El mayor enemigo nazi: Pío XI

Acontecimientos políticos, económicos y militares relevantes entre noviembre de 1918 y septiembre de 1939

Moderadores: José Luis, PatricioDelfosse

Avatar de Usuario
KRAKAU
Miembro
Miembro
Mensajes: 120
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:04 am
Ubicación: Villaguay, Entre Ríos, Argentina.

Re: El mayor enemigo nazi: Pío XI

Mensaje por KRAKAU » Mar Nov 29, 2011 3:12 am

En mi opinión, aunque el borrador no fue escrito ni revisado por Pío XI su contenido debía seguir necesariamente ciertas líneas trazadas por él, que lo encargó. A partir de esa pauta creo que el tono de la condena, así como las afirmaciones y las omisiones, representan el "espíritu" del mensaje que el papa quería transmitir, al menos en los trazos gruesos.

He leído con interés tanto el extracto del borrador-encíclica (con cierta dificultad, dado mi limitado inglés) como las intervenciones de ambos y, sopesando los distintos argumentos, no puedo dejar de remarcar dos puntos mencionados por fermat respecto del documento: primero la ausencia de referencias explícitas al régimen nazi que ya se ha discutido, y segundo, pero no menos importante, la recreación que se hace en el mismo de todo tipo de mitos y prejuicios anti-judíos (incluyendo, cuando no, la inefable creencia de que los judíos eran culpables por la muerte de cristo).

En cuanto al primer punto reconozco que el proceder criminal del fascismo queda evidenciado en el documento, también que es loable que Pío XI se preocupara activamente por denunciar esas injusticias aún ante la renuencia (y la oposición categórica) del grueso de la curia vaticana. Dicho esto, no debería subestimarse el poder que hubiera tenido una denuncia que apuntase al régimen nazi con nombre y apellido. Por más duros que fueran los términos en que se condenaran los crímenes, de ninguna manera es lo mismo aludir a sus responsables en forma elíptica que acusarlos directamente. Pío XI, al tanto de la inminencia de su propia muerte y bien consciente de la posición que pretendían tomar sus sucesores ante este problema, debió haber salido con los tapones de punta pues no nombrarlos era ya una concesión. Y si había una coyuntura que exigía una posición clara por parte de la cúpula de la iglesia católica era esta. De la actitud de las demás autoridades vaticanas abroquelándose tozudamente en torno a la política de "apaciguamiento" nada bueno tengo para decir, y mucho menos del derrotero que seguirían durante la guerra (salvo honrosas excepciones). Cabría esperar que ante un peligro de semejante magnitud (el fascismo alemán), un peligro que amenazaba incluso al dogma cristiano, esta institución que dice ser portadora y promotora de los valores más excelsos estuviera a la altura de las circunstancias. Pero no, una vez más en el vaticano primó el pragmatismo, el "arte de lo posible", cuando no los prejuicios y las maniobras conspirativas.

El segundo punto es más grave. Gran parte de la carga crítica del texto (y gran parte de la autoridad moral de quienes lo escribieron) se pierde debido a una serie de afirmaciones antisemitas por momentos furibundas, por momentos paternalistas (lo cual las hace aún más patéticas) presentes a lo largo de buena parte del texto. Que Pío XI condenara la persecución judía pero insistiera en estos tópicos propios del fanatismo más ramplón y oscurantista es algo sumamente incongruente, que atentaba en forma directa contra el mensaje que pretendía dar y que incluso podía llevar a alguien a sintonizar el racismo biológico a partir del antisemitismo religioso secular.
Última edición por KRAKAU el Mar Nov 29, 2011 8:48 pm, editado 3 veces en total.
"En vez de apuntar pa' los mismos caseríos
Apunten pa' arriba, pa' donde hace frío, pa´los del norte
Mala mía, ya lo dije, pero es que no voy con los gringos
Los tengo del tingo al tango y del tango al tingo".

Calle 13, "Querido FBI"

Avatar de Usuario
fermat
Miembro
Miembro
Mensajes: 247
Registrado: Dom Oct 19, 2008 9:26 pm

El mayor enemigo nazi: Pío XI

Mensaje por fermat » Mar Nov 29, 2011 6:28 am

José Luis escribió:Si no se quiere ver en lo anterior una clara e inequívoca referencia a lo que estaba sucediendo con los judíos en Alemania, no diré como tú “apaga y vámonos”, pero me conformo con afirmar que se niega la evidencia.
Una referencia si, pero clara y evidente no; porque para eso habría que haber nombrado de forma explícita al nazismo.
José Luis escribió:En esa encíclica no se condena jamás el “capìtalismo”; ni siquiera aparece ese término. Solo se menta “capital” en relación al trabajo, en varias ocasiones, y una sola vez “régimen 'capitalista'”. Otra cosa es el “liberalismo”, “nacionalismo”, “individualismo”, “imperialismo económico”, “intercionalismo” o “imperialismo” [internacional del dinero].
En primer lugar la palabra capital se usa al menos en una ocasión como sinónimo de capitalismo. Párrafo 101 [...] como cuando el capital abusa de los obreros [...]. Evidentemente el que comete el abuso no es el capital entendido como bienes o dinero invertido en algo, sino el sistema al que se alude.

En segundo lugar, la expresión régimen capitalista aparece no una sino dos veces. La primera mención se da en el párrafo 103 y la segunda en el 104 dónde se añade además la palabra económico: régimen económico capitalista. Y en el párrafo 112 aparece la expresión economía capitalista. Ahora dime; ¿si estas tres expresiones no son sinóminos de capitalismo, que son?.

Si lo quieres ver más claro no hay que consultar la versión inglesa de la encíclica en donde en los párrafos correspondientes se usan las expresiones: capitalist economic system, o capitalist economic regime. Explícame por favor que diferencia ves entre capitalismo, y sistema (o régimen) económico capitalista. Porque yo no veo ninguna y así me hubiera valido, y me hubiera parecido una condena clara y explícita, si en la Encíclica Oculta se hubiera hablado del sistema político nazi, en lugar del nazismo; o del régimen político nacionalsocialista, en lugar del nacionalsocialismo.
José Luis escribió:Pío XI no. LaFarge. De Pío XI no sabemos ni podemos saber cómo trataría este asunto en esa encíclica frustrada.
Una cosa es que LaFarge escribiera el borrador de la encíclica y otra que Pío XI no tuviese nada que ver con lo que se dice en ella. No es descabellado imaginar que Pío XI dio a LaFarge unas directrices generales sobre lo que quería que se escribiese y también ¿por qué no? sobre lo que quería que no se escribiese; y LaFarge se encargó de desarrollar esas directrices en un documento detallado. Si ahora resulta que lo que dice, o no dice, la encíclica solo es atribuíble a LaFarge, que solo él es el responsable del documento, y que no sabemos ni podemos saber como hubiera tratado Pío XI determinados aspectos del mismo; entonces ni podemos estar seguros de que Pío XI quisiese hacer una condena del antisemitismo nazi, ni podemos usar la existencia de este proyecto de encíclica para apoyar la tesis de la oposición de Pío XI al nazismo.
José Luis escribió:Cierto. Dije y digo que le encargó una condena del antisemitismo nazi (y fascista), no la condena de esos regímenes políticos.
Una condena del antisemitismo nazi, diciendo solo antisemitismo, y olvidando la palabra nazi es, a lo sumo, una condena a medias.
José Luis escribió:Pues la diferencia entre condenar un régimen político determinado y una de sus políticas determinadas. Pío XI, en principio, no tenía por qué condenar el nazismo, con cuyo régimen la Santa Sede había concluido un concordato. Le bastaba con condenar el antisemitismo de la política racial nazi (y fascista). Lo hizo en varias ocasiones de palabra, y el borrador de la encíclica introducía una clara y rotunda condena del antisemitismo, que sin nombrar a los nazis o el nazismo, era evidente a qué régimen se refería.
Este es el quid de la cuestión. A Pío XI no le parecía condenable el nazismo, solo algunos aspectos del mismo. Por lo demás, pensaba la Iglesia, era un régimen con el que se "podía trabajar" y desde luego que lo intentaron. En cuanto a la mención del borrador de la encíclica para apoyar la postura de Pío XI, contradice tu afirmación anterior de que la omisión de cualquier referencia explícita al nazismo es solo responsabilidad de LaFarge. Lo que no vale es atribuir las virtudes del documento a Pío XI y sus posibles defectos a LaFarge.
José Luis escribió:En mi opinión, parece evidente que para enjuiciar la actitud de Pío XI ante el nazismo, especialmente su antisemitismo, en un marco de referencia papal, no hay otro papa con quien hacerlo más que con su sucesor.
Sinceramente no veo la razón para enjuiciar la actitud de Pío XI en un marco de referencia papal, exclusivamente. Como bien dices no hay otro papa con quien comparar más que Pío XII, por tanto se trata de un marco muy estrecho. Así pues lo lógico, si queremos ampliar nuestra comprensión de la actitud de Pío XI, y sobre todo si queremos situar dicha actitud en su época; es abrir el marco de referencia. De lo contrario cualquier análisis se queda cojo.
José Luis escribió:Yo no desvío en absoluto la atención de lo que se dice en este hilo, ni lo pretendo. Ese colofón no está motivado por ninguna intervención en el hilo sino que está dirigida a los lectores del mismo, a quienes de entre los mismos pudieran ovlidar por un momento que el causante del genocidio judío fue el régimen nazi. Te pediría, pues, que seas más comedido con tus palabras y no juzgues mis intenciones, que desconoces.
Por favor, repasa lo que escribí y verás que en ningún momento he dicho que tu intención fuera desviar la atención. Lo que dije es que tu comentario acerca de quien tuvo la responsabilidad en el genocidio judío, no es tema de este hilo; y en ese sentido puede desviar la atención, aunque no sea tu intención, de lo que se está tratando aquí ya que abre nuevas vías de debate, ajenas al debate en curso. No seré yo quién lo haga porque comparto tu afirmación, pero alguién podría replicar a ella diciendo que en su opinión los responsables del genocidio no fueron únicamente los nazis, sino que además.... Y ya tenemos montado un debate totalmente distinto al actual. Es a eso a lo que me refiero cuando hablo de "desvíar la atención". No he pretendido molestarte, y no tendría inconveniente en disculparme si hubiera escrito lo que me atribuyes; pero si me pides comedimiento en mis palabras, yo por mi parte te pido que te ciñas a lo que dicen esas mismas palabras, sin quitar ni añadir nada que no esté explícitamente reflejado en ellas; y así verás que de ningún modo he hablado de intencionalidad por tu parte. Una intencionalidad que, en efecto, ni conozco ni puedo conocer.
Última edición por fermat el Mar Nov 29, 2011 7:53 am, editado 2 veces en total.
Nunca se hace el mal tan plena y alegremente como cuando se hace por motivos de conciencia (B. Pascal)

Avatar de Usuario
fermat
Miembro
Miembro
Mensajes: 247
Registrado: Dom Oct 19, 2008 9:26 pm

Re: El mayor enemigo nazi: Pío XI

Mensaje por fermat » Mar Nov 29, 2011 6:30 am

KRAKAU escribió:En mi opinión, aunque el borrador no fue escrito ni revisado por Pío XI su contenido debía seguir necesariamente ciertas líneas trazadas por él, que lo encargó. A partir de esa pauta creo que el tono de la condena, así como las afirmaciones y las omisiones, representan el "espíritu" del mensaje que el papa quería transmitir, al menos en los trazos gruesos.
Esto me parece innegable, y eso mismo he comentado yo en mi mensaje anterior.
Nunca se hace el mal tan plena y alegremente como cuando se hace por motivos de conciencia (B. Pascal)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9372
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

El mayor enemigo nazi: Pío XI

Mensaje por José Luis » Mar Nov 29, 2011 8:33 pm

Hola a todos!

Vamos a ver, voy a contestar a los puntos comunes de krakau y fermat, y luego a los particulares de fermat.

1) El encargo de la encíclica.- Lo que sabemos de la reunión de ese día, 22 de junio de 1938, entre Pío XI y LaFarge corre por cuenta de este último, de su autobiografía de 1954. Es absolutamente evidente que el encargo se lo hizo Ratti, y que le marcaría al jesuita el tema central del mismo (no le iba a decir, valga la vulgaridad, que escribiese una encíclica sobre lo que le viniese en gana). Pero la forma y manera de expresar ese tema (antisemitismo) la dejó Pío XI por completo al libre albedrío del jesuita:

(...) I found he wished to talk to me on the question of racialism, which had now become a burning issue in Italy and in Germany. He said he was continually revolving the matter in his mind, and was deeply impressed by the fact that racialism and nationalism were fundamentally the same.

Cuando el jesuita le preguntó cómo quería que escribiese el texto de la encíclica: ["Say simply," he told me, "what you would say if you yourself were pope."].

Creo que la frase, que he subrayado en negrita, es esclarecedora en cuanto a la total libertad que Pío XI dio a LaFarge sobre cómo tratar el tema encargado. Esa reunión tuvo lugar en Castelgandolfo, lugar al que se había ido el papa para no estar en Roma cuando la visita de Hitler a Mussolini. Después, LaFarge se fue a París, donde trabajo sobre el texto de la encíclica junto con los otros dos jesuitas. En septiembre le entregó el texto a Ledochowski, el cual no llegó al despacho de Pío XI, al parecer, hasta el 21 de enero de 1938, tres semanas antes de su muerte.

2) El texto. Pío XI, sin duda, le marcó a LaFarge las directrices del tema central de la encíclica el 22 de junio, pero el texto, la parte que trata el racismo y antisemitismo, son las ideas propias de LaFarge. La primera parte del texto de la encíclica es, al parecer, por entero del jesuita alemán Gustav Gundlach.

3) ¿Cuál es la razón para creer que Pío XI dejaría el texto intacto como estaba o, por el contrario, cambiaría su tono o su alcance? Yo no sé lo que haría si tuviera tiempo de leerlo y editarlo. Lo único que sé, como precedente, es que Pío XI si cambió sustancialmente el tono y alcance del borrador de la condena del Santo Oficio preparado por Falhauber tras la reunión de enero de 1937.

Cuando Pío XI encargó el texto de la proyectada encíclica a LaFarge, queda claro por éste que la razón de la misma estaba motivada por lo que estaba ocurriendo en Alemania e Italia. Desde esa fecha en adelante, la situación de los judíos en esos dos países fue empeorando (“Cristales Rotos” en Alemania y Leyes para la Defensa de la Raza en Italia, ambas en noviembre de 1938). Con ocasión de la celebración del aniversario en 11 de febrero de 1939 del Tratado de Letrán de 1929, Pío XI preparó un discurso de su puño y letra en las noches del 30/31 de enero y 31 de enero/1 de febrero de 1939 que era un ataque frontal contra el régimen fascista de Mussolini, según opinión de Pacelli, quien temía la ruptura con el régimen fascista, discurso que, junto con el texto de la encíclica de LaFarge, Pacelli ordenó destruir (junto con todas las copias del discurso) el 15 de febrero de 1939 a las 12:40 pm, tal como declaró Tardini. Pío XI tenía pensado discutir el discurso en una reunión con los obispos el 12 de febrero, día siguiente a la celebración del aniversario, y escuchar la opinión de los mismos sobre la situación. Esa discusión iba a versar, según Tardini dijo que le confesó el papa, sobre las cuestiones más candentes del momento, para escuchar las opiniones de sus obispos: Acción Católica, ayuda religiosa en Alemania y en las colonias, y la vulneración del régimen nazi del concordato como consecuencia de la prohibición de los matrimonios entre arios y no-arios. Sea como fuere, la muerte de Pío XI en la noche del 10/11 de febrero frustró su proyecto y su discurso. El discurso se reproduce en los apéndices del libro de Fattorini.

Si tenemos en cuenta esos acontecimientos en Alemania e Italia y la evolución de la posición de Pío XI con respecto a la situación de los judíos en dichos países, posición que iba camino de la confrontación, no me parece aventurado imaginar que de cambiar algo en el texto de LaFarge, Pío XI lo haría para endurecer la encíclica. Claro está que podía dejarla intacta en su contenido, muy probablemente; pero también es probable que cambiara en algo sus formas y tono. No lo sé.

4) Vosotros, krakau y fermat, consideráis que la ausencia del término nazi o una referencia directa al antisemitismo nazi en el borrador de la encíclica, reduce o desvirtúa la eficacia de la misma. Bien, es una opiniçon que respeto pero no comparto. Creo que poner nombre y apellidos al antisemitismo denunciado en el borrador no iba a cambiar esencialmente el objetivo ni el contenido de esa denuncia, a no ser que pensemos que había en Europa en esos momentos otra razón para la denuncia del antisemitismo que no fuera motivada por la situación de los judíos en Alemania e Italia. Estoy completamente convencido que los destinatarios de la encíclica, de emitirse en los mismos términos del borrador, sabrían sin lugar a la duda a qué países se aludía con la denuncia del antisemitismo; y estoy convencido de igual forma que Hitler y Mussolini también lo sabrían.

Esto es todo lo que tengo que decir con respecto al borrador de la encíclica, su contenido y su significancia, y la omisión en el mismo de una referencia explícita al régimen nazi. Y sólo recuerdo finalmente el contexto histórico que lo rodea, 1938, cuando el Holocausto era inimaginable. Y aunque soy consciente de que el verdadero terreno de la Iglesia Católica es el moral y la defensa de su fe y principios, no olvido tampoco que en esas fechas el papa, a parte de ser el máximo líder de esa fe, también era el soberano del Estado de la Ciuadad del Vaticano, recién creado. Y sobre esta base, desde luego para mí sale mucho mejor parado, en sus relaciones con los regímenes nazi y fascista, el papa Ratti que los líderes políticos del resto de Europa. Ratti no porfió hasta última hora, como hicieron aquellos, en el “apaciguamiento” de la fiera. Y no es mi pretensión hacer una defensa a ultranza de este papa y el Vaticano en este asunto; tan sólo intento no dejarme llevar por posturas radicales, pasionales o partidistas a la hora de enjuiciar este tema y dar mi opinión (y que no se deduzca de ello que tildo de eso vuestras opiniones).

En cuanto al anti-judaísmo del borrador de la encíclica. La Iglesia Católica, que no yo, mantuvo desde sus orígenes un anti-judaísmo de naturaleza religiosa. No renegó de él en la época que tratamos (y que yo sepa ni siquiera en la actual, si bien creo recordar que desde los noventa calificó de ofensa a dios el que los cristianos abrazasen el anti-judaismo), y sería una incoherencia que lo hiciese. Para ella, lo veamos errado o no, había una clara diferencia entre su anti-judaismo religioso y el antisemitismo entonces en boga o en alza. Y siguió con esa postura incluso después del Holocausto. Yo no tengo duda alguna que sin anti-judaismo religioso no habría jamás ese antisemitismo biológico, ni llegaría a ser posible la deriva que tomó en el Tercer Reich. Pero el problema, a mi juicio, no es lo que pienso ahora yo (o vosotros), sino lo que entonces creía firmamente la Iglesia, y dentro de ella Pío XI. Retrospectivamente, el anti-judaísmo del borrador de la encíclica no parece más que un vaciado de gasolina al fuego del antisemitismo que se condenaba en la misma; pero no pensaban así ni Pío XI ni los principales de su iglesia. Obraron al respecto dentro de la coherencia religiosa de la Iglesia; desafortunadamente.

Con respecto a los puntos particulares de fermat, y brevemente para no brindar la posibilidad de desviarse del tema. Tal como yo interpreto esa encíclica en relación a lo que tú entiendes por una condena del “capitalismo”, debo decir que en la misma no se trata ese término o sus derivados dentro del mismo significado que se concede al “socialismo” y al “comunismo”, que se condenan. La encíclica no condena el capital ni la propiedad privada; antes al contrario. Lo que condena es el mal uso de ambos conceptos, o el que se antepongan al hombre o al trabajo. El capital, o sus términos derivados, no es rechazado jamás en esa encíclica, salvo en sus abusos o lo que se da a entender por sus abusos. Por eso te dije que no condena el capitalismo. Esto requiere más discusión, pero si gustas lo hacemos por privado, pues aquí no hay espacio ni justificación.

Finalmente y en cuanto al tema del desvío de atención. Lo que tú escribiste, fermat, fue “No desviemos la atención hacia...”, y ahora dices que “Por favor, repasa lo que escribí y verás que en ningún momento he dicho que tu intención fuera desviar la atención”. Bueno, vamos a dejarlo como un malentendido y punto.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
KRAKAU
Miembro
Miembro
Mensajes: 120
Registrado: Mar Mar 08, 2011 1:04 am
Ubicación: Villaguay, Entre Ríos, Argentina.

Re: El mayor enemigo nazi: Pío XI

Mensaje por KRAKAU » Mié Nov 30, 2011 1:23 am

Quisiera agregar por último (y porque no lo dejé nada claro en mi anterior mensaje) que la importancia que yo le adjudico a la mención del régimen nazi en el borrador no viene dada por una necesidad de conjurar posibles confusiones en la identificación de los denunciados, sino por la interpretación que los destinatarios de la encíclica pudieran hacer de la omisión misma (incluidos Hitler y Mussolini), siendo el frustrado documento una declaración pública, y como tal, de por sí susceptible de ser entendido desde múltiples enfoques. En lo personal, y aún teniendo muy en cuenta las consideraciones de José Luis, insisto en que debieron ser absolutamente claros en ese punto.

Saludos cordiales.
"En vez de apuntar pa' los mismos caseríos
Apunten pa' arriba, pa' donde hace frío, pa´los del norte
Mala mía, ya lo dije, pero es que no voy con los gringos
Los tengo del tingo al tango y del tango al tingo".

Calle 13, "Querido FBI"

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9372
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

El mayor enemigo nazi: Pío XI

Mensaje por José Luis » Mié Nov 30, 2011 8:43 am

¡Hola a todos!

Creo interesante aportar, a efectos puramente informativos, la carta que LaFarge escribió a Pío XI, fechada el 28 de octubre de 1938, dando cuenta de las circunstancias alrededor del encargo que le había realizado en junio, su resultado, su entrega a Ledochowski y la estructura del texto de la proyectada encíclica. El enlace es italiano, pero espero que se entienda en lo sustancial:

http://lanostrastoria.corriere.it/2008/ ... ubbli.html" onclick="window.open(this.href);return false;

La prima, scritta da padre LaFarge a Pio XI il 28 ottobre 1938

Santità, Con senso profondo della grave responsabilità che Vostra Santità si degnava di affidare alle mie deboli forze nell'udienza dello scorso giugno, incaricandomi di preparare il testo di un'Enciclica su "Cattolicesimo e Nazionalismo", con un particolare riferimento ai gravi errori del Razzismo, è mia persuasione di dover comunicare a Vostra Santità le seguenti circostanze concernenti i miei lavori.

Obbedendo, come meglio posso, alle direttive che in quell'occasione Vostra Santità aveva voluto gentilmente comunicarmi, ho lavorato intensamente tutta l'estate, aiutato, su istanza del molto reverendo nostro Padre Generale, da uno dei professori della Pontificia Università Gregoriana, alla preparazione di un'Enciclica UNITAS HUMANI GENERIS; l'ho redatta in lingua francese, in buono stile, con divisioni analitiche del testo e 'con, aggiunto, un piano [SOMMARIO ?] particolareggiato-

Lo studio delle materie ivi trattate, con le loro molteplici ramificazioni mi ha condotto alla conclusione che era necessario un certo sviluppo storico e dottrinale, per mettere in piena luce, con una forza argomentativa veramente efficace, la portata, la falsità di tali aberrazioni e, in particolare modo, le loro relazioni reciproche. Adottando tale metodo, ho tenuto presente, inter alia, l'odierna mentalità non cattolica, specialmente nei Paesi anglosassoni. Gli avvenimenti che si sono verificati nella vita pubblica e nella vita della Chiesa dopo la redazione del documento mi hanno fortemente confermato in questo modo di pensare quanto alla necessità e all'opportunità di un tale modo di presentazione.

Tutto I'argomento si fonda sulle due grandi dottrine della dignità della Persona umana e dell'Unità del genere umano, alla luce delle dottrine della ragione e della fede, tenendo conto anche dei dati delle scienze puramente empiriche. La divisione principale dello sviluppo segue tre grandi linee: un'esposizione storica della dissoluzione della vita sociale per il progressivo processo di abbandono dello Spirito nel nostro tempo; una breve esposizione dottrinale dei vincoli di unità tra gli uomini e delle forme principali di pluralità nella vita sociale degli uomini, che conducono a [richiedono) precisazioni particolareggiate sul Nazionalismo, sul Razzismo e sulla questione degli Ebrei; una considerazione pratica sull'azione della Chiesa per l'unità temporale nella vita sociale del nostro tempo.

A fine settembre sono venuto a Roma e ho consegnato il documento direttamente al nostro Reverendissimo Padre Generale, che con tanta degnazione mi aveva concesso ogni facilitazione per la redazione del testo. Grazie a Dio e all'intercessione della Vergine Santa, ho superato un doloroso esaurimento fisico che mi aveva colpito nel mese di agosto. Tuttavia, per ragioni strettamente personali, sono stato costretto a partire immediatamente per l'America.

Tale circostanza mi aveva recato grande dispiacere, perché desideravo vivamente consegnare il documento nelle mani di Vostra Santità. Il nostro Reverendissimo Padre Generale mi aveva promesso di trasmettere quanto prima il testo a Vostra Santità; perciò mi consola il pensiero che esso sia già giunto a Lei, anche se ho dovuto rinunciare alla soddisfazione di presentarlo personalmente.

Prosternandomi ai piedi di Vostra Santità e supplicando la Sua benedizione paterna, resto sempre l'umile e obbediente servo in Gesù Cristo

John LaFarge

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
fermat
Miembro
Miembro
Mensajes: 247
Registrado: Dom Oct 19, 2008 9:26 pm

El mayor enemigo nazi: Pío XI

Mensaje por fermat » Jue Dic 01, 2011 9:40 pm

José Luis escribió:2) El texto. Pío XI, sin duda, le marcó a LaFarge las directrices del tema central de la encíclica el 22 de junio, pero el texto, la parte que trata el racismo y antisemitismo, son las ideas propias de LaFarge. La primera parte del texto de la encíclica es, al parecer, por entero del jesuita alemán Gustav Gundlach.
No dudo que esto fuese así. Ahora bien, la mención explícita del nazismo o, en este caso, la omisión de tal mención, no tiene nada que ver con las ideas de LaFarge, o de cualquier otro, sobre el antisemitismo. A mi me parece más probable que se tratase de una directriz de Pío XI para evitar las repercusiones negativas que dicha mención podría tener para las relaciones entre el Vaticano y Alemania.
José Luis escribió:Pío XI tenía pensado discutir el discurso en una reunión con los obispos el 12 de febrero, día siguiente a la celebración del aniversario, y escuchar la opinión de los mismos sobre la situación. Esa discusión iba a versar, según Tardini dijo que le confesó el papa, sobre las cuestiones más candentes del momento, para escuchar las opiniones de sus obispos: Acción Católica, ayuda religiosa en Alemania y en las colonias, y la vulneración del régimen nazi del concordato como consecuencia de la prohibición de los matrimonios entre arios y no-arios.
Es decir que en febrero de 1939, después de los acontecimientos de la Noche de los Cristales Rotos y todo lo que se derivó de ellos (internamientos masivos en campos de concentración, multas colectivas, etc), las cuestiones "más candentes del momento", a juicio de Pío XI, eran la Acción Católica o las vulneraciones del concordato. Se ve que el antisemitismo nazi no era una cuestión "candente" para Pío XI. A confesión de parte...
José Luis escribió:Y sobre esta base, desde luego para mí sale mucho mejor parado, en sus relaciones con los regímenes nazi y fascista, el papa Ratti que los líderes políticos del resto de Europa. Ratti no porfió hasta última hora, como hicieron aquellos, en el “apaciguamiento” de la fiera.
El argumento de "más eres tu" no me parece válido para justificar la actitud de nadie; pero mucho menos cuando se trata del cabeza de la Iglesia Católica. Una institución que lleva a gala el regirse por imperativos morales. En tal caso la actitud de Pío XI no se debe enjuiciar en función de la de dirigentes políticos "estándar, sino exclusivamente en función de los valores morales que la Iglesia dice defender.
José Luis escribió:Pero el problema, a mi juicio, no es lo que pienso ahora yo (o vosotros), sino lo que entonces creía firmamente la Iglesia, y dentro de ella Pío XI. Retrospectivamente, el anti-judaísmo del borrador de la encíclica no parece más que un vaciado de gasolina al fuego del antisemitismo que se condenaba en la misma; pero no pensaban así ni Pío XI ni los principales de su iglesia. Obraron al respecto dentro de la coherencia religiosa de la Iglesia; desafortunadamente.
Esto es, sin duda, una explicación de lo que pasó; pero no es ni puede ser una disculpa. Al obrar como lo hicieron creo que hicieron más mal que bien, y el hecho de que actuasen así por coherencia, y no por odio, no disminuye su responsabilidad.
Por poner un ejemplo, en la Edad Media la Iglesia fue responsable de la quema de muchas personas acusadas de brujería. Sin embargo, los inquisidores creían sinceramente que al quemar el cuerpo de esas personas, salvaban su alma. Eran, por tanto, coherentes. No obstante, en mi opinión, esto no vale de justificación.
José Luis escribió:Finalmente y en cuanto al tema del desvío de atención. Lo que tú escribiste, fermat, fue “No desviemos la atención hacia...”, y ahora dices que “Por favor, repasa lo que escribí y verás que en ningún momento he dicho que tu intención fuera desviar la atención”. Bueno, vamos a dejarlo como un malentendido y punto.
Ambas cosas escribí, y ambas cosas mantengo. Para nada hablé yo de intencionalidad en mi intervención. Más aún, ni siquiera escribí "No desvíes..." (segunda persona del singular, que hubiera sido lo lógico para referirme a ti) sino "No desviemos..." (primera persona del plural, para incluirme a mi mismo en la acción), en una figura gramatical que se conoce como "plural de modestia" y que como su nombre indica se emplea para quitar subjetividad a lo que se afirma, y también como expresión de cortesía. Si no lo has entendido así, no hay duda que se ha tratado de un malentendido.
Nunca se hace el mal tan plena y alegremente como cuando se hace por motivos de conciencia (B. Pascal)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9372
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: El mayor enemigo nazi: Pío XI

Mensaje por José Luis » Lun Mar 25, 2013 7:33 pm

¡Hola a todos!

No sé si aprovechando la coyuntura vaticana, dimisión de Benedicto XVI y elección de Francisco, lo cierto es que se acaba de publicar el libro del periodista Peter Eisner, The Pope's Last Crusade. How an American Jesuit Helped Pope Pius XI's Campaign to Stop Hitler (New York: HarperCollins Publishers, 2013). Aunque he ojeado algunas páginas del libro (especialmente bibliografía y notas), las que permiten las diferentes vistas-previas, no estoy en condiciones de hacer la más mínima valoración sobre las tesis de su autor.

De la reseña de la editorial, se describen algunas de las revelaciones Eisner:

Varios meses antes de morir en 1963, LaFarge reveló que Vladimir Ledochowski lo engañó y ocultó la encíclica a Pío XI. Ledochowski había prometido a LaFarge, cuando éste le entregó el borrador de la encíclica el 20 de septiembre de 1938, que entregaría el texto al Papa. Pero lo ocultó diciendo que era "demasiado fuerte y provocador".

Otra "revelación" interesante, en realidad llena de morbo, es el supuesto asesinato de Pío XI. El 25 de noviembre de 1938 sufrió dos ataques de corazón, pero se recuperó rápidamente y continuó dirigiendo con "mano dura" los asuntos del Vaticano. El 21 de enero de 1939 Pío XI recibe finalmente, tras haberlo pedido en varias ocasiones, de Lodochowski el borrador de la encíclica de LaFarge, recomendando que se reescriba desde el principio. El 4 de febrero de 1939 el cardenal francés Eugene Tisserrant, un íntimo de Ratti, se reúne con el Papa y lo encuentra sorprendentemente bien. Pero Pío XI muere dos días después. El 10 de febrero de 1939 Tisserrant comenta a su ayudante más íntimo que cree que el Papa fue envenenado por Francesco Petacci, médico papal y padre de Clara Petacci, la amante de Mussolini.

Eisner también sostiene, como tesis central, que hubo una conspiración del ala extrema del Vaticano, liderada por el cardenal Pacelli, contra Pío XI para neutralizar su decisión final de denunciar públicamente los regímenes políticos de Hitler y Mussolini.

En fin, ya veremos.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
TonyGV
Miembro
Miembro
Mensajes: 222
Registrado: Dom Mar 17, 2013 4:39 pm

Re: El mayor enemigo nazi: Pío XI

Mensaje por TonyGV » Vie Abr 12, 2013 6:47 pm

Muy buen articulo camarada, excelente,tengo que decir que este papa llamado Pio XI no hizo absolutamente nada sobre el holocausto judio,y no se enfrento para nada a los nazis,no quiso saber nada,y solo rezaba,todo politica, el estado pontifico no hizo o no quiso saber nada sobre el tema.Excelente post,esta genial.
"Quien diga que la pluma es más poderosa que la espada, evidentemente nunca vio armas automaticas en acción".-Douglas MacArthur .

Avatar de Usuario
Antonio Machado
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5048
Registrado: Mié Ago 03, 2011 3:40 pm
Ubicación: Nueva York, E.E.U.U.

Re: El mayor enemigo nazi: Pío XI

Mensaje por Antonio Machado » Vie Abr 12, 2013 8:31 pm

Hola estimado TonyGV:
TonyGV escribió:Muy buen articulo camarada, excelente,tengo que decir que este papa llamado Pio XI no hizo absolutamente nada sobre el holocausto judio,y no se enfrento para nada a los nazis,no quiso saber nada,y solo rezaba,todo politica, el estado pontifico no hizo o no quiso saber nada sobre el tema.Excelente post,esta genial.
Me parece detectar un error en tu comentario, estimado amigo TonyGV: este Hilo trata del Papa Pío XI, no del Papa Pío XII.

El "Concordato Imperial" celebrado entre la Alemania Nazi y el Vaticano fue firmado en Julio de 1933, en ese momento estaba al mando el Papa Pío XI.

Pero este Papa Pío XI falleció en 1939, en los inicios de la SGM; él ya no existía cuando los Nazis desataron el infame Holocausto, en ese momento la Iglesia Católica era dirigida por Pío XII.

Cuando los Nazis desataron esa iniquidad sin límites, llevando el concepto de "Miseria humana" a un nuevo fondo al asesinar e incinerar a seres humanos por el simple hecho de pertenecer a la admirable raza judía, el Pontífice a cargo de la Iglesia Católica era Pío XII.

Sobre la actitud de Pío XII también se ha escrito mucho, he leído varias obras al respecto, es un tema muy controversial sobre el cual en este excelente Foro se trata en diversos Hilos.

Saludos cordiales desde Nueva York,

Antonio Machado :sgm65:
Con el Holocausto Nazi en contra de la Raza Judía la inhumanidad sobrepasó a la humanidad.

Avatar de Usuario
TonyGV
Miembro
Miembro
Mensajes: 222
Registrado: Dom Mar 17, 2013 4:39 pm

Re: El mayor enemigo nazi: Pío XI

Mensaje por TonyGV » Vie Abr 12, 2013 10:23 pm

A pues kizas tengas razon,pero ya puede ser el papa que sea,que durante la 2GM,la verdad que no ayudaron para nada a los mas debiles,lo siento por mi equivocacion,mea culpa.Saludos desde Barcelona.
"Quien diga que la pluma es más poderosa que la espada, evidentemente nunca vio armas automaticas en acción".-Douglas MacArthur .

Avatar de Usuario
Antonio Machado
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5048
Registrado: Mié Ago 03, 2011 3:40 pm
Ubicación: Nueva York, E.E.U.U.

Re: El mayor enemigo nazi: Pío XI

Mensaje por Antonio Machado » Vie Abr 12, 2013 10:26 pm

Hola TonyGV, estimado amigo:
TonyGV escribió:A pues kizas tengas razon,pero ya puede ser el papa que sea,que durante la 2GM,la verdad que no ayudaron para nada a los mas debiles,lo siento por mi equivocacion,mea culpa.Saludos desde Barcelona.
En ello sí estamos completamente de acuerdo...

Saludos cordiales desde Nueva York,

Antonio Machado :sgm65:
Con el Holocausto Nazi en contra de la Raza Judía la inhumanidad sobrepasó a la humanidad.

Paddy Mayne
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 795
Registrado: Mar Sep 08, 2009 6:56 am

Re: El mayor enemigo nazi: Pío XI

Mensaje por Paddy Mayne » Vie Ago 09, 2013 12:40 am

Intersante, Libros a leer?
Samuel Beckett: "El ario perfecto debe ser rubio como Hitler, esbelto como Goering, bien parecido como Goebbels, viril como Röhn y llamarse Rosenberg"

Avatar de Usuario
Antonio Machado
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5048
Registrado: Mié Ago 03, 2011 3:40 pm
Ubicación: Nueva York, E.E.U.U.

Re: El mayor enemigo nazi: Pío XI

Mensaje por Antonio Machado » Vie Ago 09, 2013 4:28 am

Hola Paddy Mayne, estimado amigo panameño !

Un placer el verte por el Foro... :sgm120:

Paddy Mayne escribió:Intersante, Libros a leer?
Recién he buscado en amazon para contestar tu pregunta, he encontrado varios, entre ellos los siguientes:

- Hitler's Pope: The Secret History of Pius XII by John Cornwell

- The Myth of Hitler's Pope: Pope Pius XII And His Secret War Against Nazi Germany by David G. Dalin

- Hitler, the War, and the Pope by Ronald J. Rychlak

- Hitler, Mussolini and the Vatican: Pope Pius XI and the Speech That was Never Made by Emma Fattorini (Sep 26, 2011)

- The Pope's Last Crusade: How an American Jesuit Helped Pope Pius XI's Campaign to Stop Hitler by Peter Eisner (Mar 19, 2013) - Deckle Edge

Puedes notar que al final de esta última obra dice "Deckle Edge", se refiere a que el tipo de encuadernación es especial, tiene los bordes irregulares tipo "Deckle"; ("Deckle Edge") una característica que me gusta mucho, son los bordes desiguales, es un tipo de impresión que da gusto tener en las manos, es un tipo de encuadernado que causa placer sensorial e invita al tacto; no estoy seguro, pero creo que actualmente ya no se fabrican libros de ese tipo, era un método especial de impresión manual, o al menos incluía segmentos manuales en su proceso de fabricación, creo que el tipo de fibra del papel usado también tenía algo que ver.

Creo que en la actualidad, si bien es cierto que no se sigue el mismo procedimiento, algunas Casas Editoriales logran un efecto similar con nuevas tecnologías.

Aquí una fotografía de ese tipo de bordes tipo "Deckle"

Imagen

Uploaded with ImageShack.us
Fuente: wikipedia.org

Creo que algunos de esos títulos han sido traducidos al Castellano; también existen otras obras en Castellano sobre el mismo tema.

Saludos cordiales desde Nueva York hasta la cuna de Omar Torrijos,

Antonio Machado :sgm65:
Con el Holocausto Nazi en contra de la Raza Judía la inhumanidad sobrepasó a la humanidad.

Responder

Volver a “Temas generales”

TEST