La petición de ayuda militar de Franco a Hitler

Acontecimientos políticos, económicos y militares relevantes entre noviembre de 1918 y septiembre de 1939

Moderadores: José Luis, PatricioDelfosse

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9389
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: La petición de ayuda militar de Franco a Hitler

Mensaje por José Luis » Lun May 05, 2014 2:43 pm

Qué sucedió con los intermediarios

Los destinos de las personas que habían sido instrumentales para promover la decisión de Hitler de ayudar a Franco fueron bien divergentes.

Burbach fue puesto al cargo de un comité de la AO para ocuparse del convenio de Alemania de los refugiados procedentes de España. En enero de 1938 fue asignado a la embajada de Salamanca. Seis meses después se convirtió en cónsul de Bilbao. Parece haber sido una persona sin ambiciones. No hemos hallado ningún registro que vanagloriase el papel que jugó en julio de 1936 hasta que se sintió obligado a escribir al jefe del estado español. Fue muy popular en Bilbao y murió en agosto de 1959.

Langenheim regresó a su amado Marruecos. Gracias a Beigbeder (el nuevo alto comisionado español) solventó sus antiguos problemas con sus propiedades; simplemente los españoles le dieron propiedades nuevas. Fue un invitado frecuente de Beigbeder y trabajó para la Abwehr, al igual que uno de sus hijos. Otro cayó durante la guerra.

A finales de 1944, las autoridades españolas pidieron a Langenheim que abandonara Marruecos. El encargado de negocios [chargé d'affairs] alemán escribió al ministro de Exteriores español en su nombre el 8 de enero de 1945. Recordó que Langenheim, con la ayuda de un segundo ciudadano alemán, había informado al Führer sobre la importancia y posibilidades de la rebelión de 1936. Esto parece indicar que estos altos escalones de los diplomáticos alemanes en España estaban enterados del papel de Langenheim en el periodo de Bayreuth. La gestión fue eficaz: a Langenheim se le permitió acomodarse en la península, aunque no se le escatimaron algunas argucias. Obviamente tenía que pagar un precio por no haber estado en el centro del poder durante los años de guerra.

El capitán Arranz fue ascendido. Según Franke, los alemanes le dieron una importante cantidad de dinero en la ciudad internacional de Tánger. No de forma sorprendente, gravitó hacia los intereses alemanes y participó activamente en los negocios bajo control alemán. Franke nos informó también que Arranz fue uno de los dos españoles que apoyaron la solicitud de Bernhardt de ciudadanía española después de la IIGM.

Como Franco, Bernhadrt también dio en el clavo. Antes de julio de 1936 había especulado con emigrar a Argentina. Tras Bayreuth se convirtió en el sicario de Göring a cargo de un intento alemán cada vez más tenaz para satelizar la economía española. El Tercer Reich podría no haber sido capaz en absoluto de explotar económicamente España antes del golpe, pero esta situación cambió radicalmente más tarde. Bajo las condiciones de una larga guerra civil estaba abierto el camino para penetrar y explotar económicamente España.

Bernhardt se unió a la SS como Obersturmbannführer en 1937. Hacia 1943 se había convertido en Oberführer (cuasi-general) y era uno de los funcionarios más altos de la SS sirviendo fuera de Alemania o en áreas bajo control alemán. También estuvo a la vanguardia de la guerra económica combatida en la península ibérica contra los aliados. Nadando en dinero público hizo muchos amigos, pero también, a causa de su prepotencia, muchos enemigos y no menos entre los españoles. Con gran sangre fría ayudó a sus antiguos enemigos a desentrañar las complejidades de las inversiones públicas alemanas en España. Emigró a Argentina en la década de 1950 y murió en Munich en febrero de 1980.

¿Qué sucedió con el infructuoso ayudante de Mola? José Ignacio Escobar, Marqués de Valdeiglesias, se involucró de lleno en la red de negocios bajo control del Reich en España. Según Franke, Bernhardt lo remuneró con generosidad. Escobar fue el segundo español que apoyó la petición de Bernhardt de nacionalidad española. También se convirtió en vicepresidente de una antigua compañía pública alemana en España, Productos Agrícolas S. A. (Prodag), mediante la cual se habían infiltrado agentes no declarados del SD y la Gestapo. Valdeiglesias tanteó con las relaciones hispano-alemanas en la década de 1950, involucrándose en actividades turísticas y permaneció como miembro veterano de las domadas cortes franquistas hasta su voluntaria disolución en 1976.

Kraneck trepó más en la escala nazi. Jugó por entero el papel de juez de partido. En 1938 entró en el departamento legal de la Wilhelmstrasse y trabajó para Bohle, que lo halagó infatigablemente según su expediente personal del partido nazi. Se convirtió en miembro de un títere Reichstag y murió en acción el 30 de diciembre de 1943 combatiendo por la Gran Alemania.

.../...
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9389
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: La petición de ayuda militar de Franco a Hitler

Mensaje por José Luis » Lun May 05, 2014 3:23 pm

Conclusiones

Este artículo ha mostrado el impacto del azar y la personalidad en una situación histórica particular. Ni la Wilhelmstrasse ni el Ministerio de Guerra estaban a favor de dar ayuda a los rebeldes españoles. Los diplomáticos, el partido nazi y todos los órganos de seguridad de la Alemania nazi habían permanecido en la ignorancia del golpe inminente.

Tres acontecimientos fueron cruciales para la decisión alemana a favor de Franco. El primero fue indudablemente el accidente mortal de Sanjurjo. El segundo fue la posibilidad de obligar a un avión alemán a hacer el fatídico vuelo de Berlín. El tercero fue la utilización de Langenheim, un conocido de otro insignificante miembro de partido, Burbach. Estos sucesos proporcionaron las condiciones necesarias, pero no fueron suficientes en sí mismas. Era lógico que los emisarios de Franco no fueran recibidos con entusiasmo en Berlín. Fuera de la AO nadie en una posición de autoridad habría contemplado ponerlos en contacto con el Führer.

Es bien sabido que el acceso a Hitler era uno de los bienes más raros y preciosos en la vida política del Tercer Reich. Incluso muchos ministros no gozaban de acceso sin restricciones a su líder. El hecho de que los emisarios de Franco pudieran llegar a Hitler en 24 horas es algo extraordinario. Luego la condición suficiente fue la operación de la cadena Burbach-Alfred Hess-Rudolf Hess. Sin ella, habría sido imposible confrontar al Führer con la posibilidad de tomar una decisión históricamente significativa vis-à-vis un país, España, que hasta entonces había estado muy alejada de sus preocupaciones y esfuerzos.

Hitler, conjeturamos, básicamente por razones estratégicas unidas a su ardiente deseo de debilitar la posición de Francia accedió a dar cierta ayuda al general rebelde español. Su intervención fue limitada, pero, si nuestra interpretación es correcta, contenía un elemento dinámico oportuno para llevar al Führer a intensificarla a la perfección.

La importancia del juego de Hitler para la política exterior y militar alemana fue limitada. Tras el semifracaso del golpe militar, la decisión de Hitler fue de la mayor importancia para las partes en conflicto en España. El equilibrio inicial de fuerzas en el teatro español viró a favor de los rebeldes y, en especial, de Franco, contribuyendo de forma significativa a su exaltación dos meses más tarde como gran jefe militar y político.

Fin.

Angel Viñas and Carlos Collado Seidel, “Franco's Request to the Third Reich for Military Assistance”*, Contemporary European History, 11, 2 (2002), pp. 191-210.

Historial y CV de Ángel Viñas:
http://www.angelvinas.es/?page_id=6

Carlos Collado Seidel trabaja desde 2010 en el Instituto de Historia Europea y sus publicaciones pueden consultarse en:
http://www.ngzg.geschichte.uni-muenchen ... index.html

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9389
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: La petición de ayuda militar de Franco a Hitler

Mensaje por José Luis » Lun May 05, 2014 3:27 pm

Chuikov escribió:
Además creo que Ángel Viñas había aparecido muy poco por este foro y, siendo como es uno de los historiadores más importantes españoles sobre la Guerra Civil y un experto en las relaciones germano-españolas, este hilo ya le va haciendo justicia.
Cierto, y totalmente de acuerdo con tu apreciación sobre la excelente obra y aportaciones de Viñas a la historia de la GCE. Seguro que no será la última vez que hablemos de la obra de este insigne historiador español.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9389
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: La petición de ayuda militar de Franco a Hitler

Mensaje por José Luis » Dom May 11, 2014 8:07 am

¡Hola a todos!

Me imagino que quienes hayan leído este artículo de Viñas se habrán preguntado, quizás, cómo fueron los acontecimientos en los casos de Mussolini y Stalin. A tal fin dejo la siguiente bibliografía seleccionada para quien esté interesado en ello.

Para la ayuda de Mussolini:
-Ismael Saz Campos, Mussolini contra la II República: hostilidad, conspiraciones, intervención (1931-1936) (Valencia: Edicions Alfons el Magnánim, 1986). Esta obra de Saz es el estudio pionero sobre el tema y, por tanto, obra de referencia.
-Ismael Saz, El fracaso del éxito: Italia en la guerra de España. Espacio, Tiempo y Forma. Serie V, Historia contemporánea. Año 1992, n. 5, págs. 105-128, disponible en http://espacio.uned.es:8080/fedora/get/ ... ction/view
-Paul Preston, "Musssolini's Spanish Adventure: From Limited Risk to War", en Paul Preston y Ann L. Mackenzie (eds.), The Republic Besieged. Civil War in Spain 1936-1939 (Edinburgh: Edinburgh University Press, 1996), pp. 21-52.
-Paul Preston, "Italy and Spain in Civil War and World War", en Sebastian Balfour y Paul Preston (eds.), Spain and the Great Powers in the Twentieth Century (London & New York: Routledge, 1999), pp. 151-184.
-Morten Heiberg, Emperadores del Mediterráneo. Franco, Mussolini y la guerra civil española (Barcelona, Crítica, 2003).

-Para la ayuda de Stalin:
-Daniel Kowalsky, La Unión Soviética y la guerra civil española. Una revisión crítica (Barcelona, Crítica, 2003). Publicada en inglés como Stalin and the Spanish Civil War (Columbia University Press, 2004), disponible en http://www.gutenberg-e.org/kod01/frames/fkodimg.html
-Stanley Payne, Unión Soviética, comunismo y revolución en España (1931- 1939) (Barcelona, Plaza y Janés, 2003). Publicada en inglés como The Spanish Civil War, the Soviet Union, and Communism (New Haven & London: Yale University Press, 2004).
-Frank Schauff, Der verspielte Sieg. Sowjetunion, Kommunistische Internationale und Spanischer Bürgerkrieg 1936-1939 (Frankfurt am Main: Campus Verlag, 2004).
-Ángel Viñas, La Decisión de Stalin de ayudar a la República: un aspecto controvertido en la historiografía de la Guerra Civil. Historia y Política, núm. 16 (2006): 65-108. Disponible en: https://www.academia.edu/4145594/Stalin ... _Republica

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Responder

Volver a “Temas generales”

TEST