El Ejército y el Tercer Reich

Acontecimientos políticos, económicos y militares relevantes entre noviembre de 1918 y septiembre de 1939

Moderadores: José Luis, PatricioDelfosse

Avatar de Usuario
Chuikov
Administrador
Administrador
Mensajes: 593
Registrado: Mié Jun 15, 2005 9:38 pm
Ubicación: Granada, ESPAÑA

El Ejército y el Tercer Reich

Mensajepor Chuikov » Lun May 05, 2008 11:42 pm

Hola,

Tengo pensado plasmar en este topic aspectos interesantes sobre el último libro que he leído. En principio voy a comentar los de la primera parte del libro, y seguiré mañana.

The army, politics and society in Germany, 1933-45
Klaus-Jürgen Müller
Manchester University Press (Studies in the army’s relation to Nazism)
1987


Una pequeña joya escrita por el Dr Klaus-Jurgen Müller, profesor de Historia Moderna, en la Universidad de Hamburgo y en Universität der Bundeswehr. En realidad se trata de tres pequeños trabajos (essays), todos relativos al ejército alemán y sus relaciones con el gobierno nazi, que tratan de hacer de base, de sentar una base, yo diría que incluso teórica, para analizar los movimientos de resistencia y oposición del ejército a Hitler.

El primero de los tres (The army and the Third Reich) viene a dar una visión general del ejército antes de la llegada de Hitler al gobierno y durante los primeros años. ¿Cuáles eran algunos de los problemas que afectaban al ejército en el periodo de entreguerras? Entre otras, el hecho de que la jerarquía militar era una sociedad patricia, feudal, que vio cómo después de la la Primera Guerra se movían un poco los pilares de sus privilegios.

Llegada la industrialización a los países modernos, el tipo de guerra clásico, el que hizo famoso al buen hacer ( en lo militar) prusiano, había pasado. Ahora el ejército dependía profundamente de los sistemas de producción en masa de la nación (guerra total), esto es, del pueblo. Los militares necesitaban hacerse con un sitio en este nuevo escenario.

Al acabar la Gran Guerra, se encuentran varias visiones sobre qué hacer con el ejército, visiones de los militares: los “militaristas” partidarios de la monarquía reflejados en el putsch de Kapp, los partidarios de una revolución (los Freikorps) y luego otro grupo, según explica Müller, el grupo de “esperar y ver”, el grupo de espectadores, reflejado en la figura de Von Seeckt. En cualquier caso, todas estas “facciones” de la Werhmacht tenían una serie de inquietudes, a saber, las que he citado antes, y la recuperación del prestigio internacional de Alemania y el celo por mantener el poder de decisión política dentro del estado-twin pillars- ( recordar aquello de Alemania no es un estado con ejército, sino un ejército con estado, ¿era así?).

Con la llegada de Hitler el ejército se iba a llevar su parte de pastel. Principalmente le iba a proporcionar a la Werhmacht la integración con el pueblo, con las masas. La Werhmacht en ese momento necesitaba, había buscado recuperar , ganar ese peso. Por supuesto, Hitler buscaba el apoyo de los militares, sin duda la base del sustento del país, como ya aprendió de experiencias anteriores. Por otra parta, el hecho de que el ministro de Defensa (Blomberg) sea designado por Hindenburg es tranquilizador para el ejército, que de ese modo ve “preservada” su independencia de Hitler. Además Hitler garantiza lo que todos quieren , sí, incluso Beck , el rearme, la carrera hacia la cabeza de la escena internacional.

Desde pronto aparecen problemas dentro de la jerarquía, entre el Heer y la Werhmacht, representadas por Fritsch y Beck y por Von blomberg y Reichenau respectivamente. El primer grupo más conservador, que aboga por lo tradicional. Y el segundo persigue cambios, y acepta la visión y la política de Hitler. Como siempre, ¿a quién favorece la disensión?.

Para terminar con la primera parte del libro, Müller formula 5 tesis acerca de la élite militar ( hasta el 38), que por supuesto fundamenta, y son:

1. Al finalizar la Primera Guerra Mundial el ejército, en vez de prepararse para lo que viene a ser llamado Guerra Total, dirigió sus esfuerzos hacia el mantenimiento de sus privilegios sociales y políticos.

2. El gobierno de 1933 de Hitler se formó sobre la base de una entente de miembros de la élite del ejército tradicional y de los líderes del partido nazi.

3. En la época del ascenso de Hitler, no hubo diferencias de opinión entre los militares acerca del papel, de la base de la coalición con Hitler. Las diferencias vendrían en las tácticas y en los métodos para desarrollar el modelo.

4. No fue 1933 sino 1938 cuando se produjo la decisiva rotura entre militares y políticos.

5. Prácticamente casi todos los enfrentamientos que tuvieron el ejército y el partido fueron simplemente por un interés del ejército en restaurar su estatus anterior.

Saludos
Carpe Diem

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8930
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: El Ejército y el Tercer Reich

Mensajepor José Luis » Mar May 06, 2008 8:27 am

¡Hola a todos!

Chuikov escribió:- ( recordar aquello de Alemania no es un estado con ejército, sino un ejército con estado, ¿era así?).


Saludos, Chuikov. Ya te daré mis comentarios cuando acabes tu resumen.

La frase se atribuye al historiador militar von Behrenhorst, y se refería a la monarquía prusiana, sentenciando que "no era un país que tenía un ejército, sino un ejército que tenía un país que lo usaba como área de acuartelamiento". Mirabeau se expresó de forma similar.

Así lo cuenta Walter Goerlitz en su History of the German General Staff, 1657-1945 (Colorado: Westview Press, 1985), p. 1

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Chuikov
Administrador
Administrador
Mensajes: 593
Registrado: Mié Jun 15, 2005 9:38 pm
Ubicación: Granada, ESPAÑA

Mensajepor Chuikov » Mar May 06, 2008 1:14 pm

Colonel-General Ludwig Beck, Chief of the General Staff, 1933-38

Parece que Müller hubiera dicho al final del primer capítulo de su libro algo así como “… y para muestra un botón..”, “… el botón…”. No es mi intención resumir el capítulo entero; sí resumir las cosas que más me han llamado la atención.

Existen, según Müller, al menos dos visiones importantes, las cuales están equivocadas acerca de Beck:

La primera es que se le suele presentar como una figura desde el principio totalmente antagonista a los propósitos y políticas de Hitler. Es decir, el que lleva la égida de la resistencia desde los inicios. Como ejemplo Müller habla del memorándum redactado por Beck (20 de Mayo de 1934)“ en contra del rápido desarrollo del Ejército”. Nada más lejos de la realidad, explica.Ya en 1933 había defendido enérgicamente una política de rearme a toda costa; y en verano de 1934 hizo todo lo que pudo por imponer el servicio militar obligatorio. El problema venía de disputas organizativas entre la General Army Office (Allgemeines Heeres-Amt, AHA) y el General Staff. Unos proponían crear desde el principio las 21 divisiones que se habían planeado y dejarlas con el esqueleto, y poco a poco y rellenándolas. Beck era de la opinión de tener desde el principio menos, pero completamente operativas, lo cual es mucho más razonable en mi humilde opinión. Cuestión de método, no de concepto.

Y también Beck ha sido usado por los políticos de la República Federal como antecedente de las posturas del gobierno, tratando de buscar en ello una autojustificación política, basándose en un supuesto “continuismo”, desde Beck hasta la nueva clase política de la Alemania de posguerra. Ilustra esta teoría asimismo con otra tergiversación de hechos. En este caso se trata de una visita que Beck hizo a Francia ( con esto algunos pretendieron que Beck hubiera sido un precursor de la amistad Germano-Franca). Para empezar, cuenta Müller, la visita de Beck a París no fue por iniciativa propia. (Cita Müller en una nota el libro del que hablas, Roy) . El General Gamelin se había encontrado con von Blomberg en Londres, en el funeral del rey Jorge V, y lo invitó a ir a París. ¿Con qué propósito? Simplemente relajar las relaciones. Pero von Blomberg delega en Beck. Esto fue a principios de 1936, pero la visita no se formaliza hasta un año después. Ni siquiera Beck fue así porque así, si no que accedió después de numerosas peticiones por parte del General von Kühlenthal, representante del ejército alemán en París. Entre otras cosas, le escribía esto: “I consider such a visit beneficial and important. Quite independently of how German Policy is going to develop some day, we soldiers are, in my opinión, interested in having peace for a few years”. [Creo que esa visita es beneficiosa e importante. Independientemente de cómo se desarrolle la política alemana algún día, somos soldados, en mi opinión, interesados en mantener la paz unos años”]

La idea de estado de Beck era la de uno basado en dos pilares, reflejados en un líder político y en un líder militar, y que ambos compartieran las decisiones. Se puede pensar, por consiguiente, que cuando Hitler asciende al gobierno Beck se congratule (esto lo digo yo, opino, claro). Es decir, al principio en absoluto es Beck un miembro disidente. Al contrario, también era partidario de la anexión de Austria y los Sudetes, y también comulga con Hitler cuando éste denuncia el tratado de Versalles, en 1934. Desde el principio aboga por proceder a un rearme lo más rápido posible y a evitar la guerra. El camino de Beck hacia la oposición no es un camino en línea recta.

En principio sus desacuerdos y preocupaciones vienen por el hecho de ver peligrar las competencias del militar en el gobierno (nunca perder de vista la idea de dualidad pretendida por él en el gobierno). Un ejemplo importante de este aspecto es la reunión que mantiene con Ludendorf para que éste representara al Ejército frente a las facciones más radicales de los nazis con el objetivo de no perder poder. Es decir, le pide cooperación política con el Ejército. Desde la muerte de Hindenburg (1934) el ejército había perdido terreno, y el balance de poder se había desplazado hacia el partido. Intento infructuoso, ya que Ludendorf no estaba entonces por la labor.

Es en 1938 cuando se produce la “ruptura” de Beck con Hitler con el asunto de Checoslovaquia.
(No había leído este post: http://www.forosegundaguerra.com/viewto ... light=beck escrito por tí, José Luis).

Saludos
Carpe Diem

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8930
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Mar May 06, 2008 5:26 pm

¡Hola a todos!

Chuikov, ¿qué dice Müller de Hammerstein-Equord? ¿Y de Fritsch?

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Chuikov
Administrador
Administrador
Mensajes: 593
Registrado: Mié Jun 15, 2005 9:38 pm
Ubicación: Granada, ESPAÑA

Mensajepor Chuikov » Mar May 06, 2008 6:37 pm

De Hammerstein nada, es más, creo que ni lo nombra.

Y de Fritsch no dice nada especial, sólo lo menciona para nombrar la crisis del 38 (escándalo Fritsch-Blomberg), y creo que poco más; Alguna vez más, pero para especificar que estaba en el mismo grupo de pensamiento de Beck.

Algún fallo tenía que tener el libro: ¡no tiene índice de nombres!
Carpe Diem

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8930
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Mar May 06, 2008 8:10 pm

Entonces, amigo Chuikov, ¿debo entender que Müller solo contempla la relación entre el Reischheer y Hitler a través de la figura de Beck? ¿Tampoco habla de Blomberg y Reichenau? Aunque sea un ensayo es curioso que no diga nada del comandante en jefe del ejército de tierra (Fritsch), que no fue destituido hasta febrero de 1938. Me imagíno que sí dirá algo de esa pareja Blomberg-Reichenau, pues fue clave en la deriva del Reichsheer hacia muchos de los principios nacionalsocialistas.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Chuikov
Administrador
Administrador
Mensajes: 593
Registrado: Mié Jun 15, 2005 9:38 pm
Ubicación: Granada, ESPAÑA

Mensajepor Chuikov » Mar May 06, 2008 8:44 pm

El libro en sí es un agregado de tres breves trabajos independientes, los tres redactados por Klaus-Jürgen Müller.

El primero trata de mostrar el marco histórico, cuál es el estado general de las cosas que se deben tener en cuenta para analizar las relaciones entre el Ejército y Hitler. Son 38 páginas (incluyendo notas), que vienen a decir las cosas que he puesto en el primer post.

El segundo estudio ( sobre Beck, 46 páginas) aborda la figura de Beck, sus pensamientos políticos y su vida profesional como Chief of General Staff (¿cuál es la buena traducción?). Müller trata de ejemplificar en la figura de Beck al militar que evoluciona desde la cooperación hasta la oposición.

Y el tercer estudio (Some reflexions and the results of recent research) dibuja un posible marco de trabajo para abordar el estudio de la oposición a Hitler, a su partido, a su gobierno. Este tiene unas 15 o 16 páginas. Por ejemplo, este tercer trabajo es una revisión de una lectura dada por el propio Müller el 5 de Octubre de 1978 en la 32nd Historians Conference en Hamburgo.

Es decir, es muy corto, no da para más. A los Reichenau, Fritsch, Blomberg... los nombra, pero bastante poco, quizás lo que he tratado de resumir en los posts anteriores. Eso sí, el primer miniestudio tiene ¡10 páginas de notas!, el segundo 6 y el tercero 7. Vaya despliegue. Hay un par de autores que nombra bastante , que son Geyer y Messermicht. ¿Puedes explicar algo sobre ellos o sobre sus trabajos? En inglés he mirado y no he visto material. Por cierto, el libro está precedido por una introducción de William Carr, que me ha parecido más que correcta.

Aún me faltan algunas cosas por escribir, que dejaré publicadas pronto.

Saludos.
Carpe Diem

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8930
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Mar May 06, 2008 9:01 pm

Ya, no me extraña que no haya profundizado. No era su intención.

Chief of General Staff puedes traducirlo como Jefe del Estado Mayor General. Pero cuando lo veas en alemán (Generalstabchef o Chef der Generalstab o Chef des Generalstabes des Heeres), déjalo en su original, porque el EMG alemán tenía muy poco que ver con el EMG de otros ejércitos. Era una institución mucho más profunda. De igual forma, no deberíamos traducir Generalfeldmarschall por General Mariscal de Campo, aunque sea correcta la traducción, pues el mariscal de campo de la Wehrmacht no tenía de facto la autoridad de un mariscal de campo británico. Son matices.

Geyer, me imagino que se refiere a Michael Geyer, que tiene trabajos sobre la resistencia alemana. Y Messersmicht debe ser Manfred Messersmicht, una eminencia del ejército alemán y el Tercer Reich, y uno de los primeros historiadores que investigó (y publicó) los crímenes de la Wehrmacht y su parte en los genocidios del Frente Oriental.

Sobre la resistencia alemana a Hitler hay suficiente literatura en inglés.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Chuikov
Administrador
Administrador
Mensajes: 593
Registrado: Mié Jun 15, 2005 9:38 pm
Ubicación: Granada, ESPAÑA

Mensajepor Chuikov » Mar May 06, 2008 9:09 pm

Sí, son Michael y Manfred. Me refería a que no hay material (no he encontrado) de estos dos autores en inglés. No me refería al tema en particular de la resistencia.

Saludos
Carpe Diem

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8930
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Mar May 06, 2008 9:28 pm

Bueno, Geyer ha coeditado Resistance against the Third Reich: 1933-1990.
http://www.press.uchicago.edu/cgi-bin/h ... /12669.ctl

Sobre Geyer:
http://history.uchicago.edu/faculty/geyer.html


En cuanto a Manfred Messerschmitt tiene colaborado en publicaciones de varios autores en inglés, como por ejemplo War of Extermination, editada por Hannes Heer, Klaus Naumann. Pero sus principales obras están en alemán.

Ciao
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8930
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Mar May 06, 2008 10:04 pm

Chuikov, si te interesa el tema del ejército alemán y la política, yo te recomendaría algunas obras, como muestra:

 Walter Goerlitz, History of the German General Staff, 1657-1945
 F. L. Carsten, The Reichswehr and Politics, 1918 to 1933
 Gordon A. Craig, The Politics of the Prussian Army, 1640-1945
 Gordon A. Craig, Germany 1866-1945
 John W. Wheeler-Bennet, The Nemesis of Power: The German Army in Politics, 1918-1945
 Harold C. Deutsch, Hitler and the Generals: The Hidden Crisis, January-June 1938
 Harold C. Deutsch, The Conspiracy Against Hitler in the Twilight War
 Peter Hoffmann, The History of the German Resitance, 1933-1945

El orden no implica prioridad. Son todos clásicos pero completamente vigentes y, a mi juicio, no superados en su materia (de lo que yo conozco).

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Chuikov
Administrador
Administrador
Mensajes: 593
Registrado: Mié Jun 15, 2005 9:38 pm
Ubicación: Granada, ESPAÑA

Mensajepor Chuikov » Mar May 06, 2008 10:34 pm

Gracias Jose Luis, mucha tela es toda esa bibliografía.

Acabo de recibir en casa un volumen que me parece que puede ser interesante:

Germany. The Long Road West . Volume 1: 1789-1933
H.A. Winkler y Alexander Sager
Oxford University Press, USA (Enero 18, 2007)

Saludos.
Carpe Diem

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8930
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Mar May 06, 2008 11:27 pm

Chuikov escribió:Gracias Jose Luis, mucha tela es toda esa bibliografía.

Acabo de recibir en casa un volumen que me parece que puede ser interesante:

Germany. The Long Road West . Volume 1: 1789-1933
H.A. Winkler y Alexander Sager
Oxford University Press, USA (Enero 18, 2007)

Saludos.


Tiene buena pinta (creo que su edición alemana es de 2000). Pero ya me parece un tema de calado político cien por cien. Tienes el segundo volumen dispuesto. Ya contarás. Esa lectura te va a llevar su tiempo :wink:

Ciao
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7255
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: El Ejército y el Tercer Reich

Mensajepor tigre » Dom Mar 27, 2016 1:02 am

Hola a todos :-D; a raíz de un breve artículo que cayó en mis manos.......................

La aceleración en las promociones de oficiales del ejército (alemán).

Un reciente estudio de los cambios en el personal de oficiales del Reichswehr después de un período de más de nueve años, desde mayo de 1930 hasta agosto de 1939 - indica una rápida aceleración en los ascensos. Al principio de este período había 42 Generales. En agosto de 1939 dos de ellos figuraban como comandantes de ejército, cinco como no asignados y 35 como fallecidos o retirados. Del mismo modo, de los 106 coroneles, dos se habían convertido en comandantes de ejército, siete comandantes de un cuerpo de ejército, uno en general del servicio aéreo, cinco en comandantes de división, tres en comandantes de brigada y 88 fallecidos o retirados.

De 192 tenientes coroneles, uno se ha convertido en un comandante de ejército, 25 en comandantes de cuerpo, dos en generales del servicio aéreo, 25 en comandantes de división, uno en comandante de una división aérea, 12 en comandantes de brigada, uno en comandante de una brigada aérea, cinco coroneles y 120 fallecidos o jubilados. De 378 mayores, tres se habían convertido en comandantes de cuerpo, siete en generales del servicio aéreo, 31 en comandantes de división, ocho en comandantes de divisiones aéreas, 139 en comandantes de brigada, 16 en comandantes de brigadas aéreas, 67 en coroneles, uno en coronel del servicio aéreo y 106 fallecidos o retirados.

De los 1.100 capitanes, 13 se habían convertido en comandantes de brigada, 15 en comandantes de brigadas aéreas, 400 en coroneles, 40 en coroneles del servicio aéreo, 450 en tenientes coroneles, 40 en tenientes coroneles del servicio aéreo y 142 fallecidos o retirados. De 1.300 tenientes primeros, diez se habían convertido en coroneles del servicio aéreo, los otros en tenientes coroneles o mayores. De 600 segundos tenientes todos se habían convertido en mayores o capitanes.

Ahora bien, la gran expansión del Offizierskorps durante el programa de rearme destruyó su homogeneidad y lo convirtió de una potencial fuente de oposición en un instrumento servil para que AH llevara a cabo sus agresivos planes en Europa. Para 1939 el cuerpo estaba conformado por cuatro grandes grupos ( más o menos solapados entre ellos) la oposición, los nazis fervientes (los dos más pequeños), los oportunistas (veían en la expansión una oportunidad de avances, promociones o probar nuevas armas/equipamiento) y la mayoría silenciosa (adherían al partido más que creer en la ideología y cumplían para no sufrir las penas y castigos por desobediencia).

Un Mayor agregado al Estado Mayor dijo a sus camaradas el día que AH envió a las tropas a través de Berlín (27 de septiembre de 1938): la verdadera crisis no tardará mucho en llegar ahora. Una grieta se ha abierto entre un puñado de oficiales del viejo ejército por un lado y la vasta horda de recién llegados por el otro.

Fuentes: Disobedience and Conspiracy in the German Army, 1918-1945. Robert B. Kane
Military News Around the World. RML Nº 77. June 1940.

¿Ideas, pensamientos sobre esto? Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8930
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: El Ejército y el Tercer Reich

Mensajepor José Luis » Dom Mar 27, 2016 1:38 pm

¡Hola a todos!

tigre escribió:Fuentes: Disobedience and Conspiracy in the German Army, 1918-1945. Robert B. Kane
Military News Around the World. RML Nº 77. June 1940.

¿Ideas, pensamientos sobre esto? Saludos. Raúl M 8).


Qué tal, tigre! Esa fuente (Kane) ya la mencioné varias veces en el foro. En una busca rápida, me sale en el subforo “Posguerra”, hilo “El juicio contra el mariscal Manstein, 1949” (página 2, antepenúltimo post); en el subforo “Política”, hilo “Juramento de Fidelidad de la Wehrmacht a Hitler (02-08-34)”; o en el subforo “Doctrina Militar”, hilo “La legitimidad moral de la desobediencia de un oficial”.

En cuanto al contenido que has aportado al tema de este hilo, es indudable que la expansión acelerada de la Wehrmacht llevó aparejada una misma aceleración del ascenso de la oficialidad, y este proceso supuso, como no podía ser de otra manera, una merma tanto en la calidad de las fuerzas armadas (tomando como referencia el Reichswehr de 100.000 hombres) como en la de los oficiales.

Ahora bien, Hitler tuvo muy poco que ver (salvo dentro del generalato superior) en el proceso de ascenso y destino de los oficiales de la Wehrmacht, en general, y del Heer en particular hasta el otoño de 1942 (escribo todo de memoria porque no tengo acceso a mis libros y archivos). Hasta entonces, el ascenso entre la oficialidad del ejército de tierra era cosa del Departamento de Personal y primaba mucho la antigüedad y la casta del cuerpo de oficiales. Pero a partir de finales de 1942, Hitler se hizo cargo, a través de Rudolf Schmundt, entonces jefe del Departamento de Personal del ejército, de los ascensos y destinos. La calidad de la oficialidad bajó todavía más.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)


Volver a “Temas generales”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados