El horror de Nanking

Acontecimientos políticos, económicos y militares relevantes entre noviembre de 1918 y septiembre de 1939

Moderadores: José Luis, PatricioDelfosse

josan
Miembro
Miembro
Mensajes: 191
Registrado: Vie Ene 26, 2007 8:12 pm

Mensajepor josan » Dom Ene 28, 2007 2:49 pm

Yo creia,tonto de mi.que no se podian superar las atrocidades nazis en el frente del este,cometidas en su mayor parte por los tristemente famosos comandos de la muerte y las tropas especiales.aunque de ellas no se libraron algunos miembros del ejercito regular.Me he quedado de piedra al leer este post.¡Que salvajada!Que individuos de un pueblo que presume de tener una educacion refinada,y un sentido del honor tremendo,realizen estas acciones es vomitivo.Por cierto¿que poquito hemos oido hablar de estas acciones de los japoneses en los sesudos documentales de historia,no?un saludo.

Avatar de Usuario
Jorge Romo Perez
Miembro
Miembro
Mensajes: 363
Registrado: Jue Abr 27, 2006 2:15 am
Ubicación: 52º 12' 24" N, 15º 06' 30" E

Mensajepor Jorge Romo Perez » Lun Ene 29, 2007 10:55 pm

Si hay documentales al respecto josan, e inclusive algunos cortos de película original de esas barbaridades. Mi experiencia personal, en lectura de Libros o estudios formales que tratan la historia integral de la segunda guerra mundial, se hace referencia a ello. Por otra parte en el canal de Historia, hace poco tiempo (en México) se presento un especial al respecto de la unidad 731 y el destino de una gran mayoría de estos "científicos" que en la posguerra asumieron cargos importantes en instituciones de salud o de investigación en su país.
En la valiosa aportación de minoru genda falto decir -según este mismo documental- que al término de la guerra esta unidad se disolvió, y soltaron cientos de ratas infectadas de bacilos infecciosos lo que ocasiono más muertes aun.
Ahora bien, efectivamente existe en Japón una política de negación de los hechos, y la consecuente indemnización por añadidura.
Hace varios años ya (1980) , tuve oportunidad, en Harlingen, Texas, durante un airshow de la SGM de platicar brevemente con un veterano que fue prisionero de los japoneses. A el le sacaron todas las uñas de los dedos de los pies, -para conocer alguna información referente a una emisora de radio según me comento- en algún momento, para facilitar la operación le fracturaron previamente a martillazos las mismas uñas.
Realmente salvaje.
"Cuando regreses a casa, dile a tus hijos, que a cambio de su futuro, ofrendamos nuestro presente".
John Maxwell Edmonds (1875 -1958) inscrito en el Kohima 2nd Division Memorial
Imagen

Avatar de Usuario
minoru genda
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 3337
Registrado: Vie Jun 24, 2005 11:25 pm
Contactar:

Mensajepor minoru genda » Mié Ene 31, 2007 4:10 pm

Si Jorge tienes razón me faltó poner eso pero es que lo había puesto en este otro lugar http://www.forosegundaguerra.com/postin ... te&p=31509 para luego poner lo que puse aquí
Esto es lo que puse allí.
minoru genda escribió:Entiendo Jose Luis. :wink:
Solo un par de cosas más, tu sabes que he estudiado algo sobre culturas antiguas y entre ellas los pueblos del medio oriente.
Lo digo, porque no me pilla de sorpresa nada de malo, que la raza humana pueda perpetrar.
Los asirios entraban en las ciudades a saco, torturaban, violaban y mataban de mil y un maneras refinadas, que un ser humano en sus cabales no podría admitir, ni siquiera imaginar y sin embargo ocurrió.
Una última cosa sobre la famosa unidad 731.
3600 integrantes de esa unidad entre científicos, militares y médicos recibieron inmunidad a pesar de los horribles experimentos a los que sometieron a miles de prisioneros, esa inmunidad fue el precio a pagar por los estadounidenses a cambio de los resultados de dichos experimentos.
Los experimentos de la unidad 731 incluian trabajos sobre armas bacteriológicas y por ellos murieron 200000 chinos tras la rendición de Japón, los integrantes de dicha unidad soltaron a miles de animales infectados, éstos provocaron una epidemia de peste que mató a otros 20000.
Y ahora viene lo bueno, un estadounidense justificó la decisión comentando, que la información no la hubieran conseguido nunca debido a los escrúpulos sobre la experimentación con seres humanos. No es solo eso es que además los mismos científicos estadounidenses y de otras nacionalidades continuaron adelante utilizando todos los datos obtenidos con esos experimentos.
He leido tu artículo sobre Nanking y con ser algo nauseabundo, no se si se podría comparar a lo que yo he leido sobre esa unidad que casualmente estaba situada cerca de Nanking, allí pondré algo sobre esos experimentos.
El perdón otorgado a los miembros de la unidad 731 dice muy poco a favor de quienes perdonaron y me atrevo a decir que, en ese caso concreto, son tan culpables por mirar a otro lado, como los mismos autores, queda claro que acuso a quienes permitieron que esa pandilla de asesinos inhumanos quedara impune.
No hay ningún viento favorable para quien no sabe a que puerto se dirige.
Schopenhauer

ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen
http://www.u-historia.com/

Avatar de Usuario
Jorge Romo Perez
Miembro
Miembro
Mensajes: 363
Registrado: Jue Abr 27, 2006 2:15 am
Ubicación: 52º 12' 24" N, 15º 06' 30" E

Mensajepor Jorge Romo Perez » Mié Ene 31, 2007 5:56 pm

Muy valiosa información Minoru Genda, estoy de acuerdo contingo.
Un link para los compañeros del foro que dispongan de una hora para ver un documental (muy completo) de la masacre de Nanking en Internet:
(Les advierto, hay escenas desagradables):

http://brainmind.com/Nanking.html
"Cuando regreses a casa, dile a tus hijos, que a cambio de su futuro, ofrendamos nuestro presente".

John Maxwell Edmonds (1875 -1958) inscrito en el Kohima 2nd Division Memorial

Imagen

Avatar de Usuario
Harry Flashman
Miembro
Miembro
Mensajes: 151
Registrado: Mié Abr 05, 2006 8:29 pm
Ubicación: España

Mensajepor Harry Flashman » Jue Feb 01, 2007 1:20 pm

Hola a todos.
La verdad es que me asombra tanto desconocimiento acerca de las carnicerías perpetradas por los japoneses durante la ocupación de China. ¿Como pensábais entonces que habían muerto tantos millones de chinos? ¿en combate? Eran casi todos civiles, y en su mayor parte murieron de hambre y enfermedades debido a la brutal ocupación japonesa, o masacrados por el Ejército Imperial Japonés.
Respecto al impresentable pasado imperialista japonés, siguen, en especial las clases dirigentes, convencidos de que ellos no hicieron nada que otro no hubiera hecho en su lugar. Ahí tenemos detalles como equiparar criminales de guerra con héroes o simples soldados en el santuario Yasukuni, o la reclamación de las Kuriles, obtenidas por el Japón como botín de la guerra de 1.905, y recuperadas por la URSS en 1.945. Por cierto, parece que la comunidad internacional no ve con malos ojos tales reclamaciones, así que no sólo los japoneses tienen la culpa de su recalcitrante persistencia en el error, también influye el que nadie les obligue a retractarse.
Saludos.
Imagen

Avatar de Usuario
minoru genda
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 3337
Registrado: Vie Jun 24, 2005 11:25 pm
Contactar:

Mensajepor minoru genda » Jue Feb 01, 2007 1:43 pm

Hola Harry Flashman.
No debe sorprenderte ese desconocimiento, pues el hecho de que no se hable de un tema no significa que no haya quien lo conozca, sabemos que murieron, tal y como comentas, millones de chinos, personalmente me creo poco ese nuevo cuño de daños colaterales, (por entonces no existía o no era aplicable) está claro que si mueren millones de habitantes de un país y la mayoría son civiles, algo indecente ha ocurrido, (bombardeos, represalias, asesinatos sin venir a cuento, trato inhumano,...etc.)
Por otra parte, tampoco hay que leer mucho al respecto, para saber como se las gastaban los japoneses, que no respetaban las convenciones internacionales sobre trato a civiles o a prisioneros, e incluso el trato entre ellos mismos hacia subordinados, debido a esa mentalidad tan peculiar en que la obediencia ciega estaba por encima de cualquier otra consideración y la indisciplina se pagaba cara. Como ejemplo, el entrenamiento de las tripulaciones de submarinos era bestial con castigos físicos por la menor nadería imaginable o simplemente porque sí.
Ya ves que visto esto y si entre ellos mismos no sabían guardar unas mínimas normas de respeto, ya no de abajo arriba, (que eso era obligado por los severos castigos, que implicaba la indisciplina en el ejército japonés) pero si desde superiores a subordinados, poco se podía esperar en el trato con todos los presuntos o supuestos enemigos
No hay ningún viento favorable para quien no sabe a que puerto se dirige.
Schopenhauer

ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen
http://www.u-historia.com/

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8918
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Jue Feb 01, 2007 2:05 pm

¡Hola a todos!

Cita de Harry Flashman: [La verdad es que me asombra tanto desconocimiento acerca de las carnicerías perpetradas por los japoneses durante la ocupación de China.]

¿Por qué no ilustras, pues, nuestra ignorancia con varios episodios como el que trata este topic?

Cita de Harry Flashman: [¿Como pensábais entonces que habían muerto tantos millones de chinos? ¿en combate?]

¿Quieres decir que todos esos millones de chinos muertos a los que aludes tuvieron un tipo de muerte similar al de los horrores de Nanking?

Cita de Harry Flashman: [Eran casi todos civiles, y en su mayor parte murieron de hambre y enfermedades debido a la brutal ocupación japonesa, o masacrados por el Ejército Imperial Japonés.]

Vamos a ver, ¿es lo mismo morir de hambre y enfermedad como consecuencia de una brutal ocupación a morir de las horribles maneras que hemos apuntado en Nanking? En este topic se relata una masacre (y ni siquiera tal concepto llega para describir los crímenes innombrables cometidos por los japoneses en Nanking), y tú vienes a asombrarte de nuestro desconocimiento sobre las carnicerías de los japoneses, preguntándonos a continuación cómo creemos que murieron millones de chinos. Luego dices que en su mayor parte murieron de hambre y enfermedad.

¿Me quieres decir qué tiene que ver esto último con los hechos ocurridos en Nanking? ¿Cuál es el significado de tu intervención, además de llamarnos gratuitamente desconocedores del tema? ¿Qué sabes tú lo que yo y demás intervinientes en este topic sabemos o dejamos de saber?

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Harry Flashman
Miembro
Miembro
Mensajes: 151
Registrado: Mié Abr 05, 2006 8:29 pm
Ubicación: España

Mensajepor Harry Flashman » Jue Feb 01, 2007 3:03 pm

Hola a todos.
Creo que tengo perfecto derecho a asombrarme del desconocimiento que parece haber sobre las atrocidades japonesas, en especial respecto del amplio conocimiento que hay de las alemanas. En cualquier historia general de la Segunda Guerra Mundial se hace mención de las mismas, aunque sea de pasada, y he visto mencionada muchas veces la masacre de Nanking (aunque casi nunca se explica con un mínimo de detalle).
No afirmo en ningún momento que los, al menos, diez millones de chinos murieran de la forma en que fueron asesinadas las víctimas de Nanking, pero es fácil caer en la enorme desproporción entre las pérdidas chinas y japonesas en la Segunda Guerra Mundial, y darse cuenta de que la mayor parte de las bajas chinas no pueden ser debidas a la lucha entre ejércitos.
No afirmo saber nada que no sepáis los demás, ni es mi intención ofender a nadie llamándole ignorante, tan solo me llama la atención la amplia difusión de informacion sobre los crímenes alemanes, mientras que los japoneses se mantienen en la sombra, de tal modo que a veces personas con conocimiento de la época apenas han oido hablar de ellos, y eso es lo que he querido señalar.
Respecto de si es más condenable asesinar niños a bayonetazos que quemar cosechas para matar de hambre o esparcir gérmenes patógenos: a mi me parece que ambas acciones conducen al mismo resultado; el que una forma de matar sea más impersonal que la otra no la hace menos repulsiva. Cierto es que hechos absolutamente brutales, como los de Nanking, sobrepasan enormemente los niveles de atrocidad que, desgraciadamente, la humanidad tiene que contemplar con demasiada regularidad, pero eso no hace a los otros asesinos menos malignos que a éstos.
Saludos.
Imagen

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8918
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Jue Feb 01, 2007 4:20 pm

¡Hola a todos!

Estimado Harry Flashman,

Tu último mensaje es, en mi opinión, mucho más razonable (lo comparta o no) que el primero. Aquí has dado una explicación racional de lo que tú piensas al respecto. Pero el primero, deberías releerlo y reflexionar si es así cómo se debe colaborar en un foro de esta naturaleza. Déjame ahora comentar tu última intervención.

Has dicho: [Creo que tengo perfecto derecho a asombrarme del desconocimiento que parece haber sobre las atrocidades japonesas, en especial respecto del amplio conocimiento que hay de las alemanas]

Lo cual no significa ni más ni menos de lo que se podría decir, por ejemplo, de la diferencia de conocimiento existente entre la campaña de Khivkin de 1941 y la campaña de Normandía de 1944; o de la diferencia de conocimiento que hay entre las operaciones militares en el Ártico y las operaciones militares en el Desierto Occidental; o de la diferencia de conocimiento que hay entre la Batalla de Smolensk y la Batalla de El Alamein.

¿Qué significa todo esto? Pues ni más ni menos que la literatura existente, la labor docente en instituos y universidades, el tiempo dedicado en los medios de comunicaciones, y la propaganda del signo que sea, son incontables en unos casos y no pasan de los dedos de una mano en otros. Y por tanto, es lógico que haya temas de la IIGM que se conozcan menos que otros, e incluso que se desconozcan absolutamente. Con lo que puedo volver tu frase contra ti y decirte: "me asombra tu desconocimiento sobre esto". Pero no digo tal, por que no soy quien para asombrarme de lo que se conozca o desconozca. Es más, lo que me asombraría de verdad es que hubiera un amplio conocimiento sobre el horror de Nanking. ¿Por qué? Porque no creo que haya más de dos o tres publicaciones dedicadas por entero a ese asunto, y no están escritas, como suele suceder con tantos otros ejemplos, en español.

Es más, apostaría algo a que este tema de Nanking no ha sido tratado jamás en un foro de debate de internet en español. Y dudo mucho que lo haya sido en otros foros de debate de lengua extranjera.

Por tanto, ¿cómo asombrarme de que la gente, en general, no lo conozca?

Has dicho: [No afirmo en ningún momento que los, al menos, diez millones de chinos murieran de la forma en que fueron asesinadas las víctimas de Nanking]

Pues entonces repasa tu primer post, donde escribiste:

[La verdad es que me asombra tanto desconocimiento acerca de las carnicerías perpetradas por los japoneses durante la ocupación de China. ¿Como pensábais entonces que habían muerto tantos millones de chinos? ¿en combate?]

Bien es verdad que dices a continuación:

[Eran casi todos civiles, y en su mayor parte murieron de hambre y enfermedades debido a la brutal ocupación japonesa, o masacrados por el Ejército Imperial Japonés.]

Bien, has explicado en tu segundo post lo que quería significar en el primero. Y yo no añado nada más.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Harry Flashman
Miembro
Miembro
Mensajes: 151
Registrado: Mié Abr 05, 2006 8:29 pm
Ubicación: España

Mensajepor Harry Flashman » Vie Feb 02, 2007 9:16 am

Hola a todos.

Me alegra haber podido aclarar mi primera intervención en el tema. No era mi intencion motejar a nadie de ignorante, tan solo señalar un hecho, aunque no estuve demasiado afortunado al expresarme.
Tienes razón, José Luis, cuando dices que el desconocimiento que hay sobre algunos aspectos de la SGM se debe a la falta de información. En particular la ocupación japonesa dispone de una bibliografía reducidísima, y hay que recurrir a explicaciones parciales y menciones en obras de temática más general. También lo es que la mayoría de personas interesadas se orientan a la guerra en Europa y el Mediterráneo que por su vertiente de Asia y el Pacífico, y para esto último me remito simplemente a este mismo foro, donde la diferencia de intervenciones en uno y otro sentido es notable.
Respecto a las bajas chinas en la SGM y la guerra Chino-Japonesa, he encontrado los siguientes datos (supongo que son estimaciones, porque cada vez que veo datos sobre muertos chinos en la SGM la cifra es diferente; estas cifras son de las más conservadoras que he visto):
- Muertos militares: 1.324.000.
- Muertos civiles: 10 millones.
- Personas sin hogar en 1.945: 40 millones.
(De "Imágenes de la guerra", Ed. Rialp, 1990. Vol. IV, pág. 1377).
En la misma fuente hallé el testimonio de un japonés, que transcribiré en cuanto disponga de tiempo, en el que se ve claramente que la masacre de Nanking no fue un hecho puntual, sino que, a escala menor, esas atrocidades fueron algo habitual durante la ocupación japonesa en China, englobadas en la "lucha antipartisana". Como he dicho lo pondré aquí en cuanto pueda, que últimamente ando muy justo de tiempo.

Saludos.
Imagen

Erwin Rommel
Expulsado
Mensajes: 202
Registrado: Mié Jul 05, 2006 9:32 pm

Mensajepor Erwin Rommel » Vie Feb 02, 2007 5:40 pm

Dejando de lado tiranteces y demas malos entendidos, no creeis que a pesar de que estos lamentabilisimos hechos ocurrieran en 1937, periodo de entreguerras, este post deberiamos ubicarlo en "crimenes contra la humanidad", y desde este magnifico foro y desde nuestros pequeños foros personales, familiares, etc, cada uno en la medida de sus posibilidades, intentar que estos hechos se conozcan, con objetividad, y entre todos conseguir que no se vuelvan a repetir NUNCA.
Algo estamos haciendo mal, muy mal, cuando hechos como estos se repiten en el tiempo y aqui al lado, (serbios, croatas, bosnios, kosovares).
Un saludo camaradas.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8918
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Vie Feb 02, 2007 7:58 pm

¡Hola a todos!

Werto escribió:Hola a todos.

Los mejor de todo es que los libros de texto japoneses, los decretos que fijan los contenidos mínimos a impartir en la estructura educativa japonesa, y el mismo gobierno japonés, siguen negando esto; y de manera más que recalcitrante.

Hace poco estuve en un congreso de docentes sobre la forma de impartir asignaturas de CC.SS., y cuando yo y unos amigos tratamos de sacar el tema a una delegación nipona durante una ponencia sobre como impartir una historia no eurocentrica -es decir integradora y universal- los tipos van y se levantan en mitad de la charla, interrumpiendo al ponente, y se marchan con cara de indignación.

Fue realmente alucinante.

Saludos.


Este mensaje del compañero Werto no dejó de sorprenderme (cómo oficialmente un estado puede negar evidencias tan irrefutables), así que he estado buscando información al respecto ojeando varios libros. Y finalmente he encontrado lo que andaba buscando, que creo dará cabal satisfacción a tan extraño proceder.

Escribe Takashi Yoshida (1):

[El Tribunal (Tribunal Militar Internacional de Extremo Oriente, mayo, 1946-noviembre, 1948) estimó que más de 20.000 chinos en edad militar fueron asesinados, y aproximadamente 20.000 casos de violación tuvieron lugar en Nanjing durante las seis semanas que siguieron a la caída de la ciudad. El número total de personas asesinadas en y alrededor de la ciudad durante las seis primeras semanas de la ocupación japonesa fue, según el Tribunal, de más de 200.000, cifra basada en el hecho de que las funerarias y otras organizaciones enterraron más de 150.000 cadáveres.

Tal fue el juicio del Tribunal, y desde entonces esta opinión se ha convertido en clásica en los libros escolares japoneses y entre los historiadores progresistas que se han opuesto a cualquier incursión del pasado imperial en la educación de posguerra. Esos progresistas, activos e influyentes en la arena pública japonesa de posguerra (en discusiones académicas, debates políticos, y medios de comunicación), llevan mucho tiempo batallando con los conservadores y nacionalistas sobre la historiografía de posguerra en relación al imperio japonés. Así, los términos usados para describir los grupos de estudiosos enfrentados y sus aliados fuera de la academia tiene significados diferentes en Japón a los que tienen en Estados Unidos. En Estados Unidos, el término progresista es virtualmente sinónimo de revisionismo liberal. Sin embargo, en Japón el término revisionista está asociado con el conservadurismo y es extraño a la opinión progresista de la historia.

Desde el final de la guerra hasta el principio de la década de 1970, algunos revisionistas japoneses, como Tanaka Masaaki, un veterano de la IIGM, intentaron desacreditar las conclusiones del Tribunal como “justicia de los vencedores”. Desde la década de 1970 en adelante, la opinión dominante, que una masacre tuvo lugar en Nanjing en 1937-38, ha sido desafiada cada vez más por los revisionistas, incluyendo políticos conservadores, veteranos de la IIGM, académicos de varias disciplinas, ejecutivos de negocios, y comentaristas populares (hyöronka). Ultrajados por esos desafíos revisionistas, los progresistas respondieron rápidamente para refutar las afirmaciones revisionistas de que la Masacre no había tenido lugar. La batalla entre los dos campos sobre la Masacre de Nanjing se ha mantenido durante más de veinticinco años, y la competición sobre cómo caracterizar la Masacre de Nanjing junto con otras atrocidades de guerra japonesas no es probable que tenga fin en el futuro cercano.]

(1) Takashi Yoshida, "A Battle over History: The Nanjing Massacre in Japan" en Joshua A Fogel, The Nanjing Massacre in History and Historiography (University of California Press, 2000), pp. 71-72.

También he estado ojeando otro estudio sobre Nanking del periodista japonés Katsuichi Honda (2), quien según la crítica (je, je, la de su editorial) ha escrito un libro muy superior de Iris Chang. Si leo algo de interés, ya lo pondré en el topic.

(2) Katsuichi Honda, The Nanjing Massacre: A Japanese Journalist Confront Japan’s National Shame (East Gate Book, 1999), 332 p

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8918
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Sab Feb 03, 2007 12:39 pm

¡Buenos días a todos!

Este topic no estaría justamente expuesto, en lo que a mi intervención respecta, si no aportara la opinión contraria, es decir, las voces de quienes afirman que la Masacre de Nanking es una completa invención. Y, siguiendo la lectura del citado libro de Joshua A. Fogel (concretamente del artículo de Takashi Yoshida, cuya introducción he anotado en mi anterior intervención), he buscado la bibliografía de Tanaka Masaaki, a quien Yoshida se ha referido como uno de los conservadores que primero desafió la realidad de la Masacre de Nanking (la Violación de Nanking, el Horror de Nanking, comoquiera que se desee llamar). Y he dado con su obra definitiva (a tenor del hacedor de su prólogo), que cito acontinuación:

Tanaka Masaaki, What Really Happened in Nanking (Sekai Shuppan, 2000)

De momento sólo voy a traducir lo que he leído, esto es, el prólogo al libro escrito por el profesor Kobori Keiichiro. He de decir que su lectura me produjo la misma sensación, o parecida, que me causan esos escritos de los revisionistas espurios y/o negacionistas del genocidio cometido por los nazis contra los judíos, con la reserva obligada de que todavía no he leído lo que tiene que decir Masaaki. Pero el prólogo del profesor Keiichiro es todo un paradigma (y un arte) del ejercicio refinado y académico de la doblez. Probablemente, si yo entendiera perfectamente el japonés y fuera un ignorante en el amplio tema de los crímenes cometidos durante la IIGM en general y de los crímenes cometidos en Nanking en particular, digo que probablemente caería cautivo de la fina oratoria de este Demóstenes asiático si asistiera a una de sus conferencias.

Si un lector más o menos versado en los "crímenes de guerra" de la IIGM observa detenidamente las palabras que emplea el profesor Keiichiro y su manera de acotarlas en el Prólogo que sigue, y reflexiona sobre las certezas irrefutables de los crímenes de la guerra, sabrá lo que quiero significar. Por no hablar del pretendido derecho a la libertad de expresión.

También quiero dejar constancia de que he puesto un cuidado exquisito a la hora de traducir del inglés (idioma en el que está escrito el libro referenciado de Masaaki) el texto del profesor Keiichiro, para que a mi leal saber y entender, y salvo error u omisión, no se pierda en la traducción el verdadero sentido y significado de sus palabras. Cuando lo hayáis leído sabréis por qué hago esta constancia. Y sin más demora, he aquí el Prólogo:

[La palabra historia posee dos significados. Uno es “sucesos del pasado en y de ellos mismos.” El otro es “un registro de sucesos del pasado puestos en escrito para el beneficio de las generaciones futuras” (historiografía). Antes de que se inventara la escritura, la historia se transmitía oralmente (como sucede todavía hoy en comunidades carentes de un sistema de escritura). Una vez que se inventó la escritura y se generalizó el alfabetismo, la tradición oral dio paso a los registros escritos, la literatura de la historia. Hoy en día, cuando hablamos de historia estamos refiriéndonos normalmente a la historiografía, esto es, la literatura de la historia, los sucesos del pasado como se expresaron en la escritura.

Nuestra percepción de la historia deriva de sucesos del pasado tal como se transmitieron por la palabra escrita, no de los sucesos mismos. ¿Es posible que obtengamos una comprensión precisa de los sucesos pasados? Ésta es, epistemológicamente, una pregunta difícil de responder. Sin embargo, debemos evitar los escollos del agnosticismo, que es nihilista e improductivo, y resignarnos a nuestro destino como meros mortales: no podemos aspirar a una comprensión totalmente precisa de los hechos históricos a través del medio de la palabra escrita, pero podemos llegar a una comprensión que es una aproximación muy cercana.

Los investigadores históricos deben conocer esas posibilidades (y limitaciones) antes de embarcarse en su actividad intelectual. Sin embargo, la transformación de los sucesos del pasado en palabra escrita debe estar guiada siempre por un esfuerzo consciente para representar esos sucesos lo más auténticamente posible. Todos los historiógrafos que comprometen los frutos de su investigación al papel se cargan con una pesada responsabilidad ética, que supone seleccionar sus palabras, el medio de los hechos, con el máximo cuidado.

Desafortunadamente, los que se involucran en el recuento de la historia, una tarea de lo más sagrada, no siempre toman esta responsabilidad seriamente. Algunos “historiógrafos” no hacen esfuerzo alguno para escoger palabras que se asemejen lo más cercanamente posible a la verdad. Peor, se allegan a la tarea de escribir historia con la actitud de que su uso de un lenguaje contundente convencerá a los lectores de que están transmitiendo información que se asemeja muy estrechamente con el hecho histórico. No están calificados para practicar el arte de la historiografía precisamente porque no tienen el respeto necesario por el proceso de razonar (logos), sobre el cual deberían basarse correctamente sus palabras. Sin embargo, nos enfrentamos a muchos de tales charlatanes que inventan o deforman intencionadamente la historia y, lamentablemente, poco hay que podamos hacer para detenerlos.

Durante la era moderna, los inventores de la historia encontraron el terreno perfecto para sus fechorías, el IMTFE (Tribunal Militar Internacional para el Extremo Oriente, comúnmente conocido como los “Juicios de Tokio”), mantenido entre 1946 y 1948 en la capital de Japón, Tokio. Para su tema principal seleccionaron el Incidente de Nanking. De la ocupación de la capital china nacionalista por los militares japoneses, que tuvo lugar durante el curso de una guerra, y que por lo demás pasó desapercibida, fabricaron la “Masacre de Nanking”. Su trabajo pronto dio lugar a la ilusión de que su invento fue un hecho. La ilusión continuó ganando fuerza, hasta que se afianzó en la literatura de la historia como un hecho. La creación de la “Masacre de Nanking” se puede atribuir a las naciones aliadas que enjuiciaron a los “criminales de guerra” en los Juicios de Tokio, y a la República China que, careciendo de la conciencia que inspira el respeto por las palabras de los hombres, entró en una conspiración con los testigos que despachó al tribunal, donde mintieron sobre el testimonio prestado.

Desde la apertura de los Juicios de Tokio en 1946 hasta abril de 1952, cuando se firmó el Tratado de Paz en San Francisco y se restauró la soberanía de Japón, los ciudadanos de Japón, una nación ocupada, fueron incapaces de denunciar o protestar la fabricación de la historia perpetrada en el tribunal. Privados de libertad de expresión, no tenían poder para objetar el chaparrón de calumnias y cargos sin base de crímenes de guerra inexistentes que cayeron sobre ellos. Durante la Ocupación, que se extendió durante casi siete años, los pecados cometidos por los militares japoneses en Nanking, producto de las imaginaciones de sus inventores, fueron emitidos persistente y repetidamente a través del mundo. Esta propaganda fue espectacularmente exitosa; fue abrazada como hecho por la comunidad internacional, y engendró un prejuicio inexorable e inmerecido.

En abril de 1952, con la libertad de expresión finalmente recuperada para ellos, los académicos japoneses debatieron el Incidente de Nanking, y lo expusieron como lo que fue, la más falsa de las falsedades. Luego intentaron compartir la información que habían adquirido con la esperanza de refutar la noción de una “Masacre de Nanking.” Sin embargo, a esas alturas, el prejuicio anteriormente mencionado tánto se había generalizado y abrazado en la memoria colectiva que parecía imposible disiparlo.

Pero una vez despertados a la acción, los académicos japoneses perseveraron. Eran plenamente conscientes de su responsabilidad hacia la palabra escrita, y no podían sentarse en silencio mientras las mentes de las gentes del mundo estaban siendo nubladas por la viciosa propaganda china. El trabajo de cada académico que se unió en esta búsqueda es significante, y hay unos cuantos libros que me encantaría recomendar a los lectores de habla inglesa, pues describen los sucesos como realmente tuvieron lugar.

Entre ellos, he señalado los escritos de Tanaka Masaaki. Merecen una mención especial, pues el Sr. Tanaka fue el pionero en la búsqueda de la verdad sobre el Incidente de Nanking. Comenzó a trabajar en su refutación de la “Masacre de Nanking” mientras todavía tenían lugar los Juicios de Tokio. Una vez recuperada la libertad de expresión, comenzó a escribir en serio. Sobre un periodo de casi 50 años, ha afinado sus argumentos, sujetando sus escritos a un constante re-análisis y revisión. En Qué Sucedió Realmente en Nanking, su obra definitiva sobre el tema, el Sr. Tanaka presenta juiciosamente argumentos razonados. Más aún, su respeto por la virtud y poder de las palabras (logos) es obvio, como lo es su dedicación a la misión del historiógrafo: retratar los sucesos de la historia tan precisamente como humanamente es posible. Es mi ferviente esperanza que los comentaristas mundiales dejarán a un lado cualquier idea preconcebida que pudieran albergar, y ofrecerán a este libro la audiencia que tan generosamente merece.

Kobori Keiichiro, Ph.D.
Profesor, Universidad de Meisei
Profesor Emérito, Universidad de Tokio] (Páginas VII-X)

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
V.Manstein
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 774
Registrado: Lun Jun 13, 2005 6:28 pm
Ubicación: Cantabria/Canarias

Mensajepor V.Manstein » Sab Feb 03, 2007 3:09 pm

Querido amigo, no pierdas el tiempo con Masaaki, es una bazofia ultranacionalista y de un revisionismo sonrojante. He tenido la oportunidad de pasar un par de tardes revisando este texto en un viaje profesional reciente y también pude leer casi en su totalidad otro sobre el tema de un tal Brook ( si no me falla la memoria es un trabajo universitario de la U. Michigan) y la verdad es que Masaaki es uno más de esos mentirosos creadores de ansiolíticos sociales como hay también en Alemania.

http://dialogues.rutgers.edu/vol_02/ess ... tt_VI.html
Soldat im 20.Jahrhundert
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8918
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Dom Feb 04, 2007 8:48 pm

¡Hola a todos!

Así es, amigo Manstein. Pero "mentiroso" se queda corto. Un individuo de semejante catadura no tiene escrúpulo alguno para fatigar la infamia. En el artículo de Jennifer Butt, que has tenido la amabilidad de enlazar al topic, resalta esta frase:

[In 1985, prominent revisionist Tanaka Masaaki, whose book on the Rape of Nanking contained reprinted passages of a Japanese general's diary, was found to have "tampered with the diary and altered its content in over 900 locations" (Yamamoto 242).]

Permitidme traducirla:[En 1985, el prominente revisionista Tanaka Masaaki, cuyo libro sobre la Violación de Nanking contiene pasajes reimpresos del diario de un general japonés, se encontró haber "manipulado el diario y alterado su contenido en más de 900 lugares" (Yamamoto, 242).]

Ahora es buen momento para regresar a las sabias y refinadas palabras del profesor Keiichiro (por ejemplo, "los que se involucran en el recuento de la historia, una tarea de lo más sagrada, no siempre toman esta responsabilidad seriamente."), y echarse a reír.

En lo que no estoy de acuerdo contigo, mon ami, es que esto sea una pérdida de tiempo, sin más. En todo caso, es un tiempo excelentemente perdido, y seguro que alguien le sacará buen provecho.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)


Volver a “Temas generales”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado