La Triple Alianza que no pudo ser

Acontecimientos políticos, económicos y militares relevantes entre noviembre de 1918 y septiembre de 1939

Moderadores: José Luis, PatricioDelfosse

Alexanderwolf
Usuario
Usuario
Mensajes: 34
Registrado: Jue Jun 26, 2014 12:44 am

Re: La Triple Alianza que no pudo ser

Mensajepor Alexanderwolf » Lun Abr 18, 2016 9:37 pm

Lo primero, agradecer al autor del hilo su trabajo. Me ha resultado muy interesante, como todo lo que escribe, y sin ánimo de resultar zalamero.

Pero quisiera hacerle una petición, a ver si es posible. Me recomendaría algún libro, artículo o hilo que no haya encontrado en este foro, sobre las negociaciones paralelas a las que concierne este hilo, entre Londres y Berlín, y, sobretodo, en castellano. Me consta que existieron, de pasada en algún hilo se ha hecho mención, pero no he leído nada sobre ellas, y me interesan bastante.

Gracias de antemano

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8931
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: La Triple Alianza que no pudo ser

Mensajepor José Luis » Mar Abr 19, 2016 8:55 am

¡Hola a todos!

Alexanderwolf escribió:Lo primero, agradecer al autor del hilo su trabajo. Me ha resultado muy interesante, como todo lo que escribe, y sin ánimo de resultar zalamero.


Me alegro. Gracias.

Alexanderwolf escribió:Pero quisiera hacerle una petición, a ver si es posible. Me recomendaría algún libro, artículo o hilo que no haya encontrado en este foro, sobre las negociaciones paralelas a las que concierne este hilo, entre Londres y Berlín, y, sobretodo, en castellano. Me consta que existieron, de pasada en algún hilo se ha hecho mención, pero no he leído nada sobre ellas, y me interesan bastante.


Seguro que se ha escrito algo en el foro (probablemente en este mismo subforo), pero no recuerdo. Haz una búsqueda en este subforo a ver si hay suerte.

En cuanto a la bibliografía sobre las relaciones diplomáticas y las conversaciones secretas anglo-alemanas en 1939, todo lo que conozco está escrito en inglés. Apenas leo obras en español sobre la IIGM por lo que no estoy en condiciones de recomendarte ningún libro en español sobre el tema de tu interés. Sé que Kershaw, en su biografía de Hitler, trató el tema de las conversaciones anglo-alemanas previas a la declaración de guerra e incluso en los días siguientes. Me imagino que una buena biografía de Chamberlain en español también debería tratar este tema, pero desconozco si hay alguna publicada y si, de haberla, está a la altura de la última historiografía crítica al respecto.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Alexanderwolf
Usuario
Usuario
Mensajes: 34
Registrado: Jue Jun 26, 2014 12:44 am

Re: La Triple Alianza que no pudo ser

Mensajepor Alexanderwolf » Mar Abr 19, 2016 9:23 pm

En este subforo no me ha parecido ver nada, razón de mi consulta. De cualquier forma, tomo nota de los consejos y apuntes que me indicas, e intentaré explorar en ellos. Muchas gracias.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8931
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: La Triple Alianza que no pudo ser

Mensajepor José Luis » Mié Abr 20, 2016 8:00 am

¡Hola a todos!

Estimado Alexanderwolf, espero que encuentres lo que andas buscando en español. Mientras tanto, te diré que las negociaciones y conversaciones secretas que el gobierno de Chamberlain y las elites económicas y mediáticas de Londres mantuvieron con sus contrapartes alemanas durante el verano de 1939 trataron, en lo esencial, de buscar un arreglo favorable a Alemania a costa de Polonia y en perjuicio de los intereses del gobierno soviético. Esta política de apaciguamiento venía de atrás, ya desde la época del gabinete Stanley Baldwin, y tenía su fundamento en la creencia de que ayudar a la Alemania de Hitler era una manera inteligente y práctica de construir un baluarte contra el bolchevismo en el continente. Los británicos tardaron demasiado tiempo en comprender y aceptar que el nazismo era una amenaza mucho mayor para Europa y los intereses de las elites británicas que el comunismo. Incluso así, cuando se percataron de su error, siguieron intentando cuajar un acuerdo con los nazis para evitar que Gran Bretaña se viese envuelta en una guerra europea, en la que tenía mucho que perder y poco que ganar.

Una breve muestra. En mayo de 1937 Chamberlain fue elegido primer ministro y pronto reforzó la política de apaciguamiento británica con Alemania. El primer signo inequívoco de sus intenciones fue nombrar al pro-nazi Neville Henderson embajador en Alemania, quien no tuvo reparo en declarar en junio de ese año: "Vería con consternación otra derrota de Alemania que simplemente serviría a los propósitos de razas inferiores" (1).

En 1939, cuando la invasión alemana de la partida Checoslovaquia en marzo había hecho añicos el infame Acuerdo de Munich del año anterior, Chamberlain seguía buscando un acuerdo con Alemania. Las negociaciones con los soviéticos, que hemos visto en este hilo, no fueron para el Premier británico más que una manera de ganar tiempo para convencer a Hitler. Su odio al comunismo era todavía mayor que su desdén por Estados Unidos y, especialmente, Roosevelt. En mayo de 1939, Alexander Cadogan, el subsecretario permanente de asuntos exteriores, escribió en su diario que el desdén de Chamberlain por los americanos sólo era superado por su "odio a los rusos" (2).

Lo que Chamberlain buscó a lo largo del verano de 1939 fue llegar a otro acuerdo tipo Munich-1938 con Hitler con respecto a Polonia. En julio comentó al propietario del Daily Telegraph que "todavía no había renunciado a sus esperanzas de paz" y que "si Hitler reclamara Danzig de manera normal podría ser posible arreglar las cosas". El 24 de julio, su asesor especial, Horace Wilson, se reunió con el Dr. Helmut Wohltat, uno de los miembros del equipo de Göring del plan cuatrienal, y elaboró un documento, con la aprobación de Chamberlain, para un pacto de no agresión anglo-alemán que incluía relaciones comerciales y desarme. El embajador alemán en Londres se reunió con Wilson y reportó a Berlín que sería posible, incluso tras una invasión alemana de Polonia, un "programa de negociaciones". Wilson presionó por un acuerdo anglo-alemán que "prácticamente rendiría ineficaz la política de garantías (de la soberanía polaca) de Gran Bretaña" (3).

Bajo este ambiente de doblez fue que tuvieron lugar las negociaciones de la delegación británica en Moscú, a las que me he referido en este hilo, y que, como dije, no fueron más que un subterfugio de Chamberlain para ganar tiempo y presionar a Hitler, pese a saber del riesgo de un acercamiento germano-soviético.

Que Stalin temiese que la política británica buscaba embarcar a Alemania en una guerra con la Unión Soviética era del todo razonable, por mucho que les moleste a los que no comprenden ni quieren comprender las razones principales que le llevaron finalmente a firmar un pacto de no agresión con Hitler el 23 de agosto. Precisamente, mientras la legación de Chamberlain procrastinaba en Moscú, en agosto, con la aprobación de Chamberlain y Hitler, tuvo lugar una reunión en una isla alemana del Báltico entre Göring y su equipo de asesores, de una parte, y siete hombres de negocios británicos, de la otra. Durante tres días de conversaciones los británicos repitieron que su gobierno mantenía la política de defensa de Polonia, pero que Alemania podía obtener "prosperidad financiera e industrial y el Lebensraum que estaba buscando" si no invadía Polonia. Los hombres de negocios británicos sugirieron a Göring y su equipo que todo eso se podía conseguir mediante una nueva conferencia a cuatro (Chamberlain, Hitler, Mussolini y Daladier) con el asunto del Corredor de Danzig encabezando la agenda (4). Es decir, un nuevo Munich-1938, sólo que esta vez a cuenta de Polonia.

El gran problema de Chamberlain fue no entender que la disputa de Danzig era sólo un pretexto de Hitler para invadir Polonia y continuar su política de espacio vital que estaba dirigida a convertir a Alemania en la potencia hegemónica de Europa, primero, y del mundo, después.

Con la invasión alemana de Polonia el 1 de septiembre de 1939, Chamberlain no declaró la guerra a Alemania como estaba obligado a hacerlo por su pacto de garantías a Polonia. Esperó todavía un par de días para ver si, a través de sus amigos italianos, era posible la conferencia a cuatro a la que me he referido. Cuando esto no prosperó, Chamberlain declaró la guerra a Alemania el 3 de septiembre a las 11:12 am.

Con todo y eso, Chamberlain continuó con su política de apaciguamiento durante los siete meses siguientes, desde septiembre de 1939 a abril de 1940, a través de reuniones y contactos con alemanes e italianos.

Las anotaciones siguientes están citadas (con numeración diferente) en la fuente que he utilizado para esta breve muestra: Chris Bambery, The Second World War. A Marxist History (London: Pluto Press, 2014), capítulo 4.

(1) Clement Leibovitz, The Chamberlain-Hitler Deal (Les Editions Duval, 1993), p. 283.
(2) Paul N. Hehn, A Low Dishonest Decade (Continuum, 2002), p. 314
(3) Graham Stewart, Burying Caesar: Churchill, Chamberlain and the Battle for the Tory
Party
(Phoenix, 2000), p. 374.
(4) Necrológica de Lord Aberconway, Daily Telegraph, 6 febrero 2003.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Alexanderwolf
Usuario
Usuario
Mensajes: 34
Registrado: Jue Jun 26, 2014 12:44 am

Re: La Triple Alianza que no pudo ser

Mensajepor Alexanderwolf » Vie Abr 22, 2016 3:26 pm

Se agradece el aperitivo con que nos agasajas que aunque como dices es breve, es muy sabroso :sgm120: . Muchas gracias


Volver a “Temas generales”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado