueva York, E.E.U.U.

Re: Rudolph Hess: biografía gráfica

Mensajepor Antonio Machado » Sab Oct 05, 2013 10:46 pm

Hola Cetme, apreciado amigo:

cetme escribió:Documental sobre este dirigente y su vuelo hacia Gran Bretaña.
http://www.youtube.com/watch?v=VtDHGpgvv8Q

Muy interesante video, son 44 minutos que no tienen desperdicio, gracias por compartirlo... :sgm111:


Ciertamente que ese vuelo en solitario que Rudolf Hess efectuó a Escocia el 10 de Mayo del '41 constituye uno de los misterios más hondos de la SGM, ésa es una incógnita envuelta en un enigma, se conocerá algun día la verdad verdadera de lo ocurrido ?


Los historiadores e investigadores no logran ponerse de acuerdo sobre lo ocurrido: cuál fue la intencionalidad real detrás de su vuelo solitario al Sur de Escocia procurando una entrevista con el Duque de Hamilton, en Mayo de 1941 ? tantos libros, tantas teorías al respecto...


En las pasadas décadas he leído dos o tres obras al respecto, con perspectivas distintas y hasta contradictorias entre los autores; además, en este magnífico Foro he leído diversas opiniones, teorías e hipótesis explicativas.


Posiblemente Rudolf Hess y su famoso vuelo pasarán a la historia como un "misterio envuelto en un enigma" tal como muchos otros en el largo quehacer humano: la suerte de Anastasia Romanov, el asesinato del Presidente Lincoln, el asesinato del Presidente Kennedy, el destino final de la aviadora Amalia Earhart y tantos otros: posiblemente nunca se sepa la "verdad verdadera" y definitiva.


En ese interesante video se comenta algo sobre el misterio que rodea ese caso: el Lord Clydesdale (Marqués Clydesdale), el papel del Duque de Hamilton; en el minuto 27 del video se dice que a su llegada a Escocia, el avión de Rudolf Hess fue iluminado por los reflectores de la Defensa antiaérea escocesa pero recibieron orden de no dispararle: sería porque lo estaban esperando, según un acuerdo convenido previamente...? lo mismo se dice que se iluminó la autopista (supuestamente para facilitarle su aterrizaje), ése dato aparece en una o dos de las obras que he leído, todo éso es muy curioso y ha dado lugar a muchas especulaciones.


Algunos autores inclusive conjeturan sobre los supuestos términos de la oferta de paz que Hitler enviaba al Gobierno Británico a través de Rudolf Hess: el retiro de las tropas alemanas de todos los territorios ocupados en el Oeste, la separación de Churchill de su cargo, etc.


En el video se menciona un aspecto que yo desconocía: la hipótesis de que el Gobierno Británico pudo haber usado un doble de Rudolf Hess.


Muy interesante también lo que se menciona del vuelo accidentado, en el cual supuestamente participaba Lord Clydesdale (decimocuarto Duque de Hamilton), sobre quien encontré esta reseña en Wikipedia (lamentablemente sólo en inglés, no aparece la traducción al Castellano):


http://en.wikipedia.org/wiki/Douglas_Do ... f_Hamilton



Y un link a una noticia relacionada con el tema de Rudolf Hess y su aciago vuelo a Escocia, una noticia, aparecida en el periódico "El Mundo" de España:


http://www.elmundo.es/elmundo/2012/04/2 ... 38972.html


Y finalmente una reseña biográfica de Rudolf Hess en Wikipedia en Castellano:


http://es.wikipedia.org/wiki/Rudolf_Hess



Saludos cordiales desde Nueva York,


Antonio Machado :sgm65:

"In libris libertas" ("En los libros está la libertad")

"Omnia cum Honore, Omnia cum Decorum" ("Todo con honor, todo con decoro")

“La religiosidad es una enfermedad infantil colectiva: las religiones son el sarampión de la Humanidad. Con el tiempo y la razón, las supersticiones religiosas desaparecerán de la imaginación humana.” Sigmund Freud.

"Hace 300 años me hubieran quemado vivo en la hoguera cristiana de la Santa Inquisición, hoy las hordas nazis solamente queman mis libros: algo hemos avanzado". Sigmund Freud.

"Las religiones son el opio de los pueblos". Karl Marx.

"Tú no vengas a rezar a mi casa, yo no iré a pensar a tu iglesia..."

"Odi profanum vulgus at arceo" ("Odio la vulgaridad y la mantengo a distancia"). De las "Odas" de Homero.
Última edición por Antonio Machado el Lun Oct 07, 2013 8:16 pm, editado 1 vez en total.
Con el Holocausto Nazi en contra de la Raza Judía la inhumanidad sobrepasó a la humanidad.

Avatar de Usuario
cetme
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 737
Registrado: Jue Feb 19, 2009 9:23 pm

Re: Rudolph Hess: biografía gráfica

Mensajepor cetme » Lun Oct 07, 2013 8:08 pm

Fue el ultimo prisionero en la carcel de Spandau.Su muerte,parece ser que esta envuelta en cierto misterio.Este documental nos da otra vision sobre este nazi.
https://www.youtube.com/watch?v=aTj8gV32J2k

Paulaner
Miembro
Miembro
Mensajes: 66
Registrado: Mié Jul 08, 2009 7:00 pm

Re: Hess después de la guerra

Mensajepor Paulaner » Sab Ene 09, 2016 9:09 pm

No me cuadra esta historía, ¿suicidarse con 93 años por sí mismo? Si él tenía permiso para leer la prensa bien sabría que existían manifestaciones tanto en la RFA como en la RDA para exigir su liberación. ¿No se lo cargarían debido, entre otras cosas, a ello? ¡Pero si está documentado que Hess no podía, debido a su edad, ni atarse por sí mismo los cordones de sus zapatos! ¿cómo iba a ahorcarse por sí mismo?

Mi opinión: a Hess no pudieron cargarselo en Nuremberg. Tras décadas de encarcelamiento en Spandau la situación se volvió límite: una prisión para un solo recluso, protestas ciudadanas, la URSS negándose en redondo a liberar al abuelete Hess (ellos sabrán por qué y qué sabía o había hecho Hess, yo lo desconozco), la Guerra Fría llegando a su fin, el abuelete Hess en con casi 100 años no fallecía (¿para qué créeis que estaba condenado a cadena perpétua si no?).

En fin, ....

jpeiper
Expulsado
Mensajes: 147
Registrado: Mar Ene 09, 2007 9:58 pm
Ubicación: Asunciòn,Paraguay

Re: Hess después de la guerra

Mensajepor jpeiper » Mar Ene 26, 2016 5:56 pm

Cosa curiosa, el ex- presidente Jimmy Carter estando de servicio en Alemania fue uno de sus guardias y recordaba lo ameno de su conversación, su hijo se casó en segundas nupcias aqui en Paraguay y le sobrevive Vivian Hess de nacionalidad paraguaya es nutricionista de profesión y ejerce aquí en Asunción sin cambiarse de apellido.
jpeiper

Avatar de Usuario
Audie Murphy
Moderador
Moderador
Mensajes: 3600
Registrado: Dom Oct 09, 2005 7:38 am

Re: Rudolph Hess: biografía gráfica

Mensajepor Audie Murphy » Jue Ene 28, 2016 1:01 pm

unidos en biografrías los temas "Hess después de la guerra" y "Rudolph Hess: biografía gráfica"

asimismo se cambia el título del hilo con el nombre completo del protagonista, simplificamos así la búsqueda para ulteriores aportaciones


ps: el apellido alemán correcto sería Heß
"El mal existe cuando las personas buenas no hacen lo que es correcto"

Paulaner
Miembro
Miembro
Mensajes: 66
Registrado: Mié Jul 08, 2009 7:00 pm

Re: Rudolf Walter Richard Hess

Mensajepor Paulaner » Vie Abr 29, 2016 7:07 pm

No me creo las versiones oficiales.

Por una parte Hess representaba al Reich alemán, pero no participó en la II GM (todo lo contrario).
Pero, por otra parte, Hess era de la élite de las sociedades secretas Vril y Thule, sabía de la "guerra de la Magía" que fue la II GM (palabras de Churchill). Hay millones de documentos no desclasificados, y creo que jamás sabremos la verdad. Pero este tema es muy interesante (intraterrestres, Superiores Desconocidos, general Hans Kammler, etc.


Volver a “Biografías”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado